Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado




descargar 431.6 Kb.
títuloProducir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado
página7/9
fecha de publicación27.02.2016
tamaño431.6 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Documentos > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9

PARAGRAFO 1º-La fábrica de alimentos en desarrollo de sus políticas de calidad deberá conformar un equipo o grupo de trabajo que será el responsable de la formulación, implementación, funcionamiento y ajustes del plan HACCP; el cual deberá llevar un registro escrito de sus actuaciones.

PARAGRAFO 2º-El plan HACCP, deberá estar debidamente firmado y fechado por el responsable técnico del plan y por el gerente de la empresa, previa aprobación del equipo HACCP, entendiéndose con ello la aceptación de la empresa para su ejecución. Igual procedimiento se seguirá, cuando se modifique o ajuste el mismo.

ARTICULO 7º-Implementación del sistema HACCP. Además del cumplimiento de los prerrequisitos y requisitos establecidos en la presente norma, para la implementación del sistema se requiere previo conocimiento y cumplimiento de las normas técnico-sanitarias vigentes para fábricas de alimentos, producto en particular, condiciones durante el procesamiento, preparación, envase, manejo, almacenamiento, comercialización y exportación.

ARTICULO 8º-Auditorías. Las fábricas de alimentos dentro del proceso de implementación del sistema HACCP, deberán realizar auditorías del plan HACCP, practicadas por un grupo interno de la fábrica o por agentes externos, las cuales deberán constar por escrito; sin perjuicio que el plan HACCP, los registros del mismo y los prerrequisitos enunciados en el artículo 5º del presente decreto, queden a disposición de la autoridad sanitaria cuando ésta lo solicite.

ARTICULO 9º-Procedimiento para la obtención de la certificación. La certificación de implementación del sistema HACCP podrá solicitarse para uno o varios productos o líneas de producción, por parte de las fábricas que lo soliciten por escrito, a través de su representante legal o apoderado, ante el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, o a la dirección territorial de salud correspondiente; la solicitud deberá estar acompañada de:

La certificación o concepto favorable del cumplimiento de buenas prácticas de manufactura expedido por la correspondiente dirección territorial de salud, con antelación no mayor a tres (3) meses a la fecha en que se presente la solicitud de certificación de implementación del sistema HACCP, conforme a lo establecido en el Decreto 3075 de 1997, o de las condiciones sanitarias y de funcionamiento exigidas en la legislación sanitaria vigente específica para plantas de leches y mataderos de animales de abasto público.

ARTICULO 10.-Visita de verificación del plan HACCP. Recibida la solicitud de que trata el artículo anterior, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos Invima o la dirección territorial de salud, en un término no mayor a sesenta (60) días hábiles, procederá a realizar la visita de verificación del plan HACCP, diligenciando el formato o formulario establecido y aprobado para el efecto por dicho instituto.

PARAGRAFO 1º-En el evento que la dirección territorial de salud no cuente con la capacidad técnica y el talento humano para el desarrollo de las actividades establecidas en el presente decreto, éstas serán asumidas conjuntamente con el Invima.

PARAGRAFO 2º-Con fundamento en la visita de verificación e inspección técnico sanitaria, el Invima o la autoridad de salud competente, emitirán el concepto respectivo sobre el cumplimiento y validez del plan HACCP.

Si el concepto sobre el cumplimiento del plan fuese desfavorable, la empresa tendrá un plazo de treinta (30) días hábiles para corregir las deficiencias identificadas, vencido éste, se practicará nueva visita de verificación con la cual se concluirá el trámite de certificación; de presentarse la eventualidad de que el concepto nuevamente sea desfavorable no se expedirá dicha certificación.

Negada la certificación de implementación del plan HACCP, el interesado deberá dejar transcurrir un (1) año, contado a partir de la fecha de la negación para poder elevar una nueva solicitud.

ARTICULO 11.-Vigencia de la certificación. La certificación de implementación del sistema HACCP tendrá una vigencia de dos (2) años contados a partir de la fecha de su expedición y antes del vencimiento de ésta, deberá presentarse por parte del interesado la solicitud de renovación, ante el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos, Invima, o en la correspondiente dirección territorial de salud.

PARAGRAFO. Durante la vigencia de la certificación, la autoridad competente deberá practicar por lo menos una (1) visita anual de vigilancia y control a la empresa para verificar el desarrollo del plan HACCP. Cuando el Invima haya expedido la certificación de implementación del plan HACCP, podrá delegar la diligencia de verificación y control en la entidad territorial de salud que corresponda.

ARTICULO 12.-Cancelación de la certificación. El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, o la correspondiente dirección territorial de salud procederá a cancelar la certificación sanitaria de implementación del sistema HACCP, cuando en desarrollo de las funciones de vigilancia y control en una de las visitas de verificación o auditoría del sistema HACCP, se comprueben irregularidades en el funcionamiento del plan HACCP, o incumplimiento de los requisitos que sirvieron de fundamento para la expedición de dicha certificación.

ARTICULO 13.-Incentivos. Las fábricas de alimentos que obtengan la certificación de implementación del sistema de análisis de peligros y puntos de control crítico, HACCP, podrán incluir dentro del término de vigencia de ésta, en el rótulo o etiqueta de los correspondientes productos, así como en la publicidad de los mismos, un sello de certificación de implementación de dicho sistema, indicando la autoridad sanitaria que expidió la certificación.

ARTICULO 14.-Utilización indebida del sello de certificación. La utilización indebida del sello o publicidad de que trata el anterior artículo, acarreará la aplicación de cualquiera de las medidas y/o sanciones previstas en el Decreto 3075 de 1997 o en la norma que lo modifique, sustituya o complemente.

ARTICULO 15.-Integración de las actividades de vigilancia y control en el plan de atención básica, PAB. Las direcciones territoriales de salud, deberán incluir las actividades relacionadas con certificación, verificación y auditoría de planes y seguimiento del sistema HACCP, dentro del respectivo plan de atención básica, PAB.

ARTICULO 16.-Apoyo y capacitación. Para efectos del cumplimiento de lo establecido en el presente decreto, el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, impartirán la capacitación y prestarán permanentemente la asistencia y asesoría técnica necesarias, a las direcciones territoriales de salud.

ARTICULO 17.-Vigilancia y control. Corresponde al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, y a las direcciones territoriales de salud, ejercer las funciones de vigilancia y control, para lo cual podrán adoptar las medidas de prevención y sanitarias de seguridad necesarias, así como adelantar los procedimientos y aplicar las sanciones que se deriven de su incumplimiento en los términos establecidos en la Ley 09 de 1979 y conforme al procedimiento previsto en el Decreto 3075 de 1997 o en las normas que los modifiquen, sustituyan o complementen.

ARTICULO 18.-Modificación de requisitos. El Ministerio de Salud podrá modificar los prerrequisitos y requisitos del plan HACCP establecidos en el presente decreto, de acuerdo con los avances científicos y tecnológicos.

ARTICULO 19.-Notificación. El presente decreto se notificará a la Organización Mundial de Comercio OMC, Comunidad Andina de Naciones, CAN, y Tratado de Libre Comercio TLC G3, a través del sistema de información sobre medidas de normalización procedimientos de evaluación de conformidad con las normas vigentes.

ARTICULO 20.-Vigencia. El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Normas de calidad para la carne y los productos cárnicos. Canales de ovino. Canales de porcino. Canales de vacuno. Marcado de canales. Normas de calidad para: productos cárnicos embutidos crudos-curados, para el chorizo, chorizo de Pamplona, chistorra. Chorizo de cerdo ibérico, salchichón, salami, lomo embuchado, lomo adobado de cerdo, salchichón de Málaga. Normas para productos cárnicos tratados por calor: jamón cocido, fiambre de jamón, paleta cocida, fiambre de paleta, magro de cerdo cocido. Gelatinas comestibles. Carne picada. Tripas naturales.

      1. Productos sustitutos y/o complementarios

En nuestro caso los productos sustitutos que podemos encontrar en el mercado que son competencia para nuestro producto son:

  • Carne de res

  • Carne de cerdo

  • Carne de conejo

  • Pescado

  • Pollo

  • Carne de cabro

  • Otros

    1. EL USUARIO O CONSUMIDOR

De acuerdo a lo planteado en este punto nuestro consumidor es un consumidor final ya que el uso que le va a dar a nuestro producto es el de comprarlo para su uso personal y el de su hogar, brindándole de esta manera todas las garantías del producto al momento de consumirlo.

      1. PERFIL DEL CONSUMIDOR Y/O CLIENTE

De acuerdo a la investigación que realizamos nos podemos dar cuenta que las personas que en realidad necesitan el producto son aquellas que cuentan con un recurso económico bajo, esto debido a las altas tasas de desempleo que presenta hoy día el país, que por ende hace que estas, busquen subsistir con pocos recursos sin que se vea afectado su salud por la falta de consumo de ciertos productos nutricionales que ayudan a mejorar su salud, esto viéndolo desde el punto de vista económico, pero cabe también destacar aquellas personas que buscan sustituir las carnes que normalmente se encuentran en el mercado por productos innovadores que tengan las características que no contaminen el ambiente, y que a su vez ayuden a mantener una dieta alta en calorías sin perder su figura corporal(esto gracias a la cultura que se ha venido creando en la mente del consumidor como por ejemplo de tener cuerpos delgados consumiendo productos sin grasas o light).mer

Los estratos 1, 2 y 3. Son los que se ven más afectados por las crisis económicas que presenta el país en la actualidad, por tal motivo este nicho de mercado adquiriría con más frecuencia nuestro producto.

El producto lo podrán adquirir acercándose directamente a los puntos de ventas que se planteen en el proyecto para poder ofrecer el producto al consumidor final, y lo compraran porque a es precio al cual se va a ofrecer el producto es menor al de los demás productos cárnicos ofertados en el mercado competitivo y además porque es un producto orgánico y ecológico que no maltrata al ambiente (promocionando de esta manera el uso de productos que ayuden a mejorar el medio ambiente).

Otro punto que se debe tener en cuenta es el de la caracterización de nuestro consumidor, para esto debemos tener en cuenta lo siguiente:

LA CULTURA: con referente a este tema debemos analizar que la población a la cual deseamos penetrar (Santander, Bucaramanga y el área metropolitana) el producto posee una cultura tradicionalista la cual hay que manejar con distintas estrategias de mercadeo para poderlo incursionar; otros puntos que podemos manejar para este punto son:

EL TIEMPO LIBRE. En Santander, específicamente en Bucaramanga y su área metropolitana las personas utilizan el tiempo libre en realizar actividades de sano esparcimiento como los de ir a piscina, esto nos lleva a pensar que las personas debido a sus ingresos no salen del área urbana y que por ende pasan la mayor parte del tiempo en casa viendo televisión esto sobre todo se puede observar en las amas de casa por lo cual tiene más tiempo para ir de compras y observar que novedades están saliendo en el mercado y ver de qué manera se pueden economizar el dinero.

SALUD. En este punto nos veremos muy beneficiados ya que nuestro producto (la lombriz roja californiana) es de origen orgánico y ecológico y por ende no daña al medio ambiente a demás que es un producto con altos porcentajes de nutrientes esenciales que necesita el cuerpo humano. Siendo este unos de nuestras ventajas ante la competencia de los demás productos cárnicos que existe en el mercado.

VIGOR JUVENIL. en cuanto a este aspecto podríamos manejarlo de la mano con la salud ya que nuestro mercado al querer comprar un producto con las características antes nombradas busca que sus rasgos físicos se vean beneficiados al consumir este tipo de productos innovadores pues además de buscar economía en los productos a demás buscan que mejore su aspecto físico visual.

INFORMALIDAD. Referente a este punto podemos visualizar que nuestro mercado buscara siempre estar a la moda en cuanto a los productos que introduce el mercado en la actualidad; dando esto como conclusión que entre menos cosas lleve el producto, más fácil será el poder llevarlo a casa y con alta frecuencia.

SUBCULTURA DE NUESTRO CONSUMIDOR Y/O CLIENTE

GRUPOS NACIONALES. En cuanto a este aspecto debemos resaltar que este es una de nuestras metas propuestas a un corto plazo para abarcar nuestro producto así que solo lo trabajaremos más a profundidad en nuestros objetivos.

GRUPOS REGIONALES O ÁREAS GEOGRÁFICAS. En este punto es donde va a estar enfocado nuestro producto ya grupo regional que vamos a manejar es en el departamento de Santander en el municipio de Bucaramanga y su área metropolitana, en la cordillera oriental de nuestras frontera con Venezuela.

CLASES SOCIALES

En cuanto a las clases sociales cabe resaltar que a las clases sociales a las cuales va a estar enfocado y dirigido nuestro producto es a los estratos 1,2 y 3 dado que estos son los estratos donde más personas se encuentran en un núcleo familiar de 3-5 o 6 persona máximo según datos del censo realizado por el DANE, entonces es aquí donde se presenta la reducción de gastos utilizando productos a un bajo costo.

      1. COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR

En cuanto a este aspecto debemos observar que es lo que quiere en si el consumidor de acuerdo a las anteriores pautas vistas y revisadas ya que nuestro mercado de consumo se basa en el precio, entonces para esto debemos crear unas estrategias de precio que sean competitivas con las demás empresas, además debemos tener en cuenta cual es la expectativa de las personas al momento de consumir este producto (carne de lombriz roja californiana.),Pues la cultura que tenemos de comer animales de este tipo es algo raro en nuestro entorno ( a excepción de las hormigas culonas que ya se introdujo al mercado como un manjar santandereano a nivel nacional e internacional). ¿Y por qué no hacer lo mismo con la carne de lombriz roja californiana?

    1. ANALISIS DEL SECTOR

Con relación a este punto según la clasificación que nos da nuestro producto, este lo podemos ubicar en el sector secundario (el que engloba las actividades productivas en las que las materias primas y productos originarios son sometidos a transformaciones industriales para obtener los productos de consumo), a continuación se presentara un avance delo que ha sido la evolución de los sectores económicos principales en Santander:

SECTOR PARTICIPACIÓN SECTORIAL SANTANDER PARTICIPACIÓN % SECTORIAL TOTAL PAÍS
1 INDUSTRIA: 23,87% 15,41%

2 INTERMEDIACIÓN FINANCIERA Y ACTIVIDADES INMOBILIARIAS,

EMPRESARIALES Y DE ALQUILER: 15,15% 18,15%

3 AGRICULTURA, GANADERÍA, SILVICULTURA Y PESCA 14,15% 13,41%

4 COMERCIO, HOTELES Y RESTAURANTES: 11,63% 11,63%

5 SERVICIOS PÚBLICOS (ELECTRICIDAD, GAS, AGUA, TRANSPORTE

Y COMUNICACIONES): 10,61% 11,52%

6 EDUCACIÓN, SALUD, SERVICIOS COMUNITARIOS Y

SERVICIO DOMÉSTICO: 8,32% 10,95%

7 CONSTRUCCIÓN: 7,36% 5,78%

8 ADMINISTRACIÓN PÚBLICA: 7,30% 8,37%

9 MINERÍA 1,61% 4,77%

La coyuntura económica que enfrenta el país comienza a evidenciarse en la dinámica del mercado santandereano, donde la inversión privada se redujo un 15,8% en lo corrido del año.

Esta cifra se sustenta en la disminución de nuevas sociedades constituidas ante la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

Así, en el período comprendido entre enero y julio de 2009, se han constituido 442 sociedades, 82 menos en comparación con el mismo lapso de 2008.

Del total de sociedades creadas en lo corrido del año, el 76% forman parte del sector terciario de la economía, también conocido como de servicios, demostrando que Bucaramanga y el Área Metropolitana se han convertido en una zona orientada a las telecomunicaciones, transporte, comercio y turismo, entre otros.

“El aumento en la participación de las inversiones hacia el sector terciario concentró la mayor proporción del capital, demostrando con ello que existe un gran potencial en la prestación de servicios en Bucaramanga”, según expresó Horacio Cáceres, director del Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio.

Con respecto al sector secundario o industrial, se constituyeron 17 nuevas sociedades en los primeros siete meses de 2009, con una inversión de $1.872 millones, presentando una disminución del 43,3% en comparación con el mismo período del año anterior. Las principales inversiones se dieron en la industria de alimentos, autopartes, confecciones y productos químicos.

      1. UBICACIÓN DEL PRODUCTO Y/O SERVICIO

Dadas las condiciones específicas de nuestro producto, este lo podemos clasificar de la siguiente manera:

Está ubicado en el sector secundario ya que la actividad que vamos a realizar es el de utilizar materias primas y transformarlas para producir un bien con fines lucrativos y de consumo humano.

El código arancelario por el cual está regido nuestro producto es:

Código 160.000.000 producción de cárnicos empacados al vacio y demás

      1. ESTRUCTURA ACTUAL DEL MERCADO NACIONAL

A nivel de consumidores o usuarios:

Nuestros consumidores serian todos aquellos que consumen en la actualidad diferentes tipos de carnes como la carne de res, pollo, pescado, carne de cerdo, carne de cabro, carne de conejo entre otras.

A nivel nacional nuestros competidores actuales son:

  • avidesa Mac pollo

  • pimpollo

  • campollo

  • avicampo

  • kikes carnes

  • distraves

  • la plaza de mercado

En cuanto a los comercializadores o distribuidores:

En este aspecto no podemos hacer referencia, ya que nuestro producto como tal no ha sido introducido al mercado, y por ese motivo no podemos dar datos exactos.

En cuanto a los proveedores:

Podemos referirnos a este punto que contamos con los suficientes proveedores de materia prima para poder producir sin ningún inconveniente nuestro producto. Nuestros proveedores actuales son por consiguiente: las granjas ganaderas, los hogares entre otros.

En cuanto a las condiciones del sector:

En este momento el departamento de Santander cuenta con unos datos específicos en relación a la evolución del sector así:

En el año 2008 para Bucaramanga los productos que mayor variación tuvieron fueron en su orden cebolla, arroz, otras hortalizas y legumbres secas, tomate, papa, y otras hortalizas y legumbres frescas registrando 98,0%, 59,8%, 56,6%, 55,5%, 38,1% y 30,3% respectivamente. A su vez, los productos que registraron disminuciones en su variaciones fueron: otros tubérculos, panela, zanahoria, revelado de fotografía y televisor, con variaciones negativas de 25,6%, 20,1%, 15,5%, 12,7% y 10,8% respectivamente.

Las ramas de actividad económica más importantes en el 2008 fueron comercio, hoteles y restaurantes, industria manufacturera y servicios comunales, sociales y personales en el total de la ocupación de Bucaramanga (30,68%, 21,63% y 20,08%), respectivamente.

      1. DESARROLLO TECNOLÓGICO E INDUSTRIAL DEL SECTOR

  • A pesar del decaimiento general que vive la economía colombiana, durante el primer semestre de 2009 la actividad empresarial mostró un leve crecimiento en Santander.

Según un estudio de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, entre enero y junio de este año se han constituido 5.076 nuevas empresas, cifra que representa un crecimiento del 0,8% en comparación con el mismo período de 2008.
Para Horacio Cáceres, director del Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio, los datos revelan que los santandereanos siguen dispuestos a invertir su capital en la creación de empresas, especialmente en el sector terciario.“En este semestre han sido matriculadas 4.316 empresas del sector terciario, predominando la inversión en telecomunicaciones y compañías prestadoras de servicios”, afirmó el funcionario.

Otros gremios que han venido impulsando la economía santandereana son el de bienes e inmuebles y el de servicio público de transporte automotor, con una inversión que supera los $6 mil millones.

De acuerdo con el Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio, uno de los principales atractivos del área metropolitana de Bucaramanga para los empresarios, es el cúmulo de proyectos de gran envergadura que se realizarán a corto plazo en esta región del país.

En cuanto a los sectores primario y secundario, las principales fuentes de capital provienen de los gremios avícola, arrocero y de la construcción de obras de ingeniería civil y de redes para el transporte de gas y combustible.

  • El desarrollo más acelerado de la industria nacional, con mayor eficiencia y competitividad internacional, debe constituirse en un objetivo fundamental de la política económica, y en general, de los esfuerzos de los colombianos para conseguir una sociedad con mayor bienestar y con más equidad. Por eso, los autores de esta Ponencia, ambos funcionarios ejecutivos de FEDEMETAL, han visto con interés y complacencia los anuncios que ha hecho el Gobierno de que se buscará una reestructuración de la industria. Entendemos esa reestructuración como un propósito genuino de mejorar la capacidad de la industria para crecer y para cumplir su función social. 

Colombia ha logrado construir un sector industrial de indudables méritos, que representa un aporte significativo al desarrollo nacional. Ese aporte ha sido decisivo para que nuestro país se haya convertido, en un lapso relativamente breve, de predominantemente rural a predominantemente urbano, y para que, en general, se haya modernizado, permitiendo a su población mejores niveles de vida y acrecentando notablemente la riqueza nacional.

Sin embargo las realizaciones del sector industrial podrían y deberían haber sido aún más importantes. De hecho, es decisivo para el país que el ritmo de crecimiento de la industria sea bastante más alto que el logrado en las décadas pasadas, y que su capacidad de exportar, y de satisfacer adecuadamente las necesidades de las comunidades y usuarios nacionales sea más efectiva.

Últimamente, las condiciones en que se realiza el esfuerzo industrializador no han sido favorables. Sorprende lo importante del terreno que se perdió, y las oportunidades que se desperdiciaron por no haberse continuado el esfuerzo que dio frutos entre 1950 y 1975. Si Colombia hubiera podido mantener entre 1974 y 1988 la misma tasa de crecimiento del sector industrial que se logró entre 1965 y 1974, nuestra producción manufacturera sería hoy dos veces más grande. Si se hubiera mantenido el mismo ritmo de aumento en las exportaciones manufactureras, estaríamos exportando hoy 3.550 millones de dólares corrientes en productos industriales, en vez de los 1.099 millones de dólares que actualmente estamos exportando. El empleo manufacturero aumentaría en 50.000 puestos de trabajo, lo cual representaría por sí solo, una disminución del 1.3% en la tasa de desempleo que registra el DANE para las principales 7 ciudades. Este escenario de posibilidades, representaría un aumento de 1.1 puntos del producto total y hubiese colocado en 1986, el coeficiente de industrialización en 27.9 lo cual nos pondría en un puesto de avanzada en la América Latina1, 2.

O sea, que el panorama sería distinto, mucho más favorable, si solamente hubiéramos logrado mantener la situación expansiva en el sector industria que alcanzó en las décadas anteriores a 1975, aun sin haber contado, en todo ese período, con bonanzas notorias en el mercado de nuestros artículos tradicionales de exportación, o con otros recursos externos extraordinarios.

Existen, por lo tanto, síntomas de que el comportamiento y resultados de la industria colombiana no han alcanzado el nivel de excelencia de épocas anteriores, a pesar de que durante los últimos tres años han aparecido señales de reactivación, que recientemente tienden a mitigarse.

Esa sensación de "insuficiencia", que hasta ahora ha sido tratada en términos puramente cuantitativos, se agudiza en el ámbito de lo cualitativo, al comparar las realizaciones de la industria con objetivos y propósitos que son, precisamente los que se han vuelto indispensables en los últimos años. Según esos nuevos propósitos y objetivos, se necesita que el sector industrial crezca a tasas aún superiores a los niveles que parecerían tan satisfactorios entre 1960 y 1974. Se necesita además, que la industria mejore notablemente su eficiencia y su productividad, no sólo para ofrecer bienes mucho más baratos y de mejor calidad a los consumidores nacionales, sino para poder entrar a competir ampliamente en los mercados externos.

Esos propósitos requieren profundos cambios en el ambiente general de la economía y en la forma en que se desenvuelve la industria.

Las palabras que más adecuadamente puedan corresponder a ese objetivo son,  precisamente, las que han dado el título al presente foro: El desarrollo industrial frente a la reestructuración. Dos elementos esenciales e indivisibles para una estrategia industrial.

Partimos de la base de que es urgente dinamizar el proceso industrial, y hacerlo más eficiente y competitivo. Eso indica dos cosas:

a)      Que actualmente las circunstancias no se prestan para lograr un alto dinamismo;

b)      Que nuestra industria tiene problemas estructurales que limitan su mayor productividad por lo menos en términos relativos.

La Reestructuración no puede ser un fin en sí mismo, sino un medio para lograr un más rápido crecimiento industrial y una mayor capacidad de competencia, tanto al nivel del mercado interno como del mercado internacional.

¿Por qué se habla de ineficiencias y limitaciones de la industria nacional?

La idea de que nuestra industria tiene limitaciones adquiere sentido si el estado de esa industria, sus volúmenes de producción, la calidad y variedad de la misma, se comparan con lo que esos parámetros debieran ser para cumplir con los objetivos y propósitos antes mencionados.

Podemos, por ejemplo, destacar los siguientes hechos.

a) Nuestro coeficiente de industrialización (proporción del valor agregado en el sector industrial frente al total del PIB), es inferior al conjunto de países de la América Latina. Nuestro nivel actual de industrialización es inferior al de México, Argentina, Brasil y Chile, lo cual no era así en décadas anteriores. En efecto, el coeficiente colombiano bajó, de 22.6 en la década del 70 a 21.4 en le los ochenta3.

Esto indica una tendencia a la desindustrialización. Si comparamos con la década del setenta, es evidente que el esfuerzo industrial no ha correspondido al tamaño global de la economía nacional, ni al grado de urbanización a que ésta ha llegado, ni a la necesidad de crear una capacidad exportadora en manufacturas. O sea, nuestra industria es pequeña en términos relativos y en términos absolutos.

b) Nuestra industria tiene costos relativamente altos, si se los compara con los de los países industrializados, aun en aquellas líneas de producción en donde la disponibilidad de factores podría hacer prever ciertos niveles de competitividad en los mercados mundiales.

Esos costos altos generan una serie de efectos negativos para nuestra economía:

i) Afectan la capacidad real de consumo de la población colombiana, haciéndole más difícil el acceso a una serie de bienes que satisfacen necesidades básicas, o que permitirían la incorporación de la población a modos de vida más modernos y halagüeños.

ii) Afectan los costos de bienes colocados en estadios verticalmente más avanzados en el proceso de producción.

iii) Hacen difícil la expansión de las exportaciones, pues le quitan competitividad a la producción nacional de manufacturas.

Las causas de esos altos costos, como lo veremos luego, se explican principalmente por factores macroeconómicos y tienen que ver con el entorno económico general en que deben funcionar las empresas industriales. También se deben en muchos casos a deficiencias, y a falta de recursos, en las empresas mismas.

Qué significaría, para la economía nacional, corregir, o aliviar, esas insuficiencias

Si se planteara, como propósito nacional, un escenario en el cual las deficiencias anotadas desaparecieran, y la industria nacional lograra crecer a tasas anuales de entre 8 y 10%, en forma sostenida, y a lo largo de 15 ó 20 años, y con creciente competitividad el panorama general de nuestra economía experimentaría cambios significativos que le darían una verdadera oportunidad a nuestra democracia para consolidarse decisivamente.

En efecto, una tasa sostenida de crecimiento industrial de 8.5% le agregaría, como se adelantó atrás, un punto porcentual al crecimiento global de la economía en forma directa, fuera de los efectos indirectos. Esto querría decir que si se lograra la cifra mencionada arriba, el crecimiento global de la economía podría superar el 6%4 anual por los solos efectos directos.

En lo que respecta a la balanza de pagos, la inyección de divisas que puede representar la capacidad de exportación de una industria más competitiva puede ser muy significativa. En Corea del Sur, por ejemplo, el aporte de las nuevas exportaciones manufactureras aumentó en la segunda época de la re-industrialización coreana (1971-1979) de 1.000 a 15.000 millones de dólares, respectivamente, lo cual significó aproximadamente un aumento anual de 39%5. Aún reconociendo que la estructura de las exportaciones colombianas es bastante distinta a la de Corea en ese tiempo, y que por lo tanto no puede esperarse en nuestro caso que una expansión de las exportaciones manufacturadas produzca un cambio tan radical como el que ocurrió en Corea, una mayor competitividad de nuestra industria tendría efectos muy importantes sobre las exportaciones colombianas.

Un aumento a una tasa de crecimiento anual de las exportaciones industriales al 14% mostraría que para 1994 el PIB nacional se habría incrementado en más del 4% y el desempleo se reduciría en 1.2% en comparación a lo que resultaría con las tasas actuales. De estas simulaciones6, realizadas con el propósito de visualizar con mayor precisión, al menos la perspectiva de los próximos 4 años, se concluye que un aumento mayor del 8% anual en el PIB industrial implicaría un aumento importante en la demanda final por bienes de este sector y tendría consecuencias sobre el esfuerzo que la industria debe realizar en dos direcciones:

- La necesidad de incrementar la inversión industrial.

-Mejorar la competitividad para hacer efectivo el potencial exportador.

Tenemos, por lo tanto, de un lado algunas debilidades y limitaciones en nuestra industria nacional, que limitan su papel de suministrador de bienes abundantes y baratos, tanto para el mercado interno como para el exterior, y que afectan su capacidad de crecimiento. Del otro lado, podemos prever un panorama altamente promisorio, en el cual la industria colombiana jugaría un papel decisivo para el desarrollo nacional, si pudiera superar sus actuales debilidades. La tarea que se impone, por lo tanto, es la de analizar las limitaciones, ver hasta qué punto ellas son susceptibles de aliviarse, y emprender un vigoroso programa de desarrollo industrial.

2. FACTORES QUE IMPLICAN LA BAJA COMPETITIVIDAD RELATIVA

El que la industria colombiana no esté creciendo todo lo que debiera, y el que muchos de sus productos tengan costos altos, que los hacen menos competitivos internacionalmente, puede explicarse por factores o hechos como los siguientes:

2.1. Factores generales, especialmente de orden interno

a) Las condiciones macroeconómicas en que está funcionando la economía no son favorables para una expansión suficiente de la demanda por productos industriales. Si la política económica es restrictiva, creando limitaciones a la expansión de la demanda agregada, o si el consumo interno debe restringirse con el fin de aliviar presiones sobre la balanza de pagos creando así un superávit comercial destinado a pagar deuda externa, es difícil pensar en un vigoroso crecimiento del sector industrial.

b) Las fuentes financieras son escasas, y costosas, constituyen una severa limitación para las nuevas inversiones, y un factor preponderante de altos costos en los procesos de producción. En Colombia, los costos financieros representaron más del 12% del excedente bruto de la industria manufacturera en 1986, mientras que en 1970 sólo representaban el 7.5%7. La comparación es muy diciente, asimismo, cuando se hace con otros países.

 

c) El gran peso en los costos industriales representado por la deficiente infraestructura del país:

- El costo de la electricidad industrial por kWh en Colombia es 5 veces superior al de Venezuela, y se compara desfavorablemente con los costos de países desarrollados8.

- El costo de cargue y descargue en los puertos es cuatro veces más alto que el correspondiente a los costos de países exportadores9.

- Los fletes marítimos son superiores en más del 50% por tonelada métrica10.

- La limitación estructural del transporte interno por carretera no permite aprovechar economías de escala en niveles superiores a las 40 toneladas por unidad transportadora.

d) La falta de un apoyo más decisivo del Estado, en aspectos que deberán contribuir a una sana expansión del sector industrial. A ese respecto, podemos mencionar la falta de una adecuada política de compras estatales, la cual podría ampliar la demanda por productos nacionales, haciendo más favorables sus economías de escala, la participación con capital accionario estatal en las inversiones que se necesiten cuando el capital privado no sea suficiente y la ausencia de programas de ciencia y tecnología que puedan ser aprovechadas por el sector privado.

Esta ausencia del Estado, en áreas en donde podría ayudarse al desarrollo industrial, es uno de los factores que contribuyen a mantener altos costos de producción.

e) La, ineficiencia general del Estado, representada en el formidable costo de pérdida de tiempo, papeleo, falta de decisiones administrativas claras, falta de persistencia en las políticas y en los procedimientos, falta de un amplio programa de capacitación de los funcionarios, lentitud en las decisiones y en algunas instancias, corrupción administrativa.

f) La participación efectiva de la industria nacional en proyectos del Estado que están financiados por la banca multilateral se encuentra frecuentemente restringida por las condiciones desfavorables que exigen dichos organismos a las ofertas nacionales, no obstante los esfuerzos que han venido desarrollando empresas del Estado como ISA y la Empresa de Energía Eléctrica de Bogotá con el apoyo del Ministerio de Minas y el Ministerio de Desarrollo.

Los obstáculos que tienen que superar los oferentes nacionales en las licitaciones; internacionales financiadas por organismos multilaterales son, por ejemplo, los siguientes:

- Los precios exigibles en las cotizaciones de la industria nacional deben presentarse en pesos colombianos, a diferencia de los exigibles a los extranjeros, en dólares americanos, o en cualquier moneda fuerte. Es evidente que esta exigencia impone altos costos financieros adicionales a la oferta nacional por cuanto los efectos de la devaluación del peso colombiano desde la fecha de presentación de la oferta al tiempo límite de entrega deben ser absorbidos por la cotización nacional en desmedro de su posición competitiva.

- Se exige cotizar precios CIF bodegas de la empresa estatal para la oferta nacional, entre tanto que para la oferta extranjera permite cotización en precios CIF puerto colombiano. En consecuencia se introduce como factor discriminatorio en contra de la industria colombiana los siguientes factores de costo que deberán pagarse a la nacionalización de los bienes extranjeros como son el impuesto de Ley 75; recargos en las tarifas de fletes; costos por cargue y descargue; Empocol, bodegajes, gastos de nacionalización, impuestos consulares, e IVA (10%).

- Todos los costos anteriores deben ser pagados por la industria nacional al importar la materia prima y otros insumos y por tanto deben ser transferidos al precio final.

- El no tomar en cuenta dichos rubros para efectos de la comparación de las propuestas, agrega una apreciable ventaja a la oferta extranjera, en contra de la oferta nacional por cuanto acepta de aquélla valores muy por debajo del valor real de los bienes objeto de la licitación.

- Los precios exigibles a las ofertas no permiten reajuste alguno durante el período del contrato. Ante las bruscas variaciones de los precios de las materias primas en el mercado internacional es previsible que los precios de las cotizaciones sean en consecuencia altos por cuanto deben tomar en consideración estas posibles variaciones.

- En la forma de pago también se dan ventajas a los proponentes extranjeros. Mientras que el pago se hace FOB puerto de embarque a los extranjeros, a los nacionales se hace CIF bodegas de la empresa contratante y además después de cumplir una serie de trámites burocráticos que alargan dichos pagos.

- El margen de preferencia que se otorga a la industria nacional, desvirtuado en muchos de los casos por los factores anteriores, tiende también a no aplicarse ante los condicionantes que se imponen al valor agregado nacional.

- La ausencia de medidas para evitar y contrarrestar el dumping y prácticas desleales de comercio en los procesos de licitación para el análisis y comparación de las ofertas.

g) La asignación de recursos al desarrollo científico y tecnológico en el país es sólo simbólica, si comparamos los niveles de su gasto como proporción del PIB. El coeficiente de gasto colombiano en esta importante área de apoyo al desarrollo económico está 3 veces por debajo de países como Argentina, Brasil, México y Chile y más de dos veces por debajo de Venezuela11.  Como porcentaje del presupuesto total, estos gastos alcanzaron su mayor nivel, 2.59% en 1979 y descendieron a 0.90% en 1985 con sólo reducidos incrementos (1.3% para 1987)12.

Estas cifras reflejan la marginal percepción de las políticas por una variable fundamental, que ha sido justamente uno de los motivadores mayores de la reestructuración industrial en los países desarrollados en lo que se ha denominado la revolución tecnológica. Sus tres áreas esenciales: la informática o disciplinas de base microelectrónica que ha transformado los procesos de manufactura y las comunicaciones, los nuevos materiales y la ingeniería genética. 

h) La inadecuada localización geográfica de la industria. 

La forma en que históricamente se fue desarrollando el país, especialmente desde la Independencia, significó que una parte muy considerable del esfuerzo económico se realizara en el Altiplano y en las regiones del interior. Ese desequilibrio geográfico tiene que corregirse, no sólo por lo que esa localización significa desde el punto de vista de la armonía social y política entre las diferentes regiones del país, sino porque en la actualidad se está desaprovechando el enorme potencial que las regiones costeras representan para poner en marcha un proceso más acelerado de desarrollo, basado en las excelentes condiciones que ellas tienen para producir y para exportar. Esto es válido especialmente para la región del Caribe, pero también lo es para la del Pacífico, si su disponibilidad de infraestructura mejora notoriamente.

La actual distribución geográfica de la producción industrial, con más del 65% de la misma concentrada en regiones alejadas un promedio de 200 kilómetros de los puertos marítimos, es importante factor de sobrecostos principalmente para las industrias que quieran dedicarse a la exportación y corresponde a un modelo de desarrollo en el cual el abastecimiento del mercado interno era el único criterio para decidir la localización de las inversiones13.

i) La lenta incorporación de tecnologías modernas.

Aunque algunas empresas nacionales están dotadas de maquinarias modernas, la generalidad de la industria nacional está bastante atrasada en lo que se refiere a equipos y a procesos de producción si se las compara con otros países, aun los latinoamericanos.

El lograr una mayor capacidad competitiva a nivel internacional, y la baja de costos y de precios para los consumidores nacionales, dependen en buena medida de que ese atraso tecnológico se alivie.

El problema no es fácil de resolver. Una economía como la colombiana no puede aspirar a que sus unidades de producción tengan la misma sofisticación de equipos que las fábricas similares de países desarrollados.

j) La inflexibilidad del régimen laboral.

Las cargas laborales, sobre todo en las empresas más modernas, pueden haberse convertido en un factor que eleva notoriamente los costos de producción, y que, además, genera distorsiones en el mercado de factores, con los consiguientes efectos sobre el empleo y sobre las decisiones de inversión.

2.2 Factores que pueden emanar de la estructura de los mercados industriales

La mayor parte de los problemas de baja productividad y altos costos, y la consiguiente falta de competitividad internacional en muchos subsectores de la industria colombiana se explica por los factores enumerados atrás. Pero también pueden existir problemas que saldrían de la forma en que están estructurados los mercados de algunos bienes, o del manejo de las importaciones o de la balanza de pagos. En algunos círculos, la idea de reestructuración del sector se reduce, en efecto, a crear condiciones de mayor competencia en los mercados. Por eso, es importante incluir esos temas entre las posibles causas de ineficiencia o de limitaciones al crecimiento industrial:

a) Se plantea la tesis de que el actual sistema de protección a la industria nacional, a base del arancel o de restricciones cuantitativas a las importaciones, se presta para la creación y el sostenimiento de empresas ineficientes, que funcionan sin competencia. El desmonte, o por lo menos la racional distribución de los niveles de protección, propiciaría, según esa tesis, una mayor especialización de la industria colombiana en las líneas de producción con mayores ventajas comparativas, estimularía la eficiencia y tendría importantes beneficios para los consumidores.

b) El país ha tenido períodos que se repiten con más o menos frecuencia, de sobrevaluación del peso, lo cual afecta la competitividad internacional de los productos nacionales, y estimula notoriamente las importaciones. El nivel de la tasa de cambio siempre estuvo por debajo de su valor real cerca de 10 años, desde 1975.

c) El excesivo énfasis en la atención al mercado interno puede significar que se desaprovechen las ventajas y posibilidades ofrecidas por una mayor apertura al comercio internacional, postergando los esfuerzos para incrementar exportaciones.

d) La deficiente estructura arancelaria.

A pesar de los esfuerzos que el gobierno ha hecho últimamente para racionalizar los perfiles arancelarios, el arancel no constituye todavía un instrumento efectivo para promover una industria eficiente. Existen todavía desviaciones importantes en los niveles arancelarios de los diversos grados de valor agregado, que perjudican la producción competitiva de algunos bienes. Esas desviaciones se convierten en un importante factor de costos para la industria nacional.

La protección que ha dado el arancel así como una mayor transparencia competitiva ha sido desvirtuada muchas veces ante la ausencia de mecanismos e instrumentos que prevengan y corrijan prácticas desleales de comercio como la subfacturación, el dumping y el contrabando técnico y reconozcan ágilmente y en forma permanente la existencia y evolución de la producción industrial. 

2.3.4 IMPORTACIONES Y EXPORTACIONES DEL PRODUCTO A NIVEL NACIONAL

IMPORTACIONES DE CARNE
1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconProducir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el...

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconProducir y comercializar carne de lombriz roja californiana

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconResumen Esta investigación se llevó a cabo con la especie lombriz roja californiana

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconEl mercado de carnes en china

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado icon¿Puede un novillo de engorde producir más de un kilo diario de carne,...

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconEn nuestros días la demanda imperiosa de producir alimentos para...

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconEl pollo de engorde actual es un animal genéticamente mejorada para...

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconRelación de la endodoncia con las demás especialidades

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconLos músculos del abdomen han sido objeto de numerosos estudios con...

Producir y comercializar carne de lombriz roja californiana con el fin de sustituir las demás carnes que se encuentran actualmente en el mercado iconPeter salovey & jhon mayer
«la habilidad de las personas para percibir (en uno mismo y en los demás) y expresar las emociones de forma apropiada, la capacidad...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com