Programa del curso “horticultura protegida”




descargar 0.76 Mb.
títuloPrograma del curso “horticultura protegida”
página6/15
fecha de publicación25.01.2016
tamaño0.76 Mb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Documentos > Programa
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

SISTEMAS DE RIEGO



El riego es la actividad que más frecuentemente ocasiona pérdidas en la calidad de un cultivo. Aparentemente, es la operación más simple. De hecho, regar bien es sencillo y hasta podría pensarse que es aburrido. Debido a lo anterior, muchos productores delegan equivocadamente esta responsabilidad a personal poco capacitado y sin experiencia. Si el empleado no riega en el momento adecuado o si aplica una cantidad incorrecta de agua, el cultivo sufrirá un daño; la calidad original no se recuperara.
El riego es una operación que debe ser llevada a cabo por personal altamente capacitado. Con los sistemas automatizados existentes actualmente, muchos de ellos bastante económicos, el propio productor puede llevar a cabo esta labor, o puede tener una persona bien entrenada y bien pagada que lo haga.
EFECTOS DEL RIEGO EN LAS PLANTAS
Un suministro adecuado de agua al cultivo le permite un desarrollo óptimo. Cuando no se proporciona la cantidad correcta, el resultado puede ser catastrófico.
FALTA DE AGUA
Cuando no se riega con la frecuencia adecuada, las plantas se secan. Esto provoca un retardo en la fotosíntesis y en el crecimiento de las plantas. La elongación de las células jóvenes se reduce, resultando en hojas pequeñas y entrenudos cortos. En casos extremos, hay abscisión (caída de hojas) en ciertos cultivos o quemadura de las raíces y las hojas. Una práctica normal para controlar la altura de las plantas era dejarlas secar entre riegos. En la actualidad, esto no es necesario y no vale la pena correr el riesgo de quemar las plantas, ya que existen varios reguladores de crecimiento.
EXCESO DE AGUA
Cuando el agua es aplicada un poco más frecuentemente de lo necesario, los nuevos brotes pueden alargarse demasiado y tener un crecimiento débil debido al alto contenido de agua. Las plantas en general serán un poco más altas. Esta situación es indeseable debido a que estas plantas se secan muy fácilmente en condiciones de alta luminosidad o ambiente seco, no resisten bien el traslado de un lugar a otro y tienen una vida de anaquel corta.
Si el agua es aplicada mucho más frecuentemente de lo necesario, el contenido de oxígeno en el sustrato se reduce ya que el agua ocupa la mayoría de los espacios porosos. La falta de oxígeno impide la respiración de las raíces, las cuales sufren daños severos y llegan a morir. Un sistema radicular dañado no puede absorber adecuadamente el agua y los nutrientes, además de que es la entrada perfecta para diversas enfermedades. Todo ello provoca que las plantas se sequen, presentan síntomas de deficiencia de varios nutrientes y que se enfermen.
REGLAS PARA UN RIEGO ADECUADO
REGLA 1. Use un sustrato con buen drenaje y retención de humedad.
Si el medio no tiene un buen drenaje y retención de humedad (Léase el Manual Básico de Sustratos), no es posible llevar a cabo un riego adecuado. Si el drenaje es pobre se debe aplicar menos agua para tener aireación; si no hay buena retención de humedad se debe aplicar más agua a expensas de la aireación. Cualquiera de las situaciones anteriores disminuye la calidad del cultivo. El sustrato debe cumplir ambas condiciones: buen drenaje y buena retención de humedad.
REGLA 2. Aplique la cantidad de agua adecuada en cada riego.
El sustrato no puede mojarse parcialmente. Cuando se requieren 300 ml. de agua para mojar una maceta y se aplican 150 ml., la mitad superior se mojará adecuadamente, pero la mitad inferior permanecera totalmente seca. El agua aplicada en cantidad inferior no se distribuye uniformemente en todo el sustrato. Si las raíces de la mitad inferior no reciben agua morirán.
Por lo anterior, en cada riego es necesario aplicar la cantidad necesaria de agua para mojar adecuadamente todo el medio, más una pequeña cantidad adicional. Un lOo 15% adicional de agua aplicada a una cama o una maceta se irá hasta el fondo llevando consigo el exceso de elementos que de otra manera pueden alcanzar niveles tóxicos.
En términos generales, se deben aplicar 1.1 lt de agua por m2 de cama por cada cm. de profundidad de zona radicular. Un cultivo de crisantemo en camas con una profundidad de raíces de 20 cm requiere de 22 lt de agua por m2 Una maceta de 6” tipo azalea requiere entre 300 y 350 ml. en cada riego. Estas cantidades deben ajustarse a las necesidades particulares.
REGLA 3. Riegue justo antes de que se presente el estrés hídrico.
De acuerdo a la regla 2, el sobrerriego no se refiere a la cantidad de agua aplicada en un riego. El sobrerriego significa que se riega demasiado frecuentemente. Cuando esto sucede, una buena parte del tiempo las raíces están sin aireación (sin oxígeno), teniendo como resultado la supresión del crecimiento radicular.

El agua debe ser aplicada justo antes de que la planta muestre los primeros síntomas de estrés hídrico (falta de agua). Para cada planta los síntomas son diferentes. Algunos cultivos, como el crisantemo, toman un color de follaje más obscuro; otros, como en la begonia, las hojas toman un color gris-verde. El productor y el regador deben aprender a identificar los síntomas de cada cultivo que manejen. Algunos cultivos, como la azalea, no muestran ningún síntoma antes de que se tenga un daño permanente. En estos casos, el criterio para regar se basa en la apariencia del sustrato, como se siente y el peso.
CALIDAD DEL AGUA
El entendimiento de la relación entre la calidad del agua y la nutrición vegetal es un factor de éxito para los productores de plantas de ornato (Léase el Manual de Calidad del Agua y Fertilización). La calidad del agua es tan importante, que llega a ser un factor decisivo en la compra de un terreno para la producción de cultivos. Existen varias zonas en las que la calidad del agua es tan mala que su tratamiento resultaría incosteable.
La calidad del agua se refiere básicamente a los siguientes factores:
1 . - Su aportación de nutrientes.

2.- Su efecto sobre el pH del sustrato.

3.- Su contenido de elementos potencialmente tóxicos para las plantas.

4.- La presencia de microorganismos patógenos.
Los problemas más comunes incluyen las aguas muy duras, aguas alcalinas, aguas contaminadas por microorganisos patógenos o elementos tóxicos, agua con demasiado cloro y, ocasionalmente, el agua demasiado “pura”.

Alcalinidad del agua.- Es la medición de la habilidad del agua para neutralizar la acidez y se refiere a la cantidad de ácido sulfúrico necesaria para bajar el pH del agua a un valor de 4.5. También se expresa en mg. CaCO3/It. o ppm de CaCO3. Este parámetro toma en cuenta el contenido de carbonatos (C03=), de bicarbonatos (HCO3-) y de iones hidroxilo (OH-). Normalmente un agua con alta alcalinidad presenta una conductividad eléctrica alta.
SISTEMAS DE RIEGO CULTIVOS EN CAMAS
Riego por gravedad (rodado).- Pocos productores en la actualidad usan el riego por gravedad en cultivos ornamentales. El excesivo gasto de agua, la falta de uniformidad y la disponibilidad de sistemas de riego económicos hacen que ésta práctica esté desapareciendo.
Con este sistema se hace llegar el agua a las camas por medio de surcos para ser distribuída en cada cama con surcos pequeños a los lados y en el centro. El agua moja el suelo por capilaridad. Al principio de cada surco se pierde por lixiviación una gran cantidad de agua y nutrientes debido al tiempo que tarda en regarse la parte final de la cama.

Riego con manguera.- Para cultivos en camas este es un sistema caro y poco práctico. LLeva mucho tiempo y es aburrido, por lo que generalmente se le deja la tarea a los peones que ganan el salario mínimo, quienes siempre tienen la tentación de acelerar el trabajo o dejarlo para después, aumentando el riesgo de que se aplique muy poca agua o que dejen pasar mucho tiempo entre riegos.

Es recomendable usar una regadera (cebolla) en la punta de la manguera para romper la fuerza del agua sin disminuir el gasto, evitando con ello que se lave la tierra de las camas.
Microaspersión.- La microaspersión es un sistema de riego que se caracteriza por el uso de aspersores de bajo gasto ubicados a lo largo de toda la cama. Los riegos son frecuentes, aplicados directamente en la zona radicular de las plantas evitando mojar el follaje. El sistema opera con presiones de 2 kg/cm2 (30 psi) a 4 kg/cm2 (60 psi).
Los aspersores pueden ser colocados en las orillas de las camas cada 50 a 80 cm con patrones de distribución de 1800 (55 lt/hr), 9Q0 (30 It/hr) y 450 (15 lt/hr), o bien, al centro de la cama cada 80 a 120 cm con un patrón de distribución de 3600 (100 a 200 lt/hr). Debe existir un traslape en el chorro de los aspersores. La tubería puede ser de polietileno o de PVC.
Un sistema de microaspersión consta de los siguientes elementos:
- Sistema de bombeo.

- Sistema de filtrado.

- Equipo de fertilización (inyectores, tanques de concentrado).

- Tubería.

- Aspersores.

- Accesorios.

- Dispositivos de control.
Goteo.- Mediante un sistema de riego por goteo el agua es aplicada al suelo por medio de emisores que le dan salida gota a gota con un gasto muy bajo. Sus principales características son que dependen del movimiento horizontal del agua por medio de capilaridad para que haya una buena distribución y requieren una buena calidad del agua y un buen sistema de filtración para que no se tapen los goteros. Si el suelo es demasiado arenoso se corre el riesgo de que el agua se vaya a las capas inferiores dejando áreas sin regar. Existen varios sistemas:

Goteros individuales. - Los primeros goteros que se fabricaron en el mundo fueron los israelitas en forma de cilindro, en cuyo interior se tiene un laberinto que regula la presión y ajusta el gasto para hacerlo uniforme entre el primero y el último gotero.

Estos goteros tienen gastos de 1.9, 3.8 y 7.6 lts/hr (0.5, 1 y 2 GPH) y pueden operar con presiones desde 1 kg/cm2 (15 psi) hasta 3 kg/cm2 (45 psi). Se inserta cada uno a la distancia deseada en una manguera de polietileno de baja densidad de 15.6 mm (0.62’) de diámetro exterior.
Actualmente, este sistema se ha perfeccionado y ahora se venden las mangueras por metro lineal con los goteros integrados en el interior.
Cinta de riego. - Son mangueras fabricadas con polietileno negro de diferentes calibres. Existen varios tipos: una de ellas es una cinta de 1¼” (32 mm) cuando está plana, que corre a lo largo de la cama con un espaciamiento entre líneas de 20 cm. Se conecta a una manguera de polietileno de 3/4” que corre a lo largo de las cabeceras cuando las camas tienen hasta 18 mts. de largo, o por enmedio de las camas si tienen hasta 36 mts. de largo. Cada cinta no debe exceder los 18 mts. Esta fabricada con una pieza plana de polietileno calibre 8 mil (0.2 mm) que se cose dentro de un tubo con hilo de plástico. Cuando hay presión, el agua sale por la costura. Opera con una presión de 0.3 a 0.6 kg/cm2 (4 a 9 psi).

Otra cinta es similar a la anterior pero corre a lo ancho de las camas con intervalo entre líneas de 20 cm que se alimentan de una manguera de polietileno de ¼” que corre a lo largo de cada cama por la orilla. El material de construcción es el mismo, pero la cinta tiene 5/8” (16 mm) de ancho.
La cinta de flujo turbulento es la más comúnmente usada ya que se pueden regar camas de más de 60 mts. de largo. La cinta tiene 1” (25 mm) de ancho y se fabrica con polietileno en calibres 5 mil, 8 mil, 10 mil y 15 mil.

El espaciamiento entre goteros usualmente es de 20, 22.5 y 30.5 cm, teniendo gastos de 240 a 490 lts/hr por cada 100 mts de manguera (20 a 40 GPH por cada 100’), operando a 0.70 kg/cm2 (lO psi). Las líneas regantes se colocan cada 20 cm.
El flujo turbulento impide en cierta medida el taponamiento de los goteros.
Todas las cintas de riego se alimentan de la línea de suministro mediante un espagueti que puede ser de 1/8”.
CULTIVOS EN MACETA
Riego con manguera.- A diferencia de los cultivos en cama, este sistema de riego es ampliamente usado en cultivos en macetas, contenedores y bolsas. Sin embargo, adolece del mismo problema: la tarea se le deja al peón menos pagado, capacitado y experimentado, quien fácilmente cae en la tentación de regar más rápido y de dejar la tarea para después. Debido a que el comportamiento del agua es muy diferente en camas que en macetas, ya que en esta últimas el drenaje es mucho más rápido debido a su forma y se secan más rápidamente por el calentamiento de la maceta al recibir los rayos del sol, un riego mal aplicado en cantidad o en tiempo puede ser catastrófico.
El sustrato se seca más rápido en una maceta que en camas, por lo que se requiere de más mano de obra para regar. Algunos productores argumentan que regando planta por planta el regador aplica la cantidad que cada una necesita, además de que revisa el cultivo detenidamente y puede detectar problemas de manera oportuna. Si el regador tiene interés (buen salario), sabe aplicar las cantidades adecuadas de agua (capacitado) y puede determinar el momento preciso en que se necesita el riego (experimentado), podrá cumplir adecuadamente con su tarea y probablemente también será capaz de detectar problemas de manera oportuna y los reportará a la persona adecuada. Este modelo de trabajador es difícil de encontrar ya que es una especie en extinción. Por otra parte, e! argumento del productor no es válido, ya que, independientemente del sistema de riego, se debe tener un buen programa de monitoreo y de revisión constante y a conciencia del cultivo.
Nuevamente se recomienda el uso de la regadera en la punta de la manguera para no sacar el sustrato de la maceta y no dañar las raíces.
Espagueti (tubín).- El riego con espaguetis es el más popular de los riegos automáticos para macetas ya que es muy eficiente, simple de operar y económico. Con este sistema el agua se lleva por una tubería alimentadora de polietileno de 3/4” (19 mm) que corre por el centro de la cama y se conectan a ella los espaguetis que llevan el agua a cada maceta.
Se recomienda que en ambas puntas del tubín el corte se haga sesgado para permitir un mejor paso del agua y que se coloque en la punta del lado de la maceta un pedazo de polyducto de ¼’ para romper el chorro del agua.
Este aditamento sirve también como contrapeso para evitar que el espagueti se mueva de la maceta cuando hay presión del agua y para evitar que penetren partículas del suelo en el tubín. Existen comercialmente contrapesos metálicos que hacen esta labor.
Los diámetros interiores disponibles son 0.036”, 0.045”, 0.050”, 0.060”, 0.075”, 0.076” y 0.125” (0.9, 1.1, 1.3, 1.5, 1.9, 1.9 y 3.2 mm). Los diámetros más pequeños se usan con macetas pequeñas. El más grande se usa para contenedores grandes y normalmente se le inserta un microaspersor para distribuir el agua en la maceta. La marca comercial Chapin dispone de espaguetis con cuatro diferentes diámetros interiores con un mismo diámetro exterior.
La cantidad de macetas que se puede regar con una línea alimentadora de 3/4” depende del diámetro interior de los espaguetis. Los de 0.036”, 0.050”, 0.060” y 0.076” pueden regar 1,600, 900, 700 y 400 macetas, respectivamente. El de 0.060” es el que se usa para macetas de 6” (15 cm) y el de 0.075” o 0.076” para contenedores de 2 a 5 galones (7.5 a 18 lts.).
El largo de los espaguetis debe ser el mismo para cada maceta, independientemente de que esté en la orilla de la cama o pegada a la línea alimentadora. Para mantener un gasto uniforme entre los espaguetis que están cerca de la línea principal que surte a la línea alimentadora y los que están al lado opuesto, se recomienda que el largo de la línea alimentadora sea no mayor de 15 m
Si la cama es más larga, se deben instalar líneas principales en ambas cabeceras, o bien, instalar dos líneas alimentadoras en la cama. Una de ellas alimenta los espaguetis de la primera sección y la otra corre ciega ésta sección y alimenta los espaguetis de la segunda sección.
Cuando el sustrato es muy poroso o el contenedor es muy grande, es difícif mojar uniformemente todo el suelo. El agua que sale del espagueti tiende a bajar rápidamente sin mojar la tierra lejana al chorro. En estos casos se recomienda el uso de los microaspersores que se mencionaron anteriormente.
Las principales desventajas del sistema de riego con espaguetis son su poca versatilidad, ya que se diseña para regar determinado número de plantas por cama y esto no se puede alterar, además de que en plantas de ciclo corto o que se mueven constantemente en la instalación, los espaguetis y las líneas alimentadoras dificultan la labor.
Goteo. - Este sistema tiene las mismas características que el riego por goteo en camas. Normalmente, los goteros son colocados en la punta de un espagueti que es surtido por la línea alimentadora que corre a lo largo de la cama. Los goteros cuentan con laberinto que regula la presión y hace uniforme el gasto entre el primero y el último gotero, por lo que usualmente se requiere una sola línea alimentadora por cama sin importar su longitud. Existen emisores múltiples que se conectan a la línea alimentadora con un tubo y a su vez suministran agua a varios espaguetis. Existen varios tipos de goteros, pero todos tienen gastos entre los 1.9 y 7.6 lts/hr (0.5 a 2 GPH).
Mantas de riego.- Este es uno de los sistemas más viejos basados en subirrigación. Consiste en una manta de 5 a 13 mm de espesor sobre la cual se colocan las macetas. La manta se mantiene mojada constantemente, de manera que las macetas colocadas sobre ella absorben el agua por capilaridad a través de los hoyos que tienen en la base. El sistema tiene la ventaja de que se pueden colocar macetas de diferentes tamaños mezcladas y se pueden hacer movimientos y modificaciones constantes del espaciamiento entre ellas.
Las mesas sobre las cuales se coloca la manta de riego deben estar niveladas. Primero, se coloca sobre la mesa una capa de plástico negro y sobre el plástico se coloca la manta ajustándola perfectamente a las dimensiones de la mesa. Algunas mantas se fabrican con desechos de tela reciclados (guata o bajoalfombra) y otras con fibras plásticas.
Para mojar las mantas se usan normalmente cualquier tipo de cintas de riego o simplemente una manguera de polietileno con perforaciones cada 5 a 15 cm, colocando las líneas a lo largo de cada mesa con una separación de 40 cm. La manta debe estar húmeda todo el tiempo, por lo que debe mojarse probablemente varias veces al día.
El proceso puede automatizarse fácilmente con un reloj que active una o varias válvulas solenoides. No hay posibilidades de que exista un sobreriego, ya que la maceta sólo absorbe cierta cantidad de agua; el exceso simplemente escurre de la orilla de la manta al piso.
El problema más común con las mantas de riego es el desarrollo de algas, las cuales pueden favorecer el desarrollo de ciertas plagas. También, pueden guardarse ciertos microorganismos patógenos, por lo que es conveniente desinfectar periódicamente la manta con cloro o algún biocida comercial.
La manta debe lavarse bien después de la desinfección para que el producto usado no dañe las plantas. Puede colocarse un plástico negro con perforaciones (150,000/m2) sobre la manta para evitar el desarrollo de algas. Con el plástico se permite el paso del agua pero se impide el paso de la luz.
Es posible aplicar fertilizantes en el agua de riego. Sin embargo, es recomendable usar una concentración menor a la usada con un sistema de riego tradicional, ya que se corre el riesgo de que haya una concentración excesiva de sales, especialmente en la parte superior de la maceta. Si esto ocurre, se debe regar profusamente por arriba para lavar el sustrato.
Subirrigación por inmersión.- Es un sistema en el cual las macetas se colocan en camas, mesas o charolas perfectamente niveladas, construidas con materiales impermeables y cuentan con paredes que permiten llenarlas de agua. El nivel del agua se eleva de 4 a 8 cm en camas al piso y de 2 a 3 cm en mesas y charolas, dejándola así durante 10 a 15 minutos hasta que el agua llegue por capilaridad a la superficie del sustrato. Posteriormente el agua se drena hacia el tanque de almacenamiento para ser recirculada después.
Las camas en el piso pueden hacerse a base de cemento con algún material impermeabilizante. Las mesas y charolas pueden fabricarse de plástico, aluminio, fibra de vidrio, cemento, o bien, de madera con una cubierta de plástico. Las dimensiones pueden adaptarse a las necesidades de cada productor.
Cada riego se hace con una solución nutritiva. Mediante diversos experimentos, se ha logrado establecer que las plantas aprovechan de una manera más eficiente los nutrientes disueltos en el agua cuando se aplican por subirrigación que cuando se aplican en la parte superior del medio. Por lo anterior, se pueden aplicar concentraciones de nutrientes hasta 50% menores a las normales. Las lecturas de conductividad eléctrica del medio serán menores a las obtenidas con las concentraciones normales, pero el desarrollo de la planta será el mismo.

El sistema tiene la versatilidad de poder manejar en una misma cama macetas de diferentes tamaños y separaciones, además de que permite el movimiento constante de plantas sin problemas. No hay un mayor riesgo de difusión de enfermedades.
Puede automatizarse completamente mediante relojes o tensiómetros que activen las válvulas solenoides. Las mesas se adaptan al sistema de mesas rodantes y al de movimiento de plantas mediante bandas móviles.
Microaspersión.- Es un sistema que permite el riego de plantas pequeñas o plantas que no presentan problemas al mojárseles el follaje. Se coloca una o varias líneas de riego con tubería de 3/4” o 1” de polietileno, PVC o fierro galvanizado, a una altura de 1 a 2 mt sobre el nivel de las plantas. Los microaspersores se colocan cada 1 .2 a 2 mt y tienen gastos de 1.9 a 7.6 lt/min.
Boom de riego.- Con éste nombre se le conoce a los sistemas de riego por microaspersión móviles. Consiste en una soporte horizontal de tubo o perfil tubular con un ancho igual al del invernadero o al de la distancia entre los postes. En ese soporte se sostiene la manguera o tubería a la cual se le colocan las boquillas cada 0.30 a 0.90 mt. El soporte con la manguera y los aspersores se pueden colocar en un carrito de cuatro llantas, con tanques de agua y la bomba, el cual se desplazará por la zona central del invernadero sobre un pasillo de concreto usualmente de 0.80 a 1 .20 mt de ancho. En vez de usar un carrito, el sistema se puede colgar de la estructura del techo y hacerlo avanzar manual o automáticamente sobre un sistema de rieles y baleros. Con una larga manguera que se desenrolla conforme avanza el sistema, el agua se suministra a partir de un reservorio central.
Nebulizacion.- Los sistemas de nebulizacion son usados más comúnmente para áreas de propagación. Tienen el mismo principio que los sistemas de microaspersión, pero los nebulizadores se colocan cada 80 a 120 cm y tienen gastos de 15 a 50 lt/hr. Algunos productores los operan manualmente, pero debido a que la automatización no es costosa, emplean generalmente un reloj de 24 horas y uno de 1 hora, 30 minutos o 10 minutos o relojes de varias estaciones.
INSTRUMENTOS Y EQUIPOS
Válvulas solenoides.- Válvulas de paso activadas por corriente eléctrica. Aunque las hay para 110 V, las más comunes operan con bajo voltaje de 24 V. Se usan para la automatización de sistemas de riego con la ayuda de relojes o de sensores.
Tensiómetros.- Aparatos que miden el contenido de humedad en el sustrato. Operan en base al vacío (gradiente de presión) creado entre el tensiómetro y el suelo, proporcionando lecturas en bars. A mayor presión, más seco está el medio. Comercialmente están disponibles en tamaños de 6”,12”, 24”, 36” y 48” (15, 30, 60, 90 y 120 cm). Algunos tensiómetros automáticos constan de contactores que pueden activar válvulas solenoides, bombas o luces de alarma.
Relojes (timers). Los relojes de varias estaciones se usan para áreas de propagación y permiten el manejo de varias zonas con diferentes duraciones de riego e intervalos entre riegos.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

similar:

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma Código curso: m-7 Nombre del curso: Bioquímica

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso parte II

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso de filosofíA

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso de fisiopatologíA

Programa del curso “horticultura protegida” iconEstudio previo justificativo para la modificación de la declaratoria del área natural protegida

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso de sociología general

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma educativo del curso de pastoreo y biodiversidad

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso de formación profesional evolucion

Programa del curso “horticultura protegida” iconPrograma del curso: microbiologíA, inmunología y parasitologíA




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com