Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006




descargar 134.61 Kb.
títuloTalagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006
página3/5
fecha de publicación29.01.2016
tamaño134.61 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5

10.- Peritaje de JORGE LÓPEZ CONTRERAS: Médico Cirujano del Servicio Médico Legal. Atiende a la víctima XIMENA LEYTON GAMBOA, el día 08 de Agosto de 2005, cuando esta se presenta en la unidad de sexología del Servicio Médico Legal denunciando haber sido víctima de violación por parte de su cónyuge. Le practica un examen físico general, un examen físico de la región genital y anal, tomando muestras del fondo vaginal mandando el contenido y el calzón que portaba a través de una cadena de custodia para estudiar presencia de semen.

Resultado del examen físico presenta erosiones lineales de la mucosa del introito vulvar, recientes y explicables por la penetración vaginal, no presentaba otro tipo de lesiones físicas.

Interrogado por el Ministerio Público sobre las conclusiones de su pericia aclara que a la paciente la atiende en la tarde, no observa lesiones extragenitales. En cuento a las heridas detectadas en el examen genito anal explica que presentaba erosiones lineales en la entrada de la vagina, lesiones recientes; refiere que el cuerpo humano posee piel y mucosas que poseen las cavidades por dentro, tanto la piel como las mucosas pueden sufrir distintos tipos de heridas, cuando se rompe la capa mas superficial de la piel que es la epidermis y en la mucosa la propia mucosa hay una herida superficial que es una erosión, que es un tipo de herida.

La causa de las heridas puede ser variada, también por roce, fuerza, distensión cuando se tracciona mucho un tejido se fractura en su continuidad y en el caso específico el forzar la penetración a la vagina en la zona que el pene choca inicialmente con fuerza a la entrada de la vagina.

Descarta que una relación sexual fogosa o apasionada provoque esta tipo de erosiones o heridas, pues las relaciones sexuales contemplan una etapa de preparación en la cual la mujer presenta humedad en la vagina, lo que permite que la relación sexual no sea dolorosa, sea placentera y no se produzcan heridas, al encontrar heridas se relacionan con la fuerza de penetrar con el pene al cilindro que es la vagina, por sobre la voluntad de la persona. Si hubiese tenido relaciones sexuales consentidas solo se habría observado una congestión de la zona de la vagina, congestión que ejemplifica con el roce de las manos, si uno las mira, enseguida ve que se enrojecen, cualquier frotamiento intenso lleva a un enrojecimiento de la zona genital o de las mucosas de la zona genital que desaparece rápidamente. Si hay preparación de la relación sexual no tiene porque presentarse heridas, salvo en las mujeres menopáusicas con órganos sexuales atrofiados, cuyas vaginas se estrechan, aunque en ese caso los desgarros se encuentran al fondo de la vagina. También se observa en niñas con vaginas pequeñas que son desgarradas por el pene que actúa como un objeto contundente.

Las erosiones producidas en la vagina pueden ser frecuentemente producto de una relación sexual no consentida, declara que el 28% de las agresiones sexuales de que toman conocimiento son en adultos, el resto en niños; de esas 85% son mujeres, en las que el 8% son agredidas por parejas, de esas en los casos en que hay denuncia, no se observa ningún tipo de lesión en el cuerpo ni en la zona genital, el encontrar lesiones implica que fue una situación de fuerza y resistencia a la penetración. En este caso solo hay lesiones genitales, además la víctima ha tenido hijos es una paciente que tuvo tres hijos y presentaba una vagina laxa, un introito fácil, si encontró lesiones tiene que asumir que hubo una fuerza descontrolada y algún grado de resistencia de ella a la penetración. El hecho de ser multípara reduce la posibilidad de encontrar lesiones genitales.

Luego el Ministerio Público pregunta al perito de acuerdo a su experiencia, si una persona hubiese sido maniatada con tela en sus manos ¿Quedarían marcas?, el perito explica que depende de las características con las cuales se hubiese hecho la amarra, el tiempo en este caso fueron varias horas, la tela en general solo deja algún grado de congestión o enrojecimiento por un rato, por minutos y después desaparece totalmente, por lo tanto no queda huella observable.

Concluye que la peritada tiene signos de haber sido forzada su vagina en la entrada por un pene.

A su turno contraexaminado por la defensa explica que la penetración fue forzada en todo el contexto, estaban también los antecedentes que la persona entrega, porque la medicina – a diferencia de la veterinaria – se caracteriza por entrevistar al paciente además de los hallazgos del médico. Que las heridas observadas se explican tanto por la falta de lubricación como por la fuerza que se aprecia en las heridas que son tres erosiones. Este peritaje fue registrado en video – que ninguna de las partes acompaña -. Aclara que la paciente presentaba en la vagina un flujo de color blanco que pudiese ser indicativo de alguna infección bacteriana o parasitaria presente en la vagina, cuya posibilidad no se explora en el examen porque puede que ese hecho no tenga ninguna relación con una relación sexual, no es significativo porque también puede encontrarse en niñas vírgenes. El Servicio Médico Legal no está en condiciones de realizar estudios de aspectos bacterianos porque no cuentan con apoyo técnico para ello, esto debe ser solicitado por el Ministerio Público al laboratorio si desea saberlo. En todo caso la infección NO explica las lesiones que presenta la vagina porque es una inflamación y no una herida, las inflamaciones e infecciones en la vagina provocan flujos que actúan como agentes lubricantes que evitarían estas lesiones que son heridas.

El tribunal solicita al perito se extienda sobre el examen que realizó, especialmente por las heridas a la entrada de la vagina de la víctima, que se explican por una acción de fuerza, sin que sea posible determinar cuantas agresiones sexuales sufrió la víctima, tampoco es posible determinar si las heridas son producto de un acto o de varios, por el “mete-saca” que se produce en la vagina, explica que al menos tres “mete-sacas” fueron lo suficientemente forzados para provocar las heridas, generalmente los primeros franquean a la persona, en el resto está sometida – explica el perito.

OCTAVO: Que, el Ministerio Público para acreditar la veracidad de sus afirmaciones incorporó la siguiente prueba documental y presentó la evidencia material que se señala a continuación:

1.- Certificado de lesiones de la víctima XIMENA LEYTON GAMBOA de fecha 08 de Agosto de 2005 del Servicio de Urgencia del Hospital de Talagante. El certificado establece como diagnostico probable crisis de histeria por probable violación, el pronóstico es grave. Está firmado por el Médico Carlos Beller Velasco a las 15:30 horas.

2.- Informe Médico de Lesiones № 20.010.- de fecha 08 de Agosto de 2005 practicado a la víctima en el Hospital de Talagante, refiere una víctima de 35 años, de sexo femenino, cuyo diagnostico clínico de las lesiones es crisis de histeria por probable violación, el método de diagnostico es señalado como otro distinto al examen físico, de laboratorio o imagenología, establece una diagnóstico médico legal de lesiones como graves (más de 30 días), firmado por el Médico Carlos Alexander Beller Velasco el 08 de Agosto de 2005, a las 15:20 horas.

3.- Certificado de matrimonio entre el acusado y la víctima, celebrado el año 1990 el día 09 de Febrero a las 10:35 horas en la Circunscripción de El Monte, Inscripción № 30.

4.- Dato de atención de urgencia, correspondiente al acusado, № 14.315.- de fecha 08 de Agosto de 2005, refiere motivo de la consulta lesiones, la historia clínica señala que se autoinfiere heridas cortantes con cuchillo en las muñecas tras violación, el pronóstico de las heridas es leve, la apreciación clínica del paciente es estado de sobriedad, suscrito por el Medico Cirujano Gonzalo Mendoza a las 15:45 horas.

5.- Copia de medida de protección otorgada mediante oficio № 01-05 de fecha 27 de abril de 2005 por el Segundo Juzgado de Letras de Talagante a la víctima XIMENA LEYTON GAMBOA, en contra del acusado. Causa Rol № 203-05 por violencia intrafamiliar que establece una medida de protección en favor de la víctima y sus hijos Katherine, Marcelo y Javiera, domiciliados en calle El Álamo № 844, Villa Los Libertadores de la comuna de El Monte, consistente en que el denunciado RENÉ ENRIQUE LARA ACEVEDO, no deberá acercarse ni ingresar a su domicilio e igual prohibición respecto del domicilio de los padres de la ofendida, medida que regirá desde el momento en que sea notificado el agresor hasta el 26 de Mayo de 2005, oportunidad en que deberá comparecer al tribunal, sin perjuicio de que ésta sea renovada.

6.- Copia de avenimiento de fecha 26 de Mayo de 2005, en Causa Rol № 203-05 por violencia intrafamiliar ante el Segundo Juzgado de Letras de Talagante y su correspondiente certificación por parte del secretario. El avenimiento es celebrado entre XIMENA LEYTON GAMBOA Y RENÉ LARA ACEVEDO, en el cual ambas partes acuerdan en el futuro guardarse el debido respeto que se merecen mutuamente, y evitar todo tipo de agresiones tanto físicas como verbales, se obligan a tratar de superar sus deferencias y conflictos de forma pacífica. Además las partes acuerdan suspender la vida en común, permaneciendo la denunciante con los menores en el hogar común y el denunciado en la casa de su madre, mientras inician las gestiones para tramitar la separación judicial ante el tribunal que corresponda de acuerdo a la Ley № 19.947.-

7.- Croquis ilustrativos del sitio del suceso, el primero correspondiente al plano del primer piso del inmueble ubicado en calle El Álamo № 844, Villa Los Libertadores de El Monte, el segundo correspondiente al segundo piso del mismo inmueble. El tercer croquis reseña la Población Los Libertadores, ubicada entre las calles El Álamo, Errázuriz, El Roble y Avenida Los Libertadores, y la ubicación que la casa de la víctima tiene en esta Villa.

8.- CD con 65 fotografías del sitio del suceso, que son proyectadas en la audiencia, reconocidas por la víctima, los funcionarios de Carabineros de Chile, los funcionarios de la Policía de Investigaciones de Chile, que llegaron al sitio del suceso con el objeto de realizar las pruebas de campo correspondientes y el perito perteneciente a esta misma institución que tomó las fotografías.

9.- Evidencia material consistente en cinta adhesiva, correspondiente a una cinta de enmascarar marca 3M, de tamaño grande.

10.- Evidencia material consistente en calzón negro de mujer, eran los que había usado la víctima para dormir, de acuerdo a lo que ella misma señala cuando les es exhibida la evidencia.

11.- Evidencia material consistente en cuchillo de cocina, reconocido por la víctima como aquel que utilizó el acusado RENÉ LARA ACEVEDO para intimidarla y amenazarla mientras la violaba una y otra vez. También es reconocido por el perito fotógrafo que toma las fotografías en el sitio del suceso y el perito químico, señalando que en el cuchillo encontró sangre perteneciente al acusado.

12.- Evidencia material consistente en panty de mujer color negra con líneas blancas. XIMENA LEYTON GAMBOA la reconoce como la panty utilizada por el acusado para ponerla en el interior de su boca – un pedazo de ella – a objeto que no gritara.

13.- Evidencia material consistente en pantalón de pijama que la víctima, que tenía puesto al momento de ser víctima de la agresión por parte del acusado.

14.- Evidencia material consistente en bufanda, que la víctima reconoce como un echarpe negro que también se encontraba considerada como parte de la ropa que se pondría el día de los hechos.

NOVENO: Iniciado la rendición de la prueba por parte del Ministerio Público, presenta a estrados a la víctima XIMENA DEL CARMEN LEYTON GAMBOA a objeto preste declaración sobre los hechos materia del juicio.

Relata que el día de los hechos Lunes 08 de Agosto de 2005, se encontraba en su casa, su hija menor – Katherine – se había ido al colegio a las 07:15 horas y la más chica – Javiera – a las 07:30 horas. Ella permanece en la casa, entraba a trabajar a las 09:00 horas, al irse la última de las hijas cierra la puerta del comedor con las dos chapas, le hecho llave, cuando estaba lista para entrar al baño, recibe una llamada de su suegra Rosa Acevedo diciéndole que el acusado René Lara iría a buscar unos papeles, ella le responde que no le tiene ningún documento, que los tiene el contador Pedro Valdés y que el tiene que ir a buscarlos allá. Cuelga el teléfono y golpean la puerta, era René, le abre la ventana para preguntarle que quería, a lo que el acusado responde que iba a buscar unos papeles que le abra la puerta, ella le dice que no tiene ningún documento que vaya donde el contador a buscarlos, el insiste en que le abra la puerta a lo que ella responde que vuelva en la tarde a conversar, cuando estuvieran los niños.

En ese momento el dice que “ya, que se van a ver”, ella cierra la ventana, se va al baño para lavarse y cambiarse de ropa para irse a trabajar, estando en el baño siente un golpe en el segundo piso, sale del baño, se dirige a la puerta a abrirla y ve que el viene bajando disparado por la escala, la abraza, le dice que la ama, empieza a forcejear con el para tratar de abrir la puerta, el saca la llave, se la mete al bolsillo y le dice “te voy a culiar todo el día” en ese momento la tira al sillón, saca una tela adhesiva de la mochila, se la pone en la boca, en las manos y después con la panty la amarra encima de la tela con las pantys y la empieza a penetrar en la vagina con su pene, la víctima relata que el acusado la viola todo el día, le decía garabatos “cállate huevona, no hables, no grites” refiere haber tenido el semen del acusado en su cuerpo, además señala que “le besaba la vagina y los senos y la seguía violando”.

Continúa su relato contando al tribunal que el acusado saca después el colchón que ella tenía en el baño lo tira en el comedor en el piso y la sigue penetrando y violando cuantas veces quiso, refiriendo que continuaba “echándole garabatos, diciéndole cállate huevona, cállate, no gritis” que continuaba violándola todo el tiempo en el colchón, ella no podía hacer nada con las manos porque la tenía atada.

Luego escuchó que si papá la llamaba afuera, que le gritaba, que mientras su papi la llamaba el seguía penetrándola en la vagina, “cuando mi papi quedó callao el me paró y me tiró hacia el baño, y salio del baño y dejó la puerta abierta, el me sacó las amarras de las manos” relata que en ese momento siente “Al Pato” gritarle “Ximena, Ximena” entonces el acusado va a la ventana y la abre y al abrir la ventana ella grita “Pato ayúdame por favor, estoy acá” y el me tira al baño, había un plumón y me mete adentro, antes saca un cuchillo cocinero y se lo pone “acá” – la víctima señala su cuello – y relata que ella no gritaba, “no podía gritar, en el plumón el me metió y me enrolló y se tiró encima mío y me ponía el cuchillo no se en que parte, pero me ponía el cuchillo para enterrármelo, me decía que me iba a matar, que quería matarme y después no supe nada más

Interrogada por el Ministerio Público aclara que el agresor es su cónyuge del cual estabas separados hace mas de un año por violencia intrafamiliar, porque el amenazó a su hija mayor con un cuchillo que la iba a matar, entonces ella toma la decisión de separarse de hecho.

Grafica que las manos estaban cruzadas en forma de equis, encima de su pecho. La ropa de donde el acusado sacó la panty estaba encima del sillón, porque ella se la iba a poner para ir a trabajar.

Aclara que a demás de los garabatos, el acusado le decía que si ella gritaba o hacía algo más, el la iba a matar. Que el acusado ingresa a las 08:00 de la mañana, pero no sabe a que hora iría su papá a la casa, porque perdió la noción del tiempo al estar demasiado nerviosa.

Cuenta que el “Pato” es un vecino y amigo que se llama Ramón Jeria, al que su papá fue a buscar y también llegó a la casa a buscarla. Luego mira la sala y reconoce al acusado como su cónyuge apuntándolo con el dedo, a petición del tribunal se identifica y señala llamarse RENÉ ENRIQUE LARA ACEVEDO.

Posteriormente el Ministerio Público exhibe a la víctima las 65 fotografías, reconociendo – en resumen – las fotografías como su casa, describe las dependencias, el sillón en el que la habría violado el acusado, el colchón, donde también la habría violado, la ropa que tenía lista para ponerse, el plumón en el cual la envuelve, los muebles de cocina con sangre y bastante sangre en el piso que pertenece al acusado porque en el baño se cortó las venas. Reconoce el cuchillo cocinero que tenía en el mueble de cocina, que el acusado utilizó para amenazarla, y para cortarse las venas.

La víctima señala que el acusado ingresó a la casa por el patio de atrás donde había una ventana que estaba puesta con un “internil” y el ingresó por esa ventana.

Posteriormente el Ministerio Público exhibe a la víctima evidencia material que fue descrita en el considerando precedente y reconocida por la víctima en los términos que ahí se señalan.

Contrainterrogada por la defensa, la víctima aclara que levan mas o menos 15 años casados, que tienen 3 hijos y que en esos 15 años han tenido varios problemas, a ella le molestaba que el tomara y consumiera drogas, y que llegara en malas condiciones a la casa, por la formación de sus hijos, porque llegaba a golpearla diciéndole “prostituta, maraca, culiá, huevona y hacía sus escándalos”. Ella le habría pedido que no tomara, pues tenían problemas de violencia intrafamiliar, relata haberlo ayudado siempre para que saliera de los problemas, pero que era inútil.

La defensa pregunta a la víctima si sabe que el acusado tiene un hijo fuera del matrimonio, a lo que ella responde que no, que no sabía que se acaba de enterar que RENE LARA tiene un hijo. El tribunal observa en la víctima una legítima reacción de asombro y sorpresa, causada por la información recibida por parte del defensor. A través de una objeción planteada por el Ministerio Público fundada en tratarse de preguntas impertinentes con el objeto de la acusación, incidente que fue resuelto en el mismo sentido por el tribunal, el abogado defensor hace presente que con esto se le deja en la indefensión puesto que este tema es donde se traba la controversia.

Aclara que su padre estimaba a René, no obstante defenderla como hija porque el la golpeaba, que compartían como familia, y su padre lo estimaba como su marido y padre de sus hijos. El defensor insiste en preguntar a la víctima si su padre Luís Leyton tenía problemas económicos, argumentando que esto tiene conexión con los hechos que se discuten en el presente juicio, el tribunal resuelve que los hechos que se discuten en este juicio tratan de un delito de violación, no de problemas que pudiesen existir entre su padre y su cónyuge, aclara además al defensor que el contraexamen debe basarse en los dichos de la misma testigo, cosa que en estrados no ha sucedido.

Aclara que tuvieron muchas veces relaciones sexuales, pero durante el matrimonio, cuando estaban viviendo juntos. Que a veces el quería tener relaciones, y aún cuando ella no tuviera ganas, aceptaba tenerlas porque tenía que responderle como mujer. En algunas relaciones sexuales que tuvo con René, efectivamente tenía ganas y en otros no, pero lo dejaba.

Señala que no sabe si fue una persona a buscar a René ese día a la casa, aclara no tener la menor idea sobre si René habría estado mas de 10 minutos conversando con esa persona afuera y que en ningún caso ella abrió la puerta.

A petición del tribunal aclara que cuando llega el acusado a la casa ella iba a meterse al baño para cambiarse de ropa y tomar luego locomoción para irse a su trabajo, pues momentos antes había señalado que su hermana no pasaría a buscarla ese día.
1   2   3   4   5

similar:

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconA los 10 días del mes de agosto del año dos mil diez

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconAuto de ejecución de obligaciones de entrega de cosas genéricas o...

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconResolución de Integración No. 006991 del 05 de Diciembre de 2006

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconResolución de Integración No. 006991 del 05 de Diciembre de 2006

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconResolución de Integración No. 006991 del 05 de Diciembre de 2006

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconResolución de Integración No. 006991 del 05 de Diciembre de 2006

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconResolución de Integración No. 006991 del 05 de Diciembre de 2006

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconEn la ciudad de Mendoza, a los veinticinco días del mes de Marzo...

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconEn la ciudad de Córdoba, a catorce días del mes de octubre de dos...

Talagante a 5 días del mes de Diciembre de 2006 iconEn la ciudad de Gualeguaychú, Provincia de Entre Ríos, a los ocho...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com