Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN




descargar 222.24 Kb.
títuloPrograma I jornadas de sexología de castilla y leóN
página8/18
fecha de publicación30.01.2016
tamaño222.24 Kb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Documentos > Programa
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

INFLUENCIA DE ENFERMEDADES MÉDICAS EN EL COMPORTAMIENTO SEXUAL DEL HOMBRE Y DE LA MUJER


Segovia, José Miguel

Disfunciones sexuales debidas a causas médicas


Se pretende llamar la atención sobre aquellas disfunciones de la relación sexual cuya etiología es preferentemente de causa orgánica o tóxica. Para ello se hace una revisión teórica de la fisiología (especialmente neurofisiológica) y, patología de la sexualidad.

Conviene recordar las bases fisiológicas, anatómicas y bioquímicas que representan el soporte material y funcional de la sexualidad, esto es, el hardware sobre el que instalarán todas las vivencias y acontecimientos que compondrán el complejo sistema de la sexualidad humana.

Por motivos de especialización, se obviará la descripción exhaustiva de la anatomía genital y hormonal y se mencionará la base neuroanatómica de la sexualidad.

Se acepta la existencia de un complejo y difuso centro sexual situado en la región preóptica del hipotálamo, donde se produce la secreción gonadotropínica que inicia el impulso sexual. Estas zonas están mediadas principalmente por el neurotransmisor Dopamina.

La anterior es una descripción simplista, pues además intervienen en esta compleja función otras zonas y neurocircuitos, como los núcleos olfatorios, circuito témporo-hipocampo-amigdalino, el córtex órbitofrontal... etc., cada zona con un mecanismo específico de influencia. A nivel periférico el Sistema Nervioso Vegetativo, a través del Parasimpático y el Simpático, regula y controla en perfecta coordinación las distintas fases fisiológicas de la relación sexual.

Dentro del mecanismo hormonal, se destacan las influencias que ejercen las hormonas hipofisarias, ováricas, testiculares y suprarrenales.

Se recordarán las fases fisiológicas de la relación sexual, perfectamente descritas por Masters&Jhonson y, solo parcialmente modificadas por otros autores. Se enumeran las fases de Excitación, Meseta, Orgasmo y Resolución.

Clasificación de la patología sexual en función del momento o fase donde se produzca la disfunción. Así se enumera:

  • Disminución del deseo.

  • Disminución de la excitación.

  • Disminución del orgasmo.

  • Disfunciones dolorosas: Dispareunia, Vaginismo.

  • Otras: Fobia sexual, Disforia postcoital.

  • Hipersexualidad, ninfomanía, satiriasis.

Se explicarán las distintas influencias que sobre esas disfunciones ejercen distintas patologías:

  • Patología Hipotalámico-Hipofisaria (Hipogonadismo, Craneofaringioma, S. de Kallman...).

  • Patología Neurológica (A.C.V., Enfermedad de Parkinson, Esclerosis Múltiple, E.L.A., Tabes, Traumatismos...).

  • Enfermedades Vasculares (Priapismo, S. de Leriche, Arteriosclerosis...).

  • Enfermedades Endocrinológicas (Diabetes, Enf. de Cushing, Enfermedad de Addison, Hipotiroidismo...).

  • Enfermedades metabólicas (Insuficiencia Renal, Insuficiencia Hepática...).

  • Enfermedades Ginecológicas y Urológicas (Endometriosis, Cistitis, Protastectomía, Uretritis, Enfermedades Venéreas...).

  • Enfermedades Mentales (Depresión, Esquizofrenia, Psicopatías...).

  • Fármacos y Drogas (Fármacos vasoactivos, Antidepresivos, Neurolépticos...).

Se menciona la anamnesis sencilla que permite diferenciar con un grado aceptable de incertidumbre, las disfunciones debidas preferentemente a patologías orgánicas de aquellas disfunciones preferentemente psicógenas.

Por último se mencionarán algunos tratamientos de las disfunciones sexuales haciendo énfasis en aquellos en los que existan causas médicas que lo justifiquen.

LA SEXUALIDAD EN LA CLÍNICA GINECOLÓGICA


Mastache, Celestina*

Hablar de sexualidad, aún en nuestro siglo XXI, resulta embarazoso para la gran mayoría de la humanidad. Realmente hemos avanzado científicamente en diversos campos de nuestro propio conocimiento del cuerpo, y de nuestro funcionamiento hormonal. A nosotros, en el campo de la tocoginecología, poder utilizar diversos fármacos, bien sean para poder estudiar y poder tratar alteraciones que ya ocurren desde edades tempranas, poder inducir ovulaciones y así obtener embarazos con técnicas de reproducción asistida en circunstancias que la relación sexual copulativa del ser humano binomio hombre-mujer no lo conseguimos? ha hecho solucionar importantes circunstancias de vida. Hemos logrado controlar con hormonas anticonceptivas regular nuestra natalidad en función de una mayor responsabilidad reproductiva así como en beneficio de una relación sexual más segura y placentera. Hemos sido capaces de prevenir y controlar enfermedades de transmisión sexual. Somos capaces de controlar trastornos hormonales secundarios al deterioro progresivo de nuestra propia naturaleza humana, en beneficio de tener una menopausia más controlada, más asumida y con menos traumas, que en muchas ocasiones, nos ha ayudado a saber envejecer. Pero así todo, con estos cambios que gran parte de nuestra sociedad tiene a su alcance, aún presentamos prejuicios sociales. Aparentemente vivimos en sociedades con un mayor poder de información, pero seguimos escandalizándonos cuando hablamos de temas como homosexualidad, aborto, eutanasia, o cuando en nuestras casas nuestros hijos desde niños nos comienzan a preguntar sobre sus diferencias sexuales, en ocasiones nos callamos porque no sabemos que responderles, o por el contrario nos escandalizamos, porque han recibido charlas en el colegio que en vez de considerar informadoras consideramos que lo que hacen es alterar la conducta de nuestros hijos en perjuicio de su buen comportamiento. Nunca deberemos de olvidar que una de las grandes preocupaciones del ser vivo, siempre ha sido la reproducción, porque ella es la que nos mantiene en el mundo de las especies, la que es capaz de mantener nuestra supervivencia, y obviamente este proceso va íntimamente relacionado con el sexo en donde somos capaces de reunir nuestra carga genética y a si dar vida a un nuevo ser que, sucesivamente seguirá nuestros mismos pasos y permitirá el mantenimiento de la especie.

Aquí, intento llegar al punto en que muchas mujeres perciben a su ginecólogo y obstetra y si me apuran mucho, a su ginecóloga mujer, como el contacto inicial para gran parte de esos problemas de salud, en ese terreno tan íntimo, tan inescrutable aparentemente, que por supuesto incluye el aspecto sexual. No debemos de olvidar nunca, que hay ciertas etapas, en la vida de la mujer, en las cuales se presentan cambios importantes que en ocasiones las hace sentir preocupadas sobre su salud sexual, podríamos incluir, la ausencia o desarrollo de características secundarias sexuales, inicio o ausencia de menarquia, comienzo de la actividad sexual y del coito, utilización de métodos anticonceptivos, embarazo, menopausia, procedimientos quirúrgicos que pudieran afectar a la procreación futura, a la menstruación, a la función sexual, a la relación íntima de pareja.

Por todo lo anteriormente dicho, deberíamos de entender los médicos, que la salud sexual de nuestras pacientes forma parte, del cuidado integral de salud. A sí como de nuestra capacidad de dar información que llegue de forma adecuada y comprensible a nuestras pacientes, no siempre enfermas, pero sí ávidas de información y de comprensión.

Podría hablar de mi experiencia como ponente y a su vez partícipe de unas jornadas de salud y mujer realizadas en las Islas Canarias de carácter científico divulgativas. Se realizaron durante dos días y en el primer día se realizaron 5 ponencias de las cuales una de ellas versaba sobre “La sexualidad en las distintas etapas de la vida” acompañada de un taller sobre mujer y sexualidad. Cual sería mi sorpresa que de 230 mujeres de diversas edades, me encontré con una inscripción previa de 80 mujeres apuntadas en este taller, taller el cual, por supuesto, hubo que repartirse en dos grupos y a su vez en subgrupos por edades, con posterior puesta en común, que obviamente resultó muy enriquecedora. Intentamos presentar:

  • Objetivo general: Esclarecer y dialogar sobre nuestra propia sexualidad, expresándola libremente sin prejuicios ni tabúes.

  • Expresar la sexualidad libremente, utililizarla como forma comunicativa, beneficiándonos de ella.

  • Muchos piensan que su educación sexual no ha sido buena. ¿Cómo cambiar esto?, ¿qué podríamos hacer?

  • ¿Influyen nuestros padres y formadores en vuestras actitudes, respuestas sexuales y la visión que tenemos de las ajenas?

  • ¿Consideran importante la información sobre sexualidad?

  • Quienes son padres, ¿son capaces de hablar de hablar con sus hijos sobre temas de sexualidad?

  • ¿Se atreven sus hijos a hacerles preguntas sobre sexualidad, reproducción, métodos anticonceptivos? ¿Les contestan?

  • ¿A qué edad tuvieron su primera relación sexual?

  • ¿Qué creemos que conocemos del sexo, qué nos interesa saber?

  • Nuestras fantasías sexuales, ¿intentamos realizarlas?, ¿las utilizamos?, ¿creemos que están mal?

  • ¿Conocemos y diferenciamos las diferentes disfunciones sexuales?

  • ¿Han tenido alguna vez problemas en su relación sexual, en su respuesta sexual, en las diferentes fases: deseo, excitación, meseta, orgasmo, resolución?

  • El sexo en nuestros mayores, ¿cómo lo percibimos?

  • ¿Por qué nos resistimos, al envejecer, a perder nuestras capacidades, vista memoria agilidad etc., y en cambio nos resignamos a la perdida de comunicación, a las relaciones y experiencias sexuales?. Nuestras relaciones serán una continuación de lo que han sido.

  • ¿Consideramos que hay una edad para el inicio de éstas y otra para el cese?

  • ¿Tenemos en cuenta la sexualidad infantil?, ¿cómo la percibimos?, ¿desde cuándo nos recordamos sexuados?

  • ¿Se tiene la misma accesibilidad a los profesionales de estos temas: Sexólogos... que a cualquier otro profesional de la salud, traumatólogo, oftalmólogo, enfermeras?

  • Anoten tres preguntas sobres las cuales tengan inquietud y podamos resolver en este taller.

Dicha experiencia resultó ser altamente interesante, fundamentalmente, porque se consiguió la desinhibición de las participantes durante el mismo, así como el agrado por los resultados de comunicación en dicho taller.

Hablaremos en estas I Jornadas de Sexología de León, sobre cuales suelen ser las preguntas y los comentarios más frecuentes en las consultas de ginecología, que habitualmente suelen ir relacionados con los temores en cuanto a las relaciones sexuales durante el embarazo, así como en la disminución del deseo sexual conforme nos vamos acercando a edades más avanzadas.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

similar:

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconPrograma de actividades y dinamización Stand Junta de Castilla y León en Intur 2015

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconLegislación de castilla y leon

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconEjercicios pau (Castilla y León)

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconEjercicios pau (Castilla y León)

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconEjercicios pau (Castilla y León)

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconEjercicios pau (Castilla y León) soluciones

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconBoletín Oficial de Castilla y León de 04 de Febrero de 2008

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconPlataforma de competitividad productiva del sector vacuno de leche de castilla y leóN

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconDirección General de Salud Pública e Investigación, Desarrollo e...

Programa I jornadas de sexología de castilla y leóN iconDirección General de Salud Pública e Investigación, Desarrollo e...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com