Competencia en materia de caza




descargar 425.86 Kb.
títuloCompetencia en materia de caza
página3/9
fecha de publicación25.01.2016
tamaño425.86 Kb.
tipoCompetencia
b.se-todo.com > Ley > Competencia
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Obligaciones de los titulares de un TECOR.


Los titulares de un TECOR están obligados a:

    1. Cumplir las condiciones establecidas en las resoluciones de declaración del TECOR.

    2. Ajustarse al Plan de Ordenación Cinegética y a los Planes de Aprovechamiento Cinegética, de obligado cumplimiento una vez aprobados por la Consellería competente.

    3. Proporcionar la información sobre la ejecución del contenido de los planes, previsto en el art. 43 de esta Ley.

    4. Dotar a dichos terrenos de la señalización prevista en la presente Ley.

    5. Colaborar con la Administración Pública en la protección y fomento de la fauna cinegética, suministrando los datos estadísticos que aquella le solicite, realizando los controles sobre las especies susceptibles de captura, poniendo en conocimiento de la Consellería competente en materia de caza ntenido deael Comite cuyo caso serra autorizadadra caza en:e encuentre expresamente prohibido por disposiciones legales o p la aparición de epizootias y adoptando las medidas sanitarias establecidas.

    6. Responder de la organización y correcta ejecución de las actividades cinegéticas que lleven a cabo.

    7. Solicitar con antelación y del modo que reglamentariamente se determine, la celebración de las actividades cinegéticas, y velar para que se cumplan las condiciones impuestas en la autorización.

    8. Cualesquiera otras establecidas o que se establezcan por la Consellería competente en materia de caza.



  1. TECOR de carácter autonómico


1. La Administración autonómica podrá ser titular de un TECOR a fin de garantizar el ordenado aprovechamiento de las especies cinegéticas y de favorecer el acceso de los cazadores gallegos a la actividad cinegética.
2. Los TECOR autonómicos se constituirán sobre terrenos de titularidad cinegética de la Comunidad Autónoma o sobre terrenos de aprovechamiento cinegético común, en el modo en que se reglamentariamente se establezca.
3. El aprovechamiento cinegético de los TECOR autonómicos podrá ser gestionados directamente por la Administración autonómica competente en materia de caza o por medio de sociedades o asociaciones de cazadores a las que se adjudique dicho aprovechamiento por el procedimiento que se establezca reglamentariamente.



  1. TECOR de carácter local.


1. Los Ayuntamientos o entidades locales menores podrán solicitar a su favor la declaración de TECOR, siempre que acrediten documentalmente al menos la titularidad cinegética del 75% del terreno susceptible de aprovechamiento cinegético de los terrenos para los que se solicite dicha declaración y no estén sometidos a otro régimen especial.
2. Se presumirá la cesión de la titularidad del resto de la superficie solicitada, que se incluirá en el TECOR en tanto los propietarios o titulares cinegéticos de los terrenos no manifiesten expresamente y por escrito, su negativa a la integración en el mismo, en el correspondiente trámite de información pública.
3. Los Ayuntamientos o entidades locales menores solicitantes de la declaración a su favor de un determinado territorio como TECOR habrán de acompañar a su solicitud:

    1. La cesión de derechos cinegéticos, firmada por sus titulares y con especificación de la superficie del terreno, y el plazo de cesión.

    2. El plano de localización a escala adecuada para la localización del terreno y de sus lindes.

    3. La memoria con las directrices básicas del plan de ordenación cinegética.


4. Dos o más municipios podrán agruparse y solicitar mancomunadamente la declaración a su favor de un tecor de carácter local.
5. El aprovechamiento cinegético de los TECOR municipales podrá gestionarse directamente por el Ayuntamiento o bien mediante una sociedad o asociación de cazadores legalmente constituida, a la cual se le ceda o adjudique dicha aprovechamiento.
6. Esta cesión del aprovechamiento a una sociedad o asociación de cazadores se realizará de acuerdo con la legislación de régimen local y por plazo no superior al indicado en la resolución de declaración del TECOR.
7. Los pliegos de condiciones de adjudicación de estas cesiones habrán de contener, además de los requisitos exigidos por su legislación específica, prescripciones especiales relativas a los derechos de los propietarios que ceden a título gratuito sus tierras, a los vecinos y las reservas de permisos para cazadores foráneos.



  1. TECOR de carácter societario.




    1. Las sociedades o asociaciones de cazadores legalmente constituidas podrán solicitar a su favor la declaración de TECOR siempre que acrediten al menos la titularidad cinegética del 75 % de los terrenos, para los que se pretenda la declaración.

    2. Se presumirá la cesión de la titularidad del resto de la superficie solicitada, que se incluirá en el TECOR, en tanto los titulares cinegéticos de los terrenos incluidos en la solicitud no manifiesten expresamente y por escrito su negativa a la integración en el correspondiente trámite de información pública.

    3. Las asociaciones o sociedades de cazadores que soliciten la declaración a su favor de un determinado territorio como TECOR societario habrán de acompañar a su solicitud:

a). La cesión de derechos cinegéticos, firmada por sus titulares y con especificación de la superficie del terreno, polígono, parcela y el plazo de cesión.

b). Los planos de localización a escala adecuada para la localización del terreno y de sus lindes.

c). La memoria con las directrices básicas del plan de ordenación cinegética.

d). La documentación acreditativa de la constitución y el legal funcionamiento de la sociedad o asociación.

d). La copia autenticada de los Estatutos en vigor legalmente aprobados


  1. TECOR de carácter individual.




    1. Las personas físicas o jurídicas que sean titulares de derechos cinegéticos de una superficie continua mínima de 2.000 hectáreas podrán solicitar la declaración de la misma como TECOR de carácter individual.




    1. Deberá acreditarse documentalmente la titularidad y cesión de derechos cinegéticos sobre la totalidad del terreno, especificando que se ceden para un TECOR de carácter individual.




    1. En la constitución de los TECOR de carácter individual no será de aplicación la presunción de cesión de titularidad cinegética establecida en el artículo 25.2 de esta Ley.



  1. Modificación de la base territorial de un TECOR.




    1. La modificación del ámbito territorial de un TECOR sólo será efectiva a partir de la temporada hábil general de caza, posterior a la fecha de notificación de la resolución administrativa correspondiente.




    1. Las modificaciones de los límites de un TECOR que se produzcan con posterioridad a aprobación de un nuevo Plan de Ordenación Cinegético y que superen el 15% de su base territorial, requerirán la aprobación de un nuevo plan de ordenación cinegético.



  1. Extinción de los TECOR.


Los TECOR pueden extinguirse por las siguientes causas:
a) Fallecimiento o extinción de la personalidad jurídica del titular.

b) Renuncia del titular.

c) Resolución administrativa firme recaída en procedimiento sancionador.

d) Expiración del plazo por el que se hubiere constituido o prorrogado.

e) Pérdida de la titularidad sobre la superficie mínima exigida.

f) Inviabilidad del ejercicio ordenado y sostenible de la actividad cinegética.

g) Constitución de otro régimen cinegético que determine su incompatibilidad

con la subsistencia del TECOR.

h) Por incumplimiento grave de las condiciones o prohibiciones establecidas en la

correspondiente autorización, previa audiencia del interesado.



  1. La facultad de exclusión.




    1. Los titulares de los terrenos que no han cedido el derecho de aprovechamiento cinegético de manera expresa a favor del TECOR, conservan su pleno derecho a prohibir que se practique la caza en dichos terrenos.




    1. El ejercicio de la facultad de exclusión de un terreno para la práctica de la caza, se entenderá expresado de modo manifiesto por la colocación de señales perfectamente visibles, unas de otras, que prohíban la entrada a los mismos, con carácter general o para la práctica de la caza, en particular, colocadas en el perímetro o en los accesos practicables del respectivo terreno.



  1. Las Reservas de Caza.


1. Son Reservas de Caza aquellos espacios declarados por Decreto de la Xunta de Galicia, a propuesta de la Consellería competente en materia de caza, en núcleos que presentan excepcionales posibilidades cinegéticas con la finalidad de promover, conservar, fomentar y proteger determinadas especies cinegéticas y sus hábitats, subordinando su posible aprovechamiento a dicha finalidad y, en su caso, a la crianza para repoblar de forma natural otros terrenos cinegéticos.


2. La titularidad cinegética de las Reservas de Caza corresponde a la Xunta de Galicia. Su administración corresponde a la Consellería con competencia en materia de caza y su gestión cinegética a la Dirección General competente en materia de caza, que asegurará su aprovechamiento racional a través de un Plan de Ordenación y de Planes Anuales de Aprovechamientos Cinegéticos.


3. La compensación a la que tengan derecho los propietarios de los terrenos por la privación del aprovechamiento cinegético de los mismos al ser adscritos a una reserva de caza, se realizará mediante un canon de compensación, consistente en una cantidad económica o un cupo de capturas o acciones cinegéticas equivalente.


4. Reglamentariamente se establecerá el régimen organizativo y de funcionamiento que incorporará, en todo caso, un director técnico y una junta consultiva en la que estarán representados de forma equilibrada las personas o entidades con intereses afectados. Asimismo, se determinará el procedimiento de cálculo y reparto de la compensación a la que se refiere el apartado anterior.


  1. Vedados de caza.


1. Los vedados de caza son aquellas superficies de terreno, integradas dentro de un tecor, que constituyen un reservorio de la fauna cinegética, para fomentar determinadas especies y protegerlas de la acción de la caza, en los cuales con carácter general se prohíbe el ejercicio de la caza.

2. La superficie mínima de estos espacios será la de un diez por ciento de la superficie total de TECOR, que podrá repartirse en varios espacios menores, que en ningún caso podrán ser de una extensión menor a las 50 has., cada uno. La ubicación y condiciones de estos vedados habrán de ser la que resulte más idónea para asegurar los objetivos para los que se crean.
3. Los vedados cinegéticos podrán ser objeto de gestión cinegética por el titular del TECOR de manera tal, que el jefe territorial competente en materia de caza podrá autorizar la práctica de actividades cinegéticas cuando las mismas sean compatibles con los instrumentos de ordenación aplicables y faciliten la consecución de los objetivos para los que el vedado fue creado.


  1. Los terrenos cinegéticos deportivos.


1. Tendrán la condición de terrenos cinegéticos deportivos aquellas áreas del territorio en que pueda practicarse la caza de conformidad con la legislación específica que regule las prácticas deportivas.
2. La federación de caza, las sociedades y las asociaciones constituidas al amparo de la legislación del deporte podrán solicitar la declaración de terreno cinegético-deportivo, para practicar en el mismo la caza con un exclusivo carácter deportivo, exento de cualquier ánimo de lucro. En ningún caso la actividad o sus resultados podrán ser objeto de venta o comercialización.
3. Los solicitantes deberán acreditar la titularidad cinegética del 75 % de los terrenos y disponer de terrenos continuos cuya superficie mínima y máxima sea de 50 y 250 hectáreas. La administración y gestión cinegética de estos terrenos se realizará directamente por la entidad titular, que informará periódicamente a la Consellería competente en la materia de caza, del calendario de pruebas, modalidades y cualesquiera otros requisitos que se determinen reglamentariamente



  1. Las explotaciones cinegéticas comerciales.




  1. A efectos de la presente Ley, tendrán la consideración de explotaciones cinegéticas comerciales aquéllas que se constituyan por empresas mercantiles para el aprovechamiento cinegético de unos terrenos.

  2. Las explotaciones cinegéticas comerciales que se refieran a especies de caza menor deberán ser siempre abiertas.

  3. Las explotaciones cinegéticas comerciales que se refieran a especies de caza mayor podrán ser abiertas o cercadas.




  1. Declaración de una explotación cinegética comercial.


1. La declaración de Explotación Cinegética Comercial corresponde al titular de la Consellería competente en materia de caza, previa solicitud del interesado, acreditación de la titularidad cinegética de los terrenos que sirvan de base territorial a la misma y presentación de un Plan de viabilidad empresarial de la explotación cinegética. El titular de la Consellería competente en materia de caza dispondrá de un plazo de seis meses, contados a partir de la presentación de la solicitud, para resolver la petición y en todo caso el silencio será negativo.
2. La Consellería competente podrá denegar la solicitud por razones debidamente motivadas, cuando razones de índole técnico, sanitario, biológico o social así lo recomienden.
3. Para autorizar una explotación cinegética comercial es imprescindible contar con la titularidad cinegética de la totalidad de los terrenos, en superficie continua, sobre los que pretende constituirse. Cuando estas autorizaciones afecten a espacios naturales protegidos, el promotor habrá de presentar un proyecto a efectos de que el órgano ambiental decida en cada caso, de forma motivada, si dichos proyectos han de someterse o no a una evaluación de impacto ambiental.
En todo caso, en la documentación con la que se acredite el derecho al disfrute del aprovechamiento cinegético deberá constar expresamente el conocimiento de los fines y características de este tipo de espacios y el consentimiento para su constitución de los titulares cinegéticos de los terrenos o un instrumento jurídico que acredite la titularidad propia del derecho de aprovechamiento cinegético sobre dichos terrenos.
4. Los cambios que se produzcan en la titularidad de las explotaciones cinegéticas habrán de ser autorizados por el titular de la Consellería competente en materia de caza.
5. La superficie mínima para poder autorizar este tipo de explotaciones es de cien hectáreas, si se dedican a caza menor, y de quinientas hectáreas cuando el objeto de la explotación sea la caza mayor.
6. El aprovechamiento de las explotaciones cinegéticas comerciales se regirá, además de por la presente Ley, por la legislación mercantil y civil que le resulte aplicable.
7. Los titulares de las explotaciones cinegéticas comerciales habrán de elaborar anualmente un Plan Anual de Aprovechamiento Cinegético. Reglamentariamente se determinarán el procedimiento para la presentación y aprobación de dichos Planes.
8. Los titulares de las explotaciones cinegéticas deberán justificar anualmente ante la órgano administrativo competente en materia de caza el cumplimiento de la ordenación cinegética vigente en cada momento y la realidad de su actividad económica, mediante una memoria económica y la acreditación de las cuentas anuales.
9. La caza podrá ejercitarse sobre animales procedentes de granjas cinegéticas o de otros establecimientos autorizados, tales como parques de vuelo, cercados de aclimatación, biotopos, etc., de conformidad con los planes establecidos y previamente aprobados por la Consellería competente en materia de caza.
10. Los titulares de estas explotaciones habrán de señalizarlas con arreglo a la normativa reglamentaria, que a tal efecto se dicte, y, en todo caso, están obligados a señalizar los terrenos que se encuentren dentro del perímetro de la explotación y de los que no se disponga de autorización expresa de sus titulares, para su aprovechamiento cinegético.
11. Las explotaciones cinegéticas comerciales estarán obligadas a la suscripción de un seguro de responsabilidad civil que cubra los riesgos derivados de su actividad.
12. Los titulares de explotaciones cinegéticas comerciales deberán nombrar un organizador para cada cacería colectiva que se realice dentro de su ámbito de actuación, que tendrá la condición de responsable de la cacería a los efectos del art. 54.3 de la presente Ley.
13. Por vía reglamentaria se determinarán las condiciones a las deba sujetarse la actividad de las explotaciones cinegéticas, así como el procedimiento de extinción.

1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Competencia en materia de caza iconCompetencia de la autoridad administrativa en materia tributaria

Competencia en materia de caza iconExamen de paternidad o maternidad los laboratorios autorizados deben...
«la cumplida ejecución de la Ley». En consecuencia, el carácter reglamentario del decreto acusado, y su materia misma, determinan...

Competencia en materia de caza iconLibre competencia en los mercados improcedencia de sanciones / abuso...

Competencia en materia de caza iconL a caza del tesoro

Competencia en materia de caza iconAgricultura, ganadería, caza y silvicultura

Competencia en materia de caza iconEs la energía, el aliento vital, la fuerza que impulsa la materia,...

Competencia en materia de caza iconDirectrices para la gestión sostenible de la caza

Competencia en materia de caza iconLa nutrición es un proceso complejo, en el cual el ser vivo toma...

Competencia en materia de caza iconLa nutrición es un proceso complejo, en el cual el ser vivo toma...

Competencia en materia de caza iconBase cuarta. Carné del cazador, licencias de caza, seguros y permisos. Pág. 2




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com