Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz




descargar 191.01 Kb.
títuloAtencion educativa de alumnos con discapacidad motriz
página4/5
fecha de publicación26.02.2016
tamaño191.01 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5



FECHA:




de




de







NOMBRE:







BLOQUE:

II

La evaluación de la discapacidad motriz y la determinación

de necesidades educativas especiales



PROPÓSITO:

Analicen algunos indicadores que les permitirán identificar las necesidades educativas especiales que puede presentar un alumno con discapacidad motriz; así como el proceso que se lleva a cabo para dicha identificación, con base en la

información que recaba el maestro mediante la observación y/o la que aportan

otros profesionales (médicos, ortopedistas, fisioterapeutas, psicólogos, maestros

de lenguaje y rehabilitadores físicos, entre otros).




TEMA:

2

b) Indicadores para determinar las necesidades educativas especiales en el lenguaje y en el aprendizaje en niños y adolescentes con discapacidad motriz.




ACTIVIDAD:

9

4. A partir de la lectura de los textos “Sobre la valoración de las posibilidades cognitivas”, de Gallardo y Salvador, y “Cuestiones críticas: la evaluación del barrido y el seguimiento visual, la preferencia manual y las habilidades básicas del lenguaje receptivo”, de Baumgart y otros, responder individualmente las siguientes preguntas:

¿Qué estrategias se pueden aplicar para conocer las posibilidades cognitivas de los alumnos?; ¿cómo se pueden conocer éstas mediante la observación?

¿Qué aspectos se sugiere evaluar en el alumno con discapacidad motriz para determinar sus necesidades de comunicación?

¿Por qué es importante evaluar estos aspectos para la elección de un sistema alternativo y aumentativo de comunicación para el alumno?

¿Qué relación tienen el desarrollo cognitivo, el desarrollo del lenguaje y la elección de un sistema alternativo de comunicación adecuado?

En equipo, compartir sus respuestas para complementarlas y, posteriormente, exponer en plenaria el resultado del trabajo a través de una producción gráfica. Se sugiere dejar expuestos los productos en el aula.



EVIDENCIAS:




Cuestionario.

Producción gráfica.







BIBLIOGRAFÍA:




Gallardo Jáuregui, Ma. Victoria y Ma. Luisa Salvador López (1999), “Valorar, asesorar, tratar y

educar” y “Sobre la valoración de las posibilidades cognitivas”, en Discapacidad motórica.

Aspectos psicoevolutivos y educativos, 2ª ed., Málaga, Aljibe (Educación para la diversidad),

pp. 43-51 y 51-53.

Baumgart, Diane et al. (1996), “Cuestiones críticas: la evaluación del barrido y el seguimiento

visual, la preferencia manual y las habilidades básicas del lenguaje receptivo”, en Sistemas

alternativos de comunicación para personas con discapacidad, Madrid, Alianza (Psicología),

pp. 75-90.




EVALUACIÓN:




¿Qué prueba suele utilizarse muy frecuentemente con alumnos con discapacidad motórica?

¿Cuáles son las adaptaciones que se han realizado en la Escala de Madurez de Columbia?

¿Qué significa el término de sistema de comunicación?

¿Cuáles son los dos tipos de sistema de comunicación?

Define cada uno.

¿Qué áreas de funcionamiento se deben evaluar en un sistema de comunicación?

¿Qué consideraciones debes de tomar en cuenta para la evaluación para las personas con discapacidades graves?

¿Qué es el seguimiento visual?

¿Cuáles son los planos visuales sobre los que una persona puede seguir objetos visuales?

¿De qué manera se puede evaluar de manera informal?

¿De qué manera se puede evaluar de manera formal?

¿Qué es el barrido visual?

¿Cómo puede evaluar el barrido visual?

¿Cómo se evalúa la preferencia manual?

¿Qué es el lenguaje receptivo básico?
















FECHA:




de




de







NOMBRE:







BLOQUE:

II

La evaluación de la discapacidad motriz y la determinación

de necesidades educativas especiales



PROPÓSITO:

Analicen algunos indicadores que les permitirán identificar las necesidades educativas especiales que puede presentar un alumno con discapacidad motriz; así como el proceso que se lleva a cabo para dicha identificación, con base en la información que recaba el maestro mediante la observación y/o la que aportan otros profesionales (médicos, ortopedistas, fisioterapeutas, psicólogos, maestros de lenguaje y rehabilitadores físicos, entre otros).




TEMA:

2

d) La competencia curricular y los estilos de aprendizaje de los alumnos con

discapacidad motriz.




ACTIVIDAD:

10

6. Leer, de manera individual, el caso expuesto en el texto “Anexo V. Ejemplificación 2ª de ACI”, de Luque y Romero, y responder en equipo las siguientes preguntas:

¿A qué se denomina competencia curricular y qué aspectos se evalúan para identificarla?

¿Por qué es importante evaluar la competencia curricular de un alumno con discapacidad motriz?

¿A qué se denomina estilo de aprendizaje y cómo se puede determinar en un alumno?

¿Por qué debe considerar el maestro el estilo de aprendizaje de un alumno al elaborar su programa de atención?

Exponer en plenaria las respuestas y complementarlas con las aportaciones del grupo.
Leer, en el grupo el recuadro de abajo “El Nivel de Competencia Curricular” y “Estilo de aprendizaje y motivación para aprender”.

Realiza con un alumno con discapacidad motriz el nivel de competencia y el estilo de aprendizaje.




Nivel de Competencia curricular.

La evaluación del nivel de competencia curricular significa determinar lo que el alumno es capaz de hacer en relación con los propósitos y contenidos de las diferentes áreas del currículo escolar. Supone verificar en qué medida desarrolla las capacidades que se consideran básicas para el grado en que se encuentra inscrito; por lo tanto, es necesario tomar como referencia su nivel real de competencia en relación con los propósitos y contenidos establecidos en el grado anterior y, si es necesario, los de los grados anteriores. Se sugiere considerar las siguientes cuestiones:

  • Las áreas sobre las que es preciso realizar una evaluación a profundidad. Dependiendo del motivo de la evaluación y de la información obtenida en los antecedentes y en el motivo de la evaluación, lo más probable es que se deba realizar una evaluación exhaustiva sólo en algunas ´áreas (aquellas en las que el alumno presenta mayores dificultades).

  • La situación de partida del alumno. La evaluación deberá ser diferente si el alumno se escolariza por primera vez, si estaba inscrito en una escuela de educación especial o si ha cursado algunos grados en una escuela regular.

  • El momento en que se realiza la evaluación. Antes se comentó que esta evaluación tendría que basarse en los propósitos y contenidos de grados anteriores pero, si se realiza a mitad del ciclo escolar, además tendrán que tomarse en cuenta los del grado que el alumno está cursando.

La estrategia fundamental para evaluar el nivel de competencia curricular está relacionada con las actividades de aprendizaje y de evaluación que realizan los maestros con su grupo, aunque en ocasiones será necesario diseñar actividades concretas para evaluar determinados aspectos. Se basa en el trabajo cotidiano, en los propósitos y contenidos establecidos en los planes y programas de estudio.

El registro del nivel de competencia curricular puede hacerse de distintas maneras. Un ejemplo es el siguiente:



PROPOSITO / CONTENIDO

EL ALUMNO ES CAPAZ DE

CON AYUDA ELALUMNO ES CAPAZ DE

TIPO DE AYUDA QUE REQUIERE*

EL ALUMNO NO ES CAPAZ DE

Resolver problemas sencillos mediante la utilización de adecuada de las cuatro operaciones básicas con números naturales de hasta cinco cifras y revisar el proceso de resolución.

Aplica las operaciones de suma, resta y multiplicación en la resolución de los problemas.

Reflexionar y revisar el proceso de resolución de los problemas.

Hacerle preguntas dirigidas.

Resolver problemas utilizando la división.

*Conocer las ayudas (físicas, visuales, verbales) que requiere el alumno es muy importante, ya que son el punto de enlace entre la evaluación y la intervención.
Estilo de aprendizaje y motivación para aprender.

Con la evaluación del nivel de competencia curricular sabemos lo que el alumno es capaz de hacer, pero esto no es suficiente. También es importante conocer cómo lo hace, cómo enfrenta y responde a las tareas escolares, ya que esta información ayuda al maestro a mantener,modificar o incorporar las condiciones educativas más favorables para el alumno. En este sentido, se recomienda indagar sobre:

  • Las condiciones físico-ambientales en las que el alumno trabaja con mayor comodidad: nivel de ruido, luz temperatura y ubicación del alumno en el aula.

  • Las respuestas y preferencias del alumno ante diferentes agrupamientos para realizar las tareas escolares (¿Cómo trabaja mejor?, ¿de manera individual, en parejas en pequeños equipos, con todo el grupo?).

  • Los intereses del alumno: en qué tareas, con qué contenidos y en que tipo de actividades se muestra más interesados, en cuáles se siente más cómodo y con más seguridad.

  • El nivel de atención del alumno. Eso tiene que ver con los momentos del día en que está más atento, de qué manera se puede captar mejor su atención, cuánto tiempo puede centrarse en una misma actividad, etc.

  • Las estrategias que emplea para la resolución de tareas, es reflexivo o impulsivo, que recursos utiliza, que tipo de errores comete con más frecuencia, si es capaz de utilizar distintas estrategias de resolución o si, por el contrario,siempre son del mismo tipo.

  • Los estímulos que le resultan más positivos, la valoración que realiza de su propio esfuerzo, la satisfacción por su trabajo.

Otro aspecto relevante por conocer es aquello que motiva al alumno a aprender. Es sabido por todos que una de las condiciones básicas del aprendizaje es tener una actitud favorable hacia el mismo, y es deseable que el maestro consiga que el alumno desarrolle su curiosidad y deseo ante los contenidos y las tareas escolares. Para indagar sobre ese aspecto es importante considerar la motivación del alumno. así, debe tomarse en cuenta sí:

  • Las tareas le provocan un reto interesante, es decir, si tienen en cuenta los conocimientos previos del alumno y, por tanto, se sitúan en la distancia óptima entre lo que ya sabe y lo que tienen que aprender.

  • Las tareas están alejadas de las posibilidades actuales del alumno, provocándole una continua frustración y desmotivación.

  • Las tareas son repetitivas, ya que el alumno se ha enfrentado anteriormente a ellas y no encuentra ninguna dificultad en superarlas.



1   2   3   4   5

similar:

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconIdentificación de alumnos con discapacidad auditiva

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconAlumnos con necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconProgramación educativa para alumnos y alumnas con síndrome de down

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz icon¿Cuál es la política educativa para garantizar el derecho a la educación...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconSeparata preparada para la Maestría en Gerencia y Atención a Personas...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconResumen Las variables que más influyen en el éxito de la integración...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconEl tema del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconFekoor organiza el IX foro Mujer y Discapacidad que se celebrará...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconGUÍa clínica atención Integral de Niñas/ Niños y Adolescentes con...

Atencion educativa de alumnos con discapacidad motriz iconGUÍa clínica atención Integral de Niñas/ Niños y Adolescentes con...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com