El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias




descargar 159.46 Kb.
títuloEl saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias
página1/4
fecha de publicación24.02.2016
tamaño159.46 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4

Kike Cabrera (0982) 747-872 - Marcelo de Beitía (0984) 162-202


FILOSOFIA DEL DERECHO
BOLILLA 1
El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias.
El saber vulgar: se fundamenta en la experiencia cotidiana y se basa en el sentido común; se adquiere en la vida diaria por el hecho de vivir; es connatural en el hombre, porque se logra sin ser buscado; es lo que Platón llamó DOXA. En general es logrado por toda persona; no es metódico, pues es una suma de conocimientos sin mayor orden; tiene por objeto diversos conocimientos y no interese explicar las causas de ese conocimiento.
El saber científico: se fundamenta en la experimentación o demostración, Es un saber metódico, sistemático y que sigue un método propio. Sigue estos pasos: observación del hecho; teoría o hipótesis; demostración y la ley universal. Es el saber que se alcanza por haberlo buscado, lo que Platón llamo ESPISTEME y, en su virtud, nos preguntamos por las razones y por las causas de las cosas y de los fenómenos. Este saber es logrado solo por ciertas personas; implica una serie de informaciones y de datos calificados y ordenados obtenidos a través de un método adecuado. Es saber metódico, crítico y sistematizado.
El saber filosófico: se fundamenta en la razón humana y pretende alcanzar la verdad mediante la reflexión; indaga el porqué y el para qué de todo. Es una saber que pretende alcanzar las últimas causas de todas las cosas; un saber de la totalidad de las cosas; en otras palabras, es un conocimiento racional de todas las cosas, por sus causas y principios supremos.


Los tipos de saber científico y filosófico: el saber especulativo y el saber práctico.
El saber filosófico es un saber especulativo. EL SABER ESPECULATIVO es fundamentalmente explicativo; el término “especulativo” proviene del latín “speculum”, que significa espejo; entonces, se aspira a la verdad como un logro del fiel reflejo de la realidad. En el conocimiento especulativo, la inteligencia procede por abstracción y van develando diversos niveles o grados del ser; así tenemos en el PRIMER GRADO se da en el campo de la física; en el SEGUNDO GRADO es el conocimiento matemático y, el TERCER GRADO, el nivel metafísico.
El saber científico es un saber práctico. EL SABER PRÁCTICO nos lleva al saber por obrar y para hacer. Su objetivo es influir sobre la voluntad. Estos dos elementos no se contraponen sino que se complementan; La Filosofía moral procede de modo especulativo en cuanto a los medios de aprehender y de juzgar, y de modo práctico en cuanto a las condiciones del objeto conocido y a la marcha del razonamiento. La Filosofía práctica regula las acciones humanas mediante los principios supremos para lograr el bien absoluto del hombre.
Existen dos clases de saber práctico:
El hacer humano: regula la obra que se va a producir; tiene por fin dar las normas que debe regular las acciones humanas, en cuanto éstas nos conducen a una determinada obra. Aquí no se tiene en cuenta el bien absoluto del hombre, sino un bien particular; se prescinde del libre albedrío y se orientan las acciones a la ejecución de una obra, ala factible. Propiamente es llamada “reglas técnicas”.
El obrar humano: procura el bien puro y simple; tiene por objeto la perfección misma del hombre que opera, o bien el libre uso que hace de sus facultades; es la llamada “reglas éticas”.
La Filosofía y la Filosofía del Derecho
La filosofía es una “CIENCIA O SABER QUE ESTUDIA TODO CUANTO EXISTE, O SEA, EL SER; QUE BUSCA LOS PRIMEROS PRINCIPIOS O ÚLTIMAS CAUSAS, O SEA, LA VERDAD, CON EL SOLO USO DE LA RAZÓN HUMANA.
La Filosofía del Derecho es la disciplina que define el Derecho en su UNIVERSALIDAD LOGICA, investiga los fundamentos y caracteres generales de su desarrollo histórico y lo valora según el ideal de la justicia trazado por la razón.
La filosofía del Derecho valora los sistemas para determinar sus fundamentos, a través de la sola razón. Investiga aquello que debe o debería ser en el Derecho, frente a lo que es, contraponiendo una verdad ideal a una realidad empírica.
División de la Filosofía y la ubicación de la Filosofía de Derecho.
Filosofía Especulativa (Teórica):
- Filosofía de la Naturaleza: Cosmología (mundo) y Antropología (hombre)


- Filosofía de las Matemáticas.


- Metafísica: Gnoseología, Ontología y Teodicea.
2- Filosofía Práctica (Aplicativa):
- Filosofía del obrar (Ética o Moral): Filosofía del Derecho.


- Filosofía del hacer: estética (arte y belleza)


Filosofía práctica
La Filosofía Práctica es el estudio racional de todo lo que existe para lograr la acción del bien del hombre. 1- filosofía del obrar (ética o moral) que procura el bien puro y simple del hombre. Es la ciencia de los actos humanos. Aquí como subordinada a la Ética, ubicamos a la Filosofía del derecho. 2- Filosofía del hacer, que estudia la ejecución (lo factible) y el resultado (la cosa hecha) de los actos humanos en cuanto se orientan a producir cosas.
Utilidad de Filosofía del Derecho.
El estudio del derecho en sus ingredientes universales constituye el objeto de la filosofía jurídica. Pero el derecho puede ser estudiado en sus aspectos particulares: en este caso es el objeto de la ciencia jurídica o jurisprudencia en sentido estricto. La filosofía del derecho nos da una visión general de todo aquello que concierne al hombre y sus derechos y su relación con la normatividad jurídica particulares. Establece la validez de sus postulados y en un cierto sentido viene a integrar el objeto material de su conocimiento.
La Filosofía y las causas
Las causas en el orden filosófico que comienzan a ser estudiadas en el nivel sensible, nos conducen a lo invisible, más allá de la experimentación y de la observación sensible. Lo que incorpora a sí el conocimiento filosófico, es lo inteligible despojado de la sensibilidad.
El conocimiento filosófico pretende llegar a lo profundo e íntimo de las cosas.
Por eso decimos que la filosofía es un saber fundamental, porque es un saber por las causas, por las causas o razones últimas de todas las cosas.
El estudio de las causas últimas tiene el propósito de llegar a un saber sin supuestos.
Aristóteles distinguió 4 tipos de causas: material, formal, eficiente y final.
Las dos primeras son internas o intrínsecas; la causa material, la materia es el flujo pasivo y adecuado cobre el cual actúan las otras causas.
La causa formal es la cualidad, la idea que defina algo o la esencia de la cosa.
La causa eficiente es la fuerza agente, el poder físico que produce algo.
La causa final es el objetivo hacia el cual se orienta la cosa.
La Ciencia y las Causas
En su propio nivel la ciencia estudia la causa de los entes. Las ciencias particulares- llamadas así porque estudian un aspecto particular de los entes- indagan, describen y tratan de acercarse al porqué de los fenómenos que acaecen. Plantean problemas cuyas causas son puestas a la luz del conocimiento científico. Hay permanencias en el cambio que solo adquieren sentido cuando se aprehenden las causas de los fenómenos que se dan en los entes.
La investigación científica consiste, generalmente, en establecer a partir de los efectos, las causas que lo producen. Sobre el principio de que las mismas causas producen siempre los mismos efectos, se puede establecer las leyes por las cuales se producen ciertos efectos. De esta manera el principio como causa se considera determinante en la producción de los hechos.
La causa eficiente es la que mediante su acción produce necesariamente el efecto, siempre que se den las condiciones necesarias y suficientes para que la causa actúe. Sobre la creencia de que “todo efecto tiene una causa”, se considera que todo lo que existe ha de tener una causa, lo que se considera como principio de causalidad que Aristóteles formuló como “todo lo que se mueve se mueve por otro”
La Filosofía del Derecho y la Ciencia del Derecho.
La Filosofía del Derecho es la disciplina que define el Derecho en su UNIVERSALIDAD LOGICA, investiga los fundamentos y caracteres generales de su desarrollo histórico y lo valora según el ideal de la justicia trazado por la razón.
La filosofía del Derecho valora los sistemas para determinar sus fundamentos, a través de la sola razón. Investiga aquello que debe o debería ser en el Derecho, frente a lo que es, contraponiendo una verdad ideal a una realidad empírica.
La Ciencia del Derecho o Ciencia Jurídica tiene por objeto los sistemas jurídicos particulares, vigentes o históricos, considerados singularmente para cada pueblo en una época determinada, por ej. Derecho Romano, Derecho paraguayo, derecho europeo…
El jurista considera solo lo que es el derecho y no lo que debería ser. El filósofo del Derecho estudia al Derecho en sus ingredientes universales; indaga cuáles son los elementos esenciales comunes a todos los sistemas jurídicos, llegando en su investigación más allá de los límites del derecho positivo.
Dogmática Jurídica
La dogmática jurídica es una disciplina perteneciente al Derecho, cuyo método se basa en la elaboración de complejos sistemas de carácter formal, compuestos por dogmas jurídicos o tipos. Tales dogmas han de extraerse del contenido de las normas jurídicas positivas, utilizando la abstracción, y siguiendo una serie de operaciones lógicas que otorgan a la dogmática jurídica un carácter eminentemente sistemático.
En contraposición al método exegético, en el que la interpretación de la norma se sustenta en el sentido de las palabras reflejadas en el derecho positivo, el método dogmático se atiene a los principios doctrinales como medio principal para interpretar el sentido de la norma jurídica.

BOLILLA 2
Las diversas acepciones analógicas de derecho.
Nuestra elemental experiencia del mundo jurídico nos lleva a comprobar que la juridicidad se atribuye a distintas realidades, así se habla de la Norma Jurídica, Facultad Jurídica, de saber jurídico, de conducta jurídica, etc. Es decir, que la palabra derecho no tiene un significado unívoco, dado que no se aplica a varios sujetos en un absolutamente idéntico, como por ejemplo: “hombre”, ni tampoco es equívoco, dado que no alude a realidades con un sentido totalmente distinto, por ejemplo: araña indica al animal insecto y el artefacto electrónico, sino que Derecho es una expresión análoga atento a que se aplica a realidades distintas aunque semejantes desde un cierto punto de vista.
Derecho objetivo: conjunto de reglas obligatorias en la vida en sociedad, a cuyo cumplimiento e incumplimiento el sujeto puede ser compelido por una sanción coactivamente exigible. Se manifiesta a través de leyes, decretos, resoluciones, edictos, tratados, etc.
Derecho Subjetivo: poder, facultad o pretensión de exigir algo a alguien ya sea del estado o de un sujeto privado fundado en el orden jurídico.
Un derecho subjetivo nace por una norma jurídica, que puede ser una ley o un contrato, a través de un acuerdo de voluntades para que pueda hacerse efectivo este derecho sobre otra persona determinada.
Derecho preceptivo: el derecho preceptivo es la ley que causa el derecho objetivo, determinando la conexión de algo con alguien, y reconociendo la conexión ordenada en utilidad suya y consiguientemente determinada también el derecho subjetivo.
Derecho normativo:
El derecho como “lo justo” analógicamente entendido
Lo que llamamos modernamente derecho se denominó en Grecia “dekaion”, o sea, “lo justo”, y Santo Tomás definirá al derecho como la “ipsa res iusta. Se comprueba así que desde los comienzos de la filosofía hasta el final de la Edad Media, se aludía a lo jurídico con el nombre de lo justo.
La voz Derecho, derivada del latín “directum”, recién aparece en los siglos V y VI D.C., pero sin embargo se seguirá usando hasta la Edad Moderna el término IUS para aludir al derecho.
El derecho para la concepción realista tiene que ver con lo “justo”, es propia, formal y esencialmente la conducta justa, o sea, la operación rectificada por la justicia. El Derecho es propiamente lo justo debido por alguien a favor de otro, por necesidad legal, y con estricta igualdad, y, en consecuencia, la juridicidad de una realidad dependerá de que en ella podemos verificar dicha esencia del derecho.
El concepto de Derecho a lo largo de la Historia
Sófocles: el pensamiento iusnaturalista adquiere en Sófocles una connotación teológica, lo justo natural se basa en el arbitrio divino.
Sócrates: afirmó su fe en una justicia superior para cuya validez no es necesaria una sanción positiva ni una formulación escrita. La obediencia a las leyes del Estado es, para Sócrates un deber.
Platón: en su obra “La república y “las leyes” considera que la justicia es la virtud por excelencia en cuanto consiste en una relación armónica entre las varias partes de un todo. La Justicia exige que cada cual haga lo que le corresponde con respecto al fin común.
Aristóteles: establece una distinción entre ley natural y ley positiva. La ley natural es un conjunto de principios objetivamente válidos que tiene aplicación en todo el mundo. La ley positiva es la que regula la vida de una comunidad determinada, difiere de un estado a otro y sólo vale para él.
Aristóteles distingue los conceptos de justicia natural y justicia legal. La primera obliga por igual en todo el mundo, independientemente de lo acerca de ella se piense; la segunda establecida por el legislador.
Los romanos:
Celso: el Derecho es el arte de lo bueno y lo justo.
Justiniano: Derecho es: vivir honestamente, no dañar a otro, dar a cada uno lo que le corresponde.
Ulpiano: “la justicia es la voluntad constante y perpetua de dar a cado uno lo suyo”.
San Agustín: afirma la existencia de un doble derecho natural: el primario y el secundario. El primario es un derecho natural absoluto, el que correspondería a la naturaleza humana en estado de gracia. El derecho natural secundario es el único al que puede aspirar la persona humana después de su caída.
Las leyes que encierran un contenido de justicia son consideradas por San Agustín como derivaciones de la ley natural. Ante el problema de la relación entre la ley natural y la ley positiva sostiene que la ley que no es justa no es realmente ley.
Santo Tomás de Aquino: en su obra la “Summa Teológica” distingue las leyes en 4 categorías: ley eterna, ley natural, ley divina y ley humana. La ley eterna es la misma Razón Divina que gobierna el mundo. La ley natural es una participación de la ley eterna a la estructura racional mediante la razón. La ley divina es la revelada por Dios en las Sagradas Escrituras. La ley humana es la presentación de la razón, en orden al bien común promulgada por aquel que tiene el cuidado de la comunidad.
Hugo Grocio: en su obra “el derecho de la guerra y de la paz” divide en derecho en Natural y en Voluntario. El derecho natural es un dictado de la recta razón, que indica que por alguna acción por su conformidad o disconformidad con la misma naturaleza racional tiene falsedad o necesidad o necesidad moral, y por consiguiente está prohibida o mandada por Dios, autor de la naturaleza. Para Grocio el derecho natural subsistiría aún cuando Dios no existiera, o éste no se preocupara de las cosas humanas.
El derecho voluntario es lo que la recta razón demuestra ser conforme a la naturaleza sociable del hombre.
Thomas Hobbes: en sus obras “de Cive” y “El Levitham”, establece que el hombre es insensible a los demás “homo hominis lupus” lobo para el otro hombre. El derecho es la libertad de hacer u omitir. Su tesis puede calificarse como iusnaturalismo racionalista individualista, porque los derechos de la comunidad se reducen en conjunto de facultades colectivas de una pluralidad de personas relacionada contractualmente oentre sí.
John Locke: en el estado de naturaleza como lo concibe Locke, el hombre tiene ciertos derechos, como por ejemplo, el derecho a la libertad personal y al trabajo, y por ende a la propiedad. Para organizarse los individuos
  1   2   3   4

similar:

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconLa Filosofía de la Educación como Saber Filosófico Enrique Martínez

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconEspecificidad del saber científico

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconCuadro resumen de las principales diferencias entre el conocimiento...

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconDel latín cognoscere, llegar a conocer, saber, que a su vez remite...
«conocer» o «saber» (que en inglés se identifican, to know;). Conocer, en este caso, consiste en saber que un enunciado es verdadero...

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconResumen la ciencia y la producción de saber científico están cambiando...

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconHerencia poligénica. Aparece en los caracteres cuya determinación...

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias icon“taller filosófico el logos”

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconUn problema filosófico: ¿Qué es el hombre?

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconMarco filosófico de la equidad de género como mega tendencia

El saber: Vulgar, científico y filosófico. Caracteres y diferencias iconEl estudio de los cambios en las orientaciones filosófico-políticas...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com