Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética




descargar 18.66 Kb.
títuloComunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética
fecha de publicación07.03.2016
tamaño18.66 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
Comunicación a las IX Jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética

.

¿Estamos ante una moderna eugenesia genética?
Por. José Sáez Capel

Universidad de Buenos /Universidad de Belgrano

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Resumen.
La situación que se nos presenta, ante los avances y descubrimientos científicos, hace que el derecho y la bioética, se hagan frecuentes ante necesidades sociales nuevas, no pensadas apenas hace un cuarto de siglo, como el caso de la moderna genética.

Esta cuestión de los avances genéticos habrá de ser analizada, en esta comunicación, no sólo con relación a la moral que debe regular estos avances científicos, sino además con el derecho, pese a que como refería Enrique Marí: “las prohibiciones nunca son suficientes porque llegan tarde o se violan y eluden. Cuando hay intereses económicos en juego, no hay prohibición que valga”.

La legislación en la materia no ha de limitarse sólo a la esfera nacional, sino que ha de tenderse a la uniformidad de criterios en el ámbito internacional, tendientes a armonizar las respectivas legislaciones, con el fin de prevenir que se pueda violar la ley, con experimentos en otro país más permisivo o carente de legislación en la materia, con lo que estaríamos, a semejanza de los paraísos fiscales, en presencia de “paraísos genéticos”.

Comunicación.
Como refería el profesor Marino Barbero Santos, corren tiempos de serios desgarros en el tejido social. Tiempos desacralizados en que la ciencia y la técnica han accedido al sillón de antiguos dioses. Da la impresión que todo aquello que se efectúa con eficiencia metodológica y rigor científico es verdad inconcusa. El hombre , entre tanto, vive aherrojado en un cono de sombras, enlistado en la cosificación, conculcado por una garrafal disciplina para la sumisión y el consensoi. Agregando que, los antiguos valores están anestesiados y, como destacara Ernesto Sábato, en Hombres y engranajes, en la década del ´50, hoy éxito se asimila a una serie de progreso rectilíneo y a la vez geométrico en que se sacrifican esencias que atañen a la integridad moral de los seres, creación única del universo. Si algo hubiere que sacralizar en los tiempos que corren es el ser humano.

Entiendo que los desafíos que presenta la genética moderna los podemos analizar desde la postura de la filosofía crítica de base estructuralista, en particular, los trabajos de Foucault, quien encuentra los del mal, no como la arbitrariedad arbitrariamente instalada en arreglos regulares institucionales tomados para definir la ley, lo bueno o lo malo.

El autor de La verdad y las formas jurídicas, niega tanto la moralidad como la inmoralidad. Debemos –dice-- aprender a pensar en forma diferente, refiriendo que para que se catalogue de moral un obrar o debe reducirse a un acto o a una serie de actos conforme a una regla , una ley o un valor. Toda acción moral importa una relación con la realidad en donde se lleva a cabo una relación con el código al que se refiere, pero también, implica una determinada relación consigo mismo. Ello no sería simplemente conciencia conciencia de sí, sino constitución de sí como sujeto moralii.

La bomba atómica, la bomba informática y la bomba demográfica, son hoy día las tres conflagraciones histórica ya evocadas por Albert Einstein a principios de los ´60, que según él estarán a la orden del día en este tercer milenio que ya estamos transitando . La primera por el riesgo de una generalización del explosivo nuclear, tal como presagian los enfrentamientos entre paquistaníes e hindúes; la segunda por la amenaza del control cibernético de las políticas estatales y la violación de los Derechos humanosiii. Y por último la bomba demográfica que, si para ella es indispensable el ordenamiento del código genética y, por tanto, para las investigaciones cuyo fin ha sido el mapeo del genoma humano, lo que puede abrir una nueva eugenesia que favorezca la selección no ya natural, sino artificial de la especie humanaiv.

Como no barruntar que los experimentos concernientes a la industrialización de lo vivo no se conformarán con curar a los pacientes o favorecer la procreación de parejas estériles, sino que prontamente llegarán al viejo delirio del “hombre nuevo”, el que “merece sobrevivir” el “superhombre” mientras que como en Gataca, el hombre sin calidad, el primate de los tiempos nuevos, deberá desaparecer y ceder así su puesto al último modelo de humanidad, el transhumano. Para convencerse de ello, basta con escuchar las declaraciones del profesor R. Seed sobre su seria tentativa de clonar seres humanosv.
Por no hablar de las conclusiones a que arriba la profesora Florencia Luna, en reciente e interesante trabajo sobre las guías para las investigaciones con seres humanosvi.
Es que el carácter todopoderoso de la ciencia, al cuestionar el origen de la vida, resulta profundamente eugenésico; sólo el funesto recuerdo de la exterminación del nazismo, impide a la ingeniería genética declararse cono tal. De ahí la gravedad de la amenaza de los eugenesistas , no sólo sobre la memoria profética de los campos de exterminio, sino además, sobre el principio de la continuidad de lo vivo, principio éste de responsabilidad frente al futuro de la humanidad.
De esta forma, gracias a la informática y a los progresos de la biotecnología, las ciencias de la vida están en disposición de amenazar a la especie, no como años ha por la destrucción radioactiva del medio humano, sino por la inseminación clínica, el control de las fuentes de la vida y el origen del individuo.
En Un mundo feliz la gente normal era genéticamente diseñada, gestada en úteros artificiales, como un proceso de línea de montaje dse tipo fordiano, que producía genotipos ideales. Mustapha Mong, uno de los diez controladores mundiales de la sociedad utópica , que plantea Huxley en su novela, le pide a uno de sus jóvenes protegidos que trate de imaginar como era el tener una madre, pues sólo los salvajes que vivía en remotas reservaciones, alejados de la vida civilizada , seguían gestando a sus propios bebés y amantándolos después del nacimiento, algo que sólo hacían los animales.
Cuando A. Huxley escribió ese libro en 1932, la píldora anticonceptiva todavía no había entrado en escena: Revolucionó las relaciones sexuales alejándolas del proceso de reproducción. La inseminación artificial, la fertilización in vitro, la donación de óvulos, las madres sustitutas y tal vez pronto la clonación continúan separando los componentes de la reproducción, del acto biológico de aparearse. Y como señala el profesor Rifkinvii el útero artificial completa el proceso, con lo que bebés desarrollados en laboratorio, constituirán la próxima bomba biológica destinada a desatar cuestiones éticas de todo tipo.
Por lo que, tal como señalara en el abstrac, la legislación en la materia no deberá limitarse a la esfera del Estados nación sino que deberá tenderse a la uniformidad de los criterios en el ámbito internacional, para así evitar la sorpresa que, en un “paraíso genético” ha nacido un bebé clonado por los raelianos.
Por lo demás, resulta de toda necesidad tipificar penalmente, en todos los países, los actos relativos a la manipulación genética con el fin de clonar seres humanos idénticosviii o la alteración del genotipo.
No se trata de criminalizar las técnicas genéticas o la reproducción asistida, en sí mismas tan loables como cualquier otra técnica o ciencia que busque el bienestar o desarrollo del ser humano y sea producto del derecho fundamental reconocido en nuestra Constitución, sino su uso en actividades no amparadas jurídicamente e incompatibles con la salvaguarda de la dignidad y otros derechos fundamentales del ser humano, allí reconocidos.



i

 BARBERO SANTOS, M. – Prólogo al libro de S. M. MARTINEZ Manipulación genética y derecho penal. Buenos Aires. Editorial Universidad, 1994.

ii FOUCAULT, M. – Historia de la sexualidad. El uso de los placeres. México DF. Siglo XXI Editores, 1986.

iii SAEZ CAPEL, J. – “El proyecto de convención del Consejo de Europa para reprimir el ciberdelito y los peligros que entrañará para los Derechos humanos” En: REDI. Revista Electrónica de Derecho Informático. Nº 41. Barcelona, diciembre de 2001.

iv VIRILO, P. – La bomba informática. - pág. 149. Madrid. Cátedra. Colección Teorema, 1999.


v SAEZ CAPEL, J. – “La clonación en debate. Dionísios, Apolos y los usos genéticos”. En: Revista El Arca. Nº 39. Buenos Aires, diciembre de 1998.-0.

vi LUNA, F. – “Algunas controversias acerca de las guías internacionales para la investigación con seres humanos” En: Jurisprudencia Argentina. 2004- IV. Número especial sobre Bioética. LexisNexis Buenos Aires, noviembre 3 de 2004.-

vii RIFKIN, J. - ¿Es el fin del embarazo humano? En: Clarín –Buenos Aires, febrero 6 de 2002.

viii SAEZ CAPEL, J. – Ponencia en las 1as. Jornadas de bioética y derecho, FD. UBA. Agosto de 2000. Organizado por la Cátedra UNESCO de biología y la AABA.




similar:

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconLas cuencas lecheras argentinas

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconInfluencia de su cultivo en las exportaciones argentinas y en el...

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética icon¿Qué hacen las parejas latinoamericanas cuando reciben un diagnóstico prenatal adverso?

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconLa participación que se me encarga surge en el marco de las jornadas...

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconLa ruta de las jornadas del éxodo

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconI jornadas del sector camellar- universidad de las palmas

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconDr. Rafael Rico García Rojas, umae hospital González Garza. Méjico...

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconII. Bioética
«etiqueta médica», que refleja las actitudes del gentleman por encima de las del médico sensible a la problemática ética

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconTeoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial...

Comunicación a las IX jornadas Argentinas y Latinoamericanas de Bioética iconNota de prensa ifc participa en las Jornadas Nacionales de Dermofarmacia...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com