Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión




descargar 74.89 Kb.
títuloComo ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión
fecha de publicación18.01.2016
tamaño74.89 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión

científi ca se establece entre el blanco y el negro; entre quienes

creen en el poder determinante de los genes y los que piensan que todas

las conductas se aprenden, es decir, que forman parte de la cultura.

Los científi cos que defi enden a pies juntillas el determinismo

de los genes opinan que la homosexualidad es innata, mientras que los

defensores de la libertad de elección del ser humano opinan que es una

conducta aprendida, elegida, que forma parte de la cultura humana;

una “opción más” dentro de una gama de alternativa sexuales de igual

importancia. Sin embargo, a la hora de evaluar la sexualidad, hay algunos

puntos biológicos que admiten poca discusión.

La sexualidad de todas las especies animales (incluida la

humana) tiene mucho que ver con las hormonas; sustancias desencadenantes

de las emociones (incluidas los estímulos sexuales) que harán

posible el encuentro de los sexos para obtener placer y fundar la vida.

Hasta las ocho semanas de embarazo no se distingue el sexo

del feto, es decir, los caracteres que se pueden ver en las ecografías son

neutros (para algunos, dado que no se ven, son femeninos). Sólo a partir

de esa fecha, se formarán los órganos sexuales masculinos, gracias a

una descarga sufi ciente de hormonas masculinas, denominadas andrógenos,

la más importante de las cuales es la testosterona. Una segunda

dosis hormonal, posterior en el tiempo, transformará la estructura cerebral

femenina en masculina. De esas diferencias biológicas nacerán dos

individuos de sexos diferenciados y, por tanto, con cualidades diferenhistoria

oculta del movimiento gay.indd 33 29/12/2011 12:05:25

34

tes. Un cerebro masculino estará más predispuesto para las funciones

espaciales (matemática, informática, ingeniería, deportes, conducción)

gracias al mayor tamaño del hemisferio izquierdo. Los hemisferios

cerebrales femeninos, por su parte, tienen unos tamaños más equilibrados

y cuentan con mayor número de conexiones entre ambos, lo

que les predispondrá a las actividades comunicacionales (psicología,

periodismo, educación, relaciones públicas...). El hemisferio derecho,

de una manera general, está más asociado con lo femenino.

Así pues, si el feto masculino no recibe la cantidad sufi ciente

de hormonas en esos cruciales momentos, podrán ocurrir dos cosas.

La primera: que el bebé macho nazca con una estructura cerebral más

femenina que masculina, un niño que seguramente, para algunos autores,

será homosexual desde su pubertad. La segunda posibilidad es que

el bebé, masculino genéticamente, nazca con un cerebro completamente

femenino, pero con genitales masculinos. Esta persona, según

algunos biólogos, será al pasar el tiempo un transexual, o tendrá una

predisposición a cambiar de sexo; pertenecerá biológicamente al sexo

masculino pero sus inclinaciones y emociones pertenecerán al contrario,

es decir, vivirá en una piel “equivocada” en cuanto a género.

Esta tesis biologista apoyaría el que la mayor parte de los

homosexuales sean hombres (ocho hombres por cada lesbiana hace

algunos años, cifras que se han alterado en los últimos), puesto que

en su origen estaría la carencia de hormonas masculinas. La ausencia

de gónadas dejaría el feto en ‘estado femenino’. Una baja masculinidad

sería pues, punto de partida para la homosexualidad.

Diferentes estudios con hermanos han dado resultados que apoyan

una cierta correspondencia genética con la homosexualidad, como se

relata en el libro “Así nacemos: genes, conducta y personalidad” de

William Wright. En gemelos, hay una coincidencia de que los dos lo

sean en el 52% de los casos en los que se da la homosexualidad (cuando

un gemelo es homosexual, el otro no lo es, menos de la mitad de las

veces), frente al 22% en el caso de los mellizos y el 10% en hermanos

historia oculta del movimiento gay.indd 34 29/12/2011 12:05:25

35

que no son ni gemelos ni mellizos o son adoptados. Es decir, que parece

haber una cierta concordancia con la genética.

Las mismas investigaciones (que otros científi cos niegan

rotundamente, como veremos), afi rman que quienes son portadores

del supuesto “gen gay” (secuencia X2928 del cromosoma X) tienen

más probabilidades de serlo. Según estos autores, aquellos que albergan

en su genética el “gen gay” tienen una probabilidad de ser homosexuales,

de entre el 50 y el 70 por ciento, lo que explicaría que no siempre

ambos hermanos gemelos sean homosexuales. Siempre según sus teorías,

dado que el 10 por ciento de los hombres son portadores del gen

gay, y de éstos, la mitad son gays debido al 50-70 por ciento de probabilidades

determinantes del gen, se llegaría a ese 5% de la población

gay que algunos sitúan como estadística fi ja de homosexualidad. Sin

embargo, estas mismas investigaciones no han podido llegar a ninguna

conclusión con las hermanas lesbianas. Algo falla, por tanto.

Así las cosas, los que apoyan la tesis biologistas dicen haber

llegado a crear en laboratorios ratas homosexuales inyectando testosterona

a una hembra o castrando a los machos. En el libro “Por qué los

hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas” de Allan

y Barbara Pease, se afi rma que en Rusia se han llegado a crear niños y

niñas científi camente maricas, lesbianas y transexuales modifi cando su

estructura cerebral cuando se encontraban en el vientre materno, algo

confi rmado a través de las infl uencias de la sobrehormonación en las

atletas de los países ex comunistas.

Por el contrario, quienes defi enden que la homosexualidad

no está tan determinada por los genitales recuerdan que los eunucos,

hombres castrados en las civilizaciones antiguas, por tanto, con défi -

cit de testosterona, sin testículos, seguían siendo capaces de mantener

relaciones sexuales con las princesas del harén (a escondidas del sultán)

aún cuando no eyaculaban.

Otras curiosidades nos pueden acercar a discriminar si la

homosexualidad es innata o un fenómeno cultural. Se ha llegado a

historia oculta del movimiento gay.indd 35 29/12/2011 12:05:25

36

determinar que una mujer con estrés, por tanto, con su hormonación

alterada, multiplicaba por seis las probabilidades de parir un bebé con

tendencia a la homosexualidad, cifras parecidas a las de los niños gestados

en época de guerra.

También se ha comprobado que los hombres heterosexuales

tienen mejores habilidades espaciales que los homosexuales (cualidad

‘masculina’) y que las mujeres que practican el lesbianismo también

superaban en esta capacidad a las mujeres heterosexuales. Por el contrario,

los varones homosexuales superan a los hombres heterosexuales en

capacidad comunicativa (véase actores, periodistas, humoristas), mientras

que las mujeres heterosexuales superaban a las lesbianas en este

mismo aspecto, en el que la cualidad de la feminidad supera a la masculinidad.

Esta tesis de que la feminidad de un hombre homosexual le

acerca a las cualidades de una mujer se observa también en su predisposición

al mundo de la moda y de la estética, por citar sólo algunos campos

en los que los hombres homosexuales son tan mayoritarios que casi

se puede afi rmar que son un coto cerrado para los no homosexuales.

Parece claro que las hormonas son la base de la diferenciación

sexual y, por tanto, de su identidad; todos tenemos tanto andrógenos

(masculinas) como estrógenos (femeninas) y ello infl uye en que nuestro

cerebro funcione en modo “masculino” o “femenino”. Una alteración

de este equilibro hormonal puede hacer que el cerebro cambie de

“modo de comportamiento” y, por tanto, afecte a la identidad sexual y

a las preferencias sexuales.

Para corroborar este argumento “hormonal”, recordaremos

nuevamente las atletas de los antiguos países comunistas (la corredora

checa de mediofondo Jarmila Kratochvilova es el mejor ejemplo), que

aumentaron espectacularmente su rendimiento deportivo a costa de

degradar su feminidad mediante el tratamiento hormonal masculino

al que se sometían. Las consecuencias visibles son el aumento de la

masa muscular, crecimiento del vello corporal, facciones más duras

y masculinas... Algunas de estas mismas atletas del Este sobrehormonadas

se convirtieron en transexuales tiempo después de terminar

historia oculta del movimiento gay.indd 36 29/12/2011 12:05:25

37

su carrera deportiva, como la lanzadora de peso Heidi Krieger, que

cambió de sexo para convertirse en Andreas, admitiendo que habían

sido los esteroides quienes habían cambiado su sexualidad. En 2000

Krieger declaró como testigo en el proceso de Manfred Ewald, líder

del programa de deportes y presidente del comité Olímpico de Alemania

Oriental, y Manfred Hoeppner, director médico de Alemania

Oriental. Krieger declaró que las medicinas que le habían dado habían

contribuido a su transexualidad. Tanto Ewald como Hoepner fueron

condenados como cómplices de los daños corporales intencionados

sobre atletas, incluso menores de edad. La gran cantidad de tenistas lesbianas

en el ámbito profesional (Martina Navratilova, Conchita Martínez,

Gabriela Sabatini, Amelie Mauresmo o Jana Novotna entre otras

muchas) apoyaría la tesis de que la alta musculación podría alterar la

inclinación sexual. Una prueba más de ello es la extendida preferencia

homosexual por la vigorexia (adictos al culturismo y los gimnasios, otra

costumbre griega), una tribu en la que el consumo de esteroides es muy

acusado y que podría validar esta tesis de que una sobrehormonación

puede alterar la preferencia sexual.

La lanzadora de peso Heidi Krieger, reconvertida en el varón Andreas.

historia oculta del movimiento gay.indd 37 29/12/2011 12:05:25

38

Sin embargo, la tesis de que son los genes los que determinan la

orientación sexual deja abierta muchos interrogantes. La primera es que

estas estadísticas son fruto de una época determinada, se ignora lo que

habrá ocurrido en otras civilizaciones diferentes. Decir que la homosexualidad

estaba reprimida anteriormente es una solución demasiado

sencilla para darla alegremente por válida y desatender la infl uencia de

la cultura, como por ejemplo, en la antigua Grecia. Asimismo, dado

que los genes no tienen una correspondencia al 100% con esta tendencia

¿qué es lo que hace que una persona con una masculinidad o feminidad

baja, se convierta fi nalmente en homosexual? ¿No podrán infl uir

las experiencias culturales y familiares en estas cuestiones?

En su libro, Biología de las pasiones Jean Didier Vincent sostiene

unos argumentos muy diferentes a los del libro de Allan y Barbara

Pease. Para este afamado biólogo, la sexualidad no sólo depende

de las hormonas, el recuerdo también es muy importante, y recuerda el

ejemplo de los eunucos, que llegaban a tener prácticas heterosexuales

aún cuando habían sido castrados, Es decir, su cerebro actuaba como

órgano rector de la conducta sexual por encima de los órganos, aunque,

evidentemente, no pudieran procrear ni eyacular.

Vincent coincide en que “el comportamiento es un carácter

sexual, al igual que el vello, la barba o los genitales. Para que el cerebro

pueda actuar ‘en macho’ ante una hembra es necesario que esté

sometido, antes del nacimiento, a la acción masculinizante de la testosterona.

Inmediatamente después del nacimiento, la testosterona

completa su acción produciendo una desfeminización del feto”. Así

pues, este autor estaría de acuerdo en que si no se produce una correcta

masculinización hormonal, el varón no actuará en modo macho frente

a una hembra; es decir, ésta sería una primera vía para llegar a la homosexualidad.

La conducta sexual se localiza en una parte del cerebro llamada

hipotálamo, en el mismo hipotálamo, común a hombres y mujeres,

pero en lugares diferentes. El macho, en la región preóptica; la hembra,

en la región ventromediana. Experimentos con ratas han confi rmado

historia oculta del movimiento gay.indd 38 29/12/2011 12:05:25

39

estas hipótesis. Un macho castrado en la edad adulta al que se le inyecta

testosterona en la región preóptica se comportará según las costumbres

de su sexo, es decir, que las hormonas sustituirán el défi cit de masculinidad

producido por la castración. En cambio, la inyección de estradiol

(hormona femenina) en la región ventromediana del hipotálamo

provocará un comportamiento hembra en la rata macho castrada. Del

mismo modo, la inoculación de testosterona en la región preóptica de

una rata hembra castrada le provocará un comportamiento macho,

mientras que la inyección de las mismas hormonas en su hipotálamo

ventromediano desencadenará un comportamiento hembra.

Sin embargo, y con ser posible, este comportamiento bisexual

es muy difícil que se desencadene durante el embarazo. Los primeros

días de vida del individuo pondrán en marcha uno de estos dos centros

rectores, según la diferenciación sexual genital. A partir de ese

momento, el otro centro sexual, el contrario, no ejercerá más que un

control sobre el centro rector, aunque conserve la potencialidad de

dirigir el comportamiento a poco que se preste el “estado” central del

animal, es decir, la conciencia o el espíritu.

Aquí estaría el verdadero origen de la homosexualidad. La fi losofi

a oriental nos aclara bastante el asunto mediante la metáfora del

ying y el yang implícita en el Tao chino.

En todo hombre hay una parte femenina, ese otro “centro rector”

inactivado; en toda mujer hay una parte masculina también secundaria.

Estos centros bisexuales no impiden una diferenciación sexual

de ambos sexos. Ahora bien, el comportamiento, la educación, la vida,

pueden trastocar este comportamiento natural, transformando un

hombre macho en comportamiento femenino y una hembra en masculina.

“En la pareja macho-hembra encontramos el mismo enfrentamiento

entre los contrarios que en el seno del individuo mismo. Lo que

nos remite a la función esencial del amor: el descubrimiento de uno

mismo en la confrontación con el otro, el diferente”, afi rma Vincent.

Así pues, la cultura puede modifi car ese estado inicial para el

historia oculta del movimiento gay.indd 39 29/12/2011 12:05:25

40

que unos individuos estarán más predispuestos que otros, siendo más

masculinas o femeninos, lo cual no quiere decir que tenga por qué

resultar en un comportamiento homosexual. El psicoanálisis viene a

echarnos una mano para clarifi car cómo se puede producir ese cambio

del centro rector del carácter sexual.

Todos los niños pasan por una etapa de enamoramiento de la

madre. El enmadramiento de un niño tiene por función la asunción de

su parte femenina. A la etapa de identifi cación con la madre (complejo

de Edipo), en la que aprende a remitir sus conductas violentas, a atender

su centro femenino y potenciar la comunicación, le sigue una etapa

durante la pubertad en la que el padre es su modelo (de faltarle, debería

encontrar otro modelo en un abuelo, un tío o un hermano mayor) en

la que desarrollará los arquetipos del aventurero, el cazador, es decir, el

espacio exterior. Si la etapa edípica se alarga o el modelo masculino no

existe, el niño se quedará en la etapa edípica, femenina.

Por eso, tendrá muchas probabilidades de que, cuando se desencadenen

sus instintos sexuales, sus costumbres femeninas le lleven a

sentir deseos por el sexo opuesto a su sensibilidad, es decir, en este caso,

los hombres. En la escuela, los niños se burlarán de él, de su feminidad,

con lo que no participará en sus juegos de machos, se refugiará en la

compañía de las niñas y, pese a que los genitales le puedan engañar,

acabará sintiendo deseos por “lo opuesto”: en este caso, los varones, los

machos, sus homó-nimos.

Del mismo modo, las niñas se enamoran de su padre para después,

cuando les llega el periodo, identifi carse con su madre. De no

tener su referente masculino, si no pasa por su correspondiente fase

de Electra, bien porque tenga aversión al padre (alcohólico, yonqui,

violento), bien porque la madre le haya hecho odiar a los hombres

debido a su resentimiento, bien porque el padre no exista (adopción

lesbiana, separación violenta de los padres), intentará sustituir su falta

de referente masculino, masculinizándose ella misma. En los juegos del

colegio se convertirá en la “marimacho” y, cuando llegue el despertar

sexual, se inclinará por su propio sexo. Si se cría sin la madre, le faltará

historia oculta del movimiento gay.indd 40 29/12/2011 12:05:25

41

una fi gura de referencia fundamental para desarrollar su sexualidad

femenina, de ahí que la adopción por parte de una pareja homosexual

masculina podría acarrear graves problemas de identifi cación sexual a

una niña (eso sí, la abuela o una tía puede ejercer también este rol).

Hasta aquí tendríamos los homosexuales “puros”, es decir, el

mariquita afeminado y la lesbiana masculinizada, fácilmente distinguibles,

puesto que irán conformando su fi sonomía a través de sus afi ciones,

sus ademanes y sus gestos, que serán los del sexo opuesto. Estos

serían los homosexuales que han aprendido su homosexualidad. Pero

hay muchas otras formas de llegar a la homosexualidad. Entre ellas, elegirla

en la época adulta.

Vincent recuerda que “las variedades de la homosexualidad

resultan tan numerosas como la Vía Láctea”. Para el biólogo, “todas las

tentativas de ‘tratamiento’ de la homosexualidad por vía hormonal han

fracasado. No existe prueba alguna de anomalías en los cromosomas

sexuales de los homosexuales, así como tampoco es posible demostrar

que aberraciones de esos cromosomas conduzcan necesariamente a un

comportamiento sexual desviado... Esta teoría deja al psicoanálisis el

campo abierto para su expresión”.

Hasta que los tóxicos, como hemos visto, se han apoderado de

nuestra vidas, la homosexualidad era muy excepcional en el reino animal,

lo que apoyaría la tesis de que forma parte de la cultura humana,

que es capaz de deslindar el hecho sexual de la reproducción, como

afi rman los sexólogos, verdadero origen de la justifi cación de la homosexualidad.

En el momento en que Vincent escribió su libro (1986)

explicaba que se habían descubierto conductas lesbianas en las leonas,

perras y gatas. El caso de las leonas, en las que un sólo macho aparea a

muchas hembras, se parece al de los harem árabes. Como el macho no

puede satisfacer a todas las hembras, éstas se han de satisfacer entre ellas.

Un caso parecido se da en las cárceles; en ausencia de macho, muchas

mujeres satisfacen sus instintos con otras mujeres. Este mismo hecho

podría estarse dando en la actualidad, una época en la que la imposihistoria

oculta del movimiento gay.indd 41 29/12/2011 12:05:25

42

ción de tiránicos modelos de belleza ha hecho que muchas mujeres se

vean condenadas (en su mente) a no gozar de hombre.

En el macho, la conducta homosexual es, siempre según Vincent,

mucho más extraña: “tan sólo macacos cautivos y una especie

particular de ratas la practican”, aunque también se ha comprobado en

los chimpancés bonobos y, como queda dicho, está cambiando en la

actualidad debido a los químicos.

En concreto, existe un experimento en el que unas ratas macho

metidas en una caja en un número no demasiado alto, se volvían violentas

y sodomitas cuando se sobrepasaba un número determinado (una

masa crítica, un concepto biológico que fue utilizado por Hitler para su

teoría del “espacio vital”). Este fenómeno es fácilmente trasladable a las

cárceles masculinas, en las que la homosexualidad está ligada al poder

de los machos más poderosos sobre los más débiles y en el limitado

espacio en el que se convive. Como ocurre en otras especies animales, el

macho dominante puede llegar a sodomizar a los machos secundarios

para demostrar quién es el que manda; aquellos que no tienen acceso a

las hembras a menudo tienen que conformarse, por tanto, con el sexo

homosexual. Esta sería la homosexualidad ligada al Poder, practicada

por los nazis y también por los griegos, un fenómeno que también ocurre

entre los primates, animales con una estructura social fuertemente

jerarquizada. Los ofrecimientos de las monas sólo van dirigidos a los

machos dominantes. “A los machos dominados, sólo les queda la masturbación”,

recuerda Vincent.

En la sociedad humana actual, en la que la liberación de la

mujer ha dado la vuelta a las relaciones, la tortilla se vuelve del revés y, a

menudo, al macho sólo le queda la masturbación o, de ser capaz de dar

la vuelta a su centro sexual, la sodomía.

Pero también se puede llegar a la homosexualidad a través del

exceso de masculinidad. Como demuestran los maricas de cuero, tatuajes

y ligados al fenómeno de las Harley Davidson, un exceso de testosterona

también puede conducir a la sodomía. Esto ha sido comprobado

historia oculta del movimiento gay.indd 42 29/12/2011 12:05:25

43

biológicamente en experimentos con ratas macho. “Una inyección de

testosterona no haría más que reforzar sus pulsiones homosexuales.

Seria ésta la homosexualidad como exaltación de la virilidad: importancia

de la erección entre las parejas activas o pasivas, exaltación del falo,

utilización del cuero y otros atributos de agresividad”, señala Vincent.

Por aquí podríamos entrar en los terrenos del masculinísimo terreno del

rock; individuos como Mick Jagger o David Bowie habrían llegado a la

homosexualidad en alguna parte de sus vidas como consecuencia de un

“exceso” de hombría: después de penetrar a cientos de hembras habrían

pasado a buscar nuevas experiencias entre el sexo propio. Un ejemplo

parecido al de la Grecia clásica con su exaltación del falo y la bisexualidad

desbocada.

En suma, la homosexualidad resultaría según Vincent “de un

défi cit de la función de alteridad. En el reconocimiento del otro, función

primordial del amor, el homosexual elegiría lo mismo, Narciso o su

copia exacta, y arrebataría entonces al amor el riesgo que le da todo su

sentido: afrontar la diferencia”.

El escritor homosexual Terenci Moix recordaba en una columna

en El País, el despertar de su sexualidad a través de su enamoramiento

platónico del actor Sal Mineo, compañero de James Dean en la película

Rebelde sin causa. Terenci soñaba que “el rey Minos me concedía la

mano de su hijo predilecto que, naturalmente, era Sal. Y nos parecíamos

tanto que decían los cretenses: ahí van Castor y Polux ansiosos de fornicio”.

Una gran parte de las parejas de homosexuales se parecen mucho,

no es extraño, se enamoran de su espejo, de ellos mismos. Por eso existe

tanto culto al cuerpo en la sociedad gay y triunfan tanto los gimnasios:

porque están plagados de espejos .

Ahí reside la gran paradoja del ying y del yang: encontramos

nuestro verdadero ser en nuestro opuesto. El hombre descubre quién

realmente es al entrar en el espíritu de la mujer, y viceversa. No dar el

paso al conocimiento del otro sexo se explica con una simple palabra.

Miedo (o soledad).

similar:

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconCon esta fotografía queremos expresar, la importancia de aceptarnos...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconEl derecho de autor existe desde la antigüedad, pero no como tal...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconHace unas décadas la drogadicción se catalogaba como un problema...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconTres tipos de Cuestiones: Empíricas: ciencia como biología, etc Formales:...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconV e como se arma un organismo complejo. Como esto podría ser un curso...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconResumen La vulnerabilidad a las amenazas socionaturales en Venezuela...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconEl primer miércoles del mes era un día terrible. Así, con mayúsculas....

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconRelaciones con otras especialidades médicas. Aprovechamiento de las...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconAlteración de una sustancia propia del cuerpo que es tratada como...

Como ocurre con muchas otras cuestiones hoy en día, la discusión iconHoy se celebra el día mundial del glaucoma




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com