La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías




descargar 1.35 Mb.
títuloLa Historia Atlántica y las nuevas tecnologías
página9/22
fecha de publicación05.02.2016
tamaño1.35 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   22

Declive de la hegemonía del Imperio y surgimiento de una nueva sociedad.

A partir de este momento, con la concentración del problema araucano y el fin de la guerra en Europa, hay una muestra (más aceptable) de sumisión por parte de los indígenas. Sin embargo, esto no significaba que estuvieran de acuerdo con la presencia de los españoles sino que lo hacían para que no destruyesen sus sembrados y se les permitiera hacer cosechas. Esto también podía deberse a que así se podían relajar un poco y poder rearmarse con tiempo para un futuro golpe a los españoles216.

No obstante, en cierta medida estos indígenas “acorralaron” a los españoles, obligándoles buscar una alianza que se tradujo en la convivencia pacífica a partir del s. XVII hasta la llegada de las paces de Quillín (firmadas en enero de 1640) 217. Con ese “pacto colonial” se empezaron a dar otras formas de relaciones, más propias de un espacio fronterizo compartido por dos sociedades diferentes pero dispuestas a convivir bajo condiciones favorables a las dos. De este modo se producen articulaciones sociales y económicas muy dinámicas que se reflejan hasta mediados del s. XIX (cuando se produce la independencia de Chile).

Por otro lado, esta guerra trajo consigo, por parte de los reche, la transformación de la sociedad porque la incorporación del caballo y el ganado a sus prácticas económicas iniciaron un cambio de transformación, tanto social como económica. Esto a su vez, fue un vector de transculturación218 ya que los indígenas, acabaron transformando con la paz, su antigua “economía recolectora en una economía productiva basada en la carne, la sal y los textiles, pero que demandaba también una serie de consumos que habían adquirido del español” ya que esto podía asegurar condiciones más favorables para el desenvolvimiento de la economía y sentaba las bases para los intercambios entre las dos culturas219.

Por parte de los españoles, si este periodo de paz fronteriza se dio es porque hubo un cambio (por parte de éstos) en las técnicas de sometimiento y de dominación220. Muchos presumían que la guerra era “producto de sus propios excesos y pecados, invadiendo el sentimiento de culpa a sus espíritus”221.

Con estos cambios, favorecidos por la paz fronteriza, se dio una nueva dirección en la política que se llevaría a cabo en la zona, cambiando la política ofensiva por la defensiva, a través de la política de Parlamentos y la de la Misión. Esta última sería llevada a cabo por los jesuitas como el padre Valdivia y se produce porque éste presionó al monarca español para que en esa guerra defensiva que se estaba llevando a cabo, hubiera un esfuerzo evangelizador de los indígenas, a parte de la política de Parlamentos que se estaba llevando, consiguiendo la aprobación real en 1612222.

Con estas transformaciones económicas, políticas y en las estructuras de organización (en donde esas comunidades independientes se transforman en un agregado sociopolítico mayor) que tuvieron lugar en los siglos XVI y XVII, acabara surgiendo un producto histórico, que es el concepto de mapuche y de etnia mapuche que sustituirá el nombre de las comunidades reche.223.

Según Sergio Villalobos “el sistema de relaciones fronterizas había producido una compenetración de los dos pueblos en todos los aspectos. Comenzó haber una asimilación y penetración espontánea que determinaron muchos cambios en los indígenas y llevaron estos a reducir su resistencia y, finalmente, a aceptar de alguna manera la intromisión hispana y chilena”224. No obstante, los indígenas no disminuyeron su resistencia porque, aun con las modificaciones en las relaciones entre ambas culturas, seguían existiendo relaciones de poder, voluntad de dominación y estrategia de sometimiento. Sin embargo, los indígenas cambiaron su modo de hacer la guerra, cambiando su resistencia militar por una resistencia comercial. Boccara defiende que “de tanto querer someter [los españoles] a una población [los reche] terminaron generando una nueva entidad e identidad étnica225.

Este cambio de la política por parte de los españoles significó la disminución de su enorme fuerza militar debido a la escasez de dinero de en las arcas que impidió mandar más hombres a una empresa que se daba ya por fracasada. Por otro lado, con la derrota de la Armada Invencible en 1588 y los reveses sufridos por España durante los últimos años del reinado de Felipe II, sumado a la cuestión de Chile, “generó un optimismo que contribuyo a reforzar la sensación de su vulnerabilidad y a inspirar la esperanza de que los días de la hegemonía hispánica estaban tocando a su fin226.

Todo ello significó el comienzo de un declive sobre el gran imperio español, aunque la fuerza de esta enorme potencia siguió manteniéndose firme hasta mediados del s. XVII. Este declive también se ve por las sucesivas bancarrotas que España sufrió a principios del s. XVII, causada por los frentes abiertos que se tenían y por la disminución de los envíos de plata procedentes de las Indias causado por el aumento de la piratería y el contrabando o por el fracaso de tener para sí el monopolio comercial del Nuevo Mundo ya que otras potencias como Inglaterra, los Países Bajos o Francia desarrollaron su marina para introducirse en los territorios coloniales de América para establecer el comercio que los españoles consideraban ilegal o por el fracaso de detener a los piratas y corsarios que atacaban a sus flotas.

Conclusión

A través de estas líneas hemos querido proponer una reflexión alternativa a la corriente habitual de la historiografía, y es la incidencia que tiene la cuestión americana, y en particular la zona araucana, en el inicio de la decadencia política de la España Imperial. Frente a una visión en exclusiva eurocéntrica del siglo XVI español, es evidente el celo con el que la Corona defiende el monopolio americano desde el mismo inicio de la presencia española en el Nuevo Mundo, manifestado a través de instituciones como la Casa de Indias, la casa de Contratación o el posterior Consejo de Indias, puesto que los Austrias mayores conocen perfectamente el peso que tiene el comercio americano en el sostenimiento de su política europea.

En esta línea argumental cabe contextualizar la guerra de Arauco, un territorio aparentemente pobre (al menos, en comparación de las riquezas ofrecidas por Perú o México) de difícil acceso, protegido por el desierto de Atacama y flanqueado por los Andes y el océano. El celo y tesón que ponen los españoles en su conquista cabe explicarlo por el deseo de la Corona y de Perú de cerrar la frontera sur y protegerla de la posibilidad de que los británicos establezcan un enclave comercial que desmonte toda la estructura colonial española, cuya base era el monopolio de la Corona. Sin embargo, a pesar de los constantes intentos de los gobernadores de Chile por someter a los reche, los españoles no fueron capaces de mantener un control efectivo y sostenido del territorio, debiendo solicitar constantes ayudas de Perú y de la Corona en momentos en los que tanto la Corona en Europa como los gobernadores en la explotación del territorio precisaban de esos recursos, por lo que siempre fueron prometidos y nunca enviados y el resultado fue la guerra más larga de la Conquista de América y una sucesión de derrotas. Como resultado de esto, los indígenas consiguieron lo que más ansiaban, que era eliminar al invasor de la zona y consolidar así su independencia cultural frente a España, a diferencia de lo que ocurrió en otras zonas de Hispanoamérica.

Uno de los aspectos que más llama la atención es la resistencia que presenta el pueblo reche a la aculturación española, algo que sorprende si tenemos en cuenta que entidades culturales mucho más sólidas desde el punto de vista político, religioso o conceptual habían sido influenciadas a través del lenguaje, el sincretismo religioso o la superposición de estructuras políticas. Nosotros entendemos que, junto a la explotación económica y las instituciones coloniales españolas, comunes en otras zonas del continente americano, es el peso de la tradición de los reche lo que les da ese aspecto diferencial frente a otras culturas prehispánicas, además de su capacidad de unión homogénea en momentos de amenaza común, inusual en otros pueblos de la América hispana, lo que hace que constantemente los gobernadores peruanos o desde España se considere que con aportaciones mucho menores de tropas se puede conseguir el sometimiento de los reche. El resultado será una guerra defensiva, en la que los reche controlan la iniciativa, el terreno y todos los aspectos positivos de la confrontación por lo que, cuando las diferencias de tecnología bélica sean superadas, la balanza se incline a su favor.

Uno de los aspectos en los que rara vez se incide es en esta última consideración. ¿Cómo consiguen los reche aprender las tácticas militares españolas e incluso superar con cierta rapidez su aversión ante el armamento de fuego o los caballos?. Creemos que los británicos, cuya presencia en la zona consideramos documentada para estas fechas podrán ser la respuesta, lo que impulsaría la tesis de que, además de una cuestión comercial, estaríamos hablando de un segundo frente propiciado y sostenido por los británicos.

Sin embargo, las consecuencias de la derrota española no fueron definitivas por diversas causas. En primer lugar, porque la capacidad galvanizadora de los reche y su unificación bajo la supremacía del toqui227 se limitaba al periodo de guerra, por lo que los aspectos positivos se perdían con la llegada de la paz. En segundo lugar, porque los británicos, llegada la paz con los españoles, se centran en la conquista de América del norte, fuera de la influencia española y en dura pugna con los franceses, y en el Caribe, siendo la zona de Chile una zona más lejana y de difícil acceso, cosa que los británicos ya habían constatado desde la Circunnavegación de Drake en el siglo XVI. Junto a ello, los españoles siguieron intentando dominar el territorio pero de una forma diferente: a través de la política (los Parlamentos) o la religión (a través de misioneros jesuitas). Sin embargo, los reche no se sometieron sino que siguieron luchando para que esa independencia perdurase. Este debate se sostuvo hasta entrado el siglo XIX.

Más tarde, en el s. XIX, los mapuche228 ayudan a los chilenos a independizarse de la metrópoli a cambio de que aceptaran su independencia. Al principio este pacto se llevó a cabo, pero en la segunda mitad de siglo, los chilenos idearon un plan de expansión estatal sobre el territorio mapuche. Con esta política de colonización terminaron por usurpar muchas de sus tierras y acabaron por marginarlos hasta tal punto, que hoy en día siguen reivindicando sus derechos y su independencia.

Por último, con este trabajo se ha querido establecer nuevas ideas sobre la guerra de Arauco y con lo expuesto se ha querido reflejar la importancia que tiene esta zona de Chile para la Monarquía hispana que se puede observar por la insistencia de gobernar el territorio araucano por los españoles hasta el s. XIX y posteriormente, la importancia que ha tenido para el Estado chileno. Además, es muy interesante, ver cómo una serie de tribus independientes entre sí se reúnen en una unidad (los reche) para eliminar un objetivo común, bajo un sólo líder, que sólo dirigiría al resto en época de guerra y cómo esta sociedad se transformó en poco tiempo de una sociedad guerrera a una sociedad comercial.

Bibliografía y recursos Web.

La lucha del pueblo mapuche: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=110903

AMORES CARREDANO, Juan B. : Historia de America Ed. Ariel, Barcelona, 2006 pag 575

BARROS ARANA, DIEGO: Historia General de Chile, vol. 3, Barcelona, Linkgua, D.L. 2010

BOCCARA GUILLAUME: Etnogénesis mapuche: resistencia y reestructuración entre indígenas del centro-sur de Chile (siglos XVI-XVIII), Hispanic American Historical Review nº 79 vol. 3 (1999)

BOCCARA, GUILLAUME: Notas acerca de los dispositivos de poder en la sociedad colonial-fronteriza, la resistencia y la transculturación de los reche-mapuche del centro-sur de Chile (XVI-XVIII), Revista de Indias, vol. LVI, nº 208, 1996, pp 659-692

CARLOS LÁZARO ÁVILA: La diplomacia de las fronteras indias en América, en Relación de monografías editadas en CD-ROM de José Andrés-Gallego (coord.), Madrid, 2000, pág 37-38

CLAUDIO GAY: Historia física y política de Chile, tomo II, Paris (1854) pág 165

ELLIOTT, J. H.: España, Europa y el mundo de ultramar, Madrid, Taurus, 2009

FERNÁNDEZ DOMINGO, E. Las resistencias a la penetración del estado moderno en Chile en el siglo XIX: de la resistencia militar a la resistencia político-cultural de los mapuches. Pandora nº 8. París, 2008

FREDES, CARLOS: Historia de Chile, Madrid, Ed. Cultural, 2008

GAY, CLAUDE: Historia física y política de Chile, París, 1854 

LANGE, MATTHEW; MAHONEY, JAMES; VOM HAU, MATTHIAS: Colonialism and Development: A Comparative Analysis of Spanish and British Colonies, The American Journal of Sociology, vol. 111, nº 5 (March 2006), The University of Chicago Press, pp. 1412-1462

M. HAMLIN, William: Drake, Harriot, and Raleigh in the Americas; Journal of the History of Ideas, Vol. 57, No 3 (Jul. 1996)

PINTO RODRIGUEZ, JORGE: La formación del Estado y la Nacion y el Pueblo Mapuche: de la inclusión a la exclusion, DIBAM, Santiago, Chile, 2003


  1. Legitimaciones de la esclavitud. Iglesia y racismo.

Pablo Romero Pellitero

During the 16th century, the slavery revitalizes. The development of this phenomenon will be of great importance in the course of the following centuries. In this article, I will try to outline some of the circumstances which relate this international phenomenon with the Church, regarding its actions and doctrines. This article approaches the presence and coexistence of slavery and Christianity (a brief look at the existence of slavery in the Christian world before the Modern Age). One of the main topics is the ideological line of argument which justified and allowed the development and survival of the institution (slavery). Because of this reason, one of the key sections is the one which refers to the development of a whole casuistry which legitimized the practice of slavery. Moreover, it will be taken into account the differences and thinking between Dominicans and Jesuits, since they propose two different models of dealing with the slavery issue.

Durante el s.XVI, principalmente, se asiste a la revitalización de un fenómeno tal como la esclavitud, cuyo desarrollo tendrá grandísima relevancia en los siglos posteriores. El presente trabajo trata esbozar algunas de las circunstancias que interrelacionan este fenómeno de carácter internacional con la Iglesia, en su actuación y doctrinas. Se trata la presencia y convivencia de la esclavitud con la historia del cristianismo (breve repaso de la existencia de la esclavitud en el mundo cristiano previo a la Edad Moderna). Un tema central es la argumentación ideológica que justificó y permitió el desarrollo y pervivencia de la institución (esclavitud). Por ello un apartado clave es el referente al desarrollo de toda una casuística que legitimaba la práctica de la esclavitud. Además se tendrá muy presente las divergencias y corrientes entre Dominicos y Jesuitas, que plantean dos modelos de afrontar el problema de la esclavitud”.

Palabras clave: esclavitud, cristianismo, legitimación, jesuitas, historiografía.

Durante el siglo XVI, principalmente, se asiste a la revitalización de un fenómeno tal como la esclavitud y cuyo desarrollo tendrá grandísima relevancia en los siglos posteriores. El presente trabajo trata de esbozar algunas de las circunstancias que interrelacionan este fenómeno de carácter internacional con la Iglesia, en su actuación y doctrinas. Abordar la cuestión de la esclavitud, y en este caso más concretamente en relación con África, es siempre un tema bastante complejo, característica que arrastra desde su inicio y que por tanto ha generado una historiografía bastante controvertida. La historiografía tradicional suele marginar algunos sectores sociales, así como algunos sectores profesionales aunque estos hayan tenido una labor trascendental en la trayectoria de la humanidad, en ese punto estamos, a pesar de la importancia directa sobre la economía, la política y la cultura en América, África y Europa229.

La esclavitud como tal es un fenómeno bastante antiguo, su existencia puede rastrearse desde la aparición de sociedades. Por lo general se trataba de una esclavitud doméstica con la cual se ampliaba la capacidad de trabajo de la familia mediante el empleo de trabajadores sin relación de parentesco. Esto último es la principal diferencia que mantiene la esclavitud con la servidumbre230.

La esclavitud existía en África previamente a esta etapa, aunque antes del tráfico negrero atlántico era una institución tanto allí, como en la Europa medieval cristiana, sin gran relevancia.231 Por tanto, pensar en la esclavitud de los negros africanos como consecuencia de “El Descubrimiento” supone un gran error, lo único cierto es que el número de esclavos durante la Edad Moderna supera con creces al que se dió durante la Antigüedad y la Edad Media, períodos durante los cuales destacó, como nos indica Herbert S. Klein, la ruta del Sahara que, junto a mercancías varías, fue testigo del paso de estos esclavos hacia el mundo mediterráneo. Además junto a este comercio exterior, existía uno interior vinculado a los regímenes esclavistas situados en la franja subsahariana, pero estos no fueron la tónica común, además de que su pervivencia en el tiempo fue breve232.

Así pues, el objetivo de este trabajo es abordar la esclavitud partiendo desde este origen, que es el establecimiento de portugueses y castellanos en el continente americano. Lo que en este estudio se intenta poner de relieve es la vinculación y papel de la Iglesia en una cuestión de tal calibre, que resulta impensable que cualquier Estado o institución de relieve no estuviese en relación con ella.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   22

similar:

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconLa Historia Atlántica y las nuevas tecnologías

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconPropósito: Familiarizar al participante con las nuevas tecnologías...

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconLas nuevas tecnologías en la información y comunicación: ¿para bien o para mal?

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconNuevas tecnologías para prevenir enfermedades

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconNuevas Tecnologías en Biológicos para Aves

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconFactibilidad de implementación de nuevas tecnologías en la agroindustria mexicana

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconNuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación | Lic. Jorge Arroyo

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías icon¿El uso de nuevas tecnologías informáticas ha influido de manera...

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías icon¿El uso de nuevas tecnologías informáticas ha influido de manera...

La Historia Atlántica y las nuevas tecnologías iconResumen la organización de un curso basado en nuevas tecnologías...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com