Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades




descargar 33.41 Kb.
títuloTest de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades
fecha de publicación01.02.2016
tamaño33.41 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
Evaluación Psicologíca-Tornimbeni-Cap II

Clasificación de los Test:

En psicometría se utilizan distintos criterios para clasificar los test; se pueden encontrarse agrupados en: a) individuales o grupales según su administración individual o colectiva; b) de ejecución, lápiz y papel, visuales, auditivos o computarizados de acuerdo al formato; c) basados en la teoría clásica o de respuesta al Ítem, conforme al modelo teórico de construcción. Cronbach distinguió test de ejecución máxima y medidas de ejecución o respuesta típica, según la demanda del rendimiento del examinado como test de habilidades, comportamiento habitual sin requerir de respuestas concretas.

Otra clasificación es la de Nunnally en función de las áreas de contenido (constructos), es estimulante para los que comienzan a hacer test porque aporta una idea general de la diversidad de los campos de aplicación en los que pueden ser utilizados. El autor discriminó tres categorías de test: de habilidades, de rasgos de personalidad y de preferencias. Esta clasificación es problemática por las diferencias conceptuales entre rasgos de personalidad no son claras ni aceptadas unánimemente; no existen diferencias formales entre las escalas que miden distintos constructos; casi todas adoptan un formato likert en la respuesta (Acuerdo-desacuerdo_o Muy de acuerdo) que sólo varía en el número de respuestas contempladas.

En este capítulo se considera la clasificación de Croanbach pues se refiere a diferencias esenciales en sus dos categorías (ejecución máxima y respuesta típica) y se incluye la revisión de la medición de las creencias de autoeficacia (Bandura 1987-1997) y la de habilidades sociales.

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades

Su característica principal es que demandan a los examinados que respondan de la forma más eficiente que puedan frente a las tareas problemática que deben resolver. Miden diferencias individuales en el nivel de ejecución máximo ante distintas tareas, cuando se intentan realizarlas porque están motivadas para realizar una tarea de la mejor manera posible.

Incluyen varias variables relacionadas tales como aptitudes, las habilidades y la inteligencia.

Para Juan espinosa una habilidad desarrollada representa el logro en algún dominio y la inteligencia es una condición necesaria para ese logro, de acuerdo a este autor la inteligencia general y las aptitudes específicas (verbal. Espacial, o matemática) dependen de características ligadas a la constitución cerebral y factores genéticos de las personas.

La postulación de un factor cognitivo general (g) que permita resolver problemas novedosos de cualquier naturaleza se opone a la concepción de aptitudes relativamente independientes pero es apoyada por investigaciones psicométricas y por la genética del comportamiento. Al Factor g se lo asocia a la velocidad de procesamiento cognitivo en relación a la velocidad de conducción nerviosa u el número de neuronas corticales entre otros indicadores psicobiológicos. Se definió la Inteligencia general como flexibilidad comportamental y mental para encontrar soluciones novedosas a problemas. Un test que considera adecuado un indicador g es el de Matrices Progresivas de Raven; se trata de una prueba no verbal que muestra un patrón de relaciones y dicen que mide por “educción de relaciones” se afirma que el Raven mide tres factores cognitivos (percepción, razonamiento analógico y capacidad espacial).

Howard Gardner hizo una crítica radical al modelo de inteligencia general con su teoría de inteligencias múltiples (MI) que miden aptitudes relacionadas con los requerimientos académicos de la cultura occidental e identifica dos o tres dimensiones 8 lingüística, espacial y lógico matemática) de la inteligencia, se basa en criterios neuropsicológicos y propone 8 potenciales biopsicológicos de procesamiento de información (Inteligencias) y estas son: lingüística, lógico-matemática, espacial, cinestésico-corporal, musical, interpersonal, intrapersonal y naturalista. La teoría MI fue aceptada por educadores y también surgieron de allí el MIDAS, IAMI que evalúan habilidades autopercibidas o autoeficacia para actividades relacionadas con las 8 inteligencias.

Otra teoría que acepta la existencia del factor g es la teoría de Catell-Horn_Carrol (CHC) que produce un modelo de 3 estratos: la inteligencia general en el estrato superior (g), un estrato medio de aproximadamente 10 aptitudes cognitivas y un estrato inferior con numerosas habilidades específicas. Por ejemplo la batería de Woodscock-Johnson III (WJ-III) de aptitudes cognitivas que miden rapidez en el procesamiento, procesamiento visual, procesamiento auditivo, memoria, comprensión-conocimiento, razonamiento fluido, lectura-escritura y aptitud cuantitativa con un rango, en español de 2 a 9 años, de administración individual, con buenas propiedades psicométricas de estandarización, confiabilidad y validez.

La teoría CHC tiene desacuerdos básicos entre sus propios defensores para conceptualizar la inteligencia.

Recientemente se ha propuesto un modelo alternativo ( Johnson y Bouchard) en el modelo de la inteligencia, el VPR (verbal, perceptual, rotación de imágenes: Propone un factor general de inteligencia, un segundo estrato de 3 aptitudes generales y un 3º estrato con 8 aptitudes más específicas que las anteriores (verbal, académica, fluidez, numérica, etc.); este modelo se basa en evidencias psicométricas y neurocientíficas provenientes de la genética del comportamiento.

La investigación parece apoyar la existencia de un factor general de inteligencia que no explica la variabilidad. Las aptitudes de mayor relevancia consensuadas en las diferentes teorías son las denominadas verbal y espacial. Las escalas más utilizadas en nuestro país son el WAISS-III para adultos que comprenden subtest verbales y de ejecución. Identifican 4 factores de inteligencia subyacentes (organización perceptual, memoria de trabajo, comprensión verbal y velocidad de procesamiento) y los ítems están ordenados según los parámetros de dificultad y discriminación de la teoría de respuesta al ítem. Son muy empleadas en la psicología clínica y laboral, especialmente en EEUU y otros países como España.

El test de Aptitudes Diferenciales (DAT-5) es para orientación de la carrea y la selección de personal, compuesto por 8 subtest para obtener puntuaciones en competencias requeridas para el éxito académico u ocupacional. Se le critica su falta de poder predictivo así como la confusión conceptual de incluir aptitudes(como las administrativas) que en realdad son un compuesto de factores cognitivos y de personalidad; no obstante se administran para la orientación de carreas o selección de personal.

En nuestro país, Cortada de Kohan elaboró el test de aptitud verbal de Buenos Aires que consta de 98 ítems divididos en sinónimos y definiciones con opción múltiple de respuesta, el tiempo de administración es libre, se puede hacer de forma individual o colectiva y existen baremos en la Argentina, puede aplicarse a adolescentes mayores desde los 16 años con 3 años cursados de la secundaria y tiene una versión abreviada.

Un caso especial son los test de rendimiento o logro que se utiliza sobre todo en los niveles educativos; en nuestro medio Grasso elaboró un test de conocimiento en matemática compuesto por 70 ítems con opción múltiple de cinco alternativas. Un desarrollo contemporáneo más relevantes son los de los test adaptativos o a medida, en especial los de rendimiento educativo. Los test adaptativos operan mediante una estrategia de ramificación variable para la selección progresiva de los ítems que mediante un algoritmo adaptativo consigue resultados con una estimación precisa de su nivel de rasgo y con el cambio de ítems cada individuo recibe distinto ítems lo que previene que los ítems no sean conocidos antes de su aplicación.

Otro ámbito para la aplicación de los test de ejecución máxima son los de la neuropsicología que estudia las relaciones entre cerebro y conducta a fin de evaluar por ejemplo un déficit cognitivo después de una lesión cerebral para determinar la cantidad y calidad del daño cognitivo. En la Evaluación Neuropsicológica (EN) Lezark identifico aplicaciones esenciales en la En: evaluación propiamente dicha, cuidado del paciente y planificación del tratamiento, rehabilitación y evaluación del tratamiento, e investigación. Las áreas cognitivas evaluadas pueden ser memoria, atención, gnosias visuales, gnosias auditivas, discriminación del color, funciones ejecutivas. Lenguaje, praxias. Algunos test más conocidos en este ámbito son el Minio-Mental state Examiantion del sistema cognitivo general, el test de Stroop que es una prueba de atención, el test de clasificación de cartas de Wisconsin sobre la flexibilidad cognitiva, la figura compleja Del Rey sobre memoria y praxias constructivas. Todos estos test tienen la posibilidad de identificar precozmente déficit cognitivos, tales como la demencia.

Otro dominio relacionado con la prevención e intervención es el del desarrollo infantil, se evalúa las áreas cognitivas, motora, afectiva y del lenguaje y se pueden aplicar desde los 0 a los 5 años, requieren buen entrenamiento del evaluador en el manejo y observación de niños pero no remplazan el examen neurológico sino que lo complementan, en general poseen menos validez y confiabilidad pero son útiles en el diagnóstico precoz de retraso mental, trastorno cerebral orgánico y trastornos del aprendizaje. Es muy aceptada la escala de Baley del Desarrollo Infantil, sus 3 escalas son: motora, social y comportamental y se consideran complementarias.

Test de comportamiento típico: motivación, actitudes y personalidad:

En este tipo de test ninguna respuesta puede ser calificada como correcta o incorrecta, se evalúa el comportamiento habitual de los individuos; recurriendo a distintas afirmaciones ante las cuales el examinado debe indicar su nivel de acuerdo o agrado y comprenden las medidas de rasgos de personalidad, intereses y actitudes, así como de otros constructos afectivos y motivacionales relacionados, como la creencia de la autoeficacia. Los test de habilidades sociales también se incluyen en esta categoría, como los autoinforme.

Los test de respuesta típica son, en su mayoría inventarios de autoinformes sobre sí mismo pero los resultados de estos test deben interpretarse con precaución y no deben ser tomados como único criterio para tomar decisiones clasificatorias o diagnósticas.

Escalas de autoeficacia:

Bandura define la autoeficacia como la creencia en las propis capacidades para realizar determinados cursos de acción, las creencias de las personas acerca de sí mismas son elementos clave para la determinación de su comportamiento y tienen gran influencia en las elecciones efectuadas, el esfuerzo que se invierte, la perseverancia, la ansiedad y la autoconfianza.

Se relaciona fuertemente con los intereses vocacionales pero se trata de una relación asimétrica porque las personas tienden a interesarse por las actividades que se sienten capaces de realizar. También se relaciona con las aptitudes porque las personas se sienten más seguras de emprender aquellas actividades en las que han experimentado éxito, pueden mejorar la predicción del rendimiento pero no depende del éxito previo sino también de otras fuentes como el aprendizaje vicario y la persuasión social.

La teoría social-cognitiva del desarrollo de la carrera (Lent, Brown y Hackert) propone un modelo explicativo de las interrelaciones entre rasgos de personalidad, intereses, habilidades y autoeficacia que contribuye a esclarecer el significado diferencial de esos constructos. Se observan relaciones entre rasgos de personalidad (ligados a lo genético), las aptitudes (hereditarias), la autoeficacia (ligada al aprendizaje) y los intereses vocacionales aprendidos y relacionados con la autoeficacia y las expectativas de resultados e indirectamente con las experiencias de aprendizaje y la personalidad.

Bandura puntualizó, sobre la autoeficacia, que se trata de un constructo aprendido contextualmente- específico, algunos autores postulan que existe un constructo de autoeficacia general y otros postulan que la herencia juega un papel importante en este constructo (Kapplan y Saccuzzo).

Se han construido escalas de autoeficacia para el aprendizaje, la matemática, la computación, la escritura, las conductas de prevención de enfermedades de transmisión sexual, el manejo de la tentación de beber o fumar, la enseñanza y el aprendizaje de idiomas, etc.

Pérez (2001) construyó el Inventario de Autoeficacia para Inteligencias Múltiples (IAMI) con orientación vocacional asociadas a las 8 inteligencias múltiples propuestas por Gardner, incluye 8 escalas obtenidas por análisis factorial, el usuario debe responder de acuerdo a 10 alternativas con evidencia favorable de confiabilidad y validez.

Un concepto relacionado con el de autoeficacia es el de autoestima y autovaloración; la autoeficacia es una dimensión específica y cognitiva del autoconcepto, así como la autoestima es una dimensión global y valorativa del mismo. Grasso desarrolló una escala para medir la autoeficacia en ancianos usando una escala likert de cuatro posiciones.

Inventario de intereses vocacionales:

Han sido definidos como perfiles de agrados o aversiones respecto a actividades relacionadas con carreras u ocupaciones. Un conocimiento adecuado de esta dimensión de la motivación permite predecir el monto de satisfacción que una persona experimentará en el desempeño de una ocupación; estos intereses se relacionan significativamente con la estabilidad y el compromiso y otros investigadores dicen que están relacionadas con otras variables psicológicas como habilidades, rasgos de personalidad.

Los inventarios de intereses son los instrumentos más utilizados en el contexto de elección de carrera donde se les solicita a los individuos que indiquen sus preferencias vocacionales a partir de lo cual se pueden obtener puntuaciones finales que representan el perfil de intereses. Suelen utilizarse para seleccionar metas vocacionales, confirmar elecciones previas, descubrir campos de actividad laboral, incrementar el autoconocimiento pero no dicen sobre el éxito académico u ocupacional.

Debe evitarse en la práctica profesional usar inventarios de intereses para orientar de manera específica a los estudiantes, se recomienda confiar en los resultados de estos instrumentos a partir de los 25 o 17 años porque los intereses ya son bastante estables a esa edad.

La teoría de Holland, el paradigma más influyente, es un modelo de congruencia entre los intereses y habilidades de una persona, por un lado, y los factores inherentes a su ambiente por otro. Según esta modelo teórico existen 6 tipos de personalidad: realista, investigador, artista, social, emprendedor y convencional (RIASEC) que determinan 6 patrones análogos de interese y dependen también de una serie compleja de acontecimientos familiares.

Una iniciativa interesante es el Test Visual de Intereses Profesionales (Tatreau y Trahan) basado en el modelo de Holland que utilizan 80 fotografías para atenuar los problemas de sesgo cultural.

Recientemente se construyó un nuevo inventario de intereses, el Personal globe Inventory (Tracey) semejante al RISEC pero con mayor especifidad,

Si bien existe evidencia genética sobre los intereses vocacionales existen interrogante básicos que deberán ser resueltos en el futuro pues por ejemplo el RIASEC es altamente descriptivo pero no toma en cuenta bases bilógicas.

Estos test presentan dificultades considerables si se empelan de modo transcultural por las traducciones las adaptaciones que pueden traicionar las intenciones originales del autor, las literales por la equivalencia semántica y la diferente frecuencia de uso de las palabras en lenguas diversas que no alcanzan a expresar la precisión de los significados de los ítems en sus versiones originales. El papel de los factores culturales también puede falsear la prueba que implica los riesgos de emplear de un modo acrítico los test construidos en otras culturas. Flogiatto realizo el Test de Intereses Profesionales con el lenguaje actual e los jóvenes de Argentina, su última revisión (CIP-R) es asistida por computadora y se integra al Sistema de Orientación Vocacional Informatizado que incluye también al IAMI. El CIP-R comprende 15 escalas con 114 ítems con 3 alternativas de respuestas; posee buenas propiedades de confiabilidad y validez de criterio y el aspecto criticable es que su construcción ha sido empírica.

Escala de actitudes:

Las actitudes se refieren a disposiciones aprendidas para responder positiva o negativamente ante objetos sociales particulares; son tendencias individuales a reaccionar positivamente o negativamente frente a un valor social aunque a veces es difícil diferenciar las actitudes de los intereses; la diferencia esencial entre estos 2 constructos radica en los ámbitos de la psicología donde se apliquen: los intereses miden patrones de preferencias y rechazo por áreas de conocimiento o trabajo y las escalas de actitudes generalmente miden patrones de preferencias y rechazo por creencias e ideologías y por consiguiente son más empleadas en la psicología social o política,

Las escalas de actitudes surgieron como una preocupación de los investigadores frente a la problemática de la aceptación social de grupos diferentes. La primera escala de distancia social se hizo de clasificación racial y religiosa en función de aceptación; después de la 2º guerra mundial hubo mucha producción de escalas de actitudes.

La medición de actitudes tiene múltiples aplicaciones y distintas variantes aunque las más usadas son los likert y se caracterizan por presentar afirmaciones (ítems) que deben responderse empelando una escala de 5 o 7 alternativas que indican el acuerdo del entrevistado con el contenido del enunciado.

El desarrollo de escalas de actitudes consiste en elaborar un conjunto de ítems relativos a la dimensión que se pretenda medir y asignar Nº a las diversas alternativas de respuesta de los ítems y estos Nº reflejan la intensidad de la actitud, positiva o negativa que posee un sujeto. La confiabilidad y validez de los procedimientos de estos test no difieren de los anteriores.

Aiken construyó una escala de likert de actitud ante la matemática que fue adaptada por Murat para nuestro medio. Otra escala citada frecuentemente es la de roles sexuales de Bem que miden actitudes hacia la feminidad o masculinidad donde cada ítems describe algunas características personales típicas de los géneros con una escala de 7 puntos. Tornimbeni y González elaboraron para nuestro medio una escala de actitud frente a la investigación.

Inventario de rasgos de la personalidad:

El termino personalidad es empelados en diferentes acepciones, la mayor de las definiciones coinciden en que hace referencia a las tendencias afectivas básicas de una persona y estas disposiciones confieren una relativa estabilidad al comportamiento individual adaptada a diferentes situaciones y contextos.

Según Nunnally el estudio de la personalidad se centra en 2 grandes problemas:

-Cuáles son los rasgos dominantes de una persona en un momento determinado de su historia personal.

-Qué factores determinan ese perfil de personalidad.

La medición de la personalidad atañe principalmente al primer punto y su propósito principal es describir a los individuos sobre la base de sus rasgos de personalidad predominantes y el segundo plano se relaciona con la herencia y la experiencia.

En algunas teorías contemporáneas como la de los 5 factores se entienden como hereditarios de modo bastante similar al concepto de temperamento o naturaleza emocional de las personas, Algunas orientaciones temperamentales positivas (extraversión, amabilidad) o negativas (neuroticismo) pueden distinguirse en la 1º infancia.

Los rasgos de personalidad se relacionan con la conducta típica de las personas en su vida cotidiana y se utilizan preferentemente los inventarios autodescriptivos o de autoinforme.

Las opciones de respuestas pueden ir un formato dicotómico (Si-No) a un tipo Likert. Se recomienda incluir varias alternativas de respuestas para mejorar la variabilidad de las respuestas lo que aumenta su confiabilidad y validez.

Se utilizan en ámbitos tan diversos como en la clínica, ocupacional y la investigación pero en los autoinformes es probable que los sujetos falseen las pruebas.

Pueden distinguirse diferentes tipos de inventarios de personalidad que evalúan rasgos psicopatológicos y los que miden la personalidad normal. En los 1º su uso es clínico, uno de los más usados es el MMPI para diagnosticar trastornos psicológicos que comprende áreas como actitudes sexuales, educación, ocupación, familia, salud, síntomas psicosomáticos, manifestaciones neuróticas y psicóticas de la conducta; la versión revisada y actualizada es al MMPI-2. Este test en algunos países como EEUU es aceptado como evidencia adicional en un proceso judicial.

Otros inventarios miden un trastorno más específico como el BDII que es un inventario de la depresión.

Entre los más usados para evaluar los rasgos de personalidad en personas sin trastornos psicológicos severos son: 16PF-5, el EPQ-R y el NEO-PI-R.

La teoría de los 5 factores mide predisposiciones no patológicas; la de 5 dimensiones afectivas básicas son estabilidad emocional, extroversión, apertura, responsabilidad y amabilidad; la teoría PEM de EYSENCK propone tres factores (neuroticismo, psicoticismo y extraversión). Pueden establecerse relaciones entre ambas teorías.

El dominio de la personalidad es altamente controversial. NEO-PI-R mide cinco factores y treinta facetas específicas, se emplea en diferentes áreas como la laboral, investigación, ocupacional, clínicos y para diseñar programas de intervención preventivos. Las investigaciones demuestran que los factores Responsabilidad y Apertura son predictivos del rendimiento académico y ocupacional y extraversión y neuroticismo están asociados con la satisfacción en el empleo y el bienestar psicológico general.

Otra estrategia para medir la personalidad son las técnicas proyectivas que emplean estímulos (ítems) y se espera que los sujetos proyectos sus sentimientos, deseos y emociones; como tienen varias limitaciones se aconseja que se hagan más para investigación que para diagnóstico pues poseen pobre confiabilidad, baja validez, carencia de un método objetivo para puntuar e influencias contextuales. El test de psicodiagnóstico Rorschach incluye diez láminas y las características de las respuesta son interpretadas por medio de parámetros establecidos, tales como atender los detalles o a la figura global; o responder preferentemente al color o a la forma.

Inventarios de habilidades sociales

Es un constructo de la psicología cognitiva-comportamental de gran interés para la evaluación clínica, educativa y ocupacional. Las habilidades sociales ( HHSS ) se definen como el conjunto de conductas que favorecen el desarrollo social de la persona y por medio de las cuales ésta expresa sus sentimientos actitudes, deseos, opiniones o derechos de un modo adecuado a la situación, respetando la expresión de esas conductas en los demás; incluye varios subcomponentes como las habilidades conversacionales, habilidades heterosociales de concertación de citas, habilidades para entrevistas de trabajo, oposición y aceptación asertiva.

Se han construido varias medidas de autoinforme como el inventario de asertividad de Rathus y la escala multidimensional de expresión social; algunos instrumentos han sido adaptados pero carecemos de inventarios locales de evaluación de constructo. En el último tiempo se han construido test que no solo contemplan características intrapsicológicas (cognitivas o afectivas) sino que también miden aspectos relacionados con los diferentes ambientes en los cuales se mueven los individuos, se usan en el ámbito escolar para medir estilos de afrontamientos en niños y estilos parentales

similar:

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconPrograma para Desarrollar la Inteligencia Práctica en la Escuela 13
«la inteligencia es la capacidad de adquirir capacidad», de Woodrow, o «la inteligencia es lo que miden los test de inteligencia»,...

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconEsto es todo lo q encontré de inteligencia y oligofrenia, lo resaltado...
«la inteligencia es la capacidad de adquirir capacidad», de Woodrow, o «la inteligencia es lo que miden los test de inteligencia»,...

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconEnsayo sobre Inteligencia Múltiple e Inteligencia Emocional

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconSe define la inteligencia artificial como aquella inteligencia exhibida...

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconEl racismo de la inteligencia (1)
«científica» de los go­bernantes (basta con pensar en el papel de las ciencias en la selección escolar, donde las matemáticas se...

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconLa suspensión de los lanzamientos en la ejecución hipotecaria1

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades icon2111754 – C. L. A. S/ Ejecución de pena privativa de la libertad recurso de inconstitucionalidad

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconInvestigación, diagnóstico, planeación, ejecución, fase preparatoria,...

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconReglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, básica de residuos tóxicos y peligrosos

Test de ejecución máxima: inteligencia, aptitudes y habilidades iconPruebas o test




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com