Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas




descargar 199.08 Kb.
títuloLos niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas
página3/5
fecha de publicación05.02.2016
tamaño199.08 Kb.
tipoCursos
b.se-todo.com > Documentos > Cursos
1   2   3   4   5

En este mismo rango de edad y hasta los 11 años (aprox.)

El niño puede confundir los números, las letras o cambiar el orden de éstas en las palabras; presenta dificultades en la pronunciación de las palabras que lee y tiene dificultades para comprender las lecturas.
Posteriormente y hasta la edad adulta

Las dificultades más importantes aparecen en la comprensión de textos y es mayor cuanto más complejo es el texto a leer.
EXPLICACIÓN COGNITIVA DE LA EVOLUCIÓN SINTOMATOLÓGICA DE LA DISLEXIA

Desde el paradigma psicológico del procesamiento de la información estas dificultades se explican porque las personas sin dislexia automatizan procesos que las personas con el trastorno tienen dificultades para automatizar. Para estas teorías el cerebro tiene unas capacidades de procesamiento limitadas y si éstas se superan, se ralentizan los procesos o incluso se cometen errores.
Por eso lo niños pequeños leen de forma lenta, cometen errores en la decodificación grafema-fonema (letra-sonido) y tienen grandes dificultades para la comprensión. Además tienen más dificultades con aquellas palabras menos conocidas o más largas por exigir éstas más recursos cognitivos.

Posteriormente conforme los niños van automatizando la mecánica lectora cada vez tienen más recursos para dedicar a comprender el texto; y finalmente incluso esto se automatiza en gran parte. En los sujetos con dislexia esta automatización se da en menor medida por lo que cometen durante mucho más tiempo errores; e incluso ya de adultos, cuando a simple vista la velocidad y precisión de la mecánica lectora parecen correctas tienen dificultades de comprensión al seguir utilizando la mayor parte de sus recursos en la decodificación grafema-fonema. Así mismo en los adultos con dislexia es común que sigan cometiendo más errores y sean más lentos que los grupos control en la lectura de palabras inventadas o poco comunes.
TRATAMIENTO DE LA DISLEXIA

Tiempo atrás el tratamiento de la dislexia se anclaba en la idea del refuerzo del área de lateralidad, la orientación espacial, la grafo motricidad, la orientación temporal y las seriaciones. Sin embargo actualmente este tipo de tratamientos están prácticamente abandonados.
Indicaciones generales sobre los tratamientos

Una máxima que debe guiar el tratamiento es el “sobreaprendizaje”. Es decir, volver a aprender la lecto-escritura, pero adecuando el ritmo a las posibilidades del niño. También hemos de tener en cuenta que tanto en la escuela como en casa, para un niño disléxico las tareas escolares le van a ocupar más tiempo y esfuerzo que a otro niño cualquiera, lo que las convierte a veces en un trabajo arduo y pesado, y por tanto, una tarea que causa frustración y rechazo. Por ello, en la reeducación es importante encontrar actividades que sean motivadoras para el niño acercándole de una manera más lúdica a la lectoescritura. Además el tratamiento dependerá de la edad y momento evolutivo del niño. La necesidad de este tratamiento diferenciado está muy unida a los cambios en el curso del trastorno.
EL TRATAMIENTO EN LAS DIFERENTES EDADES
En los cursos de infantil

Será fundamental incidir de manera preventiva; y por tanto sobre todos los niños; en los requisitos de la lectura. Entre todos ellos será clave el aumento de la conciencia fonológica. Para ello se utilizarán materiales orales (aún no se ha comenzado la lectura), en los que los niños deberán crear rimas, derivar palabras, dividir palabras en sílabas, etc.
Entre los 6 y los 9 años

Los objetivos serán por un lado aumentar la conciencia fonológica; tanto oral como escrita; y por otro mejorar la automatización de la mecánica lectora. Para lo primero se utilizarán recursos similares a los de la etapa anterior; para lo segundo se tratará de lograr que el niño practique lo más posible la lectura en voz alta. Tanto en este momento, como en los posteriores, es fundamental que el sujeto lea lo más posible como forma de mejorar sus habilidades. Sin embargo esto no es tarea fácil, ya que al niño o adulto con dislexia el leer puede resultarle una tarea agotadora y poco grata. Por tanto será fundamental encontrar textos adecuados a la edad e intereses del sujeto y motivarle de forma que leer le resulte una actividad atractiva. En esta misma línea también será fundamental concienciar a los padres y profesores de estas edades de las dificultades del niño, de forma que no se le exija por encima de sus posibilidades ni se sienta inferior a sus compañeros.
A partir de los 10 años

Está comprobado que es difícil aumentar la conciencia fonológica y la automatización de la lectura. Desde este momento los objetivos serán diferentes; buscando fundamentalmente la enseñanza de estrategias de comprensión de textos (búsqueda de palabra clave, subrayada, resumen, etc.)

Estrategias de compensación

Será en la última etapa (a partir de los 10 años) cuando sea interesante plantear estrategias de compensación de los déficits, como complemento a la rehabilitación. Las estrategias de compensación son todas aquellas que sin modificar las capacidades deficitarias del sujeto le facilitan su adaptación a la vida diaria apoyándose en sus puntos fuertes.
Algunos instrumentos de ayuda pueden ser las calculadoras, grabaciones de voz, tablas de datos o la presencia de un adulto ayudándole con la lectura oral del material de estudio. Los procesadores de texto también son interesantes al corregir instantáneamente muchas de las faltas de ortografía y ayudar a escribir con el soporte de diccionarios personalizados y temáticos que sugieren palabras. Finalmente en los últimos años han aparecido programas informáticos capaces de transformar textos digitales a audio (voz digital) permitiendo la adquisición de conocimientos a través de las capacidades conservadas como la comprensión del lenguaje oral y la memoria auditiva.

Estos programas pueden ayudar al alumno, tanto en la escuela, como en casa en sus tareas escolares; pero también es aconsejable su uso entre los adultos profesionales en su vida laboral, usándolos para trabajar de forma más eficaz.
¿QUE ES DISGRAFIA?
El concepto de disgrafía se mueve dentro de dos contextos:


  1. Contexto neurológico en relación con las afasias. En este apartado se incluyen las agrafias, que son una manifestación de las afasias e implican anomalías del grafismo. 




  1. Enfoque funcional, son el trastorno de la escritura que surge en los niños, y que no responden a lesiones cerebrales o a problemas sensoriales, sino a trastornos funcionales.


La disgrafía es un trastorno de tipo funcional que afecta a la calidad de la escritura del sujeto, en el trazado o la grafía.
Según Adelfo Tapia Pavón llamamos disgráfico al que confunde, omite, une y/o invierte sílabas o letras de forma incorrecta.
Consideramos como disgráfico al alumno que comete dos o más tipos de incorrecciones, al que tiene las aptitudes mentales y sensoriales normales y ha sido escolarizado.
El número de casos es mayor en los niños, 60%, que en las niñas.
Para hacer un diagnóstico de la disgrafía es necesario el tener en cuenta una serie de condiciones:


  1. Capacidad intelectual en los límites de normales o por encima de la media.

  2. Ausencia de daño sensorial grave, como los traumatismos motóricos, que pueden condicionar la calidad de la escritura.




  1. Adecuada estimulación cultural y pedagógica.




  1. Ausencia de trastornos neurológicos graves, como lesiones cerebrales, con o sin componente motor, ya que podría impedir una normal ejecución motriz del acto motor. 




  1. El factor edad, también es importante. Algunos autores como Auzías (1981) tiene la idea de que la alteración de la escritura no comienza a tener cuerpo hasta después del periodo de aprendizaje, que sería a más allá de los 7 años. Por eso no se podría efectuar un diagnostico hasta esa edad.


LA EVOLUCIÓN DEL GRAFISMO.
Desde que el niño comienza a realizar los primeros trazos intencionados hasta que consigue un control óculo-manual, hay un largo proceso. Gessel aprecia en la evolución del grafismo las siguientes etapas:
15 meses.

El niño trata de imitar un trazo escrito, frotando o golpeando el lápiz contra el papel.
24 meses.

Realiza pequeñas marcas con lápices en el papel.
30 meses.

El niño experimenta con líneas verticales y horizontales, con puntos y con movimientos circulares.
3 años.

Puede copiar un círculo.
En la pintura, sus trazos son rítmicos y variados. Puede “leer” las ilustraciones de un libro.

3 años y medio.

Quizás muestre un ligero temblor en la coordinación motriz fina.

Algunos reconocen “p” de papá, la “m” de mamá o la “J“de Juanito.
4 años.

Dibuja objetos con algún detalle.

Puede copiar un cuadrado.

Le agrada escribir su nombre con caracteres de imprenta en sus dibujos y comienza a copiar.

Cuando pinta, trabaja con precisión durante algún tiempo.

Sus croquis y sus letras son aún toscos.

5 años.

Dibuja el contorno de de algún objeto.

La agrada copiar formas sencillas.

Puede entretenerse haciendo letras dibujadas con pinceles sobre grandes superficies.
5 años y medio.

Muchos muestran interés por aprender a escribir su nombre con caracteres de imprenta y por subrayar mayúsculas y palabras en algún libro familiar.
6 años.

Sabe escribir letras mayúsculas de imprenta, por lo general, invertidas.
7 años.

Pueden escribir varias oraciones con caracteres de imprenta y tienden a ir disminuyendo gradualmente de tamaño hacia el final de la línea.

 

En la evolución del grafismo, se observa un lento dominio de la coordinación viso-motora, proporcionándole esto el paso de una etapa lúdica u otra de intencionalidad controlada. Porque, como hemos visto, desde muy corta edad el niño es capaz de copiar algunos grafemas, pero está aún muy lejos de conseguir, antes de los 4 años, una buena organización de su motricidad. Y esto se debe, según Liliana Lurcat, a que hasta ese momento no es capaz de diferenciar entre dibujo y escritura.
Así a partir de los 4 años aparecen los primeros grafemas reconocibles, pero dependerá del modelo utilizado. Lo que realiza el niño es una descomposición visual de los elementos más simples.
La gama de dificultades que el niño puede encontrar en la imitación ira desde pequeñas diferencias en la reproducción a direcciones inadecuadas o grafemas irreconocibles. La permanencia de estos hábitos, si no se realiza una corrección inmediata, favorecerá las dificultades en la escritura pudiéndose generar la aparición de alguna disgrafía.
La adquisición de la forma de las letras se completará durante el aprendizaje al que se somete al niño durante su escolaridad. Ajuariaguerra distingue tres etapas:
Fase precaligráfica.


  • El niño es incapaz de superar las exigencias de las formas caligráficas.




  • Los trazos esta rotos, temblorosos, arqueados o retocados; las curvas están abolladas, angulosas, mal cerradas; la dimensión e inclinación de la letra está incontrolada; las uniones son torpes; la línea es irregular o descendiente bruscamente; los márgenes desordenados, etc.




  • El niño al escribir se esfuerza por conseguir la regularidad pero no lo consigue por incapacidad motriz.




  • Esta etapa varía según las posibilidades motrices o intelectuales.


Fase caligráfica infantil.

Se inicia sobre los ocho o nueve años.


  • La escritura se aligera y regulariza; comienza a “inventar” la uniones de las letras sin originar ninguna modificación; es frecuente el collage; las líneas son rectas, los márgenes se distribuyen correctamente; parece haber llegado a un perfeccionamiento de estilo.


Fase post -caligráfica.

La llegada a la adolescencia, la estructura de la personalidad, las exigencias de velocidad o la economía del gesto son algunos de los factores que influyen en el proceso innovador que tiende a simplificarlos enlaces, modificar las letras o a despojarlas de todo adorno. La escritura comienza en esta etapa a expresar ciertos aspectos de la personalidad del individuo que no son fruto del azar.

En el proceso evolutivo existen grandes diferencias entre individuos, también de carácter social y cultural.
REQUISITOS PARA UNA EJECUCIÓN CALIGARÁFICA CORRECTA.
Para escribir correctamente es necesario una serie de destrezas o requisitos básicos como:


  • Capacidades psicomotoras generales, como la inhibición y control neuromuscular, coordinación óculo. manual y organización espacio temporal.




  • Coordinación funcional de la mano, que es la independencia de mano-brazo, de los dedos y la coordinación de la prensión y la presión.




  • Hábitos neuromotrices correctos y bien establecidos, los más importantes son la visión y trascripción de izquierda a derecha, y el mantenimiento correcto del lápiz.




  • Requisitos psicomotores implicados en la escritura, según Defontaine (1979):




  • Integridad de los receptores sensoriales, especialmente vista y oído.

  • Buena motricidad, pues si no hay un buen nivel motriz, y no domina los movimientos finos de dedos, no aprenderá los signos escritores, ni podrá ordenar las letras en un espacio determinado.




  • Buen esquema corporal y lateralidad, ya que es necesario que el niño estructure y organice lo que ve, oye y siente.




  • Buen esquema espacial, gracias a este el niño aprende a reconocer el espacio, a orientarse, a evaluar las distancias, las formas y a prever los movimientos que tiene que realizar.


Para realizar una ejecución caligráfica correcta, al empezar a escribir, el niño debe ser capaz de:


  • Encontrar su propio equilibrio postural, y la manera menos tensa y fatigada de sostener el lápiz.




  • Orientar el espacio sobre el que se ha de escribir y la línea sobre la que se van a estar puestas las letras – de izquierda a derecha.




  • Asociar la imagen de la letra al sonido y a los gestos rítmicos que le corresponden.


TIPOS DE DISGRAFIAS
Disgrafías adquiridas: son consecuencia de una lesión cerebral. Antes de la lesión la persona podía escribir correctamente. Además, no todos los aspectos de la escritura tienen que estar dañados por lo que se pueden aprovechar los que estén intactos para el tratamiento.
Disgrafías evolutivas: se refieren a los sujetos que tienen dificultades para aprender a escribir. Se pueden confundir con los retrasos.
Dentro de estos dos tipos de disgrafía hay diferentes trastornos, según el proceso de escritura que esté dañado:


  • Afasia dinámica central: está dañada la planificación del mensaje. Hay dificultad en producir un lenguaje espontáneo creativo.




  • Agramatismo: dificultades en la estructura sintáctica.




  • Disgrafías centrales: falla el procesamiento léxico (las rutas). Hay distintas alteraciones, dependiendo de los almacenes que estén dañados.

  • Disgrafías periféricas: están afectados los procesos motores.

1   2   3   4   5

similar:

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconDificultades de aprendizaje en los niñOS, niñas y adolescentes del...

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconConstruyendo el Tercer Milenio con los niños y niñas de ahora

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconLos problemas de aprendizaje causados por dificultades de integración...

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconGuía Clínica para la Atención Integral de Niñas/ Niños y Adolescentes con

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconLos expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán...

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconRecursos escasos

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconLas dificultades de aprendizaje de las matemáticas

Los niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje tienen derecho a superarlas iconLa formación continua de los docentes como orientación a las necesidades...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com