Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no




descargar 156.67 Kb.
títuloEste es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no
página4/7
fecha de publicación04.02.2016
tamaño156.67 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

ticas. En el pasado, esos conceptos y herramientas -funciones de producción, funciones de consumo, descuento y preferencias en el tiempo-, aunque influyentes como abstracciones, carecían de contenido empírico porque no existían datos cuantitativos apropiados para ensayar y amplicar este cuerpo de teoría (24).

El desarrollo de los Instrumentos económicos modernos, a este respecto, ha sido posible gracias a los computadores. Los computadores han facilitado el puente entre la teoría formal y la acumulación de datos de los años recientes; a partir de aquí han venido las técnicas econométricas modernas y la orientación política de la economía (25). Otro sector fundamental corresponde a los modelos de interdependencias entre industrias, como las matrices input-output desarrolladas por Wassily Leontieff, que simplifican el sistema general de equilibrio de Walras y muestran empíricamente las transacciones entre las industrias, sectores o regiones. La matriz input-output de la economía americana es una red de 81 industrias desde Calzado y otros Productos de Cuero (1) a Derechos, Bienes Usados y de Segunda Mano (81), agrupados en los sectores económicos productivo, distributivo y de servicios. Una tabla de flujo de dólares indica la distribución del output de uno a todos (o a uno sólo) de los otros 80 sectores. La matriz input-output indica la mezcla y las proporciones de inputs (de todas o algunas industrias) que participan en una unidad específica de output (en su valor en dólares o en términos de producción física). Una matriz inversa indica la demanda directa. De esta forma se puede trazar, pongamos por caso, el efecto de la demanda final del consumidor que pide automóviles
(24) Sorprende que durante la depresión no existiera ninguna medida efectiva de la extensión del desempleo, debido a la confusión sobre la definición conceptual y la falta de técnicas estadísticas de muestreo que agilizaran los cálculos; el gobierno se servía del censo de 1930 y de algunas estimaciones sobre los establecimientos industriales. En 1921, cuando el presidente Harding convocó una conferencia de expertos para discutir sobre el desempleo que siguió a la depresión de la posguerra, las estimaciones diferían ampliamente y las cifras definitivas que se publicaron se decidieron; literalmente, por mayoría. La confusión sobre lo que habría que tener en cuenta, o lo que constituía la «fuerza de trabajo», continuó durante la década de 1930, y sólo apareció una serie de definiciones y cifras en la década de los cuarenta. No se sabía nada, naturalmente, del Producto Nacional Bruto ni de la Contabilidad Nacional que pudiera dar una idea total de la economía. Tales categorías sólo se utilizaron en la política pública a partir de 1945. (Estoy en deuda con una disertación no publicada, presentada en el MIT por Judith de Neufville, sobre los indicadores sociales, por el ejemplo sobre las estadísticas de desempleo.)
(25) Charles Wolf, Jr. y John H. Enns han proporcionado un análisis comprehensivo de tales desarrollos en su artículo «Computers and Economics», Rand Paper P4724. Les estoy agradecido por el uso de varios ejemplos.
sobre la cantidad (o valor) de mineral de hierro, aun cuando la industria automovilística no compre mineral de hierro directamente. O se puede ,ver qué proporción de mineral de hierro, como material en bruto, participa en productos finales como los automóviles, barcos, edificaciones y otros. De esta forma, se pueden representar los cambios en la naturaleza de la demanda final en función de los efectos diferenciales de cada sector de la economía (26). Las tablas input-output son ahora las herramientas básicas de la planificación económica nacional, y han sido aplicadas en la planificación regional, por medio de modelos de computador, para comprobar el efecto sobre el comercio de los cambios en la distribución de la población.

Los amplios modelos econométricos de la economía, tales como el modelo Brookings discutido anteriormente, permiten realizar prognosis económica, ya que la existencia de tales modelos de cálculo capacita ahora a los economistas para hacer «experimentos» políticos, como hicieron Fromm y Taubman simulando ocho combinaciones diferentes de política fiscal y monetaria para el período 1960-1962, con la intención de ver qué política sería efectiva (27). Con esas herramientas se pueden ensayar diferentes teorías para ver si es posible llegar actualmente a una «sintonización menuda» de la economía.

Sería simple tecnocraticismo afirmar que la dirección de una economía es sólo una aplicación técnica de un modelo teórico. Las consideraciones a las que se supedita son políticas y constituyen los marcos de cualquier decisión. Aun así, los modelos económicos indican los límites obligatorios dentro de los cuales se, puede operar y pueden especificar las consecuencias de elecciones políticas alternativas (28). El punto crucial reside en que actualmente las deci-
(26) Hablando matemáticamente, una matriz input-output representa una serie de ecuaciones lineales simultáneas (en este caso 81 ecuaciones con 81 variables que se resuelven por matrices algebraicas). Véase Wassily Leontieff, The Structure of the American Economy: Theoretical and Empirical Explorations in Input-Output Analysis (Nueva Yor, 1953). Irónicamente, Cuando el Bureau of Labor Statistics intentó establecer una red input-output para la economía americana en 1949, se encontró con la oposición de los negocios basada en que se trataba de un instrumento del socialismo, y se le negaron inicialmente los créditos.

(27) Sus conclusiones: que d mayor impacto sobre el Producto Nacional Bruto proviene del incremento de los gastos gubernamentales no duraderos y de la construcción. La reducción de los impuestos sobre la renta servía, en vez de estimulante, para incrementar los gastos. Gary Fromm y Paul Taubman, Policy Simulations with an Econometric Model (Brookings Institution, Washington, D.C., 1968), citado en Wolf y Enns, op. cit.

(28) Con los instrumentos económicos modernos, dice Robert M. Solow, la Administración puede, dentro de ciertos límites, procurarse la actividad económica que necesita, pues a través de los gastos gubernamentales puede enderezar los déficits de los gastos privados y acelerar la actividad económica.

Pero actuando así, la Administración tiene que elegir entre la inflación y el pleno empleo; semejante dilema parece que surge dentro de la estructura de mercado de las economías capitalistas. Una Administración tiene que hacer cambalaches, y esto significa una elección política. Los demócratas han preferido el pleno empleo y la inflación; los republicanos, la estabilidad de precios y un bajo crecimiento económico.

En los últimos años, sin embargo, se ha producido un nuevo fenómeno: la aparición de un alto desempleo y una inflación elevada. Por razones que no están claras, el desempleo no «disciplina» ya a una economía reduciendo los precios, bien sea por la existencia de amortiguadores sustanciales del bienestar (por ejemplo, seguros de desempleo), por las presiones para la subida de los salarios en las industrias organizadas o por la persistente expectación de subida de precios que anticipa la inflación.

Los dos puntos de inflexión en la política económica moderna fueron el de impuestos del presidente Kennedy en 1964 que canonizó los principios keynesianos en la política económica y el establecimiento por el presidente Nixon de controles sobre los salarios y los precios en 1971. Aunque tales controles se relajaran en 1973, permanece la posibilidad de servirse de ellos.
actitudes de las corporaciones hacia la investigación y el desarrollo es una medida de ese cambio.)

Lo que es cierto para la tecnología y la economía lo es también, salvando las diferencias, para todos los modos de conocimiento:

los adelantos en cualquier campo dependen cada vez más de la prioridad del trabajo teórico, que codifica lo que se conoce y señala el camino para una confirmación empírica. En efecto, el conocimiento teórico se convierte cada vez más en el recurso estratégico, el principio axial, de una sociedad. Y la universidad, las organizaciones de investigación y las instituciones intelectuales, donde el conocimiento teórico se codifica y enriquece, son las estructuras axiales de la sociedad que nace.

La planificación de la tecnología o Con los nuevos modos de prognosis tecnológica, que representan mi cuarto criterio, las sociedades post-industriales serán capaces de alcanzar una nueva dimensión del cambio social, la planificación y el control del crecimiento tecnológico.

Las economías industriales modernas son posibles cuando las sociedades son capaces de crear nuevos mecanismos institucionales para cimentar el ahorro (por medio de los bancos, las compañías de seguros, la venta de acciones en el mercado de valores y los tributos establecidos por ,el gobierno, es decir, los empréstitos o impuestos) y de utilizar ese dinero para las inversiones. La disposición constante para reinvertir anualmente al menos un lo por los del Producto Nacional Bruto se convierte en el fundamento de lo que W. W. Rostow ha llamado el punto de «despegue» (take-off) del desarrollo económico. Pero una sociedad moderna, para evitar el estancamiento o la «madurez» (con toda la imprecisión de esta palabra), ha tenido que explorar nuevas fronteras tecnológicas con el fin de mantener la productividad y los niveles de vida elevados.

Si las sociedades dependen cada vez más de la tecnología y de las nuevas innovaciones, entonces se introducen en el sistema azarosas “indeterminaciones”. Marx argumentaba que una economía capitalista tenía que expandirse o morir. Los marxistas posteriores, como Lenin o Rosa Luxemburgo, suponían que tal expansión tenía que ser necesariamente geográfica; de aquí la teoría del imperialismo.

Pero la causa más importante de la expansión ha sido la intensificacación del capital y la tecnología). ¿Cómo se hubiera mantenido el crecimiento económico sin la nueva tecnología? El desarrollo de una nueva prognosis y de “tecnicas de proyección” hace posible una nueva fase en la historia económica: la antipación consciente y planeada del cambio tecnologico, y en consecuencia la reducción de la indeterminación sobre el futuro económico (En el capítulo 3 se

discute sobre si re mente se puede lograr esta reducción.)

Pero el progreso tecnológico, como lo hemos aprendido, tiene efectos perjuciales, con consecuencias de segundo o tercer orden que se pasan frecuentemente por alto y sin duda no se esperaban. La utilización creciente de fertilizantes baratos fue uno de los elementos que produjeron la revolución en la productividad agrícola, pero el trasvase de los nitratos en los ríos ha sido una de las fuentes de la polución. La introducción del D.D.T. como pesticidia salvó muchas cosechas, pero destruyó también la vida silvestre y a los pájaros. En los automóviles, el motor de gasolina fue más eficiente que el vapor , pero polución el aire. La causa se encuentra que la introducción de la tecnología se llevó a cabo de manera incontrolada, y sus iniciadores se interesaron sólo por los efectos de primer grado.

Nada de eso tiene por qué suceder, ya que se dispone también de mecanismos de control. Como lo han demostrado una serie de estudios de una sección de la Nacional Academy of Sciene, de haber sido “evaluadas” estas tecnologías antes de su introducción, se habrían tenido en cuenta alternativas tecnológicos o medidas preventivas. Según informa el grupo de estudio:

La sección cree que en algunos casos una utilizaci6n de los criterios recomendados aquí habrían conducido, o podrían conducir en el futuro, a la

selecci6n o recomendación de tecnologías diferentes, o al menos a la modificación de algunas, en virtud de alternativas funcionales con un «costo so-

cial» más bajo (aunque no necesariamente con un costo total menor). Por ejemplo, se podrían haber utilizado los recursos bio-ambientales, en vez de

los primordialmente químicos, para controlar las pestes agrícolas, o se habrían podido proyectar alternativas a los medios meramente químicos de mejorar la eficiencia de los motores, o alternativas al tráfico masivo que superasen la confianza en el automóvil privado 29.

Es posible controlar la tecnología. Lo que se requiere es un mecanismo político que permita realizar estos estudios y establecer criterios para la regulación de las nuevas tecnologías 30 (cuestión que estudiaremos en el capítulo IV).

29 Technology: Processes of Asse-rsment and Choice, Informe de la Academia Nacional de Ciencias, Cámaras de Representantes, Comité para la Ciencia

y la Astronáutica, julio de 1969.

30 Siguiendo la idea de la valoraci6n tecno16gica, la National Academy of Engineering emprendió tres estudios en campos en desarrollo: la enseñanza apoyada por computadores y televisión educativa, el ruido de los aviones

subs6nicos y las pantallas multifásicas para el diagn6stico de las enfermedades.

El estudio concluía que la valoración tecnologica era practicable, y trazaba los

El surgimiento de una nueva tecnología intelectual. «La invención más importante del siglo XIX -escribió North Whitehead- fue la invención del método de invención. Un nuevo método entró en la vida. Con el fin de comprender nuestra época, debemos olvidamos-de todos los detalles del cambio, como los ferrocarriles, telégrafos, máquinas textiles, tintes sintéticos. Nos concentraremos en el método mismo; esa es la verdadera novedad que ha hecho migas los cimientos de la vieja civilización.

Con el mismo espíritu se puede decir que a promesa metodológica de la segunda mitad del siglo xx es la dirección de la complejidad organizada (la complejidad de las grandes organizaciones y sistemas, la complejidad de una teoría con un gran número de variables), la identificación e instrumentación de estrategias para una elección racional en el juego contra la naturaleza y en el juego entre las personas, y el desarrollo de una nueva tecnología intelectual que, para finales de siglo, tendrá tanta importancia en los asuntos humanos como la tecnología maquinista en el siglo pasado

y en la primer ..

En los siglos XVIII y XIX, los cientificos aprendieron como manejar problemas de dos variables :la relación entre fuerza y distancia en los objetos, presión y volumen en los gases, corriente y voltaje en electricidad. Con unas cuantas extensiones de poca entidad a tres o cuatro variables, representan la cuna de la tecnología más moderna. Los objetos como los teléfonos, radios, automóviles, aviones y turbinas son, como dice Warren Weaver, problemas de «simplicidad compleja» 32, La mayor parte de los modelos de la ciencia cortes y fines de los estudios necesarios. En lo que se refiere a las ayudas tecnológicas en la enseñanza, el estudio consideraba los dieciocho impactos diferentes que podían tener. Sobre el ruido de los aviones subsónicos, examinaba los costes y consecuencias de cinco estrategias alternativas, desde situar en otro lugar los aeropuertos o construir las casas cercanas a pruebas de sonido, hasta modificar los aviones o sus pautas de vuelo. Véase A Study 01

Technology Assessment, Report of the Committee on Public Engineering Policy, National Academy of Engineering, julio 1969.

La idea de la «valoración tecnológica» se extendió por los estudios realizados por la House Science and Astronautics Committee, y en 1967 el congresista Daddario presentó un proyecto de ley al Congreso para la creación de un Technology Assessment Board. El proyecto de ley fue votado en 1972 y

el Congreso, no el Ejecutivo, se encargó de constituir un Technology Assessment Office.

31 Science and the Modern World, p. 141.

3.2 Warren Weaver, «Science and Complexity», en The Scientists Speak, ed. Warren Weaver (Nueva York, 1947). Estoy en deuda con un ex-estudiante

de la Universidad de Columbia, Norman Lee, por esta cita y por sus numerosas sugerencias en esta sección,

social del siglo XIX y principios del xx disponía en paralelo estas simples interdependencias: capital y trabajo (como capital constante y capital variable en el sistema marxista; como funciones de producción en los economistas neoclásicos), oferta y demanda, equilibrio de poder, balanza comercial. Como sistemas cerrados y de oposiciones, para utilizar la formulación de Albert Wohlstetter, son analíticamente más atractivos y simplifican un mundo complejo.
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no icon¿SÓlo para la tercera edad?, De ninguna manera, nos puede afectar...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconLa nueva situación cultural y su influencia en la familia texto de...
«sí» del hombre es un ir más allá del momento presente: en su totalidad, el «sí» significa «siempre», constituye el espacio de la...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconEs la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho,...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconLa infección por el vih es una enfermedad que puede destruir gradualmente...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconEs la introducción de sustancias en un medio que provocan que este...
«Superfund», donde se incluye una lista de los agentes contaminantes más peligrosos

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconToffler El "Shock"
«shock» del futuro ya no es un posible peligro remoto, sino una verdadera enfermedad que afecta a un número creciente de personas....

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconResumen Con el propósito de intentar acercar al lector a una posible...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no icon“Se puede viajar por todo el mundo sin ver nada, o se puede ir solamente...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconSingularísimo objeto descubierto en 1799 y cuyo estudio permitió...
«modo de producción asiático», caracterizadas por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio y el pago de tributos...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconQue sólo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com