Manual de informacióN




descargar 162.79 Kb.
títuloManual de informacióN
página1/3
fecha de publicación22.10.2016
tamaño162.79 Kb.
tipoManual
b.se-todo.com > Ley > Manual
  1   2   3


Estado Libre Asociado de Puerto Rico

Gobierno Municipal de Cayey
MANUAL DE INFORMACIÓN

MUNICIPIO DE CAYEY




Índice

Página
Datos Geográficos, Temperatura... 3
Escudo, Bandera, Himno y Logo 5-7
Historia 8-12
Biografía del Alcalde 13-16
Alcaldes de Cayey 17-18
Legisladores Municipales 19-20
Hombres Ilustres 21-28
Personajes Folclóricos, Fauna, Flora

Gentilicio, Platos Típicos, Coquí Dorado 29-31
Fiestas y Festivales 32-33
Lugares de Interés Turísticos

Ruta Gastronómico 34-39
Leyenda “Montículos de Cayey” 40-41
Bibliografía 42-43
Fotos de Cayey 44-46
Anexos 47-48
Mapa de Cayey I
Corte de Periódico “El Torito Cayeyano” II



Cayey de Muesas
Nombre Oficial: Cayey de Muesas

Fundación: 17 de agosto de 1773

Área: 49.71 millas cuadradas = 32,767.61 cuerdas

Población: 46,553 habitantes (Censo 1990)

Patrono: Nuestra Señora de la Asunción

Día de la matrona: 15 de agosto

Fundador y Primer Alcalde: Don Juan de Mata Vázquez

Límites:

Norte: Municipio de Cidra

Este: Municipio de Caguas

Sur: Municipio de Guayama y Salinas

Oeste: Municipio de Aibonito

Temperaturas:

Medía Promedio- 75 grados F

Máxima Promedio- 83 grados F

Mínima Promedio- 67 grados F

Geografía: Zona montañosa con la excepción del valle, al pie de la

Sierra de Cayey.

Hidrografía: Río La Plata, cuya altura máxima-El Torito- es de 1,300 pies. Río

Matón, Guavate, Carite, Jájome y Lapa, cuyas aguas discurren por su territorio.

Economía: Cuenta con varias Industrias y Centros Comerciales.

En tierras del este existen yacimientos de arcilla blanca o caolín, que se utiliza en la producción de cerámica y alfarería. También cuenta con un gran número y variedad de tiendas y negocios que le brindan a la ciudadanía la facilidad de hacer sus compras en las inmediaciones del pueblo y que ofrece oportunidades de trabajo para todos.

ESCUDO, BANDERA, LOGO

HIMNO


Escudo
El escudo lleva una montaña tres picos, un “Toro de Gules”, y una faja ondulada azul representando el agua tan abundante en la zona y también por referencia a la Matrona primitiva del pueblo de Cayey. Por timbre lleva el Cordero Pascual “de plata” sobre un libro cerrado “de gules”. Los colores rojo y oro simbolizan la tradición española y al fundador. El color verde representa los paisajes y las montañas cayeyanas. El color negro indica la antigüedad, solemnidad y serenidad. El escudo es creación del Dr. José Julio Santa Pinter, ex catedrático Asociado del Colegio Universitario de Cayey.



BANDERA
En el centro lleva el escudo de Cayey. Está formada por cuatro triángulos apuntando todos hacia el centro de la misma, dos en color blanco y dos en color rojo. Es obra del Dr. José Julio Santa Pinter.


LOGO
La fuerte pared al fondo nos describe como un pueblo de profundas raíces y valores: de probada antigüedad. Son así las estructuras del Colegio Universitario de Cayey donde en el pasado estuvo el Campamento Henry Barracks. Allí luce hoy el contraste de lo antiguo y lo moderno en su campus. Lo bordea el azul de eternidad del cielo, de profundidad, y coronándole el negro y el rojo de fortaleza y antigüedad. La sabiduría en la rama del roble, que va de verde del ayer al hoy maduro con proyección a lo alto. Lo cubre el Coquí Dorado, especie en peligro de extinción que sólo habita en Cayey, y que con su figura, cantos, estirpe real y única nos hace sentir el orgullo de nuestra gente.
Himno de Cayey

ALMA BORICUA
Dejé en los campos de la patria mía un paraíso, un verdadero edén.

Encuentro al mundo un campo frío y desierto al compararlo con mi borinquen.
¡ Viva mi patria, mi bello país!

¡Viva por siempre glorioso y feliz!
Yo veo riquezas en esta tierra extraña. Yo veo bellezas muy dignas de admirar, pero hace falta un no-sé-qué de encanto que sólo tiene mi terruño ideal.
Dejé al salir de aquellas playas níveas mi hogar querido, el nido de mi amor.
Dejé dos ojos que me lloran siempre, dos ojos claros, limpios como el sol.
Yo soy boricua. Mi amor es Puerto Rico. Para mi islita no

encuentro parangón. Nací en los montes del centro de mi tierra.

Yo soy boricua de sangre y corazón!
Compositor: José Rodríguez Pastor

Música: Clodomiro Rodríguez

Concedido el 3 de mayo de 1983.

HISTORIA

Historia Local de Cayey

(Síntesis)
En lo que es hoy el municipio de Cayey existió el poblado indígena de Toíta, que estaba situado en los márgenes del Río La Plata y era un cacicazgo subalterno. En 1930-31, el arqueólogo Benigno Fernández García efectuó una serie de excavaciones en dicho lugar encontrando varias sepulturas indígenas y objetos de cerámica. El nombre de Cayey trae su origen de la Sierra de Cayey y significaría un arauaco lugar de agua. Aparece el vocablo Cayey, citado por primera vez en 1519, aplicado a dos indios, en la probanza de Juan González al cacique Cayey en 1532; en 1645, en las constituciones sinodales del Obispo Fray Damián López de Haro, así como en dos partidas de bautismo en 1757, en las instrucciones al Gobernador de Puerto Rico, en 1765. Antes de la fundación del pueblo aparece escrito Cayey, Cahey, Cayei, Calley y Caiyey. Después hasta 1805, indistintamente Calley y Cayey, para quedar definitivamente Cayey. Hoy día llevan este, nombre aparte de la Ciudad de Cayey, del cacique y de los indios del siglo XVI, un río de la jurisdicción de Caguas, una calle de Santurce y una calle de San Sebastían del Pepino.
Don Miguel de Muesas era el Gobernador de Puerto Rico en el momento de la fundación de Cayey. Durante su incumbencia se fundaron siete (7) pueblos en la Isla. Como mostraba por Cayey mayor simpatía e interés, se apellidó Cayey de Muesas.
El pueblo fue fundado el 17 de agosto de 1773, por don Juan Mata Vázquez, habiendo sido su alcalde durante los primeros diez (10) de su vida institucional. Probablemente donó también, como era de costumbre de la época, los terrenos donde quedó enclavado el pueblo. Miyares, contemporáneo de la fundación, dice refiriéndose a Cayey: "Tiene un teniente a guerra que es el fundador".
El pueblo de Cayey comenzó con seis (6) o siete (7) casas en torno a su plaza e iglesia. El resto de la población estaba dispersa por el campo. La primitiva iglesia fue de madera. No obstante, para el 1787, ya se había construido de material, la bóveda de la capilla mayor y las dos (2) sacristías. En 1813, se terminó su construcción y en 1846, se le añadió el atrio; en 1881, se le instaló el pararrayos, el campanario y su reloj fueron inaugurados en 1893. La actual Casa Parroquial es de 1936. El archivo de esta iglesia figura como uno de los más completos de la Isla. Hasta en 1933, estuvo atendida por sacerdotes seculares y después por religiosos de la Orden de la Merced. El 3 de mayo de 1970, fue bendecida solemnemente la nueva Parroquia Nuestra Señora de la Merced, que viene a sumarse a la del pueblo en el Barrio Montellano.
En 1827, se terminó el camino que unía a Cayey con Caguas, el de Ponce se construyó en el 1829, comenzándose al siguiente año el que conducía a Cidra. Para el 1854, se inauguró el puente sobre la carretera de Cayey a Cidra; en 1878, se construyó la carretera hacia Aibonito y en 1895 se hizo la carretera de Cayey - Arroyo por Guayama.
Aunque Fray Iñigo Abad recelaba del éxito de la fundación, en el 1898, es decir, al cambio de la soberanía, contaba ya con 14,442 habitantes. Entonces Cayey formaba parte del Municipio de Coamo. En 1846 contaba con dieciséis (16) barrios, aumentando su número a veintiuno (21) en 1853 y a veintitrés (23) en 1878. Todas las calles del pueblo se rotularon por primera vez al año siguiente. Desde la fundación del pueblo hasta 1875 la Casa Alcaldía estuvo localizada en la Plaza, en la que hoy día es Casa de la Viuda del doctor Matute. Después pasó a ocupar diversos locales hasta su definitiva instalación en el 1943, en el antes Hotel Imperial. Desde 1939, contaba la Alcaldía con su sello propio.


Cayey tiene también tradición militar. Primero con el cuartel español que en 1898 pasó a ser ocupado durante tres (3) años por las tropas norteamericanas. Después, por el regimiento de Puerto Rico que se denominó Henrry Barracks y finalmente por la Guardia Nacional hasta la inauguración del Colegio Regional.
En 1853, había una escuela pública con cuarentiun (41) alumnos varones, en 1876, las escuelas se habían elevado a siete (7) y ya en 1902, existían siete (7) graduadas, una (1) principal y doce (12) rurales. El distrito escolar cuenta hoy con veintidós (22) escuelas entre elementales intermedias, escuela superior y centros de estudio y trabajo para aquellos que han abandonado la escuela. Dispone también, de varias escuelas privadas, el Colegio Católico la Merced y dos escuelas de estudios superiores, el Colegio Universitario de Cayey, dirigido por el Dr. Rafael García Bottari, el Lic. Salvador Antonnety, el Lic. Fernando Torres, el Dr. Juan José Maunéz, el Dr. Herminio Lugo, el Prof. José Luis Monserrate, la Dra. Margarita Benítez, el Prof. Rafael Rivera Lehman, el Prof. José Luis Monserrate y actualmente el Dr. Rafael Aragunde Torres (primer rector cayeyano).
El primer administrador de la oficina de correos lo fue Maximino Vázquez en 1866 y la línea telefónica entre Cayey y Caguas se estableció el 25 de julio de 1875. Las famosas Torres de Cayey comenzaron a funcionar en febrero de 1920 y la inauguración de su estación terrestre tuvo lugar el 25 de enero de 1969. La radio WLEY presta sus servicios desde el 3 de diciembre de 1965.
El único hospital hasta 1955 fue el hoy Hogar de Ancianos, donación de Doña Lucía Vázquez. Luego hizo sus bases el Centro de Salud. También dispone de un Hospital Antituberculoso y un Centro Asistencial Privado, la Clínica Font, ahora el nuevo Hospital General Menonita, amén de varios consultorios de especialistas.
Entre sus hijos ilustres figuran: Francisco Trelles (1855-1899), médico, poeta, ensayista de ideas liberales, que aunque nacido en Coruña, se consideró siempre un legítimo cayeyano; Luis Muñoz Morales (1866-1960), articulista, ensayista, profesor universitario y autor de notables obras jurídicas; Miguel Meléndez Muñoz (1882-1966), autor costumbrista, novelista, ensayista y sociólogo; Vicente Rodríguez Rivera (1884-1939), poeta y ensayista; Miguel García Menéndez (1888), poeta y periodista; José Rodríguez Pastor , diarista, novelista y ensayista; Ángel M. Mergal (1909), poeta y antropólogo; Minerva Arocho Rivera (1931) poetisa; Marcos Rodríguez Frese (1941), poeta; Julio Cesar López, ensayista, poeta, crítico literario, profesor universitario; los pedagogos Emeterio Colón Warrens, Gildo Massó y Francisco Collazo; Ramón Frade (1875-1954), pintor que cOn Campeche y Oller forman la triología artística de más renombre en Puerto Rico; Ángel Duchesne y Mitchael Duschesne, músicos notables; Clodomiro Rodríguez, compositor de la música de Alma Boricua, el segundo himno nacional y actualmente el adoptado como Himno de Cayey, con letra de su hijo José Rodríguez Pastor y Mario Dumont, que se ha desarrollado en el campo de la música popular.
Su historial deportivo dentro de la Isla también es brillante. El equipo de Baseball Ribosch, B.B.C. se proclamó Campeón de Puerto Rico en 1923, y también el de aficionados de Cayey Montañéz Doble A, en 1945 y en la década de 1980. En boxeo ha dado figuras como Víctor Caratini, Clotilde Colón Santiago y Pedro Montañéz.
En la actividad política se han destacado Nicolás Nogueras Rivera, Representante a la Cámara y Secretario General de la Federación Libre de Trabajadores de Puerto Rico, Luis Muñoz Rivera (1916) Senador, Nicolás Nogueras hijo, Senador y José R. Jarabo, Presidente de la Cámara de Representantes.
Nota: Información tomada del libro Historia de Cayey del Dr. Pío López Martínez

BIOGRAFÍA DEL ALCALDE

BIOGRAFÍA DEL ALCALDE DE CAYEY

LCDO. ROLANDO ORTIZ VELÁZQUEZ
A tan corta edad; poder dirigir una ciudad de las más grandes de Puerto Rico, Ciudad Universitaria, una población demandante de cara al tercer milenio; tiene que ser alguien muy especial.
Cayeyano de pura cepa, criado en el corazón del pueblo; El Polvorín; sintiendo de cerca el clamor del que sufre, la alegría que predomina en este pueblo siempre de cara a la realidad de la vida y equipado con el deseo de luchar para darle frente al reto.
Ese es Rolando Ortiz Velázquez, hijo de Pablo Ortiz Berrios (RIP) y Ana Luz Velázquez Rivera; nace el 10 de abril de 1960 aquí en Cayey; hace compañía a seis hermanos. A temprana edad (6 años) queda huérfano de padre y su madre luchadora logra criarlos a todos hasta realizarse en sus respectivas vidas.

Corre, juega, estudia, hace sus travesuras, pero se enamora de los libros; sus mejores amigos, claro y también de Carmen Rivera Berrios con quien está felizmente casado; disfruta como excelente padre con sus dos tesoros Carol y Karla.
Se educó en las escuelas públicas de Cayey donde se destacó en muchas de sus organizaciones. Yumurí Escuela Elemental, ahora Salvador Brau, Benigno Fernández García Intermedia, Superior Benjamín Harrison Vocacional; siempre destacándose como líder con notas sobresalientes y gran cantidad de honores y medallas. En la Superior Vocacional se destacó como líder estudiantil, profundizando más su amor a la política.
Su entrada a la política comienza como muy bien el señala “entré a la política partidista cuando asocié a esta con el servicio al prójimo, por eso estoy en ella por el servicio a los demás”.
Decimos profundizar porque desde bien niño le atraía todo lo concerniente a este campo en el que descuella; manifestaciones que aplaudía y luego se trepaba en un murito a discursear como un gran orador de los temas que había oído. Fiel admirador de Luis Muñoz Marín, sus discursos lo embelesaban y sus escritos lo adormecían; podía leerlos por horas y luego a discursear con énfasis, con calor humano genuino, presagiando ya que iba a ser un gran líder… llegaría alto, muy alto.
Sus estudios universitarios son amplios y en muchas áreas, Administración Comercial en el Colegio Universitario de Cayey; Criminología en la Universidad del Turabo con grado de bachiller, Magna Cum Laude; Juris Doctor en la Escuela de Leyes de la Universidad Interamericana, aceptado por el Tribunal Supremo de Puerto Rico para ejercer la profesión de abogado.
La política, los asuntos de la juventud, el cooperativismo, todo le atrae, así llega a Presidente de la Asamblea Municipal de Cayey, Ejecutivo en Asuntos de la Juventud en la Fortaleza, Empresario en Pequeños Negocios, delineante. Ocupa la tan deseada distinción de Representante del Distrito # 29 que comprende los pueblos Cayey, Cidra y Comerío, Presidente de la Cooperativa de Crédito y Ahorro San José.
Este joven es como Juan Salvador Gaviota; vuela por sobre la manada, alto muy alto, se distingue como orador elocuente en el Congreso Nacional de Cooperativas en San José de Costa Rica. Se ha distinguido como miembro de Gobierno, Cámara de Representantes, Comisión de Asuntos Internos y la Comisión de Desarrollo de los pueblos de la montaña, miembro del Concilio de Legisladores para el área noroeste de Estados Unidos, la Universidad de Harvard le otorgó certificado de reconocimiento del Programa Ejecutivo para Legisladores del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.
Sigue hacia una cumbre más alta, Cayey le elige su primer ejecutivo; Alcalde de la Ciudad Universitaria, Alcalde de la Ciudad del Torito y para ponerse en acorde con los tiempos, Cuna del Coquí Dorado. Acepta la idea que le sugiere su hija Carol que como su padre le gusta investigar; encuentra que el Coquí Dorado es sólo de Cayey y que está en peligro de extinción. Padre e hija se motivan a buscar más datos sobre este coquí y a no permitir que se extinga. Así de este modo lo adopta para su logo; Cayey Ciudad del Coquí Dorado. Se empeña en que este pequeño coquí no puede morir; tiene que luchar, adelante Ciudad de Muesas ayer, Coquí Dorado hoy. La historia sigue acumulando temas para orgullo de este pueblo.
Este responsable, valiente, inquieto, optimista, inteligente, positivo, observador, creativo, con gran seguridad y aplomo, acepta las designaciones que recibe con gran deseo de servir; servir es su lema; igualdad su estandarte con los compañeros de trabajo, sinceridad en sus decisiones, esquivo en sus selecciones, asertivo en su mensaje, educador, administrador; es todo un servidor, joven, agresivo en continuo reto para llevar a éste su pueblo, nuestro Cayey con éxito al tercer milenio.


El mundo de la Tecnología lo atrae, le subyuga, entiende que Cayey debe ir en avanzada, hay que dominar ese campo y es un nuevo reto para él, lo estudia, lo practica, lo vive, pero no lo quiere sólo para él, sus compañeros sienten su entusiasmo y la motivación que el les facilita y manos a la obra todos los que a su lado trabajan cambian su dirección hacia Internet, facilidades que dominaron el nuevo milenio. Rolando y Cayey están preparados. Atento a las necesidades de los niños, la juventud y a las personas de edad avanzada como su prioridad y la población adulta su devoción.
Su visión del mundo acentúa su espíritu religioso, su fe, su esperanza en los designios de Dios. Su conciencia de servicio es genuina.
Ese es Rolando Ortiz Velázquez, el Alcalde que a los 42 años ya rige el destino de este valle en la Sierra de Cayey.

Su lema; Sirviendo Siempre…
Su meta; Convertir a Cayey en la Mejor Ciudad de las Américas, como bien el dice, es cuestión de quererlo…
  1   2   3

similar:

Manual de informacióN iconConceptos de información la información como magnitud física

Manual de informacióN iconEl Siglo XX será reconocido, sin duda como la era de la información....

Manual de informacióN iconGen: Se define como la unidad mínima de información genética. Es...

Manual de informacióN iconEste aviso explica la forma en que su información médica se podrá...

Manual de informacióN iconLa información genética estaba contenida en algún tipo de molécula...

Manual de informacióN iconI-la contribución de Grifhit a la genética molecular fue demostrar...

Manual de informacióN iconI-la contribución de Grifhit a la genética molecular fue demostrar...

Manual de informacióN iconEsta notificación describe cómo puede usarse y divulgarse su información...

Manual de informacióN iconTranscripción y la formación de proteinas gracias a los arn y los...

Manual de informacióN iconTranscripción y la formación de proteinas gracias a los arn y los...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com