¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ]




descargar 98.98 Kb.
título¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ]
página1/3
fecha de publicación09.02.2016
tamaño98.98 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
  1   2   3
Para el repaso oral: de la Escuela del Ministerio Teocrático de Julio y Agosto de 2015
1ª Pregunta.-

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8:22-24, 28 .) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. 3 .]
w05 1/7 pág. 30 Puntos sobresalientes del libro de Primero de los Reyes

Lecciones para nosotros:

Primero de los Reyes 8:22-53. Salomón expresó profunda y sincera gratitud a Jehová, un Dios de bondad amorosa, Cumplidor de promesas y Oidor de la oración. Meditar sobre la oración que Salomón ofreció en la inauguración aumentará nuestro agradecimiento por estos y otros aspectos de la personalidad de Dios.
CAPITULO 7:

w99 1/5 pág. 13 párr. 19 “Estas cosas tienen que suceder”

19. ¿Cómo podemos determinar el tiempo del cumplimiento de la parábola de las ovejas y las cabras?

19 Observemos que Mateo 24:29-31 predice que 1) el Hijo del hombre vendrá, 2) vendrá con gran gloria, 3) los ángeles estarán con él y 4) todas las tribus de la Tierra lo verán. Jesús repite estas ideas en la parábola de las ovejas y las cabras (Mateo 25:31-46). Por tanto, podemos llegar a la conclusión de que esta parábola tiene que ver con el tiempo, tras el estallido de la tribulación, en el que Jesús vendrá con sus ángeles y se sentará sobre su trono para juzgar (Juan 5:22; Hechos 17:31; compárese con 1 Reyes 7:7; Daniel 7:10, 13, 14, 22, 26; Mateo 19:28). ¿Quiénes serán juzgados, y con qué resultado? La parábola indica que Jesús dirigirá su atención a todas las naciones como si estuvieran reunidas enfrente de su trono celestial.
it-1 págs. 438-439 Casa del Bosque del Líbano

Parte del complejo de edificios oficiales erigidos por el rey Salomón en un programa de edificación de trece años que empezó después de haber terminado el templo de Jerusalén (1027-1014 a. E.C.). Debió usarse para el almacenaje y la exhibición de valiosas armas y utensilios. Estaba situada al S. del templo y su nombre puede deberse bien a que se construyó con cedros del Líbano, bien a que sus numerosas y grandes columnas de cedro evocaban los bosques de ese lugar.

La Casa del Bosque del Líbano tenía 100 codos (44 m.) de longitud, 50 codos (22 m.) de anchura y 30 codos (13 m.) de altura. Sus paredes al parecer eran de piedra (1Re 7:9); en ellas se introducían los extremos de las vigas de cedro del edificio, que además se apoyaban en cuatro filas de columnas (“cuatro” en el texto hebreo; “tres” en la Versión de los Setenta griega). Encima de estas había cámaras revestidas de paneles de madera de cedro. En algunas de las reconstrucciones que se han hecho de esta casa, se ven por encima de las columnas tres capas o pisos de cámaras, que dan a un patio sin techo en medio del edificio. Se decía que las cámaras tenían “una abertura para iluminación frente a una abertura para iluminación en tres capas”. Parece ser que esto significaba que, mirando hacia afuera, al patio, había grandes ventanas o aberturas que daban a las ventanas correspondientes de las cámaras que estaban al lado opuesto del patio. O, quizás, que en cada cámara había una ventana que daba al patio y otra que daba al exterior. Las entradas (probablemente las puertas exteriores de las cámaras y quizás las interiores) “estaban cuadradas con el marco”, es decir, no tenían forma de arco, no eran abovedadas. Lo mismo era cierto de las ventanas. (1Re 7:2-5.)

Como ya se ha mencionado, surge un problema sobre la cantidad de filas de columnas, pues el texto hebreo dice que había cuatro filas y después habla de cuarenta y cinco columnas, para especificar a continuación: “Había quince por fila”. (1Re 7:2, 3.) Algunas personas han pensado que aquí el texto se refiere a las cámaras en tres capas —quince cámaras por cada fila—, y que tal vez haya habido una cantidad mayor de columnas colocadas en cuatro filas. Otros prefieren lo que dice la Versión de los Setenta: “tres” filas de columnas. Varias traducciones alteran la redacción de este texto para que la expresión “cuarenta y cinco” se refiera a las vigas más bien que a las columnas o pilares verticales. (Véanse DK; Mod; RH, 1989; VP.)
w05 1/12 pág. 19 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

¿Por qué difiere aquí el origen del artesano del que se da en 1 Reyes 7:14? Primero de los Reyes dice que la madre del artesano era ‘una viuda de la tribu de Neftalí’ porque estuvo casada con un hombre de dicha tribu, pero ella era de la tribu de Dan. Al enviudar, se casó con un natural de Tiro, de cuya unión nació el artesano.

w09 1/10 pág. 5 El espíritu santo: ¿qué es realmente? - Por qué no puede ser una persona

Hablando de las bendiciones que su pueblo recibiría, Dios comparó el espíritu santo al agua. “Derramaré agua sobre el sediento, y arroyos que fluyan suavemente sobre el lugar seco —prometió—. Derramaré mi espíritu sobre tu descendencia, y mi bendición sobre tus descendientes.” (Isaías 44:3.)

Cuando Dios derrama su espíritu sobre sus siervos, en la Biblia a menudo se dice que ‘se llenan’ o ‘están llenos de espíritu santo’. Tal fue el caso de Jesús, Juan el Bautista, Pedro, Pablo y Bernabé, así como los discípulos reunidos el día del Pentecostés del año 33 (Lucas 1:15; 4:1; Hechos 4:8; 9:17; 11:22, 24; 13:9).

Ahora bien, ¿puede ‘derramarse’ una persona sobre otras? ¿O puede un grupo de personas ‘llenarse’ de alguien? No tiene ninguna lógica, ¿verdad? Según la Biblia, uno se puede llenar de sabiduría, de entendimiento e incluso de conocimiento exacto, pero nunca se menciona que alguien se llene de otra persona (Éxodo 28:3; 1 Reyes 7:14; Lucas 2:40; Colosenses 1:9).

La palabra espíritu se traduce del término griego pnéuma, que transmite la idea de una fuerza invisible. De acuerdo con un diccionario especializado, esta palabra “denota en primer lugar el viento [...]; también aliento; luego, de forma especial, el espíritu, que, a semejanza del viento, es invisible, inmaterial y poderoso” (Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento exhaustivo, de W. E. Vine).

Está claro, entonces, que el espíritu santo no puede ser una persona.
w91 15/4 pág. 17 párrs. 12-13 ¿Imitará usted la misericordia de Dios?

12, 13. ¿Por qué debe incluir más que solamente reflejar su justicia el que imitemos a Dios?

12 En lo anterior se ha considerado principalmente un aspecto de las cualidades de Dios, según se mencionan en Éxodo 34:6, 7. Sin embargo, esos versículos describen mucho más que solo la justicia de Dios, y los que quieren imitarlo no se concentran únicamente en la imposición de la justicia. Si usted estuviera haciendo un modelo del templo que construyó Salomón, ¿estudiaría solamente una de sus columnas? (1 Reyes 7:15-22.) No, pues eso difícilmente le daría un cuadro equilibrado de la naturaleza del templo y el papel que desempeñó aquella estructura. De igual manera, si deseamos imitar a Dios tenemos que copiar también otras cualidades y caminos de él, como el que él sea ‘misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa y verdad, que conserva bondad amorosa para miles, que perdona error’.

13 La misericordia y el perdón son cualidades fundamentales de Dios, como vemos por su manera de tratar con Israel. El Dios de la justicia no los eximió de castigo por errar vez tras vez, pero desplegó gran misericordia y estuvo dispuesto a perdonar. “Dio a conocer sus caminos a Moisés, sus tratos hasta a los hijos de Israel. Jehová es misericordioso y benévolo, tardo para la cólera y abundante en bondad amorosa. No por todo tiempo seguirá señalando faltas, ni hasta tiempo indefinido se quedará resentido.” (Salmo 103:7-9; 106:43-46.) En efecto, una consideración retrospectiva de los tratos de Dios a través de los siglos prueba la veracidad de esas palabras. (Salmo 86:15; 145:8, 9; Miqueas 7:18, 19.)
it-2 pág. 305 Mar fundido (MAR DE COBRE).

Cuando se construyó el templo durante el reinado de Salomón, la palangana portátil de cobre que se utilizaba en el tabernáculo fue reemplazada por un “mar fundido [es decir, vaciado o colado]”. (Éx 30:17-21; 1Re 7:23, 40, 44.) Lo hizo Hiram, un hebreo-fenicio, y probablemente se le llamó “mar” debido a la gran cantidad de agua que podía contener. Este recipiente, que también era de cobre, tenía “diez codos [4,5 m.] de un borde al otro borde, circular todo en derredor; y su altura era de cinco codos [2,2 m.], y se requería una cuerda de treinta codos [13,4 m.] para rodearlo todo en derredor”. (1Re 7:23.)

Circunferencia. Los 30 codos de circunferencia es un número redondo, pues con más exactitud serían 31,4 codos. A este respecto, Christopher Wordsworth, en sus notas sobre la King James Version (Londres, 1887), pone en boca de un tal Rennie la siguiente observación: “Hasta el tiempo de Arquímedes [siglo III a. E.C.], la circunferencia de un círculo siempre se medía con líneas rectas de la longitud del radio; e Hiram naturalmente debió describir el mar como de 30 codos de circunferencia, midiéndolo, como siempre se hacía entonces, por su radio o semidiámetro de 5 codos, que aplicándose seis veces alrededor del perímetro, u ‘orilla’, daría los 30 codos mencionados. Es evidente que el pasaje no tenía más objeto que dar las dimensiones del mar en el lenguaje acostumbrado y conocido por todos, midiendo la circunferencia como todos los obreros hábiles, Hiram entre ellos, medían los círculos en aquel tiempo. Por supuesto, él tenía que saber perfectamente que como el hexágono inscrito en el círculo, tomando el radio como base, medía 30 codos, la circunferencia en sí mediría algo más”. Por lo tanto, parece ser que la proporción de 3 a 1 (es decir, que la circunferencia es tres veces el diámetro) era una manera común de dar las medidas, entendiendo que era aproximada.

w07 1/8 pág. 10 Puntos sobresalientes del libro de Ezequiel (parte 2)

¿Qué representó el altar que Ezequiel contempló en la visión? Representó el propósito de Dios de rescatar a la humanidad mediante el sacrificio de Jesucristo. Gracias a dicho sacrificio es posible que los ungidos sean declarados justos y que la “gran muchedumbre” tenga una condición limpia ante Dios (Revelación 7:9-14; Romanos 5:1, 2). Esto explicaría por qué en la visión de Ezequiel no aparece “el mar fundido” del templo de Salomón, aquel gran recipiente que los sacerdotes usaban para lavarse (1 Reyes 7:23-26).
w13 1/12 pág. 13 “De las montañas extraerás cobre” - LAS MINAS DEL REY SALOMÓN

El rey Salomón usó enormes cantidades de cobre para la construcción del templo de Jerusalén. Gran parte del material lo había conseguido su padre, el rey David, tras conquistar Siria (1 Crónicas 18:6-8). El mar, la enorme fuente que usaban los sacerdotes para lavarse, podía contener unos 66.000 litros (17.500 galones) de agua y debió de haber pesado 30 toneladas (1 Reyes 7:23-26, 44-46). También estaban los dos pilares monumentales que flanqueaban la entrada del santuario del templo. Medían 8 metros (26 pies) de altura y 1,7 metros (5,6 pies) de diámetro; terminaban en capiteles de unos 2 metros (6,5 pies) de altura, eran huecos y tenían paredes de 7,5 centímetros (3 pulgadas) de espesor (1 Reyes 7:15, 16; 2 Crónicas 4:17). Sorprende pensar en la gran cantidad de cobre que se requirió tan solo para estos artefactos.

w05 1/12 pág. 19 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

¿Cuál era la capacidad máxima del mar fundido? Aunque le cabían tres mil medidas de bato (66.000 litros), probablemente solo se llenaban dos tercios de su volumen; de ahí que 1 Reyes 7:26 diga: “Dos mil medidas de bato [44.000 litros] era lo que [el mar] contenía”.
w08 1/2 pág. 15 ¿Lo sabía? ¿Qué capacidad tenía el mar fundido del templo de Salomón?

El relato de 1 Reyes 7:26 dice que el mar contenía “dos mil medidas de bato”, mientras que el relato paralelo de 2 Crónicas 4:5 menciona que contenía “tres mil medidas de bato”. Hay quien atribuye la diferencia a un error de los escribas al transcribir el libro de las Crónicas.

Sin embargo, la Traducción del Nuevo Mundo nos ayuda a armonizar estos dos textos. En 1 Reyes 7:26 leemos: “Dos mil medidas de bato era lo que contenía”. Pero en 2 Crónicas 4:5 dice: “Como receptáculo, tres mil medidas de bato era lo que podía contener”. Como puede observarse, 2 Crónicas 4:5 da la capacidad máxima del receptáculo del templo —es decir, lo que podía contener—, mientras que 1 Reyes 7:26 se refiere a la cantidad de agua que normalmente se mantenía en él. En otras palabras, nunca se llenaba hasta el borde. Parece que la costumbre era llenarlo hasta dos tercios de su capacidad.

it-2 pág. 1226 Zaretán

La primera referencia a Zaretán se halla en Josué 3:16, donde se narra la ocasión en que las aguas del Jordán se represaron milagrosamente “en Adán, la ciudad al lado de Zaretán”. Más adelante, la Biblia dice que los utensilios de cobre para el templo se fundieron en el Distrito del Jordán, “en el molde de arcilla, entre Sucot y Zaretán”. (1Re 7:46.) La abundancia de arcilla en el valle del Jordán hacía factible semejante fundición de cobre en esta zona.

Puesto que Adán se emplaza por lo general en Tell ed-Damiyeh (en la orilla oriental del Jordán, frente a la desembocadura de Wadi Farʽah) y Sucot estaba ubicada, según se cree, a unos 13 Km. al NNE. de Adán, estos versículos parecen indicar que Zaretán se hallaba en la orilla occidental del Jordán, a poca distancia de Adán y Sucot.

it-1 pág. 151 Apagadores

La palabra hebrea mezam·mé·reth, traducida “despabiladeras” (Mod, VP), “cuchillos” (BJ) y “apagadores” (NM), se deriva de una raíz (za·már) que significa “recortar; podar”, de ahí que algunos crean que con ella se hace referencia a unos utensilios semejantes a tijeras destinados a despabilar las mechas de las lámparas. No obstante, todo lo que se sabe a ciencia cierta de estos utensilios es que estaban hechos de oro o de cobre y que se usaban en los servicios del templo. (1Re 7:50; 2Re 12:13; 25:14; 2Cr 4:22; Jer 52:18.)
w05 1/7 págs. 28-29 Puntos sobresalientes del libro de Primero de los Reyes

Respuestas a preguntas bíblicas:

Primero de los Reyes 6:37–8:2. ¿Cuándo se inauguró el templo? El templo se terminó en el octavo mes del año 1027 antes de nuestra era, en el undécimo año del reinado de Salomón. Parece que tomó once meses introducir el mobiliario en el templo y terminar los demás preparativos. La inauguración debió de llevarse a cabo en el séptimo mes del año 1026. El relato describe otras obras de construcción después que se terminó el templo y antes de mencionar su inauguración, aparentemente para dar un cuadro completo de las obras de edificación (2 Crónicas 5:1-3).


CAPITULO 8:

w80 1/9 págs. 12-13 párr. 18 Fiestas gozosas

18. ¿Cuál era la fiesta final del año sagrado judío, cuándo se celebraba, y quiénes habían de tomar parte en ella?

18 La gran fiesta final del año sagrado judío se efectuaba durante el mes séptimo, el mes de Etanim, o Tisri. (1 Rey. 8:2) Esta fiesta era sobresaliente en ciertos respectos. Más a menudo se le llamaba la fiesta de las cabañas, pero dos veces se le llama la fiesta de la recolección. (Éxo. 23:16; 34:22) Por ejemplo, Éxodo 23:16, 17 declara lo siguiente: ‘¿También, la fiesta de la cosecha de los primeros frutos maduros de tus labores, de lo que siembras en el campo; y la fiesta de la recolección a la salida del año, cuando recojas tus labores del campo. En tres ocasiones en el año se presentará todo varón tuyo delante del rostro del Señor verdadero, Jehová.” Además, Éxodo 34:22 habla de “la fiesta de la recolección al término del año.” Deuteronomio 16:13-15 la menciona como la fiesta de las cabañas y dice: “Debes celebrarte la fiesta de las cabañas durante siete días cuando hagas una recolección de tu era y de tu lagar de aceite y vino. Y tienes que regocijarte durante tu fiesta, tú y tu hijo y tu hija y tu esclavo y tu esclava y el levita y el residente forastero y el huérfano de padre y la viuda, que están dentro de tus puertas. Siete días celebrarás la fiesta a Jehová tu Dios en el lugar que escoja Jehová, porque Jehová tu Dios te bendecirá en todo tu producto y en todo hecho de tu mano, y nada sino gozoso tienes que llegar a estar.”
  1   2   3

similar:

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] icon¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante...

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] icon6 Investigación con células madre. ¿Hasta qué punto y en qué circunstancias?

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] iconC ¿En qué lugar de la célula se localiza la molécula A? ¿Qué función desempeña? d

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] iconDiscovery Salud: Todo sobre el Cáncer Qué Es, Qué lo Causa y Cómo Tratarlo

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] icon"Qué es biología celular, para que le sirve a un qfb y a qué nivel...

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] icon1. Define brevemente qué es una célula, indica cuál es su tamaño y qué funciones realiza

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] icon¿QUÉ es y para qué sirve la psicología del deporte?

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] icon¿De qué trata este texto? ¿Qué me dice su estructura?

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] iconRiesgos genéticos de cáncer: ¿qué decir, qué hacer?

¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón, y qué provecho sacamos al meditar en ellas? ( 1 Rey. 8: 22-24, 28.) [6 de julio, w05 1/7 pág. 30 párr. ] iconA) Explique qué es la cromatina e indique su localización. Cite sus...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com