Programación de aula




descargar 275.84 Kb.
títuloProgramación de aula
página6/6
fecha de publicación29.02.2016
tamaño275.84 Kb.
tipoPrograma
b.se-todo.com > Historia > Programa
1   2   3   4   5   6

Conocimientos previos. En primer lugar haremos un breve sondeo de conocimientos previos en el grupo para conocer su nivel de aproximación al concepto de mapa mental. Tras una primera indagación, completaremos y corregiremos su percepción sobre este procedimiento, asociando los nuevos conocimientos al ejemplo elaborado por el profesor, que podrán analizar en el aula. (apéndice 1).

  • Pautas. A continuación mostraremos y explicaremos con el apoyo del retroproyector las pautas a seguir para crear un mapa mental. Crearemos uno entre toda la clase en la pizarra con la ayuda del profesor. Las pautas a seguir serán las siguientes:



  • Idea principal. Que colocaremos en el centro del mapa.

  • Lluvia de ideas. Los conceptos más importantes que se puedan relacionar con la idea central se escribirán alrededor de ésta. Después se seguirán escribiendo más conceptos que se relacionen a su vez con los secundarios que salen de la idea principal.

  • Organización y agrupamiento. Una vez concluida la lluvia de ideas procederemos a elegir y organizar los principales subcentros que parten de la idea central, y a continuación las secundarias, e incluso terciarias con los conceptos más específicos. Las ideas que forman las ramas principales se denominan IOB o Ideas Ordenadoras Básicas, que nos facilitan orientarnos dentro del mapa.

  • Palabras claves. Debemos condensar los conceptos en palabras o proposiciones breves que permitan sintetizar las ideas.

  • Imágenes. Las imágenes, ya sean fotos, símbolos o dibujos, son recordadas con mayor facilidad que las palabras, por este motivo el centro debe ser una imagen visual fuerte para que todo lo que está en el mapa mental se pueda asociar con él. El resto de conceptos también debería estar asociado a una imagen para que sea recordado con mayor eficacia. Para hacerlo deberemos desarrollar nuestra creatividad.

  • Colores: Se recomienda colorear las líneas, símbolos e imágenes, debido a que es más fácil recordarlas. Mientras más color se use, más se estimulará la memoria, la creatividad y la motivación.

  • Asociación: Todos los aspectos que se trabajan en el mapa deben ir asociados entre sí, partiendo desde el centro del mismo, permitiendo que las ideas sean recordadas simultáneamente.

  • Resaltar: Cada centro debe ser único, mientras más se destaque o resalte la información, ésta se recordará más rápido y fácilmente.

  • Mapas Mentales por tríos. Los alumnos realizarán en tríos un mapa mental sobre el tema que ellos elijan. Escribirán los conceptos principales y secundarios en post- its pequeños que podrán mover fácilmente de un lado a otro del mapa para ubicarlos donde consideren más conveniente. El profesor corregirá y resolverá las dudas que vayan surgiendo durante el proceso, para que una vez concluido el proceso puedan escribir y dibujar en la propia cartulina.

  • Evaluación. Finalmente serán expuestos en la pared del aula para que todos analicen los ejemplos de sus compañeros, evaluándose unos a otros, y por último pongan en común sus conclusiones.


Segunda sesión


  • Estudio previo para el Mapa Mental sobre la Prehistoria. De nuevo se formarán los mismos grupos del día anterior, y con la ayuda de los post its sobre un folio podrán ir decidiendo las ideas del mapa, su jerarquía y su estructura final. Plasmarán el boceto de mapa sobre el folio, escribiendo los conceptos y uniéndolos con líneas. Probarán algunos dibujos o símbolos que les sugieran los conceptos, así como los colores de las ramas del mapa.

  • Elaboración de los Mapas Mentales sobre la Prehistoria. A continuación plasmarán el mapa sobre la cartulina, primero con lápiz, y después con rotuladores, con distintos colores e imágenes asociadas a los conceptos (apéndice 2).

  • Evaluación conjunta. Para concluir se pegarán los trabajos finales por las paredes de la clase para que los demás compañeros puedan analizar los trabajos de sus compañeros, y así extraer conclusiones e ideas para próximos trabajos. Después se pondrán en común las reflexiones para ser compartidas.


5ª ACTIVIDAD
Refuerzo y ampliación del conocimiento


JUSTIFICACIÓN
Los alumnos, en constante interacción con sus compañeros y con el profesor, han asimilado los nuevos conocimientos construyéndolos de forma significativa a partir de unos inclusores relevantes –en nuestro tema, la Prehistoria, son el tiempo y la evolución- y han profundizado en ese conocimiento; lo han analizado e intentado comprender, han hecho síntesis globales y han realizado interpretaciones y comparaciones con el conocimiento inicial; han ido resolviendo problemas y han trabajado estratégicamente -a través de diversas actividades- con la imprescindible ayuda o “andamiaje” proporcionado por el profesor, que ha sido paulatinamente retirado con el objeto de que alcancen mayor autonomía y control en su aprendizaje.

Y por fin llegamos a esta 5ª actividad, una actividad de ampliación de conocimiento en la que se buscará reforzar y ampliar los conocimientos adquiridos sobre la Prehistoria para analizar y comprender la importancia de los avances tecnológicos y los descubrimientos en la evolución del hombre y en su control del medio.

El descubrimiento del fuego, la evolución del hombre desde el “homo habilis” al “homo sapiens sapiens”, armas de piedra y hueso, mamuts, misteriosos monumentos megalíticos y pinturas rupestres…todos estamos de acuerdo en que la Prehistoria es un tema de estudio apasionante. ¿Cómo podríamos conseguir que los alumnos visualicen, toquen incluso, en fin, se convenzan de que todas esas maravillas existieron y no quede todo en polisílabos impronunciables y en las fotos del manual? Pues bien, como la máquina del tiempo queda un poco lejos –paciencia, todo se andará-, una visita al Museo de San Isidro puede ayudar, y de qué manera, en hacer más significativo (como decía Ausubel) el aprendizaje de nuestros alumnos.

El Museo de San Isidro (Plaza de San Andrés, 2) nos va a brindar la posibilidad de admirar la colección de restos arqueológicos que conserva la Comunidad de Madrid, y como rasgo diferencial y muy motivador para los alumnos –y para los profesores, cómo no- ofrece la posibilidad de visitas guiadas y talleres de Arqueología Experimental. En estos talleres los alumnos podrán ver de cerca e incluso tener en sus manos todo tipo de herramientas, armas u objetos artísticos que son réplicas casi exactas de los originales prehistóricos. Es una forma idónea para que aprendan a conocer y distinguir los distintos tipos de herramientas creadas y utilizadas por el hombre durante la Prehistoria.
El taller, impartido por dos jóvenes arqueólogos, comienza con una pequeña exposición que será un buen refuerzo de las explicaciones y actividades ya hechas en clase, a la vez que situará a los alumnos en la cronología de la Prehistoria. Los monitores proyectan un breve vídeo sobre la caza en la Prehistoria en el que ellos mismos aparecen utilizando la honda, boleadoras, lanzas y arco y flechas; muestran las piezas y explican cómo se fabricaban –son piezas que en muchos casos confeccionan ellos mismos- ; dejan que los alumnos las manipulen con cuidado, les plantean cuestiones acerca de sus usos y realizan una pequeña actividad en la que los alumnos deberán ordenarlas cronológicamente; pintan un mural con las manos de los alumnos utilizando un “aerógrafo” prehistórico; e incluso hacen fuego con los métodos de nuestros antepasados –quizás la actividad “estrella”, digna de verse-. La visita finaliza en una sala en la que las piezas originales están ordenadas cronológicamente en vitrinas, y donde podemos ver por ejemplo un cráneo de elefante prehistórico encontrado en Orcasitas.

La salida tiene sin duda un grandísimo valor pedagógico; es divertida y altamente motivadora. Los alumnos se sienten muy motivados a la hora de realizar actividades fuera del marco escolar. Esto debe ser tenido en cuenta por el profesor, que deberá procurar que la actividad sea provechosa.

La metodología que se utilizará para esta actividad de ampliación del conocimiento será la de evaluación por carpetas. Este tipo de evaluación incide en el trabajo estratégico y ayuda al alumno a tomar conciencia de su propio proceso de aprendizaje. Además, se propondrá la realización de un trabajo en grupos cooperativos; el método elegido para ello será el del Rompecabezas II –con alguna variante-.

En esta (larga) actividad los alumnos deberán tomar decisiones con bastante autonomía acerca de qué procedimientos emplear, cuándo hacerlo, qué incluir o no en sus carpetas, etc. En definitiva deberán hacer un uso estratégico del conocimiento, en la línea del constructivismo social de Vigotsky, ya que se trabajará además en grupos cooperativos. La importancia que le damos a los materiales y a la actividad en sí misma (los alumnos realmente van a poder “hacer cosas” en la visita al taller arqueológico) provienen de la metodología didáctica piagetiana.

CONOCIMIENTOS
Conocimientos conceptuales

  • La Prehistoria: estudio de sus etapas y estudio de las formas de vida y de la evolución del hombre a través de sus avances tecnológicos.

  • Arqueología Experimental: ligeras nociones adquiridas por medio de la observación directa en los talleres.


Conocimientos procedimentales

  • Planificación de la visita al Museo de San Isidro: localización, breve historia del museo, otras actividades que propone.

  • Recogida de datos “in situ” mediante fotografías, dibujos, notas por escrito.

  • Selección y análisis de los datos recogidos.

  • Contraste con conocimiento previo y búsqueda de nuevas informaciones que lo amplíen.

  • Análisis crítico de la importancia de la tecnología y de los descubrimientos en las formas de vida y en la evolución del hombre prehistórico.

  • Elaboración de trabajos (murales, ejes cronológicos, mapas conceptuales) en grupos cooperativos siguiendo el método de especialización en la actividad “Rompecabezas II”.

  • Exposición oral de los trabajos.

  • Utilización de la evaluación por carpetas, de forma reflexiva.

Ésta es una actividad muy completa en la que se trabajan todos los tipos de procedimiento que citan Juan Ignacio Pozo y Yolanda Postigo en “Los procedimientos como contenidos escolares”: buscar, analizar, comprender, organizar y comunicar la información. En esta actividad se usan procedimientos transversales como el mapa conceptual, la elaboración de murales, y otros específicos de las Ciencias Sociales (Historia / Conocimiento del Medio) como el eje cronológico.
Conocimientos actitudinales

  • Reconocimiento de la riqueza de nuestro patrimonio cultural y de la importancia de su conservación.

  • Reconocimiento de la importancia del conocimiento de nuestro pasado para conocer mejor el presente.

  • Cuidado por los materiales y respeto por el trabajo de los demás. Comportamiento cívico en la salida.

  • Reconocimiento y valoración del trabajo en equipo en la planificación y realización del estudio.

  • Valoración de las aportaciones de los demás compañeros.



PROCESOS, CAPACIDADES Y HABILIDADES

La metodología de evaluación por carpetas, en la que el trabajo del alumno es prácticamente autónomo, favorece los procesos de internalización del conocimiento a través de la reflexión sobre el propio aprendizaje y a través de la toma de decisiones individual. También se dará, entre el estímulo recibido por el alumno y su respuesta, una acción mediada (el profesor, que buscará estimular la “ZDP” y la inevitable mediación interpersonal entre los compañeros; recordemos que también se trabaja en grupo).

El trabajo en grupo contribuirá a desarrollar la capacidad de liderazgo en algunos casos, la empatía con los compañeros para sopesar cada opinión, además del necesario espíritu crítico.

AYUDA ESTRATÉGICA
Estamos en una actividad de ampliación del conocimiento, por lo que el profesor debe

procurar que sus alumnos tomen decisiones. El profesor proporcionará la “ayuda justa” para que el alumno se desarrolle y pueda alcanzar, en términos de Vigotsky, su “Zona de Desarrollo Próximo”.

Hemos elegido para esta actividad el procedimiento de evaluación por carpetas (explicado con detalle en la primera sesión) porque es idóneo para estimular el aprendizaje estratégico, la autorregulación y la autonomía en el aprendizaje. La evaluación por carpetas favorece el proceso de reflexión sobre el aprendizaje que sigue cada alumno. Cada incorporación del alumno en su carpeta es analizada y comentada con el profesor –y en algunos casos con los compañeros-, por lo que el profesor puede seguir de cerca los progresos individuales de cada alumno: se trabaja con borradores en lugar de hacerlo como de costumbre con productos finales. Al mismo tiempo el alumno irá ganando en autonomía, pues la toma de decisiones acerca de qué material selecciona o no para su carpeta le corresponde por entero a él. Este sistema fomenta la autoevaluación y la autorregulación del aprendizaje del alumno de acuerdo con los objetivos negociados previamente con el profesor, que tendrá una función sobretodo orientadora. El profesor circulará entre los grupos para orientar o resolver dudas; lo mismo hará con cada alumno a la hora de supervisar su carpeta individual.

Además de su carpeta individual, los alumnos realizarán un trabajo en grupo a elegir entre algunos aspectos del tema propuestos por el profesor (también explicado en la primera sesión). Los alumnos podrán escoger el trabajo que más les interese, y el profesor les dará bastante libertad a la hora de elegir los procedimientos adecuados, la forma de exponer los trabajos, etc. Como en el procedimiento de evaluación por carpetas, el profesor proporcionará recursos y actuará como facilitador. Circulará entre los grupos verificando que estén trabajando bien y les ayudará con las dificultades que encuentren.

MATERIALES


  • Cartulinas grandes para realizar los murales.

  • Fotografías o dibujos “bajados” de internet, folletos recogidos en la visita al museo, etc.

  • Bolígrafos, rotuladores, lápices de colores.

  • Tijeras.

  • Pegamento.

  • Una carpeta para cada alumno (carpeta-dossier).



TEMPORALIZACIÓN
La actividad se llevará a cabo durante cinco sesiones, pero posiblemente podríamos haber dedicado alguna sesión más al trabajo en grupo, y dependiendo del número de alumnos, a las exposiciones.

AGRUPAMIENTO
La elaboración de la carpeta-dossier es individual, mientras que los trabajos con exposición final se harán en grupo. Contamos con quince alumnos en el aula, por lo que se dividirán en tres grupos de cinco para los trabajos. El motivo por el que calculamos un número tan bajo de alumnos en el aula es porque ésta fue la actividad que grabamos: como éramos pocos, no quisimos subdividir el tema principal más que en tres partes (para tres grupos).

SESIONES DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE




  • Primera sesión: Presentación de la unidad y de la evaluación en carpetas. Preparación de la salida al Museo de San Isidro.

  • Segunda sesión: Visita al Museo de San Isidro para la recogida de información “in situ”.

  • Tercera sesión: Análisis de la información en grupos.

  • Cuarta sesión: Elaboración de los trabajos o informes de conclusiones y preparación de la exposición oral.

  • Quinta sesión: Comunicación a los compañeros y reflexión sobre el proceso de aprendizaje seguido.


Primera sesión

En esta sesión introduciremos a los alumnos en el trabajo de toda la unidad. Presentaremos los objetivos, contenidos, metodología de trabajo y criterios de evaluación. También se explicitará el sentido de la unidad y de la visita al Museo de San Isidro, todo ello para que los alumnos contextualicen lo que van a hacer y le den sentido, logrando así un aprendizaje más significativo.

En primer lugar, con la ayuda de algunos folletos que se pueden conseguir en el Museo, localizaremos éste (Plaza de San Andrés, 2) y haremos una breve introducción de su historia -creado en el año 2000 para albergar el patrimonio arqueológico madrileño, ocupa el lugar en que se alzaba el Palacio de los Condes de Paredes y donde la tradición sitúa la casa de San Isidro- y de lo que podremos ver en él. Como motivación haremos hincapié en la faceta lúdica de los talleres de Arqueología Experimental, haciendo ver a nuestros alumnos que no vamos a visitar un museo típico, sino que ellos podrán intervenir activamente y tocar incluso las réplicas del material prehistórico. Deberemos pues instarles a tener un comportamiento correcto y a respetar y cuidar los materiales.

Es importante en esta primera sesión que les expliquemos muy bien en qué consiste el método de evaluación por carpetas o portafolios pues es algo desconocido para ellos (anexo 1).

La evaluación por carpetas consiste en una selección de actividades y de trabajos de los alumnos que busca demostrar, por medio de la mejora progresiva, lo que son capaces de hacer en un área o contenido específico. Profesor y alumno, basándose en los objetivos didácticos, acordarán los apartados de la carpeta, que será individual –en nuestra simulación elaboraremos una como muestra entre todos, centrándonos especialmente en las actividades del grupo 3-. Será el alumno el que seleccionará los trabajos a incluir, de forma que se mostrará no sólo el producto final sino los borradores elaborados para conseguirlo. El análisis y reflexión de estos borradores (modelo en anexo 2) junto con el diálogo con el profesor –el alumno le entregará al finalizar cada sesión el trabajo seleccionado para su carpeta para que éste le ayude a avanzar- favorecerá la autoevaluación y autorregulación del proceso de aprendizaje del alumno.

Acto seguido el profesor, negociando con sus alumnos, confeccionará los grupos y adjudicará las actividades a realizar, que deberán ser expuestas oralmente al resto de compañeros en la última sesión. Haremos tres grupos:


  • Grupo 1. Se encargará de la planificación de la visita: localización, historia, etc. del Museo de San Isidro, información sobre los talleres de Arqueología Experimental, otras actividades… Se propondrá la elaboración de un mural.

  • Grupo 2. Confección de un eje cronológico de gran formato –en un mural- con los principales hechos y características del Paleolítico, Neolítico y Edad de los Metales.

  • Grupo 3. Relación entre los avances tecnológicos y la evolución del hombre en la Prehistoria. Los alumnos podrán elegir entre un mapa conceptual, un pequeño informe, etc.


También dedicaremos parte de la sesión a explicarles el método de aprendizaje cooperativo que van a seguir para sus trabajos de grupo. Es el “Rompecabezas II” con al

guna modificación, ya que es uno de los métodos más flexibles según Slavin. El Rompecabezas original fue diseñado por Elliot Aronson y sus colegas en 1978. El Rompecabezas II es una adaptación de Slavin (1986).

El funcionamiento del Rompecabezas es muy sencillo, es un método de especialización en el que cada grupo hará un trabajo final con un sub-tema propio, pero el tema general de la Prehistoria no quedará completo si no cuenta con las aportaciones de todos. Además (primera variante que hemos introducido) las carpetas individuales deberán contener información de todos los aspectos de la visita al Museo, ya que sólo así será ésta será totalmente provechosa. Como veremos más adelante en la tercera sesión, cada grupo nombrará un representante que intercambiará información obtenida en la salida con los representantes de otros grupos. El Rompecabezas II es un método que suele utilizarse para el estudio de textos narrativos; pues bien nosotros hemos introducido otra variante, que es la de pedir a los alumnos que recojan la información obviamente en la salida, pero también en la biblioteca, en los manuales, en internet, etc. La tercera modificación consiste en que en lugar de hacer una evaluación con puntajes individuales y de grupo como en “TELI” -algo en lo que no estamos de acuerdo porque fomenta una competitividad no tan sana como nos gustaría, además de ser algo muy “yankee” que no pega demasiado con nuestra mentalidad- hemos elegido la exposición oral final. Son modificaciones que como dice Slavin: “mantienen el modelo básico pero cambian los detalles de su ejecución”.
Los grupos se reunirán para decidir cómo abordarán la tarea encomendada, cómo se

organizarán para recoger la información, cómo se repartirán el trabajo, etc.

El profesor dejará claro que todos los grupos procurarán recoger toda la información posible en la visita a través de notas, bocetos, fotografías –si hay posibilidad de que los monitores den permiso- , pero también será esencial que algunos de los miembros de cada grupo presten especial atención a los aspectos de la visita que les puedan ser más útiles para su trabajo específico. Para ello el profesor deberá encaminar a sus alumnos en la dirección correcta: para el grupo 1 atención a los folletos de información y a la página web que aparece en los mismos; el grupo 2 deberá estar muy atento a la exposición inicial como refuerzo y ampliación de lo aprendido en clase; mientras que el grupo 3 no perderá detalle en las explicaciones sobre las herramientas, fijándose bien en su utilidad práctica y su importancia para la evolución del hombre –será importante la consecución de material gráfico: dibujos realizados directamente en la visita, fotos, etc.-

Evaluación

Se valorará la participación y el interés en la tarea de cada componente del grupo.

En esta sesión los alumnos deberán incluir en su carpeta:

  • Una reflexión inicial sobre: “¿Qué me han pedido que haga?”, “¿Qué necesito saber?”, “¿Cómo lo voy a hacer?”.

  • El borrador inicial de la pauta –ficha- que seguirán para la recogida de información dividiendo el trabajo entre los miembros del grupo.


Segunda sesión
Esta sesión consiste en la visita al Museo, en la que los alumnos deberán recoger la información “in situ” que consideren conveniente, según las pautas elaboradas en la sesión anterior.

Los alumnos, como ya hemos dicho anteriormente recogerán la información según han acordado. El profesor observará a los grupos y ayudará cuando lo crea conveniente.

Evaluación

Se valorará la responsabilidad de cada grupo y de cada alumno de cada grupo. Se tendrá en cuenta el rigor y el método en la recogida de datos. Por supuesto se tendrá muy en cuenta el comportamiento cívico de los alumnos en la salida.

Los alumnos recogerán en su carpeta:

  • Alguna pauta de recogida de datos y una reflexión sobre su utilidad.

  • Una lista de dificultades y problemas que tuvieron, y que deberán solucionar en la sesión siguiente.


Tercera sesión
Los alumnos trabajarán en grupos con toda la información recogida. Intentarán resolver las dudas y los problemas que surgieron en la sesión anterior. Tareas:


  1. Los grupos revisarán y organizarán todo el material recogido en la salida.

  2. Harán una planificación del trabajo final y repartirán las tareas entre sus miembros.

  3. Para obtener una visión de conjunto, cada grupo nombrará un representante que contrastará con los demás representantes la información recogida.

  4. Cada grupo volverá a reunirse para comentar los resultados y comenzar a trabajar en la elaboración de su actividad.

Evaluación

Se valorará la organización del grupo y la calidad de sus análisis. El profesor observará el comportamiento grupal e individual y contribuirá a la resolución de dudas.

Los alumnos incluirán en su carpeta:

  • El borrador de algún análisis y discusión de resultados y una reflexión sobre los conocimientos utilizados para ello.

  • Explicación sobre cómo han resuelto las dudas de la sesión anterior.


Cuarta sesión
Los grupos elaborarán su trabajo final y decidirán cómo exponerlo al resto de la clase.


  1. Elaboración del trabajo final. Obviamente, al tratarse de una actividad de ampliación los alumnos ya habrán trabajado previamente con los procedimientos del eje cronológico y los mapas conceptuales, así como en la redacción de sencillos informes. El profesor seguirá muy atentamente la evolución de cada grupo y prestará la ayuda conveniente.

  2. Preparación de la enseñanza oral. Algunas cuestiones que pueden ayudar:

  • ¿Qué se quiere explicar? (objetivos, metodología, conclusiones).

  • ¿Qué recursos se han utilizado? (mural, transparencias, explicación oral).

  • ¿Cómo se organizará la exposición? (orden de intervenciones, elección de representantes).

Evaluación

Se valorará la dinámica del grupo para la elaboración del trabajo y la toma de decisiones

a la hora de exponerlo.

Los alumnos incluirán en su carpeta:

  • El esquema del trabajo final o del guión del informe.

  • Borrador de algún apartado, comentando las dificultades o no de su elaboración.


Quinta sesión
En esta última sesión los grupos expondrán sus trabajos a los demás. Los compañeros

deberán atender y finalmente evaluar la calidad de la exposición, respecto a su forma y a su contenido. Cada grupo deberá también presentar sus reflexiones sobre el proceso de aprendizaje seguido.

Los grupos expondrán sus respectivos trabajos y como conclusión de la unidad explicarán el proceso seguido para su elaboración, las dudas, dificultades y aprendizaje adquirido. Facilitarán luego a sus compañeros su trabajo para completar el tema.

Evaluación

Se valorará la exposición de cada grupo, tanto respecto a contenidos como respecto a la forma. Se tendrá en cuenta el nivel de reflexión de cada grupo al explicar el proceso seguido y las repercusiones en su propio aprendizaje.

Se podrá realizar una prueba objetiva con cuestiones referentes a cualquiera de los trabajos realizados. Nosotros, de todos modos, preferimos una evaluación continua del proceso y la evaluación final de la carpeta. Ya hemos dicho en varias ocasiones que este procedimiento es idóneo para seguir muy de cerca los progresos del alumno a la vez que el mismo alumno reflexiona sobre ello.

En la carpeta se deberá incluir:

  • Guión de la exposición oral, comentado desde el punto de vista del alumno como comunicador.

  • Reflexión individual de cada alumno respecto a su propio proceso de aprendizaje.

Nota:

Hemos confeccionado entre todos una carpeta-dossier (como muestra) que le entregamos el mismo día que expusimos en clase esta actividad.

Los murales los expusimos también el mismo día. Por su tamaño, no podemos incluirlos aquí, pero los hemos reducido para mostrarlos en el anexo 3 (lo mismo que el mapa conceptual, del que ya incluimos una fotocopia a mayor tamaño en la carpeta).

(Anexo 1). Índice de apartados de la carpeta y su relación con los objetivos didácticos


ÍNDICE DE LA CARPETA

OBJETIVOS DIDÁCTICOS

Información previa necesaria

  • Reflexión inicial sobre lo que se pide, lo que se necesita saber y cómo se va a hacer.

  • Borrador.




Conocimientos previos

  • Tomar conciencia de los conocimientos previos y los que necesitarán adquirir.




Pautas de recogida de datos

  • Elaboración de una pauta de recogida de información comentando el proceso seguido para ello.




Diseño de pautas de trabajo

  • Valorar las dificultades o facilidades encontradas.

Recogida de datos

  • Ficha con los datos recogidos en el museo.

  • Reflexión sobre su utilidad.




Utilización de pautas de trabajo

  • Revisar su utilidad y proponer mejoras desde la práctica reflexiva.

Análisis de datos y discusión

  • Borrador.

  • Reflexión sobre los conocimientos utilizados.




Nivel de análisis

  • Aplicar de forma consciente los conocimientos adquiridos para el análisis de la tecnología y su relación con la evolución del hombre en la Prehistoria.




Trabajo/Informe final

  • Esquema/Guión.

  • Borrador con reflexiones sobre su elaboración.




Comunicación gráfica y escrita

  • Conocer las propias habilidades y carencias en la comunicación gráfica y escrita.

Exposición oral

  • Guión.

  • Reflexión sobre la propia capacidad comunicativa.




Comunicación oral

  • Conocer las habilidades y carencias en la comunicación oral.

Dudas

  • Dudas, dificultades, problemas a lo largo de la actividad.

  • Explicación de cómo se van resolviendo.




Puntos en blanco

  • Identificar las dudas y dificultades que aparecen durante el proceso de enseñanza-aprendizaje y trabajar los recursos para superarlas.

Reflexión sobre el proceso

  • Autoanálisis del proceso de decisiones realizado.




Autoevaluación

  • Valorar el propio proceso de aprendizaje.

(Anexo 2). Pauta de reflexión

Nombre y apellido: ……………………………………………………………………….

Actividad: ……………………………………………….. Fecha: ………………………

Reflexión sobre mi proceso de aprendizaje

1. He seleccionado este trabajo para ponerlo en el portafolio porque:

…………………………………………………………………………………………….…………………………………………………………………………………………….

2. He seguido el siguiente proceso de trabajo:

………………………………………………………………………………………….……………………………………………………………………………………………….

3. La parte del trabajo que me ha resultado más difícil:

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

4. La parte del trabajo que me ha resultado más fácil:

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

5. La más divertida y/o la que me ha gustado más:

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

6. Las actividades que me han ayudado a realizar mejor este trabajo son:

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

7. Las actividades que no me han ayudado a realizar este trabajo de la mejor manera posible han sido:

………………………………………………………………………………………….……………………………………………………………………………………………….

8. Si pudiera volver a realizar esta tarea, cambiaría o incorporaría:

…………………………………………………………………………………………….…………………………………………………………………………………………….

9. Creo que no he asimilado adecuadamente los siguientes aspectos:

…………………………………………………………………………………………….…………………………………………………………………………………………….

10. He aprendido:

…………………………………………………………………………………………….…………………………………………………………………………………………….11. A partir de las reflexiones que he realizado, en el próximo trabajo introduciré los siguientes aspectos:

…………………………………………………………………………………………….……………………………………………………………………………………………..


(Anexo 3). Trabajos finales de los grupos
GRUPO 1. Mural de la planificación de la visita al Museo: localización, historia, etc.



GRUPO 2: Mural del eje cronológico de la Prehistoria



GRUPO 3: Mapa conceptual de la Prehistoria (centrado en la tecnología)



BIBLIOGRAFÍA


  • BELMONTE, MANUEL (1997): Mapas conceptuales y uves heurísticas de Gowin.

Bilbao. Ediciones Mensajero.

  • BELTRÁN, JESÚS: Procesos, estrategias y técnicas de aprendizaje. Madrid. Alianza.

  • CUBERO, ROSARIO (1989): Cómo trabajar con las ideas de los alumnos. Sevilla. Diada.

  • MONEREO, C. (2001): Ser estratégico y autónomo aprendiendo. Barcelona. Graó.

  • NOVAK, J.D. y GOWIN, D.B. (1988): Aprendiendo a aprender. Barcelona. Editorial Martínez Roca.

  • POZO MUNICIO, I. y POSTIGO, Y. (2000): Los procedimientos como contenidos escolares. Madrid. Edebé.

  • SLAVIN, R.E. (1999): Aprendizaje cooperativo. Teoría, investigación y práctica. Barcelona. Aiqué.

  • TREPAT, CRISTÒFOL A. (1995): Procedimientos en Historia. Un punto de vista didáctico. Barcelona. Graó.

  • TREPAT, CRISTÒFOL A. (1998): El tiempo y el espacio en la didáctica de las Ciencias Sociales. Barcelona. Graó.

  • V.V.A.A. (2008): La práctica reflexiva y el portafolio (informe en revista Aula de Innovación Educativa nº 169). Barcelona. Graó.



1   2   3   4   5   6

similar:

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de Aula

Programación de aula iconProgramación de aula

Programación de aula iconProgramación de Aula

Programación de aula iconProgramación de aula




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com