Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay




descargar 1.13 Mb.
títuloElaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay
página9/27
fecha de publicación28.01.2016
tamaño1.13 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   27

3.4 – Programas y Planes de Desarrollo Nacional


Esta sección presenta una síntesis de los principales planes estratégicos nacionales para el Desarrollo de los sectores productivos del Paraguay, y programas y planes que están directamente relacionados al sector forestal.

3.4.1 – Principales Programas y Planes


  • Incentivos Fiscales para la Inversión de Capital de Origen Nacional y Extranjero

La ley No 60/90 tiene como objetivos el aumento de la producción de bienes y servicios; la creación de fuentes de trabajo permanentes, el fomento de las exportaciones y la sustitución de importaciones, la incorporación de tecnología que permita aumentar la eficiencia productiva y posibilite la mayor y mejor utilización de materias primas, mano de obra y recursos energéticos nacionales y la inversión y reinversión de utilidades en bienes de capital.

Los proyectos de inversión que sean aprobados pueden gozar, según las características de cada proyecto de inversión, de las siguientes exoneraciones de pago:

  • Impuesto al Valor Agregado en la adquisición de bienes de capital importados que se utilicen en la instalación para la producción industrial o agropecuaria. A partir de 2006, la exoneración cubrirá también los bienes de capital producidos en el Paraguay.

  • Todos los tributos que graven la constitución, inscripción o registros de sociedades y empresas.

  • Aranceles e impuestos internos sobre las importaciones de bienes de capital, materias primas e insumos a utilizarse en proyectos de inversión para la fabricación de bienes de capital.

  • Tributos y otros gravámenes a las remesas y pagos al exterior en concepto de intereses, comisiones y capital de los mismos cuando la inversión sea financiada desde el extranjero y sea de al menos US$ 5.000.000 (Cinco millones de dólares).

La autoridad encargada de conceder los beneficios es el Ministerio de Industria y Comercio y el Ministerio de Hacienda.

Los beneficios tienen validez por 10 (diez) años cuando las inversiones provienen de recursos de repatriación de capital o cuando las inversiones se radiquen en zonas de preferente desarrollo o 7 (siete) años cuando las inversiones provengan de incorporación de bienes de capital de origen nacional.

En la actualidad el Ministerio de Hacienda sigue otorgando preferencia a la promoción de las inversiones privadas bajo la Ley Nº 60 / 90 a los efectos de apoyar el desarrollo del sector industrial y productivo. En el año 2011 fueron aprobados proyectos de inversión, amparados por esta ley, por un monto de Gs. 2.485.751.607.340 equivalentes a alrededor de 580 millones de dólares y en los primeros 8 meses del año 2012 ya se han invertido Gs. 1,455 billones que equivalen a 331 millones de dólares.

A pesar de estar marcado el año 2012 por una recesión económica debido a la sequía y el brote de fiebre aftosa en el norte del país pero se estima que con las inversiones amparadas en la Ley Nº 60 / 90 que se realizarán en el último cuatrimestre del 2012 se podrá por lo menos igualar la cantidad de inversiones del año 2011.

En todos los casos la promoción de las inversiones y el otorgamiento de incentivos fiscales apuntan a la utilización de materia prima y recursos energéticos nacionales, la creación de fuentes de trabajo, incorporación de tecnología moderna y mejoramiento de la eficiencia de las instalaciones industriales.

En el sector forestal solamente en el área de las industrias forestales se encuentran algunas inversiones realizadas al amparo de la Ley Nº 60 / 90.

  • Ley de Fomento a la Forestación y Reforestación – (Ley nº 536/95)

La Ley de Fomento a Forestación y Reforestación del Paraguay (Ley N º 536 de 1995) aporta incentivos a la actividad forestal y trata del régimen tributario involucrado al tema, así como de las sanciones por incumpliendo de sus previsiones legales.

Esta ley ofreció incentivos financieros en forma de pagos de costos compartidos a los propietarios que inviertan en reforestación o forestación. Estos incentivos son por un monto de 75% del costo de preparación del terreno y plantación, y el 75% de los costos de mantenimiento durante los tres primeros años después de la plantación, según lo estimado por el SFN. Además, tierras reforestadas o forestadas reciben una reducción de impuestos a la propiedad del 50%.

Según la Ley 536/95, las plantaciones forestales en las áreas prioritarias de los bosques no están sujetas a la expropiación por el Estado excepto para fines de infraestructura inmediatos. Esto, por supuesto, promueve un incentivo perverso para deforestar bosques nativos, lo que podría ser objeto de expropiación.

Ésta ley menciona un concepto complementario al contenido en la Ley Forestal (“suelos de prioridad forestal”) y prevé la obligación de reforestar una superficie igual a los propietarios que tallaren o efectuaren explotaciones de bosques en estas áreas, lo que es indicativo de la recepción de Principio del Contaminador Pagador en el ordenamiento jurídico del país.

La Ley Nº 536 / 95 de Fomento a la Forestación y Reforestación que introdujo un nuevo sistema basado en un subsidio directo de la plantación y su mantenimiento en sus primeros 3 años, estuvo operativo solamente por algunos años hasta que las dificultades financieras, vinculadas a la crisis recesiva de la década pasada, determinó prácticamente su interrupción y no se tienen datos exactos acerca del desarrollo y condiciones actuales de las plantaciones beneficiadas con dichos beneficios fiscales.

De acuerdo a datos del Instituto Forestal Nacional, la superficie reforestada en el Paraguay bajo los beneficios que otorga esta Ley ha sido de 34.000 hectáreas hasta ahora. Estas plantaciones se llevaron a cabo entre 1995 y 2004, periodo durante el cual estuvo operativo.

El Estado todavía tiene deuda pendiente con una parte importante de las reforestaciones realizadas al amparo de esta ley durante dicho periodo, hubo un intento para saldar esta deuda con los reforestadores mediante el mecanismo de la emisión de “bonos”, lo cual fue autorizado a través de una Ley del Congreso Nacional pero que nunca fue implementado por la falta de interés de los potenciales receptores por este medio de pago.

Sin dudas, el incumplimiento para saldar la deuda estatal con los reforestadores contribuyó significativamente a la falta de credibilidad en el programa. Sin embargo, debe reconocerse que los incrementos en áreas reforestadas en el país coincidieron siempre con los periodos de implementación efectiva de los incentivos fiscales en cualquiera de sus modalidades, primero con la exoneración del monto del impuesto a la renta invertido en reforestación como estaba establecido en la Ley Nº 422 y posteriormente con los subsidios otorgados por la Ley Nº 536.

Considerando las frecuentes dificultades presentadas para una implementación exitosa del fomento de los programas de reforestación es perentorio que se otorgue mayor apoyo, en los niveles de decisión política del país, a las políticas y programas de incentivos para la reforestación pues las plantaciones constituyen el instrumento más eficaz para compensar la progresiva reducción de las áreas de bosques nativos y la escasez de materia prima para las industrias forestales y los requerimientos ambientales..

En este contexto, se considera que el subsidio directo de las plantaciones forestales es una de las alternativas para financiar e incentivar el desarrollo forestal. Es, en principio, un mecanismo de fácil control.

Lamentablemente, hasta ahora los incentivos estatales no han logrado todavía impulsar con fuerza un importante establecimiento de plantaciones forestales en el Paraguay, a pesar de las excelentes condiciones agrologicas que se tienen para su buen desarrollo. Las principales causas de este fracaso han sido, en principio, la falta de claridad de las reglas del juego para su implementación y su inestabilidad en el tiempo, que han permitido discrecionalidad en su interpretación y riesgos para la inversión.

Estas incertidumbres, en una actividad con ciclos biológicos y productivos tan largos como los de las plantaciones forestales, constituyen un serio obstáculo para que la inversión fluya adecuadamente hacia la reforestación, a pesar de los incentivos otorgados para el efecto.

Actualmente el sector forestal está nuevamente interesado en reactivar el subsidio estatal para la reforestación y se está haciendo lobby para que se contemple recursos financieros equivalentes a US$ 10.000.000 en el presupuesto de gastos de la Nación para el año 2013 y para reforzar esta petición se había realizado, con el apoyo del FACILITY de FAO, un estudio demostrativo de la rentabilidad financiera 3que tendrá para el Estado subsidiar las plantaciones forestales a través de la Ley Nº 536/95.

Los resultados de la evaluación financiera ha mostrado un saldo netamente favorable a la política de incentivos de fomento forestal, y que, no solamente el fisco recuperará la inversión sino que también obtendrá una alta tasa de retorno del capital invertido. Los números indican que solo considerando el IVA el Estado ya recuperará la totalidad de los montos bonificados y recibirá además ingresos en concepto de impuesto a la renta y aún más si también se consideran los ingresos fiscales derivados de la transformación industrial de la madera.

Este balance fiscal financiero muy positivo tendrá un resultado aún mayor si se estiman las externalidades que generan los bosques al proporcionar a la sociedad beneficios económicos, sociales y ambientales, especialmente generación de empleo en áreas rurales, conservación de suelos agrícolas, protección de los recursos hídricos y otras invalorables externalidades de los bosques.

A este efecto, se ha identificado la necesidad de la participación estatal para la canalización de recursos para la inversión forestal, por lo menos hasta alcanzar niveles adecuados de rotación técnico – financiera entre biomasa, extracción y aprovechamiento y a medida que el negocio se vuelva auto sostenible las bonificaciones podrán ir disminuyendo y ser direccionados a los sectores más necesitados. Además de su justificación para corregir restricciones del mercado de capitales y de rendimientos financieros por su largo periodo de madurez financiera con alto costo de capital y problemas de flujo de fondos.

Corregidos los factores negativos que han incidido hasta ahora en el escaso impacto que ha tenido la Ley Nº 536/95, se puede afirmar que el sistema de incentivos a la inversión privada para fomentar el establecimiento de plantaciones forestales en el Paraguay, constituye una estrategia que debe ser considerada como un instrumento legítimo de desarrollo, tanto desde el punto de vista económico como político.

Los incentivos se fundamentan en la necesidad de crear un ambiente propicio para las inversiones forestales como las que se citan:

  • Incrementar las tasas de rendimiento financiero de las inversiones privadas en plantaciones forestales con externalidades positivas para la sociedad en su conjunto.

  • Reducir los riesgos e incertidumbres de una inversión con una madurez financiera de muy largo plazo.




  • Reducir los problemas de flujo de fondos o liquidez de una inversión cuyos gastos en su mayor parte se realizan en el inicio de la reforestación y su recuperación financiera en el mediano a largo plazos.




  • Necesidad de crear clusters de plantaciones forestales que induzcan a la creación de industrias forestales competitivas en el mercado local y exterior.




  • Contribuir a la creación de nuevos empleos y a la reducción de la pobreza en el medio rural.

Sin dudas, estos son factores muy importantes que influyen significativamente en la decisión que se debe adoptar de invertir en proyectos de reforestación y que justifica el esfuerzo que se haga para reactivar la utilización de la Ley Nº 536/95.

  • Proforestal - Agencia Financiera de Desarrollo (AFD)

Proforestal es un programa de financiamiento forestal de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD). Este programa tiene como objetivo fomentar el desarrollo y crecimiento del sector forestal con fines comerciales en el Paraguay, en el marco de las leyes que regulan el sector, a través de la canalización de financiamiento de largo plazo a productores rurales que presenten proyectos de inversión viables, referente a reforestación tanto de especies nativas como exóticas.

El programa posee doce años de gracia, pudendo ser financiado hasta cien por ciento de la inversión, la tasa de interés en US$ es de 5 a 7% más el spread de la agencia financiera intermediaria y en Gs la tasa de interés es 10% más el respectivo spread. Con montos máximos de 1 millón de dólares para proyectos en andamiento y 500 mil dólares para proyectos en implantación.

Son beneficiarias las personas físicas y jurídicas, propietarias de tierra, residentes en el territorio nacional, que presenten proyectos viables y demuestren capacidad de pago para la devolución del crédito, ya sea con flujos de efectivo futuros provenientes del propio proyecto de inversión y/o con el flujo de su actividad adicional. Pueden ser financiados proyectos forestales de especies exóticas de rápido crecimiento o de especies nativas, con fines comerciales, pudiendo incluir costos relacionados a los cuidados culturales, cortes y raleos.

  • Plan de Acción Forestal Nacional – Mesa Forestal Nacional

El Plan de Acción Forestal Nacional, consensuado en el ámbito de concertación forestal de la Mesa Forestal Nacional, tiene por objetivo la reorientación del desarrollo forestal sobre bases sostenibles, conciliando su aprovechamiento con las necesidades de conservación, articulando los instrumentos de la política forestal nacional con las demás políticas públicas, aumentando la oferta de productos y sub-productos forestales y promoviendo el negocio de la venta de servicios ambientales prestados por los bosques.
El objetivo general del Plan de Acción Forestal Nacional es hacer operativa la política forestal nacional para alcanzar un desarrollo forestal sostenible y sus objetivos específicos son: conservación y manejo integral de los bosques; conservación de la biodiversidad; restauración de ecosistemas degradados; plantaciones forestales; industrialización y comercialización de productos maderables y no maderables; así como la de bienes y servicios ambientales, de manera que el sector forestal contribuya significativamente al crecimiento económico del país y al mejoramiento de las condiciones de vida de la población.
Lamentablemente, hasta el momento no se ha conseguido una firme decisión política y el financiamiento necesario para llevar a la práctica las acciones previstas en el Plan de Acción Forestal Nacional, este plan fue incorporado al proceso de elaboración de un Proyecto de Desarrollo Forestal, el cual básicamente estará sustentado en dicho plan de acción y cuyo financiamiento podría hacerse a través de un préstamo del Banco Mundial.

  • Plan Agrario

El MAG encuadra sus acciones en el Marco Estratégico Agrario (MEA) 2009 – 2018 para adecuar al sector agrario a las dinámicas y desafíos actuales de la realidad nacional e internacional, en los siguientes ejes estratégicos:

  1. Desarrollo de la Competitividad Agraria;

  2. Desarrollo de la Agricultura Familiar y Seguridad Alimentaría;

  3. Desarrollo Forestal Sostenible y Servicios Ambientales;

  4. Desarrollo Pecuario y Granjero;

  5. Desarrollo de la Agro-energía; y

  6. Adecuación Institucional, Sectorial y Reingeniería del MAG.

En la formulación del Eje Estratégico de Desarrollo Forestal Sostenible y Servicios Ambientales se ha considerado que los aspectos tradicionales del desarrollo forestal ya no pueden ser tratados solamente como cuestiones específicas del sector, sino dentro del marco más amplio de las políticas nacionales y teniendo en cuenta que la falta de resultados de las políticas forestales se origina precisamente en la carencia de un enfoque multi-sectorial y multi-dimensional, en el cual se lo considere como parte integrante de la planificación nacional donde intervienen intereses ajenos al sector forestal.

Estos enfoques globales para la formulación de la política forestal se ha logrado alcanzar a través del ámbito de concertación de la Mesa Forestal Nacional, proceso de que ha dado como resultado la elaboración consensuada de una propuesta de Política Forestal Nacional, oficializada posteriormente a través del Consejo Asesor del INFONA.

Este documento fue formulado en el marco de ciertos principios rectores como los valores de Sostenibilidad, Valoración, Concertación, Participación, Descentralización, Transparencia y Equidad y de una nueva visión país del desarrollo forestal sostenible del Paraguay, para consolidar al sector forestal como un eje estratégico para el desarrollo económico, social y ambiental del país.

La adopción de estos lineamientos de política, en los altos niveles de decisión de la política sectorial, fue utilizada como guía para la formulación del Eje Estratégico de Desarrollo Forestal y Servicios ambientales, elaborado en el SIGEST del MAG y aprobado oficialmente por Resolución MAG Nº 320 / 09, luego de un largo proceso de concertación entre actores del sector público y privado y además se dispuso su implementación como “Matriz Programática y Presupuestaria” del MAG, lo cual puede servir para fortalecer el posicionamiento de los presupuestos anuales del INFONA dentro de la redefinición de las modalidades de vínculo entre el MAG y las instituciones autárquicas dentro del sistema y para lo cual se requiere un mayor liderazgo del INFONA para interactuar con los demás actores del sector agrario-

Las estrategias de implementación para el logro de los objetivos establecidos comprenden el fortalecimiento de las capacidades nacionales, la consolidación de los espacios de diálogo permanente para el abordaje de la problemática forestal y la coordinación interinstitucional qué conduzcan a la realización de la visión país de desarrollo forestal futuro y abarcan las siguientes líneas básicas de intervención:

a)- Fortalecimiento Institucional

Esta estrategia contempla la consolidación de la gestión del Instituto Forestal Nacional para cumplir eficientemente con sus funciones normativas, supervisoras y facilitadoras de las actividades necesarias para impulsar el desarrollo forestal. Se prevé la instalación y desarrollo de un sistema de información forestal para mejorar la gestión sectorial; la revisión, reglamentación y armonización del marco legal forestal, respecto a la legislación ambiental y otras disposiciones legales relacionadas; la creación de un fondo de desarrollo forestal, autónomo, con participación del sector público y privado, para facilitar el financiamiento de los programas forestales y también el desarrollo de la capacidad de gestión de las organizaciones gremiales, productores y empresarios forestales.

b)- Ordenamiento Territorial Forestal

Esta estrategia propone la elaboración del catastro de bosques y áreas de vocación forestal como instrumento de planificación del desarrollo forestal..

c)- Producción Forestal

Se propone el fomento de la producción forestal de productos madereros y no madereros provenientes de los bosques naturales y de las plantaciones forestales y los planes de manejo forestal de bosques naturales y plantaciones forestales, como requisito obligatorio para el aprovechamiento sostenible de los bosques.

d)- Financiamiento e Incentivos.

Se contempla el diseño de nuevos instrumentos de financiamiento e incentivos, incluyendo medidas fiscales y otros mecanismos como un fondo de desarrollo forestal.

e)- Comercio, Industria y Competitividad

Esta estrategia considera el mejoramiento de la eficiencia de las industrias forestales de transformación primaria con base en la innovación tecnológica y la formación y capacitación de recursos humanos a nivel técnico y gerencial para el desarrollo de los productos forestales, orientado por la demanda y el desarrollo de las industrias forestales mediante el establecimiento de clusters, creando una red sistémica para alcanzar economías de escala y ventajas competitivas sostenibles.

f)- Servicios Ambientales del Bosque

Esta estrategia planea el desarrollo de mecanismos de valoración económica y de compensación de los servicios ambientales generados por los bosques; la revisión y reformas del marco jurídico vigente para facilitar la disponibilidad de instrumentos que faciliten su aplicación. y la promoción de los mecanismos financieros para el pago por servicios ambientales del bosque..

El Programa Forestal Nacional deberá constituir un proceso continuo de planificación, ejecución, monitoreo y evaluación, que debe ser revisado periódicamente para responder a situaciones cambiantes, nuevos conocimientos y la experiencia adquirida.

El Eje Estratégico de Desarrollo Forestal y de Servicios Ambientales de los Bosques establecido en el Marco Estratégico Agrario no es una instancia de implementación de acciones es simplemente una línea ordenadora de acciones, establecida por Resolución del Poder Ejecutivo, es una base normativa que instala el marco estratégico y cuya gestión debe ser implementada por el INFONA a través de sus planes, programas y proyectos.

En este contexto el sector forestal tiene como metas para la campaña agrícola 2011/2012 realizar las siguientes actividades:

    1. Manejo de Recursos Naturales: 2.663 Registro Público Forestal actualizado y 81.107 ha de bosque con manejo;

    2. Plantaciones Forestales: 9.950 ha de bosques implantados y 29 jornadas de capacitación para la promoción de plantaciones de bosques realizadas a nivel país;

    3. Educación y Extensión Forestal: 60 nuevos técnicos y técnicas superiores forestales capacitados y formados y 1.820 productores/productoras y jóvenes rurales y actores del sector forestal capacitados; y

    4. Servicios Operativos Nacionales: 4.243 productores/productoras reciben asistencia técnica y se realizan 61.727 controles y fiscalizaciones para asegurar el cumplimiento de la legislación forestal vigente.



  • Política Forestal Nacional

La Política Forestal Nacional de Paraguay fue elaborada en 2006, en el marco del proceso de concertación forestal de la Mesa Forestal Nacional, con el apoyo del “Mecanismo de Apoyo a los Programas Forestales Nacionales” de la FAO.

El objetivo principal es lograr un crecimiento económico del Paraguay sobre bases sostenibles mediante el incremento de los beneficios económicos, sociales y ambientales de los bienes y servicios provenientes de los bosques del país.

Las líneas programáticas son las siguientes:

    1. Fortalecimiento Institucional

Modernización del marco institucional para adecuarlo a la nueva visión de Estado y a los retos de participación y transparencia que involucra el desarrollo sostenible y mejoramiento de su capacidad de gestión en el manejo sostenible de los bosques, la utilización, la industrialización y la comercialización de los bienes y servicios producidos por los bosques del país.

    1. Adecuación del Marco Legal

Articulación y actualización de la legislación forestal nacional para corregir las contradicciones, duplicidades y vacíos existentes, garantizar efectivamente la seguridad jurídica del recurso forestal, la compatibilidad con los acuerdos internacionales asumidos por el Paraguay y adecuarla a los requerimientos del manejo sostenible y a la nueva visión institucional.

    1. Ordenación de tierras de vocación forestal

Ordenamiento territorial de las áreas forestales del país para determinar y regular su uso y para facilitar y mejorar el manejo sostenible de los recursos forestales.

    1. Manejo Sostenible de los Bosques y recuperación de zonas degradadas

Optimización de la ordenación y manejo de los recursos forestales bajo principios de sostenibilidad, competitividad, transparencia.

    1. Plantaciones Forestales, y Sistemas Agroforestales

Incentivo a las plantaciones forestales y sistemas agroforestales: industriales, energéticas y de uso múltiple

    1. Financiamiento e Incentivos

Mecanismos financieros adecuados para las condiciones locales y para las peculiaridades de larga madurez financiera de la producción forestal para promover el manejo sostenible de los recursos forestales.

    1. Competitividad foresto-industrial y de servicios

Fomento del desarrollo, diversificación y la competitividad de la industria forestal, creando condiciones favorables para la inversión forestal de grandes, medianas y pequeñas empresas, a fin de garantizar una oferta creciente de productos forestales para el mercado nacional y el mercado internacional, así como también la integración de cadenas productivas y comerciales.

    1. Control y Fiscalización

Transparencia del sistema de control y fiscalización forestal para evitar la discrecionalidad de las instituciones del Estado y promover la participación de la sociedad civil en dicho proceso.

    1. Investigación Forestal Aplicada y transferencia de tecnología

Fortalecimiento de las instancias de investigación forestal aplicada y de transferencia de tecnologías apropiadas para responder adecuadamente a las exigencias de las políticas y prioridades establecidas para impulsar el modelo de desarrollo sostenible del sector forestal del país.

    1. Educación, Extensión y Divulgación

Capacitación y eficiencia de los productores forestales y concienciación de la sociedad acerca de la importancia estratégica del sector forestal para garantizar un mejor nivel de vida a las actuales y futuras generaciones.

La propuesta de la Política Forestal Nacional, presentada por la Mesa Forestal Nacional al Gobierno, fue oficialmente aprobada por el Consejo del Instituto Forestal Nacional (INFONA) en el año 2008. En la incorporación del Eje Estratégico de Desarrollo Forestal y Servicios Ambientales en el Marco Estratégico Agrario se ha tomado como base los delineamientos de la Política Forestal Nacional adoptada por el INFONA y de esta manera se constituye en una herramienta de planificación que será de mucha utilidad para la implementación de la Política Forestal Nacional

3.4.2 – Análisis Crítico del Impacto de los Programas de Desarrollo


Un primer factor importante a considerar en el escaso impacto que han tenido hasta ahora los programas de desarrollo en el sector forestal es que la Administración Forestal del Estado no ha podido crear, hasta ahora, un contexto favorable para el desarrollo forestal sostenible del Paraguay.

En parte esto es debido a la débil capacidad institucional y técnica para formular políticas, interactuar con diferentes actores e iniciar los procesos de cambios que urgen y que requieren de una integración más activa en el sistema de planificación nacional y en la formulación de las políticas de desarrollo económico a nivel nacional, limitaciones que han tenido fundamental incidencia en el escaso impacto que han tenido la implementación de los programas forestales.

Urge una presencia más activa del INFONA en los niveles de decisión política para crear un ambiente más propicio al desarrollo forestal sostenible y contrarrestar los impactos negativos que son producidos por muchas políticas económicas y sectoriales en el desarrollo del sector forestal y que han incidido en los limitados impactos de sus programas.

Un contexto deseable para un desarrollo eficiente y eficaz de los programas forestales en el país solo podrá lograrse fortaleciendo el INFONA, lo cual hasta ahora ha tenido solamente un modesto avance con la transformación del Servicio Forestal Nacional en una institución autárquica y autónoma, con participación del sector público y privado en su administración.

En efecto, el lento proceso de consolidación institucional que se venido gestando desde su creación, no ha sido todavía suficiente para avanzar hacia una etapa de proyección hacia afuera e integración plena a su entorno, y que de esta manera pueda tener una participación efectiva en la propia estructuración del sector económico, como entidad gestora de la administración forestal del Estado y pueda situarlo en una mejor posición para implementar con suficiencia los planes, programas y proyectos forestales.

Por otro lado, los mecanismos y procedimientos tradicionales de diseño y operación de la cooperación externa, que ha venido recibiendo hasta ahora el sector forestal, tampoco han sido suficientes y eficaces para crear las capacidades locales para auto sostenerse y, el apoyo recibido en las diferentes áreas y modalidades, no han tenido el resultado esperado.

Es probable también que no hayan habido diagnósticos adecuados de la situación del sector forestal en el diseño de los programas, o que si los mismos fueron apropiados para describir la realidad sectorial no fueron adecuadamente interpretados en los planes. Otro factor limitante ha sido la falta de una validación concertada entre los actores que forman parte del proceso, aunque en este último punto se ha tenido un avance importante con la creación de la Mesa Forestal Nacional como ámbito de concertación forestal nacional, así como también el funcionamiento de la Mesa Sectorial de Productos Forestales en REDIEX.

Otro avance importante para mejorar la implementación de los programas forestales ha sido la incorporación del “Eje Estratégico de Desarrollo Forestal y de Servicios Ambientales” en el Marco Estratégico Agrario, circunstancia que puede ser aprovechada siempre que exista más liderazgo del INFONA para interactuar con sus pares del sector agropecuario, principalmente en lo que se refiere a la distribución de recursos financieros en los presupuestos anuales del gobierno.

Los elementos descriptivos y analíticos expuestos para explicar la poca eficacia de los programas forestales muestran la necesidad urgente de una institucionalidad sectorial pública adecuada a las necesidades mínimas del sector, así como también mecanismos estables y efectivos de articulación normativa, estratégica y operativa entre las instituciones públicas con atribuciones en el sector (MAG, SEAM, MIC, STP, Ministerio de Hacienda, etc.) y la prioridad debe estar en desarrollar los medios para su cumplimiento y la articulación operativa de lo que actualmente se encuentra muy disociado.

La disponibilidad de suficiente cantidad de recursos humanos altamente calificados en las diversas áreas de la gestión forestal y la muy pobre investigación existente en el campo forestal también ha incidido en la limitación de impactos provechosos de los programas forestales.

El Facility de FAO a través de su apoyo a los Programas Forestales Nacionales (PFN)

ha contribuido también, mediante los numerosos proyectos que ha financiado y asistido, al análisis y evaluación de las fortalezas y debilidades del sector forestal para una implementación eficaz de los programas forestales en el país, proceso que ha tenido una participación activa de todos los actores de los sectores público y privado y ha sido un esfuerzo importante para llevar adelante las reformas necesarias y el fortalecimiento de las instituciones que deben desempeñar un papel crítico en la implementación de las nuevas políticas.

El apoyo suministrado por el PFN Facility ha permitido aumentar la participación de los actores del sector forestal y otros sectores en los procesos de planificación e implementación tomando en consideración los diferentes intereses para maximizar los beneficios de la sociedad en general; el fortalecimiento de las capacidades para la participación efectiva de dichos actores; el mejoramiento de la comunicación acerca de los bienes y servicios que los bosques pueden prestar a la sociedad y el mejoramiento de la posición del sector forestal en la agenda política mediante el creciente reconocimiento de los múltiples beneficios que presta a la sociedad. y se ha constituido en un mecanismo efectivo en la construcción de capacidades y en el caso de la Mesa Forestal Nacional ha ayudado a la comunicación y movilización de la implementación creando facilidades para el efecto.

Sin dudas, queda todavía un largo camino para consolidar el proceso de desarrollo forestal sostenible del Paraguay y en este contexto los principales problemas que deben ser abordados con urgencia en un nuevo marco de los programas forestales son los siguientes:

  • Los bosques no se manejan sosteniblemente.

  • La producción forestal no está integrada verticalmente.

  • El bajo valor agregado de los productos forestales que son exportados.

  • El uso de tecnologías inadecuadas.

  • La escasa capacitación de los recursos humanos.

  • Una legislación contradictoria y desarticulada.

  • Una evidente debilidad y desarticulación institucional.

  • La escasez de instrumentos de fomento y de mecanismos financieros apropiados para la inversión en el sector forestal.

  • La inseguridad jurídica de las tierras con cobertura forestal.

Además el sector forestal privado como inversionista tiene limitaciones y atraer capitales nacionales de otros sectores, o inversionistas extranjeros es importante para el desarrollo de una actividad forestal de escala y competitiva en el mercado internacional.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   27

similar:

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconLogística inbound en el sector del automóvil: Factor de competitividad

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconPlataforma de competitividad productiva del sector vacuno de leche de castilla y leóN

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconEl plan estratégico del Fondo de Población de las Naciones Unidas...

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconPlan Estratégico de la Fase III del programa de Ciudades Saludables de la oms

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconPlan Estratégico de la Comunidad Andina sobre Facilitación del Comercio en Materia Aduanera

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconComisión para la Elaboración del Proyecto de Ley de Reforma, Actualización e Integración del

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconEstandares interinos de scs para la certificación del manejo forestal fsc en honduras

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconIndustria forestal: una gran oportunidad para el desarrollo económico y social del país

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconNormas para la certificación forestal voluntaria de bosques naturales...

Elaboración del plan estratégico para mejorar la competitividad del sector forestal de paraguay iconActualización del Programa Estratégico de Necesidades de Investigación...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com