La literatura española y su relación con la europea




descargar 82.59 Kb.
títuloLa literatura española y su relación con la europea
página2/3
fecha de publicación21.02.2016
tamaño82.59 Kb.
tipoLiteratura
b.se-todo.com > Literatura > Literatura
1   2   3

Fragmento de David Copperfield


Ilustración de H. K. Browne para una edición 1850 de David Copperfield

(B.N.M)
"Tenía mi cabeza sujeta como en un tubo; pero yo me retorcía a su alrededor rogándole que no me pegase. Se detuvo un momento, pero sólo un momento, pues un instante después me pegaba del modo más odioso. En el momento en que empezó a azotarme, yo acerqué la boca a la mano que me sujetaba y la mordí con fuerza. Todavía siento rechinar mis dientes al pensarlo. Entonces él me pegó como si hubiera querido matarme a golpes. A pesar del ruido que hacíamos, oí correr en las escaleras y llorar. Sí; oí llorar a mamá y a Peggotty. Después se marchó, cerrándome la puerta por fuera y dejándome tirado en el suelo, ardiendo de fiebre, desgarrado y furioso.
¡Qué bien recuerdo, cuando empecé a tranquilizarme, la extraña quietud que parecía reinar en la casa! ¡Qué bien recuerdo lo malo que empezaba a sentirme cuando la cólera y el dolor fueron pasando! Estuve escuchando largo rato; pero no se oía nada. Me levanté con trabajo del suelo y me miré al espejo. Estaba tan rojo, hinchado y horrible, que casi me asusté. Me dolían los huesos, y cada movimiento me hacía llorar; pero aquello no era nada al lado de mi sentimiento de culpa. Estoy seguro de que me sentía más culpable que el más temible criminal. Empezaba a oscurecer y cerré la ventana. Durante mucho rato había estado con la cabeza apoyada en los cristales, llorando, durmiendo, escuchando y mirando hacia fuera. De pronto oí el ruido de la llave y entró miss Murdstone con un poco de pan y carne y una taza de leche. Lo puso todo encima de la mesa, sin decir nada, y mirándome con ejemplar firmeza. Después se marchó, volviendo a cerrar la puerta tras de sí. Era ya de noche, y yo continuaba sentado en el mismo sitio, con la esperanza de que viniera alguna otra persona. Cuando me convencí de que ya aquella noche no volvería nadie, me acosté, y en la cama empecé a meditar con temor en lo que sería de mí en lo sucesivo. ¿Lo que había hecho era un crimen? ¿Me meterían en la cárcel? ¿No habría peligro de que me ahorcasen?
" http://www.hiru.com/image/image_gallery?uuid=83e775b0-a760-4914-89df-4beba59fbff7&groupid=10137&t=1260755555022
No obstante, mientras caía sobre la burguesía toda clase de denuncias, Robert Louis Stevenson escribía sobre un mundo diametralmente opuesto al de las obras de sus contemporáneos: natural, salvaje, exótico, espectacular y lejano. De este modo, Stevenson privilegia la aventura de lo salvaje bien lejos de la tierra que lo vio nacer, y encontrando en las zonas marginadas de Asia o América un nuevo sentido para las letras, en su novela más importante, The treasure island (La isla del tesoro, 1880); en esta novela también hay un protagonista niño y una situación inicial desgraciada, al cual el viaje se le presenta como evasión o escape, aunque refleja la sociedad de su época, en la hipocresía de los personajes “buenos” y en cierta nobleza en los malvados; el mismo tema del bien y del mal se trata en el Caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, extraña joya de la literatura inglesa, que se acerca al psicologismo en el análisis de la maldad del yo más íntimo, en este caso expresado por medio de una extraña transformación del personaje protagonista, su alter ego más malvado. Con este pretexto aparecen los bajos fondos tanto como la alta clase burguesa del Londres decimonónico. http://www.escuelapedia.com/wp-content/uploads/2011/12/dr-jekyll-y-mr-hyde.jpg

También peculiar será otro autor, Oscar Wilde (1854-1900), poeta, novelista y cuentista, cuyo título The happy prince (El príncipe feliz, http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/wilde/principe.htm) remite a los grandes clásicos, como su única novela The picture of Dorian Gray (El retrato de Dorian Gray, 1891) Una obra de difícil adscripción, que narra la situación mágica por la cual la degeneración e inmoralidad de Dorian sólo se trasluce en un retrato escondido en el desván, mientras que su rostro sigue reflejando la belleza e inocencia de su juventud ya perdida. La inocencia de la juventud pervertida por una sociedad burguesa apática y sin sentido es el tema fundamental de la novela. Como las de Stevenson, estas obras son importantes por el análisis psicológico de sus personajes, y por su evolución a lo largo de la obra. Dorian Grey es, al comienzo, un muchacho ejemplar, que agrada a cuantos lo ven, por su candor y buen corazón, hasta que la sociedad lo destruye. Sintetiza las tendencias de fin de siglo, anticipando la crisis finisecular mediante los elementos decadentistas y hedonistas. Es, sobre todo, una novela de símbolos.
Fragmento del Retrato de Dorian Gray
Porque influenciar a una persona es darle nuestra propia alma. Esta no tendrá sus propios pensamientos, y se incendiará con sus propias pasiones. Sus virtudes no serán reales, sus pecados, si existen los pecados, serán prestados. Se convierte en el eco de la música de otro, el actor de una parte que no ha sido escrita para él. El objetivo de la vida es el desarrollo de su propio yo. Encontrar su naturaleza apropiada, es esto por lo que cada uno de nosotros estamos aquí. El mundo tiene miedo de sí mismo, se han olvidado de la mayor de todas las obligaciones, la propia. Claro que son caritativos, alimentan al hambriento, y visten a los mendigos. Pero su propio ser está famélico y desnudo. La valentía huyó de nuestra raza. Tal vez nunca la tuvimos. El terror a la sociedad, que es la base de la moral, el terror a Dios, que es el secreto de la religión, estas son las dos cosas que nos gobiernan. Y sin embargo... Sin embargo, creo que si un hombre viviera su vida completamente y hasta el límite, si le diera forma a cada sentimiento, expresión a cada pensamiento, realidad a cada sueño. El mundo alcanzaría un impulso tan fresco de alegría que olvidaríamos lo malo de la mediocridad, y regresaríamos a la época helénica ideal, a algo más dulce, más rico, que el ideal helénico. Pero hasta el hombre más valiente tiene miedo de sí mismo...Se ha dicho que los mayores acontecimientos del mundo suceden en nuestro cerebro. Es en el cerebro, y sólo en él, donde los grandes pecados del mundo suceden. Usted señor Gray, usted mismo, con su sonrosada juventud y blanca adolescencia, ha tenido pasiones que le asustaron, pensamientos que le llenaron de terror, sueños estando despierto y dormido cuyos recuerdos podrían manchar sus mejillas de vergüenza.http://4.bp.blogspot.com/-axrjurgkxig/tep-0cf77mi/aaaaaaaaab4/jxikb1qkkze/s1600/21994460.jpg

(…)

Se frotó los ojos, y se acercó al cuadro y lo examinó de nuevo. No había señales de cambio alguno cuando miró la pintura, y sin embargo no quedaba duda que la expresión se había alterado. No era sólo su propia impresión. Era horriblemente obvio. Se lanzó sobre la silla, y empezó a pensar. De repente pasó por su mente lo que había dicho en el estudio de Basil Hallward el día que el cuadro fue terminado. Lo recordaba perfectamente. Pronunció un deseo enfermizo de que él pudiera permanecer joven, y que el cuadro envejeciera; que su hermosura permaneciera inalterada, y que su rostro en la tela soportara la carga de sus pasiones y pecados; que la imagen pintada se marchitara con las líneas del sufrimiento y el pensamiento, y que él mantuviera la flor y el encanto casi consciente de su adolescencia. Con seguridad su deseo no se había cumplido? Esas cosas son imposibles. Era monstruoso sólo pensar en aquello. Y sin embargo, ahí estaba el cuadro frente a él, con un toque de crueldad en la boca.

Otros autores destacados en Reino Unido son William Thackeray (1811-1863), que publicó por entregas La feria de las vanidades (1848), una visión crítica, tierna e irónica de la sociedad de su tiempo a través de una trama sentimental; Wilkie Collins (1824-1889) se hizo famoso por sus novelas de intriga La piedra lunar y La dama de blanco; y el caso especial de las hermanas Brönte, desconocidas en su época por su vida aislada y el tono misterioso y romántico de sus novelas, en las que la pasión amorosa desempeña un papel fundamental. Emily (1818-1848) sólo escribió Cumbres borrascosas (1847); Charlotte (1816-1855), Jane Eyre (1847), entre otras; y Anne (1820-1849), Agnes Grey. Por último George Eliot es el seudónimo de Mary Ann Evans (1819-1880), cuyas novelas (Silas Marner, 1861; Middlemarch, 1871) destacan por su descripción de ambientes provincianos y conflictos morales.

También de habla inglesa, destacan los norteamericanos Mark Twain (1835-1910) que con una obra sencilla y humorística, que plasma su experiencia vital en obras como La aventuras de Tom Sawyer, Huckleberry Finn, Un yanki en la corte del rey Arturo; Herman Melville (1819-1891), marinero aventurero, escribió obras de este corte, como Moby Dick, Billy Budd, marinero.



En cuanto a la literatura francesa destaca Henry Beyle (1783-1842), más conocido por su seudónimo, Stendhal, llevó una vida de romántico en perpetuo conflicto con la ruin sociedad francesa de su tiempo, de la que procuró huir, especialmente a Italia, país que adoptó como segunda patria. Escribió libros sobre pintura, viajes, biografías, y hacia el final de su vida, novelas. El rojo y el negro (1830) es la historia del fallido intento de ascenso social y de conquista de la propia felicidad por parte de un plebeyo, sin más medios que su ambición. Ello permite al autor, con una actitud neutral y un sobrio estilo, trazar una radiografía de la hipócrita sociedad burguesa francesa. En La cartuja de Parma (1839), ambientada en Italia, se narran las vicisitudes de un joven aristócrata repudiado por su familia que emprende una carrera entre eclesiástica y política, en la que triunfará a costa de numerosas intrigas y de sacrificar su gran amor.

  • Tanto la vida como la obra de Honoré de Balzac (1799-1850) es considerado el historiador de la sociedad francesa moderna, cuyas novelas se desarrollan bajo el signo del exceso, personificado en la frivolidad, la amoralidad y la corrupción. Tras una juventud pobre y bohemia, el éxito le permitió llevar una existencia de lujo y derroche (con las consiguientes deudas) marcada por numerosos amoríos que culminarán en su matrimonio con una aristócrata ucraniana. Sus primeras obras son novelones históricos y fantásticos de tono romántico, desde novelas históricas hasta simbólicas, como La piel de zapa, o policiacas, como Un asunto tenebroso. La mayor parte describe críticamente la sociedad de entonces, de la que destacan protagonistas que suelen ser grandes damas de la época, o jóvenes calaveras de sangre azul, de familias nobles, aristócratas cansados de la vida, desilusionados y apáticos personajes, burgueses. Destacan Eugenia Grandet (1833), centrada en un avaro que impide la felicidad de su hija, Papá Goriot (1834), que, por el contrario, narra los sacrificios de un padre por satisfacer los enredos y caprichos de sus hijas. Balzac habla especialmente sobre la burguesía, tema que protagoniza las páginas de la que tal vez sería la más grande obra de Balzac, Comedia humana (1830), vasto proyecto literario que abarca un conjunto de obras y novelas por separado, pero que deben ser leídas juntas.

Gustave Flaubert (1821-1880) es el más moderno de los realistas franceses por su ahondamiento en la psicología de los personajes y su cuidadosa descripción de ambientes. En la vida de este escritor apenas hay nada reseñable, pues la pasó prácticamente recluido en una finca de su propiedad, consagrado a alcanzar con sus obras un ideal de perfección literaria basado en la objetividad y la impersonalidad. Escribió cuentos, novelas históricas y fantásticas y dos grandes novelas realistas. Madame Bovary (1857), su obra maestra, le costó un proceso judicial por inmoralidad. En esta novela, que es una especie de homenaje a Don Quijote y, a la vez, una crítica al Romanticismo, pues traza un despiadado retrato de un caso de intoxicación idealista en un ambiente de asfixiante vulgaridad provinciana. La protagonista, Emma, aburrida mujer de un médico rural, alimenta su fantasía con lecturas de novelas sentimentales que le llevan una serie de aventuras eróticas. Al final, abrumada por sus deudas, acaba suicidándose. En La educación sentimental (1869) narra la historia de un joven burgués y de sus frustrados amores con una mujer casada. La triste constatación final de cómo el tiempo arruina toda ilusión constituye una profunda crítica de los ideales burgueses. http://www.hiru.com/image/image_gallery?uuid=6486806a-026b-4f98-bc28-9cecc155fe57&groupid=10137&t=1260755502412
Fragmento de Madame Bovary, de Gustave Flaubert

La cuestión de las deudas surgió de nuevo. El señor Lhereux presionó sobre su amigo Vinçart, comprometiéndose Charles por sumas exorbitantes, ya que jamás consintió en vender ni el más insignificante de los muebles que habían pertenecido a Emma…

Entonces todos quisieron aprovecharse. La señorita Lempereur reclamó seis meses de lecciones, aunque Emma no había recibido ni una sola, a pesar de la factura que le había mostrado a Charles: se trataba de un acuerdo entre las dos. El alquilador de libros reclamó tres años de abono. La señora Rolet el porte de una veintena de cartas, la cual tuvo la delicadeza de responder ante los requerimientos del señor Bovary:

-No puedo decirle nada. Se trataba de cosas suyas.

Cada vez que pagaba una deuda, creía que era la última, pero surgían más continuamente.

…………………………………………..

Por respeto o por una especie de sensual placer, que le obligaba a proceder con lentitud en sus averiguaciones, Charles no había abierto aún el cajoncito secreto en el que Emma acostumbraba a guardar sus cosas. Hasta que un día hizo girar la llave y empujó el resorte. ¡Allí estaban todas las cartas de León! Aquello no dejaba lugar a la duda. Leyó línea por línea todas ellas. Miró en todos los rincones, en todos los muebles, en todos los cajones, en las paredes, sollozando como un loco. Descubrió una caja y la abrió de un puntapié, saliendo de ella un retrato de Rodolphe entre numerosas misivas rebosantes de cariñosas expresiones… Charles fue un día a la feria de Argueil para vender en ella su cabalgadura, que era su último recurso económico. Y allí se encontró con Rodolphe…De pronto, el médico comenzó a enrojecer paulatinamente. Se estremecieron las aletas de su nariz, temblaron sus labios y hubo un momento en que, lleno de sombría impotencia, clavó sus ojos de tal manera en Rodolphe que éste, interrumpiéndose, llegó a sentir un cierto temor, si bien no tardó en reaparecer en su rostro la misma fúnebre serenidad de antes.http://www.artecreha.com/historia_arte/images/stories/vilches.jpg


La condesa de Vilches, Madrazo
-No le guardo rencor-dijo.

Rodolphe enmudeció.

………………..

Una vez vendido todo, quedaron doce francos y setenta y cinco céntimos, que sirvieron para pagar el viaje de Berthe a casa de su abuela. La buena mujer murió aquel mismo año. Y, como el viejo Rouault se hallaba paralítico, se hizo cargo de la muchacha una tía lejana, que era pobre y se vio obligada a enviarla a una fábrica de hilaturas para que se ganase la vida.
1   2   3

similar:

La literatura española y su relación con la europea iconLiteratura española

La literatura española y su relación con la europea iconAcademia áncora I lengua Española y Literatura I ourense 2011

La literatura española y su relación con la europea iconLa “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home”...

La literatura española y su relación con la europea icon8 Incapacidad de relación. Vínculo con adultos. No relación con iguales. 6

La literatura española y su relación con la europea iconLa literatura inglesa del siglo XX está prácticamente unificada con la literatura irlandesa

La literatura española y su relación con la europea iconProteínas globulares y fibrosas. Relación con solubilidad y función....

La literatura española y su relación con la europea iconActas del Congreso Internacional sobre la Guerra Civil española :...

La literatura española y su relación con la europea icon15ª reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión Liga...

La literatura española y su relación con la europea iconCompetencia Analiza la importancia de la Bioquímica para su aplicación...

La literatura española y su relación con la europea iconRelación de la endodoncia con las demás especialidades




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com