Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que




descargar 254.68 Kb.
títuloEsta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que
página8/8
fecha de publicación18.01.2016
tamaño254.68 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8
todos son fundamentales pues se conectan de manera directa con los valores que las y los Constituyentes quisieron elevar democráticamente a la categoría de bienes especialmente protegidos por la Constitución. Estos valores consignados en normas jurídicas con efectos vinculantes marcan las fronteras materiales más allá de las cuales no puede ir la acción estatal sin incurrir en una actuación arbitraria (obligaciones estatales de orden negativo o de abstención). Significan, de modo simultáneo, admitir que en el Estado social y democrático de derecho no todas las personas gozan de las mismas oportunidades ni disponen de los medios – económicos y educativos - indispensables que les permitan elegir con libertad aquello que tienen razones para valorar. De ahí el matiz activo del papel del Estado en la consecución de un mayor grado de libertad, en especial, a favor de aquellas personas ubicadas en un situación de desventaja social, económica y educativa. Por ello, también la necesidad de compensar los profundos desequilibrios en relación con las condiciones de partida mediante una acción estatal eficaz (obligaciones estatales de carácter positivo o de acción).

59 En relación con lo anterior, la jurisprudencia constitucional ha afirmado de manera reiterada que existen personas a quienes la Constitución misma dota de un amparo específico bien sea por razón de su edad – niños, niñas – o por causa de encontrarse en especiales circunstancias de indefensión – personas con enfermedades catastróficas, reclusos, mujeres embarazadas o personas colocadas en situaciones de debilidad económica, física o psíquica manifiesta. Frente a estas personas, el amparo del derecho constitucional fundamental a la salud es reforzado debido al grado de vulnerabilidad que, en ocasiones, deben afrontar. Ver sentencias T-1081 de 2001, T-850 de 2002, T-859 de 2003 y T-666 de 2004.

60 La faceta preventiva también conlleva la adopción de acciones en cabeza de la sociedad. La sentencia T-307 citada dijo al respecto lo siguiente: “En relación con la faceta preventiva, se garantiza el derecho a la salud cuando se hace todo lo necesario para evitar que las personas incurran en situaciones de riesgo que perjudique su salud integral. Se atienden distintos aspectos con la idea de prevenir dolencias y enfermedades y con el propósito de prolongar la vida así como de obtener un beneficio para las personas tanto desde el punto de vista físico, psíquico, social y emocional. Así las cosas, cuando la personas se encuentran en una situación de riesgo se deben tomar todas las cautelas posibles de modo que se evite provocar una afectación de la salud en alguno de esos aspectos”.

61 M.P.: Alfredo Beltrán Sierra.

62 Al respecto vale la pena transcribir lo siguiente: “Indica lo anterior, que la salud constitucionalmente protegida no es únicamente la física sino que comprende, necesariamente, todos aquellos componentes propios del bienestar sicológico, mental y sicosomático de la persona. Así, cuando se acude a la acción de tutela con el ánimo de lograr la recuperación del equilibrio emocional, psicológico y mental, (como en el caso de la depresión mayor recurrente), se hace con el fin de obtener la protección de los derechos a la salud, a la integridad personal y a una vida en condiciones dignas, cuyo restablecimiento le es encomendado al juez de tutela por el artículo 86 de la Carta Política. (T- 926 de 1999. M. P. Dr. Carlos Gaviria Díaz)”

63 M.P.: Marco Gerardo Monroy Cabra.

64 Ver entre otras las Sentencias T-248 de 1998, T-675 de 2004 y T-414 de 1999.

65 M.P.: Jaime Córdoba Triviño.

66 Incorporado al ordenamiento interno mediante Ley 74 de 1968.

67 Incorporado al ordenamiento interno mediante Ley 319 de 1996.

68 M.P.: Fabio Morón Díaz.

69 El estatuto bajo cita -artículo 1°- diferencia y define a los animales silvestres así: “DE LA FAUNA SILVESTRE Y ACUATICA. Se denomina al conjunto de organismos vivos de especies animales terrestres y acuáticas, que no han sido objeto de domesticación, mejoramiento genético, cría regular o que han regresado a su estado salvaje”. En aplicación de tal norma, la Contraloría General de la República en su informe sobre el “Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente 2004-2005” señaló: “Para mayor claridad, cabe destacar que son parte de la vida silvestre todos aquellos organismos que no han sido domesticados a nivel de especie o variedad. Por consiguiente, la domesticación de ejemplares de cualquier especie, su nacimiento o tenencia en cautiverio, en términos técnicos no le quita su condición de organismo silvestre ni al ejemplar ni a la especie en cuestión. (...)”.

70 Ley 99 de 1993, art. 5°, num 42.

71 M.P.: Hernando Herrera Vergara. En esta providencia la Sala Sexta de Revisión de la Corte estudió dos casos relativos a la protección de los derechos fundamentales de unos propietarios de apartamentos a los cuales no se les permitía la tenencia de sus perros. En un sentido similar, cfr. sentencia T-595 de 2003, M.P: Clara Inés Vargas Hernández.

72 En esa oportunidad la Sala afirmó lo siguiente: “Para efectos del estudio que la Sala pretende realizar, resulta necesario precisar que el concepto de animales domésticos al cual se hará mención en esta providencia comprende a aquellos que pertenecen a especies que viven ordinariamente bajo la dependencia del hombre, como perros, gatos, etc.; por lo tanto, de la misma se excluyen los animales domesticados, salvajes o bravíos y silvestres, en los términos que establece el artículo 687 del Código Civil Colombiano y el 29 de la Ley 84 de 1989 o "Estatuto Nacional de Protección de los Animales.

73 En la sentencia citada se afirmó: “En primer término, bajo el presupuesto de que los derechos fundamentales son aquellos que pertenecen a toda persona en razón a su dignidad humana, son inherentes al ser humano, tienen un carácter inalienable y su definición depende no sólo de la naturaleza del derecho sino también de las circunstancias particulares del caso en estudio, se concluye que frente a la situación de la tenencia de animales domésticos, los derechos fundamentales que en forma diáfana se relacionan con la definición descrita son los relativos al libre desarrollo de la personalidad (CP., art.16) y a la intimidad personal y familiar (CP., art.15).

74 Al respecto dice el artículo 687 del Código Civil: “Se llaman animales bravíos o salvajes los que viven naturalmente libres e independientes del hombre, como las fieras y los peces; domésticos, los que pertenecen a especies que viven ordinariamente bajo la dependencia del hombre, como las gallinas, las ovejas, y domesticados, los que, sin embargo de ser bravíos por su naturaleza, se han acostumbrado a la domesticidad, y reconocen en cierto modo el imperio del hombre.

Estos últimos, mientras conservan la costumbre de volver al amparo o dependencia del hombre, siguen la regla de los animales domésticos, y perdiendo esta costumbre vuelven a la clase de los animales bravíos.

75 Sobre este particular cfr. Convención sobre el Comercio Internacional de Espacies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres -CITES-, leyes 01 de 1978 y 17 de 1981.

76 Rengifo, Luis Miguel y otros, editores. EL LIBRO ROJO DE LAS AVES EN COLOMBIA.. Serie Libros Rojos de Especies Amenazadas en Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y Ministerio de Medio Ambiente, Bogotá, Colombia. Junio de 2002. La serie libros rojos es el resultado de la aplicación del artículo 16 de la Ley 99 de 1993 en el que, entre otros, se dispone que son entidades adscritas y vinculadas al Ministerio del Medio Ambiente, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – IDEAM, el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andreis” – INVEMAR, el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos “Alexander von Humboldt”, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas – SINCHI y el Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico.

Dentro de la presentación del texto se denuncia lo siguiente: “(...) El libro presenta información biológica actualizada para 162 especies de aves amenazadas y casi amenazadas, el equivalente al 9% de la avifauna presente en el país, e incluye además ilustraciones, mapa de distribución geográfica, registros y grado de amenaza.

Además en el prólogo del mismo se consigna: “La aparición del Libro Rojo de las Aves de Colombia (y vendrán más sobre otros grupos de organismos) no es en ningún sentido una buena noticia pues de por sí, con un elenco de 153 especies bajo algún grado de amenaza, es otro indicador del alarmante deterioro ambiental del país (...) ¿Para qué un Libro Rojo? Más allá de constituir una simple lista de especies que podrían estar próximas a desaparecer del territorio nacional, o aun del planeta, deberá orientar y acompañar un derrotero de acciones conservacionistas por parte del estado, las organizaciones independientes y los particulares. (...) Lejos entonces de un simple obituario, el Libro Rojo será un elemento de recuperación. Si así ocurre, un número cada vez menor de especies tendrá el dudoso honor de figurar en futuras ediciones, ya no por extinción sino porque una intervención oportuna y efectiva logró rescatarlas de sus páginas”.

77 En el mismo sentido puede consultarse el texto “El Medio Ambiente en Colombia” (Leyva, Pablo (ed)), publicado por el Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales y el Ministerio del Medio Ambiente en julio de 1998, en el que se efectúa un balance general de los ecosistemas en las diferentes regiones del país. Por ejemplo, sobre la fauna de nuestra amazonía se afirma lo siguiente: “La caza indiscriminada de especies animales como la boa (Boa constrictor) y las tortugas (Podocnemis expansa y Podocnemis vogli), junto con la captura de gran variedad de peces ornamentales (Chalceus macrolepidotus) y de numerosas aves que son utilizadas como mascotas y por su plumaje, y de mamíferos, pos sus pieles, ocasiona un gran desequilibrio en este sistema.”

Más adelante, luego de hacer una descripción del paisaje faunístico en toda Colombia, este documento relacionó las principales amenazas contra la supervivencia de las diferentes especies animales. En primer lugar, al igual que el Libro Rojo de las aves colombianas, reconoció a la deforestación como el primer factor de peligro y luego relacionó a los fenómenos de caza indiscriminada como otro agente importante de deterioro: “La caza indiscriminada de individuos para ser utilizados como mascotas o como proveedores de materia prima para la producción de artículos de consumo, se constituye en otra amenaza para la fauna. Recordemos, por ejemplo, la persecución de ejemplares de cocodrilos (...) y tigres (...), con el fin de comercializar la piel; o bien la sobrepesca altamente tecnificada y no selectiva, que origina serios impactos sobre las poblaciones de peces”.

78 Contraloría General de la República. Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente 2004-2005, Colombia. Contraloría Delegada para el Medio Ambiente. Bogotá.

79 Vid. documento del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, denominado; “Centro Regionales para el Manejo de Especímenes de Fauna Silvestre Decomisados, en el que se establecen los elementos técnicos para su diseño y construcción y los protocolos para el manejo y disposición de animales post-decomiso. Adicionalmente es importante tener en cuenta el información presentada por la Procuraduría General de la Nación en el “Informe preventivo sobre el diagnóstico del manejo y disposición de especímenes decomisados de fauna silvestre en Colombia” (Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales. Bogotá, Febrero de 2006).

80 En efecto, la Corporación Autónoma de Caldas informó a la Corte lo siguiente: “Una vez decomisado el ejemplar por la Policía; (sic) fue puesto a disposición de Corpocaldas en su laboratorio de la ciudad de Manizales, allí se realizo (sic) una evaluación rápida para determinar si requería tratamientos de emergencia, luego fue remitido al CAV Torre 4 (Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre) ubicado en la reserva forestal del mismo nombre construido con los estándares definidos por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial en el cual se controlan las variables ambientales como temperatura, luminosidad y humedad para brindar la mayor comodidad a los ejemplares que llegan allí. Se le practico (sic) un examen semiológico, nutricional y de su comportamiento concluyendo que a pesar de tener un peso aceptable, presenta deficiencias nutricionales de oligoelementos, vitaminas y minerales; y que presentaba comportamientos estereotipados anormales para la especie”.

(...)

Actualmente la lora se encuentra en el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre ubicado en un bosque natural en el municipio de Victoria, especializado en la rehabilitación de Tití gris y Psitácidos colombianos (Loras y guacamayas).

(...)

1) Se le practicaron exámenes de química sanguínea, coprológicos y semiológicos detallados.

2) Se continua (sic) la dieta exclusiva de frutas y semillas

3) Los encierros enriquecidos ambientalmente con troncos, follaje y receptáculos para el alimento ubicados en diferentes lugares para estimular la búsqueda activa de estos.

4) En el momento, el loro esta próximo a pasar a la etapa de fortalecimiento físico en una jaula de vuelo”.
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconDirección general de educación superior tecnológica
«Para alcanzar el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente debe ser parte del proceso de desarrollo y no puede ser...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconConciencia ecológica, conducta ecológica, conductas ecológicas básicas,...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que icon1. La Constitución española de 1978 propugna como valores superiores...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconEs una dimensión de la personalidad que está presente en la conducta...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconLa Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas, tiene por objeto establecer...
«Depósitos de lodos en procesos de tratamiento de industrias extractivas». Estas dos normas están también claramente vinculadas con...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconPor medio de la cual se reconocen las enfermedades huérfanas como...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconInvestigación Legal y de la Administración, oep, Múnich
«equivalentes» a las descritas en la reivindicación. El motivo de esta extensión —más allá de lo que está claramente definido— no...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconTema 68 salud laboral y calidad de vida. Elementos que determinan...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconEn relación con la protección constitucional del derecho a la salud,...

Esta Constitución ecológica tiene dentro del ordenamiento colombiano una triple dimensión: de un lado, la protección al medio ambiente es un principio que iconResumen La enseñanza por medio del estudio o análisis de casos es...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com