Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido




descargar 34.33 Kb.
títuloPrimer parcial recuperatorio nombre y Apellido
fecha de publicación24.10.2016
tamaño34.33 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos

ECONAM 2015

PRIMER PARCIAL RECUPERATORIO

Nombre y Apellido……………………………………………….

El Escenario1


La importante extensión productiva que tiene la provincia de Salta, con más de quince millones de hectáreas con variada aptitud agrícola en variados climas que permiten el desarrollo de múltiples eco agro regiones, permitirían una importante diversificación de la producción. No obstante ello, el fenómeno de los mercados y los precios altamente favorables sumados a políticas de incentivos a la producción sojera, condujeron a un proceso de sojización de la producción en la provincia. Es la producción de soja la que cuenta con la mayor cantidad de superficie sembrada.

Esto plantea un reto importante, toda vez que la soja representa el principal producto de exportación. Pensado en términos de sustentabilidad del sector y de la economía en su conjunto, la concentración de la superficie cultivada en un solo cultivo implica un alto nivel de dependencia y un alto riesgo de la economía de la Provincia. Si a esto se le suman los problemas ambientales asociados, pone a la actividad en situación de incertidumbre, ya que cualquier cambio en el sector tendría repercusiones importantes en la economía y el ambiente.

Observando el contexto nacional, desde su incorporación al sector productivo, la soja se mostró como un producto estrella, reportando, en apariencias, sólo beneficios. En la campaña 2002/03 por ejemplo se recogieron 35 millones de toneladas, la mitad de la cosecha récord. Situación que creó en diferentes sectores de la política agropecuario cierto optimismo, pasando los riesgos de la actividad a un segundo plano. Desde ese momento la producción no dejó de crecer.

Son numerosos los problemas asociados al monocultivo de soja. Uno, considerado por el sector agrícola como el de mayor importancia o grave, es la falta de rotación de cultivos, que tiene como una de sus principales consecuencias la disminución de la productividad de los campos por pérdida de fertilidad de los suelos. En este sentido un importante directivo de Monsanto no dudaba en afirmar que "No me preocupa el crecimiento de la soja, sino que sea de una manera desbalanceada. La rotación desde el punto de vista agronómico es una obligación, más que una necesidad". El INTA ya advirtió para provincias como Santiago del Estero, Chaco y Salta, que ya se ven los efectos de la monocultura sobre los suelos. El problema mencionado además tiene otra consecuencia o efecto negativo que es la aparición cada vez más frecuente de plagas y enfermedades.

Es obvio el problema de la dependencia a las fluctuaciones del mercado, considerando aspectos de planificación estratégica del sector, que enfrenta el monocultivo de la soja. Aspecto que también se puede considerar desde la microeconomía, porque el productor concentra todos sus ingresos en un único producto.

Un aspecto no menos relevante desde el punto de vista estratégico es la dependencia del campo a paquetes tecnológicos. Situación que ha conducido, tal como lo afirma Teubal (2015), a la “desaparición de la agricultura familiar, la dependencia del productor agropecuario de las transnacionales y la pérdida de soberanía alimentaria”.

Un capítulo aparte merecen los efectos sobre el ambiente y la salud humana que hoy es el centro de un profundo debate científico, técnico y político. En el centro del debate se encuentra el uso del tan controvertido Glifosato que ha sumado en los últimos años aliados y detractores. Una discusión interesante lo constituye, también, la afectación de servicios ambientales como la captación de CO2, la provisión de recursos naturales, la capacidad de amortiguar fenómenos hidrológicos torrenciales, entre otros, que serían alterados como consecuencia de la sustitución de áreas de bosques por el monocultivo de la soja.

Estudios muestran el notable crecimiento de la superficie sembrada de soja, que en el año 2006 ya llegaba al 50 % de la superficie productiva total de la Argentina (Aisen, et al; 2009). Estimaciones en el presente, transcurridos más de 10 años, la superficie superaría el 65 %.

Cabe en este momento realizar una pequeña reseña del marco regulatorio y administrativo que favoreció la irrupción de los productos genéticamente modificados en la Argentina que favorecieron la expansión de la Soja RR. Aparece aquí la Resolución 656/92 de la SAGP, a través de la cual se define el procedimiento para la concesión de permisos para experimentación y/o liberación al medio de microorganismos genéticamente modificados y/o sus productos para aplicación de animales. Otra resolución de importancia es la 289/97 de la SAGPyA, para la concesión de permisos para experimentación y/o liberación al medio de organismos vegetales genéticamente modificados.

El marco favorable para la expansión del modelo sojero exportador le permitió a la Argentina batir records de producción desde el año 1991, y se espera, según estimaciones del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, un nuevo record de 59 millones de toneladas durante el actual ciclo 2014/15, un millón más que lo previsto el mes pasado, gracias a los elevados rendimientos del cultivo.

En éste contexto productivo la provincia de Salta se incorporó al proceso de sojización, articulando un marco regulatorio favorable a la expansión de la frontera agropecuaria y la incorporación de la Soja RR. El propio Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de Salta, indica que es la soja la que cuenta, según datos del año 2013/14, con la mayor superficie sembrada con un total de 604.000 hectáreas, seguida por el poroto con 245.855 hectáreas y finalmente el maíz con 168.645 hectáreas. Tres producciones que mostraron un importante crecimiento desde el año 2010. Según informes que surgen desde fuentes oficiales y extraoficiales relacionadas con el sector agropecuario de la provincia, las expectativas de producción para la próxima campaña plantean un crecimiento interanual del 20 % de la superficie sembrada con soja.

Investigaciones desarrolladas por Héctor P. Paoli, José Volante, Yanina Noé y Laura Vale, para el Laboratorio de Teledetección de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Salta en el marco de un convenio realizado con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) para la utilización de los productos de los satélites componentes de la Constelación Matutina (SAC-C, Landsat, EO1 y Terra), permitieron corroborar que el cultivo de soja lidera la actividad agrícola en el departamento de Anta, que destina 330.620 hectáreas. En segundo lugar, se posiciona el departamento General José de San Martín, con 131.690 hectáreas. Finalmente Rosario de la Frontera presenta un total de 48.865 hectáreas ocupadas para la siembra de soja. En tanto que el departamento de Orán es el segundo productor de poroto con 75.640 ha, y cuarto en soja con 34.120 hectáreas cultivadas. El estudio consigna además que los departamentos de Capital, La Caldera, Cerrillos, Chicoana y La Viña constituyen importantes áreas de riego, y que la zona de Rosario de Lerma fue relevada parcialmente por no contar con la disposición de imágenes Landsat.

Dicho estudio muestra un importante desarrollo de la producción sojera en dos departamentos en particular que concentran más de la mitad de la superficie en producción.

Se muestra en la Tabla la distribución superficial del cultivo de soja en la provincia de Salta, Anta y General José de San Martín.

Tabla . Distribución departamental de la producción sojera en la provincia de Salta.

Departamento

Soja

Anta

330.620

Caldera*

n/d

Candelaria

1.930

Capital*

1.040

Cerrillos*

n/d

Chicoana*

n/d

Gral. José de San Martín

131.690

Gral. Martín M. Güemes

2.120

La Viña*

n/d

Metan

51.680

Oran

34.120

Rivadavia

1.380

Rosario de la Frontera

48.865

Rosario de Lerma*

555

Total

604.000

Fuente: INTA Salta.

Realizando un análisis del mercado sojero, estudios, permitieron determinar que la demanda de soja es controlada por los mercados internacionales de grano grueso regido por la bolsa de Chicago. La cotización se establece en base a lo negociado en dicha bolsa y se replica en la Bolsa de Cereales y Legumbres (BOCELE) de la provincia de Buenos Aires. Un estudio permitió encontrar una función econométrica que refleja la cantidad de soja en tonelada que marginalmente estaría dispuesto a adquirir un comprador individualmente (Qs) frente al precio (en dólares) al que se negocia la tonelada (Ps):



La elasticidad precio de la oferta, obtenida de un estudio de la producción sojera modal en las principales áreas de producción de la provincia de Salta, arrojó un valor de 2, lo que marca un comportamiento elástico de la producción en la región.

La tonelada de soja se comercializa en la BOCELE a U$S 280. La totalidad de la producción de la Provincia de Salta se destina a la exportación para la producción de energía. El productor sojero provincial se comporta como un productor precio aceptante.

La Secretaría de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentación de la Nación (SAGPYA) ha presentado un proyecto con dos variantes, a) aplicación de un instrumento económico de gestión ambiental en el formato de impuestos a la contaminación presunta; b) aplicación de un impuesto al consumo vía precios de 20 % del valor de mercado de la tonelada de soja; esto se realiza en el marco de incrementar políticas ambientales para el sector frente al aumento de las exigencias ambientales internacionales para los commodities de origen agropecuario. En la opción a) el impuesto a la contaminación presunta tendrá una afectación de los costos variables con incidencia incremental de los costos marginales en un 25 %. En las dos variantes, los recursos obtenidos, serán destinados a incentivar proyectos de inversión que permitan actuar sobre las diferentes externalidades identificadas y asociadas a la producción sojera, e incorporar aspectos de la gestión ambiental en el proceso de producción. Uno de los aspectos que la SAGPYA observa como prioritario se asocia a la generación de residuos por uso de embases en los que se comercializa el glifosato, potente agroquímico para el control de malezas, y que constituyen, dado el poder residual del agroquímico, un residuo peligroso.

En este sentido, se discute en diferentes ámbitos, incluido el legislativo, la ley de agroquímicos que ponen especial atención en el modo de implementación de los fitosanitarios, en especial el glifosato, por parte de los aplicadores. Las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, fueron las primeras en avanzar sobre esta problemática la que tomó estado parlamentario con proyectos de ley para prohibir el uso del glifosato.

Otra cuestión que se plantea como importante, además de los aspectos ligados a la forma eficiente de su aplicación, es el destino de los envases, que como se plantea en la legislación actual son considerados como residuos peligrosos.

Por ejemplo el INTA Rafaela, en las dos últimas campañas para cultivos relevantes de la zona productiva principal de Santa Fe que usan glifosato, estimó la aplicación de 8.136.000 litros de glifosato, lo que implica el descarte de 406.800 envases de plásticos que se consideran residuos peligrosos, representando en total 406,8 toneladas anuales.

Un problema central que está en discusión es la disposición final de estos residuos. Claro está que si no se realiza un adecuado manejo de los bidones plásticos y de otro material, los efectos sobre el ambiente tienen consecuencias impredecibles.

En la provincia de Salta, estimaciones extraoficiales, aseguran que en las áreas de producción sojera, se están aplicando en la actualidad 16 litros de Glifosato por hectárea en promedio. No se tiene información del destino de gran parte de los embases, aunque se estima que están siendo enterrados con los riesgos implícitos de contaminación de suelos y agua.

El glifosato es un herbicida no selectivo de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos, en especial los perennes. Es un herbicida total. Se puede aplicar a las hojas, inyectarse a troncos y tallos, o asperjarse a tocones como herbicida forestal. La patente del Glifosato es propiedad de la empresa Monsanto, responsable entre otras de la producción del famoso agente naranja y de las dioxinas = PCB considerados según el (PNUMA) como uno de los doce contaminantes más nocivos fabricados por el ser humano.

El nombre comercial de Monsanto que es como se vende en la Argentina es Roundup. La Soja RR transgénica es resistente al principio activo del Roundup. Numerosos estudios han demostrado que el glifosato es nocivo para la salud de las personas, los animales y el medio ambiente.

Los resultados muestran que las cuatro formulaciones del herbicida Roundup, y el glifosato puro, causan muerte celular. “Confirmado por la morfología de las células después del tratamiento se determina que, incluso a las más bajas concentraciones, causa importante muerte celular”, denuncia en una publicación un grupo de científicos, que precisa que aun con dosis hasta diez mil veces inferiores a las usadas en agricultura el Roundup provoca daño en membranas celulares y muerte celular. También confirmó el efecto destructivo del glifosato puro, que en dosis 500 veces menores a las usadas en los campos induce a la muerte celular. Estudios sostienen que no se debe dejar de lado la discusión científica en relación a los efectos del glifosato. En la otra vereda, un estudio realizado por la Comisión Nacional sobre Agroquímicos del CONICET del año 2009 concluye que “En base a la información relevada a la fecha del presente estudio, cabe concluir que bajo condiciones de uso responsable (entendiendo por ello la aplicación de dosis recomendadas y de acuerdo con buenas prácticas agrícolas) el glifosato y sus formulados implicarían un bajo riesgo para la salud humana o el ambiente. Ello sin perjuicio de la necesaria ejecución sostenida en el tiempo de controles sistemáticos sobre los niveles residuales del herbicida y los compuestos de degradación en alimentos, en la biota, en el ambiente y en la población expuesta, así como de estudios exhaustivos de laboratorio y de campo, que involucren a los formulados conteniendo glifosato y también su(s) interacción(es) con otros agroquímicos, bajo las condiciones actuales de uso en Argentina”.

No obstante esta controversia vinculada a los resultados de informes científicos, estudios ambientales de la actividad sojera sugieren la necesidad de evaluar la producción desde una perspectiva económica ambiental e incluir en el análisis de la producción los efectos nocivos que la actividad en general produce sobre el ambiente. En ese sentido un equipo de investigación estableció una relación funcional entre la producción de soja en toneladas con los costos que la actividad externaliza. Se estableció para el estudio solamente aquellos efectos vinculados a la pérdida de fertilidad del suelo por lo que el estudio sub estima la dimensión ambiental del problema de la producción sojera.

Dicha relación, que implica una primera aproximación de la valoración económica del efecto sobre un importante servicio ambiental correspondiente a la fertilidad del suelo para el desarrollo de actividades productivas, se estimó mediante el siguiente algoritmo utilizando para su valoración el método de los costos inducidos:



En otro camino, un grupo de especialistas del INTA Salta han comenzado a desarrollar una propuesta tecnológica que apunta a resolver el problema del residuo de la aplicación del glifosato: los bidones contaminados. En este sentido, de aplicarse el impuesto ambiental a la soja, el gobierno de Salta a través del INTA implementaría un importante proyecto para enfrentar los efectos vinculados a la inadecuada disposición de los bidones de glifosato y que comienzan a generar preocupación entre las autoridades ambientales de muchas provincias argentinas.

El proyecto en desarrollo implica inversiones en un sistema móvil que permitiría el acopio de la totalidad de bidones utilizados por la producción sojera de la provincia de Salta, un triple lavado, evaporación del agua en piletas y chipeado final de los bidones inocuos para su disposición final en la industria del plástico. Con la implementación del Impuesto Ambiental a la Soja en cualquiera de sus variantes, se espera obtener los fondos para el inicio de la actividad la que se sustentaría posteriormente con el cobro de un precio por bidón de glifosato tratado.

Un análisis económico del emprendimiento que podría implementarse a fin de resolver el problema de los residuos peligrosos, tratando el 100 % de los residuos generados por la actividad sojera de la provincia de Salta en el año, permitió determinar los costos fijos de la nueva actividad en $ 1.500 y costos variables por tonelada tratada por el emprendimientos en $2. El INTA fijó un precio promocional para el tratamiento de la tonelada de residuos en $3,5.

CUESTIONES A RESOLVER


  1. Analizando la situación de base de la producción individual de soja, determine la distribución de beneficios entre los compradores de soja y los productores dentro del mercado. ¿Se comporta la soja como un bien complementario?

  2. Frente a la implementación de las medidas sugeridas por la SAGPYA ¿Cuál de las dos variantes tendrían un efecto mayor en la oferta de soja? ¿Cuál variante tendría el impacto económico mayor sobre el bienestar de los compradores de soja? ¿Cuál tendría el impacto mayor sobre el bienestar individual del productor sojero? ¿Con cuál variante se observa una mejor situación al analizar el bienestar global?

  3. En el caso que el gobierno decida desestimar las variantes sugeridas por la SAGPYA y aplicar el instrumento de retenciones vía precios el cual ascendería al 30 % del valor de mercado, ¿Cómo se distribuirían los excedentes del comprador y el productor? ¿De cuánto tendría que ser la retención para que el excedente del productor coincida con el excedente obtenido mediante la aplicación de la variante a) sugerida por la SAGPYA?

  4. ¿Es el precio que recibe el productor con las retenciones del 30 % el que maximiza el ingreso bruto del productor? ¿Cómo actúan los impuestos a la contaminación presunta sobre la racionalidad del productor?

  5. Con la implementación del proyecto de prestación del servicio de saneamiento de los bidones contaminados con glifosato, considerando los valores de la campaña 2013/2014 en la provincia de Salta, ¿cuál debería ser el precio del servicio por bidón tratado para alcanzar el punto de equilibrio de la producción (PEP)? Determine el Ingreso Bruto de la actividad y los costos totales al precio sugerido por el INTA.

  6. En caso de cumplirse las expectativas de incremento de la superficie productiva sojera de la provincia en un 20 %, y manteniendo el precio sugerido por el INTA del servicio de saneamiento, determine los costos totales y los ingresos brutos de la actividad frente al incremento superficial de la actividad, ¿Es viable la actividad en esta situación? Si la actividad no fuera viable, ¿en cuánto tendría que disminuir el costo variable para que la actividad alcance su PEP?

  7. Dada la situación planteada en el punto 6, y considerando que los resultados determinen la inviabilidad de sostener la actividad al precio fijado por INTA y no sea posible reducir los costos al encontrarse la actividad en niveles de eficiencia técnica de producción, estime el monto total del subsidio que debería recibir el emprendimiento del Estado Nacional para lograr alcanzar una ganancia equivalente al 30 % de los ingresos brutos.

  8. Analizando la propuesta de evaluar económicamente la actividad sojera bajo la luz de los estudios de valoración económica ambiental realizados, haga un análisis costo beneficio en una situación de producción óptima privada y óptima social con la incorporación de la externalidad asociada al efecto de pérdida de fertilidad del suelo en la producción sojera. Calcule la tasa impositiva a aplicar individualmente al productor sojero para alcanzar el nivel de producción óptimo social. ¿En cuanto se reduciría el excedente del productor en una situación óptimo social? Realice el análisis con la incorporación de la propuesta b) de la SAGPYA.

  9. Describa conceptualmente el beneficio económico social de la producción sojera. Identifique una externalidad positiva de la actividad sojera. Justifique económicamente la aplicación de un impuesto pigouviano para enfrentar un efecto externo negativo.

  10. Los servicios de captación de CO2 que proveen los bosques en las áreas forestales de la provincia de Salta y que son amenazados como consecuencia de la expansión de la frontera agropecuaria para soja, ¿se los consideraría como bienes/servicios públicos o recursos comunes?, fundamente. Dé un argumento económico para su preservación.



1 Los datos con los que se confeccionó el parcial son ficticios aunque pueden tener alguna relación con la realidad.


similar:

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconPrimer nombre Primer apellido Segundo apellido Nombre de la institución

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconNombre y apellido

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconInforme de laboratorio nombre y Apellido

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconResumen Primer Parcial de Farmacología

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconPrimer examen parcial: El concepto de salud

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconApellido y nombres: Gullo Marcelo Correo Electrónico: marcelogullo2003@yahoo com ar

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconBuenas noches mi nombre es paula cruz les envio un saludo y les ruegono...

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconSÍfilis o lúes el nombre viene de “Syphilo”, nombre del protagonista...
«la gran imi­tadora» (sobre todo la secundaria). El otro gran imitador es el vih

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconNombre: Abrocam Descripción: Nombre: Abrocam Origen: España

Primer parcial recuperatorio nombre y Apellido iconEl apellido "Alonso" lo llevaron y lo llevan también personas de...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com