Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo




descargar 0.98 Mb.
títuloBibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo
página6/24
fecha de publicación20.01.2016
tamaño0.98 Mb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Historia > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

CAPITULO 8: LA EDUCACIÓN ESCOLÁSTICA

Al principio de la educación escolástica, mientras la Iglesia católica conocida entonces como cristianismo se basaba en la Didache como una colección de instrucciones, muchas de las cuales son las propias enseñanzas de los apóstoles, la patrística se fue imponiendo en la naciente Europa.

Las obras de los padres apostólicos de la Iglesia son sencillas instrucciones y exhortaciones a la que costumbres cristianas, redactadas por lo común en forma de cartas. Entre ellas figuran Clemente Romano, San Policarpo y San Papias.

Ya en el siglo II aparecen los padres apologistas. Que por un lado redactan apologías (del gr. apologeomai, defender) en favor de los cristianos y por otro lado, hacen polémica contra las ideas politeísta y los herejes. San Justino, Taciano, Atenagoras, Minucio Félix, Hegesipo, San Irineo y otros fueron padres apologistas.

Pero enseguida surge la inquietud de presentar a la religión cristiana de un modo científico y para ello aparecen Tertuliano, Clemente Alejandrino y Orígenes. Esta época se llama de los padres catequistas, que prepararon desde Alejandría la ciencia cristiana. Aunque todavía los cristianos sufren terribles persecuciones.

Desde principios del siglo IV, se proclama la libertad religiosa por el Edicto de Constantino (313), que luego se refuerza por la actividad científica de la patrística. (Edad de oro de los Padres de la Iglesia.) En esta época (siglos IV y V), es cuando se busca conciliar con mayor fuerza la filosofía pagana con la doctrina religiosa y moral del cristianismo, dando lugar a la teología dogmática, es decir, la disciplina que trata de Dios un atributo a la luz de los principios revelados. Aquí sobresale San Agustín. Dando lugar a la época de los padres teólogos. Desde el siglo V hasta fines del siglo VIII, todo esto he reafirmado.
SAN AGUSTÍN

San Agustín (354 -430) exige la disciplina como base de su proceso de contemplación. Para San Agustín, el hombre es voluntad y tienen que decidirse entre diversos propósitos, a veces antagónicos. La respuesta es la disciplina cristiana el fin último es el disfrute de Dios. Los objetivos de la vida deben tener valor de uso. "No vaya afuera, retorna a ti mismo", en el interior del hombre habita la verdad. En su obra De Magistro, hacen notar, con criterio platónico, que el órgano de todo aprendizaje es el logos o maestro interior (Verbo -luz). Y este actúa por iluminación divina, sirviéndose de las palabras y signos como medio de comunicación. Desde luego, esta teoría de la iluminación no va de acuerdo con la idea platónica de la reminiscencia. Para el cristianismo el alma no pre -existe respecto del cuerpo. La iluminación de la verdad es gracia divina.

En su Tratado de la Doctrina Cristiana expone un plan complejo sobre la enseñanza religiosa y moral refiriéndose a pasajes del Antiguo y Luego Testamento. El catequista (Maestro externo) da la enseñanza imitando en lo posible a Cristo. El hombre además de voluntad, es memoria e inteligencia, tales facultades asociadas a las tres personas de la Trinidad divina.

Escribe también su obra autobiográfica: Confesiones. Y el libro: Del Orden, también su opúsculo: De la catequización de los incultos. Y su extraordinaria obra: De civitate Dei (La Ciudad de Dios) relacionados siempre a sus ideas de filosofía de la historia. Allí expone que la historia de la humanidad es una lucha entre dos reinos opuestos entre sí: el de los enemigos de Dios o del reino terrestre y el de la ciudad divina. El advenimiento del cristianismo significa la victoria en este mundo.

El edicto de Milán promulgado en el 364 por Juliano el Apóstata prohibía a los maestros no paganos abrir escuelas. Es gracias a la pedagogía patrística en el 364, que el emperador Valentino revocó esta ley Juliana de enseñanza. Y defiende a las mujeres.

SIGLO VIII

Hacia el siglo VIII se comienzan a distinguir los perfiles étnicos y políticos de las nuevas naciones europeas, que se convirtieron en una de las tres grandes organizaciones políticas y culturales del tiempo. Las otras dos eran la de Constantinopla y la de los árabes. La raza griega siguió conservando en Oriente una cultura muy poco romanizada. En el Oeste se eleva la monarquía árabe que penetró hasta las Galías y que en la primera mitad de la edad media sostiene un sistema de enseñanza muy desarrollado consistente en materias como la matemática, las ciencias naturales, la filosofía y la poesía. Ellos fueron los que trajeron en mucho, los centros culturales del imperio romano a través de las universidades de la monarquía árabe. Luego se extienden los territorios de Carlomagno también bajo la idea de Imperio, cuyo dominio es al que aspiraban los emperadores germanos. Aquí es donde aparecen las guerras de las cruzadas. Gunterio y sus héroes, Carlomagno y sus paladines, Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda. Esta es la edad media que estaba siendo la cuna para las nuevas nacionalidades de Francia, Inglaterra, España, Alemania e Italia.

Con el auge de la educación promovida por Carlomagno, Alfredo el Grande y los Otones, se fue sintiendo la necesidad de crear nuevos centros de enseñanza. Y por supuesto de las escuelas clericales.

Junto a los monasterios aparecen las escuelas catedralicias (scholae episcopales, cathedrales). Nacieron en los establecimientos que habitaban clérigos encargados de los servicios eclesiásticos de una catedral. El concilio de Letrán, dispuso que un teólogo de profesión tomará a su cargo la enseñanza superior. El obispo (episkopos) tenía la dirección del establecimiento, la transmitía a un canónigo, el magister, que acabó por llamarse escolásticus.

También surgieron las escuelas colegiales o canoniales. Atendidas por los canónigos regulares de la Iglesia y que poseían un carácter más profano que las mencionadas.

Por abajo se encontraban las escuelas parroquiales o presbiterales.
LA UNIVERSIDAD DE CONSTANTINOPLA Y LOS ÁRABES

Al caer el imperio romano en occidente, la cultura pagana con sus sabios y manuscritos se refugia en Constantinopla. Este imperio de oriente en lo que se refiere a cultura y enseñanza tuvo un carácter conservador. Luego, desde la primera mitad del siglo VII la filología se traslada de Alejandría a Constantinopla. Con grandes sacrificios surge la Universidad de Constantinopla completamente independiente de la Iglesia cristiana, que, a la caída de Constantinopla, debía producir el gran movimiento científico de Europa.

Por eso es sabido que la acción histórica de los árabes ha sido relevante en la vida intelectual de Europa. Porque tiene un momento dinámico para la expansión de las ideas de todas maneras, en el islamismo originario los dogmas del Corán se comunicaban oralmente por tradición y no era necesaria la palabra escrita. Incluso se dice que Mahoma no usaba tanto la lectura y la escritura, para trasmitir su enseñanza.

Los árabes conquistaron Siria, Babilonia, Egipto y España de tal manera que el islam es el que transmite la cultura clásica. Primero en Damasco, después Irak -Bagdad, Basora, Cufa y Alejandría. Por eso se tradujeron al árabe muchas obras clásicas importantes tanto de matemáticos como de filósofos griegos. Aquí aparecieron grandes intelectuales árabes como Alkindi (808 de -870), Alfarabi (880 -950) y Avicena (980 -1037).

Fue en esta época que aparece la fundación de la Sociedad de los "Hermanos de la Sinceridad", en Irak, por un grupo que aspiraban a combatir en favor de la verdad y de la rectitud, todo fanatismo y fatalismo del Corán. En el fondo absorbía la doctrina del Corán con la de Aristóteles y Platón. Todo esto les trajo una enorme censura por parte de los grupos ortodoxos.

En España tuvo un gran impulso, por parte de los árabes, los estudios filosóficos, matemáticos, las ciencias naturales, la química, la aritmética e incluso las bases de la medicina. Todo esto transmitido con traducciones latinas al occidente. Y este fue el comienzo de un movimiento científico-natural. Que después fue reforzado por el concilio de Florencia y por la caída de Constantinopla, a través de los emigrantes griegos.

Aben Tofail fue conocido como el filósofo autodidacta (murió en Sevilla en el 1185). Escribe una novela de un muchacho que vive en una isla deshabitada del Océano Índico y crece entre animales sin la menor influencia de la sociedad humana. Mostrando así la educación del hombre natural quien desarrolla un monoteísmo por reflexión, sin ninguna religión. Se le compara a Rousseau y su novela: El Emilio.
SIGLO X

Es en el siglo X donde resurge la mística cristiana basada en la completa sumisión del hombre ante la Divinidad y que provoca en este algo sobrenatural llamado éxtasis místico. Donde la personalidad se rinde ante el poder absoluto de lo divino. Pero en el fenómeno místico, el individuo, pierde la consciencia de su ser y su personalidad se disuelve en una zona cósmica conocida como causa de las causas. Se trata de la unión con Dios y de esta manera se consuma una unión mística.

Dios deja de ser un fin y se convierte en una íntima e intransferible experiencia. Para el místico el éxtasis le permite gozar también de esa naturaleza divina. Y esto no es cuestión de fe solamente sino de su realización completa.

Todo sale de Dios y a él vuelve. La propia Divinidad carece de nombre ya que el nombrarlo no es suficiente. Éste contacto entre Dios y el místico se lleva a cabo con una jerarquía celestial compuesta por ángeles, Serafines, querubines, arcángeles, etc. Y tal jerarquía divina se refleja en la Tierra por la jerarquía eclesiástica. El místico logra ese estado debido a la práctica de la pureza, la santidad y el hacerse semejante con Dios.
JUAN ESCOTO ERIGENA

Hacia mediados del siglo IX Juan Escoto Erigena (810 -877), es el filósofo más connotado de la época se tradujo las obras de carácter místico de Dionisio y les da comentarios. Al principio la parte ortodoxa de la Iglesia lo vio con recelo, pero más tarde, su obra, fue aceptada ampliamente.

Desde entonces se ha aceptado que en el mundo todo está ordenado jerárquicamente y cada ser ocupa el sitio que le ha sido asignado por Dios, causa y fin de la existencia.

Otro místico posterior es Bernardo de Clairvaux (1091 -1153), posteriormente Hugo (1096 -1141) y Ricardo (muerto en 1173) de San Víctor (son los jefes de la escuela convencional de St Víctor de París). Los "victoriano" formulan los métodos de la mística. La ubican en el interior del hombre. También en la intimidad humana y es lo que nos lleva a captar y participar de la esencia divina.
JUAN ECKHART

El místico Juan Eckhart (1260 -1327) es el que introduce muchos elementos intelectuales y convierte a la corriente mística en clásica. Él es uno de los iniciadores de la filosofía alemana y creador del lenguaje filosófico alemán. Explica que con la unión del alma con Dios se realiza la contemplación mística en el interior del hombre. De forma tal que llega a brillar en el alma la chispa divina que la alienta. Es la voluntad y la razón las a las que conducen al hombre hacia esta experiencia interior. "No podemos ver a Dios si no nos vemos a nosotros mismos y a todas las cosas como una pura nada". El hombre debe aniquilarse asimismo para que viva Dios en el. De esta manera, el hombre se vuelve UNO con la Divinidad.
EL ÉXTASIS DIVINO

El éxtasis divino significa el contacto con la verdadera realidad, inmaterial. El alma misma del hombre carece de materia y es eterna porque pertenece a aquella realidad, el mundo de las ideas y del espíritu. La naturaleza del alma es triple: la inferior en la animal que está unida con el cuerpo, la lógica es la racional y es particularmente lo humano; la tercera es lo sobrehumano, la parte espiritual, la inteligencia más elevada, la divina. Por esto se requieren tres entrenamientos para el alma humana. Y todo comienza con desprenderse del mundo de la acción que es "pensamiento vulgar", y entonces comienza el proceso de la contemplación.

Muchos no alcanzaron a comprender el misticismo se convirtieron en buenos psicólogos. Hablando simplemente de que el hombre podría llegar a convertirse en parte del cuerpo místico de Jesús.
EL TÉRMINO "ESCOLÁSTICA"

Al principio el término "escolástica" significaba el conjunto del saber, tal como era transmitido en las escuelas de tipo clerical. Dado que el escolástico era el Maestro de las siete artes liberales o jefe de las escuelas monásticas o catedráticas. Posteriormente de este término se tomó la palabra "escolar", al principio referida a los que se dedicaban a la filosofía y la teología.

En realidad los escolásticos ya no pretendían solamente comprender y formular la doctrina cristiana ayudándose de la filosofía griega, sino avanzar en las bases científicas de la religión cristiana. Intentaban terminar con el conflicto entre el saber y la fe, la filosofía y la teología, la razón y la revelación.

La escolástica es un tipo de vida intelectual, un estilo de pensar y filosofar que se extiende desde el siglo IX hasta el siglo XV.

Comprende tres periodos: el de su formación (desde el siglo IX hasta finales del siglo XII), el de su apogeo (de 1220 a 1347) y finalmente, la época de la fundación de los grandes sistemas escolástico y su decadencia (finales del siglo XV). Lo que se proponen enseñar en la concordancia de la razón con la fe por medio del método deductivo -silogístico.
SAN ANSELMO DE CANTERBURY

En el siglo XI con San Anselmo de Canterbury (1033 -1109) el movimiento escolástico obtiene sus claros perfiles. Anselmo pretende presentar la prueba ontológica de la existencia de Dios, en su escrito Proslogium. Explica que el argumento ontológico es el ensayo de probar la existencia de Dios partiendo de su concepto mismo. Por Dios, entendemos lo más perfecto que en general pueda ser pensado incluso un ateo posee este concepto. Pero lo más perfecto por excelencia no puede existir tan sólo en el intelecto sino que seguramente también existe en la consciencia superior al intelecto. Esto significa que Dios existe también fuera de nosotros. En la época contemporánea el monje llamado Gaunilo muestra que este argumento cae en un paralogismo.

LOS UNIVERSALES (LOS NOMINALISTAS) Y EL REALISMO

Junto con el problema teológico se plantea el problema de la naturaleza y "los conceptos Universales", que es punto central de la filosofía en la edad media. La cuestión de la que trata es la siguiente: ¿poseen los conceptos, LOS UNIVERSALES, o sea, los significados generales de las palabras, REALIDAD EXTERNA o son simplemente productos de la mente humana y, por ello, meros nombres? ¿Es Dios por ejemplo, una realidad en sí, o una simple generalización de las tres personas divinas? Anselmo y los suyos aseguran que los universales son cosas (en latín res) de allí que se llame REALISMO a su doctrina. Pero Roscelino (1050 -1125) y los suyos consideran que los universales son nómina (latín: nómina) y se les conoce cómo los nominalistas.

PEDRO ABELARDO Y EL CONCEPTUALISMO O SERMONISMO

Posteriormente aparece Pedro Abelardo (1079 -1142) formula una solución conciliatoria llamado el conceptualismo o sermonismo. La palabra, les decía a los nominalistas, sólo puede adquirir significado general cuando se aplica o predica (sermo) de alguna cosa; pero ello es posible, les dice a los realistas, por la función conceptuadora de la razón. Y esto sucede en virtud de los predicados (los universales) que son los caracteres comunes de las cosas. Las cosas han sido creadas por Dios, según su pensamiento. Así que los universales respecto o al espíritu divino son ante rem, respecto a la naturaleza son in re y en lo que se refiere al conocimiento humano son post rem. De esta manera Abelardo es un portavoz de la ciencia libre, una tradición conservada porque es racional.

Quiere fundar sus enseñanzas dialécticamente, o sea, echando mano de la razón. Y esto es en lo que consiste el método escolástico, finalmente.

En su obra Sic el Non da cuenta de dicho método. Allí reúne cuestiones teológicas y la resuelve por la vía deductiva de la razón.

Abelardo tiene una poderosa influencia con su actividad docente en París, que de una u otra forma dio nacimiento a las universidades. Uno de sus discípulos es Pedro Lombardo (1100 -1164), autor de la obra Sentencias, quien también usa el método deductivo para exponer los temas de Dios, la creación, los sacramentos y otros dogmas. Su obra es base de las enseñanzas hasta el siglo XV. También fue Juan Salisbury (1102 -1180) muy influenciado por Abelardo.
SIGLO XIII

Alrededor del siglo XIII en la escolástica eran muy conocidas las obras de Aristóteles y se enseñaban en las universidades. También muy influidos por el oriente.

Y aunque se sacaron de los textos árabes y judíos, las enseñanzas del sistema aristotélico, fueron tomadas en su parte más positiva. Alberto magno (1193 -1280) fue el genio universal de la época. Tomás de Aquino (1227 -1274) da una codificación literaria y una postura histórica. Posteriormente en la Divina Comedia, Dante Alighieri (1265 -1321), da una expresión poética.

Alberto magno hace notar la diferencia entre verdades reveladas y las determinadas por principio de la filosofía. Según él, el mérito de la fe reside en que no puede ser fundada por conocimiento natural alguno. La revelación es suprarracional, pero no anti racional.
SANTO TOMÁS DE AQUINO

Luego para Santo Tomás la armonización de teología natural y teología revelada es esencial. Aunque establece bien la diferencia entre conocimiento filosófico y lo que corresponde al dominio de la fe pero con su pensamiento sistemático concibe esta relación como un proceso evolutivo. Ya que el conocimiento filosófico para el, es una posibilidad dada con la naturaleza intrínseca del hombre y que se realiza plenamente, por la gracia divina, en la revelación. Así que invierte la relación axiológica entre religión natural y religión revelada propia de los escolásticos árabes y cristianos. Es decir para estos últimos, la religión positiva es un peldaño hacia la religión natural. Mientras que para Tomás de Aquino la religión natural es la luz natural que conduce hacia la revelación. Tomás de Aquino lleva el método dialéctico hacia el virtuosismo. Y le da didáctica a la escolástica. En su obra monumental La Suma Teológica documenta la filosofía y la educación cristiana en su tiempo. De magistro es la obra donde señala las cualidades del Maestro cristiano y su base psicológica para la enseñanza.

Santo Tomás de Aquino lo mismo que San Agustín consideran que Dios es el verdadero Maestro que enseña dentro de nuestra alma, pero se necesita una ayuda exterior Dios infunde el entendimiento de los principios fundamentales, pero la aplicación de estos principios, las deducciones que de ellos se derivan, son obra humana y de la experiencia. El Maestro ayuda al alumno a que logre tal fin. Y según esto la educación es posible porque el saber quién es cierta y determinada estructura susceptible de asimilarse y por otra parte, el humano posee la capacidad para hacerlo.
SAN FRANCISCO DE ASÍS

También en esta época aparecen órdenes mendicantes como la de San Francisco de Asís (1182 -1226), quien la basa en la pobreza evangélica. Junto a él existe una orden de mujeres dirigida por Santa Clara de Asís.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

similar:

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconBibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición....

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconEdición Digital reproducida con autorización del autor

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconPatología estructural y funcional de robbins y cotran. Kumar, Vinar,...

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconResumen Se plantea un panorama general de los desarrollos recientes...

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconVegetarianismo puro autor: ildefonso cobo jiménez deposito Legal...

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo icon5. bibliografía básica

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconBibliografía básica

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconBibliografía básica

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconBibliografía: Shim y siegel: Dirección financiera, Segunda edición. Caps. 6,7 y 16

Bibliografía básica: Historia general de la Pedagogía17ava Edición. Editorial Porrúa, S. A. 1981. Autor: Larroyo iconBibliografía: audersirk: “Anatomía y fisiológica animal.” Biología 2, sexta edición




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com