Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas




descargar 115.48 Kb.
títuloProrroga veda extractiva del recurso algas pardas
página1/12
fecha de publicación02.02.2016
tamaño115.48 Kb.
tipoDirección
b.se-todo.com > Documentos > Dirección
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
sub.pescacolorespañol.jpg

INFORME TÉCNICO (RPESQ) N° 169/2012
PRORROGA VEDA EXTRACTIVA DEL RECURSO ALGAS PARDAS Lessonia nigrescens, Lessonia trabeculata y Macrocystis spp. EN LAS REGIONES XV, I y II

lessnig002.jpg
Unidad de Recursos Bentónicos

Dirección Zonal de Pesca XV-I-II Regiones

Subsecretaría de Pesca


Octubre de 2012

INDICE


1.INTRODUCCIÓN 3

2.OBJETIVO 5

3.ANTECEDENTES BIOLÓGICOS 5

3.1.Taxonomía 5

3.2.Distribución 7

3.3.Edad y crecimiento 8

3.4.Morfometría 9

3.5.Liberación de esporas 9

3.6.Reclutamiento 10

3.7.Reproducción 10

3.8.Ecología 12

3.9.Unidades de stock 13

3.10.Mortalidad 13

3.11.Estructura de edad y tallas 14

3.12.Relación Longitud-Peso 14

3.13.Talla y Edad Crítica 15

3.14.Evaluación indirecta 15

3.15.Evaluación directa 16

3.16.Ambiente y Oceanografía 16

4.PESQUERÍA 17

4.2.Caracterización de la Pesquería 17

4.3.Desembarque 18

4.4.Esfuerzo de pesca 20

4.5.Rendimiento de pesca 22

4.6.Precios playa 22

5.ANALISIS 22

6.CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 23

7.REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS 25




  1. INTRODUCCIÓN


La aplicación de prácticas responsables tiene como objetivo asegurar la conservación, la gestión y el desarrollo eficaces de los recursos acuáticos vivos, con el debido respeto del ecosistema y de la biodiversidad, reconociendo la importancia nutricional, económica, social, cultural y ambiental de la pesca y los intereses de todos aquellos que se relacionan con el sector pesquero (FAO, 1995).

En este contexto, Chile reúne en la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) el cuerpo normativo que ordena la actividad pesquera extractiva, de acuicultura y de investigación que se realice en aguas nacionales, de tal forma de dar sustentabilidad a los recursos pesqueros.

La LGPA define la veda extractiva como la “prohibición de captura o extracción en un área específica por motivos de conservación” (Artículo 2°, Número 47). El Título IV de la LGPA sobre la Pesca Artesanal, señala que se podrán aplicar vedas extractivas por especie en un área determinada “En el área de reserva para la pesca artesanal indicada en el artículo anterior, así como en las aguas terrestres, además de las facultades generales de administración de los recursos hidrobiológicos mencionados en el párrafo 1º del título II, podrán establecerse, por decreto supremo del Ministerio, previos informes técnicos de la Subsecretaría y del Consejo Zonal de Pesca respectivos” (Artículo 48, letra a).

En Chile, las algas marinas son exportadas y utilizadas como materia prima, en la industria local de alginatos, carragenanos y agar; y en menor grado, consumidas como alimento. Durante la última década, la creciente importancia económica por estos recursos ha llevado a niveles de explotación de 270.000 a casi 470.500 toneladas secas por año, con un retorno de US $ 25 millones a US $ 26,8 millones. Las algas tienen una importancia social relevante, dado que la recolección es realizada por algueros, pescadores artesanales y sus familias, quienes dependen total o parcialmente de estos recursos. En algunos casos, la importancia social es mayor ya que la actividad de recolección y cosecha es realizada por personas que conforman un grupo social de extrema pobreza y marginalidad. Las algas son también ecológicamente importantes, son la base de cadenas tróficas bentónicas, constituyen hábitat y refugio, conformando zonas de reproducción, asentamiento larval y reclutamiento de numerosas especies de invertebrados y peces. En áreas intermareales y submareales someras del norte de Chile el huiro negro, huiro palo y huiro actúan como especies fundacionales e ingenieras de estos ecosistemas costeros, albergando otras especies de importancia económica y social (e.g. lapas, loco, erizos, peces) (Vázquez et al., 2010).

En Chile, la pesquería de algas pardas escapa a los patrones tradicionales establecidos para otras pesquerías bentónicas. La utilización como materia prima ha estado históricamente sustentada por la recolección de la mortalidad natural de las poblaciones intermareales y submareales. La biomasa destinada a la industria del alginato es secada, enfardada y vendida a intermediarios en playa, que las llevan a las plantas de proceso y de picado ubicadas principalmente entre la II y V Región (Vázquez et al., 2010).

Las algas pardas representan una importante pesquería de la zona norte de Chile en cuanto al volumen desembarcado dentro del grupo de los recursos bentónicos, en cuanto a la incidencia en los desembarques y en cuanto a la percepción de los pescadores. En términos de composición de especies, la actividad en la zona norte las sustentan las capturas de los recursos huiro negro, huiro, huiro palo y Pelillo (Gracilaria spp.), siendo el primero, el que constituye en promedio, más del 85% del desembarque total entre la I y II Región (Pizarro et al., 2009).

El año 2005 se estableció una veda extractiva del alga debido a que el recurso alcanzó su plena explotación, prohibiéndose su remoción directa, segado, recolección del varamiento, así como su comercialización, transporte, procesamiento, apozamiento, elaboración, transformación y almacenamiento de las mismas especies como de sus productos derivados.

Para dar continuidad a la pesquería de algas pardas en la zona norte de Chile, la actividad extractiva se mantuvo bajo Pesca de Investigación (Pinv), cuyo objetivo fue el ordenamiento del sector.

Durante Enero de 2011 se acordó el plan de actividades en las Mesas de Trabajo público-privadas de la I y II Regiones, las cuales consideraban realizar modificaciones a las Pinv y estudiar los criterios de explotación que debían implementarse en los planes de manejo, los que también se desarrollarían en el marco de la figura de Pinv. Todas estas acciones se proyectarían a partir de noviembre de 2011, dado que las Pinv vencían el 31 de octubre de 2011, tanto para la I Región de Tarapacá (R. Ex. N°3659 de 02/Nov/2009) como para la II Región de Antofagasta (R. Ex. N°3640 de 30/Oct/2009).

No obstante lo anterior, producto del el Dictamen N°40152 de la Contraloría General de la República del 28 de Junio de 2011, que señala que “la pesca de investigación no constituye, por su naturaleza, una medida de manejo u ordenamiento de la actividad pesquera, sino una labor cuyos resultados pueden ser utilizados por la autoridad a objeto de evaluar la fijación de tales medidas generales” y que “si la autoridad administrativa llegare a hacer uso de su facultad de autorizar actividades de pesca de investigación con una finalidad distinta a la perseguida por la ley, tal decisión quedaría afectada por una desviación de poder y viciado el acto que la sanciona”, no fue posible dar continuidad a las Pinv.

Dado el dictamen de Contraloría, no fue posible modificar y/o dar continuidad a las Pinv más allá de los plazos establecidos, por lo tanto se hizo necesario recurrir a modificaciones normativas, que permitieran dar sustentabilidad y continuidad a la pesquería de algas pardas a contar del 31 de octubre de 2011.

Entre esas medidas la Subsecretaría de Pesca presentó a trámite un Proyecto de Ley que contaba entre otros aspectos la regularización de pesquerías artesanales; regulación de cesión de asignaciones; plan de manejo de recursos bentónicos y regulación de la pescas de investigación, el cual no fue aprobado antes de la fecha de término de las Pinv (31 de octubre de 2011) siendo aprobado finalmente en el parlamento a fines de ese año y promulgada como Ley 20.560 en enero de 2012.

En este contexto, se recomendó a las mesas público-privadas, una propuesta alternativa para dar viabilidad a la pesquería de algas pardas:

  • Suspensión del cierre de la inscripción en el RPA (Res. Ex. 2947 del 17/Nov/2011), autorizando la inscripción de un número limitado de pescadores artesanales en el RPA.

  • Modificación del D. Ex N° 1310 del 4/Dic/2010 mediante D. Ex. N°1011 del 4/Nov/2011 que prorrogó la veda extractiva hasta el 31 de octubre de 2012 y autorizó sólo la recolección de alga varada naturalmente.

Actualmente, la pesquería se desarrolla en el marco del D. Ex. N°1011, mientras que paralelamente se está elaborando el Plan de Manejo de acuerdo a la Ley 20.560 de 2012, cuya aprobación requerirá un tiempo que excede el plazo de vigencia de la veda extractiva.

En este contexto, se entregan los antecedentes técnicos que justifican la prórroga de la veda extractiva en la XV, I y II Regiones.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

similar:

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconEl término Ayurveda proviene del idioma sánscrito, antigua lengua...

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconCuota global de captura para la pesqueria del recurso jurel, AÑO 2001

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconBibliografíA: algas de galicia

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconLas transformaciones del futuro ya no son especulaciones, están en...

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconAlgas y bacterias pgpr en la Transferencia Horizontal Genética

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconPara contratar la prestación de servicios de diseño y producción...

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconClasificación y sistemática de las algas y su ubicación dentro de los seres vivos

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconImplementacion de un recurso didactico para el mejoramiento del entorno...

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas iconResuelve la Sala el recurso de apelación interpuesto por la defensa...

Prorroga veda extractiva del recurso algas pardas icon¿Es procedente el recurso de casación?




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com