Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del




descargar 5.2 Mb.
títuloBoletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del
página7/51
fecha de publicación17.01.2016
tamaño5.2 Mb.
tipoBoletín
b.se-todo.com > Historia > Boletín
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   51
partir de la salida el niño cambió radicalmente, dormía y comía bien, desaparecieron los llantos y
ganó peso. Después de un tiempo relativamente corto y por motivos de espacio – la casa de su madre
era muy pequeña – tuvieron que volverse a la suya propia.
Nada más entrar por la puerta comenzó el niño de nuevo a llorar sin consuelo. Esa noche oyeron
varios ruidos extraños en la habitación donde guardaban la ropa del bebe y donde solían cambiarle,
y a la mañana siguiente al levantarse – no se habían levantado por la noche por miedo – encontraron
otra vez toda la ropa del bebe regada por el suelo e incluso algunas prendas totalmente desgarradas.
Sin saber muy bien que hacer vinieron a verme para comentarme el caso. Iniciamos la búsqueda de
motivos y la verdad es que no encontrábamos explicación posible al caso, hasta que después de
haberles preguntado que a quien habían comprado el piso y decirme por enésima vez que a que unos
chicos jóvenes, comenzamos a investigar por la vecindad y descubrimos lo siguiente.
En aquella casa había vivido una mujer que murió a una avanzada edad. Su marido había construido
aquella casa ayudado por ella y por lo visto fue la primera casa decente de que habían disfrutado
desde que estaban casados. En ella habían nacido también sus dos últimos hijos.
A la muerte del marido, ella no consintió en salir de su querida casa. Prefirió vivir sola, y allí murió.
Una vecina nos contó que en su lecho de muerte hizo prometer a uno de sus hijos que jamás
venderían la casa.
Permaneció cerrada durante un tiempo y después fue cedida a los nietos, que sin más la vendieron a
estos amigos.
Miramos lo pudiera haber quedado de la anciana en la casa y encontramos colgado de una pared del
salón un cuadro de la Virgen enmarcado en madera así como algunas baratijas.
Aconsejé a mis amigos que fueran a la iglesia y le contaran al párroco lo que les sucedía y que si no
tenía inconveniente le llevaríamos el cuadro de la Virgen a su parroquia. Así lo hicieron. El
sacerdote con el que hablaron les dijo que no había ningún inconveniente en hacerse cargo del
cuadro y que si había nuevos problemas se lo dijéramos.
Mis amigo ya no vivían en aquel piso, se habían trasladado a casa de la madre de él donde había más
espacio, pues el niño en los últimos momentos de vivir allí había llegado a voltear los ojos dentro de
las órbitas como si estuviera loco o presa de algún ataque.
Una hermana de mi amiga se ofreció a recoger el cuadro y llevarlo a la iglesia. Al tomar el marco de
madera entre sus manos sufrió una tremenda quemadura, tan tremenda que yo que vi sus manos
posteriormente, no tenía piel en los dedos y las palmas estaban totalmente abrasadas.
En el hospital se le diagnosticaron quemaduras de 2º grado. Advertido el cura de lo que había
sucedido y que había sido imposible el descolgar el cuadro de la pared, pasó por la casa provisto de
agua bendita y roció abundantemente todo lo que encontró a su paso. Cerró la casa con llave que
entregó a los hermanos de mis amigos con la recomendación de no pasar dentro en unos días.
Uno de los hermanos de mi amiga era lo que podíamos definir como un poco incrédulo, por no
definirlo de una manera más rotunda, y que desde que comenzó el tema, él se había reído
constantemente de sus hermanos y del todo el mundo a cuenta de las tonterías que contábamos.
Buscó una explicación tonta para las quemaduras de las manos de su hermana y continuó con sus
risas.
La misma noche que el sacerdote regó la casa con el agua bendita, él junto con tres amiguetes más,
una botella de Coca Cola de 2 litros y una botella de ron se metieron en la casa con la sana intención
de pasar la noche jugando a las cartas para que viéramos todos – nos llamaba cagones – como allí no
pasaba nada de lo que decíamos y menos a un tío de pelo en pecho como era él.
Por el posterior relato de uno de los amigos, el hermano a partir de entonces jamás volvió a
comentar el tema, cuando estaban jugando en el salón a las cartas sobre la 1 de la madrugada, oyeron
en la cocina como empezaba a funcionar la lavadora, y comentaron "esos eran los ruidos que oyen, se
dejan todo enchufado y sin apagar y cualquier cortocircuito hace que se ponga todo a funcionar".
Cuando llegaron a la cocina, se encontraron con la lavadora en medio de la cocina, funcionando y sin
enchufar a ningún lugar.
Se marcharon los cuatro de la casa corriendo, sin pararse tan siquiera a cerrar las puertas, y jamás
volvieron a comentar aquel tema.
La casa se quedó tal cual estaba, sin volver a ser habitada ni venderse de nuevo hasta que durante la
remodelación del Barrio de Entrevias fue derribada.
A estos amigos después del derribo les fue concedido otro piso, donde vivieron esta vez sin
problemas de ninguna especie.
El relato es total y absolutamente verídico. Las personas a las que les sucedió todavía viven y nos
reunimos de vez en cuando a recordar viejos tiempos.


--------------------------------------------------------------------------------

Piedras bola

Sergio Luna
Guadalajara – México
sluna@vianet.com.mx

Acerca de las piedras bola, te contaré que cerca de esta ciudad – a 2 horas – está un pueblo que se
llama Ameca, cerca de él y después de 2 horas de caminar y escalar algunos cerros, llegas al sitio de
las piedras bola. En él, podrás apreciar cerca de 100 pelotas de hasta 2 m de diámetro,
perfectamente esféricas y de piedra caliza. Están regadas por el campo, como cualquier otro
elemento del paisaje, pero nadie sabe de donde son ni como llegaron al lugar. Algunos estudiosos
opinan que son restos de una erupción volcánica de mucho tiempo atrás, otros – los más
imaginativos – dicen que eran "canicas de los gigantes" que otrora poblaran la zona.
Lo que si es cierto es que ahí están esos entes pesados y silenciosos.
Lo que sí sentí al acercarme a algunas de ellas en plan meditativo, fue una sensación vitalizante que
penetraba por la yema de mis dedos a manera de componente energético. Pero eso tiene una
explicación natural, dado que hay muchos puntos de la gaia llenos de poder magnético.


--------------------------------------------------------------------------------

Criaturas de la oscuridad

Scott Corrales
Bradford – Estados Unidos
Lornis@aol.com

No existe algo que inspire más temor en el hombre que lo desconocido. Particularmente en las
tinieblas. Un empujón contra el codo en un callejón oscuro, o el roce de una figura misteriosa contra
el cuerpo, produce el temor ancestral de acabar atrapado y devorado.
Enrico Cannetti,
"Crowds and Power"

Quizá las tierras al sur de la frontera estadounidense no hayan producido un "monstruo" regional
con rasgos emblemáticos o distintivos, así como el monstruo de Loch Ness, Sasquatch, el Yeti,
Ogopogo (una criatura lacustre del Canadá), o Champ (una serpiente lacustre del estado de Nueva
York). Esto no significa, sin embargo, que no existen informes sobre este género de criaturas en
Latinoamérica y en el Caribe.
El "nagual" mexicano, un ser licantrópico, inspira aún gran temor en las áreas rurales de aquel país.
En el sur de México dicho temor lo inspiran los "huamelules", siniestras criaturas que guardan
cierto parecido con los gnomos, y los "ikales" de la península de Yucatán. La criatura simiesca
conocida por "Bigfoot" tiene un congénere sudamericano: el "mono grande" de Venezuela y de la
Amazonia brasileña, además de un género de seres parecidos sobre cuya existencia se informa en la
cordillera andina de Chile. Los nombres cambian de país en país, pero la historia sigue siendo la
misma: los científicos se maravillan de que no exista evidencia física, que no se descubren sitios de
preda y de queda, y que algún cazador o montañés no se haya topado aún con los restos
descompuestos o la osamenta de un espécimen ya muerto.
El coronel Leonard Clark, infatigable explorador del Alto Amazonas, alegó que los indios de los ríos
Marañón y Tambo tenían conocimiento que el diplodocus, el mayor de los dinosaurios terrestres, se
encontraba vivo y coleando. Esto no debe ocasionarnos la más mínima sorpresa, puesto que existen
informes sobre seres aún más perturbadores que moran en las regiones inexploradas del continente.
El mapinguary se destaca entre las variedades de seres simio – humanoides por su tamaño y gran
fiereza. Los indios y los "sertanistas" mestizos del Mato Grosso y del estado de Acre en el Brasil
tienen numerosos relatos sobre esta criatura. Su característica principal es un gusto por arrancar las
lenguas del ganado vacuno. El "hombre blanco" aún no ha tenido el privilegio de toparse con este
gigante de las selvas, y no existe ningún equivalente brasileño de la célebre película de Patterson y
Gimlin (que muestra a un Bigfoot en acción) para cautivar la atención del público. Hace unos sesenta
años, un explorador de la selva se separó de su expedición y tuvo un encuentro cercano con un
mapinguary: al ponerse el sol, el explorador se subió a un árbol luego de haber oído los rugidos de
una criatura feroz (y posiblemente hambrienta). La fuente de los rugidos estaba plenamente visible
en un claro adyacente. Se trataba de una silueta peluda que caminaba erguida, con un aspecto
decididamente humano. Sin perder tiempo, el explorador hizo varios disparos desde su posición
ventajosa, ahuyentando al ser misterioso. Al bajarse del árbol la mañana siguiente, descubrió
manchas de sangre en la tierra, lo que significaba que su puntería había tenido resultado.
Hasta el mismo coronel Fawcett, misteriosamente desaparecido a comienzos de este siglo en la selva,
tuvo un encuentro con criaturas simiescas. Este descubrimiento tuvo lugar cerca de la frontera entre
Bolivia y Brasil, a lo largo de la cordillera de Parecís, a poca distancia del río Asunción. Habiendo
entrado inadvertidamente en un claro de la selva, se encontró frente a frente con un número de
gigantescos seres simio – humanoides cubiertos de un denso pelambre. Para empeorar la ya delicada
situación, los seres tenían arcos y flechas muy eficientes (ni Bigfoot ni los demás seres peludos han
demostrado tener la capacidad de fabricar herramientas). El coronel hizo el intento de comunicarse
con los seres en una variedad de dialectos locales, pero esto sólo consiguió enfurecer a las criaturas
aún más. Un disparo de rifle, apuntado hacia tierra, tuvo el efecto de hacer que Fawcett y los suyos
fuesen víctimas de una lluvia de flechas, pero los seres se retiraron hacia el interior del bosque. Al
igual que con todos estos relatos, resulta interesante que la explotación de los recursos del Brasil no
haya producido mayor contacto entre humanos y estas criaturas de las tinieblas. La culminación del
proyecto BR-35, un camino troncal a través de la selva que se enlaza con la Carretera Panamericana,
seguramente producirá algunas anécdotas de interés.
La Argentina cuenta con su propio género de monstruo: el Ucumari, localizado en las bajas
elevaciones de los Andes en la provincia de Salta (escenario de innumerable actividad ovni en los
últimos 30 años). Las señas del Ucumari son muy parecidas a las de todos los seres enigmáticos:
abundante pelo y extremadamente esquivo. Cada año, los leñadores y granjeros de la localidad
notifican a las autoridades sobre un número de encuentros cercanos. ¿Pero qué podemos decir
acerca del hecho que criaturas desconocidas para nuestros zoólogos están paseándose en nuestro
mundo?
Sería conveniente catalogar todos estos casos de "monstruos" como meras patrañas, o como el
resultado del encuentro entre una criatura normal y un humano poco familiarizado con su
existencia. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los testigos que dan parte sobre su encuentro no
son citadinos que sólo han visto fotos de animales salvajes en revistas, sino guardabosques y
acampadores. (Nota del autor: En lo que respecta a los citadinos, hace años tuve ocasión de
presenciar un incidente jocoso que tomó lugar en un club de golf. Un jugador haciendo uso del
campo de juego nivelado, de noche, para probar su pericia, emitió un grito aterrador tras de ver algo
que le llenó de pavor, una criatura ondulante con ojos centellantes y rojos, que se desplazaba
lentamente al borde de campo de juego. Otros jugadores acudieron al escuchar su grito, y pudieron
presenciar el monstruo de ojos rojos, se trataba sencillamente de un opossum).
Algunos investigadores han recalcado que en aquellos lugares donde se practica la magia,
particularmente la categoría que recibe el nombre de "magia negra", existen informes de monstruos
o criaturas imperfectas que merodean la región, ya sea como resultado directo o indirecto de las
ceremonias. Informes que destacan seres gigantescos sin cabeza y otras criaturas indescriptibles
están vinculados con la práctica de la magia. En España, los casos que envuelven seres extraños
están vinculados con las áreas de Andalucía y del País Vasco con tradiciones de brujería. Aunque la
ciencia oficial niega la existencia de la magia, el tipo de brujería que se practica en ciertos países no
es cosa insignificante. Un relato proporcionado a este autor por una joven en Washington, DC,
destaca esta situación: durante la estadía de esta señorita en el Brasil, llegó a conocer a una mujer
que había cautivado la atención del brujo de una aldea. Cuando esta lo rechazó, el brujo "la hechizó".
El hechizo tomó la forma de cuchillos e instrumentos afilados que salían volados de la nada en
dirección de la mujer. Cortada repetidas veces por los cuchillos fantasma, la mujer huyó hacia el
seno de la selva, donde los cuchillos aún tenían el poder de alcanzarle. Este juego mortífero llegó a
su fin cuando los padres de la mujer sobornaron al brujo para que la dejase en paz.
Mientras que algunos prefieren ridiculizar este testimonio, diciendo el ocultismo es la "válvula de
escape" de los esotéricos, realmente existe muy poco que la ciencia nos pueda decir sobre estos
monstruos. La gran mayoría de ellos está concentrada en zonas donde no existe suficiente comida
como para alimentar criaturas de su tamaño. El Sasquatch norteamericano tendría que consumir un
cargamento de zarzamoras al día para mantenerse vivo, o si es un ser omnívoro, matar animales
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   51

similar:

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconExamen de los informes presentados por los Estados partes en virtud del artículo 40 del Pacto

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconResumen: este artículo revisa los conocimientos actuales sobre el...

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconArticulo (complementacion y modificacion del articulo 97 del reglamento...

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconAsí la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la...

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconAsí la presencia de esencia de los Maestros: Serge Raynaud de la...

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconPara dirigirse al artículo deseado, coloque el cursor del mouse sobre...

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconEconomía, Sociedad y Cultura. Siglo XXI editores 1999 Madrid
«el uso del conocimiento científico para especificar modos de hacer cosas de una manera reproducible»

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconInformación del Boletín Oficial del Estado sobre Concursos de Acreedores

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del iconNoticias: Boletín Semanal del 11 al 15 de Febrero del 2013

Boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y a los editores del icon1. Breve descripción del texto y del autor




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com