Y una nueva civilizacióN. (Parte I)




descargar 374.24 Kb.
títuloY una nueva civilizacióN. (Parte I)
página3/7
fecha de publicación03.08.2016
tamaño374.24 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7

…El Gran Misterio de la Vida tiene poco que ver con la inteligencia….

El Universo no es un proceso intelectual. El intelecto ayuda, mas nuestros corazones representan nuestra parte más sabia. Desde mi regreso, me ha tocado experimentar espontáneamente la Luz. He aprendido a llegar hasta ese Espacio casi cada vez que medito, que pongo mi mente “en blanco”. Ustedes también podrían hacerlo - no necesitan morir antes, ya están conectados con la Luz, solo necesitan fijar vuestra atención en vuestro interior, meditar. El cuerpo sutil, vuestra Alma es el más magnífico ser de Luz que exista. El cuerpo del Alma es un universo de Luz increíble. No necesitamos comunicarnos con Dios - ¡Dios ya está comunicándose con nosotros a cada momento! Su omnipresencia es lo más sublime de nuestra compañía!”
Los corchetes introducidos en esta maravillosa descripción ([...]) son míos.
Indudablemente que para quien ha vivido semejante experiencia es mucho más fácil lograr un cambio, un retorno al camino extraviado, la identificación, comprensión y valoración de lo que somos realmente. Reconocer el Alma, la Vida. Sin embargo con un poco de inteligente imaginación y visualización de lo narrado por Mellen todos podremos llegar a retomar responsablemente, tal como corresponde, el sendero de nuestra propia evolución y el reconocimiento de nuestra verdadera realidad (valía).
Personalmente también experimenté algo similar pero desprovisto del enfoque religioso, y entendiendo que ese desplazamiento, el viajar hacia una luz “por un rio”, a velocidades supralumínicas, es lo que nos hace sentir como si viajáramos por el tan nombrado túnel, más llegando a conclusiones eclécticas, holísticas respecto a la existencia del más maravilloso ser sobre la superficie del planeta: los humanos. Entre todos podemos transformar nuestra actual situación, de seres dependientes, supeditados a una hipnosis que desvirtúa nuestra realidad, para orientarla hacia una realidad de verdadera libertad, encausándola hacia un real cambio y evolución.
Dados los últimos acontecimientos económicos, políticos, sociales, industriales, culturales, científicos y tecnológicos es inevitable concluir que la así llamada “civilización” vigente en occidente, incluyendo y extendiéndose peligrosamente por todo el planeta es insoportable, brutalmente absurda, antinatural e inhumana, ante cuya crueldad no podemos seguir indiferentes.
Esta civilización se ha implantado primero gracias a los ideólogos, promotores, consejeros, mentores y ministros del imperio romano, en la cual estaba inserta obviamente la Iglesia Católica como principal promotora del sometimiento e imposición de este “modus vivendi” a los pueblos conquistados por la fuerza con la devastación y siembra del más espantoso terror. En un principio contaron con el consentimiento y apoyo de las castas gobernantes que en su mayoría eran monárquicos. Amangualados fueron estableciendo las bases institucionales de los Estados que posteriormente se derrumbaron gracias a la presión del sistema que ellos mismos patrocinaron, volviéndose contra sus propios intereses, ¡que ingenuos! Claro la mayoría fue negociada, comprada, ya desde entonces venia la corrupción de los miembros del gobiernos de turno atentando contra las mayorías. Así el “nuevo sistema”, el pomposamente denominado “republicano y democrático”, conquistó toda Europa. Hoy estamos hasta las narices inmersos en ella, y a punto de asfixiarnos con su hedor putrefacto a muerte, a guerras, a miseria, a enfermedades, a polución, a destrucción corrupta y denigrante. Muy pocos nos salvamos de las “garras” del impuesto sistema socio-económico.
Paralelamente al otro lado del océano los ideólogos y promotores de dicha política social, económica, industrial y laboral viendo las enormes ventajas económicas obtenidas en el “viejo continente” decidieron, después de los primeros y astutos “maquillajes”6, como el otorgarles “independencia y libertad” para establecerla definitivamente como patrón cultural americana. Cultura que rápidamente se impuso, sobre todo después de la segunda guerra mundial, así lograron convencer a la inmensa mayoría de los pueblos del mundo, incluidos los hoy ex izquierdistas, del “fin de sus ideologías” y del “fin de la historia socialista”, es decir, de que el triunfo del capitalismo como sistema de convivencia para la humanidad era insuperable, que la civilización ya no lograría darse a sí misma un mejor sistema, sobre todo después del artificioso7 “derrumbamiento” del sistema comunismo-socialista.

Sin embargo todavía no estaba cerrada la “corona de laureles” o debí haber anotado, “encontrarse las dos cabezas de las serpientes envolventes del caduceo”? y se creó una fantasiosa “guerra fría” llena de intrincadas estrategias para irse apoderando, entre otros campos, de la industria del conocimiento, el de las armas, la producción industrial y alimentaria. Así empezaron a “cernir” y manipular los resultados de las investigaciones tecnológicas realizadas en todos los campos de la ciencia, incluida la ingeniería inversa, mientras unos avanzaron aceleradamente amparados por el horror difundido de la posibilidad de poder ser atacados por “el enemigo” y quedar atrapados en “las garras del comunismo”, por otro lado se restringía y controlaba la educación y la difusión de los mismos descubrimientos y avances.

El “ogro” del Comunismo que curiosamente fue creado y financiado por los mismos intereses del capitalismo occidental para ser usado como subterfugio distractor y motivante de un chauvinismo mediático extremo. A día de hoy ha quedado al descubierto semejante “conspiración”. Afortunada e indiscutiblemente esa guerra por alcanzar la supremacía armamentista “post y sin guerra”, también trajo sus ventajas como son los grandes avances en muchos otros campos de la ciencia. Por ejemplo coincidieron “descubrir” un vector único final e integrador de casi todo lo existente sobre la tierra; El espectro del campo electromagnético (CEM).

Los diferentes campos electromagnéticos son campos físicos sutiles de tipo  tensorial, producido por aquellos elementos cargados eléctricamente que afecta a partículas con carga eléctrica, invisibles para el ojo humano, a excepción de la banda lumínica, y pertenecen a un sistema de magnitud energética denominada Espectro Electromagnético (EEM) cuyos rangos de franjas frecuenciales van desde las ondas radiales, las microondas, los infrarrojos, el espectro visible, los ultravioletas, los rayos X, los rayos cósmicos hasta las radiaciones gama8.

Pero centrémonos así sea muy superficialmente en lo científico y dejemos por ahora de lado lo político, pues nos ocuparemos de ello más adelante. Sin pretender aquí entrar al complejo campo científico que dicho sistema energético representa para la realidad multiversal de la humanidad, muy abreviadamente, afirmaremos que el sistema en referencia, el campo electromagnético, se divide en una "parte eléctrica" y en una "parte magnética". Sin embargo, esta distinción no puede ser universal sino dependiente del observador. Así un observador en movimiento relativo, respecto al sistema en referencia, medirá efectos eléctricos y magnéticos diferentes que un observador en reposo respecto a dicho mismo sistema. Esto ilustra la relatividad de lo que se denomina "parte eléctrica" y "parte magnética" del campo electromagnético.

Como consecuencia de lo anterior tenemos, que ni el "vector" campo eléctrico ni el "vector" de inducción magnética se comportan genuinamente como magnitudes físicas de tipo vectorial, sino que juntos constituyen un tensor, un campo complejo, para el que existen leyes de transformación expresables y física y matemáticamente esperables.

Dentro de este ámbito de “pulsaciones” de los espectros energéticos, la investigación científica, tomando como campo exploratorio un sistema similar, el nervioso, avanzaba tratando de entender ese campo multiversal del ser humano que es su psiquis, su mente, ya no solo desde un aspecto psicológico o psiquiátrico sino desde una perspectiva fenomenológica que a su vez se manifestaba de diferentes formas:

  1. Fenómenos Psíquicos normales: aquellos cuyos mecanismos causales se encuadran en el conjunto de las leyes conocidas. Son fenómenos aceptados y estudiados por la ciencia convencional, clasificándolas a su vez en diferentes áreas de los cuales nos ocuparemos más adelante

  2. Fenómenos Psíquicos paranormales: Son los fenómenos psíquicos que no encuentran de momento una explicación plausible desde la academia oficial, y cuyos mecanismos todavía no forman parte del conjunto de las leyes naturales reconocidas. Aunque muchos de estos fenómenos, hasta hace poco no podían ser explicados y por lo tanto no fueron considerados, durante largo tiempo, por la ciencia oficial, tildándolas de supercherías producto de la ignorante imaginería popular, hoy la física cuántica los está tomando muy en serio.

Afortunadamente el avance inexorable de la ciencia en el campo de la Física, que es la que estudia el sistema de los campos electromagnéticos, ha identificado algunas de las manifestaciones psíquicas como pertenecientes a su ámbito espectral tales como las frecuencias psíquicas Beta, Alfa, Theta, Delta, Gama.
Es decir a partir del desarrollo de las ideas o creencias que forman los ámbitos cognitivo, afectivo y volitivo se van formando nuevas ideaciones, pensamientos, sentimientos afectivos y actitudes que, con mayor o menor fuerza, integran elementos de cada uno de estos ámbitos, configurando el cuadro de parámetros etológicos, psicológicos y psicodinámicos, que son en última instancia, los que determinan la conducta y fenomenología expresada tanto en una actividad endógena con el sistema somático, como exógena o el sistema eco-social, en un proceso de transmisión-recepción espectral, tema que también abordaremos más adelante.
Por lo tanto se ha logrado establecer, gracias a estas exhaustivas y minuciosas investigaciones, que los hasta hace poco, considerados “misterios”, “milagros”, “magias” y toda una serie de fenómenos “paranormales” y “extraordinarios” son en realidad efectos psíquicos naturales en todo ser humano, quedando relegados así los términos como “inexplicable”, “misterioso”, “milagroso”, “mágico” y hasta “divino”, “paranormal” o “sobrenatural” para los ingenuos e ignorantes, especialmente en un terreno tan importante y trascendental como lo es la psicobioenergética, el estudio de la Vida, el Alma, la Psiquis9.
La psicobioenergética, la psicobioingeniería, la psicobioneuroendocrinoinmunología, la programación neurolingüística (PNL), la bioretroalimentación (BFB) y todas las demás derivaciones de este vasto ámbito actuante, es un espectacular factor del complejo campo de información de la energía electromagnética, tan poderoso que hasta hace poco fue considerado el tabú más peligroso de todos los campos del conocimiento humano en el que jamás debería explorar sin estar “preparado” o iniciado, tanto que la llegaron a denominar como la “caja de Pandora”10.
Hoy es estudiada con avidez pasmosa en exclusivos centros científicos, militares y universidades, sin permitir todavía ser extendida hacia la población común y corriente.
Al desvelarse fehacientemente muchos de los “misterios”, “milagros” y “tabúes” alrededor de su naturaleza física, sus manifestaciones y características sutiles, que aunque invisibles pero detectables, ha logrado un reconocimiento y estudios serios, dejando entrever lo maravilloso que es y su correspondencia con nuestro mundo interior y el entorno, además de la inagotable fuente de bondades, poderes, dones y virtudes que nos otorga al formar parte integral de nuestra naturaleza vital misma.
Muchos de los gobiernos que hasta ahora han estado direccionando la presente cultura de la “civilización occidental” tenían información al respecto y han realizado toda serie de pruebas y experimentaciones para avalar esas capacidades, los cuales, por los efectos que pudieran revertir sobre los “valores culturales” establecidos y que se pretenden conservar, fueron tendenciosamente ocultados del saber y conocimiento público, manteniendo sobre ellas estrictos controles y secretos. Esto ahora al convertirse en una realidad confirmada desde la física de partículas (la cuántica), pasando por la bioquímica, la ingeniería genética, hasta llegar a la nanotecnología, la microelectrónica y la medicina, hicieron imposible seguirla ignorando, alejada y resguardada del conocimiento y el saber público. El Público tiene derecho al saber.
Obvia y lamentablemente todavía está bastante lejos de ser difundida masivamente debido a los enormes intereses económicos, políticos, culturales, industriales, médicos y de toda índole que la represan. Los que tenemos la fortuna de acceder a los medios de información adecuados, además de la capacidad de discernimiento que debe tener todo buscador genuino de la verdad, una única innegable e inequivocadamente verdadera verdad cual es estar vivos, no podemos sustraernos de la obligada responsabilidad de difundirla, ya que es hacia esa naturaleza viviente, la Vida, que tenemos que volcar toda nuestra esmerada atención y actividades. Solo debemos reconocerlo e ingeniarnos la manera de difundirlo, apropiárnoslo, poseerlo, dominarlo y tenerlo bajo disciplinado control. Pero esa difusión y posesión no está accesible para cualquier “antojado en disfrutar de sus tesoros”, se deben cumplir una cantidad de condiciones especiales, en primera instancia leyes de expresión y transformación, que partiendo de una actitud psicológica11, la férrea voluntad para la concientización y el entrenamiento psicodinámico, pasando por el control de la animosidad sentimental, las emociones y afectos y muchas otras prácticas y actitudes que solo a los iniciados en su conocimiento y disciplinados seguidores de las prácticas les es permitido acceder para llegar finalmente alcanzar una adecuada apropiación de dichas bondades, poderes, dones y virtudes.
El saber, “saber qué” y “saber cómo”, son componentes fundamentales para iniciarse en su conocimiento, ya que el verdadero valor del conocimiento se alcanza al saber cómo ponerlo en práctica.
Los dones y virtudes del Alma se alcanzan cuando integramos coordinada, coherente, disciplinada y voluntariamente estos dos aspectos del saber en nuestra cotidianidad, haciéndola disponible solo para todo decidido y valeroso buscador. ¡Sí claro! Está al alcance de todos y todas, está “más cerca que nuestro aliento” tal como nos la describieron aquellos que quisieron orientarnos hacia el buen camino del reencuentro, el crecimiento y evolución de los mismos, más requiere determinado y proporcionado esfuerzo.
Con ella, con el conocimiento de sí mismo, empieza una nueva historia para la humanidad. El retorno de la concientización de que los hombres y las mujeres humanas sí pueden ser constructores de su destino y hacer su propia historia. El regreso y la vuelta a la libre, auténtica y genuina autoestima, la dignidad, el honor, la honestidad, la franqueza, la confianza, la compasión, los sentimientos nobles y tantos otros valores, que la engañosa “fuerza” distractora de los bienes materiales posesionando en primer lugar al dinero antes que la Vida, es inminente, ya que los ha relegado a un casi total desalojo de la actitud humana en estos últimos siglos.
Una vuelta imparable al sendero extraviado, sobre la idea de la verdad, la paz, la tranquilidad, la equidad, la justicia, el civismo, la solidaridad, la libertad, enfocados hacia una socialización fraternal y hermanada, libre de la necesidad del dinero, y menos de un imperio económico capitalista montado para gobernar basado en la subyugación, la opresión, la miseria, el sufrimiento, el miedo a que es sometido permanentemente la inmensa mayoría de los pueblos del mundo, donde las guerras, los aniquilamientos, el terror sembrado les ha impuesto el imperio de la esclavitud y la explotación.

Será que viendo las realidades que nos rodean con la situación mundial actual en que nos ha sumido un sistema absurdo y antinatural totalmente obsoleto para resolver los problemas de seguridad, salud, educación, equidad, justicia, empleo y cientos más de necesidades que aquejan a millones de seres, podremos seguir interpretando tan folclóricamente los hechos con la trillada expresión de: ¿“Es mejor malo conocido que bueno por conocer”? ó ¿“Cualquier parecido es mera coincidencia”? ¿Y seguir haciéndonos los de la “vista gorda”?
Así como la gran mayoría de los antiguos legados textuales lo indicaban a sus lectores, para despertar conciencia, así hoy la conciencia humana debe volverse hacia esas grandes verdades, encerradas en una sola y única gran verdad: La Vida es nuestro máximo tesoro, la Riqueza Absoluta y único punto de encuentro y conciliación entre todos los seres humanos. “Hombre conócete y conocerás el universo y los dioses”.

La Vida es común a todos los seres vivientes incluidos los vegetales. Tanto que tenemos cadenas de ADN comunes hasta con las plantas hasta en un 89%, con nuestros supuestos tatarabistatara abuelos, los chimpancés un 98% y con los homínidos un 99.8%. Haciéndonos “Sapiens” solo ese 0,2% de información. Este campo de información energética multiplexada vital es solo más complejo en unos que en otros, pero esencialmente consolidado por los mismos elementos esenciales básicos.

Cuando entendamos y valoremos esto, nuestro horizonte de lo posible, nuestros límites de lo hasta ahora “inimaginable”, harán presencia y perdurará entre nosotros por siempre. No por nada se tallaron inscripciones como las del templo en Delfos “Hombre conócete y conocerás el universo y los dioses” o las de “la flor de la vida” bajo las garras de los perros Fu, guardianes de la ciudad prohibida en China, y todas las demás referencias en las milenarias enseñanzas acerca de la necesidad, casi un deber, de conocernos, comprendernos y valorarnos.

Así mismo están grabados en rocas los signos12 con que se pretendía guiarnos sobre el buen sendero que teníamos que recorrer como seres inteligentes, para ocuparnos de nuestra existencia como primera condición de ser, de estar vivos, por ello alguien expresó tiempo atrás “El que tenga oídos oiga” pero también dijo “Dejad que los muertos se ocupen de sus muertos”, ya que quien no identifica, comprenda y valore su propia y única Vida es como estar muerto.

La vitalidad se la debemos a nuestro campo energético vital, el Alma, hoy considerado uno de los campos de información más complejos del planeta. Este conocimiento lo supieron exponer quienes realizaron la película “Matrix” al confrontarla con la Inteligencia Artificial Cibernética. Complejidad manifestada no solo en la variedad de bandas de frecuencias y longitudes de onda sino también en la conmutación de su intensidad, magnitud y radiación.
Aclaremos esto un poco sin entrar a profundizar en el espacioso terreno científico.

Una de las principales magnitudes que caracterizan un campo electromagnético (CEM) es su frecuencia con la correspondiente longitud de onda. El efecto de los diferentes campos electromagnéticos sobre un espacio determinado es función de su frecuencia, la longitud de onda y la conmutación entre los diferentes elementos presentes.

Podemos imaginar las ondas electromagnéticas como series de ondas serpenteantes13 muy uniformes que se desplazan a una velocidad enorme: la velocidad de la luz. La frecuencia simplemente describe el número de oscilaciones o ciclos por segundo, mientras que la expresión «longitud de onda» se refiere a la distancia entre una onda y la siguiente. Por consiguiente, la longitud de onda y la frecuencia están inseparablemente ligadas: cuanto mayor es la frecuencia, más corta es la longitud de onda.

Aunque el psicotrón o psión no se ha podido detectar como partícula, ya que su ámbito pertenece al de las ondas (psigama) que emite la mente y siendo al parecer más pequeña que el bosón de Higgs, que tampoco hasta ahora ha sido encontrado, sin embargo algunos científicos la han denominado la “partícula de dios”. Con la emisión del psicotrón o psión adquirimos nuestra capacidad de crear. ¡Y de qué manera! ¿O acaso aquel que llevamos idolatrando dos milenios era un mentiroso truhan, engañador de mil diablos al asegurarnos que: “No admiréis lo que yo hago, guardad vuestro asombro para lo que llegareis hacer vosotros con un poco de fe”. Podríamos realmente mover montañas?

La mente crea. Es el centro de acción para el Alma. La mente es para el Alma, la Conciencia, lo que la boca es para el cuerpo. Es decir lo mental es al Alma, lo que lo verbal es para el cuerpo, su forma de expresarse, que puede ser en pensamiento, sentimiento o emoción.

La mente emite ondas energéticas psíquicas, así como nuestros órganos físicos emiten ondas energéticas sónicas. Aquí cabe aclarar dos cosas; que el sentimiento parte del corazón, del centro cardíaco que activa una sensación emocional que instantáneamente puede expresar o bloquear un pensamiento y segundo que lo mental sea consciente o subliminal (Subconsciente, Inconsciente, Supra o Súperconsciente y Pentaconsciente) impresiona al cerebro y el sistema nervioso y no surge de ellos, como todavía se cree. Más claramente, un pensamiento, una imagen idealizada o visualizada, más concretamente una sensación (un frente de onda de choque, sin importar de donde venga), activa, afecta el sistema cerebroespinal central, que al arrancar por ese “impulso” genera, induce la corriente eléctrica que circula por su sistema. En otras palabras; el cerebro una vez “inducido”, “activado”, genera los pulsos nerviosos, más no los pensamientos, éstos son inherentes a la psiquis, la mente, que es el órgano principal de la Conciencia, del ser, del Alma, del Yo Soy; - si así es que lo queremos entender, al unir religiosidad, misticismo, filosofía y ciencia - para que de esa manera, (entre pulsos nerviosos/pensamientos) intentemos solucionar el absurdo y milenario conflicto, que interpretados separadamente, vienen generando en la actitud y el comportamiento humano, tantos indignantes infortunios. Infortunios que le interesa al sistema mantener para poder seguirnos gobernando14.

Es tiempo de integrarlos y unificarlos en el único punto de encuentro, como lo es nuestra existencia misma, común e idéntica para todos los humanos, indistintamente de la raza, credo, edad, sexo, estatus social, o cualquier otra diferencia que hemos pretendido introducir y mantener absurdamente como distintivos entre nosotros. No hay tal diferencia respecto a la Vida. Varía en complejidad más no en esencia.
Hemos estado demasiado tiempo alejados de estas verdades. Es tiempo de retornar al camino y retomar el control de nuestras vidas, nuestro destino y orientar adecuadamente el de las futuras generaciones, enseñando conocimientos y saberes trascendentales para su existencia.

Sostenemos que el hombre es un ser social por naturaleza, sin embargo contra todos los acuerdos y “cartas magnas” suscritas entre los hoy superados 7.260 millones de habitantes alojados en 193 países, siguen habiendo desacuerdos, conflictos, guerras, exterminios, hambrunas, injusticias y mil desmanes antinaturales más, entre nosotros mismos.

¿Acaso queremos que eso hereden nuestros hijos, nietos y las futuras generaciones?

Tenemos una cultura absurda. Tomemos por ejemplo y echemos un vistazo al sistema educativo. Esto es algo a lo que típicamente sometemos a nuestros hijos cuando los inducimos al sistema educativo actual:

Cuando los infantes se gradúan superando una primera etapa tras cinco o seis años de incorporarles “conocimientos” teóricos “básicos”, los forzamos a seguir estudiando y pasan a una segunda etapa, otros cinco o seis años y luego a otra la que llamamos académica o universitaria de cuatro a ocho años según profesiones, donde ingresan convencidos que adquirirán un conocimiento útil. Pero entonces se dan cuenta, al salir al “mercado laboral” que tienen poca experiencia y deciden o les exigimos más y entonces realizan un posgrado que dura, quizá, uno o dos años más.

Luego al seguir sin encontrar un puesto donde “ganarse la vida” y creyendo que sus conocimientos son todavía insuficientes, se lanzan tras un doctorado, en el que invierten otros cuantos años más. Después, deciden especializarse y realizan un posdoctorado.

Finalmente cuando el inflexible tiempo está haciendo sus inexorables exigencias deciden buscar un trabajo y se enfrentan al “mundo real” donde solo encuentran, si tienen la fortuna de hacerlo, un puesto detrás del volante de un taxi o de algún escritorio, percatándose de que han pasado treinta años de su vida, durante los cuales sus padres y el mismo han realizado grandes esfuerzos, invertido en ello gran cantidad de dinero y sacrificio, que a la larga la sociedad que les exigió “educación” para hacer de él una persona “útil” para ella, no les ofrece más que abandono, dejándole a la deriva para que busque por sí mismo un sitio apropiado o no a su calificación laboral que compense y justifique toda esa dedicación y esfuerzo. Hoy un promedio del 27% de la población mundial apta y capacitada para trabajar esta sin empleo, casi dos mil millones.

Es decir este excepcional ser, dotado de maravillosos dones y virtudes, lleno de sentimientos y emociones nobles, honestos, sinceros, jovial, alegre, quien confiada y entusiasmadamente se preparó para ingresar a una comunidad a la cual estuvo ansioso de servir, con una ilusión laboral y productiva, no encuentra sitio, más insiste, persevera pues sabe que puede serle útil a su comunidad y en su búsqueda invierte otros cuantos años y al final amargamente descorazonado, agotado y hundido en una frustrante decepción “despierta” y se da cuenta que han abusado de su bondadosa y entusiasmada voluntad juvenil de servir. Ahora ya entrado en más años se percata de lo utilitarista, despiadada y cruel que es la “sociedad” a la cual pertenece.

Desengañado y semi-destruido moral y afectivamente opta por emigrar, alejarse de allí y buscar otros panoramas, solo para darse cuenta que no está solo, pues a donde vaya están sus contemporáneos congéneres en las mismas condiciones y negándose aceptar aquello de que “mal de muchos consuelo de bobos” decide enfrentar las circunstancias y “hacer lo que sea” con tal de recuperarse y “salir adelante”. Y lo logra, porque es inteligente, capaz, sociable y aunque “derrotado más no vencido15”, sabe que puede “hacer lo que sea” por salvar su Vida y la de sus familiares, de las hambrunas, las enfermedades y las necesidades de subsistencia y sobrevivencia a la cual fueron espoleados gracias a la malformada estructura cultural socioeconómica. La pregunta es: ¿Salió adelante gracias a la “educación” recibida o a sus innatas aptitudes multifuncionales?

Por todas partes del globo sobre todo en el “mundo occidental” son miles, millones los jóvenes y adultos que confiando en dicha “cultura educativa” están hoy sin empleo y sin saber cómo subsistir honestamente. Honestamente es como yo creo que esta situación es ya insoportable, además de vergonzosa para una especie que se considera sapiens.
No podemos seguir engañándonos y hundir nuestros sentidos en la arena. Debemos cambiar el rumbo de los acontecimientos antes de hundirnos en el oscuro abismo del caos y la posible autodestrucción de lo único que nos diferencia de los animales, la inteligencia, la lógica analogía y la fortaleza de nuestros tres instintos primarios.

Hablaremos de ellos más adelante, por ahora regresemos a lo que nos ocupa.

La Educación es la base fundamental de toda cultura social que quiera velar por el bienestar de sus miembros.

¿Cumple la nuestra, ésta condición?

Hasta pareciera que gozamos de su obsolencia llevando y sometiendo “amorosamente” nuestros hijos a semejante tortura. Después nos preguntamos ¿Por qué reaccionan así? ¿Por qué los jóvenes son tan rebeldes? ¿Por qué se vuelven tan incomprensibles en la adolescencia, la juventud?

Entre muchas posibles respuestas propongo esta: “Porque se dan cuenta de que el amor que decimos profesarles, no es un Amor real16 pues solo sirvió para hacerlos sufrir y afectarlos? limitarlos? psicológica, afectiva y actitudinalmente”. Y no es para reírse de eso.
Nuestro gran reto frente a la Educación lo constituye, en consecuencia, la creación de actitudes de aprendizaje mediante las cuales los individuos aprendan a aprender para la vida y el sano vivir. Significa integrar un sistema basado en la formulación de interrogantes, pero que no trate de responderlo todo sino de manera evolutiva; un sistema en el cual los educadores no solo transfieran conocimiento y orienten la consecución de información y datos, para que, "compartan su “ignorancia” con los educandos, en actitud opuesta a la certeza17", sino también ampliando y preparándolos así en el terreno mismo de la búsqueda e investigación sistemática. Se requiere un viraje, un cambio sustancial en el sistema educativo: sustituir el enseñar por el aprender e investigar, explorar, para aprender. Un cambio en el que no se eduque sino que se enseñe y en el que la relación no sea de entre profesores y alumnos; sino entre maestros y aprendices, en donde el aprendiz a veces hace de maestro.
La tecnología informática, la cibernética, la biotecnología, la biología molecular y electrónica, la fotónica, la psicotrónica, la bioenergética, la nanotecnología, la medicina vibracional, la ingeniería genética y muchas otras áreas fundamentales de nuevos materiales avanzados del saber y el conocimiento, están transformando las redes de datos y la búsqueda misma de la “verdad” científica, mística, religiosa, filosófica, política, económica, social, productiva y demás áreas del saber y conocimiento que están siendo cuestionadas por métodos alternos.

Se requiere ofrecer un sistema educativo que desarrolle la curiosidad y el deseo de las personas hacia el aprendizaje, que estimulen la investigación, que ayude a suplir la carencia de conocimiento y a formular interrogantes; y que sustancialmente se aprenda sobre sí mismo, conocimiento básico para todo arte y ciencia.

Los padres y docentes deben enseñar los valores de una forma activa y no pasiva, transmitiendo a sus hijos y a sus alumnos mensajes sobre la vida, el vivir, el convivir, realzando los potenciales humanos, sus dones y virtudes psíquicas, habilitándolos así para unas inevitables relaciones humanas más armoniosas, más coherentes, más saludables y pacíficas, más tolerantes, más comprensivas, compasivas, cooperativas, éticas, morales, más vivas, más entusiastas, más solidarias, más participativas, más integrantes, mejores, más creativas, más cívicas, más agradables, más placenteras, más ricas y abundantes, más triunfadoras y bondadosas, haciendo más felices y gloriosas las conductas humanas.

Como se observa es reveladora la lista de habilidades que surgen como necesarias para equipar a nuestros hijos para la vida del siglo XXI y futuros mejores.
Muchos se preguntarán: Que se logra con explorar los poderes de la Mente?

I-. Otorgar Conocimiento: Establece y produce básica y extensamente los postulados, leyes y conocimientos que permiten entender y sustentar todas las potencialidades de la mente, la psiquis y las energías de la naturaleza vital humana.

II-. Nos permite entender y despejar: Las incógnitas y los presuntos fundamentos que nos han inculcado creando inquietudes, temores y ambivalentes cuestionamientos acerca de sucesos fenomenológicos en los más variados temas, tales como:

¡La muerte o la Eternidad!? ¡La suerte o la coincidencia!? ¡El Destino o la predestinación!? ¡La reencarnación o el registro akásico!? ¡Los amuletos y talismanes o la fe!? ¡Los hechizos y las magias!? Los Encantamientos y el curanderismo!? ¡Los espíritus y las ánimas!? ¡Los agüeros y supersticiones!? ¡El horóscopo y el tarot!? ¡La ouija y el I’ching!? ¡La telepatía y la clarividencia!? ¡La Salud y las enfermedades?! ¡La premonición y las regresiones!?, ¡Los milagros y el biofeedback!? ¡El efecto placebo y los refuerzos y condicionadores externos!? ¡La longevidad y el envejecimiento?! ¡La hipnosis y las cinesias!? ¡La Iridología y la Quirología!? ¡El Superaprendizaje y la Reflexología!? y mil extraordinarios temas más, que tantas inquietudes han desatado siempre a lo largo de la historia sobre la Psiquis, la Mente, el Alma, es decir la Vida misma del ser humano. Lo que se ha confundido llamándolo Espíritu, (explico)

III-. Dotar: al ser humano con las herramientas necesarias para perfeccionar (explorar, comprender y valorar) su Energía Vital para labrar su propio destino, permitiéndole entender a cabalidad las intríngulis de su funcionamiento, (Instrucciones y códigos de uso) a través de principios, analogías, axiomas y ejercicios, bases fundamentales para la identificación, el entendimiento y la aplicación de nuestro único y real Tesoro, la RIQUEZA ABSOLUTA de nuestra naturaleza viviente.

IV. Ayuda a estructurar un comportamiento armónico de autoestima, inteligencia emocional, para triunfar en todo tipo de experiencias.

V. Cuanto mejor CONSOLIDADA esté nuestra Autoestima e Inteligencia Emocional:

  • - Más seguridad tendremos en nuestros actos

  • - Más y mejores decisiones podremos tomar

  • - Más preparados estaremos para afrontar adversidades

  • - Más posibilidades obtendremos de ser creativos

  • - Más capacidad adquiriremos para alcanzar metas

  • - Más oportunidades tendremos para triunfar en propósitos

  • - Más enriquecedoras y mejores relaciones podremos lograr

  • - Más fortaleza para enfrentar los miedos y las fobias

  • - Más inclinados a tratar a los demás con respeto y Amor

  • - Más habilidades analíticas, estudio y superación de pruebas

  • - Más inteligencia desarrollaremos y atesoraremos

  • - Más habilidad y eficacia para el manejo de la Salud

  • - Más profundo valor y reconocimiento de nosotros mismos

  • - Más disfrutaremos y apreciaremos cada instante de la Vida

  • - Más Sabiduría lograremos

  • - Más fácil podremos abandonar hábitos malos y perniciosos (tabaco, obesidad, alcohol, drogas, etc,…)

  • - Más fácilmente podremos modificar la impresión que los demás tienen de uno

  • - Podremos liberarnos de todo aquello que nos limita (creencias, fobias, miedos, etc,…)

  • - Aumentaremos nuestra capacidad de aprendizaje

  • - Realizar rehabilitaciones muy rápidas y efectivas


A estas deberíamos añadir algunas otras que inciden directamente en el fortalecimiento de la voluntad, como son:

  • La habilidad de ser flexibles con plasticidad y adaptabilidad;

  • Capacidad decisoria;

  • Exactitud en la fijación de metas, objetivos y propósitos: Fijación de planes y proyectos;

  • Valoración autogénica, autonomía valorativa;

  • Autoinducción y refuerzos autocondicionados.

Además;

  • Fundamentación para unas buenas actitudes en: la comunicación, negociación, anticipación, participación, perdón, solución de conflictos, elección, seguridad en sí mismo;

  • Utilización apropiada del: juicio, tiempo, ordenamiento, riesgo, etc.;

  • El sentido de la responsabilidad, la cooperatividad, la sensibilidad social, etc.;

  • La administración de la selectividad, la prioridad, la práctica, etc.

En Resumen: La Ciencia Psicobioenergética te lleva por un mágico viaje hacia tu interior, reconociendo lo maravilloso del biocampo energético, con su contenido akásico, pasando desde una revisión de las creencias, el desbloqueo o decodificación de engramas genéticos y ecosistémicos perturbadores y ayuda a encontrar en que parte y momento de tu Vida se perdió el contacto con tu verdadero ser. Te descondiciona y ayuda a entender y canalizar el Amor y liberar toda la sobrecarga y tensión acumulada por milenios y a comprender y utilizar la Vida, su fuerza vital, de una manera más eficiente.

Con esto queremos asentar que la Educación debe ser una herramienta para duplicar los horizontes del estudiante y no para limitarlos o direccionarlos hacia campos altamente especializados, unidireccionales y/o preestablecidos, dejando estos a las habilidades de cada quien. Acá es de advertir que el ser humano es polifuncional, ágil, ecléctico, adaptable cognitiva y funcionalmente con una plasticidad inigualada por otras especies animales, pudiendo desempeñarse en cualquier arte, oficio u profesión con muy poco entrenamiento y menos sin tantas y complejas teorizaciones con que pretendemos “dotarlo” para convertirlo en un ser “útil”, con la obsoleta “educación” actual.

Solo para mencionar algunos buenos ejemplos: Los “campesinos” Vietnamitas no necesitaron de estudios universitarios para saber utilizar el agua de coco o del mar como suero fisiológico. Menos los filipinos o indios norteamericanos para saber utilizar la quinina contra la malaria y los estados febriles. Hay miles de ejemplos más donde el más sabio y eficiente de los guías, la necesidad, el maestro de maestros, muchas veces representada por la penuria, escasez, carestía, privación, urgencia, ha sabido orientar, enseñar e impulsar la genialidad humana.

¿Tendremos que quedarnos sin nada de los “bienes materiales” con que nos hemos estado rodeando para llegar a la identificación, comprensión y valoración de nuestros intangibles dones y virtudes, los potenciales de nuestras Vidas?

Los estudiantes deben ser capaces de desarrollar, disciplinar y expresar argumentos coherentes basados en conjuntos de hechos dados. En un mundo en el cual hoy el acceso a toda información que se necesite se puede lograr con solo pulsar un botón, esta clase de habilidades se convierte en algo de la mayor importancia y prioridad subsistencial desde todos los puntos de vista.
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconSer padres es una nueva y maravillosa situación que cambiará radicalmente...

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconLos enigmas de la civilización egipcia
«la obra de erudición más importante de este siglo que exige una revisión total de la concep­ción que el hombre moderno tiene de...

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconEstudios sociologicos en torno al deporte, la violencia y la civilizacion
«simple juego», sino una industria del deporte que ha crecido hasta tener gran importancia a nivel nacional. 132

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconCuestionario Es una forma, aspecto o posición anormal de una parte...

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconActividad antibiótica de una nueva cepa de

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconAnticancer, una nueva forma de vida

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconEl alba de una nueva era: Esclavitud Total

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconUna nueva convergencia tecnológica cambiará a la sociedad en 2020

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconFracasó una licitación clave de la nueva ley de medios

Y una nueva civilizacióN. (Parte I) iconObtener la mejor calidad de un forraje puede ser una tarea difícil...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com