Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no




descargar 156.67 Kb.
títuloEste es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no
página7/7
fecha de publicación04.02.2016
tamaño156.67 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

decisiva en la nueva sociedad.”46 La discusión se encuentra en el capítulo IV «Post-Industrial Society in the Standard World», especialmente páginas 186-189. Véase Herman Kahn y Anthony J. Wiener, The Year 2000 (Nueva York, 1967). La obra apareció primeramente como volúmenes II y II a de las Memorias de Trabajo de la Commission on the Year 2000 (publicación privada, 1966).47 Zbigniew Brzezinski, Between Two Ages: America's Role in the Technetronic Era (Nueva York, 1970), p. 9.
En segundo lugar, la idea de la naturaleza "conformadora». O las primacía de los factores «tecnotrónicos» implica un determinismo tecnológico que se desmiente que se desmiente por la subordinación del sistema económico a político. No creo que la estructura social determine otros aspectos de la sociedad, sino más bien que los cambios en la estructura social(que cabe predecir), plantean problemas gerenciales o decisiones políticas en el sistema político (cuyas respuestas son mucho menos previsibles).Y, como e indicado, creo que la autonomía actual de la cultura genera cambios en los estilos y valores de la vida que no derivan de los cambios en la misma estructura social.

- Otro grupo de escritores han se han servido del termino sociedad post-industrial para denotar una desviación importante en los valores para un sector significativo de la juventud, entre los cuales, como escribe Keniston, se da la búsqueda de un mundo más allá del materialismo, el rechazo del carrerismo y el vocacionalismo». Goodman cree que se camina hacia «una economía personal de subsistencia», independiente de los excesos de una civilización maquinista 48. Sin embargo, todavía no se ha visto si se mantendrá la fuerza de esos impulsos 49. Personalmente creo que hay una separación radical entre la estructura social y la cultura pero sus fuentes se hunden en el carácter antiburgués del movimiento modernista y actúa en aspectos mucho más diferenciados que en el simple impulso de un movimiento juvenil 50.

Finalmente, el tema de la sociedad post-industrial ha surgido en los escreitos de unos cuantos teóricos europeios neimarxistas como Radovan Richta, Serge Mallet, André Gorz, Alain Touraine y Roger Garaudy, que han subrayado el papel de la ciencia y la teconología

48 Véase Youth and Dissent de Keniston (Nueva York, 1971), especialmente el capítulo «You have to grow up sin Scarsdale». Sobre Goodman, véase la introducción a Hden y Scott Nearing, Living the Good Lige (Nueva York, edición Shocken, 1971). Goodman se aproxima a las ideas de Penty sobre la sociedad artesanal. Recientemente un grupo de jóvenes politólogos han afirmado que «importantes grupos entre las poblaciones de las sociedades occidentales han ido más allá de la simple subsistencia», y utilizan el concepto de sociedad post-industrial para denotar una situación en la que grupos de personas “ya no mantienen relación directa con los imperatuvaos de la seguridad económica” Véase, por ejemplo, Ronald Inglehart, “ The silent Revolution in Europe: Intergeneracional Change in Post-industrial societies” American Political Science Review (diciembre 1971), pp. 991-1017.

49 Como prueba del conservadurismo creciente de cada generación radical

a medida que la cohorte de edad envejece, véase S. M. Lipset y E. C. Ladd, Jr.

College Generations - from the 1930s to the 1960s», The Public Interest,

num. 25 (otoño de 1971).

50 Se trata de un tema implícito a la concepción de Lionel Trilling de la

“cultura antagónica”. Véase Trilling, Beyond Culture (Nueva Cork, 1965)
en la transformación de la sociedad industrial y puesto entre paréntesis el papel “estatuido” de la clase obrera como agente histórico del cambio de la sociedad. Sus obras han producido una abundante variedad de teorías que, de una manera u otra, acentúan la fusión del personal científico y técnico con la clase obrera «avanzada» o proponen la teoría de «una nueva clase obrera» constituida principalmente por el personal técnico especializado 51. Aún cuando todos estos escritores han sentido la urgencia de los cambios estructurales en la sociedad, se han convertido en tediosamente teológicos en sus debates sobre la «vieja» y -la «nueva» clase obrera, ya que su intención no es aclarar los cambios sociales reales sino «salvar» el concepto marxista de cambio social y la idea leninista del agente del cambio. De hecho, existe una crisis ideológica real. ¿Como mantener la visión de Marx del cambio social, si hay una corrosión de la clase obrera en la sociedad post-industrial? ¿Y cómo justificar la «dictadura del proletariado» y el papel del Partido comunista como «vanguardia» de la clase obrera si ésta no hereda el mundo, y de hecho está disminuyendo su número? No basta para salvar la teoría con insistir en que casi todos son miembros de la «nueva clase obrera» 52.
El plan del libro
Los seis capítulos de este libro se relacionan entre sí, como he indicado, por una exploración de los diversos temas que giran, por decirlo así, a la manera de una rueda, en vez de dar una exposición lineal de un argumento.

En el capitulo 1 se discuten las teorías del desarrollo social en sociedad industrial avanzada. El punto de arranque es, necesariamente, Marx, pero en dos aspectos poco familiares. La opinión admitida sobre el futuro del capitalismo se deriva del volumen 1 del Capital, en el que Marx predijo la centralización de la emprea, la ploarización de la sociedad en dos clases y la crisis económica inevitable del sistema capitalista. Pero mucho conocido es
51 La teoría de Radovan Richta y su grupo de la Academia de Ciencias checoslovaca se examina en el capitulo 1; la de Gorz y Mallet, en el capítulo 2.

52 Seguramente resulta demasiado simple insistir en que, puesto que cada vez son menos los empresarios independientes o los profesionales autónomos, todos los trabajadores con sueldo o salario son miembros de la clase obrera.

Y puesto que la mayoría de los trabajadores cobran ahora salario, y no se les paga por pieza o tiempo trabajado, ¿cómo se puede hablar de «una dictadura del asalariado»? ¿Y sobre quién?

Un esquema completamente diferente y fascinante sobre el desarrollo social que Marx fue esbozando a lo largo del volumen 3; predijo allí la separación entre la propiedad y el control en la dirección de las empresas; el crecimiento de una clase administrativa de cuellos blancos que llegaría a superar a la clase obrera; el crecimiento de una clase obrera industrial; y la aparición de nuevos modos de de eficiencia del capital gracias a la centralización del sistema bancario. De hecho, el desarrollo del capitalismo ha seguido las directrices del segundo esquema de Marx, no las del primero. La diferencia entre ambos estriba en que en el volumen 1 Marx proponía una teoría pura del capitalismo, como modelo simplificado y divorciado de las complicaciones de la realidad, mientras que en el volumen 3 estaba tratando con las tendencias empíricas reales.

El segundo aspecto en el que Marx adquiere importancia se encuentra en su teoría de la estructura económica de la sociedad. El modo de producción se dividía en dos sectores: las relaciones sociales de producción (propiedad) y las fuerzas o técnicas de producción (maquinaria). En su opinión, en el desarrollo del capitalismo, las relaciones sociales se irían convirtiendo en centrales, conduciendo a una lucha de clases altamente polarizada. Pero tal polarización no se produjo y lo que adquirió importancia fue el énfasis en la técnica y la industrialización. La teoría de la sociedad industrial, que ha sido promovida en especial por Raymond Aron, parte del segundo de estos dos aspectos de la teoría de Marx sobre el modo de producción.
Las teorías sobre el desarrollo social en Occidente – formuladas por Werner Sombart, Max Weber, Emil Lederer, Joseph Schumpeter, Raymond Aron- son, según pretendo demostrar “diálogos” con estos diferentes esquemas de Marx. El punto esencial de diferencia proviene de la teoría de la burocracia, cuyo maestro h asido Max Weber. Para Weber, socialismo y capitalismo no eran dos sistemas contradictorios sino, por imperativos de la racionalidad funcional, dos variantes del mismo tipo, el burocrático. El desarrollo industrial de la Unión Soviética ha seguido la dimensión “técnica” prevista por Marx, pero a través de la línea de desarrollo burocrático predicha por Weber. La confrontación con la burocracia, y la nueva clase generada por ella, fue el problema de Trotski al examinar los frutos de la revolución rusa.

Actualmente, ambos sistemas, el capitalismo occidental y el socialismo soviético, se enfrentan con las consecuencias de los cambios científicos y tecnológicos que están revolucionando la estructura social. Los teóricos comunistas se han desentendido de las implicaciones de tales cambios, excepto en el notable estudio de la acade-
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no icon¿SÓlo para la tercera edad?, De ninguna manera, nos puede afectar...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconLa nueva situación cultural y su influencia en la familia texto de...
«sí» del hombre es un ir más allá del momento presente: en su totalidad, el «sí» significa «siempre», constituye el espacio de la...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconEs la unidad morfológica y funcional de todo ser vivo. De hecho,...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconLa infección por el vih es una enfermedad que puede destruir gradualmente...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconEs la introducción de sustancias en un medio que provocan que este...
«Superfund», donde se incluye una lista de los agentes contaminantes más peligrosos

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconToffler El "Shock"
«shock» del futuro ya no es un posible peligro remoto, sino una verdadera enfermedad que afecta a un número creciente de personas....

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconResumen Con el propósito de intentar acercar al lector a una posible...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no icon“Se puede viajar por todo el mundo sin ver nada, o se puede ir solamente...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconSingularísimo objeto descubierto en 1799 y cuyo estudio permitió...
«modo de producción asiático», caracterizadas por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio y el pago de tributos...

Este es un ensayo de prognosis social ¿Pero se puede predecir el futuro? la cuestión es engañosa. No se puede, aunque sólo sea por la razón lógica de que no iconQue sólo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com