Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca




descargar 381.3 Kb.
títuloInstituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca
página1/7
fecha de publicación01.08.2016
tamaño381.3 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Química > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7

INSTITUTO DE CULTURA ALIMENTARIA ANDINA – INCAA

ASOCIACION PERUANA DE LA HOJA DE COCA - APEHCOCA


CAMPOS DE VIDA - naturismo de los andes.

(Experiencia personal/Revisión bibliográfica. Revisado 2011)




ABC DE LA HARINA DE COCA


JAVIER TRIGO PESAQUE

javiergonzagustin@yahoo.es.

La Hoja de coca es un arbusto considerado botánicamente como hortaliza. Desde el punto de vista de la genética, de la nutrición del ADN, se le clasifica como fosfato (tres pilares de nutrientes: fosfatos, azúcares y nitrógeno).

Se tiene referencia de su consumo desde hace no menos 8,000-10,000 años. Está presente en las representaciones artísticas y ofrendas de todas las culturas regionales de los 4 Suyos de todas las épocas. En el Perú se producen dos variedades y en cada zona de producción se diferencian por sabor, tamaño, porcentaje de alcaloides y composición química.
+ ¿PORQUE ES BUENA PARA LA SALUD?

La hoja de coca es un alimento bastante completo, altamente asimilable y con propiedades medicinales especiales.

  • Destaca su cantidad y calidad de biocalcio del que contiene, en 100 gr de hoja seca, 2,196 mg. Tiene tanta vitamina A como la zanahoria. Contiene complejo “B”, ayuda asimilar la escasa B-12 (asimilación, sistema nervioso y estado de ánimo); y significativas cantidades de zinc, magnesio, potasio, entre otros (ver Tabla anexa).

  • Es energética y estimulante. El aporte de energía proviene de dos fuentes: más de 300 calorías (energía mediata) cuya principal procedencia son carbohidratos complejos (63 gr) y de su fibra dietaria (18%, acción directa y prebiótica en el colon, aporta glucógeno de reserva en el hígado). Esta energía va acompañada de una maximización del oxígeno celular lo que permite pensar mejor, superar el soroche y aumentar nuestra capacidad y resistencia física. El poder energético de la coca es potenciado por su calidad de estimulante neuronal que mejora el estado de ánimo e incentiva a la acción; por eso su consumo está asociado al trabajo físico e intelectual.

  • Contiene alcaloides, los mismos que se interrelacionan y complementan entre sí, comportándose –a decir de la nutricionista Maritza Vera Penachi- como una junta de médicos que aúnan esfuerzos para superar las diversas disfunciones orgánicas, a la vez que desarrollan sinergia con sus nutrientes y los otros alimentos consumidos, permitiendo su mejor aprovechamiento. El efecto de la insalivación y/o, el uso de alcalinos (cal, bicarbonato o llipta), transforma la cocaína (anestésico local) en ecgonina (POTENCIADOR de ENERGIA)

  • La calidad de su fibra tanto soluble como insoluble, fortalece el colon, aporta energía adicional y compuestos bioactivos que alimentan el sistema inmunológico.

  • Tiene poder antioxidante por contener una combinación de flavonoides, tanino, lignina, cantidades importantes de vitaminas (A, C, E) y minerales (magnesio, zinc, calcio entre otros) que combaten los radicales libres, bacterias maléficas, y protegen las células contra el envejecimiento precoz y las convierten en antiestrés y anticancerígenas.

  • Fuente importante de clorofila, contribuye a la salud de nuestro ADN.

  • Es digestiva, actúa como “bajativo” o descongestionador intestinal.

  • Es bactericida, protector de dentadura. No necesita lavarse gracias al poder desinfectante de sus aceites esenciales y alcoholes.

  • La calidad de su grasa (3.5%) aún no ha sido estudiada.

  • Es una planta que genera impacto benéfico casi inmediato. Al poco tiempo de iniciar su consumo, entendemos el porqué del calificativo acuñado por el médico y héroe nacional, Dr. Hipólito Unánue: La hoja de coca es el architónico del reino vegetal” (1794).



+ ¿SON ASIMILABLES LOS NUTRIENTES DE LA COCA?

La práctica es el criterio de verdad. Los que venimos consumiéndola en infusión, harina o chacchado desde hace varios años y en forma regular, sentimos los beneficios directos en nuestra salud.

Hemos visto a muchas personas superar o mejorar en tiempos relativamente cortos, problemas derivados de la malnutrición, tales como anemia de diferentes tipos, osteopenia, osteoporosis, depresión, glucosa, colesterol, presión arterial, dolores articulares, resistencia física, adaptación a la altura, entre otros.

En 1965 el Dr. Carlos Collazos junto con el Ing. Enrique Alvistur (ver Revista del Viernes Médico Vol. XVI, Nº 1 ‘Coqueo y Nutrición’) publicaron los resultados del primer estudio de asimilación de nutrientes a través del chacchado de la hoja de coca. Escogieron la vitamina “A” (Caroteno, antioxidante, para la vista y piel), la “B-1” (Tiamina, para digerir la glucosa y mantener los vasos sanguíneos en buen estado) y la “B-2” (Riboflavina, participa en los procesos de respiración celular, desintoxicación hepática, desarrollo del embrión y mantenimiento de la envoltura de los nervios). Conclusiones: en 4 horas de picchado (también llamado chacchado), la vitamina “A” se asimila en un 52%; la Vit. “B-1” se asimila al 100% y la Vit. “B-2” se asimila entre el 28 y el 46%.

Las conclusiones de este estudio exigen revisión total del alcance biológico de la acción de picchado, que lo reducía hasta ahora a la hipótesis de que lo único que se extraía era cocaína. Por desidia de unos y otros, no se ha seguido esta investigación que bien puede ser retomada como tema de tesis universitaria.

En el famoso estudio de la Universidad de Harvard, James Duke y otros (‘El Valor Alimenticio de la Coca’, 1975), después de resaltar los valores nutricionales de esta hoja, reconocen que “es una rareza encontrar la verdadera desnutrición en los pueblos rurales gracias a la contribución alimentaria de la coca”.

La cantidad de nutrientes que podamos consumir al ingerir una o más cucharaditas de coca aporta y mucho, desde el punto de vista de su asimilación:

. Macro y micronutrientes biológicos de alta digestibilidad, independientemente de la cantidad consumida.

. Efectos secundarios benéficos, como mejorar la digestibilidad y asimilación de otros alimentos consumidos, gracias a su comportamiento complementario y sinérgico.

En otras palabras, como el complemento nutricional que es, la harina de coca nos va aportar significativamente a nuestra salud, gracias a la constancia de su consumo e independientemente que la cantidad consumida sea relativamente poca.
+ ¿LA COCAINA, MALOGRA EL APORTE NUTRICIONAL DE LA COCA?

No. La cocaína es uno de los varios alcaloides que contiene en pequeña cantidad, la hoja de coca. Cumple función terapéutica cuando es consumida vía oral y en su forma natural; vale decir, si no es aislado de los otros alcaloides y nutrientes.

Es pequeña la concentración de cocaína en la hoja, bordea entre el 0.65% y el 0.80% del peso total.

Haciendo una analogía de la cocaína con el agua, el Dr. F. Cabieses (Más Sobre la Coca, INMETRA, 2001), acertadamente señala: ‘La cantidad de agua que un hombre normal ingiere en una semana puede ser mortal si se ingiere en media hora’. Y sobre la importancia de determinar la vía de ingreso al organismo: ‘Si una persona necesita agua, debe consumirla vía digestiva, pues si se la damos por vía pulmonar puede morir ahogado; y si se le inyecta vía intravenosa, lo puede llevar a la insuficiencia renal y la muerte. Entonces, la dosis y la vía de consumo determinan el efecto en el cuerpo humano. Estos principios son válidos para todos los alimentos naturales, incluyendo por supuesto, a la coca; el ser humano debe nutrirse vía su aparato digestivo.

Los científicos coinciden que la particularidad de esta hoja recae en la cocaína y su metabolito denominado ecgonina; la misma que consumida en su forma tradicional trae beneficios para la salud y el trabajo. No en vano, nuestros antepasados seleccionaron y domesticaron las variedades que contienen más cocaína entre más de 200.

Al entrar en contacto con la saliva, que es ligeramente alcalina, la mayor parte de la cocaína se degrada y se transforma en ecgonina y otros metabolitos; el resto, se destruye en el hígado y la sangre gracias a las enzimas pseudolimesterasa (Fernando Montesinos, 1965. Metabolismo de la Cocaína. Boletín de Narcóticos). Para garantizar una más rápida extracción-degradación de la cocaína, se utiliza tradicionalmente la llipta o cal y actualmente el bicarbonato de sodio o hervir en agua las hojas por unos minutos (Dr. Teobaldo Llosa ’Primer Estudio Psicofisiológico y Toxicológico de la Harina de Coca, Coca Médica #1, Septiembre 2006).

La ecgonina no tiene las propiedades anestésicas ni eufóricas de la cocaína concentrada; por el contrario, Otto Nieschulz probó que la ecgonina, en dosis orales aumenta la capacidad de esfuerzo (“Psicofamacología de la Cocaína y la Ecgonina”, 1971. Arzneimittel Forschung 21). La ecgonina posee además, la propiedad fisiológica de metabolizar las grasas y carbohidratos y actúa como hepatoprotector (Dr. Roger Ramos Aliaga “EFECTOS ANTIOXIDANTE Y HEPATOPROTECTOR DE UN EXTRACTO ALCALINO DE HOJAS DE COCA” UNMSM, 2004).

La cocaína actúa inicialmente como anestésico de uso local. Cuando uno va habituándose al consumo oral, mientras va ensalivando, se puede sentir cierto adormecimiento pasajero en la boca - no en otras partes del cuerpo.

Los trabajadores del campo y de las minas, picchan o chacchan aplicando cal ‘apagada’ (cal viva humedecida y secada) o llipta (ceniza de tallos de algunas plantas) como catalizadores de los alcaloides y para transformarlos en forma inmediata, como potenciadores de energía, lo que logrará junto con la insalivación.

Los alcaloides de la hoja de coca, incluida la cocaína, tienen efectos positivos en nuestra salud si se les consume en su estado natural y vía oral. Es muy diferente el efecto si consumimos alguno de sus alcaloides en forma químicamente aislada y concentrada; en ese caso, su consumo tendría que ser de uso terapéutico o anestésico y bajo supervisión médica.

Sin embargo, en cualquiera de sus formas, al natural o químicamente concentrada, la cocaína no es un narcótico.

La hoja de coca puede ser catalogada, además de alimento y medicina, como estimulante o anestésico local, pero nunca como narcótico.

El estudio realizado por el Dr. Teobaldo Llosa (’Primer Estudio Psicofisiológico y Toxicológico de la Harina de Coca, Coca Médica #1, Septiembre 2006) prueba la inocuidad toxicológica del picchado tradicional y de consumo de su infusión. Así mismo, de la importancia de las sustancias alcalinas (cal, llipta, bicarbonato de sodio) para aprovechar mejor la cocaína y el resto de alcaloides. También comprobó, similar efecto al hervir por unos minutos sus hojas.

Efectivamente, se usarán estas sustancias alcalinas o hervimos sus hojas, solo si queremos un efecto potenciado de la mayor cantidad de cocaína extraída y metabolizada.

Estas conclusiones son importantes porque nos permiten decidir cómo consumirla, cómo darle a nuestros niños o personas convalecientes y solo consumirla de acuerdo a la intensidad del trabajo a realizar. Como anécdota, el maestro Baldomero Cáceres contó, que al haberle preguntado al jardinero del parque del vecindario, puneño él, porqué no picchaba su coca para laborar, el trabajador le contestó “¿para lo que me pagan? En mi casa y para mis quehaceres sí lo hago”.

En investigación de laboratorio realizada por el prestigioso, Dr. Quím. Roger Ramos Aliaga, comprobó el efecto del extracto de hoja de coca y de la cocaína como protectores del hígado frente a los daños que ocasiona el consumo oral del etanol (EFECTOS ANTIOXIDANTE Y HEPATOPROTECTOR DE UN EXTRACTO ALCALINO DE HOJAS DE COCA, 2006, CENTRO DE INVESTIGACIÓN de BIOQUÍMICA Y NUTRICIÓN, UNMSM)

La cocaína es el alcaloide más estudiado de la hoja coca. La limitación de la mayoría de las investigaciones realizadas es que la han estudiado en forma aislada y no como parte de un conjunto de alcaloides y dentro del todo natural que es la hoja entera.

Algunos científicos creyeron que la explicación de los efectos medicinales de una planta se debía a un solo elemento, al que denominaron principio activo y la industria farmacéutica se especializó en aislarlos y luego sintetizarlos químicamente. Con la evidencia que da la experiencia, hoy sabemos que los principios activos no explican de por sí los efectos bioquímicos de las plantas. Para entender su comportamiento debemos evaluar el equilibrio existente entre el principio activo y el resto de sus componentes como son la clorofila, flavonoides, ácidos grasos, vitaminas, macronutrientes, agua, oligoelementos, fibra, etc. Es la particular sinergia entre esos elementos lo que da la singularidad de cada planta.

Visto así, no podemos reducir al alcaloide cocaína, la acción biológica del picchado de la hoja como son sus efectos más vistosos: antifatigante y neutralizante temporal del hambre.

La hoja de coca no solo es cocaína y ésta y su metabolito llamado ecgonina, son buenos para nuestra salud siempre y cuando se le consuma en sus formas tradicionales prehispánicas.
+ ¿DE CUÁNTAS FORMAS SE CONSUME LA HOJA DE COCA?

Esta planta es muy especial. Su consumo no es como el resto de alimentos. Su alta concentración de nutrientes, fibra alimentaria y variedad de alcaloides obliga a consumirla de manera diferente, como una mezcla de complemento nutricional y hierba medicinal.

Por vía oral, son cuatro las formas conocidas y consumidas histórica y tradicionalmente, desde época prehispánica:

1.- HOJA TIERNA y recién cosechada para ensaladas. Se utilizan unas pocas hojitas tiernas y crudas a modo de complemento nutricional. Es una excelente fuente viva de clorofila y antioxidantes. También se le agrega a la sopa o en extracto, en pequeña copita, similar al uso de la alfalfa. Es importante que nuestros agricultores orgánicos aprendan a cosechar las hojas tiernas a primera hora del día y le den un tratamiento térmico para lograr su estabilización enzimática, como la que practican en el té verde; así llegará a nuestras mesas urbanas con su mayor poder antioxidante.

2.- HOJA SECA para picchado (también llamado chacchado o masticado). Es una antigua técnica para extraer provechosamente su poder energético, estimulando la vitalidad, el ánimo para el trabajo. Permite extraer en su jugo, muchos de sus nutrientes, micronutrientes y una pequeña parte de su fibra dietaria; todos actúan en sinergia con sus alcaloides. Este detalle último es importante para comprender cómo se repone el desgaste generado por el arduo trabajo que puede realizar una persona que piccha coca.

Esta técnica consiste en utilizar nuestra boca y muelas como un extractor o procesador ingenioso, que permite extraer pausadamente sus jugos vitales, que al mezclarse con la saliva y posarse debajo de la lengua va logrando sus objeticos: extraer nutrientes y micronutrientes, extraer y transformar sus alcaloides y que ambos (al menos una parte) lleguen vía directa a la sangre, permitiendo un efecto rápido y eficaz. Como es casi inevitable ingerir un poco de hojas masticadas, también se consume algo de su fibra. Cuando sentimos que ya extrajimos el jugo de sus hojas, procedemos a botarlas, lo que debemos hacer con agradecimiento. Como en ellas aún quedan muchos nutrientes, (más levadura generada por saliva) es oportuno utilizarlas como abono de jardín o macetas.

Se puede picchar varias veces al día, preferiblemente después de los alimentos y antes y durante la faena laboral, tal como es costumbre ancestral. Se utilizan alrededor de 20, 50 o más hojas por vez; se juntan a un costado de la boca y se forma el bolo. Cada cierto tiempo se mastica para extraer su jugo. Para faenas fuertes, su consumo se acompaña de muy pequeñas cantidades (una pizca) de cal, llipta (ceniza especial) o bicarbonato de sodio para asimilar mejor sus alcaloides y transformar la cocaína en potenciador de energía.

La experiencia colectiva de picchado se presta para estrechar lazos amicales y de pareja, positivos; y a mantener buen ánimo en reuniones sociales pudiendo prescindir de las bebidas alcohólicas)

Ayuda a serenar a los deudos durante un velorio.

Esta acción de picchar la hoja, previene las caries.
3.- HOJA SECA-TOSTADA–MOLIDA (harina o polvillo): se utiliza como complemento nutricional-funcional, vale decir, en cantidades limitadas, por cucharita. Por su alta asimilación, permite superar en breve o mediano plazo, diversas disfunciones a causa de la malnutrición. Excelente fuente vigorizante, da energía de larga duración (quita el sueño sin generar insomnio) gracias a sus carbohidratos complejos y su rica fibra alimentaria. Fuente también importante de micronutrientes (quita el hambre sin generar inapetencia y desnutrición) por contener cantidades de vitaminas y minerales por encima de los requerimientos diarios.

La práctica inca de consumir harina de coca (“Harina de coca” Dr. Ciro Hurtado F. 2006) y la hoja tierna, fueron perdiendo continuidad en el tiempo, tal vez porque los españoles priorizaron la forma que generaba más estímulo para el esfuerzo físico como es el que da la práctica del picchado, para explotar la mano de obra comunera. Desde hace más de 20 años, la nutricionista Marina Escobar en Cuzco y luego la también nutricionista Maritza Vera, en Lima, han venido utilizando la harina de coca como complemento nutricional y funcional con resultados extraordinarios para la salud. Desde hace varios años la vengo consumiendo y promocionando junto con mi familia y amigos, corroborando sus bondades. En fiestas sociales, somos testigos del buen ambiente y ánimo que genera tomar chicha de jora fresca con harina de coca (una cucharita/cuchara por jarra), tan bueno, que nos ha permitido prescindir de las bebidas alcohólicas.
4.-HOJA SECA para infusión: se utiliza como digestivo y contra el soroche. Alivia el dolor de muelas. Según investigación del Dr. Luis Bolo Lozano junto con el psicólogo PABLO OCAMPO SANTILLÁN, (“Mate de coca y episodio depresivo”, MEDICINA NATURISTA, 2004; N.º 5: 223-232), tres tazas al día durante un mes, ayuda a combatir la depresión.

Como digestivo destacamos sus efectos luego de comer menestras u otros alimentos considerados como ‘pesados’.

Contra el soroche es conocido por los turistas que llegan a las zonas alto andinas.

Se pueden consumir varias tazas al día, sobretodo después de las comidas sin ningún problema.

Tomándolo por litros, despeja la ronquera y ayuda a quemar grasas.

Una salvedad en su consumo nocturno debe hacerse con las personas que sufren de insomnio.

Si en vez de infusión, se hace hervir por unos minutos, se extrae más cocaína.
En rituales a la naturaleza, la hoja de coca se utiliza para agradecer en reciprocidad a la tierra. Se le utiliza también para detener hemorragias y como emplastos curativos diversos con efectos dignos de ser estudiados por la ciencia.
+ ¿CÓMO Y CUÁNTO PODEMOS CONSUMIR DE HARINA DE COCA?
  1   2   3   4   5   6   7

similar:

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconAsociacion de historia de la medicina peruana y parques conmemorativos

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconSinopsis Cultura. La paradoja del universalismo y la particularidad....

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconSindicato Nacional de Médicos del Instituto de Medicina Legal del...

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconTexto brasil: hallan plantación de coca

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconUniversidad andina del cusco

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconVisualizo a la ética como parte de un sistema cultural. Se impone...

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconResumen El propósito de este artículo es explorar los fundamentos...

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconPlan Estratégico de la Comunidad Andina sobre Facilitación del Comercio en Materia Aduanera

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconSelección peruana

Instituto de cultura alimentaria andina – incaa asociacion peruana de la hoja de coca apehcoca iconUniversidad Peruana de ciencias aplicadas




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com