Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin




descargar 2.1 Mb.
títuloPsicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin
página17/85
fecha de publicación01.02.2016
tamaño2.1 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   85

PSICOTERAPIA EXPERIENCIAL Y FOCUSING: LA APORTACIóN DE E.T. GENDLIN 117

específicos que nos gustaría usar, qué pueden aportar, de qué carecen, y consecuentemente qué procedimientos específicos de otros métodos podríanios necesitar asociar a los nuestros.

A continuación ---experiencializaré- algunos métodos, los suficientes corno para mostrar qué aspectos de los mismos se incluyen en el procedimiento de focusing. En cada caso, apréciese que lo que especifico experiencialmente es algo que hacen muchos de los terapeutas que utilizan ese método dado, pero también se trata de algo que ellos mismos no hacen. Sus conceptualizaciones adolecen de una forma de destacar el proceso fundamental.

Yo veo el focusing como algo esencial para la psicoterapia, la desensibilización, la imaginación jungiana, la hipnoterapia y la asociación libre, entre otros. Creo que en la mayoría de los casos el procedimiento de focusing ha especificado lo que resulta valioso y ha eliminado el resto. Por ejemplo, la asociación libre se parece al focusing sólo cuando se realiza experiencialmente. Pero normalmente no es así. Lo normal es que la asociación libre se utilice como un medio para conseguir información del paciente. La asociación del paciente puede ser una mera introspección. Las interferencias del analista pueden ser correctas pero no generan ningún proceso corporal inmediato en el paciente. Por otro lado, la asociación libre tal y como la hacía originalmente el propio Freud tenía la finalidad de que el paciente se aproxima.ra lo más directamente posible a su bloqueo. Entonces las interpretaciones del analista se dirigían a ese bloqueo y se denominaban exitosas sólo cuando conseguían disolverlo, generando un proceso de cambio concreto (un cambio dinámico, en lenguaje analítico).

También se puede ser más específico con la técnica de ensoñacionJunguiana: ¿vuelve el paciente a imaginar o se queda la terapia en un punto muerto al analizar una imagen concreta que resulta fascinante? ¿Centra el terapeuta la atención del paciente en esta sensación concreta de tal forma que las imágenes cambien en su relación con la sensación corporal del problema, o van estas imágenes independientemente a igual que ocurría con la introspección en la asociación libre? (Jung enfatizaba el hecho de que el paciente debe permanecer activo con su imaginación, no dedicándose simplemente a observar). Muchos pacientes sufren de imaginaciones terribles de persecución porque no se centran lo suficiente en sus sentimientos concretos. La terapia con imaginación que no se centre en los sentimientos del paciente Puede reforzar las tendencias de éste hacia la represión de sus sentimientos, conduciéndole hacia experiencias de tipo psicótico.

El focusing experiencial se parece mucho a la desensibilización sistemática (Weitzman, 1967). Sin embargo, el terapeuta conductual es quien elige las escenas que hay que imaginar, los pasos que se van a tomar y el ritmo en que se va a hacer. En focusing es quien deja que todo esto tenga lugar en él. Normalmente se sitúa en un problema global y no en una situación particular (porque con frecuencia, a medida que el proceso continúa, el problema se va transformando).

El focusing también se diferencia de la desensibilización en que al paciente no se le da una jerarquía concreta de imagenes, sino que se deja que

118 FOCUSING

el próximo sentimiento problemático surja directamente a partir de esta sensación corporal del problema. Sin embargo, el flujo de contenido que se produce en focusing a menudo es similar al que tiene lugar tras la desensibilización.

Cuando se intenta enfocar, uno primero se relaja. Esto es bastante natural (nos apartamos de lo externo, tomamos una profunda inhalación y nos decimos ---ahora veamos lo que viene..."). El focusing se ve favorecido si primero damos instrucciones de relajación (Weitzman, 1967). Sin embargo, estas instrucciones deben ser breves, (---estira tus brazos y luego déjalos caer. Eso es. Ahora las piernas, estíralas, déjalas caen---) porque si no la relajación se vuelve demasiado profunda y el proceso de focusing no tiene lugar. El focusing oscila justo en la línea entre estar despejados y ligeramente relajados. Requiere de la suficiente relajación como para centrarse en el significado sentido, pero luego hay que estar muy atentos y despiertos para ver lo que surge. Si la relajación es demasiado profunda se produce un flujo de contenido carente de cualquier tipo de cambio experiencial.

Muchos otros métodos --cuando funcionan- implican el mismo proceso experiencial atribuido al focusing. Esto es así porque la terapia debe conducir a un proceso corporal experiencial.

El proceso de cambio corporal que perseguimos se nos va haciendo más patente cada vez y parece ser siempre el mismo, ya sea en palabras, imágenes o role-playing.

La interacción del terapeuta

El proceso de focusing debe tener lugar dentro del contexto de la relación terapéutica. Al presentar el procedimiento de focusing no me gusta decir que se deba practicar exclusivamente, sino que hay que hacerlo en el contexto del enfoque terapéutico que uno prefiera.

Sin embargo, actualmente la mayoría de los métodos que generan sistemáticamente procesos corporales concretos no tienen en cuenta la relación interpersonal (aunque éste sea cada vez menos el caso de la terapia conductual, Levin et al., 1968; Dalessio, 1968; Lazarus, 1968). Por otro lado, las terapias relacionales tienden a no tener una forma sistemática de hacer de la terapia un proceso corporal concreto, en los casos en los que éste no se produzca ya en el propio paciente. ¿Por qué no usar ambos métodos de terapia?

Durante mucho tiempo, cada método terapéutico reclamaba para sí toda la eficacia, afirmando que eso era todo lo que se necesitaba. Siempre que la especificidad experiencial revele que dos métodos distintos no crean los mismos pasos procesuales, debería unirse todo lo que en ambos tenga valor. Sabemos que la interacción interpersonal ofrece al paciente los procesos necesarios para revivir y vivir de un modo diferente todo aquello que no puede hacer a solas.

¿Cómo puede unirse un método deliberadamente instructivo con un método terapéutico de interacción? Podría haber muchos períodos en los que se

PSICOTERAPIA EXPERIENCIAL Y FOCUSING: LA APORTACIóN DE E.T. GENDLIN 119

produjera una interacción terapéutica ordinaria y dentro de esta podría incluirse el procedimiento de focusing con la frecuencia que se considere más apropiada.

Ahora deberíamos centrarnos algo más sobre esta gran dimensión de las terapias, la interacción entre dos personas. Indicaré someramente algunos aspectos de la interacción que, junto al focusing, conforman la psicoterapia experiencial.

Las respuestas del terapeuta (tanto verbales como en el modo en que interactúa, expresa, discute, y se dirige hacia el paciente ... ) también son un tipo de objetivación, como también lo son las palabras, imágenes y acciones. Las respuestas del terapeuta pueden llevar adelante el proceso experiencial del paciente o pueden dejar su proceso corporal experiencial tal y como estaba, estancado.

El focusing y la interacción son ambos efectivos a través del mismo proceso experiencial de llevar adelante, proceso que en focusing se produce mediante la atención corporal, las palabras y las imágenes. La única diferencia es que sabemos que en el caso de las respuestas interpersonales produce unos efectos completamente diferentes al producido por cualquier otro tipo de feedback.

La relación renovada y autoexpresiva por parte del terapeuta es una de las mejores formas de asegurar este llevar adelante. Sin embargo, dicha forma de relacionarse debe dejar suficiente espacio para el proceso de focusing y acoger y premiar la posición del paciente ante cualquier interacción. Sin esta regla, gran parte de la relación expresiva terapéutica no tiene ningún efecto. Los terapeutas no son seres humanos superiores. Cuando se relacionan espontáneamente, normalmente no lo hacen mejor que los otros que lo hacen dentro de la vida diaria del paciente. Lo que la hace diferente es el hecho de que el terapeuta tiene un interés especial en acoger cualquier experiencia que haya generado en su paciente. Si enseña a su paciente a enfocar, y deja un espacio para que el proceso de desenvuelva, entonces incluso las interacciones terapéuticas aparentemente malas ofrecen resultados terapéuticos. Una vez más, estamos ante la máxima de que lo que ocurre dentro del paciente siempre tiene preferencia sobre cualquier otra cosa.

La regla implica que puedo expresarme espontáneamente en relación a él - pero luego, inmediatamente después, querré que enfoque y que hable desde lo que ha ocurrido en él. No quiero que el paciente se bloquee en un conjunto determinado de palabras o imágenes. Tampoco quiero que lo haga por el modo en que me dirijo a él.

La interacción experiencial surge espontáneamente desde ambos. Como terapeuta, a menudo no enseño o fomento el proceso de focusing, algunas veces expreso mis propios sentimientos en vez de responder receptivamente a los suyos. Pero en seguida volveré a responder receptivamente y a fomentar su proceso experiencial, y justo por eso creo que mi forma espontánea de interactuar puede resultar terapéutica.

Los patrones autodestructivos repetitivos que algunos pacientes expresan en la terapia suponen los obstáculos más difíciles de superar. Todos los autores más conocidos han hablado de ellos, ya los llamaran transferencia,

120 FOCUSING

oposición, etc... En focusing se descubre que resultan positivos para completar lo que denomino formación del yo. Evidentemente dichos patrones dificultan las relaciones interpersonales adultas. En aquellos aspectos en los que cada uno de nosotros continuamos luchando para llegar a ser personas, en esos aspectos, digo, no podemos responder adecuadamente a los demás. Lo que estoy afirmando no es mas que una simple reformulación del Complejo de Edipo, la Ansiedad de Separación, la Gran Madre, o el ---drarna familiar---. El focusing muestra que los significados sentidos propios de estos patrones son positivos. Intentamos expresamos o afirmamos a nosotros mismos, queremos identificarnos con una figura de nuestro mismo sexo, anhelamos tener una sexualidad sana y bien establecida, queremos ser amados y sentimos cercanos, etc. Por otro lado, todavía seguimos formándonos a nosotros mismos y todavía tenemos problemas en relación a esos patrones repetitivos. La interacción experiencial (tanto en focusing como en la interacción personal espontánea) debe implicar intensamente, y llevar a adelante, dichos esfuerzos. Esto normalmente no puede hacerse sin largos períodos de lucha, pero también requiere períodos de receptividad positiva hacia esos temas. El paciente debe ser capaz de percibir la respuesta corporal, el llevar adelante, tal y como es, tal y como lo siente. Si la conducta del paciente es pasiva, a veces deberá vívirlo pasivamente con el terapeuta, en una unión pacífica. El patrón de formación del yo debe conseguirse, pero también debe ampliarse y elaborarse a través de la persona real del terapeuta. Resumiendo, primero el terapeuta responde espontáneamente como la persona real que es; momentos después, ayuda al paciente a que adquiera, tolere y viva en la relación adulta en la que aún no era capaz de vivir.

Teóricamente podemos decir: las palabras, imágenes, acciones y las respuestas de los demás pueden llevar adelante el proceso experiencial individual de otra persona. Cuando esto ocurre, se produce un feedback experiencial. Lo que se responde objetivamente se experimenta en continuidad con el momento anterior - aunque siempre dicha experiencia es algo más, es llevada adelante. El principio siempre es el mismo: las palabras, imágenes e interacciones no tienen el propósito de decir lo que el paciente siente, sino el de ofrecer un continuo experiencial mayor al que tenía antes en su bloqueo.

Antecedentes de la investigación

En una serie de estudios (Van der Veen & Stoler 1965; Tortilinson & Hart 1962; Rogers 1967; Gendlin 1966, 1967, 1968) hemos encontrado que los resultados positivos medidos en los test psicométricos antes y después de la terapia correlacionan con el "nivel experiencial-. Las entrevistas fueron grabadas y analizadas mediante la Escala Experiencial (Gendlin y Tomlinson, 1963).

La Escala Experienciall se midió utilizando jueces independientes que escuchaban pequeños trozos de grabaciones seleccionadas aleatoriamente. La

1. Cfr. La Escala Experiencial, n. 6 de este volumen.

PSICOTERAPIA EXPERIENCIAL Y FOCUSING: LA APORTACIóN DE E.T. GENDLIN 121

escala posee muchas descripciones detalladas de lo que cada juez debe oír en la grabación para poder puntuarla en cualquiera de las siete puntuaciones. Aunque estas descripciones no son tan precisas como para indicar sin lugar a dudas su puntuación, la escala se aproxima mucho a lo que se pretendía. No se basa en las impresiones subjetivas de los jueces. Los estudiantes de psicología son más fiables al usar la escala que los psicólogos clínicos sensitivos, quizás porque éstos últimos se niegan a usar la escala y se basan más en su propio juicio subjetivo. Esto muestra que las descripciones al menos ayudan bastante en la discriminación, y no la experiencia de los evaluadores.

De la investigación sólo se puede concluir que hay dos variables asociadas, pero no que una cause la otra o sea resultado de ella. El resultado y el modo experiencial usado durante las entrevistas pueden ambos ser resultado de una tercera variable aun no conocida. Sin embargo, los índices experienciales se dedujeron de una teoría del proceso de cambio experiencial.

La escala se creó con la intención de definir los tipos de comportamientos verbales que ocurrían en las entrevistas terapéuticas cuando un paciente hace referencia a su proceso experiencial (Gendlin, 1956, 1961, 1962). El tipo de referencias que hace son muy diferentes cuando se hace referencia directa al proceso sentido que cuando se está intelectualizando, pasando de un concepto a otro.

Los psicoterapeutas siempre han mantenido que estos resultados muestran: que la intelectualización o la mera catarsis no conducen a nada mientras que cuando se trabaja concretamente se consiguen resultados positivos. Pero eso de "trabajar concretamente- nunca se ha definido demasiado bien.

Ahora tenemos un instrumento de medida aplicable a cualquier entrevista que nos dice hasta qué punto nuestro proceso terapéutico está funcionando o no (si es que por psicoterapia entendemos el proceso que aquí hemos medido).

Este instrumento nos permite empezar el tipo de investigaciones que siempre quisimos hacer: medir los efectos diferenciales de las técnicas específicas (o cualquier cosa que se crea que puede mejorar la terapia).

Ahora podrías comprobar lo que hacéis, aquello que pensáis que es lo más eficaz. Este mismo paradigma puede decimos hasta qué punto, después de que lo hagas, el proceso experiencial aumenta.

Nosotros queremos comprobar el efecto de las instrucciones de focusing. Ahora solemos enseñar a los pacientes el modo de enfocar y luego medimos si realmente dicha enseñanza ha aumentado los niveles experienciales en las siguientes sesiones.

Habíamos predicho que a lo largo del trascurso de la terapia el nivel experiencial aumentaría. Los pacientes empezarían con niveles bajos y la terapia haría que fueran capaces de enfocar directamente en su significado sentido. Estábamos equivocados. La terapia en si misma no enseña a los pacientes a hacer terapia. Nuestra predicción resultó ser circular. Al no hacer nada terapéutico, pensábamos, un paciente podría aprender a hacer algo terapéutico. Pensábamos que el terapeuta podría hacer que el proceso se ¡ni-

122 FOCUSING

ciara incluso cuando el proceso no se producía al principio. El nivel experiencial puede verse corno el ---motor- de la terapia. No importa cuánto tiempo se pase con el motor apagado, lleve lo que lleve eso no lo hace encenderse. Si está lo suficientemente en marcha, el proceso continúa. Sí no es así, no ocurre ningún cambio. Pero aún así seguimos pensando que es el terapeuta quien tiene que encender este ---motor- y que eso es lo que pretendemos con nuestro procedimiento de focusing.
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   85

similar:

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconHipercolesterolemia familiar y aportación reducida

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin icon1. El problema de la definición de la Psicoterapia

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconManual de psicoterapia cognitiva

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconPostítulo de Psicoterapia Transpersonal

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconPsicoterapia del oprimido

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconManual de psicoterapia cognitiva

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconC olegio Saint Dominic Profesor Jeremias González B
«la ciencia de la comunidad», y el ecólogo norteamericano contemporáneo Eugene Odum la ha definido, quizá demasiado ampliamente,...

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconLa gestión de las tormentas afectivas en la psicoterapia psicoanalítica...

Psicoterapia experiencial y focusing: la aportación de eugene t. Gendlin iconDe la legislatura del gobierno municipal autónomo de carolina, puerto...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com