Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de




descargar 70.13 Kb.
títuloDelitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de
página1/3
fecha de publicación24.02.2016
tamaño70.13 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3


Jurisprudencia Nacional           DELITOS DE LESA HUMANIDAD. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de detención clandestinos bajo su control. AUTORIA MEDIATA. Teoría del dominio del hecho. Autoría a través de un aparato organizado de poder. Prueba. Testigos necesarios. Indicios. PROCESAMIENTO. PRISION PREVENTIVA.           C. 36.873 - "OLIVERO ROVERE, s/procesamiento con P. P." - CNCRIM Y CORREC FED - Sala I - 09/02/2006          

“En oportunidad de expedirse en la sentencia del juicio a las juntas militares que usurparon el poder en Argentina entre los años 1976 y 1983 (conocida como causa 13/84), este Tribunal ya se pronunció a favor del dominio del hecho como elemento idóneo para caracterizar al autor de un delito.”

“Puntualmente sobre la autoría mediata este Tribunal sostuvo que "...la forma que asume el dominio del hecho en la autoría mediata es la del dominio de la voluntad del ejecutor, a diferencia del dominio de la acción, propio de la autoría directa, y del dominio funcional, que caracteriza a la coautoría. En la autoría mediata el autor, pese a no realizar conducta típica, mantiene el dominio del hecho a través de un tercero cuya voluntad, por alguna razón, se encuentra sometida a sus designios.”

“Se acepta un supuesto en el que puede coexistir la autoría mediata con un ejecutor responsable. Según Claus Roxin, junto al dominio de la voluntad por miedo o por error, hay que contemplar la del dominio de la voluntad a través de un aparato organizado de poder. Lo característico es la fungibilidad del ejecutor, quien no opera como una persona individual sino como un engranaje mecánico. Al autor le basta con controlar los resortes del aparato, pues si alguno de los ejecutores elude la tarea aparecerá otro inmediatamente en su lugar que lo hará sin que se perjudique la realización del plan total".”

“Sostuvo la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ocasión de revisar la sentencia de este Tribunal, que "...los superiores conservan el dominio de los acontecimientos a través de la utilización de una estructura organizada de poder, circunstancia que los constituye en autores mediatos de los delitos así cometidos. Son características relevantes de esta forma de aparición de la autoría mediata, el dominio que posee quien maneja discrecionalmente el sistema, no ya sobre una voluntad concreta, sino sobre una voluntad indeterminada puesto que, cualquiera sea el ejecutor de la orden delictiva, el hecho se producirá.”

“Esta concepción de la autoría mediata es plenamente aplicable a la causa, ya que la estructura jerárquica de la institución militar posibilita, a quien se encuentra en su vértice, la utilización de todo o parte de las fuerzas bajo su mando, en la comisión de hechos ilícitos."

“En conclusión, puede considerarse autor (mediato) de un hecho criminal al jefe que, a través de un aparato de poder, domina la voluntad del ejecutor (subordinado al jefe).”

“Ahora bien, siendo que Olivera Róvere, en su carácter de Segundo Comandante del Cuerpo del Ejército I, se encontró a cargo de la Jefatura de la Subzona Capital Federal en el período comprendido entre marzo y diciembre de 1976, deberá trasladarse el criterio precedente a este caso en particular.”

“En ocasión de pronunciarse sobre la situación de José Montes -jefe de la Subzona Capital Federal con posterioridad a Olivera Róvere- esta Cámara dijo que "...de acuerdo a su emplazamiento en la cadena de mandos, recibió órdenes del jefe de la zona, las que a su vez retransmitió a sus subordinados, entre los que se encontraban quienes se hallaban a cargo de los centros o cumplían respecto de ellos cualquier otro tipo de función....En tal medida, y habida cuenta de la índole de las funciones del enjuiciado, del carácter de las órdenes que impartió y del dominio que del aparato organizado de poder tenía, cabe asignarle responsabilidad, bien que con el carácter provisorio que este tipo de resolución impone...".”

“En consecuencia, nada obsta a que a Olivera Róvere se le efectúe un reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de detención clandestinos bajo su control.”

“Dadas las características de los sucesos investigados, cobra principal importancia la prueba testimonial. La declaración testimonial es un medio de prueba que se privilegia frente a modos particulares de ejecución en los que deliberadamente se borran las huellas, o bien se trata de delitos que no dejan rastros de su perpetración, o se cometen al amparo de su privacidad. En tales supuestos a los testigos se los llama necesarios. En la especie, la manera clandestina en que se encaró la represión, la deliberada destrucción de documentos y de huellas, el anonimato en que procuraron escudarse sus autores, avala el aserto. No debe extrañar, entonces, que la mayoría de quienes actuaron como órgano de prueba revistan la calidad de parientes o de víctimas. Son testigos necesarios".”

“Entonces, este Tribunal avalará el procesamiento del imputado respecto de aquellos casos que puedan probarse por un testigo que haya presenciado el procedimiento oficial en que se detuvo ilegítimamente a la víctima o bien el cautiverio de ésta en centros clandestinos de detención.”

“No obstante, existen casos en que si bien no se cuenta con testigos presenciales de las circunstancias antes descriptas, este Tribunal también los considera probados -con las exigencias propias de la ocasión-. En tales supuestos, la convicción respecto de la ocurrencia de la hipótesis delictiva se logra -junto con las circunstancias recién reseñadas- a través de otros medios probatorios o, básicamente, mediante indicios (en su mayoría, testigos de oídas).”

“En todos los casos mencionados precedentemente, de acuerdo con los parámetros de valoración probatoria expuestos, existen elementos que dan cuenta que las personas señaladas habrían sido secuestradas por individuos armados -policías o militares, uniformados o vestidos de civil- que dependían operacionalmente de la sub zona "Capital Federal" del Primer Cuerpo del Ejército y habrían sido alojadas clandestinamente en centros de detención ilegales que funcionaron en la jurisdicción del Comando a cargo de Jorge Olivera Róvere.”

“En efecto, dentro de los casos recientemente enumerados existen supuestos en los que las víctimas de las privaciones fueron posteriormente liberadas y su testimonio, sumado al resto de las constancias relativas al caso, permiten responsabilizar a priori al imputado por tales sucesos.”

“Por otra parte, median casos de personas cuyas aprehensiones ilegítimas -efectuadas por parte de individuos operacionalmente subordinados al Primer Cuerpo del Ejército- fueron presenciadas por testigos.”

“A su vez, el reproche en torno a un importante conjunto de casos -siempre dentro de este grupo de sucesos respecto de los cuales hemos acordado que existe la prueba suficiente como para responsabilizar en principio al imputado- puede formularse a partir de una serie de indicios (en su mayoría anfibológicos, según la clasificación efectuada anteriormente) que tornan verosímil la ocurrencia de estos hechos tal como le fueron imputados a Olivera Róvere.”

“Esto es, hay casos en que si bien la víctima aún se encuentra desaparecida y no median testigos (directos) de la aprehensión ilegal o del cautiverio, convergen una serie de indicios que valorados integralmente permiten alcanzar el nivel de convicción que requiere la instancia.”

“En lo que hace a las privaciones ilegales de la libertad que se dieron por acreditadas corresponde su inclusión en el tipo penal descripto por el art. 144 bis, inciso 1° y último párrafo (ley 14.616), agravado por el art. 142 inc. 1° (ley 20.642) del Código Penal.”

“Ya ha dicho este Tribunal que "Los hechos... debido a los caracteres de la aprehensión, presentaron el común denominador de tratarse de detenciones ordenadas por funcionarios públicos que abusaron de sus funciones y no guardaron las formalidades prescriptas por la ley.”

"Esta violación contra la libertad individual (artículo 18 de la Constitución Nacional) se ve agravada por haber mediado violencias y amenazas, teniendo en cuenta tanto la 'vis absoluta' como la 'vis moral' ejercida sobre las víctimas.”

          Texto completo          

Buenos Aires, 9 de febrero de 2006.-

Y VISTOS. Y CONSIDERANDO:

I.//-
Conoce este Tribunal en las presentes actuaciones con motivo de los recursos de apelación interpuestos por la defensa de Olivera Róvere (fojas 109/10)) y por los querellantes Alicia Palmero y Víctor Hugo Díaz (fojas 127).-

El primer recurso está orientado a cuestionar los puntos I, II, III y IV de la resolución obrante a fojas 1/107, a través de los cuales el a quo decretó el procesamiento de Olivera Róvere con prisión preventiva y trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de cinco millones de pesos ($ 5.000.000). Por su parte, la querella apeló el punto V del mismo auto mediante el que se decretó la falta de mérito del nombrado.-

II.-
En su presentación de fojas 234/287 los Dres. Giletta esbozaron circunstancias que, según su criterio, conllevan la nulidad del auto apelado. Al respecto, nos ceñimos a lo expuesto por el representante del Ministerio Público a fojas 302/3 y, en consecuencia, rechazamos las pretensiones de la defensa en este sentido.-

III.-
La eventual responsabilidad penal de Olivera Róvere en las presentes actuaciones gira en torno a hechos respecto de los cuales el nombrado se encontró espacial y temporalmente distante de su ejecución.-
Esta característica del caso nos obliga a expedirnos, primeramente, respecto de las reglas de imputación que posibilitan considerar responsable al nombrado a pesar de no haberse encontrado involucrado en la ejecución directa de los hechos investigados (punto a).-
Posteriormente, nos ocuparemos de controlar si existen elementos probatorios en autos para dar por acreditada la materialidad de los sucesos reprochados y la vinculación de éstos con Olivera Róvere (punto b).-

a.-
En oportunidad de expedirse en la sentencia del juicio a las juntas militares que usurparon el poder en Argentina entre los años 1976 y 1983 (conocida como causa 13/84), este Tribunal ya se pronunció a favor del dominio del hecho como elemento idóneo para caracterizar al autor de un delito.-

En este sentido, y luego de describir la evolución doctrinaria sobre el punto, la Cámara dijo que "...[e]n la República Argentina, si bien un número importante de autores siguió los lineamientos de la teoría formal-objetiva en materia de autoría...., se advierte un notable giro de la doctrina más moderna hacia la teoría del dominio del hecho lo que permite suponer su definitiva aceptación, especialmente en punto a la autoría mediata" (considerando séptimo, punto 3, a de la causa 13/84).-

Puntualmente sobre la autoría mediata, y con base en lo señalado anteriormente, este Tribunal sostuvo que "...la forma que asume el dominio del hecho en la autoría mediata es la del dominio de la voluntad del ejecutor, a diferencia del dominio de la acción, propio de la autoría directa, y del dominio funcional, que caracteriza a la coautoría. En la autoría mediata el autor, pese a no () realizar conducta típica, mantiene el dominio del hecho a través de un tercero cuya voluntad, por alguna razón, se encuentra sometida a sus designios.-

[S]e acepta un supuesto en el que puede coexistir la autoría mediata con un ejecutor responsable. Según Claus Roxin, junto al dominio de la voluntad por miedo o por error, hay que contemplar la del dominio de la voluntad a través de un aparato organizado de poder. Lo característico es la fungibilidad del ejecutor, quien no opera como una persona individual sino como un engranaje mecánico. Al autor le basta con controlar los resortes del aparato, pues si alguno de los ejecutores elude la tarea aparecerá otro inmediatamente en su lugar que lo hará sin que se perjudique la realización del plan total" (considerando séptimo, punto 5, a de la causa 13/84).-

Sostuvo la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en ocasión de revisar la sentencia de este Tribunal, que "...los superiores conservan el dominio de los acontecimientos a través de la utilización de una estructura organizada de poder, circunstancia que los constituye en autores mediatos de los delitos así cometidos. Son características relevantes de esta forma de aparición de la autoría mediata, el dominio que posee quien maneja discrecionalmente el sistema, no ya sobre una voluntad concreta, sino sobre una voluntad indeterminada puesto que, cualquiera sea el ejecutor de la orden delictiva, el hecho se producirá.-

Ello así, toda vez que, otra de las notas salientes de esta forma de autoría es la fungibilidad del ejecutor, quien no opera individualmente, sino como engranaje dentro del sistema, bastándole al autor con controlar los resortes de la estructura pues, aun cuando alguno de los ejecutores eluda la tarea, será reemplazado en forma inmediata por otro, que la efectuará. Esta concepción de la autoría mediata es plenamente aplicable a la causa, ya que la estructura jerárquica de la institución militar posibilita, a quien se encuentra en su vértice, la utilización de todo o parte de las fuerzas bajo su mando, en la comisión de hechos ilícitos" (Fallos: 309:1689, considerando 15 del voto de los Ministros Enrique Santiago Petracchi y Jorge Antonio Bacqué).-

Los párrafos precedentes son suficientes para ilustrar el criterio de este Tribunal a partir del cual puede considerarse autor (mediato) de un hecho criminal al jefe que, a través de un aparato de poder, domina la voluntad del ejecutor (subordinado al jefe).

Ahora bien, siendo que Olivera Róvere, en su carácter de Segundo Comandante del Cuerpo del Ejército I, se encontró a cargo de la Jefatura de la Subzona Capital Federal en el período comprendido entre marzo y diciembre de 1976 (ver fojas 817 del legajo 359, caratulado "Giorgi Alfredo Antonio"), deberá trasladarse el criterio precedente a este caso en particular.-

Esto es, debe establecerse si la posición jerárquica de Olivera Róvere entre marzo y diciembre de 1976 -no controvertida en autos- permite responsabilizarlo penalmente como autor (mediato) de los hechos investigados.-

A tal efecto debe resaltarse, primeramente, que ya en la Directiva del Comandante General del Ejército n° 404/75 ("lucha contra la subversión") se establecía que "[l]os Comandos y Jefaturas de todos los niveles tendrán la responsabilidad directa e indelegable en la ejecución de la totalidad de las operaciones" (punto 5, apartado g).-

Por otra parte, este Tribunal ya se expidió afirmativamente respecto de la responsabilidad de los Comandantes de Subzona con relación a hechos ocurridos en centros clandestinos de detención dentro de su jurisdicción.-

Puntualmente, en ocasión de pronunciarse sobre la situación de José Montes -jefe de la Subzona Capital Federal con posterioridad a Olivera Róvere- esta Cámara dijo que "...de acuerdo a su emplazamiento en la cadena de mandos, recibió órdenes del jefe de la zona, las que a su vez retransmitió a sus subordinados, entre los que se encontraban quienes se hallaban a cargo de los centros o cumplían respecto de ellos cualquier otro tipo de función....En tal medida, y habida cuenta de la índole de las funciones del enjuiciado, del carácter de las órdenes que impartió y del dominio que del aparato organizado de poder tenía, cabe asignarle responsabilidad, bien que con el carácter provisorio que este tipo de resolución impone..." (fojas 1830/1).-

Este mismo criterio fue el que le permitió a este Tribunal considerar a otros Comandantes de Subzona a priori responsables como autores de hechos con características similares a los investigados en la presente, y en consecuencia, dictar sus prisiones preventivas rigurosas (ver, en este sentido, a fojas 1831/3 la situación de Andrés Aníbal Ferrero -titular de la Subzona Capital Federal- y a fojas 2205/9 los casos de Hipólito Rafael Mariani y César Miguel Comes -titulares sucesivos de la Subzona 1.6-).-
  1   2   3

similar:

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconSiendo denunciante ante estos hechos que los podríamos potenciar...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconAntes del siglo XVII, los seres vivientes más pequeños conocidos...
«telescopio» colocando ambos lentes en un tubo para mantener entre ellos la distancia adecuada. El príncipe Mauricio de Nassau, comandante...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconE. Derecho Penal Mínimo, Derecho Penal de II y III velocidad, la...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconResumen el desequilibrio cíclico de los mercados de oferta y demanda...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconEl fenómeno de la cosa juzgada material opera, así, respecto de los...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconEn la 26° Edición del Premio al Emprendedor Agropecuario bbva francés,...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconPrograma de Centros Asociados para el Fortalecimiento de Posgrados....

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconComo un rompecabezas de la Argentina que completó las piezas de cada...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconResumen Siguiendo el llamamiento de Wolfram König, Presidente de...

Delitos de lesa humanidad. Dictadura militar. Comandante de la Subzona Capital Federal. Reproche penal respecto de hechos acontecidos en los centros de iconLa criminalización de nuevas conductas: los delitos de cuello blanco...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com