La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja




descargar 27.39 Kb.
títuloLa Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja
fecha de publicación25.10.2015
tamaño27.39 Kb.
tipoTesis
b.se-todo.com > Química > Tesis
La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja

Ramón Uzcátegui

Escuela de Educación - UCV
junio – 2006


La pedagogía en su desarrollo disciplinar, se vincula mas a lo que concebimos como mirada pedagógica de la realidad, que es esencia, es interpretar los sentidos de la enseñanza, y desde un punto de vista social amplio, entender que la vida como totalidad tiene un sentido educativo. Asistimos a la idea de que la Pedagogía es una forma de saber y mirar las relaciones que se establecen entre los hombre con motivo de la enseñanza. Por tal razón acuñamos la idea de voluntad de enseñanza como punto de origen del análisis pedagógico, pues, desde esta noción comprendemos los procesos de institucionalización, cambio y reforma escolar. La voluntad de enseñar se vincula a una cualidad antropológica del ser humano de comunicar y hacer participes de los bienes culturales a los de su especie, como parte de un intento permanente de humanización del individuo, que en el marco de la cultura pedagógica de la sociedad occidental se canaliza por la vía de la escuela.

Característica pluridisciplinaria de la ciencia pedagógica

La educación es un fenómeno complejo que no resiste visiones únicas de análisis. Como proceso social esta imbricado por un conjunto de factores que condicionan la vida del sujeto actuante y pensante de un medio social determinado en un momento histórico determinado. Cada sociedad ha generado sus propios mecanismos educativos, es parte de su constitución cultural la traslación de sus bienes sociales y simbólicos a las nuevas generaciones. Cuando esta práctica social se hizo consiente, es decir, tomo forma en la razón humana, la educación cobro un significado explicito en las prácticas social. Este primer acto de reflexión sobre el hecho educativo tiene sus raíces en la filosofía, específicamente, en el pensamiento helénico del siglo V a. C. La educación, dentro de este pensamiento se convirtió en una estrategia social necesaria en la formación del ciudadano guerrero.

Esta reflexión se profundizó con el desarrollo del tiempo, cada sucesión histórica, cada sociedad histórica definió un modo particular de entender y pensar el proceso educativo. Sólo hasta avanzado el siglo XVII es cuando el pensamiento educativo comienza a cobrar fisonomía propia bajo una ciencia autónoma. Algunos atribuyen este hecho a Comenio y su Didáctica Magna, que sentó las bases para el estudio y organización de las intencionalidades educativas.
Pero por una paradoja extremadamente instructiva, desde el punto de vista de la Historia de las Ciencias, es justamente este metafísico que soñaba con un conocimiento integral, quien al escribir una Gran Didáctica y sus tratados especiales contribuyó a crear una ciencia de la Educación y una Teoría de la Didáctica, consideradas como disciplinas autónomas. Se puede decir que, ante todo, allí está la principal razón de su gloria sin desestimar sus iniciativas en el plano social e internacional (1).

Así, lo esencial de la ciencia de la educación y la didáctica, como se llamará más tarde Pedagogía será la enseñanza. El pensamiento sobre educación encontró en la modernidad los elementos que darían forma a la pedagogía como ciencia. Este proceso de conformación disciplinar estuvo nutrida por los más diversos planteamientos entre ello Roussea, Kant, Pestalozzi, Herbart, entre muchos otros que contribuyeron a la definición del objeto de estudio de esta nueva ciencia. Es John Herbart el organizador de una disciplinar que unificará los criterios para la organización interpretación del acto educativo.

Con este filosofó se va nacer la Pedagogía, estableció un sistema unificado de ideas que diera sentido al proceso educativo. Este pensamiento se denomino Pedagogía, y tiene su base en la filosofía práctica (Ética) y en la psicología; la primera muestra el fin de la educación, la segunda el camino, los medios y los obstáculos que se suceden en el proceso de enseñanza. En este sentido la pedagogía tiene su origen disciplinar en la integración de elementos filosóficos y pedagógicos. No nace como una ciencia pura, sino como una síntesis del pensamiento para explicar el proceso de desarrollo del alma. Como decía Paulo Freire “...el pensamiento es el resultado de un proceso de conocimiento, dialéctico e históricamente determinado y es, ante todo, un acto colectivo, que no puede ser atribuido exclusivo a unos cuantos: existe un pensamiento y no un yo pienso”.

En este sentido, puede decirse que la Pedagogía es, por su origen, una ciencia interdisciplinaria, ya que estudia el proceso educativo transfiriendo métodos, categorías o conceptos de una o más disciplinas a otra, estableciendo unidad entre saberes –de allí la influencia de Comenio- buscando la creación de nuevos esquemas de interpretación y comprensión de la realidad.

La pedagogía como disciplina, al igual que el conjunto de disciplinas que constituyen el sistema de conocimiento científico se instituyó en el siglo XIX como expresión de la modernidad de la humanidad. Pero como señala Morín (1999) la historia del conocimiento es la historia misma de la sociedad. Las disciplinas constituyeron formas especificas de organización del conocimiento en un momento determinado. En su forma originaria la Pedagogía experimento un proceso de integración de elementos y aspectos de otras ciencias, en su largo desarrollo como ciencia ha migrado –e inmigrado- mas allá de lo disciplinar, algunos ha interpretado esto como erosión del sistema conceptual nuclear de la pedagogía y su capacitad explicativa. La multiplicidad compleja de lo humano ha supuesto que progresivamente se superen las barreras disciplinares.
Las ciencias humanas se ocupan del hombre, pero éste, no es sólo un ser psíquico y cultural sino también un ser biológico y las ciencias humanas tienen que tener arraigo, de alguna manera, en las ciencias biológicas, que deben tener arraigo en las ciencias físicas, porque ninguna de estas ciencias es, evidentemente, reducible una a la otra. Sin embargo, las ciencias físicas no constituyen el zócalo último y primitivo sobre el cual se edifican todas las demás; estas ciencias físicas, por mas fundamentales que sean, también son ciencias humanas con el sentido de que aparecen en la historia humana y en una sociedad humana. (Morín, 1998:125)

La Pedagogía como ciencia de lo humano, en su desarrollo disciplinar ha reconocido la complejidad de la formación del hombre en sus dimensiones culturales, sociales, biológicas, físicas y psicológicas. Tal como lo plantea Velásquez (s/f)
No puede precisarse exactamente los limites del fenómeno educativo por la subsidiaridad con diversas ciencias (interdisciplinariedad) sin embargo se puede afirmar que la aproximación desde laca una de ellas es forma particular, excede la posibilidad de abordar la naturaleza del fenómeno educativo. Este necesaria interdisciplinariedad se desprender de la naturaleza de su objeto de estudio: la educación; y el fenómeno se convierte en multifacético pues se diluye en una diversidad de componente derivados; como por ejemplo, el del sujeto que aprende, la formación docente, la relación docente-alumno-conocimiento, la practica docente, las organizaciones educativas, los métodos, técnicas y estrategias de intervención docente, entre otros.

Este intento permanente de síntesis como parte de la configuración del pensamiento pedagógico es expresión de la complejidad misma de su objeto de estudio, la educación, y mas específicamente, como se entiende en este ensayo, de la enseñanza. Tal como lo afirma Molins
La complejidad del proceso educativo requiere para su cabal comprensión y acción el aporte de distintas ciencias (antropología, sociología, economía, psicología, pedagogía, etc.) lo que le confiere a la pedagogía su carácter interdisciplinario. La conjunción de los distintos aportes de otras ciencias y disciplinas permite al pedagogo conocer mejor el proceso de educación. Con las diversas contribuciones el pedagogo hará la síntesis y dar la correspondiente interpretación pedagógica. (Molins, 1995)

Pensar pedagógicamente es identificar las intencionalidades educativas de la sociedad como totalidad e identificar sus repercusiones en la formación del individuo. Ahora bien, la pedagogía puede ser una ciencia compleja. Podríamos afirmar que la complejidad de una ciencia radica en la complejidad de su hecho de estudio, el cual es su proyección y expresión.

La Pedagogía es un saber pluridisciplinario por que su avance como forma de saber sobre educación radica en su continuo proceso de integración de enfoques y miradas epistemológicas, la pedagogía integra elementos de la biología, psicología, sociología, antropología, filosofía, entre otras ciencias auxiliares a ésta, para comprender y dar direccionalidad al proceso de formal de formación del hombre. Incluso, la pedagogía integra nuevos saberes emergentes, como la informática, redefiniendo cualitativamente el carácter bio-psico-espiritual del ser humano y de sus procesos de socialización cultural. La pedagogía es un saber pluridisciplinario porque sobre ella convergen y fluyen una gama de nociones, conceptos y teorías proveniente de diversas disciplinas, generando en ella análisis-síntesis comprensiva del fenómeno educativo-escolar.

La pedagogía como un saber de síntesis, integrador.

Cuando hablamos de que la pedagogía es una ciencia pluridisciplinaria resaltamos el carácter complejo de la realidad que intenta estudiar y lo complejo del pensamiento que quiere comprenderlo. Al integrar diversas ópticas sus elaboraciones se hacen complejas, heurísticas. Los productos y reflexiones pedagógicas son síntesis, integración de saberes para das nueva forma, nuevas composiciones que “explique de mejor manera” el proceso educativo. Cuando hablamos de que la pedagogía es síntesis queremos significar que no es producto de la nada, no es generación espontánea, sino que hay un contexto complejo, inconcluso, que la produce y en ese ser producida por él, ésta característica epistemológica incorpora el problema de las nociones, los conceptos, las categorías y la concepción de método de forma contextualizada, aplicadas a la compresión de lo educativo-formal y sus múltiples dimensiones y expresiones. Retomando las palabras de Freire “...el pensamiento es el resultado de un proceso de conocimiento, dialéctico e históricamente determinado y es, ante todo, un acto colectivo, que no puede ser atribuido exclusivo a unos cuantos: existe un pensamiento y no un yo pienso”. Tal como señala Velásquez
La pedagogía ofrece un panorama peculiar. No puede precisar exactamente los limites del fenómeno educativo por la subsidiaridad con diversas ciencias (interdisciplinariedad) sin embargo puede afirmarse que la aproximación desde cada una de ellas en forma particular, excede la posibilidad de abordar la naturaleza del fenómeno educativo. Esta necesaria interdisciplinariedad se desprende de la naturaleza de su objeto de estudio; la educación; y el fenómeno se convierte en multifacético pues se diluye en una diversidad de componente derivados, por ejemplo, el sujeto de aprendizaje, la formación docente, las relaciones docente-alumno-conocimiento, la practica docente, las organizaciones educativas, los métodos, técnicas y estrategias de intervención docente, entre otros.

La síntesis de la pedagogía se expresa en las relaciones que se establecen en los actos voluntarios de enseñanza, sus orientaciones normativas y sus reflexiones sobre la practica de enseñanza.
La pedagogía como ciencia compleja

Al carácter pluridisciplinario y de síntesis de la pedagogía, hace que esta forma de saber sea compleja. Acá complejidad se asocia a una facultad de la razón que exigen la identificación de las múltiplerelaciones e interretroacciones en los procesos y objetos de conocimiento.
A primera vista la complejidad es un tejido (complexux: lo que está tejido en conjunto) de constituyentes heterogéneos inseparablemente asociados: presenta la paradoja de lo uno y lo múltiple. Al mirar con atención, la complejidad es, efectivamente, el tejido de eventos, acciones, interacciones, retroacciones, determinaciones, azares, que constituyen nuestro mundo fenoménico. (1997, p. 32)

El pensamiento complejo busca establecer las múltiples relaciones que se establecen en la compresión de los objetos de estudio. Desde esta perspectiva, el hombre, y su educación es una unidad – acción compleja confluida por el ser, pensar y el sentir. Para comprender la condición humana,
La antropología ha de desarrollarse como antroposcomología y como antropobiología, es decir, ha de ligar la dimensión natural que es al mismo tiempo física, biología con la cultural que es al mismo tiempo pasado y presente, con lo social que es al mismo tiempo individuo, especie y colectividad. (Fontalvo, 1998)

Esta concepción de lo humano redefine el sentido de la educación.
La educación se entiende mas como un proceso de creación de relaciones posibles, superando el concepto de escolarización, entendido como proceso de repetición de relaciones reestablecidas (...) la educación radica en su potencial auto-eco-organizadora de las relaciones que se puedan establecer a través de nuevas y emergentes relaciones reorganizadas. (Fontalvo, 1998)

Siendo ésta la definición del objeto de estudio educación, se redefinen sus categorías de análisis. La ciencia en palabra de Morín (1982) debe superar, o mejor, debe incorporar en su racionalidad lo irracional, es decir, debe orientarse por los principios de orden, desorden y complejidad. No existe el orden absoluto, el conocimiento se relativiza y los preceptos de la incertidumbre se superponen sobre la “verdad”. La verdad –avanzando en este aspecto con respecto a Popper- es certeza momentánea. Un nuevo espíritu científico (Morín, 1999) que rompe con el viejo dogma reduccionista de explicación por lo elemental: considera sistemas complejos en los que las partes y el todo se producen conjuntamente y se organizan mutuamente. En este sentido, la pedagogía, es pedagogía de la incertidumbre, la cual busca comprender las distintas expresiones del desarrollo de lo humano en el individuo, complejizando sus relaciones y simplificando sus elaboraciones, en cuya síntesis sea posible la observación, reflexión y comprensión de la voluntad de los actos humanos en su proceso de humanización.
Ideas finales

Con el desarrollo de la ciencia moderna, la pedagogía ha perdido fuerza, sobre todo durante el siglo XX (Bravo, 2002). Esto se puede ser debido a una lectura exterior del proceso educativo, ya que el análisis hecho desde las ciencias de la educación se ha centrado en el exterior de los procesos de conocimiento de la enseñanza, lo que ha hecho que la pedagogía ha sido reducida a un simple saber instrumental que establece reglas y procedimientos con los cuales el maestro traduce el discurso del conocimiento en contenido de enseñanza (Martínez, 1990). En buena parte del contexto académico cultural anglo-norteamericano el concepto ha tenido un desarrollo mas o menos marginal, y se ha diluido en conceptos que tipifican mejor el hacer y pensar de la educación tales como “Ciencias de la Educación”, “Filosofía de la Educación” cuando refiere a las bases y fundamentos de la enseñanza. Por otro lado hay un desgaste en el desarrollo teórico de la pedagogía por una sucesiva fragmentación del hecho-proceso empírico educación, así vemos el surgimiento, multiplicación y especialización de disciplinas académicas que han hecho de la pedagogía un saber inadecuado, como el es caso del Currículo, Didáctica, Tecnología Educativa, Deontología, etc. Entonces, lo que pudiésemos entender como un saber pedagógico que busca comprender la enseñanza tiene en su desarrollo epistemológico reconocer dos tipos de miradas, una exterior signadas por las reflexiones de la psicología, sociología, historia, filosofía, biología y economía de la educación y una segunda mirada interior con una serie de disciplinas y enfoques que tiene raíz pedagógicas y que intentan comprender y racionalizar determinados procesos de la enseñanza. Todos estos son maneras de distinguir modos de representación de la educación.

Como idea final se destaca que la discusión sobre el estatus de la Pedagogía es inagotable. Lo importante en todo caso es clarificar el cuadro de análisis que se cruza en la interpretación de lo educativo, y sobre todo reconocer que son miradas pedagógicas las que se interconectan en el análisis del sentido educativo de las relaciones humanas. Vista por algunos desde afuera bajo la forma de sociología, pedagogía, filosofía, historia, pero entendida en el marco de un ejercicio profesional especifico -pedagogo, maestro, profesor, docente, facilitador- como lo es el que se desarrolla en los distintos contextos de intencionalidad educativa definida es la racionalidad pedagogía la que actúa como criterio organizador de la comunicación de los saberes humanos.

BIBLIOGRAFÍA

ABBAGNANO, N. – VISALBERGHI, A. (1964). Historia de la Pedagogía. México: Fondo de Cultura Económica.
ANDRES-LASHERAS, J. (1975). Notas para una teoría de la filosofía de la educación. (Parte I). Revista de Pedagogía (7) Enero – Abril de 1975. Caracas.
ANDRES-LASHERAS, J. (1975ª). Notas para una teoría de la filosofía de la educación. (Parte II). Revista de Pedagogía (8) mayo-septiembre de 1975. Caracas.
BRAVO, L. (2002). Elementos para la comprensión del sistema escolar venezolano. Caracas: Cañón de Futuro.
BRAVO, L. (2003). Diccionario Latinoamericano de Educación. Caracas: FhyE-UCV.
CATEDRA DE TEORIAS PEDAGÓGICAS – ESCUELA DE EDUCACIÓN. (s/f). Introducción a la Pedagogía. Caracas: Escuela de Educación- UCV.
DEWEY, J. (1995). Democracia y Educación. Madrid: Morata.
DILTHEY, G. (1957). Historia de la Pedagogía. Biblioteca Pedagógica. Buenos Aires: Losada. S.A.
DURKHEIM, E. (1979). Educación y Sociología. Bogota: Editorial Linotipo LTDA.
FLORES O. R. (2000). Hacia una pedagogía del conocimiento. Bogota: McGrawHill.
Fontalvo P. Rubén. (1998). Educación y transdiciplinariedad. Un desafío para el pensamiento complejo en América Latina. Revista Latinoamericana de Estudios Avanzados. CIPOST – UCV.
FREEMAN, F. N. (1957). La Pedagogía Científica. Biblioteca Pedagógica. Buenos Aires: Losada. S.A.
GRAFFE, G. J. (2004). Políticas públicas educativas frente a la crisis, reforma del Estado y modernización de la educación venezolana 1979 – 2002. Caracas: Ediciones de la Secretaría de la Universidad Central de Venezuela.
HERNÁNDEZ, R. (2000). Educación y Pedagogía: procesos socio históricos. Mimeo. Caracas: Escuela de Educación- UCV.
LUZURIAGA, L. (1958). Pedagogía. Buenos Aires: Editorial Losada. S.A.
LUZURIAGA, L. (1960). Diccionario de Pedagogía. Buenos Aires: Editorial Losada, S.A.
LUZURIAGA, L. (1965). Historia de la Educación y la Pedagogía. 6ta Edición. Buenos Aires: Editorial Lozada. S.A.
MARTINEZ, B. A. (1990). Una mirada arqueológica a la pedagogía. Revista Pedagogía y Saberes (01). Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional, Facultad de Educación,
MIALARET, G. (1977). Ciencias de la Educación. Barcelona: Oikos-Tau, S.A.
Molins, P. M. (1995). Pedagogía, ciencia de la praxis educativa. Revista de Pedagogía. Vol XVI (42) Escuela de Educación – UCV.
MOLINS, P. M. (1995). Pedagogía: Ciencia de la Praxis Educativa. Revista de Pedagogía XV (42): 25 – 32. Caracas.
MOLINS, P. M. (2001). Las categorías de la pedagogía. Ponencia presentada en las VII Jornadas de Investigación, 27 al 29 de noviembre de 2000. UDI-EE-UCV. Caracas.
MONTANER, M. (1974). Historia del Proceso y de la Teoría de la Educación. Caracas: Editorial y Distribuidora “Guevi”.
Morin, E. (1982). Ciencia con Conciencia. Barcelona: Anthropos.
Morin, E. (1999). La Cabeza bien puesta. Repensar la reforma, repensar el pensamiento. Buenos Aires: Ediciones nueva Visión.
NASSIF, R. (1975). Pedagogía General. Buenos Aires: Kapeluz.
PALOP J. P. (1983). Epistemología de las Ciencias Humanas y Ciencias de la Educación. En: Basabe, B. J. y otros. (1983). Estudios sobre epistemología y pedagogía. Madrid: Anaya.
PENTEADO, J. (1982). Didáctica y Practica de la enseñanza. Bogota: McGrawHill, S.A.
SARRAMONA, J. (2000). Teoría de la Educación. Reflexión y normativa pedagógica. Barcelona: Editorial Ariel.
SAVATER, F. (1997) El valor de educar. 17ª Edición. Barcelona: Editorial Ariel, S.A.
TÉLLEZ, M. (1984). Las Filosofías de la Educación como formas particulares del Discurso Pedagógico. Revista de Pedagogía (16) Junio de 1984. Caracas.
TÉLLEZ, M. (1993). El pensamiento critico como desafío. Cuadernos de Postgrado (6). Caracas: Facultad de Humanidades y Educación – UCV.
VALDIVIESO, E. (s/f). Algunas consideraciones básicas sobre educación y pedagogía. Caracas: Escuela de Educación-UCV.
WOODS G. R. (s/f). Introducción a las ciencias de la educación. s/l: Anaya.
Zuluaga de E. Olga Lucia. (1990) De Comenio a Herbart. Revista Pedagogía y Saberes. Junio de 1990 (01) Bogota – Colombia.
VELÁSQUEZ, I. (s/f). Una aproximación al mapa disciplinar de la pedagogía. Revista Iberoamericana de Educación.

Notas
(1) Piaget, J. (1957). La importancia de Juan Amós Comenio. En: UNESCO, J.A. Comenius, París. Citado por: Zuluaga de E. Olga Lucia. (1990) De Comenio a Herbart. Revista Pedagogía y Saberes. Junio de 1990 (01) Bogota – Colombia.

similar:

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconLa psicología es una ciencia que tiene una labor muy compleja y difícil,...

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconHacia una Síntesis de la Sabiduría Oriental y la Ciencia Occidental

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconFilosofía de la Ciencia- resumen Exposición grupo Doctores en Ciencia y Tecnología de la Guajira
«filosofía de la ciencia», «teoría de la ciencia», o «lógica de la ciencia», etc. Quizás el término es lo menos problemático, pero...

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconConducir es la ciencia que tiene como objeto de estudio la
«formación» como objeto de estudio de la Pedagogía, siendo «educación» y «formación» vocablos sinónimos en tal contexto (existe un...

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconSintesis deshidratación = síntesis por deshidratación (ver pagina 39 del libro)

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconUn ser vivo u organismo, es un conjunto de átomos y moléculas, que...

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconAbordar el tema de salud en Bolivia resulta tan complejo, como compleja...

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconLa evolución de la pedagogíA

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconLa investigación. La pedagogía

La Pedagogía, ciencia pluridisciplinaria, de síntesis y compleja iconPiaget y su influencia en la pedagogíA




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com