Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era




descargar 1.97 Mb.
títuloAsí la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era
página6/46
fecha de publicación29.02.2016
tamaño1.97 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   46

CAPÍTULO 4


El Imperio del fracaso.
"No se mueve la hoja de árbol sin La Voluntad Divina",

LA CAUSA es La Causa Primera cuyo origen es ya el "efecto" porque La Causa Primera es insondable, Absoluta y tan sencilla que sin saberlo allí nadamos por siempre.

Los efectos de la existencia en el "tiempo mecánico" son consecuencias de orden tan secundario que aparecen como diseños caricaturizados de realidades superiores.

Ya que entre las largas crestas vibratorias de este tiempo mecánico y aparente (este tiempo que parece tan lento) hay otro orden de Tiempo, como un vídeo de películas más rápido y real, dentro de otro vídeo de película muy tardo.

Allí se da otro tiempo menos mecánico y más real (un tiempo que parece menos lento)

Pero aún entre las crestas vibratorias de ese tiempo menos mecánico fluye otro mar de vida, otro Universo todavía más Superior, que para los nativos de allí es tan natural y accesible, pero que es un vídeo de película dentro de la película, de la película.

Es como cuando nos vemos libres para actuar físicamente pero mil pensamientos son el cimiento y la causa de todo el Templo.

El tiempo allí es mucho más veloz (a nosotros nos parece instantáneo), y en una fracción de nuestros segundos de tiempo mecánico, transcurre toda una eternidad de existencias Divinas.

Y así continúan crestas dentro de crestas vibratorias aún más veloces y pequeñas.

Por eso en nuestra comedia humana o mundo de apariencias, los efectos se cumplen con angustiosa lentitud a diferencia de lo que ocurre en la Primera Causa. Y entonces, en el mundo todo son deformaciones caricaturizadas de la Realidad.

Nosotros creemos que ellos, los seres Divinos, viven y mueren rápido, porque estamos del lado falso del espejo. Pero en realidad, Ellos son los eternos y nosotros somos simples fetos que aún nadamos dentro de una matriz cualquiera y faltan muchas eternidades para que verdaderamente nazcamos a la realidad.

Cada uno de nosotros somos para ELLOS como un microbio que cree nacer, crecer y morir, pero que apenas aparece en una micro-fracción de segundo de Tiempo REAL, muere y ya no es nada.

Nuestro mismo Universo exterior que nos parece tan sólido, tan infinito y tan inmortal, para ELLOS, nace cuando se produce el BIG-BANG del chispazo que enciende a un cerillo y el BIG-CRUNCH de lo que tarda en apagarse.

Somos para ELLOS lo que para nosotros son los átomos que conforman nuestro propio cuerpo. De modo tal que si levantamos una mano, en este proceso, infinitos átomos nacen y mueren, pero ELLOS permanecen.

Aquí todo está en descomposición, allá todo permanece.

Aquí vivimos y somos "las sobras" de sus alimentos, allá ELLOS tienen los verdaderos manjares.

Aquí es el panteón y todo son vidas mortales y hasta Cuerpos Siderales en perpetua desintegración. Porque las verdaderas Entidades que los ocupaban ya se han ido.

Todo aquí es demasiado efímero e inestable y de las sombras edificamos la solidez del vacío.

¡Muy libres, muy libre, olvidados de la Voluntad Eterna!

Y en ese alargamiento absurdo de la hiperactividad de la cresta del Tiempo, donde todo se mueve en las apariencias y parece tan vivo, es donde realmente se está tan muerto.

Los científicos ya saben que todo lo que afuera se mueve es "eterno pasado", efectos de los efectos de los Efectos Primeros; Caricaturas que quieren llenar el vacío del polvo y nos invitan a una extraña danza, la danza y adoración de los instintos animales para progresar en el sentido regresivo del tiempo. Y como en la Divina Comedia Dantesca ir del Reino Humano al Animal y de allí al Vegetal hasta llegar al origen de toda la mentira, la causa de la sin Causa de nuestra propia vida, embalsamada desde que nació en el ropaje de la muerte, polvo del Reino Mineral.

Todo lo que se mueve afuera tiende a morir. Como el transcurrir de los dramas en una película ya muy gastada, reflejo de leyes violadas en función de nuestra ignorancia o recelo.

Y cuando más se mueve la vida de la muerte en el universo aparente, más la línea de la cresta de tiempo deja de marcar nada, deja de ser nada como el corazón y el cerebro que va dejando de emitir vibraciones hasta que se nos declara muertos.

Ya nada tiene sentido, cuando verdaderamente todo son como "sobras". Hasta el punto que hasta los pensamientos llegan a ser razonamientos de una lógica mecánica y helada y los sentimientos, como un chillido largo y aterrador de la emotiva vida vuelta loca de angustia. Resultando esto en un cuerpo que va sin freno en la sólida voluntad que sólo sabe ir derecho, a su propia autodestrucción.

Este es El Imperio del fracaso.

Sobras del amor, de eternidad, de bien, de dignidad, de progreso, alegría, felicidad, inteligencia, vida. En fin; las sobras de todo, para que como el muerto que parece revivir y mueve los ojos porque le llega un poco de sangre al cerebro, así creemos que hacemos milagros alimentándonos sólo de las sobras, y así creemos que salvamos a otros, que progresamos, que edificamos sociedades y civilizaciones enteras, todo solamente de las sobras.

Nuestro verbo de oradores profesionales, nuestra vanidad, nuestro ego y toda personalidad del líder, no son sino una pesadilla de un sediento en medio del desierto.
¡Caminar, caminar, revivir, renacer, volver al Padre Celestial!

Detener esta locura entre los caminos escarpados de La Madre del Polvo.

Detener el camino regresivo que de pronto parece la muerte pero es la vida, parece la agonía pero es el parto de nacimiento al Cosmos.

Y alcanzar la quietud lejos de las tinieblas. De modo tal, que allá ellos insisten en que todos se encuentran mas o menos vivos, cuando no lo están. Y éstos que realmente comienzan a vivir les parece que son como un muerto en vida, olvidado de la sociedad, habiendo dejado todo porque ese todo es nada.

Ya no existimos, en la quietud de la vida impersonal.

Pero aquí precisamente comienza el sosiego y EL TIEMPO VERDADERO.

Los extraños y robadores creerán comprender sin lograr la paz, soñando que se han frenado y que han comenzado a realmente caminar.

Solitario como los nadie y quieto como los muertos se entra al mundo de LOS VIVOS, de los que decimos que tienen PODERES y que son MAESTROS, pero en realidad sólo son ciudadanos del Cosmos en la Senda del Verdadero Tiempo-Espacio.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   46

similar:

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconAsí la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconCapítulo 1: Primer encuentro
«Encantado»? En realidad no era así. No disfrutaba asistiendo al debate interior de Jasper ¿Era necesario pasar por todo esto? ¿No...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconLa determinación de la calidad bacteriológica reviste gran importancia...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconBoletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconSinopsis El propósito del presente documento es destacar la importancia...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconLos anfibios son animales vertebrados de vida acuática, pero también...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconEl fenómeno de la cosa juzgada material opera, así, respecto de los...

Así la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la Ferriere, José Manuel Estrada y Américo; representan el símbolo del Gran Arcano 22. Así la sagrada tradición iniciática se manifiesta en la Nueva Era iconLa ciencia que estudia los componentes químicos de las células vivas,...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com