Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no




descargar 156.67 Kb.
títuloEste es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no
página3/7
fecha de publicación04.02.2016
tamaño156.67 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

  • Tomas de decisión: la creación de una nueva “tecnología intelectual”


    Creación de una economía de servicios. Hace unos treinta años Colin Clark, en sus Condiciones del Progreso Econ6mico, dividió analíticamente la economía en tres sectores, primario, secundario y terciario, de los que el primario corresponde principalmente a la agricultura; el secundario a la manufactura o la industria, y el terciario a los servicios. Toda economía es una mezcla en proporciones diferentes de los tres. Pero Clark argumentó que, cuando las naciones se industrializaban, recorrían una trayectoria inevitable por la cual, debido a las diferencias sectoriales de la productividad, una amplia proporción de la fuerza de trabajo pasaría a la industria, y al crecer la renta nacional habría una mayor demanda de servicios y una mutación correspondiente hacia ese sector.

    Según ese criterio la primera característica, y la más simple, de una sociedad post-industrial es la de que la mayoría de la fuerza de trabajo no se ocupa ya en la agricultura o en las fábricas sino en los servicios, que incluyen, residualmente, el comercio, las finanzas.


    (La página 31 es una tabla; la 32 y 33 no están en las fotocopias)
    sectores de ocupaciones del país, sólo superado por la categoría de los trabajadores semi-especializados (véase cuadro 3). Una nueva división estadística redondeará el cuadro señalando el papel de los científicos y los ingenieros que forman el grupo clave en la sociedad post-industrial. Mientras la tasa de crecimiento de la clase profesional y técnica como un todo ha sido el doble de la tasa media de crecimiento de la fuerza de trabajo, la tasa de crecimiento de los científicos e ingenieros ha dido el triple de la tasa de la población trabajadora. Para 1975 los Estados Unidos tendrán alrededor de 550.000 científicos (de ciencias naturales y sociales), contra 275.000 en 1960. El cuadro 4 (15) muestra la división de las ocupaciones profesionales y técnicas, que constituyen el corazón de la sociedad post- industrial.
    La primacía del conocimiento teórico. Para tratar de identificar un sistema social nuevo y que está emergiendo, no sólo hay que buscar la comprensión de los cambios sociales fundamentales en la extrapolación de las tendencias sociales, como la creación de una economía de servicios o la expansión de la clase profesional técnica. Mejor dicho, es por medio de algunas características específicamente definidas de un sistema social, que se convierten en el principio axial, como se establece un esquema conceptual. La sociedad industrial se caracteriza por la coordinación de máquinas y hombres para la producción de bienes. La sociedad post-industrial se organiza en torno al conocimiento para lograr el control social y la dirección de la innovación y el cambio, y esto a su vez da lugar a nuevas relaciones sociales y nuevas estructuras que tienen que ser dirigidas políticamente.

    Ahora bien, el conocimiento ha sido siempre necesario para el funcionamiento de cualquier sociedad. Lo que caracteriza a la sociedad post- industrial es el cambio en el carácter del conocimiento mismo. Lo que ha llegado a ser relevante para la organización de las decisiones y la dirección del cambio es el carácter central del conocimiento teórico – la primacía de la teoría sobre el empirismo y la codificación del conocimiento en sistemas abstractos de símbolos que, como es cualquier sistema axiomático, se pueden utilizar para iluminar áreas muy variadas y diferentes de experiencia.
    15 En la tabla 3, la proyección para el número de profesionales y técnicos en 1975 es de 13,2 millones, y en la tabla 4 de 12,9 millones. La discrepancia se debe en parte a que la cifra de la tabla 4 se había calculado cinco años antes, y también a los diferentes supuestos que se hicieron sobre los índices de desempleo.
    (La página 35 es una tabla)
    FUENTE: Technology and the American Economy, Informe de la National Commission on Technology, Automation, and Economic Progress, vol. 1

    (Washington, D.C., 1966), p. 30; datos extraídos del Bureau of Labor Statistics,

    America's Industrial and Occupational Manpower Requirements, 1964-1975.

    NOTA: Debido al redondeo, las sumas de las diferentes partidas pueden

    no ser iguales al total.

    a Las proyecciones suponen un índice nacional de desempleo para 1975

    del 3 por 100. El que se acepte esa cifra del 3 por lo0 como base para esas

    proyecciones no Indica que se acepte de buena gana ese nivel de desempleo.

    Menos del 3 por 100.
    (La página 36 es una tabla)
    Cualquier sociedad moderna subsiste ahora por la innovación y el control cocial del cambio y trata de anticipar el futuro con el fin de planificarlo. Esa entrega el control social introduce la necesidad de planificación y prognosis en la sociedad. Es la simple conciencia de la naturaleza de la innovación la que convierte al conocimiento teórico en algo tan crucial.

    Se puede percibir lo anterior. En primer lugar, en el cambio de la relación entre la ciencia y la tecnología. Casi todas las grandes industrias que todavía existen –siderurgias, energía eléctrica, telégrafo, teléfono, automóvil, aviación-eran industrias decimonónicas ( aunque la siderurgia surgió en el siglo 18 y la aviación en el 20) creación en gran parte de inventores, chapuceros inspirados y listos indiferentes a la ciencia y a las leyes fundamentales que sostenían sus investigaciones, Nelly y Bessemer, quienes (con independencia el uno del oteo ) crearon el procedimiento de la oxidación que permitió la conversión del acero y la producción masiva del mismo, no supieron nada de su contemporáneo Henry Clifton Sorby, cuyos trabajos de metalurgia revelaron la verdadera microestructuración del acero. Alexander Graham Bell, inventor del teléfono, fue, en opinión de Clark Maxwell, un simple declamador que, para su propio provecho (dinero), se hizo electricista. Los trabajos de Edison sobre las chispas etéreas, que llevaron al desarrollo de la luz eléctrica y originaron una nueva y amplia revolución en la tecnología, se emprendieron al margen de la investigación teórica sobre electromagnetismo, y hasta con hostilidad hacia ella. Pero el desarrollo posterior de la electrodinámica. Particularmente con la sustitución de las máquinas de vapor. Sólo podía venir de ingenieros con conocimientos de física matemática. Edison tal como lo ha descrito uno de sus biógrafos. Carecía del poder de la abstracción.

    Laque se puede denominar la primera industria moderna, por la estrecha vinculación de ciencia y tecnología es la química, puesto que se necesita tener un conocimiento de las macromoléculas que se manipulan para hacer síntesis químicas- la recombinación y transformación de los componentes. En 1909, Walter Nerst y

    '.; 16 Matthew Josephson, Edison (Nueva York, 1959), p. 361.

    17 La evoluci6n de la aviación tiene interés. Los primeros inventores fueron latoneros, pero el campo se desarrolló sólo con la utilizaci6n de los principios científicos. Langley (1891) y Zahm (1902-1903) iniciaron la nueva ciencia

    de la aerodinámica, al estudiar los efectos de las corrientes de aire sobre diferentes tipos de superficies de sustentación. Al mismo tiempo en 1900 los hermanos Wright comenzaron ensayando con planeadores, y en' 1903 colocaron un motor de gasolina en un aeroplano. Pero de todas formas sólo se alcanzaron resultados con el desarrollo, después de 1908, de experimentos

    Fritz Haber combinaron nitrógeno e hidrógeno para producir amoníaco sintético. Trabajando desde los principios teóricos formulados por primera vez por el francés Henri Le Chatelier en 1888, los dos químicos alemanes proporcionaron una confirmación espectacular de la sentencia kantiana de que no hay nada tan práctico como una buena teoría 18. La ironía, sin embargo, subsiste en la utilización del resultado.

    La guerra impulsa la tecnología la guerra moderna ha sometido de una nueva manera la ciencia a la tecnología. Antes de la Primera Guerra Mundial todos los Estados Mayores calculaban que Alemania conseguiría una victoria rápida y aplastante o, si Francia lograba contenerla, la guerra terminaría rápidamente con una derrota alemana (bien en el campo de batalla o en la mesa de negociaciones).

    El razonamiento se basaba simplemente en que Chile era el suministrador más importante para Alemania (y para el resto del mundo) de los nitratos naturales necesarios para los fertilizantes y explosivos, y en tiempo de guerra, la vía de acceso desde Alemania a Chile podía ser cortada por la armada británica. En 1913 Alemania empleó unas 225.000 toneladas de nitrógeno, de las cuales la mitad eran importadas. Los stocks comenzaron a disminuir, pero el procedimiento Haber-Bosch para la fabricación del amoníaco sintético se desarrolló tan rápidamente que en 1917 abastecía al 45 por lo de la producción alemana de componentes de nitrógeno. A la firma del armisticio, Alemania era casi autosuficiente en nitrógeno 19, y como consiguió resistir, la guerra se convirtió en una larga lucha de trincheras y de grandes matanzas.

    En último término, la primera guerra mundial fu realmente la última de las guerras “antiguas” de la civilización humana.

    Pero con

    modelos en túneles de aire) y cálculos matemáticos (corrientes de aire con dife-

    rentes ángulos de alas) basados en las leyes físicas.

    ! 18 Véase Eduard Farber, «Man Makes His Materials», en Kransberg y

    I Pursell, editores, T echnology and Western Ci",ilization, volumen 2 (Nueva

    York, 1967).

    19 Véase L. F. Haber, The Chemical Industry, 1900-1930 (Oxford, 1971),

    capítulo 7, pp. 198-203. Como escribe Haber:

    «El procedimiento Haber... todavía era en gran medida un factor desco-

    nocido cuando estalló la gran guerra. La síntesis del amoníaco... representa

    uno de los más importantes adelantos en la industria química... El procedi-

    miento, descubierto por Fritz Haber y desarrollado industrialmente por Car)

    Bosch, fue la primera aplicación de la síntesis a alta presión; la tecnología para

    la producción de amoníaco, modificada apropiadamente, fue utilizada posterior-

    mente en la síntesis del metanol y la hidrogenación de la hulla al petróleo.

    Su influencia se extiende a las técnicas actuales para el refino de la gasolina

    y a la utilización de los gases de operaciones de refino para nuevas síntesis.»

    lbíd., p. 90.

    El nuevo papel de la ciencia, fue también la primera de las guerras” modernas”. La fusión simbólica posterior de ciencia y guerra se produjo naturalmente con la bomba, Se demostró, como a escrito Gerald Holton, que «una serie operaciones, iniciadas en un laboratorio científico, podían terminar en un acontecimiento de dimensiones y brusquedad mitológicas», Desde la terminación de la Segunda Guerra Mundial, el extraordinario desarrollo de la tecnología científica ha conducido a la construcción de bombas de hidrógeno, redes de alarma anticipada a larga anticipada a larga distancia coordinadas por un sistema de computadores, misiles balísticos intercontinentales y, en Vietnam, al comienzo de campos de batalla «automatizados» por la utilización en gran escala de artefactos dirigidos electrónicamente y ataques de represalia

    controlados por computadoras, La guerra también, ha caído ahora bajo el “terrible” dominio de la ciencia y la forma de la guerra, como la de todas las actividades humanas, ha cambiado drásticamente. De manera menos directa, pero igualmente importante, el cambio, en la relación entre teoría y empirismo se refleja en la formulación de la política de gobierno, particularmente en la dirección de la economía. Durante la gran depresión de los años 1930, casi todos los gobiernos forcejearon torpemente y no tenían ninguna confianza en lo que hacían. En la Alemania de 1930, los economistas socialistas que determinaban la política del gobierno insistían en que la depresión tendría que «seguir su curso», entendiendo que la «superproducción» que la causaba, según su razonamiento marxista, sería absorbida, En Inglaterra se daba idéntico sentimiento de desesperanza. Tom Jones, confidente de Stanley Baldwin y miembro del .Unemployment Assistance Board, advirtió en una carta a Abraham Flexner del 1 de marzo de 1934: «en el frente interior tendremos suerte si se consigue una ligera mejora en el comercio, pero nada de eso le hincará el diente a las cifras de desempleo. Lentamente, pero con seguridad, se va comprendiendo que la gran mayoría de esos puestos de trabajo desaparecerán, y gentes como Lindsay de Balliol, T. J, y otros, están haciendo frente a amplios y constantes desarrollos de esos centros de ocupación y formación» (20).

    En los Estados Unidos, Franklin Roosevelt ponía remiendos con una amplia variedad de programas. Por medio del National Recovery Administration, dispuso una elaborada escala de precios fijos y una
    (20) Thomas Jones, A Diary with Letters (Nueva York, 1954), p, 125. Lindsay es A. D. Lindsay, Master of BaIliol CoIlege durante veinticinco años, hasta 1949. T. J. es una referencia irónica a Jones mismo.
    serie de leyes que se asemejaban a las de un estado corporativo. Aconsejado por George Warren, manipuló la proporción de oro del dólar para elevar el nivel de precios. Para hacer algo por los parados inició una amplia campaña de obras públicas. Pocas de esas medidas derivaban de una teoría comprehensiva de la recuperación económica; no había ninguna a mano. Tal como Rexford Tugwell, consejero económico de Roosevelt, observó después, Roosevelt estaba buscando «una fórmula mágica» tras otra con la esperanza de encontrar alguna combinación que lograse poner en marcha la economía (21).

    Fue fundamentalmente a través de la unión de teoría y política como se consiguió un mejor entendimiento de la dirección económica. Keynes proporcionó la justificación teórica para la intervención del gobierno en la economía como forma de salvar el abismo entre ahorro e inversión (22). Las obras de Kuznets, Hicks y otros sobre macroeconomía dieron a la política gubernamental una base firme gracias a la creación de un sistema de contabilidad nacional, basado en la agregación de los datos económicos y el ajuste de componentes como la inversión y el consumo en los cálculos de la producción y de la renta, de manera que se pudiera medir el nivel de la actividad económica y decidir qué sectores necesitaban la intervención del gobierno.

    La otra gran revolución en los asuntos económicos ha sido el intento de servirse de un cuerpo de teoría económica cada vez más riguroso sistemáticamente formalizado, derivado de la teoría del equilibrio general de Walras y desarrollado en las tres últimas décadas por Leontief, Tinbergen, Fisco y Samuelson (23) con miras polí-
    (21) Véase Rexford G. Tugwell, The Democratic Roosevelt (Nueva York, 1957), capítulo 15, especialmente pp. 312-13.

    (22) La revolución económica keynesiana tuvo lugar realmente después de que muchas de las economías se hubiesen recuperado de la depresión, aun cuando muchas decisiones, en particular los llamados presupuestos desequilibrados o financiación deficitaria, se adoptaran siguiendo el método de ensayo-y-error y tuvieron efectos keynesianos. El esfuerzo más consciente para aplicar los nuevos principios económicos se llevó a cabo en Suecia, donde Ernest Wigforss, ministro de finanzas socialista, se desprendió del pensamiento marxista y, aconsejado por los economistas Erik LindahI y Gunnar Myrdal, puso en funcionamiento una activa política fiscal y de obras públicas que era keynesiana antes de Keynes, es decir, antes de la publicación de la General Theory de Keynes en 1936.

    (23) Treinta años antes, pocas escuelas de graduados enseñaban economía matemática, si es que lo hacía alguna. El punto de inflexión fue probablemente la publicación de Foundations of Economic Análisis, de Paul Samuelson, en 1947, que presentó una versión formalizada matemáticamente de las economías-neoclásicas. Hoy no se puede trabajar en economía sin sólidos fundamentos matemáticos.
  • 1   2   3   4   5   6   7

    similar:

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no icon¿SÓlo para la tercera edad?, De ninguna manera, nos puede afectar...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconLa nueva situación cultural y su influencia en la familia texto de...
    «sí» del hombre es un ir más allá del momento presente: en su totalidad, el «sí» significa «siempre», constituye el espacio de la...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconEs la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho,...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconLa infección por el vih es una enfermedad que puede destruir gradualmente...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconEs la introducción de sustancias en un medio que provocan que este...
    «Superfund», donde se incluye una lista de los agentes contaminantes más peligrosos

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconToffler El "Shock"
    «shock» del futuro ya no es un posible peligro remoto, sino una verdadera enfermedad que afecta a un número creciente de personas....

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconResumen Con el propósito de intentar acercar al lector a una posible...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no icon“Se puede viajar por todo el mundo sin ver nada, o se puede ir solamente...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconSingularísimo objeto descubierto en 1799 y cuyo estudio permitió...
    «modo de producción asiático», caracterizadas por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio y el pago de tributos...

    Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconQue sólo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos




    Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
    contactos
    b.se-todo.com