Resumen o esquema: 1 punto




descargar 318.1 Kb.
títuloResumen o esquema: 1 punto
página10/10
fecha de publicación09.02.2016
tamaño318.1 Kb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Literatura > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

4. El amor y la muerte en EATC

EATC llega a ser todo un tratado sobre el paso del tiempo y sobre el amor, presentado éste con todas las variantes posibles: amor luminoso, resignado, sexual… El relato es un perfecto tratado del tiempo. Se trata de un amor intenso y concluyente que nos recuerda al que cantara Quevedo en su espléndido soneto “Amor más allá de la muerte”: un amor que sobrepasa los límites del tiempo y que podría quedarse temblando incluso después de la muerte.

El amor en los tiempos del cólera puede describirse como una novela de amor, pero también de muerte. Es muy significativo el hecho de que el relato se abra con un suicidio (el de Jeremiah de Saint-Amour) y se cierre, a 18 páginas del final, con la noticia de otro suicidio: el de América Vicuña, la última de las amantes de Florentino Ariza. Lo que se cuenta en la obra es, sobre todo, la historia de un amor al que sólo la muerte puede poner fin.

En la novela se ven diferentes tipos de amor. Por un lado el amor platónico que se profesan de jóvenes dos de los principales personajes de la novela, Florentino Ariza y Fermina Daza. La atracción que existe entre ellos quedará truncada de un plumazo tras el “viaje del olvido”. No obstante, y antes de que esto ocurra, hay que admitir que Fermina siente una curiosidad irreprimible ante el enigma que ofrece la figura de Florentino, un individuo extraño, algo silencioso y sombrío. Ariza no sucumbe ante el rechazo de Fermina. Al contrario, su amor sobrevivirá a los vaivenes de los años y a la indiferencia de su amada, que decide aliarse con el olvido y casarse con el doctor Juvenal Urbino. Florentino es un romántico empedernido que pretende ofrecer a la amada los efectos de su locura: “No hay mayor gloria que morir por amor” –le dice a Lorenzo Daza, padre de Fermina-. El desmedido amor de Florentino Ariza se caracteriza por la idealización de la amada y baja autoestima del personaje despechado. Nunca deja de pensar en la amada. Su poder de convicción es tan grande, que sigue convencido de que la conseguirá. Tanto es así, que pide reformar su casa para cuando tenga que compartirla con ella. Muestra su quijotismo. Los desvaríos de Florentino y la enajenación que exhibe a través de las cartas que manda a Fermina convierten a aquel en una especie de Quijote del amor. Y como un Quijote desilusionado, se retira a un refugio de amor, una especie de Sierra Morena caribeña. El Florentino poeta también es músico que a través de la música, expresa sus mensajes amorosos y confidenciales.

Por otro lado, se observa el amor carnal, sexual, pues Florentino Ariza llega a instruirse en lo que el propio narrador denomina “amor sin amor”. Cuando ponen a su disposición un cuarto en un prostíbulo, en donde escucha a los clientes alborotando “las noches con los alaridos de sus aquelarres de amor” o percibiendo las conversaciones “de los hombres que venían a desahogarse de la jornada con un amor de prisa”, comienzan los episodios de los distintos amores furtivos. En definitiva, al llegar a la conclusión de que nada puede hacer contra la firme e inesperada decisión de Fermina (“No, por favor -le dijo-. Olvídelo”), comienza una serie de aventuras amorosas que servirán de bálsamo contra los estragos del desaire. La fórmula consistirá en suplantar el amor lírico por un amor de cama. Así entran en la vida del poeta unas mujeres a las que ama sin amor o, al menos, sin ese amor lleno de sentimientos y emociones que surgen del corazón como Rosalba (amante desconocida y de nombre incierto, incluso para el narrador), Leona Cassiani, con la que no hizo el amor, pese a ser “la mujer de su vida” y América Vicuña.

Nuestro personaje busca el alivio a los desdenes de Fermina en otras mujeres a las que convierte en amantes ocasionales y objetos de una pasión efímera. Así, las anteriores queridas cumplen la función de aliviar las penalidades de un amor no correspondido mediante el ejercicio de un amor sin amor.

A veces, también habita la ternura en el corazón del amante ocasional. El narrador cuenta cómo Florentino Ariza, sostenido en la soledad por tantos amores instantáneos y frenéticos, quedó tocado por los efectos de un amor que iba más allá de la cama. Este sentimiento se lo inspira Olimpia Zuleta. Ocurre esto no tanto por el amor que pudiera sentir, cuanto por la necesidad que tenía de ser amado.

Digamos finalmente que el doctor Juvenal Urbino también llega a mantener relaciones fuera del matrimonio, concretamente con Bárbara Lynch. Esta infidelidad dañó las relaciones de los esposos, que, a partir de entonces suscitó celos, sospechas, desconfianza y sentimiento de culpa.

Vemos también el amor convencional de los esposos. Juvenal Urbino, más que enamorado de ella, queda deslumbrado por los encantos de Fermina Daza y, tras una relación en la que emergían frecuentes sombras de duda, la pide en matrimonio. Comienza así una vida matrimonial escasa de emociones y vacía de profundos sentimientos líricos. La relación de Juvenal y Fermina es, en principio, el reverso de lo que podría haber sido la de Florentino y Fermina. Al doctor Urbino “le gustaba decir que aquel amor había sido el fruto de una equivocación clínica”. El soltero más apetecido, que todavía andaba respirando los aromas de París y que presentaba ya un discurrir profesional prestigioso, elige a una mujer a la que lo único que había ocurrido en su vida fue conocer a un personaje extravagante y raro, a Florentino Ariza.

Ambos esposos viven un amor domesticado, rutinario, salpicado de crisis. De hecho, Fermina llega a afirmar que, de tener que volver a elegir a un hombre para vivir con él, volvería a elegir a su marido entre todos los hombre del mundo. Por otra parte, el doctor Juvenal Urbino le declara a su mujer, segundos antes de su muerte: “Sólo Dios sabe cuánto te quise”. Claro que esta es una declaración emitida en una situación extrema; la realidad de lo cotidiano es distinta, como distinto es lo que se dice de lo que se piensa o se siente.

En realidad, Fermina elige a Juvenal como esposo, aunque no llega a entender el porqué de esa elección frente al amor incondicional de Florentino Ariza. Elige al médico porque con esa elección opta por la seguridad, por algo que podía parecerse a la felicidad. Se casa en la catedral y no tiene ningún pensamiento “de caridad para Florentino Ariza, que a esa hora deliraba de fiebre, muriéndose por ella…” A Juvenal le atrajo la altivez y la fuerza de Fermina. Siempre aparecieron en público como un matrimonio ejemplar, armónico y feliz.

Y junto al amor, la muerte. La muerte adquiere una importancia capital en El amor en los tiempos del cólera, porque supone el acontecimiento narrativo que modifica el rumbo de los hechos. Muere Juvenal Urbino, e inmediatamente Florentino Ariza, el eterno aspirante, comienza a poner en práctica sus estrategias de acercamiento a la viuda. Así, pues, la novela puede dividirse, desde el punto de vista de su desarrollo argumental, en dos partes perfectamente delimitadas por la frontera de la viudedad de Fermina Daza.

Las dos muertes más contundentes de la novela suceden de forma muy distinta: la de Jeremiah de Saint-Amour es una muerte planificada desde que el misterioso fotógrafo planta cara al paso del tiempo y decide no sucumbir a los efectos de la vejez. La del doctor Urbino, por otra parte, tiene mucho de grotesca y poco épica. Contrasta el sentimiento dramático que la muerte inspira en el médico, frente a la forma de morir del mismo.

También hay que mencionar la muerte de América Vicuña. Con ella se cierra, prácticamente, este tratado del tiempo que es El amor en los tiempos del cólera. Desde el punto de vista de la estructura narrativa, este acontecimiento, contado de manera telegráfica como noticia, cierra el círculo estructural del relato: la muerte al principio, y la muerte al final de la novela. Y desde el punto de vista argumental, hay que considerar que la muchacha –como hiciera Jeremiah de Saint-Amour- también se suicida: parece como si la consecución del amor definitivo tuviera que ser presentada como un logro de la exclusividad. No puede haber amores compartidos.

El narrador trata el asunto de la muerte con fino sentido del humor. En algunas ocasiones, el relato tiende a relajar la tensión. Aunque la novela contiene bastantes de estos chispazos cómicos, nosotros elegimos éstos en los que la gravedad del tema de la muerte contrasta con la ligereza y la aparente “frivolidad” con que es tratado dicho tema.

Así pues, amor y muerte van de la mano en esta obra en la que “los símbolos del amor son los mismos que los del cólera”.

1 Gómez Torrego L., Gramática didáctica del español, Ed. SM, pag. 351

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Resumen o esquema: 1 punto iconResumen Desde un punto de vista existencial, la motivación involucra...

Resumen o esquema: 1 punto iconResumen el objetivo de la presente investigación fue determinar el...

Resumen o esquema: 1 punto icon2. Investigación: ¿Quién fue Sócrates?
«niños salvajes» suponía, desde un punto de vista teórico, la posibilidad de estudiar la génesis y desarrollo de las facultades humanas,...

Resumen o esquema: 1 punto iconResumen a comienzos del año 2012, se comenzó a trabajar con el tema...

Resumen o esquema: 1 punto iconEsquema conceptos básicos

Resumen o esquema: 1 punto iconLiteratura realista y naturalista esquema

Resumen o esquema: 1 punto iconEsquema genealógico de los primates

Resumen o esquema: 1 punto iconEsquema sobre la reproducción animal

Resumen o esquema: 1 punto iconEsquema de profilaxis general; (enfermedades transmisibles)

Resumen o esquema: 1 punto iconEsquema de un ciclo Otto de 4 tiempos en un diagrama pv




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com