La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica




descargar 1.23 Mb.
títuloLa propuesta de una fonoaudiología psicodinámica
página3/23
fecha de publicación04.02.2016
tamaño1.23 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

13. Aspectos psicológicos de la entrevista fonoaudiológica


14. Medios auxiliares de valor psicoterapéutico utilizados por el reeducador.

15. La presencia de la transferencia en las reeducaciones y su instrumentación
La consideración conjunta de estos tres últimos ítems justifica por sí misma la importancia del aporte psicodinámico al especialista. Las tareas de rehabilitación se inician a partir de la relación personal del eventual paciente con un adulto permisivo y comprensivo, en un clima cálido, orientado hacia el trabajo correctivo y madurativo, alejado de toda evocación de experiencias traumáticas de aprendizaje. Para alcanzar esta finalidad, el profesional intentará lograr la disminución de temores y ansiedades, desarrollando simultáneamente el juicio de realidad. La primera consulta y entrevistas subsiguientes requieren de una organización espacio temporal y vincular que se enriquece desde la perspectiva teórica y que junto al registro anamnésico suma el estudio y la utilización del comportamiento total del sujeto en el curso de la relación establecida. Asimismo, las actividades lúdicas, plásticas y gráficas, el uso de material literario y las dramatizaciones, elementos todos a los que se recurre con el objeto de motivar y animar las sesiones de rehabilitación, son por otra parte instrumentos habituales de las técnicas psicodiagnósticas y psicoterapéuticas y portadores, por tanto, de significados profundos para la mejor compresión de los pacientes. Por medio de ellos podrán captarse sentimientos subyacentes, variaciones comportamentales, conflictos y disposiciones transferenciales que orienten la actuación y respuestas adecuadas del profesional.

ORÍGENES Y EVOLUCIÓN DE LOS SISTEMAS AUDIOFONÉTICOS
Hay suficiente yo al nacer. Según la teoría del psiquismo fetal el yo existe desde la célula huevo como un yo corporal, perceptor y efector. La memoria evolutiva de la especie o filogenia y el plan particular de formación de un individuo u ontogenia están radicados en los genes; estos órganos, en la imaginería analítica, se equipararían a la corporalidad de un Yo. A su vez, este Yo tendría capacidad de lectura o transducción de las estructuras genéticas realizando su programa con absoluta fidelidad de no mediar causas perturbadoras. Para el desarrollo material de este programa contaría con los suministros que le llegan por el cordón umbilical de manera continua: hidratos de carbono, aminoácidos, ácidos grasos, agua, minerales, vitaminas, anticuerpos, oxígeno, calor, etc. Su medio externo y proveedor es el cuerpo de la madre que lo protege del exterior y le aporta todo lo que requiere a través de la placenta.

La madre respira, termorregula, come para el feto, aunque éste desconozca el mundo en el cual ella se mueve y sus esfuerzos. La teoría del psiquismo fetal ha querido ver en esto una posición maníaca o de negación de la realidad por la cual esa psiquis estaría animada por la omnipotencia que consiste en que basta desear para tener. Como consecuencia, no existirían esperas ni desniveles metabólicos, lo que pudiera percibirse como placer o displacer. El embrión está instalado en una forma del Nirvana el cual al fin se desestabilizaría con las ansiedades del parto.

Con todo, la indemnidad embrionaria y fetal es relativa. Cientos de sustancias pueden afectarlo negativamente, así como las radiaciones, el tabaquismo o la desnutrición de la madre.

El cordón umbilical no tiene inervación, no obstante, el desarrollo de los sentidos fetales lograrán un alcance que va más allá de su continente biológico; tal la escucha2.

La acción de la gravitación es moderada por la hidrodinámica de la bolsa fetal y en cuanto al olfato anticipará los mecanismos de adaptación postnatal gracias a la información previa de los olores maternos.

Con el corte del cordón el yo fetal se escinde y de esta disociación una parte seguirá operando con los objetos ideales internos en tanto que la otra intentará entrar en contacto con sus equivalente externos: el oxígeno aéreo que reemplace al que recibió hasta entonces por vía sanguínea, el olor del cuerpo de la madre con el cual re-fusionarse y el equivalente alimenticio oral. El estado de Nirvana es reemplazado por un ritmo cíclico de acumulación y descarga del cual dependerá la insatisfacción y la satisfacción.
EL GRITO Y LLANTO DEL RECIÉN NACIDO

Implican la descarga de las tensiones primitivas acumuladas durante el trabajo de parto. Desde el punto de vista del aparato psíquico tales procesos corresponden a los mecanismos fundamentales de la introyección y la proyección. El freudismo había destacado que el acto de nacer es el prototipo de toda situación de angustia, resultando significativo que la primera angustia sea de naturaleza anóxica y corresponda a la separación del cuerpo de la madre. M. Klein, por su parte, interpreta esta angustia como la acción interna del instinto de muerte y remarca su vivencia persecutoria. Por ella, la pérdida del estado intrauterino y las primeras relaciones con el mundo exterior quedarán registradas como un ataque de fuerzas hostiles.

Estos modelos implican la pérdida de algo imprescindible para el metabolismo y la existencia de un Yo perdedor que responde, incapaz de toda defensa, con excitación explosiva y difusa.
LA ETAPA PRE-ORAL RESPIRATORIA

La inhibición de la actividad respiratoria prenatal es superada al nacer gracias a estímulos sensoriales y químicos que dirigen el cambio adaptativo actuando al borde mismo de la asfixia. A los primeros días de insuficiencia metabólica le sigue un período de estabilización de los mecanismos respiratorios, circulatorios, de excreción, etc. que sirven a la recuperación hídrica y plástica y ponen al neonato en las condiciones de un lactante. Pero antes de lograrlo se desarrolla un período de desorganización yoica de la cual surge un conglomerado de protoyoes, cada uno ligado y desarrollándose sobre la base de experiencias de calidad diferente e independiente entre sí, que van desde la terrible imagen persecutoria de la asfixia a la gratificante vivencia de la oxigenación.

Los núcleos de estas experiencias residentes en el yo reorganizado posibilitarán una oportunidad de experimentación respiratoria, en un juego donde lo apostado es la deuda de oxígeno. Sus límites son el miedo y el llanto con producción de anoxia, la angustia y el espasmo del sollozo, el falso crup, el asma; formas condicionadas por el reclamo de seguridad.
LA FUNCIÓN OLFATIVA

Aunque en las primeras horas de la vida la respiración constituye una función fundamental de sobrevivencia y aún no poniendo en duda su trascendencia biológica y fantasmática; es la olfacción la que al nacer puebla en el psiquismo -un paso más allá de la necesidad- las imágenes elementales asociadas al el goce y al deseo. El olfato precede a la respiración aérea en la función adaptativa. Como sentido químico es independiente y obra desde antes, preparando al feto para el reconocimiento postnatal de la madre. Los primeros intercambios significativos para la vida afectiva del bebé se dan en el mundo de aromas exclusivos que hacen de su "madre olorosa" el primer eslabón de conocimiento, la primera forma de incorporar al mundo con un inicial criterio de realidad. Si al momento de nacer se le brinda la oportunidad de que lo acerquen al cuerpo de su madre, el niño podrá tranquilizarse, serenarse, organizarse. El placer de oler a la madre eleva a la mucosa olfativa a la categoría de zona erógena, potencializándose como tal en la nutrición. Luego será por la erotización del olor del padre, como distinto y defusionante, con todas las implicancias conflictivas que esta experiencia ocasiona.
LA INTERACCIÓN MATERNO-FILIAL

Todo lo afectivo y social se troquela en el primer período de la vida. Del estudio minucioso de las interacciones establecidas entre los lactantes y aquellas personas encargadas de su atención surge:


  • Los recursos propios de una madre para la apertura de esta interacción son sus expresiones faciales, vocalizaciones, miradas, presentación de la cara y otros movimientos de su cabeza y su aproximación.

  • El niño nace con un grado sorprendente de madurez neuromuscular y facial y en poco tiempo habrá incorporado estimulaciones y presencia respondiendo a ellas con expresión atenta e interesada y el recurso de la sonrisa.

  • Del estudio comparado de la voz materna se llegó a la conclusión que aún perteneciendo a distintos continentes las madres proceden de manera muy semejante: utilizan una sintaxis simplificada, párrafos breves, muchos sonidos desprovistos de sentido. Aunque el contenido vocal sea diverso importan los rasgos prosódicos. Utilizan tonos altos, parrafadas en tono de falsete, a veces para hablar realmente y otras para lanzar chillidos o exclamaciones mezcladas con palabras. Para delicia del niño las madres producen cambios súbitos de la voz a un tono gutural, hablan en broma con voz de bajo, mezclan palabras y sonidos de tipo onomatopéyico.

  • El bebé aprende a invitar a su madre a jugar iniciando una interacción con ella a partir de la cual se va adiestrando en el modo de mantener y modular una corriente de intercambio.

  • Las madres exageran el tono de su voz como si lo estuvieran preparando para todos los registros; expresan emociones enfatizadas y fingidas, exuberantes exclamaciones. Crescendos, decrescendos, glisandos, diálogos imaginarios.

  • El bebé sabe también como moderar o suspender el juego. Utiliza el desvío de la mirada, el cambio de la emoción positiva a negativa con una mueca o gesto serio.

  • Hacia finales del sexto mes ha concluido la misión de esta etapa. Ya el lactante tiene esquemas del rostro, de la voz y del tacto humano. Ha llegado a conocer la cara, la voz, el contacto y los movimientos de la persona que le proporciona los primeros cuidados. Ha captado el comportamiento humano y el significado de los cambios y variaciones.

  • A los seis meses aparece el interés por la manipulación de los objetos que se constituyen en intermediarios de la relación con ella.



EL ESFÍNTER LARÍNGEO

A las funciones respiratoria y fonadora de la laringe debe sumarse su intervención en la ingesta, micción y defecación. Se trata de concebir la laringe como esfínter y ubicarla evolutivamente en los psicodinamismos del yo incipiente.

A la edad de dos años el niño ha logrado vencer la fuerza de la gravedad con la estación bípeda, la marcha, la carrera y el salto; utiliza adecuadamente la pinza dígito-pulgar y goza de otras muchas adquisiciones, pero aún sus contenidos fecales y urinarios se le aparecen bruscamente e imponen. La oposición voluntaria a la evacuación señala un nuevo paso evolutivo que implica el aumento del tono esfinteriano uretral y rectal así como la tensión vesical y defecatoria. La inquietud motora o bailoteo se manifiesta como reacción sensitiva generalizada junto al descubrimiento de poder influir activamente sobre ella mediante el control esfintereano, prolongando o acortando la excitación.

La laringe ejerce actividad esfinteriana durante la retención y luego sobre el pujo evacuatorio, reapareciendo su acción en toda situación de esfuerzo generalizado. El mecanismo coordina detención de la respiración, cierre de la glotis, retención de aire en la caja torácica, contracción diafragmática y abdominal. El pujo es más intenso, prolongado y repetido cuando se aplica a los contenidos rectales. Depende de la capacidad respiratoria y de la sensibilidad informativa de la mucosa de la zona esfinteriana.

La participación de un órgano en diversas funciones así como sus improntas evolutivas se integran a otras experiencias con consecuencias psicológicas; por tal razón han de ser tenidas en cuenta en el momento de diagnosticar la pluricausalidad de un síntoma. Desde el llanto de un recién nacido por hambre dolor o miedo a las gratificaciones que moviliza su llamada, desde los gorjeos de satisfacción y el jolgorio del juego a los arrullos del sueño, desde las formas sonoras a las formas verbales, la integración laringo-gloso-labial, a medida que enriquece el lenguaje, atenúa las tensiones interiores y participa en la configuración de la vida afectiva. La descarga tensional laríngea, intensa en el llanto o suave y grave en la satisfacción, sigue también la vía centrífuga de los emuntorios. Con la discriminación de las funciones los sólidos pasarán a ser patrimonio de lo rectal, los líquidos de lo vesical, el aire de lo pulmonar, la espiración de la fonación. Más en lo profundo del psiquismo quedan asociadas con la ingesta y la expulsión. Tensiones mentales y tensiones fisiológicas se vinculan a la función del lenguaje, siendo la laringe vehículo de estos contenidos y esfínter que los controla y regula.
BIBLIOGRAFÍA
Castelnuovo, A.P.: "Función respiratoria, angustia y función del Yo". Revista de

Psicoanálisis. Tomo XXVIII. N.2. Argentina. 1971.
Delgado, L.C.H. - García, G.V.: La etapa nasal. Galerna. Buenos Aires. 1992.
_ : El amor ciego. Grafi-k. Buenos Aires. 2009.
_ : La etapa nasal. Indicadores olfativos en la clínica y el psicodiagnóstico. 2010. Internet: Mozillia Firefox

Delgado, L.C.H. : "La etapa nasal". Revista Fonoaudiológica (ASALFA) Tomo 39, N.1. Buenos Aires. ! 993.

Fenichel, O.: Teoría psicoanalítica de las neurosis. Paidós. Buenos Aires. 1957.
Ferenczi, S.: Teoría y técnica del psicoanálisis. Paidós. Buenos Aires. 1967.
Macfarlane, J.A.: Psicología del nacimiento. Morata. Madrid. 1978.
Rascovsky, A.: El psiquismo fetal. Paidós. Buenos Aires. 1967.
_ : Curso del Doctorado de Psicología Clínica. Universidad de

Belgrano 1982-1983.
Rojas Bermúdez: Núcleo del Yo. Genitor. Buenos Aires. 1979.
Stern, D.: La primera relación madre hijo. Morata. Madrid. 1978.
Tallaferro, A: Curso básico de psicoanálisis. Paidós. Buenos Aires. 1965
Vera, R.A.: Psicología Clínica. Teoría de la técnica. Tesis doctoral. Universidad

del Museo Social Argentino. 1971.


PROGRESIONES Y SUBLIMACIONES DE LOS SISTEMAS AUDIOFONÉTICOS
Es de esperar que el desarrollo fisiológico de las funciones biológicas alcance un óptimo. Al concepto de salud se le suma el de plenitud funcional, y es por este último factor que la capacidad potencial pueda ser exigida y llevada a nuevas adaptaciones y rendimientos que sobrepasen los desarrollos habituales que alcanzan en otros sujetos sanos. La cuestión de una progresión en cualquier sistema, tal el fonoaudiológico, puede estar enmarcada dentro de los presupuestos de un buen organismo, como suponer una dotación o talento especial que ponga a ese organismo en el ápice de las variaciones normales; pero también estas progresiones pueden llevarlo al límite de su equilibrio, requerir adaptaciones compensatorias dudosas y generar una serie de patologías específicas. Por tal razón la progresión de un sistema requiere del entrenamiento dirigido y el soporte profiláctico de los especialistas.

La psicología profunda señaló que el movimiento energético tiene una dirección, diferenciando en ella un movimiento progresivo y otro regresivo. Ambos debieran ser interpretados como movimientos vitales y no el primero como desarrollo y el segundo como involución. La progresión se relaciona con el continuo y libre avance del proceso de adaptación a las exigencias de la vida y a la diferenciación necesaria del tipo de actitud y función. La regresión puede poseer también un valor positivo participando en la coordinación de los contrarios y representando la necesidad de adaptación a lo interior. A todo rendimiento incrementado debería corresponderle la correcta solución de los conflictos que genera.

La auténtica involución se produce por fallos de la adaptación consciente tanto a lo externo como a lo interno. El estancamiento del movimiento regresivo puede ser causa de neurosis, pero también lo será el de la progresión si rechaza la regresión necesaria para el examen de los correlatos inconscientes de la intención progresiva.

Esfuerzo y fatiga, volición y reacción emotiva, intención y agotamiento, conciencia de situación y conocimiento de lo propio, son la diástole y la sístole de un mismo suceder vital, que implican en última instancia a la dinámica energética enriqueciéndose en la libre y plena disponibilidad para la vida del mundo y del espíritu.
LA VOZ

Su multidimensionalidad no puede ser determinada de un modo preciso. Considerada en las distintas actividades del hombre integrará con magnitudes diferentes los elementos básicos de la respiración, tono laríngeo, resonadores y la actividad del sistema nervioso central. El Dr. F. S. Augspach proponía el siguiente orden entre la voz coloquial y la voz cantada, estableciendo sus distintos requerimientos y poniendo en claro la necesidad de entrenamiento para no correr riesgos desde el punto de vista vocal y de la integridad del aparato fonador:
Voz coloquial

recepcionista

telefonista

docente

docente de música

orador

locutor

pregonero

actor

recitador

cantante
En lo tocante a la personalidad y a las características emocionales del paciente, subraya la importancia de los perfiles psicológicos y la relación entre la tensión muscular y los hechos de la civilización moderna, entre los cuales la atmósfera de competencia afecta negativamente a los órganos vocales. Al respecto afirma que la gran vulnerabilidad funcional del sistema se encuentra en la situación en que laringe y la faringe, por su origen esfintereano, se hacen paradójicamente más accesibles al cierre que a la emisión vocal frente a desequilibrios causados por tensiones internas o como protección contra la hostilidad.

Insiste en la necesidad de diálogo con el paciente para un doble diagnóstico:


  • El de las condiciones de su voz

  • El de los aspectos de su personalidad.


Estos últimos incluyen, junto a lo emocional, los niveles de intelectualidad y estética que requieren las actividades que desea desarrollar.

Determina que de existir un componente emocional éste debe ser tratado previa o simultáneamente al trabajo técnico.
PROGRESIONES DE LA VOZ HABLADA:

En el habla cotidiana no se presta mucha atención a las palabras y se escucha en función del interés por el proceso coloquial en el cual uno se encuentra. Hay rituales estereotipados y fugaces como el saludo, temas que sirven de pasatiempos y en los cuales poco se arriesga, intimidad libre de defensas y hasta un hablar solitario. Sin embargo tiene sentido y efectividad aún en la mera sociabilidad.

La situación cambia cuando el que habla es un docente. No sólo se trata de transmitir o estimular el conocimiento sino ofrecer un modelo del buen decir. Actividad próxima a la actoral en cuanto al uso de entonaciones, ritmos e intensidades, aunque también amenazada por la sonoridad burocrática. El docente ha de tener conciencia de la proyección social de su voz y a la vez ser capaz de retornar, en su medio personal, al decir natural consustanciado con la vida en familia. La progresión profesional de la voz encuentra frecuentemente límites biológicos que deberán ser compensados con la técnica foniátrica y una higiene vocal y estrategias contra los peligros ambientales y el esfuerzo que demanda la tarea.
PROGRESIONES ACTORALES:

La actividad teatral hace del habla una actuación donde sus entonaciones, pausas, arrebatos quedan sometidos a las vicisitudes del texto. A favor de la dotación y talento actoral está la capacidad del dominio de los sonidos para transmitir los menores detalles y matices de la obra, ordenar el parlamento creando la ilusión y el desarrollo dramático que mantenga constante la atención del auditorio y sin perder su timbre flexibilidad y expresión alcanzar la intensidad suficiente para cubrir la escucha del teatro.

El contenido del texto obliga a una alienación de los sentimientos, valores, propósitos y acciones propias; aparentar y fingir. Y al fin, por las exigencias de los ensayos y las múltiples representaciones, superar el doble peligro del desgaste de la autenticidad del personaje o de una identificación excesiva.
PROGRESIONES DE LA ORATORIA: El orador, ubicado en el punto de emisión de un amplio espacio puede contar con progresiones de audio que simplifiquen su esfuerzo, pero en general se verá obligado a desarrollar un poder respiratorio que le permita por sí mismo proyectar sonidos de gran potencia. Más allá de los aspectos foniátricos vinculados a estas actividades el logopeda debe estar preparado para trabajar con una personalidad de acción que privilegia la función apelativa del lenguaje inclinado a la exaltación y a la persuasión y susceptible de perturbaciones pragmáticas. Las implicaciones transferenciales y contratransferenciales de esta relación, que tiene su punto de partida en los conflictos de apreciaciones ideológicas, exigen una actitud atenta para la libre instrumentación de sí mismo y el beneficio del cliente.

Por otra la parte la tensión es un elemento constante, no sólo en su forma reactiva sino intencionalmente al crear atmósferas que faciliten la inoculación de sus ideas. Surge de ello la hiperfunción vocal.
PROGRESIONES DEL CANTO:

La voz es el instrumento musical connatural al hombre, dependiente a su vez de los componentes psicológicos del individuo y su medio ambiente.

Tal dependencia compromete al psicólogo y al fonoaudiólogo a un mayor conocimiento del estilo de vida y las exigencias que pesan sobre un cantante clásico o un actor, aspectos para los cuales aquellos profesionales no están habitualmente preparados. Ésta podría ser la razón por la cual los artistas se confían más en el profesor de canto o en el director teatral plenamente identificado con su existencia pero no siempre idóneo en la profilaxis y educación vocal.

Será fundamental dominar una terminología de contacto, tener conocimientos de música y teatro y hasta haber intentado uno mismo aproximarse al ejercicio de esa labor.

La Fga. J.T.A Davaroff enumera una serie de situaciones vinculadas al stress profesional:


  • Exigencias de directores

  • Puesta en escena

  • Vestimenta

  • Lugares con mucha polución

  • Humo

  • Trabajo exagerado en números de horas

  • Giras

  • Viajes en avión

  • Cambios constantes de clima

  • Falta de sueño

  • Uso de máscaras que alteran la resonancia

  • Uso continuo de espray para mantener el cabello

  • Prótesis bucales para forzar cambios en la articulación

  • La amplia gama de emociones que deben representar

  • La ambición ,el deseo de agradar , la fuerte competencia

  • Estrechez de tiempo para la preparación del repertorio

  • El miedo paralizante al escenario

  • Enfermedades imaginarias y adicciones

  • Trastornos nerviosos autónomos

  • La fatiga crónica

  • Tensiones musculares



El cantante popular suele identificarse con características que entrañan vicios y defectos tales como la nasalización, el vibrato excesivo, el trémolo, pero que aportan a su éxito. Puede que rechace la impostación por temor de alejarse de su propio tono o timbre vocal, entrando en conflicto con la posibilidad de mayor rendimiento con menor esfuerzo.

Llegar a comprender que la tarea fonoaudiológica lo beneficiará al atenerse a su real extensión vocal y tesitura, emparejando el timbre de sus registros, es muchas veces trabajo de persuasión, así como el de aceptar la corrección de la voz hablada apuntando a una correcta y cómoda relación con el tono fundamental que le corresponde.

Las expectativas de avances progresivos y continuos en el rendimiento vocal deben conjugar los aspectos regresivos relativos al descanso y recuperación del esfuerzo, la prevención de patologías tales como la fatiga vocal y el esbozo nodular. La elaboración de los deseos y ambiciones, la solución de los conflictos externos por la competencia o por exigencias de los contratos, prestigio o subsistencia, así como la profundización de la vocación y el amor por el arte, haciendo que el aprendizaje sea placentero y distendido durante los varios años que conlleva.

El concepto de progresión en los sistemas audiofonéticos también incluye el desarrollo de aparatos, tales como lo de Audio y Computación que sirven a la creación de un correcto Esquema Corporal Vocal como los que integran los laboratorios de análisis de sonidos del habla y que permiten la graficación y medición de los principales contornos acústicos del habla y canto: forma de onda, frecuencia, energía, armónicos, resonancia, etc.
A la psicología profunda le corresponde también el concepto de sublimación que evoca la palabra "sublime" como designación de producciones artísticas, sugiriendo grandeza y elevación. Este concepto psicoanalítico ha promovido arduas discusiones ya que lo que en realidad sostiene es, que la cultura ha extraído sus productos más preciados de la energía sustraída a las pulsiones sexuales parciales o perversas.

La definición precisa presupone que tales pulsiones se subliman en la medida en que son derivadas hacia un nuevo fin u objeto no sexual, socialmente valorado. La sublimación sería una adaptación lógica y activa (creativa) a las normas del medio ambiente, de los impulsos del ello rechazados por el yo en conjunción con el superyo, pero permitiendo un cierto provecho para uno mismo y la sociedad. Tales la utilidad y el goce por sus obras.

En cada etapa libidinal -oral, anal, fálica, latencia- existiría una actividad sublimatoria característica; podría interpretarse según esto que los profesionales de la voz -cantantes, locutores, oradores- subliman tendencias orales.

Lo trascendente y controvertido del tema exige una mayor profundización, con mayor motivo cuando a pesar de las frecuentes alusiones falta en la obra de Freud un tratamiento específico. Provisoriamente, la cuestión esencial ligada al tema puede expresarse en los siguientes términos:


  • ¿Lo sublime rige la sublimación o la propia sublimación produce lo sublime?

En "Tótem y Tabú" Freud afirma:
"Sólo en el arte sucede que un hombre devorado por deseos hace algo que se aproxima a una satisfacción y que, gracia a la ilusión artística, ese juego produce una acción sobre los afectos, como si fuera algo real."

BIBLIOGRAFÍA
Augspcah, F.S.: "La voz en la comunicación humana. Los oradores y la voz hablada." Fonoaudiológica. ASALFA. T.38, N.2. Buenos Aires.
_ :"La voz cantada. Los profesionales del canto y sus problemas." Fonoaudiológica. ASALFA T. 38, N.3. Buenos Aires.
Berne, E.: Juegos en que participamos. Diana. México. 1964.
Conte de Cragno, R.: Higiene vocal en el futuro docente. Fonoaudiológica. ASALFA. T.38, N.3. Buenos Aires.
Davaroff, J.T.: "La voz en el arte. Canto y actuación." Fonoaudiológica. ASALFA. T.41, N.1. Buenos Aires.
Delauro,R. - Manno de Delauro, M. : "La voz y el habla en el lenguaje teatral". Fonoaudiológica. ASALFA. T.38, N.1. Buenos Aires.
Facal, M.L.: "La voz del cantante". Fonoaudiológica. ASALFA. T.40, N.2. Buenos Aires.
Freud, S.: Moralidad sexual civilizada y enfermedad de neurosis moderna. 1908. OC.
_ : El malestar de la cultura. 1930. OC.
_ : Totem y tabú. 1913. OC.
Jacobi, J.: La psicología de C.G. Jung. Espasa Calpe. Madrid. 1963.
Lapanche, J.: Pontalis, J.B.: Diccionario de psicoanálisis. Labor Barcelona. 1971.
Pace, A.C. -Iñiguez, M.: "Capacitación de docentes sobre el cuidado de la voz". Fonoaudiológica. ASALFA. T.43,N.2. Buenos Aires.
_ : "La voz en la capacitación docente" Fonoaudiológica. ASALFA. T.42, N.3. Buenos Aires
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

similar:

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconResumen : En lo que respecta a este eje temático nos pareció muy...

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconAproximaciones metodológicas al diseño curricular hacia una propuesta integral

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconLibros, revistas y videos entre la mitología y la reconstrucción:...

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconDe acuerdo con la Contextualización anterior usted deberá efectuar...

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconPrograma fonoaudiologia

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconPrograma: fonoaudiologia

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconPrograma: fonoaudiologia

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconEl presente documento e instrumento Básico y directriz de nuestra...

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconManual guias patologicas de fonoaudiologia

La propuesta de una fonoaudiología psicodinámica iconPrograma: bacteriologia, enfermeria, fisioterapia, fonoaudiologia,...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com