Qué hacer con las pilas




descargar 20.67 Kb.
títuloQué hacer con las pilas
fecha de publicación27.10.2016
tamaño20.67 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Química > Documentos
Qué hacer con las pilas
Cada tipo de pilas tiene al menos dos metales presentes en dos formas químicas diferentes, como metales puros y como óxidos. Por lo tanto, aunque no todas las pilas son iguales ni tienen la misma peligrosidad, toda pila que tiene alta concentración de metales tiene que ser considerada como elemento de cuidado.
El peligro que producen las pilas que se desechan es uno de los temas prioritarios en la agenda de los ecologistas urbanos. Ya que la pila es un elemento que contiene diferentes metales en su composición como mercurio (la mayoría de las pilas botón, pilas alcalinas y de óxido de plata) o cadmio (pilas recargables), aunque también son preocupantes otros metales como el manganeso, níquel y cinc.
Cada tipo de pilas tiene al menos dos metales presentes en dos formas químicas diferentes, como metales puros y como óxidos. Por lo tanto, aunque no todas las pilas son iguales ni tienen la misma peligrosidad, toda pila que tiene alta concentración de metales tiene que ser considerada como elemento de cuidado.


Las pilas nos facilitan el uso de muchos de los aparatos que necesitamos en nuestra vida diaria, pero una vez agotadas, normalmente, se descartan con el resto de los residuos, por lo que terminan en basurales o rellenos sanitarios, pudiendo quedar expuestas a incendios y a reacciones químicas incontroladas que afectan las napas de agua, el suelo y el aire.
Si se acumulan en los vertederos, con el paso del tiempo, las pilas pierden la carcasa y se vierte su contenido, compuesto principalmente por metales pesados como el Mercurio y el Cadmio, el Cinc. Estos metales, infiltrados desde el vertedero, acabarán contaminando las aguas subterráneas y el suelo y con ello se introducirán en las cadenas alimentarias naturales, de las que se nutre el ser humano.
Si se incineran, las emanaciones resultantes darán lugar a elementos tóxicos volátiles, contaminando el aire.
Podemos tomar como ejemplo el mercurio presente en la composición de las pilas. Esta sustancia se oxida mezclada con la basura y se libera al ambiente. Este metal y varios de sus compuestos, son bastante insolubles, por lo que podrían quedar relativamente inmovilizados en tierra o depositado en el fondo de ríos y lagos. Sin embargo los microorganismos presentes en estos ecosistemas, lo pueden transformar en metil-mercurio de mayor toxicidad y movilidad ambiental. Esta sustancia orgánica, a diferencia del mercurio inorgánico, atraviesa fácilmente las membranas celulares dado que es liposoluble y por lo tanto una vez que ingresa en la cadena alimentaria, a través de los herbívoros y peces, contamina rápidamente cada eslabón y se va concentrando, al igual que el DDT. El resultado es que cuando llega al hombre, tope de la cadena alimentaria, puede haberse concentrado varias veces y resultar letal, ya que se acumula sobre todo en la médula ósea y en el cerebro, dañando a mediano y largo plazo los tejidos cerebrales y el sistema nervioso central. El mercurio también tiene la posibilidad, de acuerdo a las condiciones ambientales, de pasar a una forma volátil y distribuirse ampliamente, aumentando los riesgos que ocasiona.


Se estima que en la Argentina se consumen un promedio de 10 pilas por persona por año, cuando se agotan, en general finalizan en la basura común.
Lo ideal sería La recogida selectiva de las pilas usadas en contenedores específicos y su tratamiento adecuado constituyen la solución más lógica y más respetuosa con el ambiente. Una vez recogidas, las pilas se llevan a una planta de reciclaje donde se segregan y se separa los metales peligrosos del resto de materiales que constituyen la pila. El proceso requiere la trituración de la pila, la cual se introducen en un destilador que se calienta hasta la temperatura adecuada. La condensación posterior permite la obtención de metales con un grado de pureza superior al 96%.
De la trituración de las pilas normales se obtiene escoria férrica y no férrica, papel, plástico y polvo de pila. Pero, lamentablemente, existen pocas plantas de reciclado de pilas ya que el proceso utilizado requiere un elevado consumo de energía y los tratamientos posteriores para recobrar el resto de componentes exigen una elevada inversión económica no siempre recuperable.
En el país las posibilidades quedan acotadas a la utilización de los rellenos de seguridad y al empleo de las técnicas de inmovilización de pilas: vitrificación, cementación y ceramización. Con estos métodos, a la larga, lo único que hacemos con estos procesos es aislar el elemento pero el compuesto sigue estando, por lo que se convierte en un pasivo ambiental.
Muchas de las campañas de recolección de pilas que se realizan todos los años en la Argentina corresponden a iniciativas de organizaciones intermedias y al interés de los particulares que se organizan porque reconocen que las pilas son altamente nocivas. Quienes lo hagan deben ser concientes que están manipulando residuos peligrosos y que el efecto potencial negativo de las pilas se multiplica cuando se encuentran concentradas en grandes cantidades. Por lo tanto, los expertos aconsejan no juntar pilas si no se sabe que se hará con ellas más tarde.
Por ley Nacional N° 24.051 las pilas, por su contenido, son consideradas residuos peligrosos, que son altamente contaminantes, por lo que su manipulación en grandes cantidades debe efectuarse ateniéndose a la Ley de Residuos Peligrosos. La normativa exige la inscripción en un registro de los generadores y transportadores además de fijar las sanciones económicas y penales para quienes hayan contaminado de modo peligroso la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general. Dependiendo del caso, las penas incluyen desde un mes hasta 25 años de reclusión.
En definitiva, que podemos hacer nosotros como ciudadanos con las pilas:
-No juntar pilas porque se concentran los riesgos.

- No mezclar las pilas nuevas con las usadas porque se reduce la vida útil de ambas.

- Utilizar preferentemente artefactos conectados a la red eléctrica.

- No tirar las pilas a la cloaca, ya que finalmente llegan al río y podrían contaminar el agua. En ausencia de red cloacal, la contaminación afectaría las napas.

- No quemar ningún tipo de pilas ni baterías.

- No dejar las pilas al alcance de los niños.

- No utilizar aparatos a pilas cuando pueden ser reemplazados por otros.
La solución total para este problema no existe. Un conjunto de medidas concordantes entre sí, puede mitigarlo. Mientras se avanza en que los que producen lo hagan sustentablemente, es decir dando también soluciones a los problemas que producen sus productos una vez usados, por nosotros, los usuarios, NO les brindemos la solución. Colaboremos en mitigar el potencial daño al hábitat pero presionemos con leyes que obliguen a que las soluciones y las tecnologías las brinden los que están lucrando con productos que saben que NO son inocuos para el ambiente.
RECICLAJE DE PILAS

Las pilas son uno de los residuos domésticos mas peligrosos por su contenido en mercurio y cadmio. El problema se presenta cuando las pilas se han agotado y se acumulan en un vertedero o se incineran. En cualquiera de los dos casos, los elementos químicos que contienen y que se dejan escapar llegan tarde o temprano a infiltrase en el agua.

1. Producción

Según estimaciones sobre el consumo de pilas en España, los ratios de generación anual de pilas por cada 1000 habitantes son de 261 kg de pilas alcalinas y salinas y de 0,87 kg de pilas botón.


2. Tipos de pilas

Existen en el mercado una variedad de pilas, que se utilizan para distintos usos, entre las que podemos distinguir tres grupos:
Zinc-carbón

Alcalinas

Botón
Las pilas de zinc-carbón y las alcalinas son las más numerosas y las utilizamos en radio, walkman...

Las pilas botón son las más peligrosas porque en su composición contienen metales pesados como el mercurio y el cadmio, y se utilizan en calculadoras, relojes, radios, micrófonos, etc. El mercurio (Hg) es un metal pesado muy contaminante, a través del agua llega a los organismos vivos como las plantas y de ahí entra en la cadena alimentaria hasta los animales y personas, produciendo enfermedades. El Cadmio (Cd) es una sustancia que no se degrada por tanto se acumula, primero en las capas superiores del suelo, de donde es absorbido por los vegetales y despues entra en la cadena de alimentos. Es peligroso para los niños, ya que sustituye al calcio en el organismo, provocando graves dolencias.
Importante: Una vez agotadas las pilas NUNCA debemos arrojarlas a la basura, ni tirarlas al suelo, porque pierden su hermetismo y pueden dejar escapar su contenido, que al llover , esta agua filtra la tierra, introduciendo los productos tóxicos en la vegetación y en los ríos, mar, cadena alimentaria afectando en definitiva a nuestra salud y al medio ambiente.
LA SOLUCION está en su RECOGIDA SELECTIVA y depositándolas en el contenedor de pilas, comercio donde las compramos, para su recogida y tratamiento posterior. Las pilas alcalinas-salinas se acondicionan en bidones y se almacenan. Las pilas de botón se recupera el mercurio mediante un proceso de destilación . El mercurio recuperado supone entre un 8% y un 10% de las pilas botón tratadas. Podemos pedir a los fabricantes que reduzcan el contenido de metales pesados en las pilas y

su sustitución por otros componentes que tengan menor impacto ambiental.


¿ SABIAS QUE?

El mercurio que contiene una pila botón puede contaminar un acuífero, 2 millones de litros de agua que es el equivalente a una piscina de 50x20x2 metros.

LO QUE TU PUEDES HACER

Las pilas al contenedor específico para estas que están situados en las calles de tu ciudad, también las puedes dejar en el establecimiento donde las compras.

Si puedes utiliza los aparatos mixtos (pila y red) y enchúfalos siempre que puedas. La energía de las pilas cuesta 450 veces las que la energía de la red.

similar:

Qué hacer con las pilas icon¿Qué se va a hacer?, ¿Por qué y para qué se hará?, ¿Quién lo va a hacer, y a quien

Qué hacer con las pilas iconCon frecuencia, nos visitan hermanos de otras religiones. ¿Qué debemos...

Qué hacer con las pilas iconLas teorías se convierten en Modelos pedagógicos al resolver las...

Qué hacer con las pilas iconRiesgos genéticos de cáncer: ¿qué decir, qué hacer?

Qué hacer con las pilas iconDesechos procedentes de las pilas y las baterías

Qué hacer con las pilas iconQué podemos hacer en Internet?

Qué hacer con las pilas iconHambre generalizada avasalla al mundo ¿QUÉ hacer?

Qué hacer con las pilas icon¿Qué es la ecología? Niveles de organización. ¿Qué es un "Nicho ecológico"?...

Qué hacer con las pilas icon6 Investigación con células madre. ¿Hasta qué punto y en qué circunstancias?

Qué hacer con las pilas iconOs pongo algunos caracteres para hacer el que podáis hacer el trabajo trimestral




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com