Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria




descargar 367.54 Kb.
títuloDesde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria
página7/10
fecha de publicación20.02.2016
tamaño367.54 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
. 98

A manera de corolario nacional de esta situación, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) aseguró: “México se convirtió en el país latinoamericano con el mayor crecimiento de la pobreza, indigencia y desigualdad en la distribución del ingreso en 2009, año en que la crisis financiera interrumpió un sexenio de avances sociales en la región”,

“Las nuevas cifras disponibles para 2008 reflejan una evolución positiva de la pobreza en la región respecto de 2007, indica el informe. En Brasil, Perú y Uruguay la incidencia se redujo en tres puntos porcentuales y en Costa Rica y Paraguay en dos puntos porcentuales, en tanto que en Panamá y Venezuela lo hizo en un punto. Ecuador y República Dominicana no mostraron variaciones significativas.

“Antes que la crisis que estalló el año pasado provocara un aumento de la pobreza en la región, México ya era el único país latinoamericano donde este indicador acusaba un deterioro, de acuerdo con el reporte.”99

II. 9. Las variables constantes. Nuevos elementos

“Nos movemos en nuestro ambiente diario sin entender casi nada acerca del mundo.” Carl Sagan

Al igual que hace dos años, “Los pronósticos de la comunidad científica sobre el cambio climático son claros. Las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) alcanzarán niveles peligrosos en pocos años. Los efectos sobre la temperatura promedio global ya se dejan sentir, precipitando el deshielo de glaciares y de la capa de hielo en el Ártico, entre otras cosas”.100

Dado que el Cambio Climático ha sido definido por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático como "un cambio en el clima, atribuible directa o indirectamente a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad climática natural observada durante períodos de tiempo comparables".101

Y por otra parte, el Oscurecimiento global es un término que describe la reducción gradual de la cantidad de luz solar observada que alcanza la superficie terrestre desde la década de los años 1950. Se piensa que ha sido provocado por un incremento de partículas como el negro de humo (o carbonilla) en la atmósfera debido a las actividades humanas, principalmente la combustión, tanto industrial como en el transporte, nitratos, dioxido de azufre, ceniza, etc. El efecto varía con la localización, pero globalmente la reducción ha sido del orden de un 4% en tres décadas (1970-1990). El oscurecimiento global ha interferido con el ciclo hidrológico reduciendo la evaporación y pudo haber provocado sequías en algunas zonas. La tendencia se ha revertido durante la pasada década. El oscurecimiento global crea un efecto de enfriamiento que ha podido llevar a los científicos a subestimar los efectos de los gases de efecto invernadero enmascarando parcialmente el llamado calentamiento global. 102

Tenemos que el cambio climático es la combinación compleja de 2 factores principales: gases de efecto invernadero (GEI, responsable del incremento de la temperatura en el planeta) y el oscurecimiento global (OG), producido por las partículas en suspensión de la polución, que provocan a su vez el efecto de enfriamiento de la atmósfera; y de efectos y alteraciones combinadas: sequías, inundaciones, hiperciclones, etc.

“El mundo en desarrollo ha sido responsable de una muy pequeña parte de las emisiones; no obstante, se ve obligado a soportar mayor proporción de la carga para hacer frente y adaptarse a eventos meteorológicos extremos, elevación de los niveles del mar, inundaciones y sequías... “En las pasadas dos décadas se cuadruplicó el número de desastres naturales en América Latina y el Caribe a consecuencia del cambio climático, lo que ha provocado que el número de personas afectadas se haya incrementado de 174 millones a 250 millones, declara Marcela Suazo, directora regional para Latinoamérica del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés). “Dijo que por el cambio climático se ha perdido más de 40 por ciento de los recursos forestales, mientras 300 mil hectáreas padecen algún tipo de degradación”... “Hasta ahora fueron las naciones industrializadas las que generaron la mayor parte del carbono y otros elementos que alteraron el clima, pero han sido relativamente inmunes a los efectos de esa perturbación.

“El informe sobre la población mundial 2009 reconoce el impacto del cambio climático en las sociedades. Plantea que la influencia de calentamiento global en las personas es compleja, pues estimula la migración, destruye los medios de vida, perturba las economías, socava el desarrollo y exacerba la inequidad entre los sexos y “...exacerba las desigualdades en las localidades donde las mujeres son las que más sufren”.103

“Las modestas metas del Protocolo de Kyoto (PK, tratado internacional aprobado en 1997 para comenzar a limitar las emisiones de gases de invernadero y reducir la adicción a los combustibles fósiles y que expira en 2012), ni siquiera se cumplieron... “El PK no fue un buen tratado. Sus metas fueron pobres y tenía grandes ventanas para eludir compromisos”.104

Hasta ahora la experiencia ha confirmado que es necesario realizar el trabajo fundamental en las comunidades sin descuidar los foros nacionales e internacionales de discusión. Los nuevos foros (la Cumbre sobre el Cambio Climático organizada por la ONU –la COP15–, en Copenhague, Dinamarca, 2009, etc.) y la agudización de la crisis provocada por los efectos del cambio climático exigen trascender “...una pura e inocente ética ecologista” y asumir “la conciencia de que el tema ambiental es hoy día central” y que junto a este están articulados los demás (guerra, hambre, pobreza, trabajo, migración, etcétera). Como hemos señalado antes, “...el actual modelo productivo capitalista sigue promoviendo el crecimiento constante y sin límite; al mismo tiempo, el crecimiento se funda sobre la disminución –ésta sí con límite– de los recursos para dicha producción.

“Dicho en otra palabras, el capitalismo en su fase contemporánea trata de fundir dos paradigmas irreconciliables: el de la abundancia y el de la escasez. Por un lado, la abundancia de lo inmaterial, ideas, sensaciones, de lo digital, la abundancia potencial de la cooperación social, puesta a valor por el capital, la abundancia de la vida, última frontera de explotación capitalista; por el otro lado, la escasez de los recursos primarios, las fuentes originarias y naturales sobre las cuales el capitalismo ha fundamentado su propia existencia. El crecimiento económico constante pretende generación sin freno de energía, lo cual, al ritmo presente y con el sistema actual, es prácticamente imposible.” El capitalismo vulnera la vida en el planeta cada vez más y “...sigue actuando con su típica arrogancia: insiste en defender el modelo, inclusive cuando pretende hablar de cambio climático. El mercado de los bonos de carbono , “...en el que, al final de cuentas, el que contamina gana”105 es el botón de muestra más evidente en este sentido.

Pero no es lo único.”“...el capital ya está ahí para aplicar lo que Naomi Klein nos explicó que se llama shock therapy, que no es otra cosa que nuevas formas productivas y nuevos dispositivos de comando capitalista encima de la vida. La muestra más reciente de esta tendencia son las declaraciones conjuntas realizadas desde Singapur por los presidentes de Estados Unidos y China, Barack Obama y Hu Jintao, respectivamente: en la próxima cumbre de Copenhague no habrá acuerdos vinculantes; es decir, definitivos acerca del cambio climático.106

Es importante comprender que nos encontramos en “una de las últimas oportunidades para comenzar la transición económica y tecnológica que reclama el desafío (del cambio climático).” (Es importante insistir en que, siendo apremiante, no significa que dicha transición operativa signifique la solución de la crisis ambiental. Aunque si significaría un incremento en la justicia ambiental y social en los países en desarrollo para poder desarrollar mejores opciones propias para sobrellevarla). Sin embargo, “Estados Unidos no va a acudir a la conferencia con un mandato claro sobre el nivel de reducción de emisiones para los próximos 50 años...Estados Unidos llegará con las manos vacías a Copenhague. Eso arrastrará a Europa, China, Brasil e India.107 Con ello el mundo entero estará inmerso en esa dinámica global.

Es por ello que, a estas alturas de las cosas, nuestro trabajo en el ámbito comunitario debe reforzar su sentido: “...por un lado se requiere reafirmar que no estamos de acuerdo con este modelo, que es necesario encontrar otros espacios colectivos de decisión para el futuro del planeta y de la vida que no pueden depender de la decisión, ahora, de dos gobiernos. Por otro lado, significa...señalar que la crisis ambiental no es un aspecto secundario”, sino que es la crisis que acentúa a las demás. “Finalmente, implicará promover alternativas reales, concretas y eficaces. Esto equivale ya hoy, aquí, comenzar a desobedecer las reglas del capital, terminando de organizar y realizar ese éxodo hacia un mundo justo y libre para todos, que tenga en el centro de sus relaciones los bienes comunes, ni públicos ni privados: ambiente, cultura, territorio, conocimiento compartido, vida.108

“Se requiere... llamar la atención sobre la necesidad de un nuevo gran paradigma para reorganizar las relaciones económicas internacionales”... “hay que desechar la solución del mercado de bonos de carbono (“...en el que, al final de cuentas, el que contamina gana”109). Para tomar ventaja de este nuevo espacio de rentabilidad, el capital busca crear un nuevo mercado de carbono, basado en una privatización de facto y retroactiva de la atmósfera. Se trata de crear derechos comerciales sobre la atmósfera para aquellos que generaron el problema: a las industrias emisoras de gases de efecto invernadero (GEI) se les asigna una cuota permitida de emisiones. La diferencia entre sus emisiones reales y el tope de la cuota puede ser vendida en el mercado de carbono a las empresas que exceden su cuota. Esto equivale a privatizar los derechos a contaminar un espacio que antes no tenía dueño. 110 También hay que desechar la idea de un impuesto regresivo a las gasolinas como si eso fuera la solución. Se necesitan estrategias de transformaciones estructurales,... “es hora de pasar a un esquema en el que la justicia sea el eje principal para enfrentar el problema del cambio climático”.111

Para efectos prácticos, de ahora y lo que siga, la consigna de justicia ambiental es vigente. Como lo es la necesidad de un cambio transcivilizatorio (ético, estético y humano), que sólo será viable si es impulsado desde las organizaciones de sociedad civil y las comunidades urbanas y rurales enfocadas a la construcción de una sociedad sustentable, a partir de fortalecer el poder civil o ciudadano (Vs. el poder económico –empresas, corporaciones y mercados– y el poder político –partidos y estados–, cada vez mas subordinado al primero) a partir de desarrollar la ecología política que ello implica. “...ya no se trata de buscar solamente la toma del poder político sino, al mismo tiempo, de construir el poder social. Y este juego de dos pistas que se complementan eleva la potencia política en varios órdenes, y hace de los tiempos no electorales tiempos vivos y llenos de creación”.112

Desde un encuadre alternativo de análisis, lo que debe ponerse en el centro del debate y de la acción es el cuestionamiento de la continuidad de un paradigma civilizatorio que hace que en un mundo multipolar prevalezcan los mismos mecanismos de manipulación y desinformación normales de la lógica neoliberal surgida en la unipolaridad atávica occidental. De nada nos servirá proclamar la multipolaridad como un hecho, si al mismo tiempo en cada esfera de la acción humana no propugnamos por que esta multipolaridad empiece a reflejar una coyuntura para una posibilidad transcivilizatoria profunda.

II. 10. Encuadre alternativo

Lo dicho anteriormente es muy importante a la hora de considerar la pertinencia o no de las herramientas conceptuales y de la historia misma para el análisis del presente y la construcción de futuros alternativos posibles. También ayuda a comprender que dichos futuros tienen que ser comprendidos simultáneamente desde un amplio marco conceptual –que incluya el peso específico psicosocial–, desde el encuadre de un ámbito civilizatorio alternativo y de la articulación de ejes transcivilizatorios que sean producto al mismo tiempo de la organización y lucha social, de los saberes comunitarios, así como de la experiencia y de la investigación multidisciplinaria vinculada a las comunidades.

Por otra parte, es curioso observar que la propia tesis de Richard Lasing corrobora el operar trascendente de una otra política que avance por nuevas vertientes. Ello implica que debe de tomarse en cuenta la aguda observación que sirve de premisa a la tesis de Lasing, al neutralizar la endeble estructura social de poder que se finca en la persona del ejecutivo nacional, como la de un caudillo y plantearnos muy seriamente la necesidad de revertir su fuerza en términos de fortalecer procesos orgánicos comunitarios y sociales desde la base.

Todos estos elementos nos remiten a su vez, a comprender que un proyecto transcivilizatorio tiene dos dimensiones potenciales: su viabilidad prioritaria y al mismo tiempo la necesidad de ser construido en el tiempo, atravesando generaciones enteras, para que realmente pueda ser viable una otra realidad.

Nuevamente, la peculiaridad de los países latinoamericanos hace posible que esto sea realizable dado que existe una amplia herencia de de resistencia cultural-civilizatoria enraizada en los pueblos originarios, y además existe la nosótrica en tanto que idea-semilla transcivilizatoria, así como la sólida base de los saberes comunitarios, el sustrato comunitario y la dinámica catalizadora del diálogo de saberes de todo ello y que se expresa en los movimiento socio-político. De igual forma se cuenta con las herramientas que permiten que ello sea posible mediante el trabajo de todos los integrantes de las comunidades, pero poniendo el acento en el protagonismo infantil, en cuanto a que sean los niños y niñas los beneficiarios y continuadores generacionales de este proceso comunitario y al mismo tiempo, el proceso se nutra del potencial heurístico-epistémico de la sabiduría infantil, hasta ahora subvalorada por la incapacidad conceptual-metodológica de incorporarla al torrente utopístico.

II. 11. La dimensión psicosocial y las voces del pasado que platican al futuro.

Brevemente subrayamos que mediante este tipo de análisis es posible detectar un ámbito poco observado en el diálogo de saberes para la construcción de herramientas convivenciales. Aunque nos reservamos una presentación mas amplia del tema en otro momento, en esta presentación se muestra que existe un cuerpo específico a ser analizado en relación a la escala psicosocial del problema humano que nos atañe frente al escrutinio de la crisis civilizatoria y las posibilidades transcivilizatorias con que contamos. La neurosis vista como sociopatología deshumanizante de la modernidad, la doctrina de shock comprendida como un dispositivo estructural sociopolítico, económico y de la labor de manipulación psicosocial mediática, y la biopolítica orquestando en la etapa tecnotrónica todo ello, son aspectos básicos que enmarcan los perfiles psicosociales mas densos de la civilización moderna e impactan en los entornos urbanos de las comunidades. Estos elementos subrayan el peso específico de esta dimensión humana, que requiere ser abordada también desde el mismo ámbito e incorporada a la praxis transcivilizatoria con herramientas convivenciales adecuadas para ello.

Cuando hablamos de la fortaleza, la resiliencia civilizatoria y de la resistencia biocultural de las comunidades étnico–campesinas es importante observar que cuentan con ingrediente de tipo psicosocial, también como elementos básicos y herramientas convivenciales determinantes.

Eduardo Galeano dice: “–Me parece admirable la capacidad que han tenido los indígenas de las Américas en perpetuar una memoria que fue quemada, castigada, ahorcada, despreciada durante cinco siglos. Y la humanidad entera tiene que estarle muy agradecida, porque gracias a esa porfiada memoria sabemos que la tierra puede ser sagrada, que somos parte de la naturaleza, que la naturaleza no termina en nosotros. Que hay posibilidades de organizar la vida colectiva, formas comunitarias que no están basadas en el dinero. Que la competencia contra el prójimo no es inevitable y que el prójimo puede ser algo mucho más que un competidor.

“Todas estas cosas que se han heredado de las culturas originales y que han tenido una persistencia admirable porque han sobrevivido a todo y que se manifiestan ahora. Por ejemplo, la nueva Constitución de Ecuador, que lleva nombre indígena, por primera vez en la historia de la humanidad consagra a la naturaleza como sujeto de derecho. Nunca a nadie se le había ocurrido. En Ecuador, a pesar de ser un país muy infectado de racismo, como México y todos en América Latina, se ha podido perpetuar una memoria subterránea que hace posible esta recuperación de verdades pronunciadas por voces del pasado más remoto, pero que hablan al futuro.”113

La construcción de herramientas convivenciales desde cualquier ámbito es un acto iniciado desde ya. Distinto es potenciarlo y colectivizarlo más allá de donde surge localmente, en ello está la tarea que se realiza después de comprender y aprovechar lo existente. Un ejemplo de la innovación desde la tradición, la cotidianidad y el trabajo, lo refiere también Galeano. “¿Para qué escribe uno, sino es para juntar sus pedazos? Desde que entramos en la escuela o en la iglesia la educación nos descuartiza nos enseña a divorcia el alma del cuerpo y la razón del corazón. Sabios éticos son los pescadores colombianos. Que inventaron la palabra sentipensante. Para definir al lenguaje que dice la verdad.” Esta referencia la compartió con nosotros el historiador y pedagogiárico Vladimir Zavala en su visita de 2009 a México. De tal forma que el sentipensar es una herramienta convivencial básica digna de ser ejercitada y compartida como tal concientemente. Después de haber estado en Colombia, el sociólogo Hector Rosales publicó un libro titulado Sentipensar la cultura, en 1998, que tiene la peculiaridad de realizar tal reflexión abierta a la razón, el análisis y la poesía.

En otro ámbito, la apasionada búsqueda realizada por Herbert Read, le permitió comprender que “el arte es el medio para lograr el dominio conciente de las energías creadoras” en el individuo -artista-. De igual forma realiza una brillante contribución mediante su énfasis en el concepto ampliado de arte en distintos aspectos, a partir de la consideración histórica de su papel social premoderno en Europa, reconociendo implícitamente el factor psicosocial de ello. Al hablar de la disciplina del arte “daremos al término arte un sentido amplio, que incluya todo quehacer artesanal, toda técnica o destreza. Y es lo justo, porque eso significaba originalmente, antes de que, al perder su integridad, al dejar de servir a la comunidad, las artes se apartaran de las actividades regulares de ésta.”114 En nuestro país esto se refleja en la herencia del México antiguo, de la misma manera que se aprecia claramente en la riquísima tradición del arte popular.

Con un sentido programático, en otra parte dice: “El arte, ampliamente concebido debería ser la base fundamental de la educación. Pues ninguna otra materia puede dar al niño no solo la conciencia en la cual se hallan correlacionados y unificados imagen y concepto, sensación y pensamiento, si no también, al mismo tiempo, un conocimiento intuitivo de las leyes del universo y un habito o comportamiento en armonía con la naturaleza”115. En esta cita queda sintetizada la función psicosocial relevante del arte al ser redimensionado en la educación.

Es por ello que, con profunda convicción filosófico-social, en términos prácticos no duda en recomendar: “Terminar con el aislamiento del arte, eliminarla por completo del programa de estudios, antes que aceptarla como materia especializada, separada: tal es la primera tarea que debemos de cumplir en las escuelas. El arte debería de ser el aspecto significativo, disciplinado, de toda actividad; cada una de las materias debería ser una de las artes y la educación, tener por objeto hacernos a todos maestros artistas. Pero ser maestro en un arte es también participar en un misterio, pertenecer a uno de los grupos funcionales de una comunidad orgánica. “116

Por nuestra parte, apoyándose en innumerables experiencias del arte vinculado a la sociedad en América Latina y al cuestionar nuevas posibilidades estratégicas del arte, nuestro enfoque de la plástica social fue construido en la década de los 90 desde una base estético-comunitaria mediante los experimentos psicosociales realizados en el desierto de El Vizcaino, en Baja California Sur en dos periodos. El primero (de finales de1989 a 1995) se inicia con una investigación estética y psicosocial de involucración vivencial directa –intermitente durante tres años en ese desierto–. El concepto y la metodología de la misma también fue diseñada por el autor. Por otra parte, recomendable referencia es la película Bajo California. El Límite del Tiempo, del director Carlos Bolado (1998), que –sin mencionar crédito alguno– ilustra muy bien la anécdota peripatética de esa experiencia estética y los espacios vivenciados. La película asocia esta aventura anímica a una crisis existencial –inventada en el guión– que daría pie a la misma incursión.

Esto fue seguido de un periodo de meditación dinámica de (cuatro años) en Ensenada, B. Cfa., realizando obra plástica multidisciplinaria personal. En el segundo, el programa de Geoglifos de Baja California (GBC, FHZ, 1995-2001) aun inconcluso, fue capaz de orientar nuestra reflexión y de poner en evidencia tangible, aspectos comunitarios y anímicos no contemplados antes como herramientas de trabajo. A principios de esta década, esta experiencia fue convertida en una herramienta operativa multidisciplinaria mediante el programa EEPC-I, mismo que fue sometido nuevamente a la retroalimentación de la praxis en comunidades. De ambas experiencias y de su confrontación con los otros modelos de trabajo comunitario ligados a la investigación, a la producción y/o la divulgación, ahora es posible empezar a presentar sus implicaciones heurísticas, epistemológicas y hermenéuticas.

II. 12.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconTransformación curricular para la sociedad del conocimiento. Ejes...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconPlastica-comunicacion

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconPlastica-escultura

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconAntropología, estudio de los seres humanos desde una perspectiva...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconHoy conoceremos la glándula pineal “el tercer ojo”, todo sobre ella,...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconI. Los Tda comprenden un conjunto de ma­nifestaciones sintomáticas...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconEspiritualidad desde la vocacion y desde el compromiso cristiano

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconCapitulo II percepción social, cognición social y cultura subjetiva

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconEl Taller Gravura se crea en 1979. Desde sus comienzos Paco Aguilar,...

Desde abajito. Plástica social y Ejes de Rearticulación Transcivilizatoria iconLa temática del liderazgo ha sido de las que mayor interés ha despertado...
«desde la hora de nacimiento, algunos hombres están señalados para obedecer y otros para mandar». Maquiavelo, en su obra de 1532...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com