Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises




descargar 293.06 Kb.
títuloUna cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises
página1/6
fecha de publicación22.10.2016
tamaño293.06 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6
HISTORIA Y CRONOLOGIA DEL
MOVIMIENTO DE RENOVACION CARISMATICA
EN AMERICA LATINA


Compilado por Clifton L. Holland

Director de PROLADES

Revisada al 15 febrero 2007



UNA CRONOLOGIA DE EVENTOS IMPORTANTES
EN EL DESARROLLO DEL
MOVIMIENTO DE RENOVACION CARISMATICA
EN AMERICA LATINA POR PAISES



INTRODUCCION
Entre los años 1960 y 1980 la iglesia de Jesucristo experimentó un “mover de las aguas del estanque” para traer sanidad espiritual a muchos. Esto ha afectado a los cinco continentes del mundo; Latinoamérica ha sido centro de atención y en particular la República Argentina.
Esta renovación espiritual no puede pasar desapercibida, no sólo por la extensión geográfica sino porque cuentan entre sus filas a millones de personas involucradas. Sólo la iglesia católica en los Estados Unidos de Norteamérica ha sobrepasado el medio millón. Las Asambleas de Dios ha duplicado su membresía en los últimos años de la década de los 70 a causa de la renovación, experimentando un crecimiento del 20% anual. Conferencias nacionales e internacionales reúnen a miles de personas. La renovación espiritual ha atraído la atención de todos los medios de comunicación en general. No es extraño que en un diario o una revista semanal haya comentarios y artículos refiriéndose a los “carismáticos”.
Este movimiento ha dado lugar a la publicación de muchos libros sobre temas como la persona del Espíritu Santo, los dones del Espíritu, la renovación católica y no católica, avivamiento, y movimiento carismático. La variedad de puntos de vista es muy amplia y diversa. En lo personal, agradezco a Dios por el privilegio que me ha dado de conocer y haber convivido con muchos líderes dentro de los círculos del movimiento de renovación. Estuve con ellos en Argentina en los comienzos, compartiendo experiencias, observando y reflexionando juntos acerca de lo que Dios quería hacer, y llegué a ser parte de una bendición que Dios ha derramado. Además, Dios me ha dado el privilegio de viajar y conocer lo que Él ha hecho y está haciendo no sólo en Latinoamérica sino también en los otros continentes. Es tiempo de que analicemos la historia y aprendamos de ella, considerando que el tiempo ha transcurrido. ¿Qué ha quedado de todo aquello que en un principio fue solo un movimiento?

Observemos la base de los principios constantes de Dios y predispongámonos de manera práctica para que seamos parte de la renovación de Dios, la cual no necesariamente se limita a una etapa de la historia.
FUENTE: Dr. Samuel Berberián, Dos Décadas de Renovación en América Latina: Un análisis histórico de la Renovación Carismática en América Latina (1960-1980). Guatemala: Ediciones SA-BER, tercera edición, 2002.

HACE UNA DEFINICIÓN DEL MOVIMIENTO CARISMÁTICO

Al emprender un análisis de la renovación espiritual no podemos ignorar los conflictos y mal entendidos que se han dado acerca de los llamados “carismáticos”. Nuestro deber es analizar objetivamente las situaciones y medio ambiente para poder así explicar el porqué de esta problemática y si verdaderamente se justifica su existencia.

Esta situación no puede considerarse nueva dentro de la iglesia, porque ha habido movimientos renovadores desde tiempo atrás. Algunos de ellos fueron aceptados con mucha naturalidad, mientras que otros han sido combatidos al extremo que el antagonismo ha llevado a herejías, o bien, a persecuciones a gran escala.

La historia registra el nacimiento de la iglesia en el día de Pentecostés. La misma iglesia de esos días vio y experimentó manifestaciones renovadoras y carismáticas, como lo anota el Doctor Lucas en sus escritos del libro de los Hechos, capítulo 4, versos 29 al 33. La prueba positiva es que la iglesia las aceptó con naturalidad y sus resultados fueron evidentes.

Lamentablemente, esto no ha sido el caso en todo lo que tenemos en la historia. En tiempos de San Agustín existían conflictos también y “Agustín aconsejó a la iglesia que reconociera que los verdaderos heréticos muchas veces son obligados a exagerar verdades que propiamente pertenecen a la iglesia. Ellos hacen esto de todos modos, porque estas verdades han sido descuidadas en la iglesia” (Olson, William George: The Charismatic Church, p. 89).

Distintos Nombres de la Renovación

A partir de la década de los 60, la historia eclesiástica ha estado experimentando la realidad de una renovación que ha sido identificada con distintos nombres, los cuales destacan distintas partes de la renovación, sus variadas características y diversos enfoques. Veamos algunas de las denominaciones más usadas:

El Neopentecostalismo: El nombre más conocido es el “neopentecostalismo”. Este término fue usado por primera vez por Russell T. Hitt al tratar de explicar la tendencia pentecostal de la renovación, (2) marcando así un perfil más protestante y de una postura menos vanguardista (Hoekema, Antonio: ¿Qué de las Lenguas?, p. 17).

Renovación Pentecostal o Renovación Carismática: Cuando se habla de “renovación pentecostal”, se está indicando que la renovación tiene características pentecostales pero no sólo abarca a las iglesias pentecostales sino también las tradicionales porque ambas muestran necesidad de renovación. El término “renovación carismática” lo define el conocido Vinson Synan diciendo que el mismo “...refiera a aquellas personas de línea tradicional y denominacional que hay recibido el bautismo del Espíritu Santo y han elegido quedar en sus propias iglesias o buscar comunión en congregaciones no denominacionales de características carismáticas antes que unirse a denominaciones pentecostales organizadas” (Wagner, Pedro: ¡Cuidado! Ahí Vienen los Pentecostales, p. 181). Entiéndase por “renovar” el regreso a la mística inicial de un grupo o denominación.

El Movimiento Pentecostal o Carismático: Un tercer término muy conocido o popular es el de “movimiento pentecostal” o “movimiento carismático”. Dijo el Padre Edward O’Connor: “... una palabra aclaratoria sobre la denominación ‘movimiento pentecostal’. Son muchos los que la hallan como poco acertada, y entre estos me cuento yo mismo. Sin embargo, se ha popularizado tanto que hay pocas esperanzas de que llegue a modificarse”(O’Conner, Edward, La Renovación Carismática en la Iglesia Católica, p. 28).

La razón negativa de este término tiene su base en la semántica y en el concepto secular del término. O’Connor apela al diccionario de la Lengua Inglesa de Oxford, para afirmar su argumento. Este diccionario define el término “movimiento” como: “una serie de actos y empeños por parte de un conjunto de individuos que se mueven o tienden, más o menos continuamente, hacia una finalidad especial”(O’Connor, ibid, p. 30).

Para completar la definición de “movimiento”, Stephen Clark, destacado líder católico, lo analiza de esta forma: “Todos los movimientos tienen etapas. Empiezan con un entusiasmo creciente por un ideal. Llega algo nuevo, y la gente es atraída a ello. Empiezan a aceptar el nuevo ideal y empiezan a reunirse con otros que también son atraídos a él. Cada movimiento es la historia, espiritual o secular, tiene una etapa inicial como ésta” (Clark, Stephen, ¿Hacia Dónde Vamos?, p. 12).

Es interesante notar la actitud de los líderes del “movimiento carismático” respecto a los nombres usados. Por ejemplo Stephen Clark, como representante de la línea católica, dijo: “la renovación carismática es un buen nombre para describir lo que el Señor está haciendo entre nosotros. Atrae la atención el hecho de que lo que el Señor está haciendo es una renovación de la Iglesia” (Clark, ibid. p. 7).

Por otra parte, Juan Carlos Ortiz y Jorge Himitián como representantes de la línea protestante argentina aclararon que prefieren antes de ser llamados “pentecostales” ser reconocidos como “pentecostales bíblicos” (Costas, Orlando E.: Theology of the Crossroads in the Contemporary Latin America, p. 79).

Ayudaría entender algunas dificultades que para muchos presenta etimológicamente este término de “carismático”. Si uno usara una traducción literal de la lengua griega, la correcta interpretación sería alguien inclinado, adicto o propenso a los dones. A todas luces la acotación tiene connotación negativa y en ninguna manera de ser elogiado. Pero de todos modos, con ese nombre nació y lo llevará por el resto de la historia.

En resumen, notamos que el “movimiento carismático” se relaciona con todo el elemento que se mueve fuera de la estructura de la iglesia tradicional y “renovación carismática” al elemento que se conserva dentro de la estructura de la misma.

La Tercera Fuerza del Cristianismo

Se considera al movimiento pentecostal tradicional, juntamente con la renovación carismática católica y las distintas renovaciones protestantes como una “tercera fuerza” dentro del cristianismo.

Esta tercera fuerza empezó a reconocerse como tal desde que el Doctor Van Dusen de Union Theological Seminary de Nueva York, escribió en la famosa revista LIFE, refiriéndose a la tercera fuerza que ha empezado a surgir desde fines del siglo XIX y en la que sus miembros se conocen a sí mismos como “iglesias pentecostales”.

David DuPlessis comenta de ese artículo: “La revista LIFE (junio 9, 1958, No. 44, págs. 113-114) describió el movimiento pentecostal como el ‘movimiento cristiano de mayor y más dinámico crecimiento en el mundo de hoy, tan dinámico que se coloca junto al catolicismo y el protestantismo históricos como la tercera fuerza del criatianismo”(DuPlessis, David, El Espíritu Me Ordenó que Fuera, p. 31-32).

Quien ha tomado tiempo en explicar con claridad estas tres fuerzas ha sido el Obispo Leslie Newbigin (presidente del Concilio Mundial de Iglesias), en su libro The Household of God (La Familia de Dios). Don Basham, al hablar del movimiento carismático como parte de la tercera fuerza cita a Newbigin diciendo:

El catolicismo ha puesto su principal énfasis sobre la estructura, el protestantismo sobre la entrega del mensaje... Es necesario, sin embargo, reconocer que hay una tercera fuerza de tradición cristiana la que tiene características distintivas y muy propias... su elemento central es la convicción de que la vida cristiana es asunto de un poder experimental y la presencia del Espíritu Santo hoy” (Basham, Don: A handbook on Holy Spirit Baptism, pp. 7-8).

Enfoque Latinoamericano

Esta renovación tiene alcance a nivel mundial, y para nosotros es de mucho interés analizar lo que sucede en América Latina. Se ha visto que en distintos países la misma experiencia o el mismo movimiento ha tenido enfoques y resultados diferentes. Esto nos lleva a analizar el contexto latinoamericano para entender sus alcances e implicaciones dentro del contexto socio-cultural y socio-religioso.

Latinoamérica es un continente de inquietudes y con deseos de progresar. La historia ha probado que sólo se progresa con un espíritu revolucionario. Con mucha razón Dayton Roberts dijo: “Las memorias históricas de Latinoamérica no refieren a una declaración de independencia como la de Philadelphia, sino recuerdan a un Simón Bolívar, o José de San Martín montados en un caballo de combate empuñando una espada de acción deliberada contra las tropas coloniales españolas. Esta historia combinada con su temperamento le dan a Latinoamérica una disposición para revolución y esto ha llegado a ser un modo de vida aceptable” (Roberts, Daglio Dayton: “Latin American Protestants, Which Way Will They Go” en Christianity Today, October 19, 1969, pp. 14-16).

De igual modo, el Dr. José Míguez Bonino, afirma este hecho, diciendo que: “Es sabido que en América Latina está de moda el movimiento de autonomía”(Bonino, José Miguez: Polémica, Diálogo y Misión, pp. 26-27). Esto nos indica la situación especial existente en Latinoamérica.

Factores que Favorecen la Renovación

Debemos analizar algunas de las causas que dieron lugar para que el movimiento y la renovación carismática pudieran establecerse y expandirse dentro de Latinoamérica.

El Espíritu Ecuménico:
El primer elemento de notable consideración es el espíritu ecuménico que se vive en Latinoamérica desde el Segundo Concilio Vaticano. Recordamos al Papa Juan XXIII cuando presentó su oración en la fiesta del día de Pentecostés en el año 1959. La oración rezaba: “O, Espíritu Santo, enviado por el Padre en el nombre de Jesús. Tú estás presente en la Iglesia guiándola infaliblemente. Te rogamos a Ti que derrames la plenitud de tus dones sobre el Concilio Ecuménico. Renueva tus maravillas en este nuestro día, como un nuevo Pentecostés” (O’Connor, Edward: The Pentecostal Movement in the Catholic Church, p. 287).

El elemento ecuménico no sólo dio la apertura a lo sobrenatural, sino generó la oportunidad para el diálogo, eliminando así la tensión y el antagonismo entre las dos corrientes cristianas en Latinoamérica. Esto favoreció para el reconocimiento de uno al otro y aceptar el bien que cada uno poseía, cultivando un acercamiento positivo.

El Desplazamiento del Espíritu Santo:
Otro elemento es el que describiera el conocido Dr. Carl Henry, ex director de la revista Christianity Today (El Cristianismo Hoy), la que circula con amplitud en todos los países de habla inglesa y que representa la línea conservadora protestante: “En la cristiandad del siglo XX, todavía el Espíritu Santo es una persona desplazada. La teología liberal exiló a esta Persona divina de la vida de la Iglesia a una simple función ‘divina’” (DuPlessis, David. El Espíritu Santo Me Ordenó Que Fuera, p. 3).

La renovación vino a darle prioridad a la Persona del Espíritu Santo en una manera mucho más destacada, creando así un reconocimiento primordial a la tercera persona de la Trinidad.

El Racionalismo:
Un elemento muy relacionado al anterior es el racionalismo del siglo XVIII que ha afectado al cristianismo, indebidamente habiéndolo cerebral e intelectual. La renovación permitió un retorno del intelectualismo a la fe en Dios y su poder sobrenatural, de una manera deliberada.

La Insatisfacción Espiritual:
Un último elemento es algo que, si bien los católicos se lo apropian para sí, tiene repercusiones dentro de los elementos protestantes. “El movimiento carismático apareció cuando se estaba buscando un instrumento renovador en la actividad pastoral de algunas iglesias en particular. El catolicismo no rechazó entonces el proceso pentecostal sino que le dio características propias” (Marins, Padre José. Renovación en el Espíritu. CELAM, p. 195).

Resumiendo podemos decir que la necesidad de promover una vida cristiana más profunda regó el campo fértil para el elemento renovador. Cuando el movimiento carismático estaba apenas en sus albores en Latinoamérica, el secretario general de Evangelismo a Fondo, Rubén Lores, en 1969 describió el movimiento carismático como el cumplimiento de la profecía de Joel (Costas, Orlando E., Theology of the Crossroads in the Contemporary Latin America, p.78). Esto llevó a muchos a tomar seriamente lo que estaba sucediendo en Latinoamérica y a estudiarlo a fondo para determinar su validez y su relevancia.

FUENTE: Dr. Samuel Berberián, Dos Décadas de Renovación en América Latina: Un análisis histórico de la Renovación Carismática en América Latina (1960-1980). Guatemala: Ediciones SA-BER, tercera edición, 2002.



Ver también: ¿Que es la Renovación Carismática? http://www.rcc.org.ar/content/view/165/1/

ESTADOS UNIDOS DE AMERICA (EUA)


Historia del Movimiento de Renovación Carismática
en los EUA y América Latina



La Renovación Carismática apareció en la Iglesia Católica en el período en que el Espíritu Santo empezaba hacer cambios renovadores.

El 25 de diciembre de 1961 S.S. Juan XXIII hace una convocatoria solemne con la Constitución Apostólica "Humanae Salutis". Después de 4 etapas conciliares, S.S. Pablo VI clausuró el Concilio Ecuménico Vaticano II el 8 de diciembre de 1965 en la Plaza de San Pedro.

No había pasado ni siquiera un año, cuando la RCC surge en agosto de 1966 en los Estados Unidos con motivo de un Congreso Nacional de Cursillos de Cristiandad, donde asistieron líderes estudiantiles: Steve Clark y Ralph Martin parroquia de San Juan en Michigan, y los profesores de las Universidad del Espíritu Santo de Duquesne ( Pittsburgh - Pensilvana) . Ralph Keifer y Patrick Bourgeois.

El primer grupo de Oración se originó el 13 de enero de 1967, día del Bautismo de Jesucristo: Ralph Keifer, su esposa, Kevin Ranaghan y Patrick Bourgeois. Cuatro católicos que tomaron la decisión de tener un encuentro con el Señor Jesús, y así fue.

El 20 de enero de 1968 se reunieron nuevamente los cuatros, pero Ralph y Patrick pidieron que oraran por ellos y recibieron la efusión del Espíritu Santo.

El 27 de enero la señora Keifer y Kevin pidieron que orasen por ellos y recibieron también la efusión del Espíritu Santo. El ritmo semanal de reuniones desbordó una corriente de gracias en Espíritu Santo.

Ésta experiencia hace surgir un Retiro Espiritual el sábado 18 y domingo 19 de febrero de 1968 donde asistieron 30 personas entre alumnos y profesores. En éste retiro se dio el carisma de la glosolalia (lenguas), todo con alabanzas y adoración al Señor.

Fue Ralph Keifer quien utiliza por primera vez la palabra " Bautismo del Espíritu Santo" . En marzo de 1968 surgen retiros en las universidades de Notre Dame (Indiana) y Ann Arbor (Michigan): Surgen nombres como: Steve Clark, Ralph Martin, Edward O'Connor, Jim Cavnar, etc.

En abril de 1968 ya eran 90 los participantes en un encuentro comunitario, y en junio aparecía el primer grupo de oración organizado.

El 10 de octubre de 1973: S.S. Pablo VI dirigiéndose por primera vez a los dirigentes de la Renovación Carismática Católica (RCC), reunidos en Grottaferrata cerca de Roma, con ocasión de la primera Conferencia Internación de Líderes, les decía:

"Nos alegramos con vosotros, queridos amigos, por la Renovación Espiritual que se manifiesta hoy día en la Iglesia , bajo diferentes formas y en diversos ambientes. Ciertas notas comunes aparecen en esta renovación:

  • El gusto por una oración profunda, personal y comunitaria.

  • Un retorno a la contemplación y un énfasis puesto en la alabanza de Dios.

  • El deseo de entregarse totalmente a Cristo.

  • Una grande disponibilidad a las inspiraciones del Espíritu Santo.

  • Una frecuencia más asidua de la Escritura.

  • Una amplia abnegación fraternal.

  • La voluntad de prestar una colaboración a los servicios de la Iglesia.

En todo esto podemos conocer la obra misteriosa y discreta del Espíritu Santo que es el alma de la Iglesia".
Cada año aumentaba la gracias del Espíritu Santo como un torrente de agua viva. Los Encuentros Anuales fueron creciendo:

  • De las 90 personas que se reunieron en 1968 pasó a 450 en 1969.

  • 1,300 personas en 1970.

  • 4,500 personas en 1971.

  • 11,000 personas en 1972.

  • 25,000 personas en 1973.

  • 30,000 personas en 1974.

  • 34,000 personas en 1976.

  • 50,000 personas en 1977.

LA RCC EN AMÉRICA LATINA
En todos los países de América Latina se fue divulgando la Renovación Carismática en los inicios de los años 70.
El padre Francis MacNutt, dominico norteamericano, fue el primero en predicar la obra de Jesucristo por toda Latinoamérica (La Renovación Carismática Católica) a pesar que no hablaba el idioma español.

Perú y Bolivia 1970
República Dominicana 1971
Guatemala, México, Costa Rica 1972
Colombia y Chile 1972

El Espíritu Santo hace surgir líderes de la jerarquía llenos del Espíritu Santo:

  • Salvador Carrillo, RP Alfonso Navarro, Carlos Talavera ( México )

  • Emiliano Tardiff ( Está en la presencia de Dios ) ( Rep. Dominicana )

  • Darío Betancur y Luis Fernando Osorio ( Colombia )

  • Harold Cohen ( Guatemala )

  • Rafael García Herreros y Guillermo Nolan ( Venezuela )

  • José Kane ( Perú )

  • Carlos Aldunate y Humberto Muñoz ( Chile )

  • Eduardo Doughertty y Haroldo Rahn ( Brazil )

  • Alberto Ibañez ( Argentina )

  • Julio Elizaga ( Uruguay )

  • George De Prizio y Tomas Forrest ( Puerto Rico )

  • Mons. Alejandro Vásquez Pinto, Segundo Cano, David Cosca, Francisco Verar, Teófilo Rodríguez, Reynaldo Karamañites, Rafael Siú, etc. ( Panamá )






Historia de la Renovación Carismática Católica en el Mundo






La Renovación Católica Carismática se inició en un retiro para estudiantes de la Universidad de Duquesne en Pittsburg, Pennsylvania, en febrero de 1967.  Los estudiantes habían pasado gran parte del fin de semana en oración, pidiendo a Dios les permitiera experimentar tanto la gracia del bautismo como de la confirmación.  Los estudiantes, ese fin de semana, tuvieron una experiencia de Dios poderosa y transformadora, que después se conocería como “bautismo en el Espíritu”.  Lo que había pasado ese fin de semana y la experiencia del Espíritu pronto se difundió a través de toda la universidad, y después a otras universidades de todo el país.
La experiencia carismática fue pronto, algo que trascendió las universidades y empezó a tener impacto sobre las parroquias ordinarias y otras instituciones católicas.  Se formaron pequeñas organizaciones y redes.  Se iniciaron las conferencias católicas carismáticas, con más de 30.000 en Notre Dame, campus en South Bend, Indiana, en los mediados de los 1970s.
La Renovación llamó la atención de la Iglesia y los líderes del movimiento conocieron al Papa Pablo VI en 1975 así como con el Papa Juan Pablo II varias veces.  Además, varias de las conferencias episcopales de varios países, han escrito cartas pastorales animando y apoyando al movimiento.  La Renovación Católica Carismática no es el único movimiento mundial unificado.  No tiene un fundador o grupo de fundadores así como muchos otros movimientos.  No tiene lista de miembros.  Es una colección altamente diversa de individuos, grupos y actividades – comunidades de alianza, grupos de oración, pequeños grupos para compartir la fe, parroquias renovadas, conferencias, retiros y hasta participación en varios apostolados y ministerios - , comúnmente bastante independientes los unos de los otros, en diferentes niveles y maneras de desarrollo y con un énfasis distinto, pero que a pesar de ello, comparten la misma experiencia fundamental y luchan por las mismas metas generales.
El común denominador del movimiento es el “bautismo en el Espíritu Santo”.  Para mucha gente, este derramamiento del Espíritu en una forma nueva, poderosa, que transforma vidas se realiza en el contexto de un seminario diseñado especialmente llamado “Vida en el Espíritu”, aunque muchos han sido “bautizados en el Espíritu” fuera de dicho seminario.
La Renovación Católica Carismática está presente en 238 países y ha tocado las vidas de más de 100,000,000 católicos.  En algunos países el número de participantes parecen haber disminuido en los últimos años, mientras que en otros, el número continua creciendo de manera impresionante.
FUENTE: http://www.iccrs.org/mundo.htm


* * * * *

ECCLA: Encuentro Carismático Latinoamericano

El ECCLA (Encuentro Carismático Católico Latino Americano) se realiza desde 1973, y en cada uno de estos eventos internacionales participan líderes de la Renovación Carismática de nuestros países. En ellos, se busca lograr un intercambio de experiencias y alcanzar una visión común para la RCC de América Latina.

En noviembre de 1972, el Padre Francis MacNutt, de la orden de los predicadores, realizó una visita al barrio El Minuto de Dios en Bogotá, Colombia. El fundador de esta obra, padre Rafael García Herreros, había recibido desde 1967 el "Bautismo en el Espíritu Santo" pero buscaba el camino para compartir su experiencia con los miembros de su parroquia.

El Padre MacNutt propuso realizar una reunión de cuatro sacerdotes que vivieran la experiencia del Espíritu en diversos barrios populares de Latinoamérica y el padre García Herreros aceptó ser el anfitrión de la reunión.

La idea inicial era lograr un intercambio de pareceres sobre la edificación de las comunidades cristianas en los barrios pobres de las ciudades mediante los dones del Espíritu Santo y reflexionar sobre cómo se podría expresar la experiencia Pentecostal en los ambientes culturales católicos. Pero no fueron cuatro sino veintitrés los participantes en lo que se llamó ECCLA I, celebrado del 19 al 21 de Febrero de 1973.

Las reuniones se realizaron a partir de intensa oración logrando una visión en común para el continente Americano, comenzando lo que sería el caminar de 20 años bajo el fuego de un mismo Espíritu.

Los objetivos de los ECCLAs son:

a. El conocimiento mutuo de los responsables de la Renovación Carismática en Latinoamérica.
b. El intercambio de experiencias personales y comunitarias.     
c. La profundización de los temas relacionados con la Renovación. 
d. El discernimiento de la voluntad de Dios para la Renovación.   
e. El crecimiento de la Renovación a través del Continente.  
f. La manifestación de la unidad de los cristianos por la fuerza del Espíritu.   
g. La insinuación de líneas de acción para los grupos. 

ECCLAs realizados:

01) 1973 en Bogotá (Colombia);
02) 1974 en Bogotá;
03) 1975 en Aguas Buenas (Puerto Rico);
04) 1976 en México, DF; 
05) 1977 en Caracas (Venezuela);
06) 1979 en Lima (Perú); 
07) 1982 en Belo Horizonte (Brasil);
08) 1983 en Santo Domingo (Rep. Dominicana); 
09) 1985 en San José (Costa Rica);
10) 1986 en Buenos Aires (Argentina); 
11) 1988 en Quito (Ecuador);
12) 1989 en Antigua (Guatemala);
13) 1991 en Santiago (Chile);
14) 1993 en Río de Janeiro (Brasil);
15) 1995 en Tegucigalpa (Honduras);
16) 1996 en Ciudad del Este (Paraguay);
17) 1998 en Monterrey (México);
18) 2000 en Caguas (Puerto Rico); 
19) 2002 en La Paz (Bolivia).

De 1989 a 1995 se realizaron también cuatro
ECCLAs juveniles (hoy Encuentro Latinoamericano de Jóvenes) y, desde 1994, el CONCCLAT (Consejo Católico Carismático Latinoamericano), que es la reunión de los responsables de cada país. El actual presidente del CONCCLAT es Miguel Mendoza (México).
  1   2   3   4   5   6

similar:

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconAmerica latina: desarrollo, capitalismo y democracia1

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconEl Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia”

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconRecientemente una de las revistas más populares en América Latina...

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconUna cronología de las canciones escritas y/o cantadas por Rubén Blades

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconPauta de observación para power point y disertación sobre América...

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconResumen Este artículo contiene una breve reseña histórica sobre las...

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconDelincuencia juvenil en america latina

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconResumen El magnetismo es un fenómeno producido por algunas sustancias...

Una cronologia de eventos importantes en el desarrollo del movimiento de renovacion carismatica en america latina por paises iconResumen Durante muchos años se ha debatido sobre el papel del Sistema...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com