Y una nueva civilizacióN. (Parte I)




descargar 374.24 Kb.
títuloY una nueva civilizacióN. (Parte I)
página2/7
fecha de publicación03.08.2016
tamaño374.24 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

Las batallas que gana el orgullo material las pierde el Alma.
El orgullo material, la primera debilidad del hombre que debemos vencer. Cuando te dejas dominar por el orgullo material, ese día sin darte cuenta matas tu dicha, tu alegría, tu felicidad.
El Orgullo solo es permitido para reconocer la Riqueza Absoluta del Alma.
El que no es humilde y funde sus energías en el orgullo material, es un desdichado y llegará a convertirse en gran víctima de su procedimiento.
Somos arquitectos atrapados en nuestra propia construcción (materia), estamos construyendo un mundo de banalidades ¿Por qué nos empeñamos en seguir atrapados en nuestros propios errores, donde el deseo nos atrapa y el sufrimiento nos azota? ¿Qué nos hace sufrir tanto?

...!Los apegos!!. Los apegos condicionan la Vida, frenan la evolución, detienen, entorpecen y nos desvían del camino y privan de la libertad a las Almas.
La Vida no es de apariencia. Los verdaderos bienes son invisibles y eternos, a ellos debemos aspirar sin distraernos ya que es nuestra única verdad. No nos encontramos en verdadera armonía cuando tenemos nuestros pensamientos en saciar deseos terrenales.
¿Por qué se empeña el hombre en atesorar dinero y bienes materiales, si cuánto más obtiene, más vacía está su Alma? ¿Qué frutos cosecha el hombre si de angustias y apegos hace de su Vida una prisión? ¿Acaso no se da cuenta que la Vida, el Alma, pertenece al mundo celestial, sutil, invisible, pero es lo único real y verdadero que tiene?
Se es verdaderamente libre, cuando dejas en libertad todo lo que te rodea y lo haces con la delicada influencia del corazón, la voluntad individual es factor determinante, la plena decisión es de cada cual. El dinero no determina el valor del hombre, nadie desde lo sutil del Alma, aventaja a otro con cosas materiales.

El materialismo es una forma absorbentemente denigrante de Vida. Todas las pertenencias y permanencias terrenales son efímeras (pasajeras). Estos días son momentos apremiantes para la evolución.
Este es un llamado de atención, hay mucho por aprender, el hombre no necesita cosas, necesita lecciones. Lecciones que le permitan entrenar, entusiasmada, entretenida y evolutivamente nuestros dones y virtudes innatos, todos los potenciales de la psiquis.
¿Porqué no empezar a canjear, a cambiar, cosas materiales por tesoros mentales, psíquicos?
No se preocupen por el “qué dirán”, si los actos son conscientes y el Alma está tranquila, déjelo al multiverso, a la “divina Providencia”. Haced un verdadero reconocimiento de los verdaderos valores, los Dones y Virtudes del Alma, algo que la inmensa mayoría, todavía, desconocemos, no los hemos encontrado, despertado y menos activado, hasta el momento. Debemos trabajar muy duro en nuestra preparación para obtener una mejor calidad de Vida.
¿En dónde está la calidad de Vida? ¿Acaso creen que en los bienes materiales a costa de incumplir obligaciones o deberes que se debieran tienen consigo mismo, con lo que es perteneciente al reino celestial, lograrán alcanzar un bienestar duradero?
El inicio de la sabiduría está en el deber consigo mismo, su Vida es responsabilidad de cada cual. Identificarse, comprenderse y valorarse son los principales pasos para lograr el equilibrio, hay que buscar el equilibrio, la armonía con el multiverso. Equilibrarse con el pluridimensional multiverso nos lleva al Amor.
Para llegar al Amor Universal, debemos conocernos a nosotros mismo, conocer nuestro origen, la causa (esencia) de nuestra existencia. Nuestra Alma, nuestra naturaleza vital. La Libertad. Lo que conocemos amamos, a lo desconocido tememos.
Que doloroso para aquel que se encierra en su egoísmo. Los necios (ignorantes) de corazón, que tienen cerrados sus ojos, oídos y sensaciones al cambio, a la evolución, a la transformación, al Amor se niegan a sí mismos. Si queréis entender y sentir el Amor, aprended la libertad, solo al ser libres podremos disfrutar la armonía y felicidad que otorga el Amor.
Estos mensajes, no van para aquellas mentes en cuyo pensamiento se hayan sembrado ideas preconcebidas, enchufados dogmas de religiones e ideologías, son para quienes tengan suficiente fuerza en sí mismos para hacerse libres. Un mensaje de liberación solo puede llegar hasta una mente abierta a la evolución, una mente libre. Estos son mensajes de unificación para un mundo separado, dominado por la ilusión material, dividido por fanatismos, dogmas y prejuicios culturales, subyugados por la misma tiranía de la “civilización”. Es momento ya de romper con muchos sistemas establecidos en ella como “irremplazables”.
No se trata de desvirtuar criterios, conceptos, tradiciones, hábitos, que en su momento cumplieron sus objetivos, se trata de dejar de lado muchas cosas, todas esas que no han permitido a la especie convivir en paz con sus congéneres y la naturaleza misma, conceptos terrenales, materialistas. Retornando hacia lo ético, ecológica, económica, evolutiva y psicobioenergéticamente.

Esta enseñanza, este mensaje, es la dulce esperanza de cambiar la cultura, la cultura de vivir la Vida en este planeta, para trascender en la evolución consciente y voluntariamente y poder, aunados, disfrutar por siempre de la dicha y felicidad de vivir esta existencia, dejar de sufrir, de hacernos daño, de degradar el medio ambiente. Un cambio que nos merecemos todos los que habitamos este Planeta, nuestro hogar y única y contaminada nave espacial en este pluridimensional firmamento multiversal.
Es sorprendente la resistencia que se impone hacia un cambio y nuevamente es eso, ver pueblos enteros que se pierden en la inconsciencia, en un estado de vaivén, de caer y volver a caer en los mismos errores, llevando la Vida con un giro al revés, totalmente contrario haciéndola exclusivamente terrenal, a lo que debió ser su ruta suprema, espiritualizar el Alma. Hoy todo lo abarca la materia, por estar en esta rutina se han perdido de conocer el vastísimo universo de lo impalpable, del Alma. La base de toda porción de Vida, está en una verdadera transformación, volver a empezar y no volver a caer en los errores. La atención debe estar dirigida hacia el mundo sutil del Alma, el mundo invisible, sutil, celeste (celestial), de luz y claridad, eso es lo fundamental.
Cuando se transita por el camino de la luz, todo se transforma, la mente se transforma, el pensamiento se transforma, el cuerpo se transforma y la justicia aflora en el corazón humano. Aflora la compasión, la humildad, la sencillez, la solidaridad. Esto debe quedar muy claro, éstas son las verdaderas mutaciones, la transformación de sí mismos, la relación a esta correspondencia debe dar sus frutos. Estar en concordancia con la única Ley valedera de la Naturaleza: “Preservar y conservar en Armonía todo lo creado (lo que existe)”
Somos parte de la literatura Universal porque todo está grabado en el interior de cada Uno, en su Ser. Tenemos la génesis repartida entre cielo y tierra. Todas las partículas del Universo están puestas en nosotros. Si solo la luz de nuestros ojos materiales pretenden comprender cuán grande es la Creación, cuán inmensamente maravilloso sería si la pudiéramos contemplar con los ojos celestiales del Alma.
El único misterio que todavía hay en el mundo, es la Vida, porque el hombre no se conoce a sí mismo. La Divina Identidad Celestial del Ser es algo insospechado por el hombre actual. El Ser es lo real, la esencia, la síntesis, el ser humano es energía pura, presa (cautiva) en el cuerpo del hombre, en los laberintos de su cerebro, de su sistema nervioso, endocrino y todos los demás sistemas. Con la mente, aptitud del Alma (lo mental es para el Alma como la palabra lo es para el cuerpo, su expresión), podremos descubrir la maravillosa majestuosidad del Ser y del universo.
Somos una partícula del universo, una fibra simbólica en el cosmos a su imagen y semejanza, a partir de ella todo nos ha sido dado como protagonistas de nuestra propia Vida. La Vida es interminable, el fin no existe, todo crea y se recrea (crea de nuevo), todo es Vida, es la ley de la existencia fuente inagotable del ser. La Vida es eterna y nosotros somos esa Vida. Debemos aprender a conservarla de lo contrario se diluirá, extinguirá, adviniendo irremediablemente la verdadera muerte, la segunda muerte del cual nos hablan las Enseñanzas, la extinción de la Conciencia.
En nuestro devenir terrenal lo único que cuenta es la existencia, el Ser. La Vida es de instantes, por esta causa somos eternos. La libertad es eternidad, la eternidad es la Vida. La Vida es según la vivamos, todo se encuentra diseñado para ser felices.

La Vida es un cáliz con el néctar de los sueños, esperando hacerse realidad, los actos de la Vida siempre deben ser para beneficio de esa Alma, de ese Ser y así lograr impregnarle el verdadero sentido a la Vida.
El Alma florece de la semilla del Divino Espíritu, en terreno abonado germinará, en terreno árido no florecerá. La Vida no es de complicaciones, nuestra Vida está llena de acontecimientos, hoy totalmente desproporcionados, pero son oportunidades inmensas para que nosotros encontremos el sentido real de la existencia. Se va cambiando en la medida que las circunstancias permitan que vayamos haciendo de la Vida el paraíso que hayamos soñado. La Vida es toda una ciencia de retroalimentación, aprendiendo de las experiencias, le damos el ritmo a la Vida de acuerdo a la vibración en que nos encontremos, de acuerdo a la consciencia que tengamos.
La vibración y la consciencia nos la otorgan nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, nuestras propias valoraciones, nuestras propias creencias. Nadie más tiene derecho a juzgarnos (cambiar nuestras vibraciones), solo nosotros regimos sobre nuestra existencia. Lo único que debemos respetar es la Ley Universal de la Armonía: “No atentar contra la naturaleza de las cosas creadas, preservar el orden de la creación4. Debemos mantenernos en sintonía con todas las obras creadas. Es más, debemos coadyuvar a mantener el equilibrio ya que tenemos la potestad de regir sobre ella. Ahí está la trascendentalidad de nuestra existencia. Por ello la complejidad de nuestro campo de información nos ha permitido “poseer” nuestros bienes5 y atributos.
Potencialidades que en la actualidad, muy lamentablemente, desconoce la inmensa mayoría de nuestros congéneres, pues su atención (vigilancia) y disciplina están desvirtuadas (fascinadas) por lo material. Hacia ella las han encaminado aquellas culturas que todavía insisten en querer aprisionarnos y someternos a los vejámenes de la esclavitud. Solo conociéndonos nos haremos libres.
La historia vital de cada quien se escribe de acuerdo como se haga el recorrido, como se actué y ello queda grabado en el Alma. Para darle a la Vida la experiencia de la realización verdadera (felicidad) debemos cumplir con los deberes con estricta vigilancia y disciplina.
¿Cuantos han botado, desperdiciado, su Vida, triste y desprevenidamente y no están en la labor de encontrar el verdadero sentido de la existencia?
Nos hemos olvidado que somos el único responsable de ella.
Las dos claves imprescindibles de entender son: El nacimiento y la muerte. Esta es la ley de renovación (evolución), se nace realmente cuando se muere terrenalmente, así cuando el hombre empieza a morir en la Vida terrenal, empieza a vivir a la Vida Sutil del Alma. La muerte es una estación donde se cambia de vehículo (el cuerpo físico), para continuar con el aprendizaje y servicio en otros mundos sutiles (celestiales).
Lo que llamamos fantasmas, son formas astrales (sutiles) que en su proceso de desmaterialización, no son conscientes de su real estado natural, su estado sutil.
Muerto es aquel que sigue pegado a su pasado. La primera muerte no es definitiva, es simplemente una crónica, ciclo (orden natural) breve para la mayoría, la historia de los tiempos terrenales. Es un abrir y cerrar páginas respondidas, laboradas, sustentadas (sostenidas) en la materia. Un tránsito para adquirir conciencia de nuestra realidad inmortal. Una opción de corregir, de retornar espacialmente al camino extraviado.
¿Quién de vosotros no quiere estar consciente de ello a la hora del acontecimiento?
Es importante aprender que el Ser vital no es un sueño inútil. Con un voluntario y entusiasmado deseo de entendimiento, fe y Amor hacia nosotros mismos, es fácil sentir la alegría de vivir la Vida. Cuando este sentimiento le llegue, entreténgase expansiva, entusiasmada y efectivamente a explorarlo, analizarlo, comprenderlo y disfrutarlo, ello se logra entrenándose.
Llegaremos a ser verdaderos humanos, cuando hallemos correspondencia armónica entre lo interno, el Ser y lo externo, lo ecológico. Cuando nuestra conciencia conscientemente despierte a la realidad del Alma, junto al Espíritu Divino, con criterio y lucidez propia, lucidez mental, claridad, capacidad de observación hasta llegar a sí mismos, porque es la meta que debe culminar cada Alma, encontraremos el Amor. Identificarse, comprenderse y valorarse como un Ser con capacidades infinitas y eternas, siempre y cuando sepa cuidar de su propia existencia, de mantener limpias y puras (inmácula) sus vestiduras.
A propósito de cómo se pudiera experimentar el trascender, salir de esta primera etapa evolutiva, dar el primer paso en el escalón dimensional traigo a colación la vivencia de Mellen-Thomas Benedict de cuya experiencia el Dr. Kenneth Ring, eminente investigador de estos fenómenos, ha expresado: "Su historia es una de las más notables que he encontrado en mi extensa investigación de las experiencias de muerte clínica."
Habla Mellen: “….la siguiente cosa que recuerdo es que estaba plenamente consciente y de pie. No obstante, mi cuerpo yacía en la cama. Me parecía estar rodeado de oscuridad, sin embargo podía ver cada cuarto de la casa y el techo, e incluso bajo la casa. Brilló una Luz [Es como la luz, las estrellitas en un solo fulgor, que se ve cuando recibes un golpe, pero sin desaparecer, permanece ahí “encendida”]. Me volví hacia ella y percibí su similitud con lo que otros han descrito en las experiencias de muerte clínica. Era magnífica y tangible y fascinante. Quería ir hacia esa Luz igual como querría ir hacia los brazos de mi madre o padre ideales. Cuando avancé hacia la Luz, supe que si entraba en Ella, sería la muerte. De modo que dije / sentí "Por favor, espera. Me gustaría hablar contigo antes de seguir. Toda la experiencia se detuvo. Descubrí que estaba en control de la experiencia. Mi pedido fue aceptado. Tuve una conversación con la Luz. Esta es la mejor manera en que puedo describirlo. La Luz se transformó en diferentes figuras, como Jesús, Buda, Krishna, imágenes arquetípicas y signos [de acuerdo a las creencias religiosas o filosóficas de cada quien así mismo serán las personificaciones que “adopte” dicha Luz] Pregunté en una especie de telepatía "¿Qué es lo que está pasando aquí?". La información me fue transmitida en el siguiente contexto: “Nuestras creencias configuran la clase de retrospección que recibimos, así: Si uno fuera un budista, un católico o un fundamentalista, recibirá una retroalimentación de las imágenes que le sean familiares. Tomé conciencia de una matriz de Sí Mismo Superior, un canal hacia la Fuente. Todos tenemos un Sí Mismo Superior o una parte supra-anímica de nuestro ser, un conducto. Todos los Sí Mismos Superiores están conectados como un Ser, todos los seres humanos están conectados como un solo Ser”. Fue la cosa más bella que jamás hubiera visto. Era algo así como el amor que uno siempre anhelara, y era la clase de amor que cura, sana, regenera. Estuve listo para irme en ese instante. Dije "Estoy listo, tómame". Entonces la Luz se transformó en lo más hermoso que pudiera imaginar - un mándala de almas humanas en este planeta... pude ver que éramos las más bellas creaciones... elegantes, exóticas... todo….
..no puedo encontrar palabras para expresar como, en un instante, cambió mi opinión de los seres humanos. Dije / pensé / sentí "¡Oh Dios, no me había dado cuenta!" Quedé asombrado al ver que no había maldad en ningún alma. Las gentes pueden hacer cosas terribles debido a la ignorancia o a carencias, pero ningún alma es mala. "Lo que la gente busca - lo que la sustenta - es amor" me dijo la Luz... "Lo que distorsiona a las gentes es la falta de amor."… Las revelaciones siguieron y siguieron. Pregunté: "¿Significa esto que el género humano será salvado?" Como estruendo de trompetas que diseminó una lluvia de espirales luminosas, la Luz "habló" diciendo "Te salvas, sanas y redimes tu mismo. Siempre lo has hecho y siempre lo harás. Fuiste creado con el poder para hacerlo desde antes del principio del mundo." En este instante me dí cuenta que ya había sido salvado. Se lo agradecí a la Luz de Dios con todo mi corazón. Lo mejor que pude expresar, fue, "Oh Dios amado, Universo amado, Gran Sí Mismo amado, yo amo mi Vida". La Luz pareció inhalarme más profundamente, absorbiéndome. Entré a otro ámbito más profundo que el último y percibí una enorme corriente de Luz, vasta, rebosante, honda. Pregunté qué era, La Luz respondió "Este es el Río de la Vida. Bebe de esta agua-maná hasta saciarte." Bebí extático. Repentinamente pareció como si fuera propulsado velozmente lejos del planeta, sobre este Río de Vida. Ví como la Tierra pasaba volando. El sistema solar pasó como una exhalación y desapareció. Volé por el centro de la galaxia, absorbiendo conocimiento a medida que avanzaba. Aprendí que esta galaxia –y el Universo entero– está rebosante de muchas diferentes variedades de vida….
ví muchos mundos. No estamos solos en este Universo. Parecía como si todas las creaciones en el Universo me pasaran veloces y desaparecieran como puntitos de Luz. Entonces apareció una segunda Luz. Cuando entré en Ella, pude percibir para siempre, allende el infinito. Me encontraba en el Vacío, la pre-Creación, el principio del Tiempo, la primera Palabra o vibración. Descansé en el Ojo de la Creación y parecía que tocaba el Rostro de Dios. No era un sentimiento religioso. Simplemente yo era Uno con la Vida y la Conciencia Absolutas…


…seguí en el río directamente hacia el centro de la Luz. Me sentí envuelto por la Luz cuando me inhalaba nuevamente con su aliento. Y era obvia la verdad que no existía la muerte; que nada nace y nada muere; que somos seres inmortales, partes de un sistema viviente natural que se recicla interminablemente a sí mismo. Me tomaría años asimilar la experiencia del Vacío. Era menos que nada y, sin embargo, mayor que cualquier cosa. La Creación es Dios explorando al Sí Mismo de Dios por todos los modos imaginables. A través de cada cabello de sus cabezas, a través de cada hoja de cada árbol, a través de cada átomo, Dios explora el Sí Mismo de Dios.
 Lo ví todo como el Sí Mismo de todos. Dios está aquí. De eso es lo que todo se trata. Todo está hecho de luz; todo está vivo. Le pregunté a Dios "¿Cuál es la mejor religión en el planeta? ¿Cuál es correcta?" Dios dijo con inmenso amor "No importa". Qué gracia tan increíble. No importa de qué religión seamos. Las religiones vienen y van. Cambian. El budismo no ha estado aquí desde siempre, el catolicismo no ha estado aquí desde siempre, y todas son acerca de hacerse más iluminado. Más luz está llegando a los sistemas ahora. Muchos se resistirán y lucharán por ello, una religión contra la otra, creyendo que sólo ellas tienen la razón….
estas cosas son tan grandiosas. La deforestación de los bosques de lluvia va a frenarse y en cincuenta años habrá más árboles en el planeta que los que había mucho tiempo antes. Si son partidarios de la ecología, trabajen por ella; ustedes son de aquella parte del sistema que se está volviendo consciente. Apóyenla con todas sus fuerzas y no se dejen deprimir o descorazonar. La Tierra está en un proceso de domesticarse y nosotros somos células de ese Cuerpo. El aumento de la población está llegando muy cerca al nivel óptimo de energía [seguramente se refiere a la cifra que se menciona en el Apocalipsis de Juan, 7000 millones] que pueda causar una mutación de conciencia. Esa variación de la conciencia va a producir cambios en la política, el sistema monetario y el manejo de la energía….

1   2   3   4   5   6   7

similar:

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconSer padres es una nueva y maravillosa situación que cambiará radicalmente...

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconLos enigmas de la civilización egipcia
«la obra de erudición más importante de este siglo que exige una revisión total de la concep­ción que el hombre moderno tiene de...

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconEstudios sociologicos en torno al deporte, la violencia y la civilizacion
«simple juego», sino una industria del deporte que ha crecido hasta tener gran importancia a nivel nacional. 132

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconCuestionario Es una forma, aspecto o posición anormal de una parte...

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconActividad antibiótica de una nueva cepa de

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconAnticancer, una nueva forma de vida

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconEl alba de una nueva era: Esclavitud Total

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconUna nueva convergencia tecnológica cambiará a la sociedad en 2020

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconFracasó una licitación clave de la nueva ley de medios

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconObtener la mejor calidad de un forraje puede ser una tarea difícil...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com