Iv oración de la persona con discapacidad




descargar 0.62 Mb.
títuloIv oración de la persona con discapacidad
página2/14
fecha de publicación24.02.2016
tamaño0.62 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

Primer principio: Uso equiparabable

El diseño es útil y vendible a personas con diversas capacidades.
Pautas para el Primer principio:

 Que proporcione las mismas maneras de uso para todos los usuarios:

idénticas cuando es posible, equivalentes cuando no lo es.

 Que evite segregar o estigmatizar a cualquier usuario.

 Las características de privacidad, garantía y seguridad deben estar igualmente disponibles para todos los usuarios.

 Que el diseño sea atractivo para todos los usuarios.
1.2.2 Segundo Principio: Uso flexible

El diseño se acomoda a un amplio rango de preferencias y habilidades individuales.
Pautas para el Segundo principio:

 Que ofrezca posibilidades de elección en los métodos de uso.

 Que pueda accederse y usarse tanto con la mano derecha como con la izquierda.

 Que facilite al usuario la exactitud y precisión.

 Que se adapte al paso o ritmo del usuario.
1.2.3 Tercer Principio: Uso simple e intuitivo

El uso del diseño es fácil de entender, atendiendo a la experiencia, conocimientos, habilidades lingüísticas o grado de concentración actual del usuario.
Pautas para el Tercer principio:

 Que elimine la complejidad innecesaria.

 Que sea consistente con las expectativas e intuición del usuario.

 Que se acomode a un amplio rango de alfabetización y habilidades lingüísticas.

 Que dispense la información de manera consistente con su importancia.

 Que proporcione avisos eficaces y métodos de respuesta durante y tras la finalización de la tarea.
1.2.4 Cuarto Principio: Información perceptible

El diseño comunica de manera eficaz la información necesaria para el usuario, atendiendo a las condiciones ambientales o a las capacidades sensoriales del usuario.
Pautas para el Cuarto principio:

 Que use diferentes modos para presentar de manera redundante la información esencial (gráfica, verbal o táctilmente).

 Que proporcione contraste suficiente entre la información esencial y sus alrededores.

 Que amplíe la legibilidad de la información esencial.

 Que diferencie los elementos en formas que puedan ser descritas (por ejemplo, que haga fácil dar instrucciones o direcciones).

 Que proporcione compatibilidad con varias técnicas o dispositivos usados por personas con limitaciones sensoriales.
1.2.5 Quinto principio: Tolerancia al error

El diseño minimiza los riesgos y las consecuencias adversas de acciones involuntarias o accidentales.
Pautas para el Quinto principio:

 Que disponga los elementos para minimizar los riesgos y errores: elementos más usados, más accesibles; y los elementos peligrosos eliminados, aislados o tapados.

 Que proporcione advertencias sobre peligros y errores.

 Que proporcione características seguras de interrupción.

 Que desaliente acciones inconscientes en tareas que requieren vigilancia.
1.2.6 Sexto principio: Que exija poco esfuerzo físico

El diseño puede ser usado eficaz y confortablemente y con un mínimo de fatiga.
Pautas para el Sexto principio:

 Que permita que el usuario mantenga una posición corporal neutra.

 Que utilice de manera razonable las fuerzas necesarias para operar.

 Que minimice las acciones repetitivas.

 Que minimice el esfuerzo físico continuado.
1.2.7 Séptimo principio: Tamaño y espacio para el acceso y uso

Que proporcione un tamaño y espacio apropiados para el acceso, alcance, manipulación y uso, atendiendo al tamaño del cuerpo, la postura o la movilidad del usuario.
Pautas para el Séptimo principio:

 Que proporcione una línea de visión clara hacia los elementos importantes tanto para un usuario sentado como de pie.

 Que el alcance de cualquier componente sea confortable para cualquier usuario sentado o de pie.

 Que se acomode a variaciones de tamaño de la mano o del agarre.

 Que proporcione el espacio necesario para el uso de ayudas técnicas o de asistencia personal.
El Reglamento Nacional de Edificaciones en su Norma G.010 indica que:
«Para garantizar la seguridad de las personas, la calidad de vida y la protección del medio ambiente, las habilitaciones urbanas y edificaciones deberán proyectarse y construirse, satisfaciendo, entre otras, las condiciones del Diseño Universal, por lo que promueve que las habilitaciones y edificaciones sean aptas para el mayor número posible de personas, sin necesidad de adaptaciones ni de un diseño especializado, generando así ambientes utilizables equitativamente, en forma segura y autónoma».
1.3 Los problemas que afrontan las personas con discapacidad debido a la falta de condiciones de accesibilidad del entorno urbano y arquitectónico.
La Ley N° 27050, Ley General de la Persona con Discapacidad, establece en su artículo 2° la siguiente definición:
«La persona con discapacidad es aquella que tiene una o más deficiencias evidenciadas con la pérdida significativa de alguna o algunas de sus funciones físicas, mentales o sensoriales, que impliquen la disminución o ausencia de la capacidad de realizar una actividad dentro de formas o márgenes considerados normales, limitándola en el desempeño de un rol, función o ejercicio de actividades y oportunidades para participar equitativamente dentro de la sociedad».
De esta definición se desprende la existencia de tres clases de discapacidad: la física, la mental (por limitación intelectual o por consecuencia de enfermedad mental) y la sensorial (ceguera, sordera y sordo-ceguera).
A lo largo de la historia la terminología utilizada para referirse a las personas con algún tipo de discapacidad, deficiencia o minusvalía, ha ido variando y evolucionando, paralelamente a la tecnología aplicada a la rehabilitación y a la relación de la sociedad con sus miembros.
Estas personas que de alguna manera ven su movilidad y comunicación reducidas, (excepto aquellos debidos a factores transitorios), han sido llamados a lo largo del tiempo de muchas formas: paralíticos, lisiados, cojos, minusválidos, mudos, sordos, inválidos, impedidos, impedidos físicos, discapacitados, etc.
Las «etiquetas», sea del tipo que sea, que aplicamos a las personas con discapacidad y la devaluación de los términos utilizados, aunque éstos provengan del campo científico, provoca un constante cambio de los mismos.
Aunque, debemos suponer, que nos vamos acercando a la meta de conseguir eliminar de nuestro lenguaje la carga segregadora que conlleva la utilización de algunos términos, no parece que hayamos alcanzado el objetivo propuesto y si no se hace un análisis profundo, puede parecer que el casi constante cambio de terminología se debe únicamente a modas impuestas por no se sabe quién o quiénes y que no responde a una necesidad real.
El término utilizado en la actualidad es el de «Persona con Discapacidad» y responde a los términos señalados en el Clasificador Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y la Salud, (CIDDM) elaborado en la década de los ochenta por la Organización Mundial de la Salud, con el objeto de proporcionar un lenguaje unificado y estandarizado que sirva como punto de referencia para la descripción de la salud y los estados relacionados con la salud, que usó tres categorías para el análisis de las consecuencias de la enfermedad, accidente o causal genética, hereditaria o biológica, que son:
Deficiencia: toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica.
Discapacidad: toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano.
Minusvalía: situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol social que es normal en su caso (en función de la edad, sexo y factores sociales y culturales).
Los conceptos anteriores han sido materia de revisión por la Organización Mundial de la Salud y redefinidos para contemplar el problema de la discapacidad en forma global, como una interacción multidireccional entre la persona y el contexto socio ambiental en que se desenvuelve, dando como resultado el nuevo Clasificador Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF).
Dentro de esta redefinición de conceptos, ya no se habla de «deficiencia» sino de «funcionamiento», el término «discapacidad» ha sido reemplazado por «actividad» y las connotaciones negativas de la discapacidad se denominan «limitaciones para la actividad». De igual forma, el término «minusvalía» ha sido reemplazado por «participación» y las condiciones negativas de la minusvalía, son ahora «restricciones a la participación».
Las restricciones a la participación se entienden no sólo como un problema de salud que afecta a la persona, sino además como un problema de ésta en relación con su entorno, con lo cual el problema adquiere una connotación social. Ejemplo de ello son las restricciones a la libertad de desplazamiento de las personas con discapacidad, debido a la existencia de barreras urbanísticas y arquitectónicas.
Actualmente consideramos que al referirnos a la discapacidad no se trata simplemente de una condición médica, sino que es más bien el resultado de la interacción entre impedimentos físicos, mentales o sensoriales y la cultura, las instituciones sociales y los medios físicos.
En otras palabras, quiénes sufren limitaciones físicas, sensoriales o mentales suelen ser personas con discapacidad no debido a una condición diagnosticable, sino porque se les niega el acceso a la educación, a los mercados laborales y a los servicios públicos.
Esta exclusión conduce a la pobreza y, en un círculo vicioso, la pobreza conduce a mayor discapacidad, debido a que aumenta la vulnerabilidad de las personas ante la desnutrición, las enfermedades y las condiciones de vida y de trabajo inseguras.
Este concepto de discapacidad se conoce como el modelo social de la discapacidad, en comparación con el modelo más antiguo, el modelo médico, el cual se enfocaba en la condición clínica del individuo. Este modelo social conceptualiza la discapacidad como una interacción entre las limitaciones individuales y el entorno.

1.4 Clasificación de las personas con discapacidad
La discapacidad, dependiendo de la limitación funcional, se presenta en diferentes grados. Esta situación hace difícil establecer condiciones de accesibilidad que cubran de manera homogénea las necesidades de todas las personas con discapacidad.
Sin embargo, podemos determinar cuáles son las adecuaciones urbanísticas y arquitectónicas necesarias para que las personas cuenten con un entorno lo más accesible posible, a partir de la identificación de los problemas que afrontan las personas con discapacidad física y sensorial. Estas personas son las que requieren de adecuaciones especiales para poder desplazarse de manera autónoma, cómoda y segura.
Tomando en consideración este aspecto y sólo para los efectos de esta publicación, podemos distinguir dentro del grupo de personas con discapacidad física a las personas con capacidad ambulatoria y a las usuarias de silla de ruedas.
A su vez, las personas con discapacidad sensorial pueden ser clasificadas en personas con discapacidad visual y personas con discapacidad auditiva. Cada una de ellas afronta problemas particulares, como veremos a continuación.
1.4.1 Personas con discapacidad física
En este grupo de personas incluye a todas aquellas que presentan limitaciones para desplazarse como consecuencia de su discapacidad. Dentro del grupo de personas con discapacidad física se considera a las personas con capacidad ambulatoria y a los usuarios de sillas de ruedas. También en esta clasificación se incluye a las personas con discapacidad temporal y a los adultos mayores.
1.4.2 Personas con capacidad ambulatoria
Se considera en este grupo a todas aquellas personas con discapacidad física que tienen capacidad de caminar con el uso de ayudas biomecánicas (muletas, aparatos ortopédicos, bastones, andadores, entre otros) para compensar sus limitaciones de desplazamiento.
Dentro de este grupo encontramos a:

 Los hemipléjicos (parálisis parcial o total de la mitad del cuerpo).

 Algunos parapléjicos (parálisis parcial o total de miembros inferiores).

 Los amputados.

 Los afectados con polio, espina bífida, esclerosis múltiple, lesión medular,

parálisis cerebral u otros problemas de funcionamiento, pero que les permita caminar.

 Las personas con discapacidad temporal causadas por enfermedades

cardíacas o respiratorias.

 Los convalecientes de enfermedades u operaciones.

 Los enyesados.

 Los obesos.

 Las mujeres embarazadas o que llevan niños en brazos o cochecitos.

 Las personas con limitaciones por edad avanzada.
Los principales problemas de las personas con capacidad ambulatoria son:

 Dificultad para circular por lugares estrechos.

 Dificultad para hacer trayectos largos sin descanso.

 Peligro de caídas, debido a resbalones o tropezones de los pies o de las ayudas biomecánicas.

 Dificultad para abrir y cerrar puertas, que se agrava si la puerta tiene mecanismos de cierre automático.

 Dificultad para accionar cerraduras y otros que requieran el uso de ambas manos a la vez.
1.4.3 Personas usuarias de silla de ruedas
Comprende a todas aquellas personas que requieren del uso de una silla de ruedas para su desplazamiento, ya sea en forma independiente o con ayuda.
Estas personas son:

 Los cuadrapléjicos (parálisis parcial o total de miembros superiores e inferiores).

 Los parapléjicos (parálisis parcial o total de miembros inferiores).

 Los hemipléjicos y amputados, que no pueden caminar.

 Los afectados de manera severa por polio, esclerosis múltiple, lesión medular, espina bífida, parálisis cerebral, entre otros, que no puedan caminar.

 Personas de edad avanzada.
Los principales problemas que enfrentarán las personas usuarias de sillas de ruedas son:

 Imposibilidad de superar pendientes importantes.

 Imposibilidad de superar desniveles y escaleras.

 Imposibilidad de pasar por lugares estrechos.

 Necesidad de espacios amplios de circulación y maniobra con la silla de ruedas.

 Posibilidad de caídas por volcaduras o resbalones de la silla de ruedas.

 Limitación del alcance manual y visual.
1.4.4 Personas con discapacidad sensorial
Son aquellas personas que tienen dificultades de percepción debido a una limitación de sus capacidades sensitivas, principalmente las visuales o las auditivas.
1.4.5 Personas con discapacidad visual
Las personas con discapacidad visual son las personas ciegas absolutas y las que tienen capacidad visual reducida, de tal manera que aún con anteojos o lentes, tienen dificultad para ver de cerca, de lejos u otras dificultades de visión.
Las personas con discapacidad visual tienen los siguientes problemas:

 Identificación de espacios y objetos.

 Detección de obstáculos que impidan su desplazamiento (sardineles, desniveles, elementos sobresalientes, pistas y veredas, baches, etc.).

 Dificultad para determinar y seguir direcciones.

 Dificultad para obtener información escrita.
1.4.6 Personas con discapacidad auditiva
Las personas con discapacidad auditiva son las personas sordas absolutas y las que tienen limitaciones auditivas aún utilizando audífonos u otros sistemas amplificadores del sonido. A las personas con discapacidad auditiva se les presentan los siguientes problemas:

 Sensación de aislamiento en relación con su entorno.

 Imposibilidad de identificar señales sonoras (alarmas, timbres, etc.).

 Imposibilidad de registrar información sonora en lugares públicos (edificios públicos, estaciones, aeropuertos, terminales, vehículos de transporte, etc).
1.5 Dificultades ante la falta de condiciones de accesibilidad
Tomando en consideración los problemas que afrontan las personas con discapacidad debido a la falta de condiciones de accesibilidad en el entorno físico, pueden identificarse cuatro tipos de dificultades:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Iv oración de la persona con discapacidad iconLa presente norma tiene como objeto establecer las disposiciones...

Iv oración de la persona con discapacidad iconCompetencias Tradicionales
«diestro». Una persona diestra en el sentido estricto de la palabra es una persona cuyo dominio reside en el uso de la mano derecha....

Iv oración de la persona con discapacidad iconFekoor organiza el IX foro Mujer y Discapacidad que se celebrará...

Iv oración de la persona con discapacidad iconA La dieta de una persona es el régimen de comidas y bebidas que...

Iv oración de la persona con discapacidad iconCon la persona. Enfermera como consejera experta. Diferenciación...

Iv oración de la persona con discapacidad iconIdentificación de alumnos con discapacidad auditiva

Iv oración de la persona con discapacidad iconAtencion educativa de alumnos con discapacidad motriz

Iv oración de la persona con discapacidad iconIV. Derechos laborales de los trabajadores con discapacidad. V

Iv oración de la persona con discapacidad iconLa enseñanza de las matemáticas en niños con discapacidad cognitiva

Iv oración de la persona con discapacidad icon¿Cuál es la política educativa para garantizar el derecho a la educación...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com