¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12]




descargar 115.08 Kb.
título¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12]
página3/4
fecha de publicación03.02.2016
tamaño115.08 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4

w05 1/12 pág. 20 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

Lecciones para nosotros:

2 Crónicas 16:9. Jehová ayuda a cuantos le sirven de todo corazón y está presto a emplear su poder a favor de ellos.
w08 15/10 págs. 7-8 párr. 2 Los ojos de Jehová velan por nosotros

2. ¿A favor de quiénes usa su fuerza Jehová?

2 Jehová todo lo puede y todo lo ve; por tal razón, está en condiciones de responder al clamor de sus leales y fortalecerlos en sus tribulaciones. “Sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él”, dice 2 Crónicas 16:9. Notemos que Jehová usa su fuerza para favorecer a los que le sirven con corazón completo, esto es, con un corazón puro y sincero; pero no actúa así con los mentirosos ni los hipócritas (Jos. 7:1, 20, 21, 25; Pro. 1:23-33).
w14 15/7 pág. 10 párr. 13 “Jehová conoce a los que le pertenecen”

13. ¿En qué podemos tener plena confianza?

13 Las palabras inspiradas de Pablo también pueden fortalecernos a nosotros. Por un lado, nos anima que Jehová tenga muy presente nuestra lealtad. Él no solo está al tanto de quienes le pertenecemos, sino que se interesa profundamente por nosotros. La Biblia dice que “sus ojos están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él” (2 Crón. 16:9). Por lo tanto, podemos tener plena confianza en que lo que hacemos por Jehová con “un corazón limpio” nunca es en vano, pues él siempre lo recompensa (1 Tim. 1:5; 1 Cor. 15:58).
w05 1/12 pág. 20 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

Respuestas a preguntas bíblicas:

2 Crónicas 16:13, 14. ¿Fue incinerado Asá? No. La “quema funeral extraordinariamente grande” alude, no a la cremación de Asá, sino a la quema de especias (nota).
CAPITULO 17:

w03 1/5 pág. 9 párrs. 5-6 ¿Se pregunta usted “dónde está Jehová”?

5, 6. ¿Cómo buscó Jehosafat a Jehová durante diferentes períodos de su vida?

5 En los días de Jehosafat, el quinto rey del linaje de David, los ejércitos de tres naciones se aliaron para guerrear contra Judá. Ante aquel grave problema nacional, el rey “dirigió su rostro a buscar a Jehová” (2 Crónicas 20:1-3). Pero no era la primera vez que lo hacía. Aunque Israel —el apóstata reino norteño— se había entregado al culto a Baal, Jehosafat lo había rechazado y había optado por andar en los caminos del Dios verdadero (2 Crónicas 17:3, 4). Ahora bien, al encararse a una crisis, ¿cómo se puso a “buscar a Jehová”?

6 En aquel momento crítico, Jehosafat ofreció en Jerusalén una oración pública en la que indicó que recordaba la omnipotencia de Jehová. Había reflexionado sobre el propósito de Dios al expulsar a las demás naciones y dar a Israel una tierra como herencia. El rey reconoció que necesitaba la ayuda divina (2 Crónicas 20:6-12). ¿Se dejó hallar Jehová en aquella ocasión? Claro que sí. Suministró instrucciones específicas mediante el levita Jahaziel y al día siguiente dio la victoria a Su pueblo (2 Crónicas 20:14-28). Ahora bien, ¿cómo puede usted estar seguro de que Jehová se dejará hallar cuando se dirija a él en busca de guía?
w88 15/8 págs. 11-12 párrs. 6-7 Profundice su confianza en Jehová... estudiando diligentemente su Palabra

6, 7. a) ¿Qué provisiones hizo Jehová para que los israelitas se familiarizaran con la Ley mosaica? b) En la antigüedad, ¿cómo pudiera haber sido posible también que el pueblo de Dios se instruyera en la Palabra de Dios?

6 Sin embargo, ¿cómo podrían los israelitas aprender los estatutos de la Ley, que eran unos seiscientos? No hay duda de que al principio había pocas copias de la Ley. El que hubiera de ser rey de Israel tenía que “escribir para sí en un libro una copia de esta ley [...], y él tiene que leer en ella todos los días de su vida, a fin de que aprenda a temer a Jehová su Dios para guardar todas las palabras de esta ley”. (Deuteronomio 17:18, 19.) Por disposición de Dios, la Ley se leía cada séptimo año durante la fiesta de las Cabañas. (Deuteronomio 31:10-13.) Aunque indudablemente aquella ocasión era edificante, era demasiado infrecuente para impartir conocimiento profundo.

7 Jehová también dispuso que la tribu de Leví ‘instruyera a Jacob en las decisiones judiciales de Dios y a Israel en la ley de Dios’. (Deuteronomio 33:8, 10; compárese con Malaquías 2:7.) A veces los levitas llevaron a cabo campañas de enseñanza como servicio a toda la nación. (2 Crónicas 17:7-9; Nehemías 8:7-9.) Parece que, con el tiempo, el pueblo en general tuvo acceso a por lo menos algunas porciones de la Palabra de Dios. Por eso el salmista pudo escribir: “Feliz es el hombre [...] [cuyo] deleite está en la ley de Jehová, y día y noche lee en su ley en voz baja”. (Salmo 1:1, 2.) Así, pues, la exhortación de Moisés de que ‘aplicaran su corazón a la Palabra de Dios’ equivalió a un mandato de que estudiaran diligentemente la Biblia.
w92 15/12 pág. 30 ¿Recuerda usted?

¿Por qué requirió Jehová que la nación de Israel pagara diezmos? En primer lugar, para que pudieran mostrar de manera tangible su aprecio por la bondad de Jehová. En segundo lugar, para que pudieran contribuir al mantenimiento de los levitas, que de ese modo podían concentrarse en sus obligaciones, como la de enseñar la Ley. (Véase 2 Crónicas 17:7-9.)—1/12, página 9.
w92 1/12 pág. 9 párr. 9 La bendición de Jehová enriquece

9. ¿Por qué requería Jehová que el Israel antiguo pagara diezmos y llevara ofrendas?

9 Según la Ley, una de las obligaciones de Israel era llevar ofrendas al templo y pagar diezmos. Algunas ofrendas se quemaban completamente sobre el altar de Jehová, mientras que otras se dividían entre los sacerdotes y los que presentaban el sacrificio, y se ofrecían a Jehová porciones especiales. (Levítico 1:3-9; 7:1-15.) Respecto a los diezmos, Moisés dijo a los israelitas: “Toda décima parte de la tierra, de la semilla de la tierra y del fruto del árbol, pertenece a Jehová. Es cosa santa a Jehová”. (Levítico 27:30.) Los levitas que trabajaban en el tabernáculo, y más tarde en el templo, recibían el diezmo. A su vez, los levitas que no eran sacerdotes daban un diezmo de lo que recibían a los sacerdotes aarónicos. (Números 18:21-29.) ¿Por qué requería Jehová que Israel pagara diezmos? En primer lugar, para que mostraran de manera tangible su aprecio por la bondad de Jehová. En segundo lugar, para que ayudaran a mantener a los levitas, quienes así podrían concentrarse en sus obligaciones, inclusive enseñar la Ley. (2 Crónicas 17:7-9.) También era una forma de apoyar la adoración pura, y todos se beneficiaban.
w09 15/6 pág. 12 párr. 7 Un pueblo “celoso de obras excelentes”

7. ¿Qué aprendemos de la campaña de enseñanza que efectuaron por toda la nación los maestros que envió Jehosafat?

7 ¿Nos esforzamos nosotros por abarcar bien todo el territorio cuando predicamos de casa en casa? Es interesante notar que en el tercer año de su reinado, Jehosafat envió a cinco príncipes, nueve levitas y dos sacerdotes para que visitaran “todas las ciudades de Judá” a fin de enseñar al pueblo las leyes divinas. Esta campaña fue tan eficaz que las naciones vecinas empezaron a sentir “pavor de Jehová” (léase 2 Crónicas 17:9, 10). Si nosotros predicamos a diferentes horas y en diferentes días, de seguro encontraremos a más personas en sus hogares y podremos hablar con distintos miembros de la misma familia.
CAPITULO 18:

w93 1/8 pág. 20 párr. 21 Que nadie eche a perder nuestros hábitos útiles

21. a) ¿Qué necesidad tenemos referente a las compañías? b) ¿Por qué podemos estar seguros de que algunas compañías son peligrosas?

21 Todos necesitamos compañerismo. No obstante, debemos tener en cuenta que las compañías nos afectan, sea para bien o para mal. Así ocurrió en el caso de Adán y en el de todas las personas que han vivido en el transcurso de los siglos. Por ejemplo, Jehosafat era un buen rey de Judá que contaba con el favor y la bendición de Jehová. Pero al permitir que su hijo se casara con la hija de Acab, el rey de Israel, entabló amistad con Acab. Esta mala compañía casi le costó la vida. (2 Reyes 8:16-18; 2 Crónicas 18:1-3, 29-31.) Si no seleccionamos con prudencia nuestras amistades, puede ser igual de peligroso.
w05 1/12 pág. 20 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

Lecciones para nosotros:

2 Crónicas 18:12, 13, 23, 24, 27. Como Micaya, debemos ser valientes y audaces al hablar de Jehová y sus propósitos.
CAPITULO 19:

w03 1/7 pág. 17 párr. 13 “Dios es amor”

13. ¿Cómo demuestra el caso del rey Jehosafat que Jehová busca nuestros puntos buenos pese a que somos imperfectos?

13 La Biblia revela otra garantía de que Jehová nos ama: él busca lo bueno en nosotros y lo valora. Veamos el ejemplo de Jehosafat. Cuando este buen rey cometió una locura, el profeta de Dios le recriminó: “Por esto hay indignación contra ti procedente de la persona de Jehová”. El mensaje era sin duda impactante, pero contenía la siguiente puntualización: “No obstante, hay cosas buenas que se han hallado contigo” (2 Crónicas 19:1-3). Vemos, pues, que la justa cólera que sentía el Todopoderoso no le impidió ver las “cosas buenas”, o aspectos positivos, del monarca. ¿No es tranquilizador saber que tenemos un Dios que busca nuestros puntos buenos pese a que somos imperfectos?
w05 1/12 págs. 20-21 Puntos sobresalientes del libro de Segundo de las Crónicas

Lecciones para nosotros:

2 Crónicas 19:1-3. Jehová busca lo bueno en nosotros aun cuando le demos motivos para enojarse.
w11 15/10 pág. 11 párr. 13 ¿Son sanas nuestras diversiones?

13. ¿Por qué conviene analizar con quién nos relacionamos cuando nos divertimos?

13 La tercera pregunta que todos debemos hacernos es la siguiente: “¿Quién me acompañará en la actividad?”. Es muy importante saber con quién nos relacionaremos, pues nuestras diversiones solo serán edificantes si también lo son nuestras amistades. Claro está, tal como una comida resulta mucho más agradable cuando se está en buena compañía, el entretenimiento se disfruta mucho más cuando se comparte con buenos amigos. Por eso es perfectamente comprensible que a la mayoría de nosotros, y en especial a los jóvenes, nos guste divertirnos en grupo. La clave del éxito reside en seleccionar amistades beneficiosas y evitar las compañías perjudiciales (2 Cró. 19:2; léase Proverbios 13:20; Sant. 4:4).
w98 1/10 págs. 11-12 párrs. 12-13 “Jehová, un Dios misericordioso y benévolo”

12, 13. ¿Qué ha ayudado a algunos a recobrar el juicio en la actualidad? (Véase el recuadro.)

12 “Cuando recobró el juicio, dijo: ‘¡Cuántos asalariados de mi padre tienen pan en abundancia, mientras yo aquí perezco de hambre! Me levantaré y haré el viaje a donde mi padre, y le diré: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado hijo tuyo. Hazme como uno de tus asalariados”’. De modo que se levantó y fue a donde su padre.” (Lucas 15:17-20.)

13 El hijo pródigo “recobró el juicio”. Por un tiempo se entregó a una vida de placeres, como si viviera en un mundo de ensueño. Pero luego tomó plena conciencia de su verdadera condición espiritual. En efecto, a pesar de haber caído, aún existía esperanza para este joven. Podía encontrarse en él algo bueno (Proverbios 24:16; compárese con 2 Crónicas 19:2, 3). ¿Qué puede decirse de los que abandonan el rebaño de Dios hoy en día? ¿Sería razonable llegar a la conclusión de que ya no tienen esperanza, que en todos los casos su rebeldía prueba que han pecado contra el espíritu santo de Dios? (Mateo 12:31, 32.) No necesariamente. Algunos de ellos se sienten angustiados por su mal proceder y con el tiempo recobran el juicio. “Nunca, ni un solo día, me olvidé de Jehová —dice una hermana reflexionando sobre el tiempo que estuvo apartada de la organización de Dios—. Siempre le pedía en oración que de algún modo, algún día, me aceptara de nuevo en la verdad.” (Salmo 119:176.)
w86 1/6 pág. 18 párr. 14 Resueltos a servir a Jehová con corazón completo

14. ¿Qué ejemplos nos muestran los medios por los cuales la verdad entra para morar muy adentro en nosotros?

14 ¡Mucho mejor es ser como Jehosafat, el rey de Judá, quien ‘preparó su corazón para buscar al Dios verdadero’! (2 Crónicas 19:3.) La mejor forma de prepararse para buscar a Dios es orar con sinceridad. Cuando Ana, estando afligida, oró con fervor a Jehová, ‘hablaba en su corazón’, y su oración recibió respuesta. También hay que estar dispuesto a escuchar. La madre de Jesús escuchaba, pues se registra que “guardaba cuidadosamente todos estos dichos en su corazón”. Comenzó a ‘sacar conclusiones en su corazón’ y llegó a ser una discípula fiel de Jesús. Jehová ayuda a los que con sinceridad le buscan. Lidia, quien era temerosa de Dios, escuchó a Pablo, “y Jehová le abrió el corazón ampliamente para que prestara atención a las cosas que Pablo estaba hablando”. Y llegó a bautizarse. (1 Samuel 1:12, 13; Lucas 2:19, 51; Hechos 16:14, 15.) Siempre es el corazón figurativo —los sentimientos, las emociones, los buenos motivos— lo que deja que la verdad entre y more en la persona.
w96 15/1 pág. 18 párr. 13 Las ovejas de Jehová necesitan de tiernos cuidados

13. ¿Por qué deben los ancianos de congregación ser misericordiosos con una persona recién bautizada que yerra pero está arrepentida?

13 Los ancianos imitan al Gran Pastor, Jehová, quien dice: “Yo mismo apacentaré a mis ovejas, [...] a la quebrada vendaré y a la doliente fortaleceré”. (Ezequiel 34:15, 16; Efesios 5:1.) En consonancia con dicho espíritu, el discípulo Judas exhortó a mostrar misericordia a los cristianos ungidos que tuvieran dudas o hubiesen caído en el pecado. (Judas 22, 23.) Tal como es apropiado esperar mucho más de un cristiano veterano, de seguro también lo es mostrar misericordia a una persona recién bautizada —un simple corderito— que yerra pero está arrepentida. (Lucas 12:48; 15:1-7.) Por lo tanto, los ancianos, que ‘juzgan para Jehová’, dan a estas ovejas tiernos cuidados y las reajustan con espíritu de apacibilidad. (2 Crónicas 19:6; Hechos 20:28, 29; Gálatas 6:1.)
w83 1/6 págs. 23-24 párr. 4 Armados para la pelea contra los espíritus inicuos

4. a) ¿En qué caso es encomiable compartir lo que uno tiene, pero qué clase de regalo es incorrecto? b) Los siervos de Dios del pasado cayeron en ¿qué trampa que tenemos que evitar?

4 Ciertamente es encomiable el que los testigos de Jehová del día presente que tengan más cosas materiales que otros compartan lo que tienen con los que tengan menos que ellos, como lo hicieron los cristianos primitivos durante sus fiestas de amor (Judas 12). No obstante, ¿qué hay si alguien tiene una segunda intención, y tal vez dé un regalo a otra persona porque sabe que ésta en cambio puede proporcionarle algún privilegio dentro de la congregación cristiana? ¡Esto ciertamente sería incorrecto! Y sería igualmente incorrecto que la persona que aceptara dicho regalo lo pagara con esa clase de favor. El hacer tal cosa sería comparable a dejarse sobornar. El cristiano prudente se guarda de caer en tal trampa, trampa en la que cayeron ciertos siervos de Dios del pasado cuando se les confiaron puestos de responsabilidad. (1 Samuel 8:1-3; 2 Crónicas 19:6, 7.)
1   2   3   4

similar:

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] icon¿Qué verdades que fortalecen la fe hallamos en la oración de Salomón,...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconSeguramente todos los días pensamos en nuestra vida: nos preguntamos...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconPero… ¿Qué es el adn (ácido desoxirribonucleico) de las células genéticas...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconLos servicios hoteleros son uno de los precursores más importante...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconQUÉ son los gases de efecto invernadero1

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconDiscovery Salud: Todo sobre el Cáncer Qué Es, Qué lo Causa y Cómo Tratarlo

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconEste libro comienza, como vimos, con el título, luego los datos sobre...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] iconLos agricultores se preguntan como reintegrar la materia orgánica...

¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante los errores del rey Jehosafat? ¿Qué efecto tiene esto en cómo tratamos a los demás? (2 Crón. 19: 3) [14 de dic., w03 1/7 pág. 17 párr. 13; cl pág. 244 párr. 12] icon¿En qué consiste la vulnerabilidad y la resistencia de las personas ante los factores de riesgo?




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com