Caries de la temprana infancia severa (ctis)




descargar 324.62 Kb.
títuloCaries de la temprana infancia severa (ctis)
fecha de publicación29.01.2016
tamaño324.62 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA

FACULTAD DE ODONTOLOGIA

ODONTOLOGIA SOCIO PREVENTIVA II

CARIES DE LA TEMPRANA INFANCIA (CTI)

CARIES DE LA TEMPRANA INFANCIA SEVERA (CTIS)

CARIES OCLUSAL Y PROXIMAL”

ELFRID OSIEL FUENTES OROZCO

INDHIRA NEREYDA XILOJ SOBERANIS

GLEYSISS ELIZABETH MATHEU JACINTO

JOSE MAURICIO CORADO YES

AYLEEN MARIA LEMUS
GUATEMALA, JULIO 2012

CARIES DE LA TEMPRANA INFANCIA (CTI)
La caries dental es una enfermedad crónica, infecciosa y transmisible más frecuente en la infancia, resultado de la falta de balance entre múltiples factores de riesgo y factores protectores a través del tiempo.
Caries Temprana de la Infancia (CTI) es el término que reúne a muchos conceptos empleados en el pasado como:


  • Caries del biberón – Síndrome del biberón

  • Caries rampante

  • Caries asociada a hipoplasias (caries circular)


Tiempo atrás se conocía como caries de biberón o síndrome de biberón a las lesiones de caries que se presentaban en infantes predominantemente en los dientes antero superiores; pero se ha demostrado que no sólo se debe al uso frecuente del biberón con cualquier líquido azucarado natural o artificialmente como la leche, fórmulas, jugos de frutas y refrescos, sino también al pecho materno y a la utilización de tazas entrenadoras y chupones endulzados. Por lo cual hoy en día se le domina a este tipo de patrón como caries de la tem prana infancia” o CTI ya que refleja mejor su origen multifactorial.
La caries de la temprana infancia (CTI) es una forma particularmente virulenta de caries que afecta a los niños más pequeños menores de tres años de edad, y que puede causar grandes estragos en la dentición de los infantes en un período de tiempo particularmente corto.
Según La Academia Americana de Odontología Pediátrica, se define la CTI como la nomenclatura más reciente para un patrón particular de caries dental en niños pequeños, afectando principalmente los dientes anteriores primarios. Se basa en la presencia de uno o más dientes cariados (cavitados o no), ausentes (debido a caries), o restaurados en la dentición primaria, en niños de edad preescolar (entre el nacimiento y los 71 meses de edad).
Luego de la erupción dentaria, los primeros dientes afectados son los anterosuperiores y es similar a otras formas de caries dental en niños mayores, con la particularidad de que la enfermedad progresa muy rápidamente convirtiendo las lesiones de mancha blanca o descalcificaciones, en cavidades, pudiendo afectar dientes adyacentes. Se ha determinado una clara relación entre los hábitos alimentarios inadecuados y la salud oral. Por lo que se le considera como una enfermedad infecciosa, cuyo factor etiológico principal es la presencia del S. mutans. Estudios longitudinales han demostrado que este microorganismo coloniza la cavidad bucal de los niños tiempo después de la erupción del primer diente y aumenta notablemente durante la “ventana de infectividad” que es en los primeros 2 años de vida.
Es importante reconocer que los factores de riesgo no actúan aisladamente, sino en conjunto con las causas de la enfermedad, interrelacionadamente y que pueden presentarse en cualquier etapa de la vida. Anteriormente sólo se tenía en cuenta el biberón como único factor etiológico de la caries de infancia temprana. Pero en diferentes estudios realizados en el tiempo para ahondar en los factores reales que generan la etiología de esta enfermedad, se ha demostrado que además del etiológico primario existen otros indispensables para dar inicio al proceso carioso en infantes; entre estos:
Hábitos del biberón y lactancia materna. Donde la frecuencia constante y prolongada, el uso con sustancias azucaradas, el uso del chupete impregnado con sustancias edulcorantes como la miel, mermelada o leche condensada, asociado con la costumbre de dormir al niño con el biberón y no retirarlo una vez se duerme, o la deficiencia en higiene oral, sobre en la noche. El caso de lactantes alimentados al pecho más del tiempo recomendado (ya sea para calmar a niños con problemas para dormir o simplemente para que no lloren) pero sobre todo cuando no se aplican medidas higiénicas adecuadas, son factores de suma importancia para la evolución de dicha enfermedad.
La cantidad y calidad de la saliva del niño sobre todo si se tiene en cuenta que su fluida disminuye durante el sueño, situación que puede dar lugar a un ambiente altamente cariogénico si no se maneja una buena higiene al momento de acostarse.
La actividad muscular orofacial, si es adecuada durante los movimientos de la mandíbula relacionados con la succión del biberón o del pecho materno, al propiciar un mayor flujo de la saliva produce un efecto sobre la capacidad buffer de esta.
Proporcionar al niño alimentos o sustancias que contengan un pH bajo que produzca un efecto erosivo sobre el esmalte dental como por ejemplo zumos de frutas comercializados que los padres proporcionan a los niños porque creen que contienen grandes cantidades de vitamina C o la ingestión de medicamentos que tienen alto contenido de azúcar o que tienen un mal sabor y los padres lo mezclan con una bebida azucarada para mejorar su sabor, son circunstancias que suministran susceptibilidad al esmalte por la acción de los ácidos aquí generados
Nivel socioeconómico. Se informan estudios en los cuales hay presencia de caries tanto en estrato bajo como en alto siendo mayor y más severo en estratos bajos, demostrando aun más la desventaja de este último con respecto al primero.
Debido a lo antes enunciado, la CTI afecta negativamente la calidad del vida de los infantes, ya que, además, con frecuencia se presenta dolor agudo o crónico, problemas masticatorios, limitación en la cantidad de alimentos ingeridos y problemas para conciliar el sueño, tanto antes como después de los tratamientos dentales.
La resolución clínica de la condición requiere de extensos tratamientos rehabilitadores que, frecuentemente, deben ser realizados bajo anestesia general o sedación; pero también se da el hecho de que los padres encuentran insalvables obstáculos para lograr el acceso al tratamiento requerido a través de los servicios de salud pública en un tiempo prudencial.
Entre otros factores relacionados con la CTI se encuentran la mala higiene y la presencia de hipoplasia de esmalte. Pero se consideran a dos factores muy importantes: el primero, a la secuencia de erupción de los dientes, por esto afecta principalmente a los dientes anteriores superiores; y el segundo, a la posición de la lengua durante la alimentación, la cual protege a los dientes inferiores de los líquidos durante la alimentación, por lo que generalmente estos dientes no están afectados.
Los criterios clínicos que se usan para el diagnóstico de Caries de la Infancia Temprana son: lesiones iniciales de caries (mancha blanca), que generalmente aparecen en la superficie vestibular de los incisivos maxilares cerca de los márgenes cervicales, como también una ligera área de desmineralización o un punto en la superficie del esmalte, poco después de la erupción dentaria. Estas lesiones pronto se pigmentan de un ligero color amarillo, al mismo tiempo se extienden lateralmente a áreas proximales.
Esta entidad patológica presenta algunas características durante su evolución: la lesión de caries dental avanza siguiendo la cronología de erupción de los dientes primarios; los incisivos mandibulares no son frecuentemente afectados debido al patrón muscular de succión del infante, que al protruir la lengua protege naturalmente a estos dientes, pero en estadios avanzados, pueden estar comprometidos. Al evolucionar la enfermedad, se puede observar clínicamente, pérdida de la integridad coronaria, compromiso pulpar, extensión de la lesión alrededor de la circunferencia del diente; resultando en fractura coronaria patológica al mínimo trauma y en muchos casos solo se pueden visualizar remanentes radiculares.
ARTICULOS CARIES TEMPRANA DE LA INFANCIA
Presentación del caso

Niña de 3 años de edad aparentemente sana, sin antecedentes de importancia para su padecimiento; ni antecedentes alérgicos, quirúrgicos, hospitalarios y transfusionales.

Registro de inmunizaciones completas. Acude a consulta por la presencia de caries. Exploración intraoral. Dentición decidua completa. CTIS: caries en el esmalte del segundo molar superior derecho y caries en el esmalte y la dentina en el primer molar superior derecho, en el canino y segundo molar superior izquierdo, los incisivos centrales y laterales y los caninos inferiores, el segundo molar inferior izquierdo; caries en el esmalte, la dentina y muy cercana a la pulpa en incisivos centrales superiores, incisivo lateral superior izquierdo, canino superior derecho, primer molar superior izquierdo y primer molar inferior izquierdo; en el incisivo lateral superior derecho y en ambos molares inferiores derechos había necrosis pulpar.
En todas las citas se utilizó lidocaina al 2% con epinefrina y se aisló con dique de hule. Se aplicaron resinas en los segundos molares superiores, caninos inferiores y segundo molar inferior izquierdo; se colocaron coronas de acero cromo en primeros molares y caninos superiores, incisivos centrales superiores e incisivo lateral superior izquierdo, así como en los primeros molares, los cuatro incisivos inferiores y en el segundo molar inferior derecho; en los incisivos centrales superiores, canino superior derecho, incisivo lateral superior izquierdo y primer molar inferior izquierdo.
Se realizó pulpotomía con formocresol y pulpectomías en ambos molares inferiores derechos; para este tratamiento se utilizó pasta iodoformada para no interferir con la absorción radicular y la erupción del diente permanente. El incisivo lateral superior derecho tuvo que ser extraído; posteriormente se le sustituyó con una prótesis removible.
Discusión
La CTI es una enfermedad infecciosa en la que intervienen muchos factores. Aunque ocurre más en pacientes de estratos socioeconómicos pobres no es exclusiva de éstos.
Es una patología que se puede prevenir, por lo cual hay que explicar a los padres la importancia de la enfermedad, pues no afecta únicamente a los dientes, se puede afectarla masticación, la deglución, la fonación etc. Weinstein propone que aparte de la instrucción a los padres mediante folletos y videos, se les motive para reforzar la higiene y que haya comunicación telefónica de seguimiento durante el primer año. En esta forma se observó menor cantidad de dientes con caries 2 años después.
También recomienda el uso de barnices de flúor. Algo que también es de suma importancia y que la mayoría de las veces pasa inadvertido es que los padres también deben estar libres de caries ya que cuando los padres presentan cifras más altas de Streptococcus mutans y lactobacilos, los niños muestran CTI por una exposición temprana a estas bacterias.
Conclusión

La CTI debe tener la importancia de un problema de salud pública por lo que se debe hacer énfasis en programas de prevención, a base de higiene dental desde el nacimiento; asesorar adecuadamente la alimentación tanto al seno materno como con biberón; dar una guía de bebidas permitidas en el biberón y hasta qué edad se autoriza cada una de estas opciones de alimentación.

Es una obligación de los padres que al año de edad el niño cuente con un odontólogo de cabecera como lo sugieren la Academia Americana de Odontología Pediátrica y la Academia Americana de Pediatría para reforzar buenos hábitos higiénicos y alimentación adecuada; realizar tratamientos preventivos como la aplicación de barniz de flúor.


CARIES DE LA TERMPRANA INFANCIA SEVERA (CTIS)
El diagnóstico inicial de la caries en los niños pequeños, puede tornarse en extremo dificultoso, ya que sus primeros signos clínicos no son alarmantes para los padres, esta se caracteriza por un proceso dinámico que se presenta en el diente en contacto directo con los depósitos microbianos causantes de la enfermedad; su resultado es una pérdida de minerales y produce así una destrucción localizada de los tejidos duros del diente3, 4 en un período más o menos prolongado; dicha desmineralización se presenta como una mancha blanca en uno o más de los dientes en riesgo Hardison et al.
En el año 2001 adiciona el término Caries de la Infancia Temprana Severa (CTIS) que se usa para referirse a patrones de dientes cariados “atípicos”, “progresivos”, “agudos” o “rampantes”. Se considera como caries de la infancia temprana severa (CTIS) cuando el índice de ceo (cariado, extraído por caries, obturado):


  • 3 años es de ≥ 4

  • 4 años, ≥ 5

  • 5 años ≥ 6.


A partir de 1988 la Comisión de Salud Bucal, Investigación y Epidemiología de la Federación sobre caries se apoyaran en métodos de identificación de los factores de riesgos, debido a la multifactorialidad de la enfermedad. Entre Los factores de riesgo tenemos: hábitos del biberón y lactancia materna, placa bacteriana, hábitos deficientes de higiene bucal, la temprana adquisición y colonización dela placa bacteriana dental por Streptococos mutans ha relacionado con mayor riesgo para futuras lesiones de caries; La cantidad y calidad de la saliva del niño, la actividad muscular orofacial, si es adecuada durante los movimientos de la mandíbula relacionados con la succión del biberón o del pecho materno, al propiciar un mayor flujo de la saliva produce un efecto sobre la capacidad buffer de esta y en consecuencia favorece la autolisis de la cavidad oral.
Las alteraciones estructurales de los tejidos duros del diente como por ejemplo la hipoplasia del esmalte, baja concentración de flúor en el medio oral, si se proporcionan al niño alimentos o sustancias que contengan un pH bajo que produzca un efecto erosivo sobre el esmalte dental, mal posición dentaria y morfología dentaria retentiva que proporcionan un ambiente propicio por el grado de retención de placa bacteriana, pacientes con discapacidad física y/o mental, nivel socioeconómico, nivel educativo de las personas a cargo del niño
Aunque se ha considerado al S. Mutans como principal agente causal de esta patología, se ha encontrado relación con otros microorganismos como el S. sobrinus, siendo éste una especie más agresiva y más acidogénica que el grupo mutans y lactobacilos.
Para determinar el Grado de Severidad de CTI se considera el Riesgo para caries, según valores de ceo (OMS) en: bajo, moderado, alto y muy algo riesgo; siendo este ultimo mayor o igual a un ceo de 7.
Las consecuencias de esta entidad incluye un riesgo alto de nuevas lesiones cariosas, hospitalizaciones e incluso tratamientos realizados en salas de emergencia u operaciones, retrasando así el desarrollo físico, del niño (especialmente en la talla y/o peso), incrementando el tiempo y costo de tratamiento.
Para disminuir el riesgo de desarrollar CTI y CTIS, la Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda las siguientes medidas preventivas, las cuales incluyen prácticas alimenticias apropiadas que no contribuyan al riesgo de caries del niño:
• Reducir los niveles de S. mutans en la madre y familiares cercanos idealmente durante el periodo prenatal, interviniendo en la transmisión de las bacterias cariogénicas, con medidas restaurativas y de higiene bucal.

• Implementar medidas de limpieza dental a partir de la erupción del primer diente, después de cada toma de alimento, ya que estos dientes recién erupcionados presentan un esmalte inmaduro y los dientes con hipoplasia pueden tener un mayor riesgo de desarrollar caries.

• Se deben limpiar la boca del niño antes de acostarlo a dormir, en niños dentados se recomienda el uso diario de una pasta con fluoruro, de preferencia a dosis bajas y alta frecuencia, dos veces al día, ya que ofrece muchos más beneficios que una sola vez al día. Los niños menores de dos años deben utilizar solamente una capa delgada de pasta sobre el cepillo dental para disminuir el riesgo de fluorosis.

• Evitar conductas alimenticias promotoras de caries. En particular, no se debe acostar a los niños con biberones con contenido de carbohidratos fermentables.

• Se debe evitar el pecho a libre demanda después de que el primer diente comience a erupcionar y que otros carbohidratos sean introducidos en la dieta.

• Los padres deben alentar el uso de tazas al llegar el primer año de edad, retirando el biberón entre los 12 y 14 meses de edad.
• Se debe evitar el consumo repetitivo de cualquier líquido que contenga carbohidratos fermentados por medio de biberón o tazas entrenadoras.
RESULTADOS DE UN SISTEMA DE VIGILANCIA PARA LA CARIES DE INFANCIA TEMPRANA
(ESTUDIO: LONGITUDINAL)
• Población:

97 niños a quienes se les realizó la evaluación basal, 74 y 62 pudieron ser reevaluados a los 12 y 18 meses respectivamente. De comunidades urbano-marginales de Sol Naciente de Carabayllo
• Variables:

La prevalencia e incidencia de CIT se calcularon por unidad persona, diente y superficie, mientras que la experiencia de caries dental fue estimada como el número de dientes o superficies cariados, perdidos y obturados (índices ceod y ceos respectivamente).
• Resultados:

En estas comunidades la carencia de servicios básicos (energía eléctrica y red de agua y desagüe). Así como el pobre acceso a servicios de salud, recolección de basura y transporte público son las características socio-económicas más frecuentes.
La prevalencia de CIT fue moderada, con aproximadamente un cuarto de los niños afectados por la enfermedad.
La distribución de CIT en la dentición decidua mostró que la superficie oclusal de molares inferiores y la superficie vestibular de incisivos centrales superiores fueron las más frecuentemente afectadas, corroborando lo reportado por estudios previos.
La CIT ha sido atribuida a factores tales como hábitos dietéticos inapropiados, colonización bacteriana temprana, y nivel socio-económico-cultural de la familia.

En conclusión, los resultados del sistema implementado indican un inicio temprano (prevalencia moderada) y desarrollo lento (baja incidencia) de la CIT en niños de 6 a 36 meses de las comunidades.
CARIES OCLUSAL E INTERPROXIMAL
Caries dental en dientes primarios
Los niños son más susceptibles a la caries dental debido a su anatomía pues la cantidad de pulpa es mayor en la corona de la dentición primaria que en la permanente, la pulpa se asemeja a la corona; los cuernos pulpares son más largos, principalmente los cuernos mesiales. La dentina es de menor grosor y el esmalte es de aproximadamente 1 mm.

Caries dental en dientes permanentes
Regularmente el proceso de la caries se inicia en el esmalte de la corona de los dientes, el avance de la caries en el esmalte es lento, luego de penetrar la dentina la caries se extiende rápidamente y avanza hacia la pulpa y es allí cuando los pacientes refieren dolor. Cuando existe migración gingival el proceso carioso puede establecerse también en la porción radicular e invadir el cemento dentario y, posteriormente, la dentina radicular.
La composición de su superficie y su localización hace que los dientes retengan más o menos placa dental. Por ejemplo, los dientes posteriores (molares y premolares), son más susceptibles a la caries ya que su morfología es más anfractuosa y además presentan una cara oclusal donde abundan los surcos, fosas, puntos y fisuras, y la lengua no limpia tan fácilmente su superficie; las zonas que pueden ser limpiadas por las mucosas y por la lengua se denomina zona de autolisis. Además es necesario nombrar el rol del hospedero a una mayor o menor incidencia, debido a una susceptibilidad genética heredada o bien por problemas socioeconómicos, culturales y relacionados al estilo de vida (estos últimos condicionarán sus hábitos dietéticos y de higiene oral).

Caries de superficies proximales
Son caries que se localizan por debajo del punto de contacto entre dos dientes contiguos, se inicia generalmente en una superficie proximal, mesial o distal, inmediatamente por debajo del punto de contacto de los dientes. En sus primeras etapas la lesión aparece como una opacidad blanca poco visible del esmalte y menos a menudo como un área pigmentada amarilla o parda. Al avanzar el proceso de descalcificación la lesión se hace ligeramente áspera y cuando penetra en el esmalte el área circundante tiene un aspecto blanco azulado. Por su localización son lesiones de difícil diagnóstico, ya que en estadios iniciales no se pueden detectar a simple vista. Por ello la exploración con radiografías es imprescindible en estos casos.
Epidemiologia
Disciplina de las ciencias médicas, que se preocupa de los fenómenos de salud-enfermedad, sean estas, de origen genético, infeccioso, degenerativo o cualquier otro, aplicando permanentemente el estudio del método científico, a fin de establecer los mecanismos y procedimientos pendientes a promover y mejorar la salud. En los estudios epidemiológicos, a menudo se utiliza el diente o la superficie dentaria como unidades de medida para estimar, por ejemplo, el numero de dientes que presentan cavidades; o que han sido extraídos u obturados como consecuencias de caries dental.


*Usos de la epidemiología Odontológica:
-Planificación en salud

-Para describir la enfermedad en la comunidad.

-Como instrumento de predicción.

-Identificación de grupos vulnerables.

-Para evaluar.
Niveles de Severidad en prevalencia de caries (de acuerdo al indice COPD, según la OMS):
-0,0 – 1,1 Muy bajo.

-1,2 – 2,6 Bajo.

-2,7 – 4,4 Moderado – está USA.

-4,5 – 6,5 Alto

-Mayor 6,6  Muy alto.
MANEJO DE LA CARIES
La caries puede ser controlada con medidas preventivas relativamente simples, de probada eficacia y de fácil aplicación como son: educación sanitaria, control mecánico de la placa bacteriana mediante el cepillado dental y el uso de la seda, aplicación de selladores de fosas y fisuras, administración de flúor por vía sistémica y tópica, control de la dieta evitando el exceso de hidratos de carbono fermentables y revisión periódica por el odontólogo. La madre debe limpiar las superficies de los dientes desde que estos aparecen en boca del niño con una gasa y posteriormente con un cepillo suave y de tamaño adecuado a la boca del hijo.
El niño puede comenzar a cepillarse por sí mismo, sólo cuando tiene la habilidad motriz necesaria. El uso de dentífrico debe indicarse cuando el niño ya no lo ingiera, en cantidad mínima y deben usarse pastas dentales infantiles. De hecho, la conjugación de todas estas medidas preventivas, con mención especial al flúor, es la responsable de la disminución progresiva de la prevalencia de caries en las superficies libres, lo que ha provocado un incremento relativo en la proporción de caries de fosas y fisuras. La caries de superficies oclusales representa la mayor parte de las nuevas lesiones que se detectan en la dentición de la generación «post-fluoruro.
La aplicación de selladores de fosas y fisuras en las superficies oclusales con riesgo de caries previene la enfermedad actúan como barrera al paso de los microorganismos y se recomiendan principalmente para piezas definitivas, después de su erupción en boca. Cuando no se ha podido prevenir la caries oclusal, el diagnóstico precoz de la caries de esmalte, antes de que haya afectado a la dentina y esté indicado el tratamiento operatorio, permite todavía una intervención preventiva. El consenso científico internacional acordó que el abordaje quirúrgico sólo está indicado cuando la enfermedad cariosa haya alcanzado a la dentina.
Es fundamental que la embarazada controle la cantidad de placa bacteriana en su boca durante la gestación y así disminuya la posibilidad de infectar al niño. Debe preocuparse de tratar las lesiones de caries que puede tener y mejorar la higiene bucal.
Como una manera de evitar la contaminación temprana de la boca del niño, se ha insistido en tratar a las madres, para evitar el traspaso precoz del SM a sus hijos. Kohler y Andreen16 realizaron un programa preventivo reduciendo el número de SM en la cavidad oral de madres, durante los tres primeros años de vida de sus hijos. Al estudiarlos cuando los niños tenían 7 años, las mujeres tratadas tenían menores índices de bacterias en sus bocas que las pacientes del grupo control y sus hijos eran portadores del SM en un 46% en comparación con un 95% de los niños de las madres del grupo control. Un 23% de los niños de madres tratadas estaban libres de caries, lo que sólo ocurrió en un 9% de los controles. Sus resultados demuestran que una reducción de los niveles de SM en la madre, durante la erupción de la dentición primaria en los niños, tiene una influencia a largo plazo en la colonización por esa bacteria en los hijos y en la aparición de caries.
Todas estas medidas ayudan en el combate de las caries y a disminuir su prevalencia en la población. En el futuro se espera contar con vacunas que protejan contra las bacterias de la placa bacteriana y en ese sentido existen nuevas líneas de investigación.
Etapas de la enfermedad

Mount y Hume han ideado un sistema para la clasificación de la caries. Hay solamente tres localizaciones para la caries en una superficie del diente:
1. Puntos y fisuras.

2. Áreas de contacto.

3. Áreas cervicales.
Mientras la caries progresa en estas áreas, el tamaño de la intervención quirúrgica aumentará. Los tamaños de la caries serían:
1. Lesión inicial, con posible intervención del profesional.

2. Lesión de caries más allá del remineralización.

3. Cúspides socavadas por caries o posible fractura cuspídea debida a caries.

4. Pérdida de la cúspide o del borde incisal.
Diagnóstico de la caries dental
La diagnosis temprana de la caries dental no significa el tratamiento quirúrgico temprano. Nuestros métodos tradicionales de diagnosis -- explorador, espejo, y radiografías --realmente detectan las lesiones bien-avanzadas.
Reducción de las poblaciones bacterianas

La caries dental se presenta de un crecimiento excesivo de las bacterias específicas que pueden metabolizar los carbohidratos fermentables y generar los ácidos como residuos de su metabolismo.
Los colutorios actuales utilizados para disminuir las bacterias que causan caries incluyen lo siguiente:


  • El gluconato de Chlorhexidina utilizado dos veces por el día por dos semanas. Los pacientes de riesgo elevado pueden continuar este régimen por hasta un año.

  • Betadina se puede utilizar como un colutorio alternativo. Este colutorio de un minuto mata a las bacterias que producen caries por tres a cuatro meses.


Promover la remineralización
La caries dental es realmente un fino equilibrio entre la desmineralización y la remineralización. El equilibrio entre la desmineralización y la remineralización es determinado por un número de factores.
Si se elige un modelo médico o quirúrgico, las estrategias de remineralización deben ser consideradas. Los siguientes son productos actuales de remineralización:
* Pasta Prospec MI (GC América) -- una crema de buen sabor y fácil aplicación (CCP-ACP) que contiene Recaldent. Esta pasta se puede utilizar como una crema dental diaria y trabaja específicamente lanzando el calcio y el fosfato en un ambiente ácido durante el proceso de la desmineralización/remineralización.

* ACP -- El fosfato de calcio amorfo se clasifica en una nueva serie de “materiales inteligentes.” La investigación ha demostrado que el ACP, según lo necesitado, acciona el lanzamiento lento de los iones del calcio y del fosfato y también ha demostrado la capacidad de remineralizar las estructuras del diente. Consecuentemente, estos materiales pueden tener la capacidad de realzar el mecanismo natural de la reparación de los dientes.

* Pasta de Novamina -- un cristal bioactivo que ha demostrado resultados in vivo para la remineralización en la Asociación Americana de Investigación Dental en marzo de 2005.

* Barnices del fluoruro - el fluoruro del sodio en un portador de resina se aplica directamente al área con un cepillo. Las marcas de fábrica incluyen: Protector de la cavidad (OMNII), Duraphat (Colgate-Palmolive), Duraflor (A.R. Medicom), y protector C (Ivoclar Vivadent) de Flúor.

*Alta dosificación de los colutorios, de los geles, y de las cremas dentales del fluoruro -- dispensado por la prescripción;existe una variedad grande disponible.
Fluoración de la sal
El uso de la sal fluorada para la prevención de caries fue repasado por el Comité Especializado de la Organización Mundial de la Salud en 1994. (Ref: Fluorides and oral health; WHO Expert Committee on Oral Health Status and Fluoride Use, WHO Technical Report Series, 846, 1994) Considerando "los aspectos legales y la aceptación pública", fue mencionado:


  • Las ventajas principales de la sal como vehículo para el fluoruro


Es que no requiere un suministro de agua en la comunidad y les permite a los individuos decidir ingerirla o rechazarla;
La sal fluorada fue aceptada en Costa Rica, Jamaica y Suiza, . Hasta ahora, seis países han usado la sal como vehículo para los fluoruros: Suiza (desde 1955), Francia (desde 1986), Costa Rica (desde 1987), Jamaica (desde 1987), Alemania y Uruguay (desde 1991), y las fases iniciales se han rechazado en México y España.


  • Los requisitos para la aplicación de la fluoración de la sal


Las fuentes múltiples de agua son un obstáculo económico para la fluoración del agua. Si el agua de bebida tiene un contenido de flúor natural bajo. Falta de apoyo económico y político para la fluoración del agua. Producción de sal centralizada.


  • El Comité Especializado de la Organización Mundial de la Salud llego a las siguientes conclusiones sobre la fluoración de la sal


La fluoración de sal debe ser considerada una medida apropiada para la prevención de caries, siempre que no se pueda implementar la fluoración del agua por razones técnicas, financieras, tecnológicas y socioculturales.
La concentración óptima debe determinarse en base a los estudios del consumo de sal de la población residente.
Una concentración de 200 mg por kg de sal puede considerarse apropiada, si es utilizada en la preparación doméstica e industrial de la comida. En caso de que la preparación de la comida sea solo doméstica puede aumentarse al doble.

Deben supervisarse el funcionamiento técnico de los sistemas de fluoración de la sal. Además, deben determinarse la concentración correcta y homogeneidad en los paquetes ofrecidos al consumidor.
La concentración del fluoruro debe aparecer en todos los paquetes de sal. Deben dirigirse estudios periódicamente de caries y de fluorosis dental.


  • Aspectos negativos de la fluoración de la sal




  1. El consumo de sal es más bajo cuando los fluoruros son necesitados a edad temprana.




  1. Hay variaciones individuales en el consumo de sal.

  2. Necesitarían variar las concentraciones de flúor en la sal si hay algún suministro natural de flúor en el agua de bebida.

  3. El uso de sal fluorada en la comida procesada industrialmente debe ser controlado.


Higiene oral, cuidado casero y dieta
Incluso con estos nuevos avances, no hay reemplazo para el cepillado diario apropiado y el pasaje de hilo dental que quiten el biofilm bacteriano y apliquen una capa tópica de fluoruro en la superficie del diente. Éste es uno de los tópicos básicos de la odontología, que deben continuar siendo promovidos a nuestros pacientes junto con el valor de una dieta apropiada baja en carbohidratos. Debemos también discutir la sincronización del consumo de carbohidratos y de otros alimentos ácidos.
Preparación de la cavidad
La difusión de los materiales de adhesión (materiales adhesivos y a base de resina) hace necesario un acercamiento diferente a la preparación y al diseño de la cavidad. La teoría de G.V. Black “aceptada y enseñada” acerca de “extensión de la preparación de la cavidad para la prevención” se convierte en obsoleta. Cada preparación de la cavidad debe ser resuelta por el grado de la lesión, y no determinada previamente. La cantidad máxima de estructura del diente se preserva, con el objetivo de conservar la integridad del diente.
La propiedad física más importante cuando consideramos un material adhesivo es la resistencia del material y la adhesión a la estructura dentaria. Esta relación de adhesión a la estructura dentaria circundante avala la teoría de una mínima preparación dentaria y no necesita de una preparación con un diseño retentivo. la preparación de la cavidad debería ser realizada teniendo en cuenta solamente la extensión de la lesión dependiendo la retención de la restauración de la adhesión a la estructura dentaria remanente.

BIBLIOGRAFIA







  • http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1138123X2002000600004&script=sci_arttext&tlng=e




  • http://www.caries.info/proximales.htm







  • odontochile.cl/.../epidemiologia/epidemiologiadelacariesdent










  • www.latindex.ucr.ac.cr › Revistas por título -




  • http://www.nietoeditores.com.mx/download/actapediatrica/marzo-abril%202008/ActPed2008-29%282%29-69-72.pdf




similar:

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconCaries temprana de la infancia

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconTema el desarrollo físico en la infancia temprana (0-2 años)

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconDesarrolle el concepto de infancia emergente en la Modernidad dando...

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconScreening para inmunodeficiencia combinada severa (scid)

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconTaller de estimulación temprana

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconPrevención del cáncer y su detección temprana

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconInfluencia de la estimulacion temprana en el desarrollo psicomotor en niños de 3 y 4 AÑOS

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconMi infancia

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconTrastornos de la infancia

Caries de la temprana infancia severa (ctis) iconEstrés en la infancia




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com