Taller de prácticas periciales




descargar 30.33 Kb.
títuloTaller de prácticas periciales
fecha de publicación23.02.2016
tamaño30.33 Kb.
tipoTaller
b.se-todo.com > Derecho > Taller
DOCUMENTO PARA ACREDIRAR EL MODULO: TALLER DE PRÁCTICAS PERICIALES

ACUERDO A/008/2010 DEL C. PROCURADOR GENERAL DE JUSTICIA DEL DISTRITO FEDERAL, POR EL QUE SE EMITE EL MODELO PARA LA INVESTIGACIÓN DEL DELITO DE HOMICIDIO.

TRABAJO EN EL LUGAR DE INVESTIGACIÓN:

La tarea de investigación de los delitos es una función que constitucionalmente corresponde en su conducción y mando a la institución del Ministerio Público, el cual se auxilia para ese propósito, de la policía, de los servicios periciales que sean necesarios, y de las demás autoridades que resulten indispensables para tal fin.

El artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece, precisamente este principio rector, al señalar que la “investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público y a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción y mando de aquél en el ejercicio de esta función”.

Precisar con claridad el mínimo de diligencias que deben practicarse en la investigación de un hecho que se supone delictivo, conlleva delimitar claramente la participación de los distintos actores que intervienen en este proceso, el tipo de diligencias a practicar, y las responsabilidades de supervisión para el cumplimiento del objetivo.

Investigar un hecho que se sugiere delictivo, conlleva por un lado desentrañar retroactivamente las causas que lo originaron, y por otro la responsabilidad, en su caso, de personas en su comisión.

En el caso de un probable homicidio, la complejidad en la investigación abarca, cuando menos los siguientes extremos: la efectiva preservación del lugar de los hechos y del cadáver; la intervención oportuna y eficaz de los servicios periciales para el estudio científico de los indicios, a fin de constituir en su momento las evidencias que se valorarán por la autoridad competente hasta su calificación de prueba; y finalmente la precisa distinción de funciones y responsabilidades de quienes intervienen durante todo el procedimiento de investigación.

Así, en el lugar de los hechos, conjuntamente con las diligencias iniciales de preservación, deben asegurarse al menos cinco pasos:

1. La búsqueda de indicios. 2. La eficaz fijación de indicios. 3. El adecuado levantamiento de indicios. 4. El mejor embalaje de los indicios, y 5. La cadena de custodia de los indicios.

Los estudios periciales, deben ser ordenados con precisión por parte del Agente del Ministerio Público, como responsable de la investigación.

Asimismo, deben establecerse mecanismos que aseguren que la participación del Servicio Médico Forense, en los estudios de necropsia y otros que se le requieran se realicen de manera oportuna, para lo cual, de así requerirse, deberá facilitarse el acceso a las constancias que integran la averiguación previa.

Finalmente, debe haber constancias documentales de la intervención de cada autoridad en la investigación de los hechos, las cuales deben ser integradas a la averiguación previa respectiva.

Un modelo para la investigación de homicidios, tiene el propósito de establecer los pasos, procedimientos y mecanismos mínimos, para asegurar una investigación científica del material y de los hechos probablemente constitutivos del delito de homicidio, que constituirán la base para la persecución, en su caso, del imputado o imputados responsable o responsables ante las instancias jurisdiccionales.

Por ello, se plantea el siguiente esquema metodológico:

I.- Acciones previas al traslado físico del personal de investigación al área de trabajo.

II.- Primeras actuaciones en el lugar de los hechos.

III.- Lineamientos generales en la investigación.

IV.- Lineamientos específicos en la investigación forense.

V.- Protocolo de registro.

II. ACCIONES PREVIAS AL TRASLADO DEL PERSONAL DE INVESTIGACIÓN AL LUGAR DE LOS HECHOS.

La importancia de considerar dentro de la investigación las acciones previas al traslado al lugar de los hechos o hallazgo, radica en que con ello, se pueden asegurar datos que permiten desde el primer momento tomar decisiones que van a trascender en el resultado de la investigación y el esclarecimiento de los hechos.

Las acciones previas contemplan las circunstancias que van a contribuir al desarrollo de la investigación, por lo que previo al traslado al lugar de investigación el Agente del Ministerio Público debe asentar la información siguiente:

1. Forma en que se tiene conocimiento del hecho que se presume delictivo. 2. Nombre de quien hace el comunicado. 3. Hora en que se recibe el comunicado. 4. Ubicación y de ser posible características del lugar. 5. Condiciones ambientales. 6. Número de elementos que se trasladarán al lugar (personal ministerial, policía de investigación y peritos). 7. Llamado a peritos en las especialidades requeridas. 8. Llamado, en su caso, a equipo de rescate y/o servicios auxiliares, tales como elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja, Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), u otra idónea, así como el motivo de su llamado, es decir, la acción que se espera que desarrollen. 9. Tipo de resultado.

Este mínimo control, permite por ejemplo, prever el tipo y número de elementos necesarios para trasladarse al lugar, así como el número y especialidad de los peritos.

Asimismo, el Agente del Ministerio Público estará en posibilidad de requerir previamente los servicios auxiliares y de rescate idóneos.

Lo anterior denota la importancia de recabar toda la información posible previamente al traslado, sin demorar la realización de éste.

El equipo de investigación estará conformado, cuando menos por:

- El Agente del Ministerio Público y/o Oficial Secretario del Ministerio Público, - Elementos de la Policía de Investigación, y - Los peritos necesarios en función de su especialidad.

El Agente del Ministerio Público, es la máxima autoridad en la investigación y quien se encarga de dirigirla, facultad que no puede delegar en ningún funcionario, él ordena las diligencias a practicar, por lo que su presencia en todas las etapas es fundamental para el éxito de la investigación y la legalidad de las actuaciones.

El registro de las acciones previas al traslado del personal de investigación, es fundamental, por lo que deberá constar en la averiguación previa, de conformidad con el Protocolo de Registro .

III. PRIMERAS ACTUACIONES EN EL LUGAR DE LOS HECHOS.

Las primeras actuaciones en el lugar de los hechos, son elementales, pues permitirán jerarquizar las actuaciones del Agente del Ministerio Público y del personal de investigación, evitando contaminar el resultado.

Así en orden de prelación, se mencionan los siguientes pasos:

1. CERCIORARSE DE LA AUSENCIA DE VIDA DE LA VÍCTIMA, Y EN SU CASO BRINDAR LOS AUXILIOS QUE CORRESPONDAN.

No hay actuación más urgente, que cerciorarse efectivamente a través de los servicios periciales y demás elementos que el personal de investigación, requiera, incluido el Agente del Ministerio Público, y que le permita cerciorarse de que la víctima carece de vida, pues en caso contrario, lo más urgente e inmediato es su preservación, estabilizándola y ordenando su traslado urgente a un nosocomio.

2. CONSERVACIÓN Y PRESERVACIÓN DEL ESPACIO FÍSICO DE INVESTIGACIÓN FORENSE.

La siguiente decisión en orden de urgencia, consiste en la preservación del espacio físico de investigación forense, para lo cual en estricto cumplimiento al “Acuerdo A/002/2006 del C. Procurador General de Justicia del Distrito Federal, por el que se establecen instrucciones respecto a la preservación del lugar donde presumiblemente se cometió un hecho delictivo”, deberá realizarse de conformidad con la “Guía Básica Preservación del Lugar de los Hechos”, mismos que se anexan al presente Modelo.

En caso de que el Agente de la Policía de Investigación llegue al lugar de los hechos antes que el Agente del Ministerio Público, deberá realizar las acciones conducentes de conservación y preservación del espacio físico de investigación forense, de acuerdo a la “Guía Básica Preservación del Lugar de los Hechos”, e informar las acciones realizadas a su superior jerárquico y al Agente del Ministerio Público inmediatamente cuando éste arribe al lugar de los hechos.

Se deberá cerrar el lugar del hecho, estableciendo un perímetro de seguridad. El ingreso al lugar será restringido, solamente el personal ministerial y pericial podrá ingresar.

Los peritos en criminalística determinaran la ruta de acceso al lugar de los hechos, con base en criterios reconocidos científicamente.

3. FIJACIÓN DEL LUGAR.

El perito fotógrafo deberá fijar la totalidad del lugar de los hechos, a través de fotografías, planos y otros métodos aplicables.

4. BÚSQUEDA, FIJACIÓN, LEVANTAMIENTO, Y EMBALAJE DE INDICIOS.

Esta tarea corresponde a los peritos que auxilian al Ministerio Público.

A) Búsqueda de indicios.

La búsqueda de indicios debe hacerse de acuerdo al tipo de espacio:

a) Cerrados.- En estos casos deben utilizarse de manera prioritaria las técnicas denominadas de estrella, espiral, abanico o cartesiano.

• Estrella.- El recorrido parte del centro, describiendo ángulos en forma de estrella.

• Espiral.- Se recorre de afuera hacia adentro en forma de espiral, y de regreso, lo que permite una mejor ubicación de los indicios.

• Abanico.- El recorrido consiste en ir y venir en una línea, describiendo un abanico.

• Cartesiano o coordenada.- El recorrido describe un cuadriculado del lugar.

Cualquiera de las técnicas empleadas, debe constar en el Protocolo de Registro, así como su justificación.

b) Abiertos.- En estos casos, se sugiere la utilización de las técnicas de franjas o de criba.

• Franjas.- Cada cierta distancia se dispone de buscadores capacitados, y de manera simultánea recorren líneas imaginarias que llevan a recorrer el espacio físico de investigación forense.

• Criba.- Los mismos u otros buscadores en franjas, hacen el recorrido pero en sentido perpendicular.

c) Mixtos.- En este supuesto, deberá delimitarse el espacio de investigación por zonas, y utilizar de la manera que mejor convenga las técnicas que correspondan a los espacios cerrados o abiertos, según se trate.

Los procedimientos pueden combinarse, si se divide por zonas el espacio físico de investigación forense.

B) Fijación de indicios.

La fijación es salvaguardar el lugar y los indicios, es decir, la preservación de éstos en tiempo y espacio, a efecto de no contaminar dichos elementos con factores externos que no estaban presentes al momento de ocurrir el hecho, y para realizar una reconstrucción más precisa.

La descripción de los indicios debe ser detallada, respecto a su ubicación en el lugar de los hechos, forma, tamaño, condición, y demás circunstancias relevantes.

Generalmente, se combinan técnicas, destacando las siguientes:

a) Fotografía forense, video registro y fotografía digital.- Las tomas deben asegurarse en tres tipos: • Vistas generales, • Mediados acercamientos, Grandes acercamientos.

Croquis.- Es el mapeo libre, aproximado, de acuerdo con referentes, con dimensiones libres, se manejan detalles o puntos de referencia. • Con medidas. • A escala. • De abatimiento de Kenyers, etc.

e) Plano.- Es el mapeo con escalas, los elementos son proporcionados, se encuentran presentes longitudes y ángulos para reubicar los indicios.

C) Levantamiento de indicios.

El levantamiento, es la separación física del indicio del lugar en que se encuentra, dicho procedimiento debe hacerse de conformidad con el origen, naturaleza y cantidad de los mismos.

Un principio esencial, establece que ningún indicio debe ser levantado directamente con la mano, sino a través de un instrumento o superficie que medie.

Deberá registrarse el nombre y cargo público de la persona que realiza el levantamiento del indicio, y describir el lugar en el que se realizó.

D) Embalaje de indicios.

Es el procedimiento aplicado para preservar la integridad del indicio.

Dicho procedimiento contempla el “etiquetado” con el que se deberán individualizar los indicios y numerarlos. Al ser etiquetado el indicio, se deberá indicar el sitio de donde se tomó la muestra.

De manera enunciativa se mencionan las siguientes reglas para el embalaje de ciertos indicios:

  1. Sangre.- Su embalaje debe hacerse en isotopos, dentro de tubos de ensayo, con gradillas; b) Armas.- en depósitos de unicel; c) Fibras o pelos.- En bolsas de papel o plástico que respire; d) Miembro corporal.- En hielera con sal y hielo. e) Polvo.- En microaspiradora; y, f) Ropa.- Dejar secar la misma antes del embalaje.

5. LA CADENA DE CUSTODIA DE LOS INDICIOS.

  1. Es la definición clara de las personas que en algún momento de la investigación tuvieron o tienen acceso a los indicios, y por lo tanto asumen un deber de cuidado.

Desde el momento en que los indicios son observados en el lugar de los hechos, debe comenzar a llenarse el registro de cadena de custodia, con lo cual se pretende garantizar la autenticidad de los indicios.

A ese respecto, siempre deberá dejarse constancia en el Protocolo de Registro, de quién encuentra el indicio, quién lo levanta, quien lo recibe, quien lo entrega, y a quien se entrega.

Asimismo, debe haber constancia documental de los lugares a los que se traslada el indicio, con la finalidad de evitar la pérdida o modificación de los mismos.

V. LINEAMIENTOS ESPECÍFICOS EN LA INVESTIGACIÓN FORENSE.

1.- IDENTIDAD DE LA VÍCTIMA.

A) Rasgos fisonómicos.- Su descripción debe ser acompañada por fotografías. Utilizar los esquemas anatómicos que se anexan, retomados del “Manual para la Investigación y Documentación Eficaces de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes”

B) Sexo.

C) Edad.

D) Peso.- Sin olvidar la pérdida ponderal post mortem debida a la deshidratación.

E) Estatura.- Tener en cuenta que la estatura del cadáver corresponde a la estatura que el individuo tenía en vida más dos centímetros.

F) Sistema piloso.- Si el color del cabello es natural o fue teñido; la implantación del pelo (calvicie); descripción del vello facial, como barba, bigote o patillas (color, abundancia, forma); descripción del vello corporal.

G) Características cromáticas.- Color de los ojos y de la piel; tienen especial interés las manchas por híper o hipopigmentación congénitas o patológicas (lunares).

H) Señas particulares.- Tales como las malformaciones congénitas, las dismorfias o mutilaciones por lesiones no recientes, las cicatrices (de intervenciones quirúrgicas antiguas, u otras) y todas las señales o marcas individualizantes.

I) Tatuajes.- Los cuales permiten caracterizar al individuo, englobándolo en determinados grupos socio-culturales o explicando ciertos comportamientos, lo cual se considerará como un elemento más de descripción, sin emitir juicios discriminatorios ni crear estigmas. Asimismo, constituye un elemento identificativo el que se haya intentado borrar el tatuaje. También señalar si existen perforaciones.

J) La ropa que acompaña al cadáver.- Tiene que ser descrita con todo detalle, incluyendo el tipo de prenda, sus características, color, diseño del tejido y las etiquetas, describiendo en especial la talla de la prenda. Debe anotarse también el estado de conservación de la ropa, su limpieza, la presencia de rasgaduras, orificios de proyectiles de armas de fuego o de armas blancas, manchas de fluidos orgánicos, como sangre, esperma, u otros, etc.

K) Los objetos que acompañan al cadáver.- Tienen que ser descritos con todo detalle, incluyendo sus características como color, tamaño, diseño y ubicación en el lugar de los hechos. Los objetos que acompañan el cadáver, como la cartera, documentos, adornos, reloj, anteojos, dinero, paquete de tabaco, llavero, medicamentos, etc. deben ser descritos detalladamente. Todas las pertenencias del occiso deben ser fijadas fotográficamente antes de entregarlas a los familiares.

2. EXÁMENES GENERALES.

Los exámenes generales deberán realizarse por la Coordinación General de Servicios Periciales y por el Servicio Médico Forense, de acuerdo al ámbito de sus competencias, tomando en cuenta el equipo técnico y humano que tiene cada instancia.

En caso de que ninguna de las dos instancias cuente con el equipo o material necesarios para la realización de algún examen, se deberá solicitar colaboración a las instancias correspondientes, a saber: instituciones de gobierno, de investigación o académicas.

A) Examen buco-dentario.

El perito en odontología forense debe anotar cuidadosamente todos los datos identificativos, de la manera más completa posible, entre los que se detallarán los siguientes: a) Número de dientes. b) Trabajos de restauro y/o prótesis. c) Fracturas y caries dentarias. d) Alteraciones de posición o rotaciones del diente. e) Formas anormales debido a alteraciones congénitas o, lo más frecuente, a factores adquiridos, generalmente por hábitos (como el morder una pipa, por ejemplo). f) Endodoncia, el estudio radiológico de los dientes y la comparación con radiografías sacadas en vida, puede ser de gran utilidad. Para tal efecto, se utilizará el odontograma que se anexa, retomado del “Manual para la Investigación y Documentación Eficaces de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes” .

B) Dactiloscopia.

Es el conjunto de técnicas y procedimientos que tiene como propósito el estudio y la clasificación de las huellas digitales.

El perito en identificación dactiloscópica deberá buscar impresiones decadactilares en el lugar de los hechos (huellas latentes) y proceder a levantar dicha huella, trasladarla al laboratorio para ser amplificada, y realizar la confronta eliminatoria, para rendir su informe monodactílar.

C) Exámenes radiográficos.

a) La identificación individual.- Las radiografías permiten la visualización de lesiones traumáticas o sus secuelas, intervenciones quirúrgicas como osteosíntesis de fracturas, patología ósea como osteoporosis o neoplasias, y cuerpos extraños, como proyectiles de armas de fuego o fragmentos de explosivos; permiten aún la visualización de características óseas específicas, como el diseño de los senos frontales.

b) La determinación de la edad.- Las radiografías permiten la evaluación del desarrollo dentario, en los niños hasta los 14 años, y la evaluación del desarrollo óseo, a través del cálculo de la edad ósea, a partir de la osificación en las manos, muñecas, codos, columna vertebral lumbar o pelvis.

D) Exámenes de genética forense.

Existen métodos tradicionales de identificación humana, tales como características antropométricas, señas particulares, hallazgos clínicos y radiográficos, cotejo dactiloscópico, y exámenes buco-dentales. A estos métodos se suman los exámenes de genética forense que se emplean para fines de identificación, ya sea de la víctima o de los imputados, también se emplean para la identificación de restos humanos.

Para la realización de los exámenes genéticos, se deben recolectar en el lugar de los hechos, indicios biológicos (sangre, semen, pelos, saliva, etc.) para investigar si éstos pudieron haberse originado en una persona relacionada con los hechos.

Un aspecto trascendental para la realización de exámenes de genética forense, es el adecuado manejo de los indicios, debido a la fragilidad de las muestras biológicas y para evitar la alteración de las mismas, lo cual toma importancia desde la primera observación del indicio y durante la cadena de custodia.

Todo elemento biológico, ya sea fluidos, sólidos o manchas deben ser manipulados en condiciones de asepsia, y ser empaquetados en material esterilizado.

Para determinar el perfil genético del cadáver, el perito genetista empleará las siguientes técnicas:

a) Análisis celular de elementos biológicos. b) Técnica de análisis mitocondrial.

Para contrastar los resultados de los exámenes de genética forense, se debe contar con muestras de referencia de la víctima, imputados, familiares o cualquier persona que presuntamente haya participado en los hechos. Para dar certeza sobre las muestras de referencia, se debe anexar copia del documento de identidad de la persona de quien proviene la muestra, huellas decadactilares, y de ser posible una fotografía.

similar:

Taller de prácticas periciales iconInterviene en la identificación de sustancias químicas y biológicas...

Taller de prácticas periciales iconTaller copiar en el cuaderno las preguntas, fecha y realizar todo el taller en el computador
«sanas». El Vih, además, es capaz de infectar células cerebrales, causando algunas afecciones neurológicas

Taller de prácticas periciales iconManual de prácticas

Taller de prácticas periciales iconProgramación de prácticas de laboratorios

Taller de prácticas periciales iconManual de prácticas de laboratorio

Taller de prácticas periciales iconInforme de practicas profesionales II

Taller de prácticas periciales iconManual de prácticas de análisis bioquímicos

Taller de prácticas periciales iconManual de prácticas bajo competencias

Taller de prácticas periciales iconManual de Prácticas de Laboratorio de biologíA

Taller de prácticas periciales iconCentro de Prácticas de Formación Profesional




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com