Ministerio de relaciones exteriores




descargar 0.81 Mb.
títuloMinisterio de relaciones exteriores
página8/18
fecha de publicación22.02.2016
tamaño0.81 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

B. Obligaciones comunes de madres y padres, asistencia a madres y padres y prestación de servicios de atención infantil
139. En lo que respecta a las obligaciones comunes de madres y padres, la legislación apoya la primacía de la responsabilidad de éstos en la crianza y el desarrollo del niño. Como se mencionó anteriormente, el CIA indica que la familia, la sociedad y el Estado son corresponsables en la atención, cuidado y protección de los NNA. En la Constitución Política, la Convención sobre los Derechos del Niño y los demás tratados en materia de niñez, adolescencia y familia, en los precedentes jurisprudenciales y en el CIA (artículos 8, 9, 14), entre otras normas, se exige de manera especial a madres y padres satisfacer integral y simultánea los derechos de sus hijos e hijas de conformidad con el interés superior de los NNA como sujetos activos de derechos. El artículo 14 del CIA dice que la responsabilidad parental es un complemento de la patria potestad establecida por la legislación civil. Así mismo, dispone la obligación de madres y padres inherente a la orientación, cuidado, acompañamiento y crianza de los NNA durante su proceso de formación. Esta responsabilidad es compartida y solidaria por parte del padre y la madre, quienes deben asegurase que los NNA logren el máximo nivel de satisfacción de sus derechos. De igual manera, el artículo 39 del mismo Código consagra la responsabilidad de madres y padres y las obligaciones específicas de la familia.

140. Para asistir a madres y padres, el Estado colombiano ha impulsado diferentes programas, a saber:

  • En primer lugar, dentro de los Programas de Atención a la Primera Infancia se desarrolla actualmente una estrategia transversal de formación a padres, madres y cuidadores, denominada “Escuelas para Familias”, por medio de la cual se trabaja con los padres y madres o cuidadores de niñas y niños usuarios de los servicios, abordando, entre otros temas, los derechos de los NNA, pautas adecuadas de crianza y la prevención del maltrato, la violencia y el abuso sexual.

  • En segundo lugar, los padres y madres que trabajan tienen derecho a servicios de atención de buena calidad. Para este propósito se han creado tres entornos de atención ya mencionados (Familiar, Institucional y Comunitario).

  • En tercer lugar, los padres de NNA que presenten algún tipo de discapacidad gozan de formas de asistencia adicional y apropiada, tales como las modalidades de atención en externado y seminternado. En estas instituciones se desarrollan con las familias planes de atención integral familiar -PLATINFA, los cuales responden a sus características y necesidades.

141. Entre los programas que integran la oferta para esta población está la modalidad de Hogar Gestor, que incluye la entrega de un subsidio económico y los hace beneficiarios de la estrategia de Apoyo y Fortalecimiento Familiar -UNAFA, dirigida a la atención, orientación y fortalecimiento de las familias con NNA con discapacidad y desplazamiento (movilidad intermunicipal, departamental, flotante, de frontera o por conflicto armado) que por su situación de pobreza presentan dificultades para suplir las necesidades de sus hijos e hijas.

142. Esta estrategia pretende que las familias de los NNA con discapacidad, beneficiarios de Hogares Gestores del ICBF, se fortalezcan para asumir su responsabilidad en la atención de las necesidades de sus hijos e hijas. A su vez, busca la inclusión de NNA con discapacidad y sus familias como actores principales en el reconocimiento de sus necesidades. La estrategia también promueve la autoestima y el auto-reconocimiento de los grupos familiares, especialmente de cuidadores de NNA con discapacidad, e impulsa su reconocimiento como ciudadanos y actores en la construcción de la política de discapacidad, así como el desarrollo de las redes sociales que favorezcan la inclusión de NNA con discapacidad.

143. La estrategia se desarrolla en tres fases (evaluación, intervención y consolidación) y está dirigida a procesos de gestión social, teniendo en cuenta las condiciones particulares de cada familia, especialmente las circunstancias de madres, padres y cuidadores.

  • En cuarto lugar, el Código Sustantivo del Trabajo, en concordancia con las Leyes 755 de 2002 y 1468 de 2011, brinda especial protección a la mujer trabajadora en estado de embarazo. Entre los beneficios legales está la licencia de maternidad remunerada (14 semanas y 16 semanas para partos múltiples). Con fundamento en la sentencia C-174-09 de 18 de marzo de 2009 de la Corte Constitucional, el esposo o compañero permanente tiene derecho a 8 días hábiles de licencia remunerada de paternidad. El soporte para el otorgamiento de licencia remunerada de paternidad es el Registro Civil de Nacimiento, el cual deberá presentarse a la Entidad Promotora de Salud (EPS)9 dentro de los 30 días siguientes a la fecha del nacimiento.

  • En quinto lugar, el Código Sustantivo del Trabajo, en su artículo 57 numeral 6, establece que es obligación del empleador conceder las licencias remuneradas necesarias a los empleados en caso de calamidad doméstica debidamente comprobada, sin que se pueda exigir al empleado que compense o reponga los días de licencia concedidos. Aunque la “calamidad doméstica” no es definida por el Código Sustantivo el Trabajo, ha sido entendida como todo suceso familiar cuya gravedad afecte el normal desarrollo de las actividades del trabajador, en la cual eventualmente pueden verse amenazados derechos fundamentales de importancia significativa en la vida personal o familiar del mismo, o afectada su estabilidad emocional por grave dolor moral10.

El Estado, por otra parte, promueve condiciones de empleo que ayuden a madres y padres a ejercer sus responsabilidades parentales. Entre estas iniciativas están el apoyo a las microempresas que ofrecen el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y la Fundación de la Mujer.

144. De conformidad con el artículo 42 de la Constitución Política (“[…] Los hijos habidos en el matrimonio o fuera de él, adoptados o procreados naturalmente o con asistencia científica, tienen iguales derechos y deberes[…]”), todas estas garantías establecidas para las madres y padres biológicos se reconocen y son extensivas a madres y padres adoptivos, en los mismos términos y cuando sea procedente asimilando la fecha del parto a la de la entrega oficial del bebé adoptado. En cuanto a la prestación de servicios de atención infantil, el artículo 51 de la Constitución Política ordena la atención gratuita para niños y niñas menores de un año en centros de salud públicos y privados. El CIA, en sus artículos 27, 28, 36, 41, 56 y 205, obliga la vinculación de todos los NNA al Sistema de Salud Integral, consagra la gratuidad de la educación en las instituciones estatales y estipula que las madres y los padres que asuman la atención integral de sus hijos e hijas en situación de discapacidad recibirán una prestación especial por parte del Estado.

145. A su vez, este grupo de artículos impone al Estado la obligación de apoyar a las familias para que los hijos e hijas cuenten con los alimentos necesarios para su desarrollo integral y el deber de garantizar a la mujer gestante y a su hijo o hija, durante los primeros cinco años de vida, la cobertura y calidad de su atención. Igualmente, establece que los agentes del SNBF, según su competencia, deberán brindar los recursos adecuados a la familia para que ésta garantice los derechos de sus hijos e hijas hasta cuando pueda proveerlos por sí misma; e impone a los entes territoriales la obligación de apropiar recursos presupuestales para garantizar los derechos de los NNA, su protección y, en caso de que sean vulnerados, su restablecimiento.
C. Separación de NNA con respecto a sus madres y padres
146. El artículo 44 de la Constitución Política dice que uno de los derechos fundamentales de los NNA es tener una familia y no ser separados de ella. Por su parte, el CIA consagra en el artículo 22 que los NNA tienen derecho a tener y crecer dentro del seno familiar, a ser acogidos y no ser expulsados de él; dispone que los menores de 18 años sólo podrán ser separados de sus familias cuando ésta no garantice las condiciones para la realización y el ejercicio de sus derechos; y, prohíbe la separación de los NNA de su madre y/o padre por causas económicas. En consecuencia, el Estado colombiano vela por evitar la separación de NNA de sus familias, excepto cuando ésta sea necesaria en virtud del interés superior del niño. Por tanto, las decisiones que establecen como necesaria la separación de los menores de 18 años de su madre y padre deben estar fundamentadas en el interés superior del niño, la niña y adolescente.

147. En lo concerniente a los NNA pertenecientes a las minorías étnicas, el artículo 70 del CIA determina la obligatoriedad de la consulta previa con las autoridades de la comunidad de origen de los menores de 18 años para poder separarlos definitivamente de sus madres y padres.

148. La legislación colombiana permite la intervención judicial en nombre del niño, niña, adolescente, cuando haya desacuerdo sobre el lugar de residencia de éste o, en general, siempre que exista un desacuerdo acerca de las pautas que se toman para garantizar la protección integral de sus derechos. Las decisiones que determinan como necesaria la separación de los NNA de sus padres y madres son aprobadas por las autoridades con competencia para valorar las situaciones en las que existe una posible amenaza o vulneración del interés superior del NNA. Estas autoridades cuentan con toda la información necesaria para fundamentar sus decisiones, las cuales deben ser resultado de un examen crítico del material probatorio recaudado en el proceso administrativo o judicial. Las decisiones administrativas que definen la situación legal de los NNA están sujetas a revisión judicial por parte de un Juez de Familia, dado que éstas modifican las medidas de protección de los derechos de los menores de 18 años.

149. Es importante precisar que el CIA, en su artículo 81, prescribe que es deber de las autoridades administrativas velar por la pronta solución de los procesos y adoptar medidas para impedir la paralización de los mismos. Para dicho efecto fijó unos términos perentorios. El incumplimiento de estos términos da lugar a la pérdida de competencia y a la iniciación de investigaciones disciplinarias respectivas.

150. En lo relativo a los exámenes periciales, el INMLCF ha definido los lineamientos que deben seguirse en la evaluación de los grupos familiares cuando las autoridades solicitan pericias psiquiátricas o psicológicas forenses en el marco de procesos de familia que involucran a NNA.

151. En los procesos para definir patria potestad y custodia, la autoridad debe conocer si una persona tiene una estructura psíquica que le posibilite asumir y desempeñar eficientemente su rol de padre o madre. La pericia se orienta a establecer los rasgos de personalidad del padre y/o madre evaluados en los siguientes aspectos:

  • Aptitudes y actitudes que le faciliten procurar cuidados de vivienda, alimento y vestido.

  • Capacidad para establecer vínculos afectivos duraderos y de buena calidad que garanticen el bienestar emocional de menores de 18 años.

  • Nivel de desarrollo moral para deducir si puede ofrecer un ambiente sano para el crecimiento de sus hijos e hijas.

  • Nivel de funcionamiento global para conocer la integración de sus áreas psicológicas y de relación.

  • Registrar la presencia o ausencia de enfermedad mental.

152. En el marco de los procesos de familia que involucran la reglamentación de visitas, se debe conocer la calidad de las relaciones entre los miembros de una familia, especialmente entre padres, madres, hijos e hijas y determinar si existen en ellos características de personalidad o psicopatología que afecten la convivencia. Este examen pericial está orientado a conocer los rasgos de personalidad, vínculos afectivos con sus hijos e hijas, posición frente al futuro de la relación con sus hijos y sus hijas, presencia o ausencia de enfermedad y necesidades de tratamiento de madres, padres (o quienes tienen la custodia) y de los NNA.

153. En los menores de 18 años se debe establecer el nivel de desarrollo psicomotor, la presencia o ausencia de enfermedad, la calidad de vínculos, la percepción y las expectativas que tienen frente a la separación de sus padres y necesidades de tratamiento. Para garantizar el contacto de los NNA con sus padres y madres, en los casos en que las relaciones sean conflictivas, los artículos 253 y 256 del Código Civil regulan las visitas de los padres y madres. Además, a través de procesos conciliables, los padres pueden acordar el modo, tiempo, lugar y compromisos que adquieren para la reglamentación de visitas.

154. Es importante señalar que las diligencias obrantes en los procesos gozan de confidencialidad para respetar el derecho de los NNA a la intimidad, por lo cual las autoridades administrativas deben guardar reserva sobre las decisiones que deban dictarse en los procesos, so pena de incurrir en mala conducta.

155. El CIA determina que en los procesos de Restablecimiento de Derechos que se adelantan a favor de los NNA se debe citar y escuchar a todas las partes involucradas e interesadas, incluidos los menores de 18 años. A éstos y a sus familias se les realizan valoraciones desde distintas disciplinas (derecho, psicología, trabajo social, nutrición y dietética) para comprender la situación de la familia y fundamentar las decisiones jurisdiccionales o administrativas correspondientes.

156. Teniendo en cuenta que el Estado colombiano evita la separación innecesaria de padres e hijos, por lo cual proporciona asistencia práctica y psicológica a las familias, fueron elaborados los “Lineamientos Técnico Administrativos de Ruta de Actuaciones y Modelo de Atención para el Restablecimiento de Derechos de NNA y Mayores de 18 años con Discapacidad, con sus Derechos Amenazados, Inobservados y Vulnerados”. En éstos el componente Psicosocial y Terapéutico da cuenta de las acciones psicosociales, las cuales se encuentran orientadas a la reconstrucción de procesos vitales y de vínculos ya la elaboración de duelos, con el fin de posibilitar el desarrollo personal, familiar y social de los NNA, así como su estabilidad afectiva y emocional, en caso de que las familias y redes vinculares cuenten con las condiciones para garantizar sus derechos.

157. En aras de fortalecer el vínculo familiar, a través del componente terapéutico se exploran alternativas y soluciones a las situaciones especiales de los NNA y de los miembros de su familia o de su red vincular, tales como: alteraciones emocionales, trastornos de comportamiento y traumas.

158. Igualmente, estos lineamientos desarrollan el componente familiar, cuyo propósito es llevar a cabo acciones dirigidas a lograr la participación activa y permanente de la familia o de la red vincular de apoyo en el proceso de restablecimiento de derechos; o, al carecer de ella, en la elaboración del duelo y la aceptación de su ausencia, buscando las opciones de modelos alternativos para el restablecimiento de vínculos. Los equipos técnicos interdisciplinarios de la autoridad competente o de la institución deben verificar la existencia de la familia, así como su capacidad para ser garante de derechos, dentro de los términos que determina la Ley para el Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos. Así mismo, se debe propiciar la importancia de las redes vinculares de apoyo como soporte para los procesos afectivos y de garantía de derechos de los NNA.

159. En concordancia con el artículo 9 de la Convención sobre los Derechos del Niño, el CIA no contempla ningún límite de edad para escuchar o hacer partícipe a los NNA del Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos que se esté adelantando a favor de ellos. En caso de que los niños o niñas, según su ciclo vital, no pueden hablar, se realizan valoraciones médicas, psicológicas, nutricionales y sociales para identificar su estado en cada una de estas áreas, de las cuales se obtendrá un concepto o dictamen especializados que harán parte y serán pruebas en el Proceso de Restablecimiento de Derechos.

160. La legislación colombiana establece, además, que el derecho al debido proceso de los NNA comprende el derecho a ser escuchados y a que sus opiniones sean tenidas en cuenta, de acuerdo con su ciclo vital y su desarrollo cognitivo y emocional.

En este sentido, el artículo 81 del CIA estipula que la autoridad tiene los deberes de hacer efectiva la igualdad de las partes en el proceso, usando los poderes que la ley le otorga y de prevenir, remediar y sancionar por los medios que la ley le señala los actos contrarios a la justicia, la lealtad, la probidad y la buena fe que deben observarse en el proceso, lo mismo que toda tentativa de fraude procesal.

  • NNA en instituciones de internado o colocación familiar

161. En los casos en que los NNA se encuentran ubicados en instituciones de la modalidad de internado o en colocación familiar, el Estado garantiza el contacto regular de madres y padres con sus hijos e hijas, siempre y cuando éste sea compatible con el interés superior de los NNA.

  • Adolescentes en conflicto con la ley penal

162. Para garantizar que los adolescentes que han infringido la ley penal no sean separados de sus madres y padres, salvo en los casos en que las autoridades competentes lo consideren necesario (como último recurso y durante el periodo más breve posible), el sistema de justicia penal para adolescentes establece que éstos deben ser mantenidos preferentemente en su medio familiar, siempre y cuando éste reúna las condiciones requeridas para su desarrollo preferentemente en su medio familiar, siempre y cuando éste reúna las condiciones requeridas para su desarrollo.

163. El Decreto 860 de 2010 reglamenta la responsabilidad de la familia en los procesos de responsabilidad penal de adolescentes al establecer que tanto madres como padres deben estar presentes en las audiencias del proceso, salvo en aquellas diligencias procesales que el juez lo considere improcedente, y que los padres deben supervisar las conductas del adolescente durante la ejecución de la sanción impuesta por el juez, velando por que se cumpla cabal y debidamente. En los casos en los que se establezca una medida privativa de la libertad respecto del adolescente, los padres o personas responsables de su cuidado deben realizar visitas periódicas al lugar de retención para conocer la situación del adolescente, participar y apoyar los procesos de resocialización e informar a la autoridad competente sobre cualquier anomalía.

  • NNA en situación de vida en la calle o en peores formas de trabajo infantil

164. En los programas destinados a la atención de los NNA en situación de vida en calle o en peores formas de trabajo infantil, primará también el principio del interés superior del niño o niña, entendido como un conjunto de acciones y procesos tendientes a garantizar un desarrollo integral y una vida digna, dentro o fuera de su familia.

  • Reunión familiar de inmigrantes y refugiados

165. Las disposiciones para la reunión familiar de inmigrantes y refugiados prestan atención al derecho de los NNA a no ser separados de sus padres y madres, a menos que ello sea necesario en su interés superior. El Decreto 4503 de 2009, por el cual se modifica el procedimiento para el reconocimiento de la condición de refugiado, consagra el principio de la Unidad Familiar, en concordancia con lo establecido en el artículo 9 de la Convención sobre los Derechos del Niño. En los casos en que se solicite, la condición de refugiado se hará extensiva a los menores de 18 años de edad, los mayores de edad hasta los 25 años que dependan económicamente del refugiado, los hijos e hijas de cualquier edad si fueren incapaces de acuerdo con los preceptos de la legislación colombiana, mientras permanezcan en incapacidad, y los hijos e hijas del cónyuge o compañera o compañero permanente que se encuentren en las situaciones anteriormente descritas siempre y cuando convivieren con la persona refugiada.

  • Procesos de reunificación familiar

166. De igual manera, el Estado colombiano, con el apoyo de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha adelantando procesos de reunificación familiar de menores de edad que se encuentran fuera del territorio nacional, cuando su madre o padre es reconocido como refugiado. En el periodo examinado se han adelantado cuatro (4) procesos de reunificación familiar con el fin de dar documentación y facilitar el acceso a territorio colombiano de menores de edad, dos (2) casos provenientes de África y (2) de Latinoamérica. Para estos procesos, el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de sus consulados, se encarga de facilitar la expedición de visas de refugiado y, en el caso que sea necesario, la gestión de documentos de viaje, con ayuda de organizaciones internacionales como la Cruz Roja Internacional.

  • Sustracción ilícita

167. Colombia es parte del Convenio de La Haya de 1980 sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional, aprobado mediante la Ley 173 de 1994. En virtud del artículo 7 de este instrumento, en concordancia con el artículo 20 numeral 10 del CIA, cuando se trata de casos de sustracción ilícita de NNA, el ICBF, a través de los Defensores de Familia, durante la fase Administrativa del Proceso de Restitución Internacional, debe tomar las medidas provisionales tendientes a prevenir que los NNA sufran mayores daños. Además, debe ordenar que se establezca la comunicación inmediata entre los hijos e hijas con sus madres y padres.

168. En concordancia con este instrumento internacional, el Estado colombiano, por medio del ICBF, en su calidad de ente rector de la política de infancia, adolescencia y familia, está obligado a localizar a los menores de 18 años de edad que han sido trasladados o retenidos de manera ilícita (artículo 7, literal a). Para cumplir con esta disposición, el ICBF solicita al Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), institución encargada del control migratorio y de los antecedentes penales y policivos de los ciudadanos colombianos, que indique las últimas direcciones conocidas de los NNA. Esta solicitud también se dirige a las EPS, al MEN y a la Policía de Infancia y Adolescencia, con el fin de localizar al padre, madre y NNA.

169. Por otra parte, el Estado proporciona asistencia práctica para descubrir el paradero de padres, madres, hijas e hijos que han sido separados, mediante la aplicación de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, aprobada en Colombia mediante la Ley 17 de 1971. En aplicación de este mandato, los Consulados de Colombia deben verificar si el padre, madre, hijas e hijos se encuentran inscritos en las listas de connacionales residentes en el país ante el que cumplen funciones.

  • Separación por el cumplimiento de medidas privativas de la libertad por parte de los padres y madres

170. En los casos en que la separación de los NNA de sus padres o madres sea consecuencia de medidas adoptadas por el Estado, como en el caso que éstos son condenados con medidas privativas de la libertad, se debe procurar no separar a la madre de su recién nacido. Al respecto, el artículo 153 de la Ley 65 de 1993 dispone que la Dirección General del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) debe permitir la permanencia en las guarderías de los establecimientos de reclusión a los hijos e hijas de las internas hasta los tres años de edad, velando por la protección integral de los mismos. Se debe señalar que el servicio social penitenciario y carcelario presta atención especial a los niños y niñas que se encuentren en dichos centros para fortalecer el cuidado por parte de su madre y sus vínculos afectivos durante los primeros años de vida.

171. A su vez, el ICBF como ente rector y coordinador del SNBF, definió el lineamiento Técnico- Administrativo para la modalidad ICBF-INPEC “Atención a niños y niñas hasta los tres (3) años de edad en establecimiento de reclusión de mujeres”, aprobado mediante Resolución Nº 2570 de 2010, cuyo objeto es coordinar acciones que permitan la cualificación de su atención y garantizar la protección integral en el marco de la garantía de sus derechos.

  • Separación de las familias a causa de la situación de orden público

172. Colombia ha tomado todas las medidas necesarias para localizar y reunir a los hijos, hijas, madres y padres que se hallen separados a causa de perturbaciones del orden público. Para el efecto, el ICBF contribuye al derecho a la reunificación familiar (este es un indicador de goce efectivo de derechos según la sentencia T-025 de 2004 de la Corte Constitucional), mediante el desarrollo de acciones de protección a los NNA que hayan sido separados de su grupo familiar a causa del desplazamiento, garantizando su reintegro familiar cuando las condiciones lo permitan. Estas acciones se llevan a cabo una vez son conocidos los casos, ya porque la familia lo solicitó, ya porque las Unidades Móviles del ICBF que atienden a la población en situación de desplazamiento lo detectaron.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   18

similar:

Ministerio de relaciones exteriores iconAndino de ministros de relaciones exteriores

Ministerio de relaciones exteriores iconReunión de consulta de ministros de relaciones exteriores

Ministerio de relaciones exteriores iconActas del Congreso Internacional sobre la Guerra Civil española :...

Ministerio de relaciones exteriores iconMinisterio del poder popular poder popular para relaciones interiores y justicia

Ministerio de relaciones exteriores iconLa amistad es una de las relaciones es una de las relaciones humanas...

Ministerio de relaciones exteriores iconUn desequilibrio de la energía en las relaciones de los cuerpos,...

Ministerio de relaciones exteriores iconYa sea que nademos en el mar o caminemos por el desierto, nuestras...

Ministerio de relaciones exteriores iconMinisterio de educacióN

Ministerio de relaciones exteriores iconMinisterio de educacióN

Ministerio de relaciones exteriores iconMinisterio de educacióN




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com