Más allá del Síndrome de Asperger




descargar 64.91 Kb.
títuloMás allá del Síndrome de Asperger
página2/2
fecha de publicación12.03.2016
tamaño64.91 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2
Relaciones con el espectro autístico.

 

Los rasgos individuales de la personalidad esquizoide en la niñez se asemejan a los síntomas del autismo y síndrome de Asperger, tal como hemos visto, pero no son los mismos.

 

Sin embargo, puede existen una relación genética entre el autismo, el síndrome de Asperger y nuestro grupo “esquizoide” o esquizotípico. El autismo y el síndrome de Asperger han sido encontrados en miembros de las mismas familias (Gilberg, 1991), los padres de niños autistas tienen un exceso de rasgos de personalidad esquizoide leve (Wolff y otros, 1988); los estudios, tanto de gemelos como familias de niños autistas han mostrado un exceso de déficits cognitivos y sociales, así como comportamiento repetitivo, estereotipado, más leve pero similar a aquellos del autismo mismo, en gemelos idénticos no afectados y en parientes en primer grado de personas autistas (Bailey y otros, 1996 – Bolton y otros, 1994 – Fombonne y otros, 1997 – LeCouter y otros, 1999 a). A esos desordenes les han sido aplicados los rótulos “variante en menor grado” o “más amplio fenotipo” de autismo, y el retraso en el lenguaje y lectura y dificultades del lenguaje ahora son reconocidos como partes constituyentes de ellos (Rutter y otros, 1999 a). Solo un caso de síndrome de Asperger fue encontrado entre esos parientes, quizás porque los retrasos asociados del lenguaje en el momento, impidieron el diagnóstico. No obstante, sería extraño si las características clínicas de los individuos que comparten de forma demostrable los genes de personas con autismo, fueran diferentes de aquellas del espectro de desorden autista reconocidas clínicamente tales como el síndrome de Asperger o nuestro grupo “esquizoide” al que Rutter (1999) ve ya sea como “autismo moderado” o “alguna condición diferente”.

 

Relaciones con el espectro de la esquizofrenia

 

Es necesario dejar aclarado que, mientras en las características esquizoides y esquizotípicas se ha encontrado que exceden la premorbilidad en los pacientes, especialmente en hombres con esquizofrenia (Foerster y otros, 1991), muy pocos niños con estos desórdenes de la personalidad, como los expuestos en nuestro estudio, avanzan en el desarrollo de la enfermedad. También Ssucharewa (Wolff, 1996) ha expuesto que el trastorno esquizoide en la niñez, por ella descrito, fue el mismo que el visto en la premorbilidad en pacientes esquizofrénicos, pero que la condición de los niños fue estable y no se deterioró.

Nuestros niños presentaron muchas características descritas en niños que posteriormente desarrollaron esquizofrenia. En un estudio de control de esquizofrenia juvenil, Hollis (1995) encontró un exceso de niños con retrasos en el desarrollo del lenguaje, específicos del lenguaje expresivo y receptivo, deterioros específicos del desarrollo motor y anormalidades en el desarrollo social, particularmente pobres relaciones con los iguales, timidez y alejamiento social. Jacobsen y Rapoport (1998) documentaron retrasos premórbidos en el desarrollo del habla y el lenguaje y síntomas transitorios de desórdenes en el desarrollo inicial de la esquizofrenia en la infancia. Los estudios sobre nacimientos en Gran Bretaña mostraron que los niños que desarrollan esquizofrenia de adultos tienen retrasos específicos en el desarrollo, tales como aislamiento y comportamiento socialmente inadecuado (Jones y otros, 1994 – Done y otros, 1994). Así pues, los antecedentes de la esquizofrenia consisten tanto en el aislamiento y deterioro de las habilidades sociales como de retrasos específicos en el desarrollo, incluyendo retrasos en el lenguaje, aparentemente semejantes al amplio fenotipo del autismo.

 

Los desórdenes de la personalidad esquizotípica y otra Tipo A se han encontrado como excesivos incluso entre parientes biológicos, especialmente hombres, de pacientes con esquizofrenia (Kremen y otros, 1998). La considerable discordancia entre mellizos MZ uno de los cuales está afectado, está explicada, así como la discordancia entre mellizos MZ uno de los cuales tiene autismo, sobre la base de que el genotipo de la esquizofrenia no está explicado salvo ser conocido por algún tipo de factor estresante, posiblemente prenatales (Gottesman y Bertelsen, 1989).

 

Para conciliar la posibilidad de un factor (o factores) genético común del autismo y esquizofrenia, manifestantes con expresividad variable como rasgos de los desórdenes esquizoide/esquizotípico/Asperger, con el hecho de que el autismo y la esquizofrenia no se co-agregan en familias, necesitamos postular que para el autismo así como para la esquizofrenia, otros factores genéticos, diferentes para cada condición, así como posibles factores estresantes del entorno, están entre las causas necesarias.

 

Rutter (1999 b) recientemente ha sugerido que los efectos genéticos pueden estar relacionados a facetas específicas de un desorden o incluso a rasgos de vulnerabilidad dimensional, más que a la condición psiquiátrica como un todo.

 

Conclusiones

 

  1. 1.       Actualmente, los criterios comunes para el diagnóstico del síndrome de Asperger identifican solamente los pacientes más seriamente deteriorados dentro de los grupos descritos por Asperger y por nosotros mismos. Muchos de los niños y adultos afectados moderadamente, algunos de los cuales están dotados, necesitan que se reconozca como constitucionalmente determinada la naturaleza de sus dificultades, de tal forma que sus síntomas no sean erróneamente atribuimos a defectos de la educación. El diagnóstico está frecuentemente empañado por co-morbilidad.

 

  1. 2.       Los desórdenes específicos en el desarrollo asociados requieren previsiones educacionales especiales y las alteraciones de conducta asociadas y otros desórdenes psiquiátricos requieren el enfoque de tratamientos realistas. Los intereses especiales de los niños y sus capacidades deben ser preservados y alentados, y el apoyo psiquiátrico o psicológico para el niño y la familia debe mantenerse durante muchos años. Ya que los niños no están tan deteriorados como los que corrientemente dan un diagnóstico de síndrome de Asperger, los problemas que ocasionan a sus familias y escuelas son muy a menudo tremendos.

 

  1. 3.       Puede resultar dificultoso conciliar el hecho de que el “trastorno de la personalidad esquizoide” pareciera encontrarse al final del espectro autístico donde aparece con variaciones de la personalidad normal, mientras existe también evidencia relacionándolo con el espectro esquizofrénico. Etiológicamente, el problema es menos importante. Tanto la esquizofrenia como el autismo son actualmente vistos como desordenes del desarrollo neurológico con bases genéticas, cada uno involucrando algunos genes. Y en ambos casos, autismo y durante episodios esquizofrénicos, se han encontrado déficits similares en las habilidades de mentalismo y lenguaje (Corcoran y otros, 1997 – Drury y otros, 1998 – Frith, 1992 – Baltaxe y Simmons, 1992).

 

Referencias.


1.American Psychiatric Association (1994) Diagnostic andStatistical Manual of Mental Disorders (4th ed.). Washington, D.C.: APA.

2.Asperger, H. (1944) Die Autistischen Psychopathen imKindes-alter. Archiv fuer Psychiatrie und Nervenkrankheiten, 117, 76-136.

3.Bailey, A., Phillips, W. and Rutter, M. (1996) Autism: towardsan integration of clinical, genetic, neuropsychological andneurobiological perspectives. Journal of Child Psychology andPsychiatry, 37, 89-126.

4.Baltaxe, C. and Simmons, J.Q. (1992) A comparison oflanguage issues in high functioning autism and related disorderswith onset in childhood and adolescence. In: E. Schopler and G.B. Mesibov (eds) High Functioning Individuals with Autism. NewYork: Plenum, pp201-225.

5.Bolton, P., Macdonald, H., Pickles, A., Rios, P., Goode, S., Crowson, M., Bailey, A. and Rutter, M. (1994) A case-controlfamily history study of autism. Journal of Child Psychology andPsychiatry, 35, 877-900.

6.Chick, J., Waterhouse, L. and Wolff, S. (1979) Psychologicalconstruing in schizoid children grown-up. British Journal ofPsychiatry, 135, 425-430.

7.Corcoran, R., Cahill, C.and Frith, C.D. (1997) The appreciationof visual jokes in people with schizophrenia: A study in"mentalizing" ability. Schizophrenia Research 24, 319-327.

8.Done, J.D., Crow, T.J., Johnstone, E.C. et al (1994) Childhoodantecedents of schizophrenia and affective illness: socialadjustment at ages 7 and 11. British Medical Journal, 309, 699-703.

9.Drury, V.M., Robinson, E.J. and Birchwood, M. (1998) Theory ofmind skills during an acute episode of psychosis and duringrecovery. Psychological Medicine, 28, 1101-1112.

10.Foerster, A., Lewis, S.W., Owen, M.J. and Murray, R.M. (1991) Premorbid adjustment and personality in psychosis: effects ofsex and diagnosis. British Journal of Psychiatry, 158, 171-176.

11.Fombonne, E., Bolton, P., Prior, J., Jordan, H. and Rutter, M. (1997) A family study of Autism: Cognitive patterns and levels inparents and siblings. Journal of Child Psychiatry and Psychology, 38, 667-683.

12.Frith, C.D. (1992) The Cognitive Neuropsychology ofSchizophrenia. Hove: Lawrence Erlbaum.

13.Frith, C.D. and Frith, U. (1991) Elective affinities inschizophrenia and childhood autism. In: P.E. Bebbington (ed) Social Psychiatry: Theory, Methodology and Practice. London: Transaction Publishers, pp. 65-88.

14.Frith, U. (1991) "Autistic psychopathy in childhood", HansAsperger, translated and annotated by Uta Frith. In: U. Frith (ed) (1991a) Autism and Asperger Syndrome. Cambridge: CambridgeUniversity Press, pp. 37-92.

15.Gillberg, C. (1991) Clinical and neurobiological aspects ofAsperger syndrome in six family studies. In: U. Frith (ed) Autismand Asperger Syndrome. Cambridge: Cambridge University Press, pp 122-146.

16.Gottesman, I.I. and Bertelsen, A. (1989) Confirmingunexpressed genotypes for schizophrenia. Archives of GeneralPsychiatry, 46, 867-872.

17.Hollis C. (1995) Child and adolescent (juvenile) schizophrenia: a case control study of premorbid developmental impairments. British Journal of Psychiatry, 166, 489-495.

18.Jacobsen, L.K. and Rapoport (1998) Research update: childhood-onset schizophrenia: Implications of clinical andneurobiological research. Journal of Child Psychology andPsychiatry, 39, 101-113.

19.Jones, P., Rodgers, b., Murray, R. and Marmot, M. (1994) Child developmental risk factors for adult schizophrenia in the1946 birth cohort. Lancet, 344, 1398-1402.

20.Klin, A. and Volkmar, F.R. (1997) Asperger's syndrome. In: D.J. Cohen, F.R. Volkmar (eds.) Handbook of Autism andPervasive Developmental Disorders. New York:Wiley, pp. 94-122.

21.Kremenn, W.S., Faraone, S., Toomey, R., Seidman, L.J. andTsuang, (1998) Sex differences in self-reported schizotypal traitsin relatives of schizophrenic probands. Schizophrenia Research, 34, 27-37.

22.Le Couteur, A., Bailey, A., Goode, S., Pickles, A., Loeber, R. and Eaves, L. (1996) A broader phenotype of autism: the clinicalspectrum in twins. Journal ofChild Psychology and Psychairty, 37, 785-801.

23.Mawhood, L. (1995) Autism and Developmental LanguageDisorder: Implications froma Follow-up in Early Adult Life. PhDThesis, University of London.

24.Nagy, J. and Szatmari, P. (1986) A chart review of schizotypal personality disorders in children. Journal of Autism andDevelopmental Disorders, 16, 351-367.

25.Olin, S-c., Raine, A., Cannon, T.D., Parnas, J. Schulsinger, F. and Mednick, S.A. (1997) Childhood behavior precursors ofschizotypal personality disorder. Schizophrenia Bulletin, 23, 93-103.

26.Prior, M., Eisenmajer, R., Leekam, S., Wing, L., Gould, J., Ong, B. and Dowe, D. (1998) Are there subgroups within theautistic spectrum? A cluster analysis of a group of children withautistic spectrum disorders. Journal of Child Psychology andPsychiatry, 39, 893-902.

27.Rutter, M. (1999) The Emanuel Miller Memorial Lecture 1998Autism: Two-way interplay between research and clinical work. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 40, 169-188.

28.Rutter, M., Silberg, J., O'Connor, T. and Simonoff, E. (1999a) Genetics in child psychiatry: II Empirical research findings. Journal of Child Psychiatry and Psychology, 40, 19-57.

29.Rutter, M., Silberg, J., O'Connor, T. and Simonoff, E. (1999b) Genetics in Child Psychiatry: I Advances in quantitative and molecular genetics. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 40, 3-19.

30.Ssucharewa, G.E. (1926) Die Schizoiden Psychopathien im Kindesalter. Monatschrift fuer Psychiatrie und Neurologie, 60, 235-261.

31.Tantam, D. (1988a) Lifelong eccentricity and social isolation I: psychiatric, social and forensic aspects. British Journal of Psychiatry, 153, 777-782.

32.Tantam, D. (1988b) Lifelong eccentricity and social isolation II: Asperger's syndrome or schizoid personality disorder? British Journal of Psychiatry, 153, 783-791.

33.Tantam, D. (1991) Asperger's syndrome in adulthood. In: U. Frith (ed) Autism and Asperger Syndrome, Cambridge: Cambridge University Press, pp 147-183.

34.Wing, L. (1981) Asperger's syndrome: a clinical account Psychological Medicine, 11, 115-129.

35.Wing, L. (1992) Manifestations of social problems in high-functioning autistic people. In E. Schopler and G.B.Mesibov (eds) High-Functioning People with Autism.New York: Plenum, pp 129-142.

36.Wolff, S. (1995) Loners: The Life Path of Unusual Children. London: Routledge.

37.Wolff, S. (1996) The first account of the syndrome Asperger described? European Child and Adolescent Psychiatry, 5, 119-132.

38.Wolff, S. and Chick, J. (1980) Schizoid personality in childhood: A controlled follow-up study. Psychological Medicine, 10, 85-100.

39.Wolff, S. and McGuire, R. J. (1995) Schizoid personality in girls: A follow-up study - What are the links with Asperger's syndrome? Journal for Child Psychology and Psychiatry, 36, 793-817.

40.Wolff, S., Narayan, S. and Moyes, B. (1988) Personality characteristics of parents of autistic children: A controlled study. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 29, 143-153.

41.World Health Organization (1978) Mental Disorders: Glossaryand Guide to their classification in Accordance with the NinthRevision of the International Classification of Diseases. Geneva: W.H.O.

42.World Health Organization (1992) I.C.D.: The ICD-10Classification of Mental and Behavioural Disorders - Clinical
Descriptions and Diagnostic Guidelines.Geneva: W.H.O. 43.World Health Organization (1993) ICD-10: The ICD-10 Classification of Mental and Behavioural Disorders – Diagnostic Criteria for Research. Geneva: W.H.O.
1   2

similar:

Más allá del Síndrome de Asperger iconLa familia del alumno con Síndrome de Asperger

Más allá del Síndrome de Asperger iconSíndrome de Asperger. Un trastorno del espectro autista

Más allá del Síndrome de Asperger iconFuente Síndrome de Asperger. Un trastorno del espectro autista

Más allá del Síndrome de Asperger iconEl trauma es una problemática que abarca toda la obra de Freud. Su...

Más allá del Síndrome de Asperger iconEl síndrome de Asperger (SA) es un trastorno del espectro del autismo...

Más allá del Síndrome de Asperger iconSíndrome de Asperger, Autismo de Alto Funcionamiento y Desórdenes del Espectro Autista

Más allá del Síndrome de Asperger iconEfectivamente, la Conferencia Emery A. Rovenstine es la más importante...

Más allá del Síndrome de Asperger iconAspectos neurobiológicos del síndrome de asperger dr. Josep Artigas....

Más allá del Síndrome de Asperger iconConsulta un poco y elabora una síntesis sobre el Autismo y el síndrome...

Más allá del Síndrome de Asperger iconEl electrocardiograma más allá del fENÓnomeno eléctrico




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com