Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura




descargar 3.05 Mb.
títuloPlan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura
página4/59
fecha de publicación28.10.2015
tamaño3.05 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Finanzas > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   59

5.2 Fundamentos Filosóficos
El quehacer fundamental de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, se estructura atendiendo una serie de concepciones antropológicas, epistemológicas y axiológicas coherentes con los distintos procesos pedagógicos en los que se fundamenta la formación de docentes. Esto significa que la actividad educativa que se piensa y se realiza, responde a la idea de ser humano14 como ser multidimensional, que se recrea cultural e históricamente en el acto de aprender y en la tarea de transformar su vida y las condiciones existenciales de los demás.
Por lo que desde los atributos antropológicos configurados en los fundamentos filosóficos de la educación constructivista – humanista, se promueve el desarrollo afectivo del educando a la vez que se hace énfasis en el acto de pensar, en buscar soluciones y llegar a conclusiones mediante la investigación activa y participativa. Simultáneamente, el constructivismo - como enfoque epistemológico del aprendizaje - parte de la premisa que los educandos no adquieren el conocimiento en forma pasiva sino que lo construyen tomando como base sus experiencias. Este proceso de aprendizaje es de carácter social porque fomenta el trabajo en equipo y en comunidades de aprendizaje. Por lo que es fundamental que el educando desarrolle conciencia y se haga responsable de su propio aprendizaje15.
De ahí que la visión filosófica que la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, sustentada para el funcionamiento y transformación de sus carreras, considera que tanto el hombre como la mujer interactúan con la realidad, construyendo su conocimiento y al mismo tiempo su estructura mental; por lo que el conocer un objeto, significa interactuar con él para transformarlo y en ese proceso transformarse”.
O sea que desde este planteamiento se pretende formar y co-formar a la persona16 como alguien capaz de cambiar y de promover el cambio, desafiando su realidad y las limitaciones que le son inherentes.
Esta condición antropológica, describe la enseñanza como proceso de humanización en sus dimensiones principales, a la luz de las ciencias humanas contemporáneas, como pauta para toda posible acción educadora. Por tanto, para tener éxito en la dimensión transformadora del ser humano hay que partir del reconocimiento de sus verdaderas posibilidades (Flores Ochoa. 1994, pág.110).
Es esta concepción antropológica, la que permite que los educandos se descubran a sí mismos como personas capaces de interrogarse y de interrogar la realidad en la que existen, aspecto que les lleva a investigar e innovar, a relacionarse con el conocimiento y a construirlo desde la actividad de su pensamiento y de sus conexiones con los problemas cotidianos que los embargan.
El aprendizaje se constituye, de esta manera, sobre principios epistemológicos desde los que se potencian las facultades humanas fundamentales y sobre aspectos axiológicos en los que se conjunta la valoración de sí mismo y la valoración del otro en su estricta humanidad, aspecto necesario para respetar y para creer en el que aprende, sea este docente o educando, para ser tolerantes y democráticos, para convertir el proceso educativo en una vivencia emancipadora y para asumir un compromiso con el destino de las generaciones presentes y futuras, y con los que todavía no han nacido17.
Por tanto el profesor se transforma en un facilitador que diseña y sugiere actividades que promueven que el educando investigue, sea crítico y desarrolle su creatividad. Propiciando, además, que se aprenda haciendo; logrando así que el proceso sea tan importante y enriquecedor como el resultado.

5.3 Fundamentos Psicológicos
En la psicología educativa coexisten diversos paradigmas: conductista, humanista, cognitivo, psicogenético y sociocultural lo que resulta ser una ventaja para el análisis del proceso educativo, (Hernández Rojas, 2000).
Es así como analizando el proceso educativo tradicional, se puede concluir que este tiene como fundamentos psicológicos las teorías asociacionistas y conductistas, donde se concibe el aprendizaje como un asociacionismo de causa efecto, donde el objeto del conocimiento no está mediado por lo subjetivo de las capacidades cognitivas y psíquicas de la persona o lo dado por el contexto social, sino que se reduce a concebir al educando como un receptor de información y reproductor de manera mecánica y memorística de lo asimilado, durante el proceso educativo.
Desde este paradigma el docente es el protagonista principal del proceso educativo y centra su rol en la enseñanza del conocimiento o información, por demás acabados, estáticos, alejados de la experiencia e intereses de los educandos y descontextualizados. De ahí que la relación entre docente-educando es una relación de sumisión, obediencia y paternalismo, donde cada actor tiene perfectamente diferenciado su rol enseñar o aprender, apoyado en el concepto de poder que le da el saber al docente y la necesidad de llenarse de conocimiento que tiene el educando.18
Por otra parte, al estudiar el paradigma emergente (constructivista), se visualiza que existe en él una posición compartida por diferentes tendencias de la investigación psicológica y educativa. Entre ellas se encuentran las teorías de Piaget (1952), Vygotsky (1978), Ausubel (1963), Bruner (1960), y aun cuando ninguno de ellos se denominó como constructivista sus ideas y propuestas claramente ilustran las ideas de esta corriente.
El constructivismo por tanto es en primer lugar una epistemología, es decir, una teoría que intenta explicar cuál es la naturaleza del conocimiento humano. Asume que nada viene de nada, es decir que el conocimiento previo da nacimiento a un conocimiento nuevo. Por lo que, sostiene que el aprendizaje es esencialmente activo. O sea que una persona que aprende algo nuevo, lo incorpora a sus experiencias previas y a sus propias estructuras mentales.
En tal sentido, cada nueva información es asimilada y depositada en una red de conocimientos y experiencias que existen previamente en el sujeto, como resultado podemos decir que el aprendizaje no es ni pasivo ni objetivo, por el contrario es un proceso subjetivo que cada persona va modificando constantemente a la luz de sus experiencias (Abbott, 1999).
Es así como el aprendizaje no es un sencillo asunto de transmisión y acumulación de conocimientos, sino "un proceso activo" por parte del alumno que ensambla, extiende, restaura e interpreta, y por lo tanto "construye" conocimientos partiendo de su experiencia e integrándola con la información que recibe.
El constructivismo busca ayudar a los educandos a internalizar, reacomodar, o transformar la información nueva. Esta transformación ocurre a través de la creación de nuevos aprendizajes y esto resulta del surgimiento de nuevas estructuras cognitivas (Grennon y Brooks, 1999), que permiten enfrentarse a situaciones iguales o parecidas en la realidad. Así "el constructivismo" percibe el aprendizaje como actividad personal enmarcada en contextos funcionales, significativos y auténticos.
En este proceso de aprendizaje constructivo, el docente cede su protagonismo al educando quien asume el papel fundamental en su propio proceso de formación. Por lo que es el educando quien se convierte en el responsable de su propio aprendizaje, mediante su participación y la colaboración con sus compañeros. Para esto habrá de automatizar nuevas y útiles estructuras intelectuales que le llevarán a desempeñarse con suficiencia no sólo en su entorno social inmediato, sino en su futuro profesional logrando la transferencia de lo teórico hacia ámbitos prácticos, situados en contextos reales.
Todas estas ideas han tomado matices diferentes; es así como desde la perspectiva del constructivismo social planteada por Vigotsky, no se niega nada de las suposiciones del “constructivismo psicológico” de Piaget, ya que lo que pasa en la mente del individuo es fundamentalmente un reflejo de lo que pasó en la interacción social.
Por tanto, el origen de todo conocimiento no es entonces la mente humana, sino una sociedad dentro de una cultura, dentro de una época histórica y el lenguaje es la herramienta cultural de aprendizaje por excelencia. Es así que el individuo construye su conocimiento porque es capaz de preguntar a otros y preguntarse a si mismo sobre aquellos asuntos que le interesan. Aun más importante, es el hecho de que el individuo construye su conocimiento no por que sea una función natural de su cerebro, sino porque literalmente se le ha enseñado a construir a través de un diálogo continuo con otros seres humanos. Es decir que no es que el individuo piense y de ahí construye, sino que piensa, comunica lo que ha pensado, confronta con otros sus ideas y de ahí construye.
Al declararse en el rediseño de las carreras de pre grado de la UPNFM, que se asumiría el modelo curricular por competencias, los académicos realizaron un análisis exhaustivo de cada uno de los paradigmas psicológicos que sustentan a la educación, considerando sus aplicaciones e implicaciones y por otra parte valoraron en su justa dimensión los alcances y limitaciones de cada uno de ellos en el contexto de la formación por competencias. Es así que como producto de este análisis se asume que el paradigma que se complementa con el objetivo de la formación basada en competencias profesionales es el enfoque psicológico constructivista social, a través del cual se pretende contribuir a promover condiciones y situaciones de aprendizaje que permitan:


  • Identificar o construir condiciones de aplicación de la teoría con la práctica en condiciones más reales (por ejemplo, diferentes ejercicios de simulación, talleres, trabajos de campo, prácticas de laboratorio, ensayos, tesis, tareas de micro enseñanza, entre otras).




  • Diseñar experiencias de aprendizaje que permitan arribar a diferentes soluciones o a varias vías de solución.




  • Crear entornos que sean cooperativos, colaborativos y de apoyo.




  • Alternar momentos de confrontación entre situaciones reales con momentos de sistematización del conocimiento o teoría.




  • Priorizar estrategias didácticas en las que los educandos jueguen un papel activo, creativo y autónomo, que les permita descubrir y construir conocimiento por sí mismos.




  • Realizar evaluaciones longitudinales y múltiples para reunir evidencias del nivel de logro desde diferentes fuentes.




  • Identificar posibles niveles de desempeño como criterios para la evaluar

Y promover el aprendizaje a través de situaciones problemáticas.
Es así como desde esta concepción en el proceso educativo, el docente de la UPNFM, deberá promover el aprendizaje aproximándose a la realidad a partir de las experiencias, vivencias, conocimientos e intereses de los educandos, permitiendo nuevas formas de relación consigo mismo, con los demás y con el medio, en un proceso de reflexión – acción y donde se transforme tanto la persona como el contexto social.
5.4 Fundamentos Pedagógicos
Las tendencias actuales hacia la globalización económica y social están movilizando las estructuras sociales ocasionando vertiginosos cambios científicos, políticos, económicos, culturales y tecnológicos; dichos cambios plantean a las universidades nuevos retos, al demandarles el desarrollo de los talentos y las capacidades que le permitan a la persona responsabilizarse de sí mismo y alcanzar una vida personal y profesional plena.
La educación por tanto pasa de un modelo de acumulación de conocimientos, donde el educando se concebía como un recipiente de saberes, a una enseñanza centrada en el desarrollo de las competencias, desde la cual se pretende ofrecer a la persona las herramientas necesarias para desplegar sus capacidades para enfrentar críticamente situaciones diversas e imprevisibles de una realidad cada vez más compleja. Por eso, hoy en día, la principal finalidad de la universidad debe ser educar para la vida.
En estas circunstancias, se hace necesaria la búsqueda de una alternativa pedagógica que remonte los afanes exclusivos de la transmisión del conocimiento y establecer un espacio en donde se alterne el estudio y la práctica, no sólo como expresión que vincule a la universidad con la realidad, sino como una posibilidad de mejorar la formación del ser humano en las sociedades.
De este modo, se intenta armonizar los intereses sociales y de la comunidad, con los particulares de los educandos, formando aptitudes para el trabajo social y, fundamentalmente, involucrando a los educandos en la solución de problemas cotidianos de la universidad y la comunidad, para que se incorporen a la vida económica- productiva con plena proyección de su personalidad y exacta dimensión de su auto valía (Rodríguez Rivera, 2005. pág. 24)
Es así como a partir del actual proceso de rediseño de las carreras de pre grado, la UPNFM, asumirá como visión pedagógica en el desarrollo del plan de estudio tanto en la modalidad presencial como a distancia un proceso crítico - constructivo en el que las y los educandos participaran y desarrollaran sus potencialidades para conformar conocimientos y habilidades que resulten significativos para su desempeño profesional y para la solución de los problemas educativos y sociales.
En este sentido, la orientación y desarrollo de los procesos didácticos y pedagógicos se apoyaran en estrategias de aprendizaje, enseñanza y evaluación sustentadas en el método didáctico constructivista y el método transdisciplinario de la mayéutica entre otros, en las que por un lado, se aplicarán criterios científicos y por el otro, se valorará la naturaleza del que aprende, sus condiciones cognitivas previas y su lado humano y profesional. Cabe destacar que la concepción didáctica a implementarse, supera la idea tradicional predominante; según la cual, la didáctica comprende un conjunto de métodos y técnicas utilizadas difusamente por las y los docentes para conducir el proceso educativo. Tal instrumentalismo se depone para dar paso a una concepción dialéctica y crítica del proceso docente, con teorías del aprendizaje y enfoques psicológicos y filosóficos acordes con la visión y misión de la UPNFM.
En consecuencia, una de las transformaciones paradigmáticas que debe ponerse al descubierto y en el tapete de las creencias, decisiones y participaciones de las y los docentes y las y los educandos, consiste en introducirse en el complejo mundo del aprendizaje sobre la base de principios tales como:
La visión interdisciplinaria, desde la cual se va eliminando poco a poco las fronteras de trabajar en las limitaciones de las disciplinas de los conocimientos tradicionales, hacia la organización de núcleos o bloques de contenidos, aspecto este que es característico del enfoque centrado en las competencias.
La investigación como principio y finalidad de la docencia, la investigación debe estar relacionada con la formación docente, ya que este es un elemento definitorio en la calidad de la formación, y ayuda a mantener un proceso de reflexión que contribuya a mejorar la práctica educativa y transformar el entorno, así como generar el conocimiento didáctico, que promueva el desarrollo de la educación y la optimización de la función formadora.
La interrelación teoría – práctica en la formación docente, dentro del modelo curricular por competencias, la formación docente debe de caracterizarse por una relación dialéctica entre la teoría y la práctica, ya que ambas deben dialogar y retroalimentarse en un ambiente de colaboración mutua, indisoluble y desarrollada desde los primeros momentos de la formación y a lo largo de ella en contextos diferentes y con calidad de parte del educando como del educador en su rol de asesor del proceso.
La extensión en la formación docente, se trata de la inserción de la universidad a la sociedad, para promover la generación de espacios para la construcción de nuevos conocimientos y fortalecer la función social de la universidad, esto se lograra a través de la comunicación e interacción permanente con las comunidades. Vista así la extensión deberá emanar del currículum y en su operativización deberá ser complementada con la investigación y la docencia.
La extensión desde este enfoque permite que la universidad tome de la sociedad todas aquellas señales que le indiquen cuáles son las capacidades que requiere en los futuros egresados y al mismo tiempo la inserción en ella durante el proceso de aprendizaje, permite tanto a los educandos como a los educadores tomar consciencia de la realidad social que les tocará enfrentar e igualmente validar las competencias promovidas y desarrolladas durante el proceso de formación.
La UNESCO (1990) propone que el docente del nuevo milenio deberá ser un profesional actualizado en las nuevas disciplinas básicas, con una pedagogía basada en la interdisciplinariedad, un docente informado que apoya a sus educandos en la selección y utilización crítica de la información. Un profesional capaz de iniciarse en los problemas del trabajo y de la vida económica y en la pedagogía de adultos a fin de tomar parte en la educación permanente, en la compresión de los grandes problemas del mundo contemporáneo, del país y contexto particular donde se desempeña.
Por todo lo anteriormente expuesto la UPNFM pretende desarrollar a través del currículo de pre grado un enfoque pedagógico – didáctico, basado en los preceptos de la pedagogía crítica, caracterizándose por los siguientes aspectos:
- Un espacio para aprender donde todos los miembros de la comunidad educativa a aprender desde su propia práctica, de lo inesperado, y por tanto, las y los docentes, las y los educandos aprenderán de lo previsible e imprevisible, buscarán, de acuerdo con sus posibilidades, trastocar los objetos de estudio disciplinares para construir conocimientos abiertos, rigurosos y sobre todo aplicables en la realidad de sus vidas.
- Su objetivo principal no es la asimilación eficiente de determinados conocimientos por parte de los alumnos, sino la formación de profesionales con autonomía, creatividad, Capacidad para identificar los problemas y plantear alternativas construyendo consensos de manera dialógica y atender a las demandas o necesidades experimentadas por los diversos sectores sociales.
- La relación docente – educando será vista como una etapa necesaria en el desarrollo del capital humano, pero considerando al docente como necesitado de aprender y desarrollarse en su relación con los alumnos.
- El estilo de liderazgo del docente no debe ser normativo y el ámbito de de desarrollo del proceso educativo no debe ser sólo circunscrito al aula, ni solo a la relación profesor – alumno.
- Los objetivos del aprendizaje, como parte de la dimensión teleológica de la educación, se diseñarán como competencias para validar la calidad del quehacer educativo llevado a cabo para la formación de los docentes; en consecuencia, su referente pedagógico rebasa la calificación y la obsesión por la calificación, para dar paso a resultados que expresen el progreso de las y los educandos a través de niveles de logros.

- Las tareas de aprendizaje responderán a la necesidad de propiciar oportunidades para la construcción del conocimiento, asimismo, servirán para objetivar concepciones pedagógicas y epistemológicas acordes con el modelo curricular por competencias planteado.
- La evaluación de los aprendizajes, hará hincapié en los procesos de comprensión, descubrimiento e invención; y en la aplicación de los conocimientos para la solución de problemas. Se privilegiará la evaluación diagnóstica, formativa, procesual y sumativa, integrándose a las distintas tareas y actividades que tienen lugar para realizar el proceso pedagógico.
Es así que el proceso educativo a desarrollarse en la UPNFM, tendrá como propósitos fundamentales los siguientes:

  • Buscar una formación integral del educando centrada en el aprendizaje y haciendo posible su verdadera incorporación a la sociedad contemporánea.

  • Promover una formación de calidad, expresada en términos de competencias para resolver los problemas de la realidad.

  • Promover una visión sistémica de las competencias donde una competencia integre los atributos de conocimientos, habilidades, aptitudes, actitudes y valores.

  • Promover el desarrollo de las competencias genéricas y específicas desde una visión holística.

  • Articular las necesidades de formación del educando con las necesidades del contexto social y profesional.

  • Integrar la teoría con la práctica desde un inicio de su formación, consolidando lo que se sabe y aprender más en el contexto.

  • Promover programas flexibles y pertinentes a la realidad socioeconómica y cultural del país.

  • Promover el desarrollo de la creatividad, la iniciativa y la Capacidad para toma de decisiones pertinentes y responsables.

  • Promover la autonomía del educando tanto en el ámbito académico, como personal y profesional.

  • Promover en el educando la visión de formación permanente.


5.5 Modelo de Aprendizaje

Los sistemas de enseñanza históricamente han tendido la responsabilidad de responder a los cambios sociales, económicos, políticos y tecnológicos que inciden en la sociedad en general y en las instituciones educativas en particular, promoviendo la necesidad de formar profesionales para adaptarse a los cambio, lo cual ha exigido el desarrollo de nuevos modelos de enseñanza y de aprendizaje. Es así como en la actualidad se apuesta por la educación basada en competencias, considerando que ésta podrá dotar a los jóvenes en formación de las nuevas aptitudes básicas que requiere su fututo desempeño profesional, dentro de una economía basada en el conocimiento, garantizando que la persona desarrollará la Capacidad para «aprender a aprender» y una actitud positiva hacia el aprendizaje permanente.

Considerando que tras el enfoque basado en competencias subyace la teoría constructivista, la carrera de Profesorado en Matemáticas promoverá a través del proceso educativo, el modelo de aprendizaje significativo y autónomo, en el cual el educando es el principal responsable de su aprendizaje, con el acompañamiento directo del docente como tutor de los procesos de construcción del conocimiento que realiza el educando.

Para estos efectos en la Carrera de Profesorado en Matemáticas se entenderá por aprendizaje significativo “aquel que conduce a la creación de estructuras de conocimiento mediante la relación sustantiva entre la nueva información y las ideas previas de los educandos, o sea que durante el aprendizaje el alumno relaciona de manera no arbitraria y sustancial la nueva informa- ción con los conocimientos y experiencias previas y familiares que ya posee en su estructura cognitiva o de conocimientos”. (Barriga, 2004). Los educandos deben aprender matemáticas comprendiéndolas, y construir activamente nuevos conocimientos a partir de la experiencia y de los conocimientos previos (Principios y Estándares para la Educación Matemática, 2000)

Para asegurar la calidad del trabajo autónomo es fundamental la ayuda, el seguimiento y la orientación constante del profesor (Coll, 2005). Para lo cual resulta necesaria una docencia que se caracterice por estar:

  • Centrada en el educando, formándolo para el aprendizaje significativo y autónomo y lo dote de herramientas para el estudio.

  • Teniendo una nueva visión del rol e importancia de los materiales didácticos, los que deben de ser capaces de generar conocimientos de alto nivel y de facilitar el aprendizaje autónomo.

  • Que el docente desempeñe ante todo el rol de orientador, mediador, guía, modelo de aprendizaje y tutor de las actividades constructivas del alumno, proporcionándole las ayudas educativas necesarias.

Por tanto, desde el nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje de la matemática, se apuesta por nuevas formas de aprender y nuevas formas de enseñar, para el logro de un aprendizaje autogestionado por el alumnado, tutorado por el profesor, centrado en los procesos que se desarrollan de forma cooperativa, y con el diseño de nuevas actividades de enseñanza y de evaluación.

Por todo lo anterior, la docencia deberá organizarse  en función de las “actividades de aprendizaje” las cuales deberán ser diseñadas para los educandos y para alcanzar su propósito, lograr que los educandos vayan interiorizando actitudes positivas hacia lo que aprenden y hacia el proceso de aprender permanentemente.

En concreto la carrera de Profesorado en Matemáticas, pretende a través de este plan de estudio enfatizar e impulsar las siguientes actitudes que consideramos esenciales aunque no únicas en el proceso de aprendizaje de sus alumnos como ser:

  • La búsqueda de la autonomía intelectual, que hace referencia al desarrollo de una actitud libre, abierta y con consciencia, en relación a su propio proceso de aprendizaje, no dependiendo continuamente del profesor.

  • El desarrollo del pensamiento, expresado en la adecuada aplicación de los procesos de análisis, síntesis, interpretación; en la formulación de juicios y en las decisiones basadas en criterios. Para ello el educando debe desarrollar competencias cognitivas tales como: pensar, analizar, sintetizar, emitir juicios, argumentar, comunicarse efectivamente tanto oral como en forma escrita, etc.; competencias que le permitirán ser autónomo, maduro, eficaz, eficiente y poder trabajar por sí mismo y en equipo. Consideramos que al lograr el alumno estas capacidades no necesitará tanto de las explicaciones minuciosas, detalladas y repetidas del docente, para estudiar por sí mismo, aprender lo esencial (comprender más y memorizar mecánicamente menos), sabiendo usar lo que sabe y aplicarlo al contexto de su realidad.




  • El interés por el conocimiento, estimulado el desarrollo de la curiosidad, creatividad y a la búsqueda de la verdad de forma crítica y propositiva. Este aprendizaje denominado significativo tiene unas características distintas a las del aprendizaje memorístico y mecanizado, se trata de un aprendizaje que implica las diversas capacidades y sentimientos del alumno, su Capacidad para pensar y reflexionar individualmente o con otros, lo que le lleva a una positiva interiorización cognoscitiva y afectiva simultáneamente.




  • El desarrollo de una actitud de responsabilidad personal y ética, significa, un proceso que parte de la adecuada planificación y gestión del tiempo, la calidad en los trabajos, el cumplimiento de las normas en el equipo de trabajo, el cumplimiento de tiempos para la entrega de trabajos, etc. El desarrollo de está actitud debe trabajarse no sólo en su dimensión cognitiva; sino también afectiva, promoviendo que el educando aprenda a valorar positivamente el que las cosas dependan de él y al mismo tiempo valorando la dimensión conductual, reconociendo cuando efectivamente se cumplen los plazos, los criterios de calidad. Para ello el entorno docente debe ir incrementando progresivamente las responsabilidades que el alumno deba ir asumiendo.




  • Actitud de colaboración y respeto a los derechos de los demás, entendida, como una disposición permanente a cooperar con los compañeros y con las personas que los rodean; respetando las condiciones de diversidad particulares (género, étnica, discapacidades, lengua materna, religión, edad, orientación política, entre otras). La dimensión cognitiva y afectiva de esta actitud supone una valoración de las aportaciones de los demás, el reconocimiento de que la colaboración nos ofrece la oportunidad de conocer personas, puntos de vista distintos y que ayudan a complementar el nuestro.




  • Finalmente, la dimensión conductual de la actitud colaborativa, puede ayudar a evaluar la manera de comportarse ante los demás, a conocerse mejor en la relación con los otros y a reconocer las aportaciones que los otros hacen, el valor de la retroalimentación que ellos ofrecen y el reconocimiento sobre comportamiento social a nivel personal.


Lograr desarrollar estas actitudes a lo largo de los estudios universitarios supone afianzar el aprendizaje significativo y autónomo.
Asumiendo tal papel, los principios rectores que guiarán el proceso de aprendizaje en el Profesorado en Matemáticas son los siguientes:

  • El aprendizaje matemático es un proceso de construcción de saberes cognitivos y culturales que tiene como punto de partida los conocimientos previos de los alumnos, los cuales tienen un alto grado de elaboración.

  • El grado de aprendizaje matemático de cada persona dependerá del nivel de desarrollo cognitivo, emocional y social que tenga.

  • El aprendizaje de las matemáticas se facilita si el nuevo conocimiento resulta significativo culturalmente y requiere de la resolución de problemas que tengan sentido y utilidad.

  • El aprendizaje de las matemáticas se facilita gracias a la mediación o interacción con los otros, por lo tanto, es social y cooperativo.

  • En el aprendizaje matemático juega un papel muy importante el componente afectivo, por lo que es de vital importancia el autoconocimiento, los motivos y metas personales, la disposición por aprender, las atribuciones de éxito, fracaso y las expectativas.

  • El docente para promover el logro del aprendizaje de las matemáticas debe facilitar la formación de puntos cognitivos entre los conocimientos nuevos y los ya existentes, utilizando entre otras cosas materiales educativos potencialmente significativos, un lenguaje adecuado al nivel educativo y promover actividades pertinentes y contextualizadas.


5.6 Modelo de Evaluación
En la práctica educativa, en la carrera de Profesorado en Matemáticas la evaluación es un instrumento imprescindible que desempeña funciones vitales, no sólo para el educando sino que también para el educador. Permite apreciar y mejorar el aprovechamiento de los educandos y en el caso particular del docente resulta ser un instrumento que permite evaluar su propia intervención educativa y reajustar, conforme a ello, las programaciones y actividades subsiguientes; o sea que faculta para identificar las potencialidades de los alumnos y tomar decisiones permanentes y en el proceso sobre las estrategias a seguir para el logro de los aprendizajes propuestos.
La evaluación en educación matemática es por tanto el proceso a través del cual se verifica la Capacidad para una persona con relación al desempeño requerido, que puede o no estar traducido en una norma o referido a un criterio, pero está ligado a la toma de alguna decisión (Hawes & Corvalán, 2004b). Puede ser efectuada mediante la aplicación de diversos instrumentos tales como: pruebas, tests prácticos, pautas de observación o examen de evidencias.
Al estructurarse el currículo del Profesorado en Matemáticas bajo el enfoque por competencias queda inmerso en el mismo, las estrategias didácticas y de evaluación pertinentes a este enfoque educativo. Y deberá de considerarse que bajo esté modelo se plantea el saber como una producción colectiva con discontinuidad, rupturas y reelaboraciones que responden a problemas concretos dentro de un contexto social y en correspondencia el enfoque de evaluación deberá ser planteado como un proceso participativo, permanente, diagnóstico, formativo, holístico (integral, contextualizado, cualitativo y cuantitativo), multireferencial (auto evaluación, coevaluación, meta evaluación) y multidirección, educando, docente, programa)19
Es así que a través de la evaluación formativa, cualitativa y procesual, se pretende la valoración de la calidad del proceso educativo. Ya que la simple evaluación cuantitativa (asignación de una calificación a los saberes del educando), es totalmente insuficiente para los efectos de revelar y promover la calidad, por ello se hace necesaria desde este enfoque la utilización de instrumentos de evaluaciones plurales, multidireccionales, con capacidad para obtener información sobre los variados tipos de atributos que componen las competencias.
En este sistema de evaluación, la auto evaluación, coevaluación y la meta evaluación contribuyen a dar al proceso educativo la imagen ideal de que se trata de un equipo en que todos enseñan y todos aprenden, y que para ser mejores hay que saber evaluar y auto evaluarse.20
Por ello, la evaluación de competencias se referirá al proceso de recolección de evidencias sobre el desempeño profesional, con el propósito de formarse un concepto sobre el rendimiendo obtenido por el educando durante el proceso de formación, esto se logra a partir de la identificación de los indicadores de logro y el establecimiento de una norma de desempeño. En educación matemática se podrán diseñar actividades que evidencien el tipo de habilidades que se pretende desarrollar, en donde interesan los procesos tales como la resolución de problemas, razonamiento y prueba, conexiones, comunicación y representación que involucren contenidos matemáticos.
En el caso particular de la dinámica actual del sistema educativo hondureño en general, se puede decir que predomina un enfoque pedagógico tradicional academicista, por lo que se aprecia que la evaluación no retroalimenta el proceso y su acción se reducen a la medición terminal y aislada para definir una calificación. Por esto, dentro de las prácticas más comunes de los procesos de evaluación académica, se asigna una calificación numérica a los educandos en cada una de los espacios pedagógicos, para cumplir con las normas administrativas, sin saber en realidad el verdadero significado de esta calificación en términos de aprendizaje, o sea que en realidad lo que se da es una evaluación cuantitativa, periódica y final.
La Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, al promover una perspectiva diferente en el proceso formativo de los futuros profesionales de la educación, a través del desarrollo del enfoque por competencias en la carrera de matemáticas, asume como sistema de evaluación un proceso integral, permanente y formativo, que involucra las diferentes etapas y momentos de la práctica académica, conociendo y retroalimentado el progreso y desarrollo del nivel de logro de las competencias adquiridas por el alumno, lo cual involucra evaluar el saber, el saber hacer, el saber ser de forma integral y donde se contemple la visión de todos los actores involucrados en el proceso educativo y se establezcan y se consensúen desde el inicio del desarrollo del espacio pedagógico, los indicadores de logro y criterios con las que se evaluará al educando de acuerdo al contexto y las características particulares de dicho espacio.
5.7 Ejes Curriculares
Los ejes curriculares representan los elementos que orientan los aprendizajes y contribuyen a proveer y conservar la integración, la articulación y la interdisciplinariedad del currículo. Por tanto son imprescindibles ya que se convierten en sustentadores y articuladores del mismo.
La intencionalidad del proceso educativo a desarrollarse en la UPNFM, se afianza sobre la constitución de la tipología asumida del enfoque basado en competencia, en el cual se plantean dos ejes curriculares interdependientes y fundamentales, tal como se plantean a continuación: Competencias Genéricas, dentro de las cuales se encuentran las Instrumentales, Interpersonales, y las Sistémicas, Competencias Específicas Profesionales.21
De modo descriptivo estos ejes pueden comprenderse de la manera que sigue:
Competencias Genéricas:

Son las que hacen referencia a los desempeños comunes o compartidos por cualquier profesión o titulación. Se consideran competencias transversales que deben ser adquiridas independien- temente de la carrera que se estudie y se adquieren a lo largo del proceso de formación. Dentro de estas competencias se establece una subdivisión de las mismas tal como sigue:


  • Competencias Instrumentales: Suponen destrezas y habilidades relacionadas con la comprensión de la totalidad de un sistema o conjunto. Requieren de una combinación de imaginación, sensibilidad y habilidades que permitan a las personas ver como se relacionan y conjugan las partes en un todo.




  • Competencias Interpersonales: Son las competencias a través de las cuales se tiende a facilitar y favorecer los procesos de interacción social y de cooperación. Se refieren entonces a las capacidades personales relativas a expresar los propios sentimientos y las destrezas sociales relacionadas con las habilidades interpersonales, que permiten a las personas lograr una buena interrelación con los demás.




  • Competencias Sistémicas: Son las que conciernen a los sistemas como totalidades y permiten a la persona tener una visión de un todo, anticiparse al futuro y comprender la complejidad de un fenómeno o realidad.


Competencias Específicas profesionales:

Son las competencias que se relacionan con los conocimientos y herramientas metodológicas específicas y fundamentales en una profesión y por tanto un profesional competente en determinada disciplina debe manejar de manera eficiente y eficaz. Además confieren identidad y consistencia a cualquier programa académico.
Cabe destacar que las competencias genéricas o transversales resultan para la UPNFM, áreas de gran valor ya que algunas de ellas abordan la búsqueda de alternativas de solución a necesidades y problemas sociales actuales en la sociedad hondureña, razón por la cual en el presente plan de estudio se han incorporado como parte integral del currículo y para efectos del mismo se entenderán en cada una de ellas lo siguiente:

  • Capacidad para Análisis y síntesis: Comprender un fenómeno a partir de diferenciar y desagregar sistemáticamente sus partes, estableciendo su jerarquía, relaciones y secuencias entre las partes.




  • Capacidad para plantear y resolver Problemas: Comprender un problema, proponer y ejecutar un plan de solución, ejercer control sobre el proceso de solución, evaluar la solución y tomar decisiones.




  • Capacidad para comunicarse de forma oral y escrita en su lengua materna (español): Facultad de expresarse con claridad, adaptándose al contexto y comprendiendo las ideas, conceptos, instrucciones y sentimientos expresados tanto de forma oral como por escrito por otros en su propia lengua materna (español).




  • Capacidad para conocer una lengua extranjera: Ser competente en el desempeño oral y escrito en el idioma Inglés.




  • Capacidad para trabajar en equipo: Integrarse y colaborar de forma activa en la consecución de objetivos comunes con otras personas, áreas y organizaciones.




  • Capacidad para convivir en paz, promoviendo el respeto a la diversidad, multiculturalidad y los derechos humanos: Comprensión y aceptación de las condiciones de diversidad física, psicológica, social y cultural, como un componente enriquecedor personal y colectivo con el fin de promover la convivencia en paz entre las personas sin incurrir en distinciones de género, edad, religión, etnia, condición social y política.




  • Capacidad para demostrar compromiso ético: Demostrar un compromiso consecuente con los valores personales y el CÓDIGO deontológico.




  • Capacidad para promover en los alumnos el desarrollo del aprendizaje autónomo, crítico y creativo a lo largo de toda la vida: Orientar el estudio y aprendizaje independiente, desarrollando iniciativa y responsabilidad en su propio aprendizaje.




  • Capacidad para gestionar la prevención y el manejo de riesgos psicobiosociales y naturales: Contribuir mediante la formación educativa a la prevención de la vulnerabilidad de la población hacia algún riesgo biopsicosocial y natural, a nivel personal o colectivo.


Competencias Específicas Pedagógico Didácticas:

Son las competencias que se relacionan con los conocimientos y herramientas metodológicas específicas y fundamentales en una profesión y por tanto un profesional competente en determinada disciplina debe manejarlas de manera eficiente y eficaz. Además estas le confieren identidad y consistencia a cualquier programa académico.

Entre las competencias específicas pedagógico- didácticas que se asumen en el proceso de formación de los profesionales a formarse en la Carrera de Profesorado en Matemática de la UPNFM, están las siguientes:


  • Capacidad para gestionar proyectos educativos aplicando metodologías de investigación cuantitativa y cualitativa: Compete a la Capacidad para conocer, analizar y aplicar los fundamentos teóricos y los procedimientos fundamentales del método científico dentro de la lógica general del proceso de investigación educativa.




  • Diseñar y operacionalizar estrategias de organización de los procesos de enseñanza y aprendizaje de la matemática según contextos y niveles: Capacidad para analizar y aplicar los principios teóricos de las tendencias actuales que fundamentan la organización y desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje de la matemática.




  • Capacidad para aplicar la evaluación en su función pedagógica, para la mejora de la calidad institucional, educativa y profesional: Se refiere a ser capaz de identificar, planificar y desarrollar en contextos evaluativos diversos, los aspectos claves de cualquier proceso de evaluación referido por programas, centros, instituciones y sistemas educativos.




  • Capacidad para planificar, organizar y evaluar su práctica profesional en función del desarrollo del conocimiento y las necesidades socio educativas a nivel institucional y comunitario: Promueve el desarrollo de proyectos educativos que generen el mejoramien- to de la calidad educativa de acuerdo a las necesidades del contexto y los actores involu- crados en el proceso educativo.




  • Capacidad para gestionar proyectos socios educativos que vinculen a las instituciones educativas con la comunidad de forma interactiva, permanente y sostenible: Tiene que ver con la Capacidad para interactuar con su entorno social, asumiendo liderazgo y protagonismo en la implementación, evaluación y sistematización de los proyectos.


Competencias Específicas Disciplinares:

Por otra parte, las competencias específicas disciplinares que se asumen en la carrera de Profesorado en Matemática, son las siguientes:


  • Dominar la matemática básica del nivel: Capacidad para manipular los objetos y procesos de la matemática básica (dominio de la matemática que se enseña en el Sistema educativo Nacional) como herramienta para la solución de problemas, así como la fundamentación teórica de dichos procesos. Además incluye el conocimiento y desarrollo lógico de fundamentos de matemática superior que le permitan continuar con el estudio avanzado de la disciplina.




  • Poseer habilidades de pensamiento matemático: Capacidad para reconstruir el desarrollo lógico de las teorías matemáticas que implique: identificar, generalizar y comunicar ideas matemáticas, aplicándolas con juicio crítico en la resolución de problemas.




  • Utilizar los recursos tecnológicos y multimediales como herramienta para la enseñanza y aprendizaje de la matemática: Capacidad para conocer, implementar, diseñar, construir y evaluar herramientas propias de la computación como apoyo al desarrollo del pensamiento matemático, a la resolución de problemas y a la generación de estrategias de enseñanza y aprendizaje de la matemática.




  • Conocer la evolución histórica de la matemática con fines didácticos: Capacidad para analizar y comprender la evolución del conocimiento matemático a través de la historia .




  1. PERFIL



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   59

similar:

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconIdentificación: Plan de estudios de la carrera de Licenciatura en Biotecnología

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconCarrera: profesorado en segunda enseñanza en pedagogía y ciencias sociales

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPlan de área de ciencias naturales y educacion ambiental de grado primero a grado undecimo

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPlan de área de ciencias naturales y educacion ambiental de grado primero a grado undecimo

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconCuestionario de matemáticas quinto grado

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPlan de estudios carrera de bioquímica

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPlan de estudios de la carrera de medicina de la uanl

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPlan de area de matematicas añO 2014

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPlan de estudios de la carrera o programa que cursó y aprobó en el...

Plan de estudio de la carrera de profesorado en matemáticas en el grado de licenciatura iconPrimer encuentro departamental de metodologia estudio de clase (mec)...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com