Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria




descargar 367.54 Kb.
títuloDesde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria
página6/10
fecha de publicación20.02.2016
tamaño367.54 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Dialogo desde el futuro. Nuevas paradojas del pasado.

Por otra parte, al respecto de las lecciones a retomar de la historia vista hacia el futuro, consideramos relevante tomar en cuenta que dentro de las nuevas paradojas y en ánimo de destacar el papel de México en el ámbito de esta crisis internacional, no es raro que nuestros funcionarios terminen siendo más radicales que los propios organismos financieros internacionales y gobiernos del primer mundo y lleven la experiencia de su propia aplicación ortodoxa del dogma financiero neoliberal –anti intervencionista y desregulador, léase FOBAPROA– en nuestro país, como ejemplo de lo que hay que hacer a nivel mundial.

Esto sólo podría entenderse como consecuencia lógica de lo que se hizo antes, durante décadas. Para ello será necesario recordar que desde 1924, Richard Lasing secretario de Estado del presidente Woodrow Wilson, recomendó:

“México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta con controlar un solo hombre: el presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que esto nos llevaría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo: debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de los Estados Unidos. México necesitará de administradores competentes. Con el tiempo, esos jóvenes llegarán a ocupar cargos importantes y eventualmente se adueñarán de la presidencia. Sin necesidad de que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos. Y lo harán mejor y más radicalmente que nosotros”.

Alumnos destacados de incondicional servilismo neocolonial, ahora se asumen expertos maestros del imperio de la administración del mercado sin regulación, frente a la ineptitud de quienes con todo el poder, no fueron capaces de -o no quisieron- evitar la crisis financiera mundial actual.

Independientemente de que esto nos remite a recordar la formación académica-intelectual del equipo mexicano de políticos tecnócratas neoliberales egresados de Harvard, Yale, Tec de Monterrey y universidades similares, el comentario pertinente al respecto también esta orientado a apreciar que, a la vuelta de 85 años, es posible apreciar la fuerza de las ideas en la instrumentación de una estrategia política hegemonista inscrita en la lógica consustancial del desenvolvimiento de un marco cultural y civilizatorio específico.

Esta historia cuenta con muchos capítulos dramáticos y nuevamente es Naomi Kleim quien nos recuerda que en EU, durante el periodo de Nixon, este declara que “ahora todos somos keinesianos” refiriéndose a la política económica interna de Estado de Bienestar, imponiendo controles de salarios y precios con vistas a poder reelegirse.

Ahora bien, desde los 50, Milton Friedman, fundador de la Escuela de Economía de la Universidad de Chicago y divulgador del pensamiento neoliberal -y su complemento la Doctrina de Shock-, “tenía una visión de la sociedad, en la que el único papel aceptable para el Estado es implementar contratos y proteger fronteras. Todo lo demás debe ser abandonado por completo al mercado, sea la educación, los parques nacionales, la oficina de correos, todo lo que podría producir un beneficio. Y realmente vio, supongo, que las compras – la compra y la venta – constituyen la forma más elevada de democracia, la forma más elevada de la libertad. Y su libro más conocido fue Capitalism and Freedom” [Capitalismo y libertad].85

“Pero desató -simultáneamente, dice Naomi- a la Escuela -de Economía- de Chicago sobre Latinoamérica y convirtió a Chile, bajo Augusto Pinochet, en un laboratorio para esas ideas radicales, que no eran compatibles con la democracia en E. U. pero infinitamente posibles bajo una dictadura en Latinoamérica”86.

“Bueno, en Chile, el 11 de septiembre de 1973, mientras los tanques rodaban por las calles de Santiago, mientras el palacio presidencial ardía y Salvador Allende yacía muerto, hubo un grupo de así llamados “Chicago Boys”, que eran economistas chilenos que habían sido llevados a la Universidad de Chicago para estudiar con una beca total del gobierno de EE.UU. como parte de una estrategia deliberada para tratar de orientar hacia la derecha a Latinoamérica, después de que se había ido tan lejos hacia la izquierda. Fue un programa muy ideológico financiado por el gobierno de EE.UU., parte de lo que el ex ministro de exteriores de Chile llama “un proyecto de transferencia ideológica deliberada,” es decir, llevar a esos estudiantes a esa escuela muy extrema en la Universidad de Chicago e indoctrinarlos en un tipo de economía que era marginal en EE.UU. en la época y luego enviarlos a casa como guerreros ideológicos.

“De modo que este grupo de economistas, que habían fracasado en el intento de ganar a los chilenos para sus puntos de vista cuando sólo formaban parte de un debate abierto, se quedaron en vela toda esa noche, el 11 de septiembre de 1973, y fotocopiaron un documento llamado “el ladrillo.” Es conocido como “El Ladrillo.” Y lo que era, era el programa económico para el gobierno de Pinochet. Y tiene esas sorprendentes similitudes, con la estrategia electoral de George Bush en 2000 – la plataforma electoral. Habla de una sociedad de propiedad, de la privatización de la Seguridad Social, de escuelas por contrato, impuesto de tipo único. Todo esto proviene directamente del guión de Milton Friedman. El documento estuvo en el escritorio de los generales el 12 de septiembre, cuando llegaron al trabajo el día después del golpe, y fue el programa para el gobierno de Pinochet”.87

II. 7. Una Revolución en marcha. Profundizar la crisis y desestabilizar para permanecer.

Redimensionando el contexto actual desde una perspectiva amplia, Gustavo Esteva, opina del conflicto reciente del SME y apunta los objetivos tácticos del gobierno a la vuelta ya de un trienio: “No estamos viviendo bajo el imperio de la ley. Desde que tomó posesión, Calderón se ha dedicado a desmantelar el estado de derecho, con la complicidad de los otros poderes constituidos y de los llamados “fácticos”. El Ejecutivo viola sistemáticamente la ley y los derechos humanos. La Corte y el Congreso otorgan certificados de impunidad a quienes lo hacen, como ilustra ejemplarmente el caso de Oaxaca.

“La violencia reinante es cada vez más inducida o por lo menos propiciada por la violencia arbitraria, ilegal, practicada por el gobierno. Con el pretexto del narcotráfico, la gripe A/H1N1 o cualquier otra cosa, los diversos niveles de gobierno aumentan el control de la población, la intimidan y acosan continuamente, criminalizan el movimiento social y extienden la militarización del país.

“Con su decisión Calderón no sólo busca revertir notables conquistas de un grupo de trabajadores. Quiere cancelar, simbólicamente, la forma de autonomía sindical que supone participación efectiva de los trabajadores en la administración de la empresa. Pero lo intenta fuera de lugar y de momento. Aunque recibe apoyo masivo e inmediato de socios y cómplices, precipita una respuesta de cuantos se oponen a esa forma de reconstitución del país.

“Calderón... quiere reconstituir el país para establecer en el lugar del antiguo régimen una república autoritaria al servicio del capital. En esa tarea, que ha estado realizando a la vista de todos y con la complicidad de muchos, la destrucción del SME tiene valor real y simbólico. En el nuevo régimen no tendrán cabida la autonomía sindical o la dignidad de los trabajadores. Sólo aparatos corporativos dóciles podrán seguir en operación.”88

El mismo Esteva menciona días después ampliando el contexto de reflexión: “Según Gianfranco Pasquino (Diccionario de política), una depresión económica, injertada en una disminución de legitimidad y una crisis de representatividad, crea las condiciones objetivas de una revolución. Y cuando ésta logra producirse, porque un grupo aprovecha esas condiciones para intentarla, la revolución misma consiste, según Pasquino, en la sustitución de las autoridades políticas existentes y en la realización de cambios profundos en las relaciones políticas, la Constitución, las leyes y la esfera socioeconómica.

Con gran claridad histórica, continua: “En eso estamos. Todo empezó con un golpe de Estado incruento. Cuando Miguel de la Madrid tomó posesión desplazó a la antigua clase política y puso en su lugar a un grupo tecnocrático que desde entonces está en el poder, al servicio de los llamados poderes “fácticos”.

“Lo que parecía un simple reacomodo en la cúpula se transformó pronto en un empeño de cambiar a fondo el régimen político. Se trataba de remover los obstáculos a la dominación capitalista que caracterizaban al híbrido peculiar que emanó de la Revolución de 1910, con un ajuste sustancial del sistema. Poco a poco, particularmente en la gestión de Salinas, se desmontaron los pilares fundamentales del antiguo régimen y se produjeron cambios sustantivos en las relaciones políticas, el ordenamiento jurídico-constitucional y la situación socioeconómica. Por eso, a pesar de su signo conservador, es un empeño de alcance revolucionario.”89

Jalife–Rahme, indica que esta decisión tan audaz de destruir una nación no es iniciativa personal y eso explica porque es suficiente cualquier tipo de pelele que se ciña al guión previamente establecido. Y -por el contrario- en ella cubre un papel fundamental de continuidad el peso enajenador de los medios de comunicación corporativos que han ido incrementando su poder en ese periodo: “...Desde la década de los 1970, Zbigniew Brzezinski90 (anterior consejero de seguridad nacional estadunidense) maldijo (a Mexico) con el anatema de su proyecto de la era tecnotrónica de que Estados Unidos no deseaba tener el equivalente de un Japón en su frontera.

Zbigniew Kazimierz Brzezinski, miembro prominente del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales” (CSIS, por sus siglas en inglés), es el padre intelectual del modelo de la globalización en su libro Entre dos épocas: el papel de Estados Unidos en la era tecnotrónica (de 1970), artífice de la trampa de la guerra de Afganistán que tendió a la URSS (según sus confesiones a Le Nouvel Observateur), y promotor del eterno imperio estadunidense en su libro: El gran tablero de ajedrez mundial: la supremacía estadunidense y sus imperativos geoestratégicos.

Marshall McLuhan habla de la era electrónica o de la aldea global. Toffler, de la tercera ola. El sociologo Daniel Bell se refiere al advenimiento de una sociedad postindustrial. El propio Toffler ha escrito sobre una sociedad superindustrial. Zbigniew Brzezinski se refiere a una era tecnotrónica. Los futuristas soviéticos hablan de la RCT, la revolución científico tecnológica. El tópico popular se refiere a la era espacial, la era de la información, la civilización de la imagen, la era de la informática. Cada expresión aborda el cambio desde alguna de las dimensiones que lo configuran, pero ninguna lo abarca en su totalidad... Las invenciones tecnológicas provocan cambios culturales y estos a su vez generan cambios en la estructura social. Desde la perspectiva del primer mundo, las instituciones escolares malgastan cada día más y más energía para preparar a los alumnos para un mundo que ya no existe.

“Hoy, los países con mayor desarrollo industrial (en primer lugar Estados Unidos) empiezan a salir de la etapa industrial de su evolución: Ingresan en una era en que la tecnología, y sobre todo la electrónica –de ahí el neologismo”tecnotrónico”-, se convierte cada vez más en los principales factores de cambio social, alterando las costumbre, la estructura social, los valores y el enfoque global de la sociedad. Precisamente porque ahora el cambio es tan acelerado y complejo, es quizá mas importante que nunca que el sentido de la historia guíe nuestro manejo de la política exterior, y hablar de historia en este contexto equivale a hablar simultáneamente del pasado y del futuro.” 91

“...la era tecnotrónica que hace que muchas más cosas sean tecnológicamente viables y electrónicamente accesibles, determina que la decisión ponderada sea imperativa en el contexto de muchos más dilemas. La razón, la creencia y los valores van a producir un juego intenso de influencias recíprocas y al definición explícita de los fines sociales tendrá, por tanto, más importancia que en cualquier otro momento. Los fines hacia los que se orienta el poderío de E. U. A., la forma en que promoverá el diálogo social, la vía por la que se encarrilará la acción necesaria... he aquí dilemas que son al mismo teimpo filosóficos y políticos. La filosofía y al política serán esenciales en la era tecnotrónica.92

La “kakistocracia es el gobierno de los peores hace referencia al perfil de las élites políticas y sus instituciones. Señala la calidad de sus políticas públicas y los procedimientos que utilizan para burlar la ley, enriquecerse con el erario público, fomentar la inequidad social, infiltrar al crimen organizado en el Estado, entre otras variadas formas de hacer del servicio público un botín. Pero el aspecto más importante de la kakistocracia es que este perfil de funcionarios públicos y élites políticas es apoyado regularmente en procesos electorales. El proceso electoral del 2009 ha sido importante (sobre todo) por los distintos asuntos que estuvieron alrededor, aparentemente colaterales pero con más peso sustantivo si se trata de calibrar dónde está en juego el desarrollo o el acotamiento de la kakistocracia.”

“Que luego la kakistocracia93 neoliberal local haya contribuido en la destecnificación y destecnologización de México, es la consecuencia de una decisión estratégica tomada en Washington y a la que los presidentes neoliberales mexicanos se acoplaron a la perfección desde hace 27 años”. “Antes y después de la construcción del muro ignominioso en la librecambista transfrontera neoliberal (que hizo explotar el narcotráfico y su blanqueo bancario), Washington no da(ba) un cacahuate por México, pero entendía que Brasil era un caso aparte del que llamaba la atención su prolongado letargo”. 94

II. 8. Nuevos escenarios. Hacia un mundo multipolar y la emergencia social y comunitaria.

A decir de Jalife, pese a los teóricos y estrategas geopolíticos de la OTAN, de la dupla anglosajona y su incondicionalidad israelí, conforme involuciona Estados Unidos y evoluciona el BRIC (Brasil, Rusia, India y China), es un hecho que el mundo avanza hacia un nuevo orden mundial multipolar (con la UE y EU). Lo cierto es que ha dejado de ser unipolar. Los dos miembros militares y políticos más sobresalientes de la OTAN, Estados Unidos y Gran Bretaña, fueron derrotados humillantemente en Irak por la guerrilla sunita. La propia OTAN fue incapaz de defender a su aliado georgiano beligerante en la fulminante réplica rusa en el Caucaso a la agresión de Georgia a las dos Osetias (del Norte y del Sur) y ahora se prepara para ser derrotada por la rupestre guerrilla de los talibanes en Afganistan. Nada de ello desde luego por su propia voluntad que continúa siendo hegemonista, pero ha dejado de ser la alianza militar y política más poderosa del mundo. Añorando impotente “el curso de sus 60 años de aniversario, (en que) la OTAN unificó a Occidente, salvó a Europa y concluyó la guerra fría”. El propio Brzezinski también admite lúcidamente “el desvanecimiento de la jerarquía global posterior a la Segunda Guerra Mundial y la dispersión simultánea del poder global”.

“Una frase demoledoramente autocrítica que será muy apreciada en los sectores antagónicos al neoconservadurismo straussiano (con caricatura bushiana), tanto en el interior como al exterior de Estados Unidos: desafortunadamente, el liderazgo de Estados Unidos en años recientes (sic) sin ninguna intención, pero en forma muy imprudente, contribuyó a la ominosa (sic) situación presente. La combinación del arrogante unilateralismo de Estados Unidos en Irak y sus lemas demagógicos islamofóbicos debilitó la unidad de la OTAN y despertó el resentimiento musulmán enfocado a Estados Unidos y a Occidente en forma más general”. Importante es también reconocer en esta dinámica “el ascenso fenomenal de la sociedad civil global”.95

Si esto fuera poco: “El mundo ya penetró la fase de dislocación geopolítica mundial ante un escenario de depresión económica y social (sic) con creciente proteccionismo. Tal evolución condenará en 2010 a gran (¡súper-sic!) número de países en medio de la crisis sistémica global a escoger entre las tres opciones: ... inflación, fuerte presión fiscal o suspensión de pagos”.96

Este escenario mundial era previsible “desde la primavera de 2004, cuando se supo que la dupla anglosajona era incapaz de controlar por la vía bélica los pletóricos yacimientos de hidrocarburos en Iraq: la relación inversamente proporcional entre el dólar unipolar con los dos binomios geoestratégicos multipolares, el petróleo/gas y el oro/plata”.

“La excepción trágica del planeta lo representa el México neoliberal, que, pese a poseer las dos joyas geoestratégicas del momento (hidrocarburos y plata), fincó su destino fatal en el modelo globalizador del Titanic y la alquimia financierista de Estados Unidos, controlado por la quebrada banca israelí-anglosajona (ver Bajo la Lupa; 21/10/09)”.

En “una nueva introducción (que valió su publicación íntegra en el periódico argentino El Clarín) para la segunda edición del libro agotado Fin de una era: turbulencias en la globalización (editorial Libros del Zorzal, Buenos Aires, 2007) se expone el carácter estructural irreversible de las tendencias geopolíticas, geoeconómicas y geoenergéticas abordadas (ahora más diáfanas)–, por lo que me permito compartir con los lectores de La Jornada el previo contenido97:

“Nuestro mundo evidencia desde hace algunos años una serie de cambios estructurales cuyo alcance habrá de sentirse por generaciones. Podríamos decir que asistimos al fin de una era.

“No obstante, su modelo omnipotente de globalización financiera ya venía averiado desde años atrás: para los técnicos, desde la quiebra del fondo de inversión LTCM en 1998; para los leguleyos, desde 2000, con el desplome bursátil del índice tecnológico Nasdaq.

“...la alquimia financiera, manejada estupendamente por la dupla anglosajona –Estados Unidos y Gran Bretaña–, que controla los mercados de la globalización desregulada, sólo podía pervivir gracias a la eventual transmutación del ‘oro negro’ en ‘papel-chatarra’, concretamente el dólar.

“Un virtual triunfo militar de Estados Unidos en Irak –con el consiguiente control petrolero– hubiera prolongado la alquimia financiera otra década más. No sucedió así.

“La derrota de Estados Unidos en su aventura militar en Irak, que no pocos analistas lúcidos de su establishment catalogan de ‘catástrofe’, enterró el proyecto fantasioso de la unipolaridad con su política de ‘guerra preventiva’ que pretendía cambiar los regímenes sentenciados de ‘enemigos’ bajo el mote teológico de ‘eje del mal’.

“Hoy, a más de tres décadas de esos acontecimientos, el cuadro es bien diferente. La derrota de Estados Unidos en Irak exhibe cinco consecuencias mayúsculas: 1. Se derrumba la ‘contención de China’, al revés de lo planeado, Beijing se asienta actualmente como una nueva potencia de primer orden; 2. Se sacude la globalización financiera, abriendo paso al proceso de ‘desglobalización’; 3. El dólar pierde su hegemonía y desnuda la vulnerable realidad geofinanciera y geoeconómica de Estados Unidos, el único imperio deudor en la historia de la humanidad; 4. La multipolaridad, que a nuestro juicio se expresa en un ‘nuevo orden hexapolar’ (Estados Unidos, la Unión Europea y el BRIC: Brasil, Rusia, India y China), y 5. Emerge la teocracia de los ayatolás de Irán como la nueva potencia regional en el Golfo Pérsico.

“Actualmente es más diáfano el trayecto del nuevo orden multipolar: la globalización financiera, de corte trasnacional privado, se encuentra en proceso de desintegración (o de ‘desglobalización’), mientras crece la influencia de la globalización petrolera, de corte estatal y geopolítico.

¿Qué varió tres años más tarde? Muy poco: cuando los procesos enunciados se han consolidado... Los sucesos geoestratégicos relevantes desde agosto de 2008 que explaya el portal europeo De Defensa (19/10/09) –“la crisis de Georgia (…), la crisis financiera, la nueva política de Obama y el abandono de los antimisiles: todos esos eventos y todas esas iniciativas trastocaron el paisaje europeo de la seguridad”– ya se encontraban escritos en el muro.

Jalife comenta que difícilmente existen eventos sueltos cuando concurren y/o colisionan los intereses geoestratégicos de los hidrocarburos y las geofinanzas. Todo se ha concatenado a partir de la catástrofe militar de Estados Unidos y Gran Bretaña en Iraq, al unísono de la insolvencia de la banca-israelí anglosajona, lo cual gestó en su conjunto el ascenso prodigioso del BRIC y el nuevo orden multipolar.

“Lo que sucedió en la segunda mitad de 2008, ya no se diga en 2009 y lo que sigue el restante del siglo XXI, ya se había escrito en el nuevo muro babilónico desde la primavera de 2004 con la derrota militar de la dupla anglosajona en Iraq, que le propinó la guerra asimétrica de la insurgencia sunita árabe”
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconTransformación curricular para la sociedad del conocimiento. Ejes...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconPlastica-comunicacion

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconPlastica-escultura

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconAntropología, estudio de los seres humanos desde una perspectiva...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconHoy conoceremos la glándula pineal “el tercer ojo”, todo sobre ella,...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconI. Los Tda comprenden un conjunto de ma­nifestaciones sintomáticas...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconEspiritualidad desde la vocacion y desde el compromiso cristiano

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconCapitulo II percepción social, cognición social y cultura subjetiva

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconEl Taller Gravura se crea en 1979. Desde sus comienzos Paco Aguilar,...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconLa temática del liderazgo ha sido de las que mayor interés ha despertado...
«desde la hora de nacimiento, algunos hombres están señalados para obedecer y otros para mandar». Maquiavelo, en su obra de 1532...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com