¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12]




descargar 115.08 Kb.
título¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12]
página2/4
fecha de publicación03.02.2016
tamaño115.08 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4

2 Crónicas 15:17. ¿Quitó el rey Asá todos “los lugares altos”? Por lo visto, no. Puede que solo derribara los que estaban relacionados con el culto a dioses falsos, pero no aquellos donde el pueblo adoraba a Jehová; o puede que los lugares altos se hayan vuelto a construir al final de su reinado. Aunque estos fueron destruidos por su hijo Jehosafat, lo cierto es que ni siquiera durante su reinado desaparecieron del todo (2 Crónicas 17:5, 6; 20:31-33).
CAPITULO 16:

w05 1/12 pág. 20 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

Lecciones para nosotros:

2 Crónicas 16:1-5, 7. Hacer alianzas con extraños o no creyentes tiene trágicas consecuencias. Damos prueba de sensatez cuando evitamos mezclarnos innecesariamente con el mundo (Juan 17:14, 16; Santiago 4:4).
w03 1/5 págs. 11-12 párrs. 16-17 ¿Se pregunta usted “dónde está Jehová”?

16, 17. a) Aunque Asá regresó victorioso, ¿qué recordatorio le hizo Jehová? b) ¿Qué ayuda se le ofreció a Asá cuando obró tontamente, pero cómo reaccionó? c) ¿Cómo nos beneficia examinar la conducta de Asá?

16 Ahora bien, cuando Asá regresó victorioso, Jehová envió a Azarías para que se encontrara con él y le dijera: “¡Óiganme, oh Asá y todo Judá y Benjamín! Jehová está con ustedes mientras ustedes resulten estar con él; y si lo buscan, se dejará hallar de ustedes; pero si lo dejan, él los dejará a ustedes” (2 Crónicas 15:2). Con celo renovado, Asá promovió la adoración verdadera. Pero unos años más tarde, cuando se encaró de nuevo a una guerra, no buscó a Jehová. No consultó la Palabra de Dios ni recordó lo que Él había hecho cuando el ejército etíope invadió Judá, sino que cometió una gran tontería: se alió con Siria (2 Crónicas 16:1-6).

17 Por esta razón, Jehová hizo que Hananí el vidente censurara a Asá. Incluso en el momento en que se le explicó cómo veía Dios el asunto, el rey pudo haberse beneficiado de la corrección, pero, en vez de eso, se ofendió y puso a Hananí en la casa de los cepos (2 Crónicas 16:7-10). ¡Qué triste! ¿Y nosotros? ¿Buscamos a Dios, pero luego rehusamos aceptar algún consejo? Cuando un anciano preocupado y amable nos aconseja con la Biblia porque nos estamos enredando en el mundo, ¿demostramos nuestro agradecimiento por la ayuda amorosa que se nos ofrece para que sepamos “lo que es acepto al Señor”?
w14 15/8 pág. 20 párrs. 17-19 Jehová se acerca a nosotros

17 Después de que el rey Asá logró una aplastante victoria sobre el ejército etíope, el profeta Azarías les dio a él y al pueblo un consejo muy sabio. Dijo: “Jehová está con ustedes mientras ustedes resulten estar con él; y si lo buscan, se dejará hallar de ustedes; pero si lo dejan, él los dejará a ustedes” (2 Crón. 15:1, 2). Lamentablemente, con el tiempo Asá pasó por alto este consejo. Cuando se vio amenazado por el reino de Israel, formado por las 10 tribus del norte, buscó el apoyo de Siria. En vez de volver a pedirle ayuda a Jehová, decidió aliarse con esa nación pagana. Dios le dijo: “Has actuado tontamente respecto a esto, pues desde ahora en adelante existirán guerras contra ti”. Y justo así sucedió (2 Crón. 16:1-9). ¿Qué aprendemos de esto?

18 Nunca nos alejemos de Jehová. Si nos hemos distanciado algo de él, sigamos el consejo de Oseas 12:6: “A tu Dios debes volver, guardando bondad amorosa y justicia; y [...] [debes] esperar en tu Dios constantemente”. Acerquémonos cada vez más a Jehová meditando con aprecio en el rescate y estudiando con empeño su Palabra, la Biblia (lea Deuteronomio 13:4).

19 El salmista escribió: “Acercarme a Dios es bueno para mí” (Sal. 73:28). Para nosotros también lo es. Por tanto, sigamos aprendiendo más sobre Jehová; así descubriremos más razones para amarlo. Si nos acercamos a él, él se acercará a nosotros ¡ahora y por toda la eternidad
w87 15/1 págs. 18-19 párr. 13 El mundo no era digno de ellos

13. a) ¿Quiénes sufrieron “mofas y azotes”? b) ¿Quiénes experimentaron “cadenas y prisiones”?

13 Si tenemos fe, podremos aguantar la persecución. (Léase Hebreos 11:36-38.) Cuando se nos persigue, es provechoso recordar la esperanza de la resurrección y reconocer que Dios puede sostenernos como sostuvo a “otros [que] recibieron su prueba [de fe] por mofas y azotes, en verdad, más que eso, por cadenas y prisiones”. Los israelitas “continuamente estuvieron [...] mofándose de sus profetas, hasta que la furia de Jehová subió contra su pueblo”. (2 Crónicas 36:15, 16.) Por fe, Micaya, Eliseo y otros siervos de Dios aguantaron “mofas”. (1 Reyes 22:24; 2 Reyes 2:23, 24; Salmo 42:3.) Los “azotes” eran conocidos en los días de los reyes y los profetas de Israel, y los opositores de Jeremías lo “golpearon”, no solo lo abofetearon a manera de insulto. Las “cadenas y prisiones” quizás nos recuerden las experiencias de Jeremías así como las de los profetas Micaya y Hananí. (Jeremías 20:1, 2; 37:15; 1 Reyes 12:11; 22:26, 27; 2 Crónicas 16:7, 10.) Porque tienen una fe como la de aquellas personas, los testigos de Jehová de la actualidad han podido aguantar sufrimientos parecidos a aquellos “por causa de la justicia”. (1 Pedro 3:14.)
w86 15/9 págs. 11-12 párrs. 9-10 Consejeros hábiles que son una bendición para sus hermanos

9, 10. a) ¿Por qué pudiera requerir valor el dar consejo cristiano? b) Sin embargo, ¿por qué debe el cristiano dar consejo siempre que sea necesario?

9 Cuando el profeta Hananí aconsejó a Asá el rey de Judá, ¡este se resintió tanto que “lo puso en la casa de los cepos”! (2 Crónicas 16:7-10.) En aquellos días una persona tenía que tener mucho ánimo para aconsejar a un rey. Hoy día los consejeros tal vez tengan que mostrar ánimo también, pues el dar consejo pudiera causar resentimiento al principio. Un cristiano de experiencia se retrajo de dar consejo necesario a un compañero más joven. ¿Por qué? Explicó: “¡Somos buenos amigos, y quiero conservar esta amistad!”. Pero, en realidad, el retraerse de prestar ayuda cuando se necesita no es la marca de un buen amigo. (Proverbios 27:6; compárese con Santiago 4:17.)

10 De hecho, la experiencia muestra que cuando el consejero es hábil, por lo general los malos sentimientos se pueden minimizar, y a menudo se puede lograr el propósito del consejo. Pero ¿qué se requiere para ser un consejero hábil? Para contestar esta pregunta, consideremos dos ejemplos, uno bueno y el otro malo.
w87 15/1 págs. 18-19 párr. 13 El mundo no era digno de ellos

13. a) ¿Quiénes sufrieron “mofas y azotes”? b) ¿Quiénes experimentaron “cadenas y prisiones”?

13 Si tenemos fe, podremos aguantar la persecución. (Léase Hebreos 11:36-38.) Cuando se nos persigue, es provechoso recordar la esperanza de la resurrección y reconocer que Dios puede sostenernos como sostuvo a “otros [que] recibieron su prueba [de fe] por mofas y azotes, en verdad, más que eso, por cadenas y prisiones”. Los israelitas “continuamente estuvieron [...] mofándose de sus profetas, hasta que la furia de Jehová subió contra su pueblo”. (2 Crónicas 36:15, 16.) Por fe, Micaya, Eliseo y otros siervos de Dios aguantaron “mofas”. (1 Reyes 22:24; 2 Reyes 2:23, 24; Salmo 42:3.) Los “azotes” eran conocidos en los días de los reyes y los profetas de Israel, y los opositores de Jeremías lo “golpearon”, no solo lo abofetearon a manera de insulto. Las “cadenas y prisiones” quizás nos recuerden las experiencias de Jeremías así como las de los profetas Micaya y Hananí. (Jeremías 20:1, 2; 37:15; 1 Reyes 12:11; 22:26, 27; 2 Crónicas 16:7, 10.) Porque tienen una fe como la de aquellas personas, los testigos de Jehová de la actualidad han podido aguantar sufrimientos parecidos a aquellos “por causa de la justicia”. (1 Pedro 3:14.)
w09 15/6 págs. 7-8 párrs. 7-8 Celo por la casa de Jehová

7, 8. a) ¿Qué debemos hacer para que Jehová nos dé su bendición? b) ¿Qué actitud de Asá debemos evitar?

7 Durante el reinado de Asá, Jehová envió profetas para guiar a su pueblo en el buen camino. Por ejemplo, la Biblia habla de Azarías, el hijo de Oded, cuyas palabras motivaron a Asá a tomar acción (léase 2 Crónicas 15:1-8). Las reformas que llevó a cabo este rey unieron al pueblo. Él convocó una gran asamblea en Jerusalén a la que asistieron tanto sus súbditos como muchas personas del reino del norte, Israel. Allí, todos juntos se comprometieron a servir con lealtad a Dios. La Biblia dice: “Juraron a Jehová con voz alta y con gozosa gritería y con las trompetas y con cuernos. Y todo Judá se entregó a regocijo debido a lo que se había jurado; porque era con todo su corazón como habían jurado, y con pleno placer de parte de ellos como lo habían buscado, de modo que él se dejó hallar por ellos; y Jehová continuó dándoles descanso todo en derredor” (2 Cró. 15:9-15). Nosotros podemos estar seguros de que Jehová también nos dará su bendición si le servimos de todo corazón (Mar. 12:30).

8 Lamentablemente, tiempo después, Asá se ofendió por una reprensión que recibió de Hananí, un hombre de visiones (2 Cró. 16:7-10). Hoy día, Jehová usa a los ancianos para aconsejarnos. ¿Cómo reaccionamos cuando nos dan consejos basados en la Biblia? ¿Los aceptamos de buena gana, o nos ofendemos?
w94 15/1 pág. 13 párrs. 13-14 Jehová gobierna mediante la teocracia

13, 14. ¿Cuáles fueron algunas de las acciones no teocráticas de los sucesores de David?

13 No todos los caudillos israelitas fueron como Moisés y David. Muchos mostraron una total falta de respeto al sistema teocrático y permitieron la adoración falsa en Israel. Hasta algunos gobernantes fieles actuaron de manera no teocrática en ocasiones. Un caso trágico fue el de Salomón, a quien se concedió sabiduría y prosperidad extraordinarias. (1 Reyes 4:25, 29.) Sin embargo, pasando por alto la ley de Jehová, tuvo muchas esposas y permitió la idolatría en Israel. En sus últimos años, el reinado de Salomón también debió hacerse opresivo. (Deuteronomio 17:14-17; 1 Reyes 11:1-8; 12:4.)

14 Los súbditos de Rehoboam, el hijo de Salomón, pidieron que se les aligeraran las cargas. En vez de tratar la situación de un modo apacible, impuso su autoridad con beligerancia, y perdió diez de las doce tribus. (2 Crónicas 10:4-17.) Jeroboán fue el primer rey de las diez tribus que se separaron. Para impedir que su reino se uniera de nuevo a su nación hermana, instauró la adoración de becerros. Este acto pudo haber parecido una maniobra hábil desde un punto de vista político, pero reflejó descarado desinterés por la teocracia. (1 Reyes 12:26-30.) Tiempo después, el rey Asá permitió que el orgullo estropeara su historial al final de una larga carrera de servicio fiel. Maltrató al profeta que le transmitió el consejo de Jehová. (2 Crónicas 16:7-11.) Sí, hasta quienes llevan mucho tiempo de servicio a veces necesitan consejo.
w05 1/12 pág. 20 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

Lecciones para nosotros:

2 Crónicas 16:7-12. La altivez hizo que el rey Asá se comportara mal en los últimos años de su vida. Una actitud arrogante fue la perdición de Uzías. Ezequías obró imprudentemente y quizás con orgullo cuando mostró su tesoro a los emisarios babilonios (Isaías 39:1-7). “El orgullo está antes de un ruidoso estrellarse —advierte la Biblia—; y un espíritu altivo, antes del tropiezo.” (Proverbios 16:18.)
w81 1/5 pág. 24 párr. 6 ¡“Jehová de los ejércitos” al rescate!

6. ¿Por qué no se deben menospreciar el movimiento de los ojos de Jehová y su facultad de observación?

6 Los sodomitas modernos, sí, personas de toda otra clase, se ciegan a sí mismas cuando menosprecian lo que las Escrituras dicen: “En cuanto a Jehová, sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él.” También: “Los ojos de Jehová están en todo lugar, vigilando a los malos y a los buenos.” (2 Cró. 16:9; Pro. 15:3) Porque Dios puede distinguir entre lo bueno y lo malo se le pudo decir a Israel: “A menos que Jehová de los ejércitos nos hubiese dejado descendencia, hubiéramos venido a ser justamente como Sodoma, y hubiéramos sido hechos justamente como Gomorra.”—Rom. 9:29; Isa. 1:9.
w83 1/11 pág. 26 párr. 20 “Busque la paz y vaya en pos de ella”

20. a) ¿Por qué es recomendable el sendero de la paz? b) A pesar de pruebas severas, y hasta la muerte, ¿qué resultado habrá para los que mantienen integridad? c) ¿En quién confía usted?

20 ¡En muchísimas ocasiones, mientras van en la senda de la paz, los testigos de Jehová han hallado protección... en sentido físico, moral y espiritual! Está claro que se debe seguir este proceder bíblico. En los pocos casos en los que cristianos fieles han llegado a ser víctimas, su proceder valeroso hasta la muerte los ha colocado entre aquellos a quienes espera una resurrección temprana (Hebreos 11:36-40; Revelación 2:10). A veces Jehová permite que Satanás imponga severas pruebas a los de Su pueblo, como en el caso de Job, aunque el resultado final para este mantenedor de integridad fue feliz (Job 1:18, 19; 42:12-15). Pero suceda lo que suceda en estos tiempos violentos, que nada nos desvíe jamás de nuestra integridad. Confiemos en Dios. “Pues, en cuanto a Jehová, sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él”. (2 Crónicas 16:9.)


w86 15/12 págs. 16-17 párrs. 5-6 ¡Cuán majestuoso es el nombre de Jehová!

5, 6. a) ¿Por qué fueron a Jericó y a la casa de Rahab los espías? b) Hoy día, ¿cómo ha contestado Jehová frecuentemente los clamores por ayuda? c) ¿Cómo mostró Rahab misma que era ‘amiga de la paz’?

5 Aun antes que Israel cruzara el río Jordán, Jehová dirigió su atención a la ciudad de Jericó. Josué envió dos espías, en representación de todo Israel, y les dijo: “Vayan, den un vistazo a la tierra y a Jericó”. ¿Para qué espiar a Jericó? Aunque era pequeña y no podía competir con el ejército de Israel, la ciudad dominaba las vías de acceso a Canaán. Resultó que la presencia de los espías en Jericó brindó alguna oportunidad para que las personas de Jericó mostraran claramente si estaban a favor de Jehová o en contra de él. “De modo que [los espías] fueron y llegaron a la casa de una prostituta cuyo nombre era Rahab, y procedieron a alojarse allí.” (Josué 2:1-7.) No cabe duda de que la dirección divina condujo a aquellos espías a la casa de Rahab, ¡tal como hoy día la dirección angelical a menudo conduce a los testigos de Jehová a personas que están orando por ayuda espiritual! “Los ojos de Jehová están hacia los justos, y sus oídos están hacia su clamor por ayuda.” (Salmo 34:15; véase también 2 Crónicas 16:9.)

6 ¿Por qué fueron aquellos espías a la casa de una prostituta? No fueron con propósitos inmorales, sino probablemente para despistar a los cananeos que los observaran. Las palabras de Rahab a los espías indican que ella no tenía ningún interés inmoral en ellos. Puesto que sabía que eran siervos de Jehová, pudo expresarles su vivo deseo de hacerse adoradora de Jehová. Hasta arriesgó su vida escondiéndolos en el techo de su casa. Fue como las “ovejas” de la parábola de Jesús, que muestran bondad a los “hermanos” del Señor. (Mateo 25:31-46.) Hoy día los testigos de Jehová, aunque ejercen prudencia, tampoco titubean en visitar a estos ‘amigos de la paz’ interesados en la Biblia e impartirles conocimiento bíblico. (Lucas 10:5-7.)
w91 15/12 pág. 14 párr. 4 Manténgase cerca de Jehová

4. ¿Cómo pudiera ilustrarse el hecho de que Jehová presta atención a nuestras oraciones?

4 Jehová nos anima a orarle. Podemos comparar esto con una reunión de varias personas que están hablando unas con otras. Usted está presente, oyendo lo que dicen otros. Su papel es el de un observador. Pero entonces alguien se vuelve hacia usted, lo llama por nombre y le habla. Esto capta su atención de modo especial. De igual manera, Dios siempre está atento a los que pertenecen a su pueblo, dondequiera que estén. (2 Crónicas 16:9; Proverbios 15:3.) Así que oye lo que decimos y nos observa con interés y actitud protectora, por decirlo así. Sin embargo, cuando invocamos el nombre de Dios en nuestras oraciones, captamos su atención y entonces él se concentra específicamente en nosotros. Por sus poderes, Jehová puede hasta percibir y comprender la petición silenciosa que proviene de las partes recónditas del corazón y la mente del hombre. Dios nos asegura que se acercará a todos los que sinceramente invoquen su nombre y se esfuercen por mantenerse cerca de él. (Salmo 145:18.)
1   2   3   4

similar:

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] icon¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón,...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconSeguramente todos los días pensamos en nuestra vida: nos preguntamos...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconPero… ¿Qué es el adn (ácido desoxirribonucleico) de las células genéticas...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconLos servicios hoteleros son uno de los precursores más importante...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconQUÉ son los gases de efecto invernadero1

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconDiscovery Salud: Todo sobre el Cáncer Qué Es, Qué lo Causa y Cómo Tratarlo

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconEste libro comienza, como vimos, con el título, luego los datos sobre...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconLos agricultores se preguntan como reintegrar la materia orgánica...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] icon¿En qué consiste la vulnerabilidad y la resistencia de las personas ante los factores de riesgo?




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com