La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea




descargar 0.72 Mb.
títuloLa “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea
página18/22
fecha de publicación06.08.2016
tamaño0.72 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22

- El retorno del “Preguntero”
¿Quedaríamos los europeos más demócratas y liberales muy tranquilos si el Reino Unido acabase marchándose? ¿Europa sin la “madre de los Parlamentos”? ¿El mercado único sin los “inventores del libre comercio”?
Mi respuesta (propuesta) es que hay que “invitar” (¿les gusta el eufemismo, tan british?) al Reino Unido a marcharse de la Unión Europea. Creo que su “lugar” en el mundo está en la relación transatlántica (con su aliado natural, los Estados Unidos) o si quieren ir a más, en una Commonwealth ampliada de la que nunca, repito, nunca, deberían haber salido y mucho más, haberlos dejado “fingir” que salían.
Pese a que ciertas partes interesadas hayan querido polarizar el debate construyendo un discurso simplista en torno a la supuesta existencia de dos únicos modelos sociales (el anglosajón, -supuestamente- eficaz, que crearía empleo, y el franco-alemán, -supuestamente- ineficaz, que produciría desempleo y estancamiento económico), en realidad son gente del pasado con ideas del pasado, tratando de imponer una visión retrógrada (disfrazada de modernidad) a problemas del presente. Una economía de “manos libres” implanteable e intolerable. Además, por si quedara alguna duda, su fracaso -clamoroso- como consecuencia de la crisis financiera y crediticia derivada de las hipotecas “subprime”, certifica el final del modelo de “partners in prosperity”.
El presidente Alemán ha comparado a los banqueros con los alquimistas que fueron responsables de la “destrucción masiva de activos”. Horst Köhler ha acusado a los banqueros que han practicado la especulación financiera en haber puesto el “sistema en una situación cercana al colapso”. La búsqueda de los beneficios ha convertido a los mercados en un “monstruo” (Financial Times -15/5/08). La resaca de la complacencia está siendo dura, pero siguen sin pararse a pensar en cuestiones como privatización de los beneficios (para unos pocos) y socialización de las pérdidas (para los muchos). Las evidencias que desean negar.
En consecuencia, frente a lo que se quiere hacer creer, es más que evidente que la globalización no exige en modo a alguno a Europa adoptar el modelo social anglosajón ni elevar la “Tercera Vía” de Blair a la categoría de política europea única. Resulta por ello preocupante que la Comisión Europea encabece bajo el título de “Los valores europeos” toda una serie de cuestiones relacionadas con la eficiencia económica que simplemente tiene que ver con la lógica de mercado, pero bien poco con el proyecto de integración europeo en sus aspectos políticos, económicos y sociales. Con ello -seguramente- no se podrá reconstruir el clima de confianza y reconectar a los ciudadanos con la Unión (A Citizen’s Agenda). Con ello no se conseguirán -seguramente- auténticas mejoras que harán a Europa más efectiva, más responsable ante los ciudadanos y más fácil de entender.
Quizá estas reflexiones deshilvanadas sirvan de algo. Después de todo, este breve espacio sólo alcanza para ver la superficie de un fenómeno tan antiguo (la actitud insolidaria y chauvinista del Reino Unido) como lamentable (por lo reiterativo con respecto a la Europa de los mercaderes), pero al mismo tiempo permite ofrecer hechos para que los lectores vayan más allá de esa superficie, si se atreven.

A veces, las noticias componen el final… (bofetadas al sentido común)
- La “Union” (Europea) que quiere ser “Jack” (o cómo ingresar marchando hacia atrás en el futuro)
La amistad y otros amores (la “dote” del Reino Unido)
- Los 27 quieren aprobar hoy la directiva que amplía la jornada a las 65 horas (El Mundo - 9/6/08)
Bruselas.- Los ministros de Trabajo de la Unión Europea intentarán llegar a un acuerdo sobre la norma comunitaria que regula el tiempo de trabajo y autoriza jornadas laborales de hasta 65 horas semanales. Esta directiva enfrenta desde hace más de tres años a los países que reclaman una mayor flexibilidad laboral, encabezados por Reino Unido y Alemania, contra los que quieren acabar con las excepciones que permiten trabajar más de 48 horas semanales, liderados por España. (El subrayado es mío)
El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha mostrado su oposición a la directiva y ha manifestado que Europa “retrocede en la agenda social” con el probable acuerdo que hoy alcanzarán los Estados miembros para consagrar de manera indefinida la ampliación de la jornada laboral por encima de las actuales 48 horas semanales. “España tiene una posición contraria a la propuesta de esta directiva”, recalcó el ministro, que confió en que el texto pueda ser modificado durante la segunda lectura a la que será sometido en el Parlamento Europeo. En su opinión, hoy habrá “discursos contradictorios”, pues los países que den su apoyo a las nuevas normas van a asegurar que “es un gran avance de la Europa social”, señaló.
La propuesta de compromiso elaborada por la presidencia eslovena se sitúa más cerca de las posiciones de Reino Unido que de España, ya que consagra el “opt-out” y eleva el tope máximo de tiempo de trabajo a 65 horas semanales. No obstante, se contemplan una serie de salvaguardas para garantizar que los trabajadores aceptan el “opt-out” voluntariamente y no forzados por temor al despido.
La delegación española, con el apoyo de Francia, Italia, Grecia y Chipre, ha logrado hasta ahora bloquear la renovación de la directiva sobre tiempo de trabajo porque no fijaba una fecha para acabar con el “opt-out”, lo que a juicio de estos países es incompatible con la Europa social. Sin embargo, lo más probable es que Italia cambie de bando con su nuevo Gobierno y Francia estudia también dar su visto bueno a la propuesta eslovena.
La mayoría de los Estados miembros respaldan las propuestas de la presidencia y quieren aprobar la norma para resolver los problemas que les plantean las guardias médicas, subrayaron las fuentes consultadas. El Tribunal de Justicia de la UE ha dictaminado en diversas ocasiones que las guardias deben considerarse tiempo de trabajo, y la directiva se reforma precisamente para evitar los elevados costes que tendría la aplicación de estas sentencias en sectores como la sanidad.
Según la Comisión, 23 Estados miembros incumplen esta jurisprudencia. Sobre este asunto ya hay acuerdo entre los Veintisiete en que el periodo inactivo de las guardias (por ejemplo, cuando los médicos duermen en el hospital) no sea considerado tiempo de trabajo, a no ser que se prevea lo contrario en las legislaciones laborales nacionales.
Además, la propuesta de compromiso establece que los descansos compensatorios puedan concederse en un periodo de tiempo razonable. Lo que es un periodo razonable se definirá en la legislación nacional, los convenios colectivos o en un acuerdo entre empresarios y trabajadores. El Tribunal exigía que el descanso se concediera de manera inmediata, y esta interpretación causaba también problemas en la mayoría de los Estados miembros.
Los ministros de Trabajo de los Veintisiete también pretenden cerrar un acuerdo sobre una norma comunitaria que fijará las condiciones de trabajo de los trabajadores cedidos por empresas de trabajo temporal, que hasta ahora ha estado bloqueada por Reino Unido. El principal punto de desacuerdo es a partir de qué momento se debe garantizar una igualdad de trato salarial con los empleados de la compañía de destino.
Sin embargo este escollo se ha resuelto gracias al acuerdo alcanzado en Reino Unido entre los interlocutores sociales para aplicar el principio de igualdad de trato a partir de 12 semanas de contrato. Ello ha permitido a la presidencia eslovena presentar una propuesta de compromiso que garantiza la igualdad salarial desde el primer día, aunque prevé una excepción: si existe un acuerdo nacional entre patronal y sindicatos, como ocurre con Reino Unido. Esta norma no afectaría en ningún caso a España porque la legislación nacional ya garantiza la igualdad de trato desde el primer día.
- Los países de la UE logran un acuerdo para ampliar la semana laboral hasta las 65 horas (El Mundo - 10/6/08)

Luxemburgo.- Los países de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo que consagra la posibilidad de ampliar la jornada laboral por encima de las actuales 48 horas semanales si así lo acuerdan el trabajador y el empresario, según anunció la Presidencia de turno eslovena. (El subrayado es mío)
Los ministros de Trabajo aprobaron por mayoría cualificada la reforma de la directiva de Tiempo de Trabajo -que aún debe recibir el visto bueno del Parlamento Europeo- con las abstenciones de varios países, entre ellos España.
La ministra eslovena de Trabajo y presidenta de turno del Consejo, Marjeta Cotman, aseguró que el acuerdo alcanzado “ofrece protección para los trabajadores y trabajadoras y flexibilidad en la ordenación del tiempo de trabajo”.
Los Veintisiete deberán llegar ahora a un acuerdo en segunda lectura con el Parlamento Europeo, que tiene poder de decisión en esta materia. En primera lectura, los eurodiputados reclamaron la supresión de todas las excepciones a la jornada laboral de 48 horas semanales en un plazo de 3 años.
La directiva aprobada este martes -al sexto intento y tras cuatro años de negociaciones- establece que, como regla general, la semana de trabajo en la UE debe tener 48 horas como máximo.
Sin embargo, se permitirá que, en virtud de acuerdos individuales, empresario y trabajador puedan alargar la jornada laboral hasta 60 horas semanales, calculadas como media durante un periodo de 3 meses, e incluso hasta 65 horas en el caso de guardias médicas. España reclamaba que estas excepciones (“opt-out”) a las 48 horas se eliminaran por completo tras un periodo transitorio.
No obstante, se contemplan una serie de salvaguardas para garantizar que los trabajadores aceptan el “opt-out” voluntariamente y no forzados por temor al despido. El empresario deberá obtener un consentimiento por escrito del trabajador para trabajar más de 48 horas. La validez del consentimiento no podrá ser superior a un año y será renovable. El acuerdo entre empresario y trabajador no podrá firmarse en el momento de la rúbrica del contrato ni durante las cuatro primeras semanas de la relación laboral.
Pero además, se podrán incluso superar las 60 y las 65 horas laborales si hay un acuerdo entre los interlocutores sociales o si así lo establece el convenio colectivo.
Los contratos de menos de 10 semanas de duración no quedan cubiertos por estas disposiciones, y por tanto no tendrán ninguna limitación de horas de trabajo.
- ¿Es imaginable un Reino Unido sin la Unión Europea?
Irlanda: dos veces NO a la Unión Europea (según las encuestas)
- Los primeros resultados hablan de rechazo de Irlanda al Tratado de Lisboa (El País - 13/6/08)

Europa cruza los dedos mientras espera los resultados del referéndum celebrado ayer en Irlanda para ratificar el Tratado de Lisboa. Y las noticias que llegan de Dublín no son buenas: “La cosa no se presenta bien” para el “sí”, ha declarado el ministro irlandés para Europa, Dick Roche, tras conocerse los primeros datos del recuento, que adelantan que los irlandeses han rechazado el texto, lo cual sumiría de nuevo a la UE en una profunda crisis. En cualquier caso, comienzan a esbozarse posibles salidas a un hipotético rechazo irlandés. (El subrayado es mío)
El recuento de los votos ha comenzado a las 8.00 GMT y se espera que se conozcan los resultados definitivos alrededor de las 15.00 GMT (dos horas más en España). El Gobierno dará a conocer la noticia en el Castillo de Dublín. Por lo que se sabe hasta ahora, la noticia no será la que espera Bruselas. Según la televisión pública irlandesa (RTE), que cita a observadores del recuento, los primeros datos apuntan al rechazo del tratado, incluso en la capital, donde el “sí” debería tener más posibilidades que en las zonas rurales.
En casi todas las circunscripciones de la capital, como Dublín Sur-Oeste, Norte-Oeste, Central y Norte-Este, el “no” obtiene un 60% de los sufragios, lo que supone, de confirmarse, un rechazo rotundo. Hay zonas de la capital donde el rechazo es aún mayor. Mientras, en otras partes del país, como el distrito electoral de Limerick-Oeste, las cifras se repiten. Dos de cada tres irlandeses habrían votado en contra del tratado, según estas estimaciones.

Salidas
Mientras, se empiezan a buscar posibles salidas a un eventual triunfo del “no”, que supondría el segundo rechazo irlandés a un texto de la Unión, tras el del Tratado de Niza, en 2001. Según ha declarado el secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Jean-Pierre Jouyet, si vence el “no”, habrá que encontrar “un arreglo jurídico” entre Dublín y los otros 26 miembros de la UE. “Lo más importante (en caso de rechazo irlandés) es que el proceso de ratificación continúe en los demás países y ver con los irlandeses qué arreglo jurídico podemos encontrar”, ha declarado Jouyet.
Ante una eventual negativa irlandesa, las opciones que se abren a la UE son varias. Por un lado, puede olvidarse del Tratado, dejar las cosas como están prorrogando el tratado de Niza, diseñado para la Europa a 15, e intentar poner en marcha Lisboa en mejor momento. Significaría esta opción olvidar un proceso que ha causado enormes quebraderos de cabeza a la UE: empezando por el difícil parto de la Constitución y siguiendo por el rechazo inesperado en Francia y Holanda a este texto; la rebaja para hacerlo asumible a todas las capitales y finalmente, el proceso de ratificación, en el que sólo Irlanda se aventuró al referéndum.
Otra de las opciones, quizá más viable, es que Irlanda repita la votación en unos meses, tiempo en el que el Gobierno de Brian Cowen tendría que hacer una extensa labor pedagógica para que sus ciudadanos den su visto bueno a un texto que hoy por hoy no entienden y que les genera dudas sobre aspectos como la tradicional neutralidad irlandesa y sobre la pérdida de peso del país en las instituciones europeas.
Irlanda manda a hacer puñetas a Europa (según el referéndum)
- Irlanda rechaza reforma de la UE (BBCMundo - 13/6/08)

Los electores irlandeses rechazaron en un referendo la reforma del tratado de la Unión Europea (UE). El resultado de 53,4% a 46.6% representa un duro golpe para los líderes del bloque, ya que todos los miembros tienen que aprobar el tratado para que pueda entrar en vigor... (El subrayado es mío)
Los partidarios de la campaña del “No” dijeron que se trataba de “un gran resultado para Irlanda”. Los irlandeses rechazaron el tratado por 862.416 votos contra 752.451.
Los principales partidos políticos habían pedido a los electores respaldar el Tratado de Lisboa, que busca perfeccionar la toma de decisiones de la UE y reducir los poderes de veto individual de los países.
Antes del anuncio oficial el ministro de Justicia de Irlanda, Dermot Ahern, reconoció la ventaja del “No”. Señaló que como todos los demás países de la UE ratificarían el tratado, el resultado de la votación dejaría a Irlanda en “territorio desconocido”.
El referendo era obligatorio en Irlanda, ya que el país necesitaría cambiar su constitución para dar cabida al tratado.
Hace tres años, el rotundo “No” de los referendos de Francia y Holanda acalló los temores de aquellos que no quieren más transferencia de poder de los países miembros a las instituciones europeas y los que se oponen a la idea de un “súper estado”.
Pero a finales del año pasado, en una reunión en Lisboa, los líderes de la UE firmaron en la capital portuguesa un nuevo tratado con el que pusieron fin a siete años de negociaciones para, según dijeron, mejorar el desempeño institucional de ese grupo de países y fortalecer su posición en el mundo.
Barroso y los líderes de la UE tendrían que decidir los pasos a seguir en una cumbre que sostendrán la próxima semana. Sin embargo, la corresponsal de la BBC en Bruselas, Oana Lungescu, señaló que el tercer fracaso de la UE en lograr la aprobación de un referendo sobre las reformas de seguro minará la legitimidad pública del bloque y afectará su confianza cuando tenga que enfrentar a otros protagonistas de la escena mundial
1   ...   14   15   16   17   18   19   20   21   22

similar:

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconProgramación anual
«ciudadanía», y la Unión Europea propone fomentar la ciudadanía responsable en una sociedad democrática como fórmula para lograr...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconPido el valor de 20 mil veces el valor del reino unido por crimenes...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconUna investigación europea identifica variantes de genes asociadas al Alzheimer

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconUna investigación europea concluye que es posible la coexistencia...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea icon6. Anote as palavras que não conseguiu traduzir. A tradução livre...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconLa literatura española y su relación con la europea

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconNosotros, el pueblo, a fin de formar una unión más perfecta

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconNota de prensa investigadores de cic biogune participan en la red europea sysgenet

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconAnálisis forenses determinan que la superbacteria E. Coli europea...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconSíntesis ], "unión" es la conversión de




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com