La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías




descargar 1.35 Mb.
títuloLa Historia Atlántica y las nuevas tecnologías
página6/22
fecha de publicación05.02.2016
tamaño1.35 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

BAILYN, B. Atlantic History: Concept and Contours Cambridge, Massachusetts: Harvard University Press, 2005.


BENTON, L. A Search for Soverignity: European Empires Law and Geography in the European Empires, 1400-1900. Cambridge: Cambridge University Press 2010.

BOTELLA, E. “Debating Empires: Building British and Spanish Imperial Legitimizations in America. 1670-1714” Journal of Early Modern Studies. Volume 10, Number 1, Spring/Summer 2010. pp. 142-168.


BUTTERFIELD, H. The Whig Interpretation of History, Cambridge: Cambridge University Press, 1931.

CHAPLIN, J. “The Natural History of the British Empire” en The Journal of British Studies. Vol. 42, No. 1 (Jan., 2003), pp. 127-131.

DRAYTON, R. Nature’s Goverment: Science, Imperial Britain, and the “Improvment” of the World. New Haven, Conn.: Yale University Press, 2000.

GASCOIGNE, J. Science in the Service of Empire: Joseph Banks, the British State and the Uses of Science in the Age of Revolution. New York: Cambridge University Press, 1998.

GIDDENS, A. Consequences of Modernity, Stanford 1989.

THOMAS, B.C., “Portsmouth in Jane Austen’s Time” Persuasions nº 12, 1990. pp. 35-37.

O’BRIAN, P. Capitán de mar y Guerra, Barcelona: Edhasa, 1994

- Joseph Banks: A life.. London: William Collins Sons and Co; 1987.

VATTEL, E. Le droit des gens. Neuchatel: Société Typographique, 1773.

WILDE, O. El crítico como artista Madrid: Langre-Edición Bilingüe 2001.

http://www.sanroque.es/turismo/rutas/turismo-cultural/historia_


  1. La voz de los vencidos: la historia azteca de la conquista hispánica.

Lara Delgado Anés

The goal of this work is to see the Spanish conquest from the indigenous viewpoint, focusing on the interactions between both cultures up until the death of Montezuma. In doing so, we may see this historical event through the eyes of a marginalized population. By looking at the written and oral works of this defeated culture, specifically by studying the children’s book "Once Upon a Time…the Americas”, which describes the 7 myths of the Spanish conquest, one can see the written projection of the indigenous vision surrounding their interaction with the Spaniards. Therefore, we can see the importance the development of this dialogue truly has. In the end, we will know how the story of certain events may change depending on the group we study, and for this reason, we must keep the Aztec viewpoint in mind and unite it with the Christian viewpoint. The result of this combination will help create a more objective vision of this historical encounter.

El objetivo de este trabajo es ver la conquista hispánica desde la óptica indígena, centrándonos en el encuentro entre ambas culturas hasta la muerte de Montezuma, de esta forma, podemos ver este acontecimiento histórico con otros ojos. Una vez que se le ha dado voz al vencido, se buscará en los libros infantiles de Erase una vez las Américas los 7 mitos de la conquista hispánica para comprobar el alcance y la proyección que ha tenido la visión de los vencedores acerca del encuentro. Así pues, podemos comprobar la importancia que tiene el discurso que se desarrolle. En definitiva, sabremos cómo de dispares son ciertos acontecimientos dependiendo desde que bando lo estudiemos, por eso mismo se debe tener en cuenta la óptica azteca y unirla con la de los cristianos, el resultado de esta combinación nos facilitará tener una visión más objetiva del encuentro.”

Palabras clave: Azteca, conquista, Hernán Cortes, encuentro.

La visión que se nos ha transmitido acerca de la cultura azteca y la colonización del Nuevo Mundo ha sido la de los vencedores. Autores como Matthew Restall, en su libro Los siete mitos de la conquista española, intentan desmitificar esas ideas que se han mantenido hasta la actualidad, como por ejemplo:

  • El mito del ejército del rey. Se ha creído que se trataba de soldados cuando realmente era un grupo muy heterogéneo y sin formación militar.

  • El mito del conquistador blanco. Se ha documentado que realizaron alianzas con grupos indígenas.

  • El mito de la comunicación. La conversación entre españoles-indígenas no era perfecta y resultaba bastante difícil.

  • El mito de la superioridad. Por ejemplo, en la capacidad técnica, el equipamiento de cañones, caballos etc. no fue tan crucial ya que el contingente castellano era numéricamente bastante reducido. Fue más impactante la trasmisión de enfermedades.146


El objetivo de este trabajo es ver los mismos hechos desde el otro lado, es decir dando voz a los indígenas e intentando ver como tratan la historia de los aztecas y el momento del encuentro. También se intentará ver hasta que punto nos ha llegado y sigue permaneciendo la visión de los cristianos acerca del encuentro entre ambas culturas, osea el alcance y la proyección de esos mitos de la conquista.

Los orígenes.

Para elaborar el pasado azteca y el momento de su colonización utilizaré fuentes historiográficas indígenas, tratando de analizar la mirada sobre su pasado, ya que el conocimiento acerca de esta cultura no proviene de la arqueología, (a diferencia de otras culturas), sino de fuentes escritas. Dentro de la documentación empleada estarán los códices aztecas, estos durante la conquista fueron destruidos por ser considerados manifestaciones de la cultura nativa, pero tras la misma se dieron cuenta de su utilidad, se promueven con fines administrativos y como fuente de conocimiento de las nuevas tierras. De hecho, los propios religiosos, incitarían la realización como por ejemplo fray Bernardino de Sahagún que elaboraría el llamado Códice Florentino147.

Sabemos que geográficamente los aztecas se sitúan en la altiplanicie central de México, rica en lagos y valles fértiles. Fue allí donde también se desarrollaron otras culturas como los texcocanos, tlaxcaltecas etc. Las primeras noticias que tenemos acerca de los aztecas son en relación a una peregrinación que realizaron cuyo destino era el valle de México. Estos inicios, al igual que en otros pueblos, tienen un carácter mitológico-legendario. Sobre este recorrido, una de la representaciones más destacas es la que se encuentra en la Tira de la peregrinación148, cuyo punto de partida lo sitúa en Aztlán. La ilustración adjuntada a continuación fue analizada por María Castañeda de la Paz.

En su trabajo explica que en la parte de la izquierda está representada una isla, que sería Aztlán, con 6 casas-barrios y un gran templo. Indica además la carencia de iconografía toponímica que sirva a los historiadores para interpretar el lugar. Sin embargo, en la parte de la derecha de dicha imagen si se reconoce Teoculhuacan, por el cerro torcido que lo rodea149. Por esta razón creo que la isla posiblemente tenga una señal toponímica que la identifique, la cual no se ha sabido reconocer o se trata de un lugar mítico-legendario.


En el templo, Castañeda de la Paz, interpreta una representación de flechas o caña de agua que lo identifica con la divinidad Amítitl, está en relación con las dos figuras sedentes a los pies de este. Estos dos personajes son reconocidos como pareja al estar situada una figura femenina (cuyo escudo la relaciona con la divinidad Chimalma), detrás de una masculina (que no se ha podido identificar). La autora interpreta que podría tratarse del sacerdote del templo dada su situación a los pies del mismo. En cuanto al personaje que rema infiere que podría ser la representación de los aztecas peregrinando, una figura cuyo color y recogimiento de pelo lo identifica con un sacerdote.150

En mi opinión, ya que Casteleda de la Paz no lo explica, habría que preguntarse, si ambas figuras masculinas son representaciones de sacerdotes, por qué se les muestra de forma distinta o si hay distintas categorías de sacerdotes cuya representación difiere.

Durante la peregrinación los aztecas entraron en contacto con la gente de Culhuacán, que eran de origen tolteca. La Crónica Mexicáyotl151 explica que el dios Huitzilopochtli ordenó a los aztecas que fueran a pedir la mano de la hija del rey de Culhuacán para convertirla en su diosa “Yaocihuatl” (la mujer guerrera). Después de sacrificar a la joven se llamo a su padre para que viniera a dar culto a su hija convertida en diosa, pero este se enfureció al ver lo sucedido. Así pues, huyendo de la gente de Culhuacán, los aztecas terminaron situándose en el islote de México-tenocthtiltlan y construyendo una gran ciudad. 152

La mayoría de las fuentes sitúan dicho acontecimiento en 1325 d.c aunque el Códice Ramírez153 lo data en el 902. Tanto en la Crónica Mexicayotl como en el Códice Ramírez he comprobado que coinciden en que fue entonces cuando se eligió al primer señor, cuyo nombre era Acamapichtli.

Una vez asentados los aztecas, según narra el Códice Ramírez, sufrieron presiones por parte de los Azcapotzalco. Estas imposiciones, a veces aumentando los tributos, continuarían tras la muerte de Acamapichtli, el primer señor, que fue sucedido por su hijo Huitzilihuitl y este a su vez por su hermano, Chimalpopoca. Al dirigente de los Azcapotzalco, Tezozomoc, le sucedió su hijo Maxtlatzin, el cual no simpatizaba con los aztecas y mando asesinar al jefe azteca Chimalpopoca. Los aztecas debido a tal acontecimiento tuvieron que elegir como rey a Itzcoatl, hermano del rey asesinado. Este rey no sabía si aceptar a los Azcapotzalco o revelarse contra ellos, entonces un joven llamado Tlacaécel le aconsejo optar por la guerra y establecer alianzas con otros pueblos, oprimidos por los Azcapotzalco, para así poder vencerlos. La estrategia dio resultado y le facilitó ser consejero. A partir de este momento se irán sucediendo distintos reyes y consolidándose así la posición del pueblo azteca.154

El encuentro entre las dos culturas.

Tras este breve resumen sobre la historia azteca prehispánica, nos centraremos en el momento de la colonización. Los testimonios con los que se cuenta sobre los aztecas van desde cantares, que fueron puestos por escrito años más tarde, a pinturas con glifos indígenas, como el lienzo de Tlaxcala que muestra la relación de los tlaxcaltecas con los conquistadores. 155

En estos primeros momentos el monarca azteca era Montecuhzoma, el cual, según los textos indígenas, creía que Cortés y su grupo eran dioses, pero pronto estos empezarían atacarlos y los llamarían “popolocas”, nombre que otorgaban los aztecas para designar a aquellos que consideraban bárbaros.

Los aztecas antes de la llegada de los colonizadores habían tenido una serie de presagios acerca de la llegada de los dioses. Cuando Montecuhzoma y sus consejeros conocieron la presencia de seres extraños en las costas del golfo no sabían si se trataba del dios Quetzalcoatl. Los informantes de Sahagún dicen que los aztecas enviaron mensajeros con dones a tratar con los forasteros por petición de Motecuhzoma, y además el monarca mando realizar sacrificios en honor a los dioses. Pero al no estar seguro envió magos para causar algún mal a los conquistadores para que no se acercaran más.156

El viaje de los cristianos al valle de México es recogido por los Sahagún, pero también figura en la historia de Tlaxcala de Muñoz Camargo157. Los tlaxcaltecas recibieron a los extranjeros pero pronto empezarían las intrigas contra la gente de Cholula y los mexicas. En relación a la matanza realizada en Cholula hay diferentes versiones, Sahagún recoge que fue por el odio de los tlaxcaltecas hacia los cholutecas. Sin embargo, la historia de tlaxcala dice que los cholultecas fueron aniquilados por no someterse a Cortés y por asesinar al embajador tlaxcalteca, que había intentado que los cholutecas se aliaran a los conquistadores. Esta ultima versión no se corrobora en otras fuentes y el investigador León-Portilla sostiene que sería una justificación por parte de los tlaxcaltecas.158

Siguiendo el Códice florentino159, se cuenta que los cristianos tras el suceso de Cholula y junto a los tlaxcaltecas, ejemplo de una de las alianzas entre indígenas y conquistadores, continuaron hacia el valle de México. Nuevamente Motecuhzoma envió más mensajeros haciéndoles entrega de numerosos objetos de oro, intentaba frenarles, pero aún así los exploradores siguieron su marcha. El Códice Ramírez se recoge como antes de llegar a la ciudad azteca se encontraron con la gente de Tezcoco, los cuales se aliaron a ellos y apuntan que Cortés visitó la ciudad de Tezcoco160, pero esto último difiere con respecto a otras fuentes ya que tratan solamente la marcha de los cristianos hacia Ixtapalapa y desde allí a la capital azteca.

En cuanto a la llegada de Cortés a México-tenochtitlan, el Códice Florentino describe como aparecieron los conquistadores por el sur, la estancia misma de estos en la capital azteca y el interés por hacerse con el oro guardado en la casa del tesoro. Poco después se narra en este documento como se hizo prisionero al rey azteca, hecho que es corroborado en otras fuentes escritas como este párrafo:

tomando por achaque que cuauhpopoca señor de mextitlan, había muerto un cristiano, fingiendo que le cargaba al Motecuzuma la culpa y no la castigaba, dio orden de prenderlo en sus palacios”161.

Como bien se nos ha transmitido por la historiografía vencedora, al poco tiempo Hernán Cortes se tuvo que marchar a combatir contra Pánfilo Narváez, enviado por Diego Velazquez con el encargo de arrebatarle el poder. Fue entonces, con la ausencia de Hernán Cortés, cuando sucedió la famosa matanza del templo mayor en las fiestas de toxcatl.

Mientras se esta gozando de la fiesta, ya es el baile, ya es el canto, ya se enlaza un canto con otro, y los cantos son como un estruendo de olas, en ese preciso momento los hombres de castilla toman la determinación de matar a la gente. (...)Vienen a cerrar las salidas, los pasos, las entradas: la entrada del águila, en el palacio menor (…).Y luego que hubieran cerrado en todas ella se apostaron: ya nadie pudo salir.”162

Tal acontecimiento también aparece representado pictóricamente en el Códice de Duran163. Los aztecas ante tal suceso reaccionaron rebelándose y los conquistadores tuvieron que refugiarse. Obligan al prisionero Montecuhzoma a enfrentarse a los aztecas para someterlos a vasallaje. Según se nos ha transmitido los aztecas reaccionaron ante tal discurso en contra de su rey, el cual recibió una pedrada y murió, pero otras fuentes difieren de esta versión, como el citado códice Rámirez:

muerto el sin ventura motecuzuma, al cual pusieron el día antes en un gran asalto (...) dicen que le dieron una pedrada; mas aunque se la dieron no le podían hacer ningún mal porque había ya más de cinco horas que estaba muerto, y no falto quien dijo que porque no le viesen herida le habían metido una espada por la parte baja, con el cual achaque comenzaron a dar voces los españoles que habían muerto a su rey”164.

Otra versión de los hechos, igualmente contraria a la transmitida, fue la obtenida de una entrevista realizada por Gonzalo Fernández de Oviedo, a Juan Cano, que incluiría en su obra Historia general y natural de las Indias:165

Montezuma murió de una pedrada que los de fuera tiraron, lo cual no se hiciera si delante de él (...) e no creer que allí estaba Montezuma, le dieron una pedrada, de que murió”166

Pasados unos días, los españoles, se prepararon para abandonar la ciudad, pero fue entonces cuando tuvo lugar la conocida “Noche Triste”. Los conquistadores que escapaban por la calzada sufrieron un asedio, los guerreros aztecas victoriosos tras este acontecimiento se repartieron el botín de guerra. Al abandonar los cristianos la ciudad se celebran fiestas en la ciudad y se elige como rey a Cuitlahuac, hermano de Montecuhzoma. Las fuentes indígenas relatan que al poco tiempo se originó entre la población una enfermedad llamada hueyzahuatl, actualmente se piensa que era la viruela.167 Hernán Cortés y su grupo volvieron, desembarcaron y poco a poco fueron penetrando al interior de la ciudad168.

El pueblo de tecnochcatl, que estaba asediado por los conquistadores, se refugian en Tlatelolco. Miguel León-Portilla indica que varias son las fuentes indígenas que tratan la rendición de la ciudad azteca. Por un lado esta los informantes de Sahagún, que dicen que Cuauhtemoc se entregó a los españoles y describen la tragedia que sufrió la ciudad. Otro testimonio viene de la XIII relación de Alva Ixtlilxochitl, en el que describe la conversación entre Cuauhtemoc y Cortés y la muerte del rey azteca en manos de Cortés. Y una última fue la VII relación de Chimalpain, que describe como Cortés sometió a todos los aztecas para obtener el oro y el resto de los tesoros que poseían.169

Por la crónica mexicayotl sabemos que Cortés bautizó al rey Cuauhtemoc; posteriormente, fue juzgado siendo condenado a muerte junto a otros personajes importantes. Los sucesores que elegiría Cortés son los que junto a Cuahtemoc fueron preguntados, como aparece en el códice Florentino, por el oro. Ambos también fueron bautizados y sus nombres fueron cristianizados estos eran: Juan Velazquez Tlacotzin, que fue el primero designado, y Andrés de Tapia Motelchihtzin, elegido tras la muerte de Tlacotzin. Volviendo a la crónica mexicayotl, esta cita todos aquellos que fueron posteriormente puestos por Hernán Cortés para ocupar ese cargo, la mayoría de ellos murieron acompañando a los exploradores en las expediciones que estos continuaron haciendo.

Lo sucedido con el pueblo azteca tras la conquista, no es recogido en los códices utilizados, pero si se conoce por parte de la historiografía vencedora, por la obra historia de tlaxcala y aquella que al poco tiempo de la conquista criticaba el trato dado por parte de los exploradores a dichos nativos. En la historia de tlaxcala se explica como fueron evangelizados los nativos en 1524 por unos frailes de la orden de San Francisco.170

Los códices no recogen datos sobre la demografía azteca, ni lo que supuso este impacto, por lo que no se puede comparar con las cifras de muertos dadas por Hernán Cortés. Hemos podido constatar, que las fuentes basadas en la visión azteca, nos muestran un relato diferente que nos sirve para refutar los mitos de la conquista expuestos al inicio del trabajo.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconLa Historia Atlántica y las nuevas tecnologías

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconPropósito: Familiarizar al participante con las nuevas tecnologías...

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconLas nuevas tecnologías en la información y comunicación: ¿para bien o para mal?

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconNuevas tecnologías para prevenir enfermedades

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconNuevas Tecnologías en Biológicos para Aves

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconFactibilidad de implementación de nuevas tecnologías en la agroindustria mexicana

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconNuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación | Lic. Jorge Arroyo

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías icon¿El uso de nuevas tecnologías informáticas ha influido de manera...

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías icon¿El uso de nuevas tecnologías informáticas ha influido de manera...

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconResumen la organización de un curso basado en nuevas tecnologías...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com