En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo




descargar 54.97 Kb.
títuloEn el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo
fecha de publicación08.02.2016
tamaño54.97 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos








CADENAS DE INIQUIDAD

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo, al paso de los años, el mundo Occidental ha cambiado su concepto sobre el pecado y su actitud al respecto, ha perdido fuerza, muchos ahora están desechando toda conciencia del pecado, y le llaman a través de diversas expresiones con tal de justificar sus malos actos.
Ejemplo: Aquellas personas que pecan de adulterio o infidelidad conyugal, se justifican al expresar: “No creo que sea malo, pues solo adquirí una nueva ilusión en la vida” “Esta nueva relación con esa persona, me ha devuelto la alegría de vivir” “Dios sabe porqué la puso en mi camino”.
Otras personas que viven en desviaciones relacionadas al sexo; se justifican y dicen: “Tengo derecho a defender y a vivir de acuerdo a mis preferencias sexuales”. Existen muchos otros tipos de pecados, y de la misma manera, busca la gente expresiones para justificarlos. El que hurta, dice: “Solo le quité un poco de lo mucho que le sobra”. El chismoso: “Nada tiene de malo que mi más grande cualidad sea el ser comunicativo”
El alcohólico, se expresa: “No soy alcohólico, solo me adapto a la ocasión social del momento” “Solo soy un bebedor social”. En fin, son muchas las formas de darle vuelta al verdadero problema llamado pecado.
Pero... Si como cristianos vamos a crecer de acuerdo al propósito de Dios, y de acuerdo a la estatura espiritual de Jesucristo; entonces tenemos que ser reales, y aceptar delante de Dios y delante de los demás, nuestros pecados y nuestras faltas. Así que, el pecado existe y no podemos pasarlo por alto sin tener las debidas consecuencias.
La Biblia, y el Original Hebreo nos enseñan que el pecado tiene varios niveles.

No es entonces extraño que la Escritura mencione “pecados” “pecados de yerro” “iniquidades” “transgresiones o rebeliones” y “traspasos”* Veamos uno por uno, sus significados y sus citas bíblicas.
PECADOS DE YERRO. Hebreo: shagah 7686 Levítico 4:13

Concordancia James Strong

Significa: Extraviarse, perderse, descarrilarse, apartarse de, errar, violar la ley, equivocarse.... todo: sin querer, sin estar consciente o enterado.
PECADOS Hebreo: khattaa 2402 Salmo 103:10

Significa: Ofensa, una falta a, errar el blanco, pasar por alto, no acertar, pecado, violación a la ley. Son los pecados cotidianos que se cometen como parte del proceso de transformación.
INIQUIDADES Hebreo: avon 5771 Salmo 103:3

Significa: Iniquidad, perversión, injusticia, torcer, deformar, distorsionar, trastornar, maltratar, mal pensado, mal intencionado, maldad, apartarse de la luz (todo de manera consciente, intencional, y con conocimiento de causa)
TRANSGRESIONES ó REBELIONES. Hebreo: Pesha 6588

Salmo 103:12

Significa: Propasarse, desparramarse, extenderse, pelear, disputar, una revuelta e insurrección en el ser interno, rebelión, romper. (Esto es una insurrección o rebelión interna en base a pensamientos, actitudes y sentimientos.)
TRASPASOS Hebreo: asham 817 Isaías 24:5

Significa: Traspaso, intrusión; violar, abusar de, maltratar, ofender, entrar sin derecho, destruir, desolar, invasión, tratamiento severo, penetrar violentamente en el derecho ajeno, (esta es una insurrección a través de actos o acciones) Esdras 10:19
Estas últimas faltas, son de una gravedad severa, ponen en alto peligro la propia existencia de la persona que los comete y no se arrepiente*

Un ejemplo de los traspasos, son Coré, Datan, y Abiram; La tierra se los tragó vivos. Números 16:27-33
El pecado en cualquiera de sus niveles, es energía, vitalidad de expresión, capacidad para actuar, poder de ejercitar para mal. El pecado es energía mal usada y usada con abuso; es energía corrupta, ensuciada, y se transforma en una fuerza rebelde y poderosa, utilizada en sentido contrario para lo cual fue dada por Dios al principio.
Sin duda, el pecado, trátese del nivel que sea, genera o acarrea consecuencias dolorosas para el pecador mismo.

De acuerdo al título de estas notas; estudiemos acerca de las cadenas y consecuencias que generan la Iniquidades. Pues: ¡¡Dios visita a partir de las iniquidades sobre las descendencias!!
...yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad (iniquidad- Avon 5771) de los padres sobre los hijos, sobre los terceros, y sobre los cuartos, a los que me aborrecen”

Éxodo 20:5

Así que, Dios visita las iniquidades de los padres sobre cuatro de sus generaciones futuras.
VISITO Hebreo: pacád 6485

Significa: Visitar o recordar; sumar; inspeccionar; sentencia; juicio; dañar; herir; golpear; destruir; consignar; castigar; cárcel.

Significa: Contar, guardar, juzgar, lista, memoria, mención, mirar, pasar lista, preguntar, prescribir, privar, señalar.
RECORDAR..... Dios jamás olvida, ni pasa por alto ninguna falta o iniquidad del hombre, todo está desnudo ante Sus ojos.

Dios recuerda cada una de las iniquidades de cada persona, y que nunca fueron confesadas y puestas bajo la Sangre de Jesucristo.

Cada detalle de la vida del hombre, está debidamente registrado, archivado, o anotado: sus pensamientos, palabras, acciones, actitudes, reacciones y sentimientos.... Todo, todo está registrado, nada quedará sin su debido pago; a menos que aprendamos y hagamos nuestro el recurso que Dios tiene para que esto, no sea así.

Por tanto, los pecados de nuestros antepasados no quedaron en el olvido de Dios cuando ellos murieron. Esas iniquidades generaron un efecto o consecuencia, que sin duda afectó a quien las cometió, y también a sus cuatro descendencias futuras.
SUMAR... Cuando hemos nacido en el ámbito físico natural, nacimos encadenados y atados con la influencia de esos niveles de pecado pendientes. Y amenos que nuestros padres hayan roto esas cadenas de iniquidad, y de acuerdo a como Dios lo demanda, entonces tuvimos la oportunidad de nacer sin vernos afectados por las consecuencias de esas iniquidades de nuestros antepasados.

De otro modo, Dios suma las consecuencias y el pago de esas faltas sobre nuestra vida, y que cometieron nuestros padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos (cuatro generaciones).

Si en la actualidad una persona escoge hacer iniquidad, al torcer la verdad de Dios, o distorsiona y deforma la justicia; o deforma el uso y propósito por el cual fue creado haciendo cosas contrarias, entonces esa persona estará afectando a sus futuros hijos, nietos, bisnietos y tataranietos. En lugar de restar, se suma.
INSPECCIONAR, EXAMINAR.

Dios viene a la vida de las personas, inspecciona y examina el corazón; si Él ve que nada se hace por detener la impetuosa corriente o influencia de la iniquidad, si Él observa que nada se hace porque la cadena de maldad sea rota, entonces:
SENTENCIA O DICTA JUICIO..

Dios desea detener ese quebrantamiento de su Ley.

Establece que esa falta debe ser sentenciada o sancionada.... ¿Qué es lo que hace? “
GOLPEAR, HERIR, CASTIGAR...

Esto es lo que Dios hace, a través de adversidades, aflicciones, sufrimientos y pruebas trata de hacer recordar al hombre su pecado, para que tenga la oportunidad de voltear su mirada a hacia su Creador, y entonces pueda arrepentirse y convertirse.

¡¡Qué importante es aprender a romper y detener las cadenas de la iniquidad, las cuales son acompañadas de su propia maldición y visitación de parte de Dios!!
El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre (o viceversa) ¡¡cada cual llevará su propio pecado!!

Ezequiel 18:20
MORIRA Hebreo: mut 4191

Significa: Morir, ser apagado, insensible, estar desconectado, cadáver, finado, perecer.

En este sentido, se nos muestra que toda alma que pecare, será extinguida, desconectada e insensible a Dios; se apagará espiritualmente. En este aspecto cada cual tendrá sus propias consecuencias, sin embargo, en Éxodo 20:5 dice Dios que las iniquidades de los padres afectarán cuatro de sus descendencias.

A menos que los hijos aprendan y hagan lo que tienen que hacer para romper esas cadenas de iniquidad, ellos entonces evitarán las consecuencias amargas de esas faltas.

Para que nos demos una idea más real acerca de la gran influencia y consecuencias que llevan las generaciones presentes, vayamos al principio mismo del hombre, para el cual Dios tenía un Plan Maestro de perfección y santificación eterna.
Y todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fue muerto desde el principio del mundo” Apocalipsis 13:8

Aquí se menciona un sacrificio desde el principio del mundo: ¡¡El sacrificio del Hijo de Dios!! ¿Cómo fue esto? ¿A qué tipo de sacrificio se refiere? ¿Cuál fue el fruto de ese sacrificio? Veamos un cuadro de ese sacrificio:
...y puesto de rodillas oró, diciendo: Padre, si quieres pase este vaso de mí; empero no se haga mi voluntad sino la tuya.

Y estando en agonía, oraba más intensamente: y fue su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra. Lucas 22:41-44




¿Qué encontramos en el Monte de las Olivas? Encontramos un sacrificio en vida; el sacrificio que hizo Jesús de Su propia voluntad; fue tan intensa Su entrega, que Su sudor eran grandes gotas de sangre.
Lo que sucedió en Gethsemaní, fue en parte, un cuadro natural físico de lo que aconteció antes del principio del mundo... ¡¡Jesús el Hijo de Dios se dio en sacrificio!! Este sacrificio, fue como la gran explosión, el BIG BANG de donde brotó de Su Sangre la materia prima para toda creación. Ahí se incluye nuestra procedencia u origen.
Y de una Sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habitasen sobre la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los términos de la habitación de ellos.... siendo pues linaje de Dios” Hechos 17:26-29

¡¡Es fantástico y poderoso nuestro principio u origen... Somos la sustancia del Hijo de Dios... Fuimos hechos de Su Sangre!!

Fuimos creados a partir de las grandes gotas de Sangre que brotaron del sacrificio del Hijo de Dios antes del principio del mundo. Incluso, Dios nos escogió en él antes de la fundación del mundo. Efesios 1:4
Todos los seres humanos, somos hermanos por creación, tuvimos un mismo principio, fuimos hechos de una misma sustancia, la sustancia de la Sangre de Jesucristo. Cuando hemos venido al conocimiento del Evangelio, y aceptamos a Jesús como nuestro Salvador, entonces llegamos a ser doblemente hermanos; hermanos por creación y hermanos por redención.
En parte, por esa razón Jesús vino y murió, dio su vida para redimir a Sus criaturas, Su propia sustancia. Es por ello, que Dios tiene una gran paciencia para con el hombre pecador, desea que ellos sean redimidos.




Lo primero, que Dios creó de cada ser humano, fue el singular Plan Maestro para cada persona y hoy asentado en parte, en el ADN ó Código Genético (Un código genético espiritual, un código genético natural). Ese Plan Maestro, enseguida fue envuelto por el espíritu que Dios creó para cada individuo, luego el espíritu fue cubierto por un alma. En el periodo llamado tiempo, obtendríamos una cubierta exterior, llamada: Cuerpo.
Lucifer deseaba echar a perder el Plan Maestro de Dios y buscó oportunidades para que Adán, hombre y mujer, abrieran sus voluntades al pecado… y lo logró.
Al menos hasta aquí sabemos de nuestro inicio y principio en el Árbol Genealógico. Pero ¿Y después de ahí? ¿Por cuál rama del Árbol venimos? ¿Por cuál de los hijos de Adán tuvimos que viajar?
Solo Dios tiene el conocimiento exacto de ello, por ahora es un secreto, y quizás un día nos sea mostrado. Pero de lo que sí podemos tener la seguridad, es que viajamos a través de los lomos procreativos de ¡¡Noé!! En el diluvio, ninguna otra línea o rama genealógica quedó con vida, solo la de Noé. Entonces, tenemos la seguridad de que por espacio de un año, estuvimos en el arca que construyó Noé.
Ahí estuvimos en los lomos procreativos de uno de los hijos de Noé, no pudo ser de otra manera, así que toda la humanidad presente procede de solo tres ramas del árbol genealógico, ellas se llaman: Sem; Cham; y Japhet.
Hoy, solo podemos hacer memoria si acaso de pocas de las más recientes generaciones pasadas de donde procedemos; es seguro que tengamos noticias de unas cuatro o cinco generaciones ancestrales, pero ...¿Más atrás, que hubo? ¿Quiénes fueron nuestros antepasados hace quinientos, ochocientos, mil ó dos mil años atrás? ¡¡NO LO SABEMOS!!
¿Acaso somos descendientes de la línea genealógica de Abraham, el padre de la fe; o de la línea de José el soñador; o posiblemente viajamos por los lomos procreativos de Moisés; o de Josué el conquistador; o del fornido y poderoso Samsón; o del profeta Samuel; del rey cantor David; o del rico Salomón; o quizás del profeta llorón. Todas estas probabilidades pudieran ser una realidad en relación a nuestro origen; pero también hay probabilidades que hayamos viajado por los lomos procreativos de otros hombres menos virtuosos.
¿Acaso somos descendientes de Balaam el iracundo; de Goliat el terrorista y provocador; del carnal y mundano Lot; o del blasfemo y necio Faraón egipcio; o de Saúl quien se tomó atribuciones que Dios no le había asignado; o del rebelde Absalóm hijo de David; o de algunos de los malos reyes de Israel; o del traidor Judas?.
La Biblia menciona a gentes que se caracterizaron por ser hechiceros; adúlteros; invocadores de espíritus; borrachos; homicidas; ladrones; endemoniados; degenerados sexuales; avaros; crueles; anticristos declarados; etc.
¿Hay alguna fuente veraz, que nos asegure que no viajamos por los lomos procreativos de algunos de ellos? ¿Cuál ha sido nuestra línea ancestral después de Noé y sus hijos? ¿Quiénes fueron nuestros antepasados? ¡¡NO LO SABEMOS!!
Las cadenas de iniquidad son muy largas ya; hay cadenas que no serán rotas y las generaciones que atan esas cadenas terminarán en el Lago de Fuego. Dentro del mundo espiritual de las tinieblas, hay espíritus asignados para impedir que esas cadenas se rompan; buscan que las nuevas generaciones sean idénticas a las pasadas, tengan su misma conducta; hábitos; costumbres, actitudes y acciones de iniquidad.
Esos espíritus buscan que las generaciones vivan bajo la maldición de Dios y su juicio. Cuando estos demonios y espíritus ven que no hay forma de ganar la batalla a los padres (ahora cristianos), entonces van contra los hijos, los inducen para que hagan iniquidad, deformen los principios de la verdad y santidad de Dios; distorsionen los principios de lo que es justo; etc. Y entonces ellos sean un eslabón para una nueva cadena de iniquidad.
Tanto padres como hijos deben ser instruidos a cómo romper esas cadenas de iniquidad; en muchos casos, no basta el hecho de Aceptar a Cristo como Salvador para que definitivamente sean rotas esas cadenas. Vemos casos en que los mismos creyentes no pueden librarse o alejarse de ciertos vicios; hábitos o aspectos malos de conducta, y aunque es verdad, que todo creyente aún manifiesta las obras de la carne en su propia vida. (Gálatas 5:19-21), sin embargo, es necesario que a través de la oración se rompan esas cadenas e influencias de iniquidad.
¡¡Qué importante es buscar consagrarnos cada vez más a Dios!! ¡¡Qué importante es buscar la prosperidad espiritual de los hijos!! Si no lo hacemos, se incrementan los riesgos de ser víctimas de esos espíritus, los cuales promueven una influencia hacia las obras de iniquidad.
La oración, la Palabra de Dios; la Sangre de Jesucristo; la alabanza y adoración; y otros, son los Recursos que Dios nos da para nuestra protección. Recordemos: Somos la sustancia del Hijo de Dios; fuimos hechos de Su Sangre.
EL Plan de Dios para la vida del hombre, es reintegrarlo a Su reino eterno y santo. Es verdad que las generaciones, y aún muchos cristianos están sufriendo a causa de los pecados e iniquidades de sus antepasados, es necesario enseñarles como romper esas cadenas; Dios tiene instrucciones específicas para cada caso, y si no se siguen las indicaciones al pie de la letra, entonces no habrá liberación de las consecuencias e influencias de las iniquidades y pecados de los ancestros. Números 14:34
Dios cumple Su Palabra de visitar la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación; esto no sucederá si se hace como Dios dice para romper esas cadenas. Dios desea tener un pueblo libre, que esté liberado de esas cadenas y de la influencia de esos espíritus.
De esto surgirá una generación de cristianos verdaderamente vencedores, que en su ser interno fluyan y corran las frescuras de las aguas del Espíritu y de la Palabra de Dios. Si somos realistas, encontramos a pocos cristianos que de verdad están viviendo una vida de vencedor; son pocos los que experimentan esos ríos de Agua Viva en su vida diaria.... En parte ¿A qué se debe?
En muchos casos, se debe precisamente a este problema “aún están encadenados en alguna forma a los pecados de sus antepasados” y son acosados y presionados por esa influencia promovida por espíritus inicuos.
Necesitamos por medio de Dios, ser el inicio de una nueva cadena, ya no atada a la iniquidad, sino en la verdad. Necesitamos ayudar a otros a hacer lo mismo; somos muy valiosos a los ojos de Dios, pues somos sustancia de su Hijo; y si a veces el Padre Celestial viene y aplica un correctivo a la humanidad, es porque a través de ello está hablando al hombre para que se arrepienta y se reconcilie con él.
Dios aún sigue hablando; pero también sigue visitando la iniquidad de los padres sobre los hijos; y claro, también visita la iniquidad propia, o de cada uno. Salmo 38:4
Así entonces, ya sea a través de las iniquidades de nuestros padres o las propias; es posible que la santidad, la verdad, la justicia, y lo que es santo, se haya deformado, o distorsionado al haber practicado o participado en: amuletos; lectura de cartas; talismanes; asistencia a centros espiritualistas; juramentos espirituales no cristianos; limpias con ramas o huevos; mandas religiosas; consulta de los horóscopos; abortos; caso de adulterios; magia o brujería; persistente crueldad sentimental o física; práctica constante de la injusticia (1 Juan 5:17); robos; hacer engaño; etc. Oseas 7:1 Ezequiel 33:15
Ahora veamos el Consejo de Dios para ROMPER LAS CADENAS DE LA INIQUIDAD que atan a los pecados de los familiares antepasados.
Y confesarán su iniquidad (personal), y la iniquidad de sus padres, por su prevaricación con que prevaricaron contra mí; y también porque anduvieron conmigo en oposición.” Levítico 26:40

y estando en pie, confesaron sus pecados, y las iniquidades de sus padres..” Nahúm 9:2
Este es el mandamiento de Dios para este caso....¡¡Confesar nuestro pecado, nuestra iniquidad, y la iniquidad de nuestros padres o antepasados!! Este es el Consejo de Dios.

Vemos en Levítico 26, como Dios a causa de las iniquidades, envió juicio; hirió, maltrató al pueblo de Israel, puso en desierto sus ciudades y asoló los santuarios idólatras; esparció al pueblo de Israel; hizo que tropezaran unos con los otros; Dios mismo se hizo enemigo de Israel...
Y todo fue por causa de la iniquidad, del distorsionar y torcer Su ley, la deformaron y la torcieron. Dios había predicho que enviaría todas estas cosas si ellos abrazaban la iniquidad; pero ¿Qué dijo Dios que hicieran si ellos deseaban arrepentirse y librarse de las consecuencias dolorosas?
Dios dijo: “Confiesen su propia iniquidad, y la iniquidad de sus padres”, no dijo “Arrepiéntanse por ellos”, solo dijo: “Confiesen las iniquidades de ellos. Es posible, que nuestros ancestros en su ignorancia hicieron juramentos involucrando sus vidas y quizás las nuestras en el ámbito de la iniquidad, de las cosas torcidas y deformadas con relación a la verdad. Posiblemente hicieron prácticas de cosas abominables a los ojos de Dios; quizás nos llevaron a centros espiritualistas, o estuvieron involucrados en limpias y brujería; posiblemente eran consultores de los horóscopos; o eran dados a poseer todo tipo de amuletos; bien pudieron ser aficionados a la magia o tomaron parte en un asesinato o asalto; o cometieron adulterio. Todo esto y otras cosas más generan iniquidad.
Lo primero que tenemos que hacer para romper las cadenas de la iniquidad, es que personalmente confesemos, renunciemos, y pidamos perdón por las iniquidades, por haber participado o practicado ello. Quizás hicimos juramentos, tales como: “Pero juro que me las vas a pagar” “Nunca lo voy a perdonar” etc. Aquí también es necesario renunciar y pedir perdón a Dios. Si no hubiere nada de esto en nuestra vida, entonces aún así debemos confesar las iniquidades de nuestros padres.
La palabra Hebrea para CONFESAR, es: yadá 3034.

Significa: Confesar, denunciar, publicar, lanzar, lamentar, alabanza, exaltar, glorificar, tirar, declarar.

Este tipo de confesión nos da la idea de una confesión, una denuncia, y publicación de las iniquidades ante Dios.
Ejemplos de este tipo de Confesión, los encontramos en Nehemías capítulo 9, y en Daniel capítulo 9.
En estos capítulos encontramos primero, un reconocimiento a la grandeza de Dios; a Su poder creativo; se hace una narración de las obras que el Altísimo hizo desde Abraham, hasta la posesión de la tierra de Canaán; luego se confiesa la dureza de los antepasados, de su soberbia y rebelión; enseguida exalta la naturaleza perdonadora, clemente y piadosa del creador, etc.
Así que, por medio de la fe, y con convicción se deben confesar los pecados e iniquidades propias; y luego las de nuestros padres, y pidamos a Dios rompa las cadenas que nos atan al castigo e influencias de los pecados de nuestros cercanos y lejanos antepasados.
Hagamos una ORACION similar a la siguiente:

“Señor mi Dios, Usted es mi creador, el Dueño de mi vida; Aquel que me formó de la Sangre de Jesucristo; en Su grandeza a creado los cielos y la tierra para nuestra feliz supervivencia... pero hemos pecado contra Usted, hemos cometido iniquidad, somos culpables de torcer y deformar la verdad en muchas maneras.... Pero hoy confieso mi pecado y el pecado de mis padres, de mis antepasados; Le hemos ofendido, perdone nuestras iniquidades, Le hemos cambiado por aquello que no es Dios, cubra mis pecados e iniquidades con la Sangre de Su Hijo..... y ahora:
¡¡ En el nombre de Jesús... rompa en mi vida, esas cadenas de iniquidad!! Ahuyente para siempre esos espíritus que me han encadenado a las iniquidades de mis padres; quiero ser libre en este momento de las influencias y consecuencias de esos pecados. Quiero ser el inicio de una nueva cadena, que me ate solo a Su verdad. ¡¡Gracias, le alabo y le adoro porque ya lo ha hecho, ayúdeme a conservar para siempre esta bendición!! Amén.
Si hemos hecho esta confesión, no importa ahora, cual haya sido la línea de nuestro árbol genealógico por donde hayamos viajado; lo que cuenta, es lo que acabamos de hacer: confesamos los pecados e iniquidades propias y las de nuestros padres. Ya han sido rotas las cadenas y ahora somos libres; enseñemos esto a los hijos y llevémoslos a romper sus cadenas, entonces gozaremos de mejores oportunidades de vida.

¡¡Esto detendrá la visitación de Dios y su pago por las iniquidades!!
ALGUNAS ESCRITURAS DE INIQUIDADES.
Lucifer se llenó de iniquidad y se rebeló contra Dios. Ezequiel 28:16

Jesús censura a los fariseos a causa de su iniquidad. Mateo 23:28

La Palabra aconseja apartarse de iniquidad a todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 2 Timoteo 2:19

Las iniquidades estorban las bendiciones de Dios. Jeremías 5:25

Las Iniquidades abren un gran abismo entre Dios y el hombre. Isaías 59:2

Las iniquidades acarrean sequía (natural- espiritual). Jeremías 5:25

Las iniquidades acarrean confusión. Ezequiel 36:2

Mis iniquidades... como carga pesada se han agravado sobre mí.

Salmo 38:4

Entregados en manos de los enemigos, a cuchillo; a cautiverio, a robo y confusión (por causa de las iniquidades). Esdras 9:6-7

Les faltará pan y agua... por su iniquidad. Ezequiel 4:17

Convertíos y volvéos de todas vuestras iniquidades, y no os será la iniquidad causa de ruina. Ezequiel 18:30





similar:

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconCapitulo X la doctrina del pecado

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconEl derecho de autor existe desde la antigüedad, pero no como tal...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconResumen : En la sociedad existe una gran diversidad humana; física,...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconLlegando al fin del mundo
«¡Dios, la realidad no existe!» Sin duda prefiero esta ingenua inmersión en la película a las interpretaciones intelectualoides y...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconP1: En el marco de resultados para el bienio 2014/15 se exponen 36...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconEsta si es indiscutiblemente la más tradicional y cuidada de las...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconConsideramos el problema de desnutrición como un déficit alimentario,...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconEste pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo iconHipótesis Por ello sostenemos que no existe el homicida serial, ontológicamente...

En el mundo Occidental el concepto tradicional del pecado está más arraigado, y la mayoría de la gente acepta que el pecado existe y debe evitarse. Sin embargo icon1. Las mutaciones generalmente son perniciosas para el individuo...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com