En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar




descargar 0.7 Mb.
títuloEn el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar
página1/7
fecha de publicación27.02.2016
tamaño0.7 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Economía > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7



Baño de Caballeros”

De Rodolfo Santana
Escrita en 1989. Estrenada en la sala “Anna Julia Rojas” por el Grupo Rajatabla con el título “Juego de Bolas”.(1992)

Baño de Caballeros”

Personajes:

Juan

Luis

Enrique

Salvador

Clemente

El Negro


El lugar es la antigua casa paterna de Juan que ha perdido toda su fisonomía. Juan ha derrumbado paredes, eliminado estancias y utilizado el patio para lograr su sueño de construir un Spa de categoría, cosa que en el momento no se distingue para nada. Ha faltado el dinero o la perseverancia necesaria y las estructuras y objetos presentan aspectos a medio hacer o gastados. Muros sin frisar en el lado izquierdo, con una cesta de basket torcida y con la malla rota. Parte del proscenio posee cerámica de gran calidad, alternada con áreas que muestran cemento despreciable.

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar.

En el amplio espacio medio se notan, como perdidas, dos tablas graduables para ejercicios abdominales, un juego de pesas y un grupo de colchonetas amontonadas en un rincón. Todo gastado y desperdigado.

Duchas a la derecha del espacio, en casetas con cortinas plásticas.

Varias sillas y taburetes altos cerca del mostrador. Dos mesas pequeñas.

En el sector medio una media docena de escalones llevan al departamento—oficina de Juan y, un poco más allá, una puerta metálica conduce a un baño de vapor que destila nubes. Al lado de esa pequeña puerta se ven dos dinteles, sin puertas, que conducen a saloncitos no terminados. Futuros saunas, según el dueño. Frente al baño de vapor, otro dintel lleva a otras duchas.

En el ambiente general de la construcción se respiran dos o tres toques de arquitectura clásica. Quizá una columna dórica. O varios escalones de rotundo mármol en el espacio grande. Reminiscencias de termas guardadas en la ilusión de Juan.

Sobre una mesa y mostradores de madera, en este sector, se ven toallas de distinto tipo, monos, sábanas largas, bermudas.
Escena I
Juan habla por teléfono cerca del mostrador.

JUAN —Otro día será, mi amor... Te lo prometo.... .. (Nota a Luis que asoma desde las duchas y eleva el tono) ¡No, Josefina, no puedes venir! (Pausa corta) ¡Amigos, solo eso!....( Luis escucha)... ¡Nada de zorras, ni bichas, mi alma!
LUIS — ¿Ni siquiera una monjita?
JUAN — ¿Cuándo sales de tragos te grito que eres feminista?
Luis escucha. Una toalla en torno a la cintura y un trago en la mano.
LUIS — (Eleva el trago) Por eso odio a los abuelos. Le dieron el voto a la mujer y se jodió el parque…
Juan ríe ante el comentario de Luís.
JUAN (Al teléfono)No me rio de ti.... Es Luís, pidiendo otro Whisky.... Si, está aquí cerca…
LUIS — Debieron quemar a la primera sufragista. Las cosas serían distintas....
JUAN —Vino, whisky, ron, querida... (Pausa corta)Soy vegetariano, no abstemio.
Juan escucha un chaparrón de palabras mientras Luís se sirve otro trago.
LUIS —Te habla de nosotros.... ¿No? (Imitando a una mujer) ¡Ay, si estás con esos depravados, seguro es una orgía con un montón de cuaimas!
JUAN — (Tapando el auricular y rechazando a Luís) ¡Hablar, tomar tragos, mi amor, sólo eso... Somos compañeros de...
LUIS —Infanticidio!...
JUAN — ¡Infancia!...
LUIS — (Jadea) Veíamos revistas pornográficas en las clases de biología del cura Viloria...
JUAN —El matrimonio se celebra. ¿No? ... los bautizos, la confirmación...
LUIS —La circuncisión...
JUAN —El cumpleaños, las bodas de plata, oro y diamante...
LUIS —Graduaciones...
JUAN —Y millones de graduaciones. De contabilistas, enfermeras ...
LUIS —Proctólogos, forenses. ¡Hasta los abogados celebran su

graduación, aunque parezca insólito!
JUAN — (Pausa corta) ¿Por qué no se puede celebrar un divorcio?...
LUIS — ¡Es importante!...
JUAN — ¡Es un ciclo!...
LUIS — ¡Como si enviudaras!
JUAN —Como si enviudaras, sólo que el otro sigue caminando, sin morirse...
LUIS — ¡Hay que engrandecer el status de divorciados!¡ Decretar

su excelencia y su contribución a la rumba y a las crisis mentales!
JUAN —Nosotros creamos la moda.
LUIS —Ruleta rusa con una Magnun en los tribunales, para las parejas que se separan. El que se queda vivo entra en posesión de todos los bienes….
JUAN —El Negro necesita alegría.
LUIS — (Elevando el trago) ¡Por eso es que le preparamos un desfile de niñas alegres !...
JUAN — (Se aparta de Luís) Si... ¡que sí!... (Bajo)Te amo....
LUIS — (Jodiendo a Luís)¡Mi cuchi cuchi!.... .. .
Juan golpea a Luis en el pecho y se encamina al sector de los aparatos de gimnasia. Cuchichea al celular. Cierra la comunicación.
LUIS — (Resentido) Me has pegado, Juan.... ¡Por esa tarántula de culo viperino....


Luis se encamina al anaquel donde se encuentran los monos y toallas y comienza a vestir short y franela.

LUIS —No te conozco, Juan....
JUAN —Entiende, quiero a Josefina…
LUIS —Igual que a María Antonia, Eulalia, Magali. etc...
JUAN —Esos fueron pasatiempos...
LUIS —Por poco te casas con Eulalia.
JUAN —Fijación con sus tetas.
LUIS — ¿Eulalia?
JUAN —Soberanas.
LUIS —Y caídas.
JUAN — ¿Caídas?... ¡Largas como peras!
LUIS —Se dispara en el corazón, dos centímetros bajo la tetilla izquierda y el tiro le destroza la rodilla.

Juan se lleva las manos a la cabeza.
JUAN — ¡Me pones paranoico!
LUIS — (Acentuando el ataque)Nunca te reventó la Eulalia, eso es lo que pasa. Jamás te chupó el entendimiento.
JUAN —Ahora estoy sin problemas... ¡Por Josefina!....
LUIS — Matrona castigadora, con látigo...
JUAN —Entiendo su carácter . Reclama su espacio.
LUIS — (Sirviéndose otro trago) ¿Espacio? Ni que fueras astronauta. Además, no la muestras a los amigos...
JUAN —No me gusta que la manoseen...
LUIS — Sultán celoso.
JUAN — ¿Vas a tomarte todo el whisky?....
LUIS —Apenas caliento motores. (Repentinamente se acerca a Juan)¡16 de julio de 1950.Mundial de Futbol!.

JUAN — ( Piensa con fuerza) ¿1950?... Uruguay contra Brasil, pajúo!

¡El Maracanazo!
LUIS — ¿Cuál jugador anotó el primer gol para Brasil? ¡A la una!....
JUAN — ¡Ademir!
LUIS — ¡No!.... ¡A las dos!
JUAN — ¡Jair!¡Fue Jair!
LUIS — ¡Friaca, te jodí!
JUAN — ¡Me tomaste por sorpresa!
LUIS —El equipo de Sizhino. (Pausa corta.Con cierta contemplación)

La escuadra bestial de Ademir, Friaca y Chico... ¡El Maracanazo!... ¿Por qué me gusta tanto ese partido?....
JUAN --Debe ser porque ningún otro evento latinoamericano vivió tanto luto sin una gota de sangre....
Pausa corta.
JUAN —Bebes demasiado.
LUIS — (Eleva el vaso) Normal, Juancito. La angustia es grande, pero no me dejo joder por ella…
JUAN — ¿Angustia?...
Luis toma un peine del anaquel y se peina.
LUIS —Está sentada como una tigra hambrienta a mi lado. Nerviosa. Pero ya la voy entendiendo...
JUAN — ¿Problemas económicos?
LUIS —Gano lo suficiente para permitirme la angustia.
Luis se aplica desodorante. Juan ríe.

JUAN —Con el taxi…
LUIS —Ajá. Algunas veces me arrepiento de tanto tiempo perdido en la preparatoria, colegio, liceo y universidad cuando la solución era un taxi.... .
JUAN —No le veo el encanto...
LUIS —Lo tiene. (Pausa corta)Siempre hay gente ansiosa en la calle. Sobre todo en la madrugada. Mujeres inquietantes, con el peligro en la mirada.
JUAN —Eso no es para ti.
LUIS — ¿No?
JUAN —Se trata de niveles, Luis ....
LUIS — ¿Niveles?
JUAN — Clases...
Luís ríe.
LUIS —Coño, se derrumba la Unión Soviética, el marxismo se vuelve

papiro y tú me hablas de clases.
JUAN —¡Estilos!.
LUIS —Hay solo separaciones, aislamientos, amigo. . Gente jodida y gente que jode…Eso lo aprendí en el taxi.
.JUAN —No te veo trasportando rumberas trasnochadas.
LUIS —Tampoco imaginé que terminarías manejando un tugurio como éste...
JUAN — ¡Spa!....
LUIS — (Mira alrededor) ¿Esto…un Spa?
Juan transita por el espacio. Vive su sueño.
JUAN —¡Será un Spa!.... Pronto traeré los equipos. “Nautilus”, por supuesto. Lo mejor. Estilo greco—romano, con los

grandes adelantos en fisio culturismo... ¿Capturas, taxista?
LUIS —Trato.
JUAN —La onda de Caracalla. Vienes a cuidar el cuerpo y te encuentras con un ambiente greco romano inspirador, sereno….
LUIS — ¿Y la antropología?
JUAN —Es otra historia.
LUIS —Un día te dio por el aeróbic y cambiaste. Igual que yo...
JUAN —Cambios distintos...
LUIS —Dejaste de estudiar indígenas, te pusiste una lycra multicolor y el mundo te cayó encima: mujer, hijos, la Asociación de antropólogos, los yanomami, los hititas y el último mohicano.... ..
Pausa corta.

JUAN — (Notando algo grave se da una palmada en la frente)¡Coño, el vino!...
LUIS — ¿Qué?
JUAN —El Negro sólo toma vino y no tengo. Es capaz de estar toda la noche sin tomarse un trago...
LUIS —Grave....
JUAN — (Se dirige a la oficina)Hay una venta de licores al doblar la esquina. Déjame buscar dinero....
LUIS — (Disponiéndose a salir) Lo compro.... .. .

Pausa Juan entra en la oficina. Suena timbre insistente. Se escucha una voz que llama
SALVADOR

EN OFF — ¡Juan, Juan!
Pausa. Luis se oculta bajo el montón de colchonetas. Suena timbre.
SALVADOR

EN OFF — (Cantando)

Ábreme la puerta, mi negra

que me estoy mojando

ábreme la puerta, carajo

me estoy congelando....
JUAN — (Sale de la oficina) ¡Hay vecinos, coño!...
Juan se dirige a la entrada del lugar. Pausa, con ruidos. Saludos, protestas. Entra Salvador cargando a Juan que se debate.
JUAN — ¡Bájame, Coño!

Ríen. Salvador deposita a Juan en el piso. Salvador es un flaco nervioso, con cierta protuberancia abdominal, de cabellera con fuertes entradas. Viste un traje de lino arrugado por las contingencias del día. Abraza a Juan .Se separa y ve al amigo.
SALVADOR -Hermanito, encontraste la fuente de la eterna juventud.
JUAN — Si le das cariño al cuerpo se eterniza.
SALVADOR — (Buscando) ¿Y el Negro maldito?
JUAN —No ha llegado...
SALVADOR — ¿Cuál es la sorpresa?
JUAN — ¿Sorpresa?
Pausa corta.
SALVADOR —Habló de una.
JUAN —No sabía.
SALVADOR —Hay que esperar cualquier cosa de esa rata.
En la entrada del spa aparece Enrique muy bien trajeado, pero con cierta tristeza en el aspecto general

ENRIQUE — ¿Este es el burdel con putas enanas?
Giran. Ven a Enrique. Hay una pausa de reconocimiento. El recién llegado tiene barba y porta lentes.
JUAN —Enrique...
ENRIQUE — ¡Quiero una, culona, con la cabeza chata!
Se acercan al recién llegado. Lo palmean y abrazan.
JUAN — ¡Esa barba!...
SALVADOR — ¡Y lentes!...
JUAN —No te reconocí....
SALVADOR—Ni yo.
ENRIQUE —Estoy de incógnito.
JUAN —Te hacía en Alemania.
SALVADOR—¡En Rostock!....
ENRIQUE —Hace una semana camino por esta ciudad.
Se acercan a las mesas.
SALVADOR —Estas cambiado.
ENRIQUE —Ustedes parecen mis abuelitos .
JUAN — ¡No jodas!
SALVADOR—Ocho años sin vernos es un maquillaje fuerte.... .
JUAN —Tenemos una Helena Rubinstein bajo la piel.
ENRIQUE —Negativa, la puta...
SALVADOR —Eso. Bien negativa.
JUAN —Día a día esmerándose en sacarnos arrugas...
Ríen.

SALVADOR — ¡El cargamento! (Dirigiéndose a la entrada del Spa) Ya regreso...
JUAN — ¿Qué cargamento?
SALVADOR — (Saliendo)Las drogas etílicas y distracciones del evento... Para que no digas que todo sale de tu bolsillo.
Sale Salvador. Enrique mira el lugar.

ENRIQUE —El Negro me lo describió distinto...
JUAN — ¿Si?
ENRIQUE —Dijo que era un lugar donde enseñabas Kárate, Tai

Chi, Hara—kiri...
JUAN —Lo dijo por joder. Las disciplinas orientales me parecen una ladilla...
ENRIQUE — (Avanzando por el lugar)Esto se parece a un gimnasio de boxeadores en su peor momento...
JUAN —Hoy es el mejor lugar...

ENRIQUE — (Pausa corta) ¿Si?
JUAN —Para celebrar la separación de El Negro.
ENRIQUE —Separación que no entiendo ...
JUAN —Bueno, Enrique, nadie entiende las separaciones.
ENRIQUE —Ni los que se separan las entienden.
JUAN — Y el peor trauma es explicarlas.
ENRIQUE — Y repartirse la amistad de los conyugues.
JUAN —Lo de El Negro es cosa de días
ENRIQUE — ¿Qué pasó?
Pausa.
JUAN —Nadie entiende.
ENRIQUE — ¿Todos desvarían?
JUAN —Como debe ser. Ni María Ignacia ni los hijos.
ENRIQUE — ¿Otra mujer?
Pausa corta.
JUAN —Puede ser.
ENRIQUE — ¿Por lo inaudito?....
JUAN —Eso.
ENRIQUE —Cuentame.
JUAN —Según María Ignacia apareció borracho en las últimas

clases que dio en la universidad.
ENRIQUE —(Incrédulo) ¿Borracho?
JUAN — Y agresivo.
ENRIQUE — ¡Increíble!
JUAN —Recitaba poemas de Neruda y le cagaba algunos poemas.
ENRIQUE —Siempre admiró a Neruda.

JUAN —. Dictaba conferencias sobre Moliere retando a los alumnos a que lo reventaran.
ENRIQUE —Difícil.
JUAN —Larguisimas conferencias sobre Sócrates.
ENRIQUE —Seguro se enamoró de una ninfa de veinte años...
JUAN —En su casa vive Teresita, una sobrina huerfana, bellísima, de diez y siete...
ENRIQUE — Por ahí va la cosa.
JUAN —Siempre fue el marido perfecto.
ENRIQUE —Esos son los peligrosos.
JUAN —María Ignacia ha llamado a medio mundo para que interceda y nada....
ENRIQUE — Hablé con ella.
JUAN —¿Qué te dijo?.
ENRIQUE —El Negro se muda a lugares misteriosos desde hace como diez días. Compró ropa nueva.
JUAN --(Enfatiza) ¡Detalle de enamorado!...
ENRIQUE —Y nos invitó a celebrar su separación esta noche. Aquí....
JUAN -- En mi Spa...
ENRIQUE — (Viendo el lugar)Exageras, Juancito...
JUAN —Lo verás en mejores momentos, después de gruesas inversiones.
Pausa corta.
ENRIQUE — ¿Quieres saber una mierda? Ese cambio tuyo de antropólogo a fisioculturista no me convence.
JUAN —Lo que pasa es que no estás en el metro sexualismo, posmodernismo y en la cosmovisión de la finitud del cuerpo….
ENRIQUE —Me paso todo eso por las bolas.
JUAN —Enrique, camarada, hoy, la gente muda de profesión y pareja sin perder el paso...
ENRIQUE —Tú lo hiciste con una pizca de exageración...
JUAN —Encontré el valor a los treinta y ocho años...
ENRIQUE —Eres un excelente investigador....
JUAN — ¡Era!... Perdí mi tiempo metido en selvas, tratando de entender a chamanes delirantes…
ENRIQUE — ¿Y ahora qué coño eres, si puede saberse?
JUAN --Una persona sensible...(Pausa corta. Abre los brazos como mostrando el lugar) Ahora esto es lo mío....
ENRIQUE —No me gustan los ejercicios.
JUAN — (Le pincha la barriga) Los necesitas....
ENRIQUE —Los amigos, eso es lo que necesito.... .
Enrique abre los brazos. Estrecha a Juan. Lo suelta y se sienta en una de las banquetas del mostrador.
JUAN — ¿Qué tal Alemania?
ENRIQUE — (Toma un vaso y se sirve algo de whisky) Sensacional...
JUAN — Hay un chisme negativo y sucio ...

Entra Salvador cargando diversas cosas.

SALVADOR — ¡EL rey Melchor!
ENRIQUE — ¡Esto se pone bueno!...
JUAN — ¡Buenísimo!
  1   2   3   4   5   6   7

similar:

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconE. Derecho Penal Mínimo, Derecho Penal de II y III velocidad, la...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconLos objetos del derecho el objeto de un derecho subjetivo es la entidad...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconEscribir sobre Derecho comparado es un reto pues, de suyo, la materia...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconResumen todos tenemos derecho a una alimentación adecuada. Tener...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconEn relación con la protección constitucional del derecho a la salud,...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar icon“Una nueva idea se considera, de entrada, ridícula, y más tarde se...
«sexto sentido». Otros términos utilizados para designar esta capacidad son: clarividencia, o la aptitud de ver

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconDerecho natural der 127 – ucb santa cruz docente: Tito López tema...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar icon'''Refuerzo poblacional''' es una actuación de conservación que consiste...

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconParejas homosexuales y transexuales: su derecho a la seguridad juridica....

En el lado derecho, una especie de construcción inacabada que no se sabe si será un bar o un mostrador de recepción. Cerca, en el extremo derecho, un dintel que exige enérgicamente una puerta conduce a un salón no visible, previo a la entrada del lugar iconResumen a partir de la revolución científico técnica, de la evolución...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com